Connect with us

A Fondo

La Asociación de Chinos denuncia la discriminación que sufren en España: “La xenofobia es peor que el virus”

Published

on

Comparta este artículo.

Tiene gracia que una de las comunidades más racistas y endogámicas que existen en el mundo, tache a los españoles de xenófobos. La exogamia está tan perseguida en China como el proselitismo cristiano.

Loading...

En China existen campos de detención para minorías étnicas que se convierten en campos de trabajo forzado. El objetiv0 de estos campos es controlarlos y adoctrinarlos.

Loading...

Documentos oficiales que no se habían dado a conocer hasta ahora indican que cada vez más prisioneros de otras etnias están siendo enviados a fábricas nuevas, construidas dentro de los campos de trabajo o cerca de ellos, donde no tienen muchas opciones excepto aceptar los empleos y obedecer las órdenes.

Estos reclusos realizan trabajos forzados de manera gratuita o a muy bajos costos para estas fábricas. Cada vez más pruebas indican que de estos campos surge un sistema de trabajo forzado, un proyecto que probablemente intensificará la crítica internacional hacia las iniciativas radicales de China para controlar y adoctrinar a las minorías étnicas.

China ha desafiado la protesta internacional contra el amplio programa de reclusión en Sinkiang, el cual tiene como objetivo convertir a los uigures, los kazajos y otras minorías étnicas —muchos de ellos agricultores, tenderos y comerciantes— en obreros industriales disciplinados que hablen chino y que sean leales al Partido Comunista y a los dueños de las fábricas.

Son pocos los relatos imparciales de los reclusos que han trabajado en las fábricas. La policía impide los intentos de acercarse a los campos y vigila de cerca a los periodistas extranjeros que van a Sinkiang, lo cual hace imposible realizar entrevistas en esa región. Además, la mayoría de los uigures que han huido de Sinkiang lo hicieron antes de que creciera el programa de las fábricas en los últimos meses.

No obstante, Serikzhan Bilash, fundador de Derechos Humanos Kazajos Atajurt, una organización de Kazajistán que ayuda a los kazajos que han salido de Sinkiang, señaló que ha entrevistado a los familiares de diez reclusos que dijeron a sus familias que los hacían trabajar en las fábricas después de pasar por un adoctrinamiento en los campos.

Fabricaban principalmente ropa y llamaban a sus patrones “fábricas negras” debido a los bajos salarios y a las condiciones tan difíciles, señaló.

Sofiya Tolybaiqyzy, a quien enviaron de un campo a trabajar en una fábrica de tapetes; Abil Amantai, de 37 años, a quien enviaron a un campo hace un año y comentó a sus familiares que estaba trabajando en una fábrica de textiles por 95 dólares al mes; Nural Razila, de 25 años, quien había estudiado explotación petrolera pero después de un año en un campo fue enviado a una fábrica nueva de textiles en las cercanías.

“No pueden elegir si quieren trabajar en una fábrica ni a qué fábrica se les asigna”, comentó Darren Byler, catedrático de la Universidad de Washington que realiza estudios sobre Sinkiang y quien visitó esa región en abril.

Esta es la forma que tiene China de competir con las economías occidentales que sí respetan los derechos laborales y sociales de los trabajadores. China es un país sin alma donde la dignidad humana se cifra en térmimos de utilidad económica. Lo vemos a diario en los miles de bazares chinos que han proliferado como hongos en nuestras ciudades. Estos bazares, mayoritariamente, emplean a personas que trabajan sin interrrupción una media de quince horas al día, incluidos domingos y festivos, ejerciendo una competencia desleal al comercio local. ¿Por qué se consiente a los bazares, almacenes y tiendas regentadas por chinos  vender de todo, incluso a menores de edad: comida, ropa, tabaco, preservativos, bebidas alcohólicas y todo un larguísimo etcétera.

Más fácil de dilucidar, sin duda, es el misterio de los vendedores ambulantes chinos que suelen plantarse los fines de semana ante las puertas de las salas de fiesta, discotecas y cadenas de comida rápida, para vender a los incautos juerguistas las sobras de los restaurantes chinos al módico precio de 1 euro la bolsa. Nuestros resacosos y famélicos jóvenes, que no brillan precisamente por su sagacidad a tan intempestivas horas de la madrugada, engullen con fruición estas sobras babeadas por unos comensales que las regurgitaron y metabolizaron varias horas antes, y sólo saben decir cuando les preguntan que “por un euro han cenado” sin preguntarse a qué se debe tan módico precio, y si se están zampando pantagruélicamente a Pat Morita, el legendario instructor de ‘Karate Kid’. Tal vez, para guardar el secreto de estas prácticas de ‘reciclaje’ alimentario, tan desleales como antihigiénicas, es por lo que no hay camareros españoles trabajando en los restaurantes chinos. Al menos, no recordamos haber visto a ninguno. Ni siquiera ahora que el desempleo nos atenaza.

De paso, podrían aclararnos por qué se permite la importación masiva, y sin control de ningún tipo, de juguetes chinos que incumplen todas las normativas de seguridad de obligado cumplimiento para los sufridos fabricantes españoles. Nos referimos a esos flotadores playeros que se deshinchan con la mirada, a esos juguetes con piezas diminutas, peligrosas para los más pequeños, fabricados con materiales que pueden ser tóxicos y entrañar un riesgo para los niños en caso de ser ingeridos. En fin, otro largo etcétera de naderías. De paso, y si no es mucha molestia, podría aclararnos por qué se permite la importación de calzado chino bajo pésimas condiciones de seguridad e higiene, lo que ha llevado a muchos usuarios de calzado de mercadillo a sufrir terribles infecciones en los pies.

Los chinos que vienen a España a instalar grandes negocios no son ciudadanos privados. Suelen ser funcionarios del Gobierno chino enviados aquí para comprar negocios sistemáticamente.

La calidad de los ‘originales’ y las supuestas ‘falsificaciones’ que venden es la misma. Esas ‘imitaciones’ salen de las mismas fábricas que producen allí la ropa de marca.

Por consiguiente, sorprende que los representantes de un país tan alejado de conceptos como dignidad, libertad, respeto y tolerancia, entre otros, se hayan unido a la moda de acusarnos de “xenófobos” cuando les vienen mal dadas .

“La xenofobia en ocasiones es peor que el propio virus”

El presidente de la Asociación de Chinos en España, Dawei Wing, ha denunciado que estos días deben lidiar con situaciones de “xenofobia” por el miedo al coronavirus: “El virus no es chino, es un virus de todo el mundo, hay que luchar contra ello, y la xenofobia en ocasiones es peor que el propio virus”.

Además, Wing lamenta que muchos de los comerciantes chinos en España hayan tenido que cerrar algunas tiendas, mientras que otros han bajado hasta en un 40% su facturación, como consecuencia del miedo al contagio por el virus.

“Estamos utilizando aplicaciones móviles y de mensajerías para avisar a los compatriotas que regresan a España para hacer cuarentena”, explica Wing. Y es que los chinos residentes en nuestro país tienen un sistema de lo más peculiar para proceder a la cuarentena: se encierran en pisos y casas en función de los grupos en los que regresaron a España. “Si venían en el avión en grupos de tres, los tres hacen cuarentena en el mismo apartamento; si venía una sola persona sola, esa persona hace cuarentena en su casa sin compañía, y así sucesivamente”.

Además, los que tienen recursos están encontrando lugares para estar solos, y los que no tienen tantos medios para hacerlo, la propia comunidad está aportando medios para que estén solos en el piso. “Les llevamos comida hasta la puerta, y sus propias familias les ayudan y les facilitan material, mascarillas u otras necesidades”.

Antes de hablar de xenofobia en España, ellos que han tenid0o la libertad que ningún comerciante español tendría nunca en China, Wing debería empezar por denunciar la represión del régimen chino contra el  doctor Li Wenliang, el primer médico que avisó de la propagación de una nueva enfermedad y que fue obligado a retractarse por la policía. Pero Wing no lo denuciará nunca. Por eso nos resultan tan poco fiables.


Comparta este artículo.
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

A Fondo

Coronel retirado de La Legión se lamenta: «El sistema sanitario que atendió a los inmigrantes ilegales durante años, hoy deja morir a nuestros ancianos»

Published

on

Comparta este artículo.

Soy Enrique de Vivero Fernández. Coronel Retirado del Ejército, aunque en realidad debería decir que soy un español ¨Sin Rentabilidad Social¨, según la nueva catalogación que este putrefacto Gobierno ha ordenado hacer a nuestros facultativos.

Nací en 1950, tengo 69 años, próximamente cumpliré 70 y en ese momento dejaré de tener cualquier rentabilidad social.

Me eduqué, como muchos niños de mi generación, en la escasez , ya fuese de comida, ropa, juguetes… Lo que sí teníamos era tiempo para estar con nuestros abuelos, a los que adorábamos y escuchábamos contar historias, pero las de verdad. Las que habían sufrido en épocas de penuria.

Pertenezco a esa generación que presenció y vivió desde su madurez, porque en aquellos tiempos a los 25 años las mujeres y hombres ya habían madurado, el cambio de Régimen. Muchas esperanzas se pusieron en aquel cambio, el tiempo nos ha enseñado que ha habido muchas cosas buenas, pero también muchas otras negativas.

A lo largo de mi vida he pasado momentos buenos y malos, pero el ser humano tiende a olvidar lo malo y retener lo bueno, es una condición que va unida a nuestro genoma.

Hace pocos días me llevé el golpe más duro de mi vida, cuando a través de un vídeo vi y escuché a unos directivos sanitarios que impartían instrucciones a un grupo de facultativos sobre cómo actuar ante el problema que se les sobrevenía dado el gran aumento de pacientes en los centros sanitarios. (VEAN EL VÍDEO)

En ese momento me di cuenta que acababan de condenar a millones de españoles, ya que al «no tener rentabilidad social» quedaban excluidos de ser atendidos como el resto de los españoles, tal y como dice la Constitución Española, que establece que no habrá diferencia entre los españoles por razón de raza, edad ,condición o sexo.

Loading...

Entre esos millones de españoles hay hombres y mujeres que combatieron en la guerra civil , hombres y mujeres que sufrieron en su niñez los rigores de la posguerra, hombres y mujeres que apoyaron decididamente los cambios en España, hombres y mujeres que lo dieron todo para que España mejorase sus condiciones de vida y salud, hombres y mujeres que legaron a sus hijos y nietos, con su esfuerzo y sacrificio, una España mejor que la que habían recibido.

Loading...

Tristemente ahora solamente somos esos viejos jubilados que reciben una pensión, que en muchos casos ha sacado de la crisis a sus hijos y nietos. Es ahora cuando a esos millones de españoles que lo dieron todo, nos dicen que «no tenemos rentabilidad social».

Esas personas que hoy molestan en los hospitales fueron rentables durante toda su vida y ahora estorban. Este Gobierno las condena a no tener derecho a una asistencia sanitaria digna.
Estos millones de seres humanos que siempre han pagado sus impuestos, que siempre han abonado su cuota de la Seguridad Social, ahora se les niega el derecho a la asistencia sanitaria que han estado pagando toda su vida.

La excusa que se pone es que hay que priorizar los escasos recursos sanitarios. ¿Pero acaso no teníamos el mejor sistema sanitario del mundo? El sistema universal de asistencia sanitaria que se permitía atender a inmigrantes ilegales, sin reparar en medios, ahora deja morir a nuestros ancianos. El mismo sistema que permitía mantener 17 tipos distintos de atención sanitaria, totalmente independientes e insolidarias entre sí, con todo el gasto que conlleva el mantenimiento de su aparato administrativo, puestos políticos y de alta dirección, muy bien remunerados.

Pues ese sistema sanitario ha hecho agua y no ha resistido el ataque del COVID-19. El Gobierno tiene excusa para todo esto. Dice que ha sido algo desproporcionado, que ha sido algo inesperado , que al estar descentralizado el sistema sanitario, era difícil de manejar. Todo son excusas de mal pagador.

La realidad es que durante años no se ha hecho previsión ninguna para prevenir catástrofes de este tipo, se ha gastado el dinero solamente pensando en la rentabilidad política del partido en el Gobierno.

Se desmanteló en su día la red de Hospitales Militares, el último el de Sevilla abandonado hace muy pocos años, por la Junta de Andalucía, cuando estaba totalmente terminado.

Los laboratorios de Farmacia de los Ejércitos sufrieron el rigor de los recortes y finalmente fueron centralizados en 2015 en Colmenar (Madrid), pero dotados muy escasamente de presupuesto. Su actual director ha manifestado que estarían en condiciones de producir gran número de medicamentos , si se lo ordenasen.

No se ha creado una reserva estratégica de medicamentos y equipo sanitario para mantener permanentemente la capacidad sanitaria.

No se ha apoyado la investigación. Nuestros científicos e investigadores emigran a otros países donde sí son valorados. La investigación no da votos.

Todas las unidades militares de cualquier nación mantienen una dotación de seguridad para atender en situaciones de emergencia; el Ejército Español no es una excepción a esta regla. No se puede empezar a comprar munición y equipo cuando se declara la guerra.

Hemos tenido unos dirigentes faltos de previsión, cuando ya en enero el jefe de recursos humanos de la Policía Nacional alertaba para dotar a los agentes del material de protección necesaria ante la epidemia declarada en China. Por hacer esta advertencia , este funcionario policial ha sido cesado por el ministro del Interior, Grande Marlaska.

El sindicato CSIF alertó de la misma situación. Ninguna de las dos advertencias fue oída por el Gobierno.

El Gobierno nos dice que esto está sucediendo en todos los países y no es cierto. El Gobierno miente y lo sabe, pero está actuando como siempre, buscando la rentabilidad política. Solamente tenemos que analizar a algunos datos de países de nuestro entorno y compararlos con España

El gasto sanitario en España por habitante está en unos 3.300 euros, en Alemania es el doble y en Francia 4.900 euros.

En España se gastaba en sanidad antes de la crisis el 7% del PIB y ahora se gasta el 6,2%. Eso supone 8000 millones menos de euros.

En España tenemos 30,1 sanitarios por cada mil habitantes; Italia, 32; Francia y Gran Bretaña, 60, y Alemania 71 sanitarios por cada 1000 habitantes.

España tiene la mitad de enfermeros que países de su entorno

Analicemos ahora un dato muy sensible y manejado estos días.

Las camas de las UCI, En Alemania tienen el 222% de más camas que en España, en Francia el 22% y en Italia el 33%.

Estos datos reafirman nuestras críticas a la falta de previsión o ineptitud, y en el gasto no rentable sanitariamente empleado. A este Gobierno se le deben exigir responsabilidades políticas y penales.
Las responsabilidades se las exigirán en última instancia los españoles cuando acudan a las próximas elecciones. Ese será el momento en que aquellos españoles que «no somos rentables socialmente», nos acordemos de ese partido que nos ha calificado como piezas de desguace, como seres de segunda categoría, por el delito de ser pensionistas.

Por todo ello, señores del Gobierno, nosotros los jubilados y pensionistas, nos consideramos rentables socialmente. Impusieron el aborto casi por obligación, de ahí que seamos el país con más baja natalidad del mundo; aprobaron la ley que regula la muerte digna, pero como todo eso no era suficiente, ahora deciden quién vive y quién muere en función de su rentabilidad social.

Pero como siempre, son unos sectarios, porque cuando se trata de la rentabilidad social de sus mayores, de sus padres o abuelos, en ese caso no existe ese condicionante.

Somos muchos millones de españoles los que tenemos el derecho y el deber de ser rentables socialmente.

Señores del Gobierno, aparte de la desidia, imprevisión e ineptitud que han mostrado, no tienen ustedes altura moral para decidir quién debe vivir o morir. Si ustedes hubiesen actuado pensando en el bienestar de los españoles y no en el suyo propio, entonces habrían acertado.

Una sociedad que reniega de sus mayores está condenada a su extinción.


Comparta este artículo.
Continue Reading

A Fondo

Gerard Bellalta explota: «Me cago en vuestra puta madre. Mientras el virus chino mata y arruina a los españoles, andáis de chachipiruli en los balcones»

Published

on

Comparta este artículo.

Gerard Bellalta i German.- Quiso Dios que hoy celebre mi 60 cumpleaños, coincidiendo con el día de la Victoria. Quiso Dios que esa onomástica victoriosa coincida hoy con una nación derrotada y cretinizada, con el instinto de la supervivencia tan atrofiado que hasta está dispuesta a morir aplaudiendo a sus verdugos.

 

Loading...

 

Loading...

Este es el resumen de lo visto hoy en cualquier televisión cebada con dinero público (da igual el canal que mires y me temo que también da igual el día que lo veas):

Los españoles están felices. Aplauden en sus balcones, han descubierto a sus vecinos, uno canta, otro baila, otro hace una tarta, otro monta la discomóvil. Ahora el vecino ya no da por culo.

Mientras el virus chino está matando y arruinando a millones de españoles por culpa del Gobierno, a muchos de vuestros familiares y amigos, andáis de chachipiruli en los balcones, gozosos del arresto domiciliario al que habéis sido sometidos para pagar la negligencia criminal de la canalla en el poder.

Hoy se pasa por encima del número de muertos. Ni mención al teniente coronel del Ejército fallecido por coronavirus, ni al mando de la Guardia Civil muerto en idénticas circunstancias, ni a la madre de Miguel Ángel Blanco, doblemente víctima del terror. Nada. Hoy todo son noticias de abuelos de más de 80 años que han superado el coronavirus, que me alegra, pero que me me han recordado al taxista de los atentados de Barcelona. Hoy todo el mundo ha tuiteado el alta de su abuelo. ¡Qué casualidad! Y cantado la canción del Dúo Dinámico reinterpretada por un puñado de artistas progres que se harán de oro a vuestra costa.

Por lo que veo, la gente está feliz pese a perder su trabajo. Los autónomos no dicen nada. Deben estar encantados con el porvenir de miseria que les espera. La mafia gubernativa ha cobrado la cuota de autónomos a mas de tres millones de españoles que no podemos trabajar por causas de fuerza mayor, mientras aprueban una subvención de 15 millones de euros a las televisiones en abierto (grupos Atresmedia y Mediaset); es decir, a la gentuza propagandística del régimen. Seguir cebando al Ferreras les importa más a estos criminales que el porvenir de miles de pequeños y medianos empresarios.

 

Estas empresas fueron los medios de comunicación más rentables durante 2019, con ganancias de 118 y 211 millones de euros.

Claro está que mantener el nivel de adoctrinamiento cuesta dinero, y qué mejor manera de financiarlo que con nuestra cuota.

El personal de hospitales carece de medios para atender a los pacientes, pero se les ve felices. Salen contentos a aplaudir mientras les graban las televisiones. Algunos aparecen hasta con guitarras. Ninguno aprovecha la presencia de las cámaras en directo para cagarse en la puta madre del Gobierno que los tiene con bolsas de basura como batas. Todos contentos.

Las familias de los fallecidos literalmente no existen. No hay imágenes de fallecidos ni del dolor de sus familias, si es que a este pueblo maldito le importa ya la muerte de algún familiar directo. Al único que he visto que entrevistaban casualmente tenía un cuadro con un lazo amarillo detrás y hablaba de su tío. No de un padre, ni de un hijo. Debe de ser que el pariente más cercano que fallece ha sido un tío de 85 años.

La gente a la que han aplazado operaciones, o a que directamente les han dicho que no los pueden ingresar porque si los hospitalizan seguramente no salgan vivos… tampoco existen. Tampoco tienen nada que decir.

Las familias de esos miles de ancianos a los que han dejado morir en residencias geriátricas sin recibir tratamiento médico, tampoco aparecen. Muchos de ellos se movilizaron cuando lo del chapapote, y ahora callan miserablemente cuando se ordena que se deje morir a sus mayores.

Entre tanto, miles de españoles mueren estos días de insuficiencia respiratoria y estadísticamente no engrosan la lista de víctimas del coronavirus. ¿Y sus familias? Chitón, no sea que les quiten la paguita a costa de hipotecar el futuro económico de todos los españoles.-

Pues que bien todo, ¿no? Va a ser que no. ¡Yo me cago en vuestra puta madre, españoles cobardes y malditos!

*Gerard Bellalta es un empresario catalán


Comparta este artículo.
Continue Reading

A Fondo

‘Buenos Días España’ propone a un alto mando militar al frente del Gobierno de emergencia nacional que defiende VOX

Published

on

Comparta este artículo.

 

Loading...

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha exigido este martes la creación de un «Gobierno de emergencia nacional» que pueda hacer frente a las crisis sanitaria, económica y política y convoque elecciones una vez superada la pandemia.

El programa «Buenos días España» de Radio Cadena Española ha secundado la propuesta del líder del partido verde y defendido que un alto mando militar esté al frente de ese hipotético gobierno de emergencia. Armando Robles, director de AD y colaborador del espacio que dirige y conduce Santiago Fontenla, lo explicó así: «Está claro que a este gobierno la situación se la ha ido de las manos y que ya es incapaz de hacerle frente. Abascal defiende que este Gobierno de emergencia nacional esté formado por el PSOE, el PP y Vox. Ese Gobierno necesitaría alguien al frente, y no se me ocurre nadie mejor que a un alto mando de nuestro Ejército. La situación que vivimos exige de líderes y no de políticos, de hombres de acción y no de ideologías, de dirigentes con capacidad de gestión y no de gualtrapas que no saben hacer la ‘o’ con un canuto. Sería además imperativo que esa persona estuviese liberada de ataduras ideológicas y que pensase exclusivamente en los intereses de la patria y no en los de algún partido. Sinceramente, no se me ocurre nadie mejor para esa responsabilidad que un alto mando militar, cuyas virtudes y altura patriótica de miras no alcanzará a tener nunca ningún político profesional».

Loading...

Por otra parte, el programa de Radio Cadena Española comparó la mala gestión de la crisis por parte del Gobierno a la que se lleva a cabo en comunidades como Andalucía y Galicia, con un número de víctimas muy por debajo de Madrid, Cataluña y País Vasco. Atribuyeron ese dato a la buena gestión llevada a cabo por Juanma Moreno y Núñez Feijóo. «Algunas autonomías están respondiendo mucho mejor a la pandemia que el Gobierno central», subrayó Robles.

Puso el ejemplo de la Junta de Andalucía, que desechó, dos días antes de que saltara a los medios de comunicación su poca efectividad, comprar los mismos test rápidos defectuosos procedentes de China que sí adquirió el Gobierno central y que ha tenido que devolver.

El Gobierno andaluz decidió el 24 de marzo en su gabinete de crisis adquirir material sanitario, incluidos 60.000 test rápidos, por lo que, dentro de los presupuestos que los proveedores chinos habían enviado a la Junta, en los que incluían una muestra, analizaron estos test.

Un estudio de microbiólogos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y del Reina Sofía de Córdoba determinó que esos test rápidos no eran «de confianza», a lo que se añadió el día siguiente un informe científico que establecía que este tipo de pruebas sólo se podían llevar a cabo en pacientes con síntomas. Ante estas indicaciones, la Junta «ralentizó» el proceso y no siguió adelante.

El 26 de marzo se conoció que el Gobierno central tenía que devolver por defectuosos los test rápidos que había adquirido en China y que eran «los mismos» que se habían desechado en Andalucía. El Ejecutivo andaluz no había cerrado ningún contrato de compra con esta empresa, se probó la muestra y se desechó.

A raíz de esta situación, la Junta decidió dirigirse a otro fabricante y formalizar la compra de 30.000 test, de los que se espera su próxima llegada.

Al hilo de esta cuestión, Santiago Fontenla pidió que se investigara a los intermediarios de la compra fraudulenta del Gobierno y sus posibles comisiones.

«Estremece pensar que la gestión de la crisis del coronavirus en Andalucía hubiese estado en manos de los que saqueaban el dinero de los parados para gastárselo en putas, cocaína y picaderos», sentenció Robles.

«Buenos días España» también analizó las medidas económicas del Gobierno y su repercusión en el futuro económico de la nación.

En definitiva, un programa diferente, crítico y alternativo, que puede usted escuchar pinchando abajo:


Comparta este artículo.
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: