Connect with us

Cara a Cara

Mikael Jalving, historiador danés: “El marxismo cultural más virulento ha convertido a Suecia en un laboratorio de experimentación social”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El periodista, historiador y escritor danés Mikael Jalving ha colaborado en diferentes medios de comunicación nórdicos, ha sido el responsable durante años de uno de los blogs políticos más leídos en su país y se define a sí mismo como un ciudadano “nacional-liberal y conservador social”.

En 2011, publicó el libro que le ha ha hecho más conocido, también más alabado y más odiado, bajo el título de “Absolut Sverige: En rejse i tavshedens rige”. Se trata de una crónica-ensayo en el que Jalving despliega toda su capacidad de observación y análisis para realizar un amplio recorrido por la realidad política, social y cultural de la Suecia actual, “un país que la socialdemocracia y la corrección política han convertido en una cruel distopía”. De esta situación tan desconocida como dramática, y de la constatación cierta de que Suecia se ha convertido en el gran experimento social a nivel mundial del marxismo cultural, Mikael Jalving ha hablado en exclusiva con la revista Naves en Llamas. Estos son algunos extractos de la conversación.

Según su experiencia, ¿la antigua utopía sueca se está convirtiendo en una pesadilla?

Me gusta definir a Suecia como un gran experimento político hecho realidad. No se trata de una historia de ciencia ficción sino de un fenómeno comprobable que se puede rastrear a lo largo de la reciente historia. La que era la nación étnica y culturalmente más homogénea de toda Europa, ahora es algo completamente diferente debido a la inmigración y la desregulación de la entrada de extranjeros. Además, esta situación se verá agravada en el futuro por el desarrollo demográfico. Independientemente de cómo se juzgue ideológicamente esta realidad que se ha producido a lo largo de la última generación, hay que reconocer la naturaleza dramática de la misma. Nunca antes, a lo largo de su historia, Suecia había sido lo que hoy es: un gran zoo humano multicultural.

La corrección política y la ideología de género … ¿están matando la libertad en Suecia y por extensión en Europa Occidental?

En Suecia puedes vivir una vida libre, sana y próspera trabajando y criando a tus hijos. Pero si te involucras en política, incluso en niveles menores, tienes que prestar atención a lo que dices y haces. Esta regla de oro se aplica también a la vida social, a los entornos de trabajo, a los ámbitos colectivos. Suecia no tiene una tradición de pluralismo político. Durante décadas, la socialdemocracia, tanto a través del partido como de su presencia permanente en las instituciones, estableció el escenario de los correcto, no solo en el territorio política, sino también en los medios de comunicación, en la educación y en el entorno empresarial. Y desde la década de los noventa del pasado siglo, dos han sido los pilares sobre los que se ha levantado la corrección política actual: una política de inmigración liberal y una ideología de género radical.

Pero los vientos políticos están cambiando a medida que se acercan las próximas elecciones nacionales. La opinión pública está mostrando sus críticas y sus desacuerdos como nunca lo había hecho. Y no solo a través de sitios de Internet casi clandestinos sino también mediante blogs públicos, libros, nuevas publicaciones e, incluso, la aparición de “think tanks” críticos.

¿La inmigración es la religión de la nueva Suecia?

Ciertamente, la religión organizada y practicada, en forma de cristianismo protestante, ha ido perdiendo terreno en Suecia desde la Segunda Guerra Mundial. Y mientras tanto, el Islam ha llegado al país con sus mezquitas, sus clanes y sus organizaciones musulmanas. En ese sentido, Suecia refleja lo ocurrido también en la mayor parte de los países de Europa occidental. La particularidad sueca es que hay una especie de “religión política” que ha pasado al primer plano de la cultura dominante. Supongo que esto es un clásico sociológico: una vez que la religión oficial se debilita, hay un vacío espiritual. En Suecia, este vacío se ha llenado con los nuevos dogmas políticos de la inmigración, los derechos humanos y la fantasía de un mundo sin fronteras. En ese sentido, la inmigración, más que cualquier otra cosa, se ha convertido en la religión sustituta en lugar del protestantismo como tal. Lo temporal se volvió divino. La política se ha vuelto salvaje y vertical.

En su opinión, ¿Suecia es un laboratorio de experimentos sociales derivado del marxismo cultural?

Podría decirse así, aunque a menudo no veo claro qué es el marxismo cultural. Si el concepto se refiere a una revuelta más o menos coherente contra la tradición nacional, cristiana y democrática de Europa occidental, considero que la descripción es justa. A los marxistas culturales simplemente no les gusta la Europa de ayer y no ven razón para cultivarla o reformarla. Ellos luchan por mucho más. Quieren reemplazarlo todo por algo nuevo, quieren una ‘Neuropa’, podríamos llamarlo. Lo que siempre hemos sido es ‘burgués, intolerante y capitalista’. Lo que fueron nuestros padres, lo detestan aún más. Y de este profundo resentimiento, el marxismo cultural más virulento ha logrado convertir a Suecia en algo nuevo. Es un gran laboratorio. Si quieres estudiar el futuro de Europa occidental, estudia Suecia.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cara a Cara

VIDEO PROHIBIDO por VOX Barcelona: Aparecen los testigos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

En un alarde de valentía, nuestra compañera Carlota Sales publica una entrevista exclusiva con la primera persona que AFIRMA haber estado presente en las declaraciones del domingo pasado de Ignacio Garriga.

Resulta que el reparto principal de la ópera bufa de VOX BARCELONA ha enloquecido y, en un alarde de valentía -nadie lo esperaba- se han empecinado en resistir las órdenes de dimisión de Madrid.

Tal cual.

Doña Lola, amorrada a una botella de Veterano, sostenida por la indecisión de un joven pero torpe Ignacio Garriga -nos hemos enterado que es amigo de la familia de “La Lola” de toda la vida- y de la mano de la inefable Patri la de Sabadell, Amador y su Santa, y el resto de la troupe están intentando llegar al final del curso escolar para intentar marcharse al sur -algunos dicen que a Andalucia, y otros fijan su domicilio allá por Casablanca- más que nada, como excusa y artificio para representar un intento de mantener la cabeza “bien alta”.

A estas alturas, nada menos.

En fin. Como los militantes de VOX en Cataluña ya no aguantan más toreos, y han dicho que las banderillas de fuego se las ponga “Patri la Chivata” han comenzado a llegar a esta redacción espontáneos testimonios que quieren dejar muy claro -negro sobre blanco- y dar testimonio de que lo publicado por ALERTA NACIONAL es cierto y verdad; que Ignacio Garriga declaró ante varias decenas de militantes que había órdenes directísimas de Madrid de (citamos textualmente) “Limpiar con Zotal” la cúpula de Barcelona.

Y para que quede constancia, con nombre y apellidos, es hoy la primera -pero no será la última- en dar fe de verdad a lo anterior Doña Ana Morón Echeverría, militante de VOX, quien estuvo presente en el Club Empel y escuchó a D. Ignacio Garriga pronunciar las palabras que hemos reproducido.

Y para que así conste, rescatamos de la hemeroteca una entrevista que la intrépida reportera Carlota Sales la realizó hace algunas semanas en medio de un ataque de los CDR con piedras a la Carpa de VOX.

Aquí tienen su vídeo, su testimonio… y su opinión acerca de los “mandos” de VOX BARCELONA. No se lo pierdan.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cara a Cara

(VÍDEO) Entrevista exclusiva a Norberto Pico, Jefe Nacional de Falange Española de las JONS

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Nos enorgullecemos en ofrecer a nuestros lectores una entrevista en profundidad, clara y sin concesiones llevada a cabo por nuestra compañera Carlota Sales. En ella, el Jefe Nacional de FE de las JONS responde a todas las cuestiones que se le plantean, da su opinión sobre VOX, el juicio de los golpistas catalanes y el horizonte político español.

Pico se nos revela en esta entrevista como un verdadero líder con las ideas claras, los principios cabalmente establecidos e inamovibles y nos despeja muchas de las dudas que podríamos haber tenido. Un gran hombre y un gran falangista.

Españoles, gracias al esfuerzo de líderes como Pico, podemos decir que la Unión de los Patriotas, que se va desarrollando a través de la coalición ADÑ, está un poco más cerca.

Hay esperanza para España.

 

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cara a Cara

Fernando José Vaquero Oroquieta: “El navarrismo está tardando en reaccionar”

Published

on

Carteles y pancantas colocados por la izquierda abertzale en Pamplona con motivo de San Fermín Chiquito
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Raúl González Zorrilla.- La Tribuna del País Vasco se ha sumergido de lleno en la edición de libros impresos con la publicación del volumen “De Navarra a Nafarroa. La otra conquista”, un ensayo con el que Fernando José Vaquero Oroquieta, articulista habitual del periódico en su columna “Disidente por obligación”, trata de analizar el proceso político, social y cultural que ha llevado a la comunidad de Navarra, pilar de España tal y como hoy la conocemos, a situarse históricamente sobre la cuerda floja al sumergirse en un convulso y doloroso proceso de “panvasquismo, filoterrorismo y euskolaboracionismo”.

“De Navarra a Nafarroa. La otra conquista”, (pinche aquí para adquirir el libro) que solamente puede adquirirse en la web de La Tribuna del País Vasco o en Amazon, agrupa 45 ensayos que, a través de 229 páginas y a modo de catas específicas, diseccionan la realidad actual de Navarra, especialmente a través del análisis de determinados acontecimientos acaecidos en los últimos años, con algunas incursiones en la historia, la cultura, la sociología práctica, la espiritualidad… Una particular perspectiva de fuerte calado metapolítico.

¿“De Navarra a Nafarroa. La otra conquista” es un libro pesimista?

No del todo. Entiendo que mejor calificativo sería el de realista, pues no por adornar la realidad evitaremos sus consecuencias.

¿Cómo ve el futuro político de la comunidad navarra a corto plazo?

Ciertamente partimos de una situación muy difícil. El cuatripartito en el poder (Geroa Bai, EH Bildu, las dos facciones de Podemos e I-E) viene realizando una formidable labor de deconstrucción de la identidad navarra en clave panvasquista. Ya tenía mucho trabajo anticipado desde las instituciones, la iniciativa social, la calle y la inhibición de los gobiernos anteriores. En estos casi cuatro años, y sin complejos, ha acelerado los “tiempos” de la “construcción nacional vasca”. Pero la oposición navarrista, en las instituciones y en la vida pública, ha ido por detrás de los acontecimientos. Por el contrario, en la calle se han desarrollado iniciativas populares importantes, caso de dos grandes manifestaciones en Pamplona: una en defensa de los símbolos de Navarra y otra frente a la imposición lingüística. Así, han surgido nuevas entidades culturales, como son Doble 12, Azpilicueta Center, Sociedad Civil Navarra… La actividad en redes ha sido desbordante. Varios libros se han editado en respuesta a las políticas panvasquistas, caso de “Cuatripartito Kanpora” y “20 años de letxe y miel”. A nivel de presencia callejera, el colectivo Navarra Resiste ha realizado un trabajo extraordinario, mediante la colocación de miles de pegatinas, pintadas, la celebración de la Hispanidad con pancartas… Hay ganas de trabajar, de responder, de resistir y de tomar la iniciativa. Y los partidos no ofrecen cauces para todo ello.

¿Se reeditará, en su opinión, el cuatripartito?

No es imposible. Si bien Podemos saldrá muy “tocado” de su crisis interna, especialmente grave en Navarra, su voto recalará bien en el PSN- PSOE, bien en otros grupos de izquierda. De este modo, otro cuatripartito es posible; pero con el PSN-PSOE en lugar de EH Bildu.

¿No hay otras alternativas?

Fernando José Vaquero Oroquieta

Fernando José Vaquero Oroquieta

Dependerá de la matemática parlamentaria. A no pocos analistas del constitucionalismo navarro les encantaría una coalición entre UPN-PPN, Ciudadanos y el PSN-PSOE; pero, en principio, no salen las cuentas. Y dependerá en última instancia de los resultados nacionales de los socialistas y de sus directrices desde Madrid. Es más, Ciudadanos bien puede quedarse sin representación en el Parlamento navarro de nuevo. Y de momento, en coherencia con pronunciamientos anteriores de Cerdán, Chivite, etc., los socialistas navarros parecen vetar a UPN por su acuerdo con el PPN.

VOX, ¿puede jugar algún papel?

De entrada, el de recoger el voto descontento a la derecha de UPN y PPN, que lo hay. Pero, con todo, está por ver si consigue alguna representación institucional. De entrada, este bisoño partido mantiene un debate interno entre los centralistas “jacobinos”, por denominarlos de alguna manera, frente a los fueristas más pragmáticos, quienes parece imponerse, al menos de momento. En cualquier caso, tiene un espacio propio: ya cabalgando la “ola VOX nacional”, bien a resultas de los cambios sociológicos que sufre Navarra y que, ante el desconocimiento general de los Fueros, puede inducir a nuevos sectores de electores a votar sin miedo a un partido que no prioriza el fuerismo y sí la lucha contra la ideología de género, una posición intransigente frente a los ataques a la unidad de la nación española y un pragmatismo a nivel económico. En cualquier caso, su único juego posible sería en coalición con UPN-PPN y Ciudadanos. Es más, su concurrencia puede acarrear que unas decenas de miles de navarros se queden sin representación parlamentaria. Pero, por coherencia interna, deberían acudir a las elecciones. De este modo, cada espacio político colindante se retrataría, y a partir de esa foto, debieran ponerse a trabajar.

Entonces, ¿tenemos cuatripartido para rato?

Seguramente. El navarrismo está tardando en reaccionar. Ha habido algunos movimientos interesantes, ya los hemos mencionado, pero UPN ha demostrado que, pese a la voluntad de algunos de sus dirigentes de transformar su naturaleza de “partido de gobierno” a otra de presencia y acción militante sectorial, no lo han conseguido en absoluto. Y guste o no, cualquier alternativa al cuatripartito pasa por UPN.

En su libro parece desdeñarse la acción política frente al poder de las ideas. ¿Es correcta esta apreciación?

No exactamente. La política institucional es muy importante, pero sin presencia callejera, sin diálogo con la sociedad, sin impulsar el “combate de las ideas”, sin instrumentos apropiados para captar el voto joven…, es una batalla perdida de antemano. Más aún cuando el antagonista se sirve de cualquier medio y no tiene escrúpulo moral alguno. Y no me refiero únicamente a la persistencia de los efectos más perversos del terrorismo.

Antonio Gramsci, ¿goza de buena salud?

Mejor que nunca. Además, tenía razón: el cambio cultural antecede al cambio político. En realidad, la izquierda radical-progresista-nacionalista sigue sus propuestas estratégicas a pies juntillas desde los años 50 del pasado siglo. Y le ha ido muy bien: han modelado una “nueva mentalidad común” y pretenden eliminar cualquier vestigio “del pasado” en su control de la hegemonía. Por su parte, en el navarrismo empiezan, ahora, a descubrirlo. Y sus activistas culturales más aventajados parten de esas concepciones para analizar y plantear una batalla cultural a largo plazo. Por ello, los análisis de los partidos navarristas, que siempre se realizan a corto plazo en base a objetivos de cuota electoral, no sirven para comprender qué viene acaeciendo en la sociedad navarra desde hace décadas.

Los dos ensayos más extensos del libro corresponden al carlismo y a la ideología de género. ¿Por qué?

Con la extinción del carlismo, Navarra sufre, paralelamente, su transformación más radical de los últimos siglos a nivel de estructuras sociales y mentales. La ideología de género, por su parte, convierte a Navarra en laboratorio privilegiado y aventajado de la globalización. En tal sentido, no es un libro sólo para navarros: se habla de problemas comunes a toda España.

Y el nacionalismo vasco, ¿qué pinta en todo ello?

Algo que no acaece en todas las regiones españolas: viene edificando una contrasociedad alternativa, en clave identitaria, que sintetiza, en expresiones comunitaristas, los vectores operativos de la globalización: ultrafeminismo, nuevos derechos sociales, ecologismo radical, animalismo… Y con mucho empeño y atractivo.

Tratándose de Navarra es inevitable plantearlo: ¿qué pasa con los Fueros?

Señalemos, en primer lugar, que son los grandes desconocidos… en nuestra propia tierra. Casi todo el mundo habla de ellos, se apasionan, se encienden por la causa…, pero arañas la superficie y muy pocas personas conocen su historia y operativa. Por otra parte, desde el actual Gobierno, mediante los cambios propuestos para el Fuero Nuevo, se están desnaturalizando, al fracturarse su “adaptación” de la experiencia y perspectiva cristiana de los antecesores que los forjaron. Además, se tiende a reducirlos al Convenio; es decir, a una mera técnica contable. Por último, su estudio ya no cuenta con el privilegiado elenco de expertos que contó en décadas pasadas. Los Fueros, en resumen, están en una encrucijada muy delicada, acaso terminal. En Diálogos en Pamplona le dedicaremos al tema varias sesiones más. Cómo síntoma señalaré que cualquier otra temática genera, en nuestros modesto encuentros, más interés… y asistencia.

¿Algún nuevo libro en el horizonte?

Tengo ya materiales e ideas para un par de ellos; pero la vida manda y se imponen otras obligaciones. Además, me gustaría, con otros amigos, impulsar un buen libro recopilatorio de artículos de nuestro amigo prematuramente desaparecido Pascual Tamburri. Se acumulan proyectos, uno es consciente de sus muchos límites, y no dejo de ser un ‘outsider’ de la producción cultural. De modo que los políticos no hacen nada por entendernos a quienes nos movemos en otros parámetros, y los “agentes culturales” de lo políticamente correcto se han constituido en cerrada secta en connivencia con los medios de comunicación; verdaderos oráculos de lo que hay que pensar y decir. Por ello, el título de mi modesta columna sigue vigente: ‘Disidente. . . por obligación’. Y es que pensar e ir por libre tiene su coste, pero con la inmensa satisfacción de sentirse libre.

PINCHE AQUÍ PARA ADQUIRIR EL LIBRO “DE NAVARRA A NAFARROA. LA OTRA CONQUISTA”


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

¡SUSCRÍBASE GRATIS A NUESTRA NEWSLETTER!

Reciba cómodamente en su correo electrónico, todas las mañanas, la primera edición de ALERTA NACIONAL. ¡Esté informado de todo antes que nadie!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish