El exdirigente de Podemos en Pontevedra, Marcos Fontán, ha sido detenido en las últimas horas después de denunciar un robo en su casa. Entre los objetos desaparecidos, Fontán habría mencionado, supuestamente, que le faltaban cuatro kilos de cogollos de marihuana, según revelan fuentes policiales a ABC. Asimismo, en un principio el excargo de la formación morada habria declarado que eran para “uso terapéutico”: «Hacemos aceites, infusiones, para frotar en el lumbago, son complementos terapéuticos para enfermos oncológicos y otras enfermedades degenerativas. El gran problema -según publica La Voz de Galicia– es que ahora ya no se puede ayudar a toda esa gente que necesita esta ayuda para llevar mejor sus enfermedades, algunas en fase terminal». Y Fontán está preocupado -no por el robo en sí- sino por no saber si podrá mantener su actividad de ayuda a enfermos. Esto es bello e instructivo.

Además de los cuatro kilos en cogollos -limpios de hojas y ramas y listos para consumo o tráfico- el autor o autores del robo sustrajeron más plantas -de las que Fontán no ha especificado su uso-, aún en fase de crecimiento.

Loading...

Cada kilo de marihuana en Galicia tiene un valor medio de 2.000 euros en el mercado negro, es decir, Fontán poseía marihuana por valor de 8.000 euros en el mercado negro.

El exlíder de Podemos en Pontevedra, que ya está en libertad, aunque continúa siendo investigado, niega los hechos.

España sufre un grave problema de seguridad ciudadana. Ya roban hasta la marihuana a los honrados dirigentes podemitas. ¡Qué vergüenza!