Connect with us

Sociedad

La preocupación de los españoles por la inmigración se dispara cuatro puntos en el CIS

Published

on

El debate sobre la inmigración que se vivió en la campaña de las elecciones andaluzas, celebradas el pasado mes de diciembre, se ha trasladado al conjunto de la ciudadanía hasta el punto de situarse esta como la sexta preocupación de los españoles, con cuatro puntos más de lo marcado en el barómetro de noviembre.

En concreto, el 12,5 por ciento de los españoles considera que la inmigración es uno de los tres principales problemas que afronta España, por el 8,9 por ciento que lo veía de esta manera el pasado noviembre. Este repunte coincide con la irrupción de Vox en el Parlamento de Andalucía, en el que obtuvo doce diputados con un marcado discurso contra la inmigración ilegal, hasta el punto de recoger en su programa electoral propuestas como la construcción de un muro en Ceuta y Melilla.

En el ámbito nacional, el debate en torno a esta cuestión se enconó tras la decisión de Pedro Sánchez de acoger el buque Aquarius el pasado junio, diez días después de asumir su cargo de presidente del Gobierno, cuando más de 600 inmigrantes se hallaban frente a costas libias a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro.

El movimiento de Sánchez fue captado por la oposición como una maniobra de propaganda política, y tanto el PP como Ciudadanos lo acusaron de actuar sin «responsabilidad» y promover un «efecto llamada».

El paro repite

La inmigración solo se sitúa en nivel de importancia para los españoles por debajo del paro, que repite como máxima alarma social —el 59,2% marcaron el desmpleo entre sus mayores inquietudes—, los políticos (29,8%), la corrupción (24,7%), la calidad del empleo (22,6%) y la sanidad (12,9%).

El 3,1 por ciento de los encuestados creen que la inmigración es el primer problema del país, el 5,6 la rebajan a la segunda posición y el 3,8, a la tercera. Si bien es cierto que solo el 4,8 por ciento de los participantes en el barómetro del mes de diciembre admiten que les afecta directamente a ellos.

Es significativa también la sensación que cunde entre los españoles de que la inmigración debe ser una cuestión prioritaria en el Parlamento Europeo. El 36,4 por ciento de los encuestados apunta a la Unión Europea para resolver las crisis migratorias, un porcentaje solo superado, nuevamente, por el desempleo, ante el que el 63,7 por ciento mantiene que las instituciones europeas deberían velar por paliarlo.

Después de dos meses consecutivos en los que descendía la preocupación por la llegada de inmigrantes a las costas españolas, el escenario andaluz ha provocado un nuevo repunte, aunque está lejos del experimentado en julio y agosto, los dos meses posteriores a la formación del Gobierno socialista salido de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

En el barómetro publicado en junio sobre los datos recopilados en mayo, el CIS solo reflejaba un 3,5 por ciento de españoles que apuntaban la inmigración como uno de los principales problemas. En julio, tras la acogida del Aquarius, esta aumentó casi ocho puntos hasta el 11,1 por ciento; y en agosto, se situó en el pico más alto de todo el 2018 con un 15,6 por ciento de españoles que veían la inmigración con recelo.

 

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deja un comentario

Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: