Connect with us

Opinión

La España de vivos colores

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Hay que ser inoportuno, patoso, bobo de baba o escasito de luces para esos comentarios insolentes, todo a la vez, seguidos por los del maquillador prodigioso hablando de sus padres concretamente –sus progenitores A y B- porque no cabe otra interpretación donde dice payasos en lugar de diego, como también es el caso de esa pobre mujercilla que matiza más allá de lo exigible la condición escatológica de sus muertos –ay, pobriña- tan intelectual como el alcanzado cara de garbanzo, el aprovechadito escaso, el de los malos pasos en las gasolineras, todos ellos flor de democracia depurada y prístina, e ingestores de meconio a modo, como para calificar a nadie. ¡Ay, dolor!

Loading...

Aprovechan el momento en el que salen las banderas bicolores de España por cientos de miles a la calle, porque han cansado al personal hasta límites vomitivos. No olvido el elogioso comentario del Bafumet de Zaragoza, que no sosegará la criatura ante tamaño fracaso. Su preocupación es de risa, si no diese pena, que no ternura, porque es malo. Sólo la plaza de Colón suma 37.000 metros cuadrados.

Hay que tener cuajo y caradura los sectarios estos a los que se les viene encima el armario ropero de mayo. Al fin no sé de qué se preocupan, total por cuatro gatos, eso sí, decididos. Según mi confesor áulico trece personas desleales que pasaban por Colón a media mañana, en el mejor de los casos. Pueden continuar negociando la venta de España. Si no, que les pregunten al Valls y al carapalo del Vargas Llosa.

Están los españoles hasta el moño de las criaturas estas, mentecatas, trapalonas y caraduras y de sus compañeros de troupe, aferrados a un poder que no les corresponde y e intentando que se enconen con el paseíllo y rogativas a los restos de Franco que o bien se les atragantarán, o traerán la lluvia y se atascarán en el fango. Se han colado, nos han mentido, nos han burlado, escarnecido y encima ocultan sus vergüenzas y discreteos jugando con lo de todos y rayando en lo tipificado como delito para viajar en preferente y producir paro, hasta que saltan sus mismos compañeros del partido que han destrozado, mancillado y dejado para el arrastre. Manda cojones, ¡Como para hablar!

¿Por qué razón se cree que tan sólo tiene 84 escaños su PSOE de él? Porque no da para más y sí mucho para menos aún. Van camino de la nada. ¿Piensan que es suficiente para ser reinas por un día, o por media legislatura? ¿Qué burla es esta?

Y encima se permite el gañán comentarios sobre los colores de la España eterna, la que le rechaza de plano, porque le repugna y dice de deslealtad. ¡Como si los deseos de profanar tumbas del siniestro este fuesen de vivos colores! ¡O la absolución de los más de ocho mil crímenes repugnantes del Luis Companys del demonio fuese un caso de lealtad!… ¿Qué le parecen? ¿De colorines, al cretino este y a sus compinches? Son ocho mil asesinados con nombre y dos apellidos, que se pueden encontrar fácilmente y van y le absuelven en algo que llaman consejo de ministros de España. ¿En el exilio? ¿Cabe mayor gilipollez o burla a la inteligencia y a los asesinados? Total, para nada.

¿Querría en Colón los colorines arcoíris de su ministro del interior, como le place a Ribera, que no pasa de comercialillo de sucursal? ¿El rojo sólo con las herramientas de la dictadura bolchevique, sin combinar con el gualda en las proporciones que prescribe la Constitución del 78, la que se pasa por el fondillo de los pantalones el chulángano de burdel, el Pichi que nos castiga?

¿Ignora que ya lo intentaron sin éxito con el rojo soviético y que llevaron para el pelo lo que no está en los escritos, que anda que no hay en ellos para dar y tomar? ¿Qué coño de memoria histórica de los chinos es eso que se traen? ¡Esto es de locos!

Pero este motín, como califica el Tezanos a una manifestación española 100% rojo y gualda -que sólo entiende legítima, como buen sectario de pelo duro en los ijares, cuando es promovida por los cómicos con banderas republicanas, tenidas en su tiempo por burguesas- y todo porque no sabe cómo va a explicar sus desvaríos y sus gastos desde la calle helada cuando le llegue la primavera electoral irretrasable e implacable y le suba la inundación por la pernera arriba según se lo haga encima.

Comenzará esta primavera el miércoles 20 de marzo a las 21:59 horas UTC, y alterará la sangre setenta y siete días después o veinticinco –si le mola al pachá- y el panorama político de la España que algunos niegan que exista tal cual la desea y ve la mayoría normal del pueblo soberano, le disguste a quién le disguste –incluso al Zarzalejos con las gafas de cerca- y que Dios bendiga a España siempre y mantenga despierto al león que han desvelado e importunado los tocapelotas de siempre.

Y digo yo que si la Academia de la Historia –que cuesta una pasta del orden de 400.000 euros de vellón- en esa hibernación provisional, catalepsia o estado fósil permanente total absoluto o gran fosilidad, animada con dietas simbólicas en el peor de los casos, no tiene nada que decir resucitando un poco y aclarando conceptos y hechos patentes para sacar a esta gente de su cerrazón y su puta ignorancia. ¿No podrían intentar la cárcel de papel de la vieja Codorniz, o la comisaría al menos? ¿Están muertos? ¿Hay alguien? ¿Soy yo el equivocado? ¿Crowdfounding? ¿Pourquoi pas?

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Opinión

Los militares y la política

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La propensión a considerar superficialmente todo lo que no afecta de modo directo a la vida profesional, hace suponer a los militares que política es cabalmente ese embrollar, zurcir, engañar, urdir trapisondas y prevaricar sin escrúpulo, que, pese a las mejores voluntades, es la circunstancia de la vida política de un Estado en descomposición donde algunas regiones ni siquiera acatan las demandas constitucionales. El militar siente un rechazo hacía todo esto y de rechazo hacía la misma esencia de la verdadera política que no acierta ni siquiera a entrever una aversión profunda y sin recato.

Loading...

El militar ha tenido ocasión de presenciar como una mala política puede producir el desquiciamiento de una Nación y de su sistema constitucional, con la inminencia de su ruina. Y así, sin deber formularse, quizá, todo género de justificaciones para basar su intromisión, como sucedía en las guerras civiles del XIX y XX, ésta queda plenamente justificada en el Artº 8º de nuestra Constitución.

Y de una en otra abstención, y de uno en otro acto de constricción subsecuente, al margen de la política, el Ejército ve como se desmiembra España.

Será en la hora de la paz irreparable el daño que pudiera causar una irreflexiva inhibición, de nuevo, ante los problemas que nos plantean determinadas Comunidades: problemas esencialmente políticos y que requieren soluciones políticas. España, ciertamente se puede morir pero viene muriéndose de un mal que pudo haberse cortado no hace muchas tiempo con una buena política de Estado. Si no se hubiera conocido y no se hubieran dado cuenta de sus consecuencias inevitables, como ya Lintz proclamó recién aprobada nuestra Constitución, de la gravedad de los nacionalismos, especialmente el catalán según este autor, acaso se evitarán muchos dolores. Pero esto exige conocer de política a la que los Ejércitos les ha sido vedada durante lustros; haber conocido los principios sobre los que se basa la verdad política y, esto, evitaría dejar que el daño llegue tan a lo hondo y tan al borde de lo irreparable, como para que se haga imprescindible la aplicación del supracitado por todos Artº 8º e , incluso, el 155º como medida menor, pero que, indudablemente iría acompañado de uno de los estados de alarma, excepción o sitio, dado que el problema político se ha trasladado a lo social y que ello puede dar como resultado alteraciones graves del orden establecido.

Es de esperar que esta conmoción que han producido ciertas comunidades no sea inútil. No hay ningún miembro de la Institución que no haya tenido conocimiento de las innovaciones introducidas en la organización militar por los enemigos de la misma como la suspensión del Sistema militar de recluta Mixta, moneda de cambio para dejar gobernar al Ex-presidente Aznar en la 1ª legislatura del Partido Popular que ha traído consigo la quiebra ideológica y el adoctrinamiento de los RRHH de la Nación, sin ninguna traba institucional, por aquellos que ahora exigen soberanía.

Se hace evidente ahora, todo según Jorge Vigon, para nosotros, la posible necesidad de que los Oficiales de todos los grados se conviertan en Comisarios Políticos de sus Unidades, siempre en el más benevolente sentido del término; que sepan cómo se pone a punto el espíritu de sus hombres para la realización de las misiones que les confían o que presumiblemente les van a confiar. Y todo ello hecho desde tiempo de paz. Esto requiere que se forme con unidad de doctrina, la conciencia política de la oficialidad. Este cometido debe llevarse a cabo desde las Academias y desde las Escuelas, en todas las Unidades en las que será preciso conceder el tiempo y la atención que requieren al estudio y a la exégesis de los principios inmutables en que se asienta la doctrina política que conviene a la salud de España, que es una, como es una La Verdad.

Sólo así podrá el Ejército servir debidamente esa función que le compete como salvaguarda de la Unidad de España

*Teniente coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

Li Wenliang, primer mártir del coronavirus

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El sistema dominante chino utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas por el Politburó chino, técnicas que habrían logrado el encefalograma plano de la sociedad china actual, conciencia acrítica favorecida por la asfixiante censura ejercida por el Gobierno en Internet que aunado con el finiquito del código deontológico periodístico habrían convertido a la mass media china en mera correa de transmisión de los postulados del Partido Comunista chino.

Loading...

Sin embargo, la falta de adopción de medidas profilácticas por las autoridades chinas en los casos de contaminación del aire, la falta de previsión en la crisis de la peste porcina que habría aumentado los precios de la carne de cerdo hasta límites estratosféricos y la reciente irrupción de la pandemia del coronavirus (con sus consiguientes efectos colaterales en forma de oscurantismo informativo, cuarentenas de ciudades, falta de material médico, paralización de la actividad productiva y episodios de desabastecimiento de alimentos), podría provocar el final del endémico aislamiento y pasividad del individuo sumiso y acrítico que conforma la actual China.

La teoría del Cisne Negro fue desarrollada por Nicholas Taleb en su libro “El Cisne Negro (2010) en el que intenta explicar “los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al rol masivo del suceso extraño en los asuntos históricos”, lo que explicaría el proceder del Politburó chino ante la actual epidemia de coronavirus. El pensamiento del Gran Líder, Xi Jinping, sería rígido e incorregible lo que le impele a no tener en cuenta las razones contrarias (ausencia de la necesaria empatía para conectar con la angustia y desolación que embarga a la sociedad y china ante el apocalíptico coronavirus que los asola) y tan sólo recogería datos o signos que le confirmen el prejuicio para convertirlo en convicción, lo que se plasmaría en la imposición de una censura total en las informaciones sobre el coronavirus en Internet que estaría provocando la creciente desafección de la sociedad china respecto de los cuadros políticos del Politburó chino.

Así, estaría ya surgiendo un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica, sustentado en valores caídos en desuso pero presentes en el código atávico chino como el respeto al medio ambiente, la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el Partido Comunista, de lo que sería paradigma el joven bloguero Chen Qiushi que se encarga de radiografiar la angustia de Wuhan a través de sus vídeos colgados en Youtube y que logran burlar la censura del Gobierno chino a través de las VPN que permiten conectarse a un servidor de Internet en el extranjero. Finalmente, el fallecimiento del doctor Li Wenliang, (represaliado por la censura del Partido Comunista Chino y considerado por la sociedad china como el primer mártir del coronavirus), terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica de la sociedad china (consumismo compulsivo), no siendo descartable la aparición de manifestaciones de protesta espontáneas integrados por ciudadano hastiados de la incompetencia de los cuadros dirigente del Partido Comunista y de la falta de las mínimas libertades democráticas, movimientos que irán in crescendo y harán oscilar en sus valores al otrora monolítico Partido Comunista chino.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

Un melancólico San Valentín

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Yo que pensaba que San Valentín era una especie de Día del Orgullo de las parejas de toda la vida, pues resulta que no, que después del día o de la semana del Orgullo Gay, se han propuesto hacerse supervisibles y se están alzando también con San Valentín. Es un día en el que a los del resto de sexualidades, les encanta lucir su amor. Les gusta que se les vea. Creo que se lo exigen mutuamente, como una especial muestra de amor.

Loading...

Es que tanta exhibición mosquea un rato. Al final vas a parar al “dime de qué presumes, y te diré de qué careces”. ¿Presumir de “normalidad”? ¿Y cómo hace uno para “lucir” su normalidad? ¿Llamando la atención? Pues debe ser eso. Comparemos simplemente cómo ‘se manifiesta’ y cómo se celebra el día de la pareja de toda la vida (San Valentín o San Jordi), y cómo se ostenta, se exhibe y se celebra el día de las parejas homosexuales y de las demás sexualidades sobrevenidas. Uno ve y compara, y lo único que puede decir es que aquí pasa algo: cualquier cosa menos la normalidad que se intenta vender. En esa celebración hay algo de patológico, mucho de histérico y bastante de histriónico. Un esfuerzo totalmente desmesurado y anormal por lucir normalidad y presumir de igualdad social y sociológica con la pareja de siempre. Lo grave es que si comparamos la actuación pública con la política aplicada, estamos exactamente en lo mismo: en un esfuerzo tremendo por apabullar a la opción más “normal” (la del tropecientos por ciento), por imponerse sin contemplaciones, por ejercer contra esa desventurada opción, toda la presión que se pueda.

No sólo eso, observen el libro de estilo de los medios. Lo único que muestran éstos con enorme fruición respecto a la pareja estadísticamente normal, es su crítica, son sus patologías, son sus anomalías, son sus crímenes: como si fuesen exclusivos de la forma de relación “anticuada”.

Está bien claro que las manifestaciones no son iguales. Ni las manifestaciones ni desde luego las políticas. La “manifestación” de las parejas mayoritarias es alegre, tranquila, sin estridencias. Ni San Valentín ni San Jordi son manifestaciones estentóreas (o como decía Gil y Gil, “ostentóreas”). Lo único (que tampoco está mal) es su bien calculada comercialización. En cambio, tanto las manifestaciones como las políticas en pro de las formas de sexualidad “diferente” son estridentes a más no poder: esas minorías manifiestan un empeño muy sospechoso por alzarse con lo que corresponde a la mayoría; por imponerle a la mayoría, sobre todo a través de la educación, lo que son formas de ser o de actuar propias de ínfimas minorías.

¿Por qué no se celebran el día del orgullo de ser hombre o de ser mujer, de ser padre o de ser madre, o de ser mecánico o abogado, y sin embargo hay que imponerle a toda la sociedad el día del orgullo de ser gay? Sí, ya sé cuál es la respuesta: es que estaban en el armario y se han destapado. Pero sigo con la pregunta: eso que exhiben con el “orgullo” es lo que tenían escondido y tanto necesitaban destapar? ¿Era eso? A los del otro bando nunca se les ocurrió que para sentirse bien consigo mismos necesitasen hacer una gran exhibición de carácter marcadamente pornográfico. Esos extremos, que siempre han existido, los tenían preservados en ambientes más o menos reservados. No sentían la necesidad de exhibirlos en plena calle. Por eso es normal que todo el que no es de ese “tarannà” que dicen en catalán, mire esas exhibiciones, esos aspavientos y esos nuevos “derechos” tan especiales, tan exclusivos y que incluyen además de la exhibición de lo que todo el mundo entiende como pornografía, el derecho de pernada sobre los que no son de la colla. Con el resultado de una enorme preocupación sobre todo por parte de los que tienen hijos menores; y justamente por eso, en muchos casos la reacción es de fobia: es decir de miedo. Un miedo que por lo que vamos viendo, no es nada gratuito. ¿Quién le pone barreras al miedo? Otra cosa es que las fobias, es decir los miedos, se conviertan en odios como acto reflejo de defensa. No estaría nada mal de todos modos, estudiar cuál es la carga de misantropía, de odio al hombre, que caracteriza a todas esas manifestaciones cuyo objetivo no es la auto-defensa, sino la hetero-ofensa.

Pero tampoco es todo de color tan oscuro. Porque ni siquiera el mundo gay y arcoíris, con un invento de sexualidad distinto para cada color de la luz, ni siquiera ese mundo todo él, está de acuerdo con esa tremenda manifestación del orgullo y del poder gay.

Sobre todo del poder. Porque no todos los que viven esa tendencia, se sienten a gusto con esas exhibiciones ni se identifican con ellas. Ni tampoco están seguros de que el poder que tienen hoy, vayan a tenerlo siempre. Por eso les gustaría vivir su singularidad con la misma discreción con que viven su sexualidad la inmensa mayoría de la gente.
Y sobre todo, lo que tiene recelosa a muchísima gente, es ese empeño por exigir que se eduque homosexualmente o transgenéricamente a los niños casi desde la guardería. Y que no sean sólo los “niños homosexuales” o los “niños transgénero” los que reciban una educación homosexual o transgénero, sino que sean todos los niños. A la fuerza, sin derecho a discrepar. Poco, muy poco tiene que ver esto con la libertad. Y obviamente es una fuente inagotable de fobia, es decir de miedo que, si se exacerba puede degenerar en odio, un odio tan corrosivo como el de la misantropía. Con el miedo (es decir con la fobia) se puede vivir, aunque no siempre. Con el odio, el choque es inevitable.

Los argumentos para actuar de este modo, es decir para imponer a todos la supuesta libertad de unos pocos que pretenden que todos nos igualemos a ellos, por ahí andan sueltos. En la educación, argumentan, algo hay que forzar y disciplinar al niño para que aprenda gramática, aritmética, ortografía y si se puede caligrafía. Algo hay que forzarlo.

¿Qué tiene pues de extraño o abusivo que se le fuerce también para darle una correcta educación sexual? Porque si no se hace así, ¿cómo se conseguirá que “se normalicen” la homosexualidad o el transgénero o todas las demás formas de sexualidad, todas ellas igual de legítimas y por tanto igualmente dignas de ser incluidas en la enseñanza obligatoria desde la infancia? Y en eso andan, en la reivindicación de su derecho a forzar a toda la población, empezando por la infancia, a ver con absoluta normalidad y a aceptar hasta con cariño y deleite todos los géneros sexuales existentes y por existir (no sé muy bien dónde tienen colocados el sadismo y el masoquismo, que también se aprenden a base de práctica: como las matemáticas).

Pero nada, estamos en San Valentín, en la fiesta de la humildad, discreción y gozo contenido del amor de toda la vida, del amor perseguido, que ahí es donde se lució San Valentín, casando a las parejas -varón y mujer, claro- a las que el emperador romano les prohibía casarse. Y por esa “desobediencia” fue decapitado. En fin, San Valentín, sin comerlo ni beberlo, ha venido a ser el símbolo de la resistencia de las uniones de toda la vida, frente al poder, al inmenso poder con que quieren educar a nuestros hijos los demás modos, que empiezan en la L, siguen en la G, continúan en la T, aparcan en la B, para reemprender el camino hacia el resto de letras del abecedario y doblando letras, porque se les han agotado. Frente a esa marabunta, ahí está San Valentín velando por las parejas de toda la vida.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: