Connect with us

Sociedad

La plaga de la solidaridad

Published

on

Voluntarios de la progre Caritas haciendo campaña en favor de de la diversidad y la gratuidad de las ayudas.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

BD.- Vivimos inmersos en la representación continua de una formidable farsa que se ha dado en llamar “la Cultura de la Solidaridad” (así con mayúsculas). Esta ridícula comedia, que mortifica cualquier inteligencia medianamente exigente y ofende sin miramientos todo estómago normalmente constituido, consiste en loar polifónicamente sobre todos los tonos y registros la buena nueva de la fraternidad multicolor que ha de prohijar la era del amor eterno. “¡Hermanos, formenos una cadena y cantemos todos juntos: “¡We are the world, we are the childrens!” La verdadera solidaridad no puede ser esta indigna bufonada. Rechazamos sin contemplaciones esta bazofía. Cadena, que corra el agua.

La solidaridad es una actitud moral que distingue a las personas decentes, es un sentimiento superior que enaltece al que lo profesa y ennoblece al que se ha hecho merecedor de él. No es una simple demostración superficial o convencional de simpatía, es identificación activa con un igual: la solidaridad no tiene sentido de ser con los diferentes, con los “otros”. Eso es un contrasentido, un error, un imposible, o entonces estamos confundiendo la solidaridad con la compasión, la caridad, la misericordia, la piedad que toda criatura viviente, incluso la más vil, tiene derecho a reclamar. La solidaridad sólo puede darse entre miembros de una misma especie, entre componentes de una misma familia, entre las partes de un mismo todo, entre grupos afines, entre seres que profesan una comunión de intereses, se reconocen una unidad de espíritu y participan de unos valores comunes.

La solidaridad no es esa estúpida y aberrante moda de amar y ensalzar incondicional e irreflexivamente todo lo sucio y hediondo, todo lo deforme y ofensivo, todo lo ajeno y diferente, todo lo malo y lo peor que camina o se arrastra sobre la superficie de la tierra, biblia actual de una sociedad narcotizada de propaganda alienante y ebria de eslóganes huecos que se cree (que le han hecho creer) que la solidaridad es adorar sin freno ni medida las infinitas miserias y las repulsivas lacras del Tercer Mundo y sus comarcas vecinas y a colmar de atenciones a los extraños al tiempo que se impone ignorar a los hermanos. Ya decía Rousseau: “Desconfíen de esos filántropos que van a buscar lejos de su país o de sus compatriotas unos deberes que desdeñan cumplir en casa. Tal filósofo ama a los tártaros para estar dispensado de amar a sus vecinos”.

La solidaridad significa coincidencia y afinidad con aquél a quien va dirigida. No se puede ser solidario con el enemigo, el adversario, el extraño, el ajeno, o con un exponente de degradación sin cubrirse asi mismo de oprobio ni ensuciarse con la mancha indeleble de la infamía. Un acto de esa naturaleza entrañaría abdicar de la propia estatura como consecuencia de un impulso indigno y un gesto equivocado. Toda vez que los valores son expresiones del espiritu, si los valores se corrompen es porque el espíritu está corrompido. Este es el verdadero sentido de la solidaridad actualmente en boga: una perversión espiritual, una aberración moral.

Esta equivocada solidaridad es el síntoma de una profunda tara intelectual, la expresión inequívoca de un desequilibrio mental severo, la manifestación de una quiebra interior, de un extravío sin remedio, de una renuncia sin excusa, de una debilidad sin perdón, de una traición sin redención, de una capitulación sin honor.

La vocinglera moda de la presente solidaridad mediatizada en un derroche indecoroso de exhibicionismo farisaíco es, en la mejor de las eventualidades, una grosera impostura, y en todos los casos, un escándalo para la inteligencia humana, una afrenta al sentido común, una humillación para todo sentimiento elevado. Que esa encumbrada solidaridad sea celebrada como un valor supremo por la cultura dominante, seca, estéril e inhumana, habla a las claras de lo hundida y desorientada que está esta sociedad, aquejada de una devastadora subversión de los valores y ayuna de todo ideal verdadero, y volcada toda ella a una empresa de autosabotaje que es la prueba definitiva de la confusión en la que se halla. Tirar piedras a su propio tejado es la etapa última de la cretinidad, la firma auténtificada del desvario.

La mejor demostración de la falsedad de esta cacareada solidaridad es que pocas veces como hoy en España se había vivido una realidad tan huérfana de genuino hermanamiento entre compatriotas, un clima tan enrarecido de enfrentamiento entre hijos de un mismo suelo e historia, una alarmante y áspera desunión en medio de contínuas llamadas al odio entre españoles (de aquellos que quieren dejar de serlo contra los que pretenden seguir siéndolo), habiendo llegado a un grado tal de indiferencia e insolidaridad, cuando no de abierta hostilidad entre españoles de toda clase y condición, que vuelve risible y despreciable toda pretensión y exhibición de “buenas intenciones”, “amor al prójimo” y filantropía gaseosa: un festival de hipocresía travestida de ideales superiores, que es una de las peores plagas de nuestro tiempo.

Mientras la patria común amenaza ruina y nuestra casa se tambalea sobre sus cimientos corroidos por el veneno de la sedición, fuera arrecia con alegre inconciencia e insultante descaro la ruidosa cantinela de la solidaridad, el canto de todo lo extraño, la alabanza de todo lo enemigo, la exaltación del mal que nos aqueja y que nos habrá de llevar a la catástrofe.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
2 x COMMENTS

Sociedad

La Comunidad de Madrid invertirá 24 millones de euros en 120 plazas para “menas”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los menores inmigrantes no acompañados («menas») verán consolidadas las 120 plazas creadas en Madrid para alojarse, según un acuerdo del Consejo de Gobierno que supondrá una inversión de 24 millones de euros. La medida, promovida por la consejería de Políticas Sociales, Familias y Natalidad que dirige Alberto Reyero, fija además las condiciones a las que deberán ajustarse los contratos de servicio de acogimiento residencial de estos menores.

El problema de llegada de menores inmigrantes solos a Madrid se disparó meses atrás, cuando la red pública con que cuenta la Comunidad de Madrid se vio desbordada por el número de menores que recalaron en la región en poco tiempo. Ahora, se establece un acuerdo marco con las condiciones para la prestación del servicio de residencia para estos chicos, y se consolidan -dotándolas presupuestariamente- las 120 plazas creadas, lo que supone una inversión de 24 millones de euros.

Estas plazas podrán incrementarse en un 20 por ciento, hasta llegar a las 144, si fuera necesario, explican fuentes de la Comunidad de Madrid.

Además, el consejo también ha informado de la contratación del servicio de acogimiento residencial temporal para 26 de estos «menas» con necesidad de atención especial. Son casos en los que, debido a la situación de especial vulnerabilidad de estos meneres, se requiere de una atención intensiva por sus dificultades de adaptación, culturales y sociales, y también por el problema de consumo de sustancias tóxicas.

(ABC)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

Cazan a la alcadesa de Cartagena de fiesta durante la crisis de la gota fría

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

No es la primera vez que la noche le juega una mala pasada a un representante público, pero esta vez la gravedad del asunto ha sido trascendental. Y es que un vídeo podría llegar a ser la tumba política de Ana Belén Castejón, la alcaldesa de Cartagena. En la instantánea que ilustra el artículo, que se ha propagado por las redes rápidamente, se puede observar a la regidora bailando en un bar de copas de Cabo de Palos en la madrugada del domingo mientras sus vecinos estaban sufriendo las terribles consecuencias de la gota fría que ha azotado especialmente a Murcia y Alicante.

La alcaldesa fue reconocida por un cliente que se encontraba en el mismo establecimiento y que decidió grabarla para mostrar a la sociedad cartagenera dónde estaba mientras la población se enfrentaba a un temporal que ha asolado parte de la región. De hecho, Castejón ha reconocido a «La Verdad» que acompañó «durante hora y media» a su concejal de Cultura, David Martínez, que el sábado noche celebraba una feista de cumpleaños y su despedida de soltero. Además, se ha defendido alegando que estuvo «en la calle» hasta las doce y media, después de dos días «sin dormir» y que cumplió su responsabilidad con los vecinos.

Esta no ha sido la única polémica que ha surgido durante la gota fría, de hecho, la última tuvo consecuencias políticas. Tantas que el director de Emergencias de Murcia fue cesado por ir al teatro mientras azotaba el temporal, provocando grandes inundaciones.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

La Comunidad de Madrid multa con 20.000 euros a una «coach» que ofrecía terapias para curar homosexuales

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Comunidad de Madrid ha multado con 20.001 euros a E. L., la “coach” que fue denunciada por vulnerar la Ley contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad al ofrecer a través de Internet terapias para la curación de la homosexualidad.

Lo ha anunciado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se ha celebrado en la Real Casa de Correos. «Demuestra que este Ejecutivo no va a dar un paso atrás en materia LGTBI y derechos civiles», ha defendido.En 2016 la asociación Arcópoli presentó ante la Consejería de Políticas Sociales un escrito por medio del que denunciaba esta presunta infracción administrativa. A raíz de ello, la Secretaría General Técnica de la Consejería de Políticas Sociales acordó abrir un periodo de información previa de carácter reservado, con el fin de conocer las circunstancias del caso concreto.

La “coach” denunciada ofrecía varias técnicas, desde libros hasta terapia, «de cambio para personas que viven una homosexualidad no deseada que les hace vivir infelices e insatisfechos». La página, ya inactiva, incluía en su día testimonios de personas que se habían beneficiados de la terapia de la supuesta profesional, que los miembros de Arcópoli consideró «irresponsables testimonios no comprobables».Durante este proceso, en enero de 2017, tuvo entrada en el Registro una nueva denuncia, formulada por dos particulares, que hacían también alusión a un posible delito por realización de terapias.En marzo de este año, la Secretaría General Técnica resolvió que los hechos denunciados podrían constituir una infracción administrativa «muy grave», según recoge el artículo 70.4 de la normativa que recoge que las multas podrían oscilar entre 20.000 y 45.000 euros. Un mes después el Consejo de Gobierno inició el procedimiento sancionador.

Desde la entrada en vigor de la ley, esta es la primera vez que se interpone una multa de esta cantidad.
Hasta el momento, el resto de procedimientos han derivado en 18 sanciones por infracciones leves con multas que oscilan entre los 200 y los 1.800 euros.Asociaciones LGTBI y Kifkif se han mostrado satisfechas tras la sanción, pionera en España. Arcópoli ha señalado que durante estos tres años les han ido llegando casos de anuncios que presuntamente realizaba esta «coach» para ofrecer servicios en la red social Grindr e incluso que cambiaba de lugar de residencia a Toledo, donde no hay una ley de estas características. Muchas personas se pusieron en contacto con la asociación indignadas de estos anuncios que ofrecían los servicios de Elena Lorenzo.

En abril de 2019 la Comunidad de Madrid inició el expediente sancionador contra Elena Lorenzo y hoy el vicepresidente regional Ignacio Aguado ha anunciado la multa de 20.001 euros. «Pese a ser la mínima cantidad para las sanciones muy graves, es una sanción histórica y pionera ya que nunca antes en España se había interpuesto una multa por las terapias de curación a las personas LGTB», ha señalado Arcópoli.El director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, Rubén López, considera que estas terapias de curación «son una práctica aberrante que pueden ser consideradas torturas psicológicas y que pueden llegar a inducir al suicidio a las personas que asisten con la esperanza de ‘volverse heteros’». «Son impropias del siglo XXI en España y es vergonzante que partidos políticos como Vox estén a favor de que existan», ha dicho.

En la actualidad, Arcópoli tiene presentadas otras dos denuncias por terapias de curación, al Obispado de Alcalá y a la web http://www.esposiblelaesperanza.com. Si tienes conocimiento de alguien que haya asistido a terapias o que pueda proporcionarnos datos sobre estas terapias, no dudes en contactar con Arcópoli.KIFKIF: «UN HITO HISTÓRICO»Por otra parte, la asociación Kifkif ha celebrado también este martes que el Gobierno de la Comunidad de Madrid haya impuesto la primera sanción por infracción muy grave contemplada en la Ley de protección LGTBI. «Es la primera de este tipo en toda España, todo un hito histórico de la igualdad social de nuestro colectivo», han señalado.

En este sentido, la asociación recuerda que la homosexualidad «no es un trastorno psicológico, por lo que no está justificada una intervención de tipo psicológico», además de que «no existe evidencia científica que avale que se pueda cambiar de orientación sexual». Por contra, los expertos aconsejan no ayudar a cambiar la orientación sexual, sino «apoyarle para que logre aceptar y desarrollar su sexualidad».En esta línea, para Kifkif «este tipo de terapias son otra forma de fomentar LGTBIfobia, más indirecta y sutil, en la que se refugia un sector ultraconservador que se niega a aceptar la diversidad, y que denuncia un pretendido ‘estilo de vida gay’ que provoca presunta infelicidad. Pero tras esta máscara de compasión se oculta el mismo odio de siempre contra los homosexuales».

La organización muestra igualmente su satisfacción de que se empiecen a aplicar las leyes LGTBI en la región, «cuya demora deja desprotegidas a todas las personas del colectivo frente a delitos como los hoy multados».

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: