Connect with us

España

La Fiscalía General de Bolivia inicia los trámites para citar a declarar a Iglesias y Zapatero

Published

on

Zapatero, Iglesias y Garzón en un acto de apoyo a Evo Morales
Comparta este artículo.

La Fiscalía General de Bolivia ha solicitado un informe a las autoridades españolas sobre la presencia en el país de los seis agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía española implicados en el incidente del pasado 27 de diciembre en la residencia de la Embajada mexicana en La Paz. Además, ha iniciado los trámites para pedir la comparecencia como testigos, entre otros, del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

La Fiscalía ha enviado una nota a la Cancillería para que, por vía diplomática, comunique a las autoridades españolas la remisión de un informe oficial “señalando las identidades de estas personas, con qué pasaporte ingresaron a territorio boliviano, qué autoridad solicitó la presencia de este grupo especializado y sobre todo el motivo por el cual se hizo presente este grupo del GEO en nuestro país”, ha explicado el fiscal general boliviano, Juan Lanchipa.

Loading...

En concreto, el documento remitido al Ministerio de Exteriores solicita que por vía diplomática correspondiente se transmita la solicitud a las autoridades competentes del Reino de España para que informen sobre estas cuestiones planteadas en relación con el incidente que se ha saldado con la expulsión de dos diplomáticos españoles expulsados del país.

Los diplomáticos expulsados son Cristina Borreguero, ‘número dos’ de la Embajada, y Álvaro Fernández, cónsul. Ambos se vieron envueltos en un incidente cuando, el pasado 27 de diciembre, visitaron a la embajadora de México, Teresa Mercado, cuya residencia llevaba días cercada por las fuerzas de seguridad boliviana y terminaron expulsados del país unos días después.

En concreto, la Fiscalía quiere conocer “la legalidad de los pasaportes y datos identificativos presentados por el personal del GEO a tiempo de ingresar a territorio boliviano, especificando si los mismos corresponden a la identidad de dichos funcionarios y segundo; cuál el motivo de su traslado a territorio boliviano o la tarea encomendada a dicho grupo especializado y la autoridad que solicitó su intervención”.

Esta petición se produce después de que el Ministerio de Gobierno a cargo de Arturo Murillo presentara hace unos días un memorial ante la Fiscalía General del Estado solicitando que se cite para tomar declaración informativa en relación a estos hechos a personalidades españolas como el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el cofundador de la formación Juan Carlos Monedero, el líder de Más País, Iñigo Errejón, o el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros.

“Al respecto de este memorial, hemos derivado a la Fiscalía Departamental de La Paz para que, mediante cooperación internacional, tome las acciones necesarias y cite en calidad de testigos a estas personas que se menciona en el memorial para que brinden la información requerida”, ha explicado el fiscal general bolivariano.

El incidente se produjo porque, cuando visitaron la Embajada de México, los diplomáticos iban acompañados de policías españoles y el Gobierno boliviano dio credibilidad a las sospechas de vecinos de que podían estar intentando sacar de la Embajada a varios ex altos cargos del Gobierno de Evo Morales que se han refugiado allí.

En Madrid, el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación negó de plano que el objetivo de la visita fuese sacar a personas de la Embajada y anunció una investigación para conocer lo sucedido. Además, avanzó que tan pronto como estuviera terminada comparecería en el Congreso la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, que ha asumido temporalmente la cartera de Exteriores.

Además, la ministra boliviana de Exteriores, Karen Longaric, aseguró que Robles le había dicho que no había autorizado esa visita a la Embajada mexicana que estuvo en el origen de los incidentes.

DIPLOMÁTICOS EXPULSADOS

Después del suceso, el Gobierno provisional de Bolivia declaró personas non gratas a los dos diplomáticos, que ya se encuentran en España. El Gobierno español lo consideró un acto hostil y reaccionó haciendo lo mismo con tres funcionarios destinados en la Embajada de Bolivia en Madrid.

Mientras, han pedido explicaciones al Gobierno PP, Ciudadanos y Vox, y varios miembros de este partido, entre ellos el eurodiputado Hermann Tertsch, se desplazaron a Bolivia y afirmaron que España le debe a este país un “gesto de desagravio” por una “situación inadmisible”. Vox afirmó haber recibido del Gobierno de Jeanine Áñez “información sensible” sobre el incidente.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

La Abogacía del Estado (del “estado” bolivariano, se entiende) carga contra la juez del 8-M por abrir una «causa general de la crisis sanitaria»

Published

on

Rosa María Seoane, la fiscal que defendió a los acusados de la sublevación catalana
Comparta este artículo.

Se dirige en apelación a la Audiencia Provincial solicitando la nulidad de la instrucción contra el delegado del Gobierno en Madrid

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) –

La Abogacía del Estado, ejerciendo la defensa del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha apelado directamente a la Audiencia Provincial de Madrid solicitando la revocación del auto por el que la juez Carmen Rodríguez-Medel abrió la investigación penal por permitir la manifestación del 8-M en Madrid. El escrito carga duramente contra la instructora, a la que acusa de convertir la instrucción «en una causa general acerca de la gestión de la crisis sanitaria» saltándose incluso las suspensiones procesales vigentes en el estado de alarma.

Loading...

El recurso, al que ha tenido acceso Europa Press, está firmado por la abogada del Estado Rosa María Seoane – la misma que defendió la tesis de la sedición durante el juicio por el ‘procés’ independentista en Cataluña–, y fue presentado el pasado 20 de abril, es decir, casi un mes antes de que se elaborara el informe de la Guardia Civil que se relaciona con la polémica destitución del jefe de la comandancia del instituto armado en Madrid, Diego Pérez de los Cobos.

A lo largo de 18 páginas, Seoane denuncia que la instructora ha ignorado las disposiciones del estado de alarma para los tribunales y ha vulnerado el derecho del delegado del Gobierno a un proceso con todas las garantías, por lo que solicita a la Audiencia que declare su nulidad.

Entre otros aspectos, señala que «en su afán de encontrar indicios de la tipicidad de los hechos denunciados», Rodríguez-Medel ha desbordado el ámbito competencial que ella misma acotó respecto a la investigación de estos hechos -la manifestación del 8 de marzo- y solicita a la Guardia Civil información «no solamente sobre la actuación del Delegado del Gobierno, sino que cualesquiera otras autoridades que ni siquiera identifica, convirtiendo esta instrucción en una causa general acerca de la gestión de la crisis sanitaria».

Como ejemplo, la Abogacía señala lo solicitado respecto del informe del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, dirigido por Fernando Simón, respecto del cual no se solicita únicamente información acerca de la eventual recepción por la Delegación del Gobierno del informe, que es lo que debería ser objeto de la investigación penal abierta, sino que va más allá al preguntar a la guardia civil qué difusión tuvo el citado informe.

A juicio de los servicios jurídicos del Estado, la jueza ha iniciado este proceso penal sin que existan indicios de la tipicidad penal de los hechos denunciados, sino «meras sospechas e hipótesis, deficiencia que se trata de suplir con las diligencias acordadas, que no buscan el esclarecimiento de los hechos presuntamente delictivos, sino averiguar si los mismos pueden ser típicos, buscando indicios de esa tipicidad, constituyendo así una auténtica investigación prospectiva vulnerando la presunción de inocencia del denunciado».

TESIS DE LA DEFENSA

En este punto, la Abogacía del Estado expone su tesis de defensa al considerar que «lo que no es indiciario sino manifiesto y notorio es que hasta el día 14 de marzo, día en que se aprobó la declaración de estado de alarma, no había ninguna resolución de ninguna autoridad competente en materia sanitaria, ni local, ni autonómica, ni estatal, que limitara las concentraciones de personas, ya no en ejercicio de un derecho fundamental, como lo es el derecho de reunión, sino con ningún objeto y finalidad».

A juicio de la defensa, había recomendaciones sanitarias que fueron intensificándose, sobre todo a partir del día 11 de marzo y a todos los niveles administrativos, pero las mismas, en tanto eran recomendaciones y no prescripciones, no supusieron impedimento alguno para limitar la celebración de eventos deportivos, como el partido de fútbol celebrado en Madrid el día 7 de marzo entre el Atletico de Madrid y el Sevilla FC en el estadio del primero con asistencia de unos 60.000 espectadores; además de normal funcionamiento de recintos cerrados, espectáculos públicos, como cines, teatros, etc,

Frente a todo ello, considera que «lo que pretende la instructora, no es verificar si determinados indicios de incumplimiento del ordenamiento son ciertos, sino de encontrar tales indicios. Indicios de que la ausencia de prohibición de actos conmemorativos del 8 de marzo, fue un actuación arbitraria y a sabiendas de su injusticia»

TRAMITACIÓN EN PLENO ESTADO DE ALARMA

Otro de los puntos del informe carga contra la celeridad mostrada por la magistrada de Madrid en este asunto en pleno estado de alarma, cuando los plazos procesales se encuentran suspendidos y la justicia sólo actúa en los denominados por el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) servicios esenciales, que requieren resolución de urgencia.

Es más, recuerda que el auto del 23 de marzo que se impugna, por el que se incoan las diligencias penales, reconoce de forma expresa que no había urgencia alguna por lo que al dictarlo desatiende todo lo excepcionalmente acordado, como eran razones de salud pública, para favorecer y permitir sin causar indefensión a ninguna parte o el aislamiento social.

«Pues bien, la apertura de diligencias previas y el acuerdo de practicar diligencias de investigación no urgentes supone una vulneración de las normas que resultan de aplicación durante la vigencia del estado de alarma», incide el escrito.


Comparta este artículo.
Continue Reading

España

El coronel de La Legión Enrique de Vivero cuenta los detalles del miserable cese del jefe de la Guardia Civil en Madrid: «Aspiran a convertir España en Venezuela»

Published

on

Comparta este artículo.

Enrique de Vivero Fernández.- (*)

Desde que ayer se diera a conocer el cese del coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de Los Cobos, jefe de la Comandancia de la Benemérita en Madrid, un río de informaciones han seguido en cascada ante la extemporánea decisión del cese del citado mando del instituto armado.

Digamos como premisa que el ministro del Interior está en su derecho de cesar al personal en puestos de libre designación , bajo su mando , por pérdida de confianza . Hasta aquí nada que alegar a la decisión del ministro. El problema es el motivo por el cual la desaparecida directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ejecuta la orden que le da el ministro Marlaska de proceder al cese del coronel de los Cobos.

Loading...

Carlos Alsina, en su programa en Onda Cero, nos ha narrado las tres llamadas que recibe el coronel de los Cobos, interesándose por la situación del informe que realiza la Policía Judicial por encargo del Juzgado número 51 de Madrid.

La primera llamada es del general Berrocal, superior inmediato del coronel de los Cobos. En ella le interroga sobre el citado informe, a lo que el coronel responde que desconoce su contenido.

La segunda llamada procede un alto cargo de la Guardia Civil. Le apremia a que le informe sobre el contenido de las diligencias que lleva a cabo la unidad de Policía Judicial adscrita a su comandancia. El coronel de Los Cobos se mantiene firme y le replica al superior que tiene instrucciones de la juez del Juzgado 51 de Madrid de mantener en secreto las diligencias que se llevan a cabo. En la conversación, de los Cobos es advertido de que el Gobierno está interesado en conocer el alcance del informe.

La tercera y última llamada procede de la directora general de la Guardia Civil, la exdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, «La desaparecida». En esta conversación, según el periodista de Onda Cero, la señora Gámez informa al coronel de su cese por no «haber informado a sus superiores del contenido del informe». El coronel le replica que desconoce el contenido dado el carácter secreto de las actuaciones que lleva a cabo la unidad de Policía Judicial por orden del Juzgado 51 de Madrid. Gámez le advierte que tenía que haber articulado los mecanismos necesarios para que el Gobierno conociera el contenido del informe. Y añadió: «Esto es una investigación delicada para el Gobierno y tenemos que conocer lo que ocurre».

Hasta aquí las informaciones relatadas en Onda Cero por Carlos Alsina.

De ser ciertas dichas afirmaciones, estaríamos asistiendo presuntamente a una clara injerencia del poder Ejecutivo en el Judicial. Se podrían haber cometido presuntamente los delitos de prevaricación, coacciones, revelación de secretos y obstrucción a la Justicia previstos en el Código Penal.

El coronel Enrique de Vivero Fernández, autor del artículo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recordemos que estas investigaciones las lleva a cabo el Juzgado 51 de Madrid para esclarecer los hechos del 8M. Tendremos que pensar que las diligencias llevadas a cabo pueden tener material muy sensible para este Gobierno, y en particular para el ministro del Interior, y que presuntamente se cometió algún delito.

Hoy mismo ha trascendido que la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que investiga si hubo o no prevaricación al permitirse esta manifestación feminista, ha citado en calidad de investigado al delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, que dio luz verde a la celebración de esta protesta masiva el día 8 de marzo.

La titular del Juzgado 51 de Madrid ya ha recibido los datos de la investigación llevada a cabo por la unidad de Policía Judicial adscrita a la Comandancia de la Guardia Civil que mandaba el coronel de los Cobos.

Según datos recabados por Alerta Digital sobre el contenido del informe, el Ejecutivo, el delegado del Gobierno en Madrid y Fernando Simón, como responsable del CCAES, habrían tenido presuntamente conocimiento antes del 8M de los motivos que desaconsejaban la celebración de la magna concentración programada para el día de la mujer en Madrid.

En el citado informe se alude a la negativa que se le dio a la FADE (Federación de la Asamblea de Dios en España) a su solicitud para celebrar los días 19, 20 y 21 de marzo el IX Congreso Mundial de Asambleas de Dios, denominado UNLIMITED 2020.

Marlaska y de los Cobos

 

 

Según datos que obrarían en el informe, los representantes de esta congregación religiosa mantuvieron reuniones los días 5 y 6 de marzo con el ministro Illa, el doctor Simón y el secretario general de Sanidad. En dichas reuniones, presuntamente, el ministro Illa y Fernando Simón dijeron que se desaconsejaba la celebración del Congreso solicitado debido a la a la gravedad de la situación de la pandemia del COVID.

El doctor Fernando Simón les habría explicado la grave crisis sanitaria que atravesaba España, con 27 fallecimientos conocidos hasta aquel momento, y dado que en ese Congreso se podían reunir hasta 8.000 personas, según su estimación, se debía proceder a su suspensión.

Lo extraño de las resoluciones de la Delegación del Gobierno en Madrid es que conociendo estos datos sobre la pandemia y la negativa a celebrar el Congreso UNLIMITED 2020, se permitiese al mismo tiempo que se celebrara la manifestación del 8M, a la que estaba previsto que acudiesen hasta un millón de personas en Madrid.

Irene Montero en la cabecera de la manifestación del 8-M.

 

 

 

 

Los datos del informe presentado por la Policía Judicial, presuntamente pueden tener la clave de por qué se permitió celebrar el 8M, que posteriormente fue el multiplicador de la pandemia y la causa de innumerables decesos en Madrid.

Los investigadores de la unidad de Policía Judicial han debido efectuar una labor extraordinaria, bajo presión y probablemente con presuntas coacciones desde las altas esferas del Ministerio del Interior.

La prueba de todo ello se ha revelado a través de las palabras de Carlos Alsina. De lo manifestado en Onda Cero se podrían deducir presuntas prácticas coactivas hacia el coronel Pérez de los Cobos.

La juez Carmen Rodriguez Medel, a cuyo cargo están estas investigaciones, ya le ha hecho saber al Ministerio que no permitirá injerencias en su investigación.

Asistimos nuevamente a este sainete al que nos tiene ya acostumbrados este Gobierno, con engaños y mentiras. La última ha sido modificar el sistema de recuento de fallecidos, con lo que salen de las listas de decesos 2000 personas. Es decir, que el poder logra resucitar a 2.000 personas de una tacada. Esto parecería una broma si no estuviéramos hablando de una tragedia y un engaño. Lo único que persigue este gobierno es disminuir las listas de fallecidos por COVID, modificando el sistema de recuento.

Estamos asistiendo a la voladura del Estado de Derecho, no existe separación de poderes, el ejecutivo quiere intervenir y conocer las investigaciones que llevan a cabo los jueces.

 

 

El teniente general DAO de la Guardia Civil ha presentado su dimisión al ministro del Interior por la forma en que se ha llevado a cabo la destitución de su subordinado. Asistimos en estos momentos a una separación total entre la estructura política del Ministerio del Interior y la Guardia Civil.

El Gobierno está poniendo a prueba la democracia del 78, con sus injerencias de corte totalitario en el poder judicial. Es una tragedia asistir a la descomposición de nuestro Estado de Derecho solo para que Pedro Sánchez pueda mantenerse en la Moncloa, aunque sea con los apoyos de separatistas, de los herederos de los terroristas y de los que aspiran a convertir España en Venezuela.

 

*Enrique de Vivero fue coronel jefe del Tercio Gran Capitán I de La Legión, con base en Melilla. 


Comparta este artículo.
Continue Reading

España

Illa y Simón, a una Iglesia TRES DIAS antes del 8-M: «De ninguna manera podéis celebrar congresos, estamos en pandemia»

Published

on

Comparta este artículo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, prohibió a la Iglesia Evangélica la celebración de cualquier tipo de evento multitudinario a través de una reunión el pasado 5 de marzo. Tres días antes de que el Gobierno de Pedro Sánchez autorizase y promoviese las manifestaciones del 8 de marzo.

 

Así lo ha revelado el diario El Mundo tras acceder al documento de la Guardia Civil que ha provocado un auténtico cisma entre el cuerpo y el Ejecutivo central. Según informa la citada cabecera, el 5 de marzo se produjo una reunión que contó con la participación del titular de Sanidad, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón; el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco; y dos representantes de las iglesias evangélicas.

Loading...

Según la reconstrucción efectuada por los agentes en el citado documento, “Simón les explicó la situación de grave crisis sanitaria que atravesaba España y Europa, exponiendo los mayores riesgos que tenía la Iglesia Evangélica, debido a la movilidad de las personas y a las concentraciones a las que asistían”.

En esta reunión los representantes de la Iglesia Evangélica propusieron la celebración en la Caja Mágica de Madrid del Congreso Unlimited 2020 “para el que se preveían la asistencia de 8.000 personas”. Una propuesta que fue rechazada debido a la situación epidemiológica por lo que se les emplazó a una reunión al día siguiente.

En este segundo encuentro el director del CCAES reiteró su rechazo alegando como dato “ya en ese momento se conocían 22 casos de contagios en España”, procediendo según se recoge en el atestado “la grave situación sanitaria ofreciendo datos concretos de contagios y haciendo constar que se trataba de una pandemia a escala internacional”.

En este marco cronológico cabe recordar que el 7 de marzo Simón, preguntado sobre si permitiría que su hijo asistiese a la manifestación del 8M, este respondía que “le diré que ha haga lo que quiera”, aunque más tarde confesó la suspensión de la maratón de Barcelona “por suponer un riesgo real en relación con el coronavirus”.

De esta forma el informe de la Guardia Civil concluye que “las recomendaciones imperativas llevadas a cabo sobre el colectivo evangélico y el nivel directivo de los responsables sanitarios que asisten a las reuniones indica sin lugar a dudas la preocupación de éstos frente a la pandemia y su interés real en velar por la salud pública”.

Una decisión sobre la que el mismo documento señala que “confronta con la celebración, incluso en fechas posteriores en que el número de contagios acreditados era superior, de otra serie de eventos multitudinarios, tales como reuniones/manifestaciones que llegaron a congregar un número de personas muy superior al previsto para el Congreso Unlimited”.

En este sentido los agentes recuerdan que la celebración propuesta por la Iglesia Evangélica preveía un aforo de 8.000 personas mientras que la manifestación del 8M en Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer acogería a más de un millón de asistentes.

Este atestado, junto con el avance del informe forense en el que se manifiesta que la celebración del 8M en Madrid fue un “seguro” foco de contagio, la titular del Juzgado de Instrucción Número de 51 de la capital, Carmen Rodríguez-Medel (investiga las posibles consecuencias penales de la convocatoria de la manifestación en pleno periodo de propagación de la Covid-19), ha citado como imputado a José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid el próximo 5 de junio.

El pasado 25 de mayo Fernando Simón declaraba en rueda de prensa sobre el posible impacto del 8M en la propagación del virus, expresaba que “si ha tenido algún impacto sobre la evolución de la epidemia ha sido muy marginal”, insistiendo en que “muchos eventos”, y otro tipo de aglomeraciones celebradas en ese periodo en todo el país “pudieron significar lo mismo”.


Comparta este artículo.
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: