Connect with us

USA

Miles de americanos en favor de las armas protestan en Virginia

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Miles de defensores de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, la que habilita a la población a portar armas, se han manifestado en Richmond, capital de Virginia, bajo el lema «las armas salvan vidas» para protestar contra una iniciativa para el control de armas en el estado de Virginia. Los participantes exhibían abiertamente fusiles automáticos e iban ataviados con cascos e indumentaria de camuflaje en un acto que ha transcurrido de forma pacífica. En un momento de la concentración los participantes han recitado al unísono la Segunda Enmienda de la Constitución y de inmediato se ha podido escuchar la consigna «no cumpliremos» en referencia a la legislación de control de armas que tramita el Congreso de Virginia. También se han podido ver numerosas banderas de Estados Unidos, de la Confederación y la bandera de Gadsden.

El acto ha sido convocado por la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia, cuyo presidente, Philip Van Cleave, ha acusado a los demócratas de agitar el miedo a posibles incidentes durante la concentración. «Es como si quisieran que pasara algo. Es una locura», ha indicado en declaraciones a la cadena Fox News. Las autoridades han desplegado un importante dispositivo de seguridad con barreras metálicas y detectores de metales para cumplir con la norma que prohíbe la tenencia de armas en la zona del Capitolio de Virginia. Muchos otros han preferido quedarse fuera del perímetro de seguridad para conservar su armamento. Varios dirigentes del nacionalismo blanco han anunciado su presencia en el acto y el único socialista declarado del Congreso virginiano, Lee Carter, ha salido de la ciudad ante las numerosas amenazas de muerte. «Me amenazaban con matarme a mí y a mi familia por algo que ni siquiera estoy haciendo», ha indicado. «Soy el único socialista electo para un congreso del Sur, así que de vez en cuando hay oleadas de amenazas de muerte, pero esta vez mucho mayor y más grave que nada de lo haya visto antes», ha argumentado.

Loading...

Restricciones para la compra de armas

El Congreso de Virginia tramita una norma que obliga a hacer comprobaciones de antecedentes para la compra de armas de fuego, habilita a las fuerzas de seguridad a requisar provisionalmente armamento y limita a una por mes la compra de armas de fuego. En respuesta, más de un centenar de municipios de Virginia se han declarado santuario de la Segunda Enmienda y han asegurado que no cumplirán con la medida, si finalmente se convierte en ley. Esta manifestación se produce dos años después de que el neonazi James Fields matara a una mujer e hiriera a decenas de personas cuando embistió con su coche a un grupo de manifestantes contra el supremacismo blanco en Charlottesville, Virginia. Fields ha sido condenado a dos cadenas perpetuas.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

La prohibición de Donald Trump a la marxista teoría crítica de la raza

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Por Tyler Brandt, Brad Polumbo, Dan Sanchez (R).- Con las elecciones de noviembre a la vuelta de la esquina, es de esperar que el presidente Trump busque reunir a los votantes conservadores y llevar a sus partidarios a las urnas. Así que cuando su administración, el 4 de septiembre, instruyó al gobierno federal para eliminar todo entrenamiento en «Teoría crítica de la raza», algunos pensaron que era sólo un truco de carne roja para excitar a la base republicana. Otros lo vieron como un acto de censura de la derecha y una obstrucción al progreso racial.

En realidad, hay mucho más en este desarrollo que la mera politización y censura.

Loading...

Aquí hay un desglose de lo que la administración está haciendo y por qué es un movimiento bienvenido.

 

El memorándum ejecutivo

«Llegó a la atención del Presidente de que las agencias de la rama ejecutiva han gastado millones de dólares de los contribuyentes hasta la fecha ‘entrenando’ a trabajadores del gobierno para que crean en la propaganda divisiva y antiamericana», escribió el director de la Oficina de Administración y Presupuesto Russ Vought en el memorándum ejecutivo.

«Se ha exigido a los empleados de toda la rama ejecutiva que asisten a entrenamientos en los que se les dice que ‘prácticamente todos los blancos contribuyen al racismo’ o en los que se les exige que digan que ‘se benefician del racismo», explicó Vought. «Según informes de prensa, en algunos casos estos entrenamientos [sic] han afirmado además que hay racismo incrustado en la creencia de que Estados Unidos es la tierra de oportunidades o la creencia de que la persona más calificada debe recibir un trabajo».

La orden a las agencias federales era que identificaran y eliminaran cualquier contrato o gasto que entrenara a los empleados en la «teoría crítica de la raza», el «privilegio de los blancos», «o cualquier otro entrenamiento o esfuerzo de propaganda que enseñe o sugiera que los Estados Unidos es un país intrínsecamente racista o malvado o que cualquier raza o etnia es intrínsecamente racista o malvada».

 

La exposición

¿Cómo «llegó a la atención del Presidente» y a qué informes de prensa se refiere Vought?

Bueno, se sabe que el presidente Trump ve el programa de Tucker Carlson en Fox News. Y días antes de que el memorándum fuera emitido, Carlson tuvo al periodista Christopher Rufo para discutir sus múltiples informes que descubrieron el grado en que la Teoría Crítica de la Raza (CRT) estaba siendo usada en los programas federales de entrenamiento.

«Por ejemplo, Rufo afirmó que el Departamento del Tesoro contrató recientemente a un entrenador de diversidad que dijo que los EE.UU. era un país fundamentalmente de supremacía blanca», escribió Sam Dorman para el sitio web de Fox News, «y que los blancos defendían el sistema de racismo en la nación». En otro caso, que Rufo discutió con Carlson el mes pasado, los Laboratorios Nacionales Sandia, que diseñan armas nucleares, enviaron a sus ejecutivos varones blancos a un entrenamiento obligatorio en el que, según Rufo, escribieron cartas disculpándose con las mujeres y la gente de color».

Rufo desafió al Presidente Trump a usar su autoridad ejecutiva para extirpar la CRT del gobierno federal.

 

El debate

Brian Stelter de la CNN (así como el propio Rufo) atribuyó la decisión de Trump directamente a la autoproclamada «guerra de un solo hombre» del periodista de investigación independiente en la CRT, de la cual la reciente aparición de Carlson fue sólo la última salva.

Selter caracterizó el movimiento de Trump como un ataque reaccionario al actual «cálculo» nacional sobre la raza. Citó la afirmación del Washington Post de que «los entrenamientos de conciencia racial y de diversidad son pasos esenciales para ayudar a rectificar las desigualdades raciales omnipresentes en la sociedad americana, incluyendo las perpetuadas por el gobierno federal».

Entonces, ¿cuál es? ¿Es la CRT «divisiva» y «tóxica» o es «rectificadora» y «antirracista»?

 

Antepasados intelectuales

Para responder a eso, ayudaría rastrear la TRC hasta sus raíces. La Teoría Crítica de la Raza es una rama de la Teoría Crítica, que comenzó como un movimiento académico en la década de 1930. La Teoría Crítica enfatiza la «crítica de la sociedad y la cultura para revelar y desafiar las estructuras de poder», como afirma Wikipedia. La Teoría Crítica de la Raza hace lo mismo, con un enfoque en las estructuras de poder racial, especialmente la supremacía blanca y la opresión de la gente de color.

El prisma de «estructura de poder» proviene en gran medida de las propias raíces de la Teoría Crítica en el Marxismo-La Teoría Crítica fue desarrollada por miembros de la «Escuela de Frankfurt» marxista. El marxismo tradicional enfatizó las estructuras de poder económico, especialmente la supremacía del capital sobre el trabajo bajo el capitalismo. El marxismo interpretó la mayor parte de la historia humana como una guerra de clases de suma cero por el poder económico.

«Según el punto de vista marxista,» escribió el economista Ludwig von Mises, «la sociedad humana está organizada en clases cuyos intereses se oponen de manera irreconciliable».

Mises llamó a este punto de vista una «doctrina de conflicto», que se oponía a la «doctrina de la armonía» del liberalismo clásico. Según los liberales clásicos, en una economía de libre mercado, los capitalistas y los trabajadores eran aliados naturales, no enemigos. De hecho, en una sociedad libre todos los individuos que respetan los derechos son aliados naturales.

Una herencia amarga

La Teoría Crítica de la Raza surgió como un movimiento distinto en las facultades de derecho a finales del decenio de 1980. La CRT heredó muchas de sus premisas y perspectivas de su ascendencia marxista.

El Movimiento de Derechos Civiles anterior a la CRT había hecho hincapié en la igualdad de derechos y en tratar a las personas como individuos y no como miembros de un colectivo racial. «Espero el día en que las personas no sean juzgadas por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter», dijo Martin Luther King.

Por el contrario, la CRT se centra en las desigualdades de resultados, que generalmente atribuye a las estructuras de poder racial. Y, como hemos visto en los programas de formación del gobierno, la CRT moderna juzga a los blancos por el color de su piel, prejuzgándolos como racistas en virtud de su raza. Este «veredicto de culpabilidad previo al juicio» del racismo basado en la raza es en sí mismo, por definición, racista.

La clásica «doctrina de la armonía» liberal influyó profundamente en los movimientos para abolir todas las formas de desigualdad ante la ley: desde la servidumbre feudal, pasando por la esclavitud basada en la raza, hasta Jim Crow.

Pero, con el surgimiento de la Teoría Crítica de la Raza, la causa de la justicia racial se vio más influida por las fijaciones en el conflicto, la discordia y la dominación que la CRT heredó del marxismo.

La vida social fue predominantemente presentada como una lucha de suma cero entre colectivos: capital vs. trabajo para el marxismo, blancos vs. gente de color para la CRT.

Una gran parte de los males de la sociedad se atribuían a la diabólica dominación de un colectivo en particular: hegemonía capitalista para el marxismo, supremacía blanca para la CRT.

Así como el marxismo demonizó a los capitalistas, la CRT vilipendia a los blancos. Ambos tratan de fomentar el resentimiento, la envidia y el complejo de víctima entre la clase oprimida que dice defender.

Los marxistas tradicionales afirmaban que todos los capitalistas se benefician de la explotación de suma cero de los trabajadores. De manera similar, los «entrenadores de la diversidad» del CRT requieren que los aprendices blancos admitan que «se benefician del racismo».

Los marxistas tradicionales insistían en que los pensamientos burgueses estaban ineludiblemente condicionados por el «interés de clase». De la misma manera, los entrenadores de CRT empujan la noción de que «virtualmente todos los blancos contribuyen al racismo» como resultado de su blancura.

Dado lo anterior, no debe sorprender que CRT haya sido criticado como «racista» y «divisivo».

 

¿Recalificación o retroceso?

Los partidarios de la CRT la presentan como una fuerza para el bien en la actual «rectificación del cálculo» sobre la raza.

Pero la orientación neomarxista de la CRT sólo daña las relaciones raciales y perjudica los intereses de aquellos a los que dice servir.

En la práctica, la retórica de la guerra de clases del marxismo era divisiva y tóxica para las relaciones económicas. Y, lejos de hacer avanzar los intereses de las clases trabajadoras, llevó a la pobreza masiva y a hambrunas devastadoras, sin mencionar la asombrosa desigualdad entre las elites y las masas.

Hoy en día, la filosofía, retórica y estrategia informada por la CRT de la organización Black Lives Matter (cuya dirección profesaba ser «marxista entrenada») está llevando a disturbios masivos, saqueos, vandalismo y asaltos. La violencia divisoria ha detenido el progreso para reformar a la policía, ha destruido innumerables pequeñas empresas de propiedad de afroamericanos y ha devastado económicamente muchas comunidades afroamericanas.

Aquellos que realmente desean ver la armonía racial deberían dejar a los neo-marxistas y aprender más sobre el liberalismo clásico. FEE.org es el lugar perfecto para empezar.

¿Es la prohibición de Trump una forma de censura?

La CRT no es entonces un movimiento para el bien. Por supuesto, incluso las ideas horribles están protegidas por la Primera Enmienda. El gobierno nunca debe usar la fuerza para suprimir a la gente de expresar ideas, discurso o teorías que le disgusten.

Los críticos insisten en que el presidente Trump se dedica a este tipo de censura apuntando a la CRT. No es así. Nadie está prohibiendo la Fragilidad Blanca, el exitoso manifiesto de la CRT. Nadie está encerrando a los que predican la CRT u ordenando que se quiten las menciones de la Internet.

El memorándum simplemente dice que los dólares de los contribuyentes ya no se gastarán en promulgar esta teoría a los empleados del gobierno federal. Como jefes de la rama ejecutiva, los presidentes tienen amplia libertad para hacer las reglas de las agencias federales bajo su control. Decidir cómo se gasta el dinero es, sin duda, una decisión que queda a su entera discreción, y siempre se hace teniendo en cuenta las preferencias políticas, de una manera u otra.

No es censura para Trump eliminar la financiación de la CRT, más de lo que fue «censura» para la administración de Obama elegir atar los contratos federales a negocios que abrazaran los derechos de los LGBT.

Las elecciones tienen consecuencias, una de las más obvias es que el presidente puede dirigir el poder ejecutivo. Si no queremos que las preferencias políticas del presidente sean tan significativas en los programas de formación, entonces deberíamos simplemente reducir el tamaño del gobierno y el número de burócratas.

Mientras tanto, despojar al gobierno federal de la ideología divisiva, tóxica y neomarxista de la Teoría Crítica de la Raza es un desarrollo positivo en aras de la justicia y la armonía racial.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

Donald Trump, nominado al premio Nobel de la Paz 2021

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

  • El presidente de Estados Unidos podría ganar el premio Nobel de la Paz en su edición de 2021.

  • La nominación de Donald Trump ha sido propuesta por el diputado del parlamento noruego Christian Tybring-Gjedde, que ha explicado a la cadena Fox News sus motivos.

  • El político noruego ha destacado que Trump ha hecho mucho por conseguir el acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes, y que su mediación ha sido clave para este pacto histórico llegue a buen puerto.

Donald Trump podría ganar Premio Nobel de la Paz.

El presidente de Estados Unidos acaba de ser nominado para optar a este prestigioso galardón que reparte anualmente el Comité Noruego del Nobel. Trump ha sido propuesto para la edición del año 2021.

El encargado de proponer al presidente norteamericano ha sido el diputado del parlamento noruego Christian Tybring-Gjedde, que ha argumentado recientemente sus razones en un programa de la cadena estadounidense Fox News.

Loading...

«Debido a sus méritos, creo que ha hecho más por conseguir la paz entre naciones que la mayoría de los nominados al premio«, ha explicado el diputado en una entrevista, haciendo referencia al histórico tratado de paz anunciado el pasado mes de agosto entre Israel y Emiratos Árabes.

Este acuerdo se firmará el próximo 15 de septiembre, y el diputado noruego estima que Donald Trump ha jugado un papel muy relevante como mediador entre ambos países, consiguiendo que el pacto se lleve finalmente a cabo.

«Como se espera que otros países de Oriente Medio sigan los pasos de Emiratos Árabes, este acuerdo puede ser un punto de inflexión que convertirá la región en un lugar de cooperación y prosperidad«, ha detallado el político del parlamento de Noruega al explicar sus razones.

Otro motivo con el que ha querido justificar la nominación ha sido el esfuerzo de Donald Trump por reducir el número de tropas norteamericanas en Oriente Medio: «Ha roto con una tendencia de 39 años de presidentes americanos que llevan a Estados Unidos a un conflicto internacional armado«.

Hay que recordar que no es la primera ocasión en la que Donald Trump es nominado al premio Nobel de la Paz. En 2018 ya se especuló con su candidatura por su papel de mediador entre Corea del Sur y Corea del Norte, y el mismo parlamentario noruego lo propuso como postulante.

Barack Obama ya ganó el Nobel de la Paz en el año 2009, habrá que esperar para ver si Trump sigue sus pasos o vuelve a quedarse en una simple nominación.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

El grupo terrorista Black Lives Matter organizó unas 570 protestas violentas este año en Estados Unidos

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

E. Rondón.- Se ha hablado mucho del «racismo institucional» y la «violencia policial» en EE. UU., hay otra cara de la moneda que también se ha señalado, pero en una medida mucho menor: la violencia en las manifestaciones.

Si bien muchas personas en los Estados Unidos han ejercido su derecho a manifestarse pacíficamente en lo que ellos consideran «crímenes racistas» por la muerte de George Floyd y el salvaje tiroteo contra Jacob Blake en Wisconsin, también hay grupos o movimientos radicales que han aprovechado este descontento para saquear, destruir y arruinar vidas.

Loading...

A lo largo de las manifestaciones en los EE. UU. se ha mantenido un patrón: protestas, en su mayoría, pacíficas durante el día (con sus debidas excepciones), y extremadamente violentas durante la noche. Ha sido recurrente ver imágenes de negocios arrasados, vidrios rotos, paradas de autobuses destruidas, autos quemados y ciudades que amanecen arrasadas por consecuencia de noches de violencia.

La policía, con la ayuda del Ejército en algunas ciudades, se ha enfrentado a grupos que tienen como bandera el saqueo y el vandalismo entre ceja y ceja. Por ello ciudades como Kenosha, en Wisconsin, han quedado destrozadas tras manifestaciones del movimiento Black Lives Matter (BLM).

Por esto se ha discutido mucho la validez, no de las protestas en sí —derecho inviolable en países libres—, sino del trasfondo de estas; que llevan consigo razones políticas-ideológicas marcadísimas y perfectamente asumibles. Y esto está documentado por un estudio del grupo de la Universidad de Princeton.

Qué revela el estudio de Princeton University Group

Si se lee detalladamente el informe presentado por la Universidad de Princeton, con datos de la Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED), se notará la intención de presentar a las manifestaciones del Black Lives Matter o de grupos radicales como Antifa como «abrumadoramente pacíficas», alegando que, en efecto, más del 93 % de las protestas no han sido violentas y que los lugares donde se presentaron «disturbios» —léase actos vandálicos y otros crímenes— han sido en menos del 10 % de los lugares donde se presentaron los reclamos.

En el informe se denuncia el mal clima político, y que la polarización y el extremismo se han adueñado de las calles de EE. UU. Afirman que este clima ha empeorado debido a «acusaciones difamatorias» como que Antifa es una organización terrorista. Sin decirlo, critican a Trump, por supuesto. Pero no al movimiento radical de extrema izquierda que ha efectuado varios actos de violencia en los EE. UU.

En este sentido, el informe ignora varias cosas, como que en el 7 % de esas manifestaciones no se presentaron únicamente «disturbios», sino que se han llevado a cabo saqueos, destrucciones y atentados contra la propiedad privada que ha arruinado miles de vidas.

Se ha observado que en muchas de esas manifestaciones también se han presentado agresiones físicas o verbales contra personas que no estén en sintonía de sus peticiones o posiciones políticas. Por ejemplo, el otro día al finalizar la convención republicana tras el discurso de Trump, se pudo ver cómo el senador Rand Paul tuvo que salir custodiado por la policía al ser amedrentado por una turba en las calles de Washington.

Esto no le ocurrió exclusivamente a Paul, los amedrentamientos por turbas a ciudadanos estadounidenses son sistemáticos. Se han visto a integrantes de BLM obligar a personas que alcen sus puños en apoyo a su movimiento, si no lo hacen, estos son insultados y acusados de formar parte del racismo sistémico que dicen impera en EE. UU. También hay vídeos donde personas negras, que marchan contra el racismo, intimidan a personas blancas a arrodillarse y pedir perdón por las «injusticias o crímenes de raza que sus antepasados cometieron».

Lo que el informe debería evaluar es que no solo los disturbios representan violencia, los insultos y discriminaciones que se han desarrollado a lo largo y ancho de los EE. UU. no es algo que se deba pasar por alto al momento de analizar si las manifestaciones donde Antifa y BLM emergen son pacíficas o violentas.

Por ejemplo, hubo una representación de un degollamiento de Trump mediante un muñeco. Quizás esto no entre dentro de los límites del disturbio, no es un saqueo, no es un atentado contra la propiedad privada, pero es una forma de comunicación completamente violenta que, quiérase o no, incita al extremismo.

Aumento de las protestas violentas y del uso de la fuerza

El informe critica que la policía o fuerzas del Gobierno han intervenido en un 9 % las manifestaciones donde BLM hizo presencia, un número cercano a una protesta de cada diez. Esto en referencia a que solo han intervenido en un 3 % en todas las demás manifestaciones.

La crítica es contradictoria desde muchos aspectos: el mismo trabajo de investigación detalla que BLM ha estado inmiscuido en más del 80 % de las manifestaciones en todo el país, así que es lógico que las intervenciones policiales sea en protestas del BLM si están presentes en ocho de cada diez. No es que la policía actúe contra un grupo, actúa contra la violencia.

El mismo informe detalla que las manifestaciones subieron en cantidades épicas con respecto al 2019. Solamente entre el 24 de mayo y el 22 de agosto del presente año se llevaron a cabo 10 600 manifestaciones. Solo en julio, ACLED registró casi 2 000 protestas, 42 % más que las 1 400 de julio del 2019. A raíz de esto, el trabajo de investigación critica que la implementación de la fuerza haya incrementado con respecto a julio de 2019. Las fuerzas del orden ejercieron control en 170 manifestaciones y aumentaron el porcentaje en un 9 % en relación con el 3 % y las 30 protestas del año pasado.

Pasar el número así, sin previo filtro, invita a creer que la policía o las fuerzas del orden tienden a actuar de forma más «opresiva», pero no se analiza que, así como aumentaron las manifestaciones, también subieron los disturbios, saqueos y atentados contra la propiedad privada. Se han quemado estatuas y destruido el bien público; que las fuerzas del orden controlen o intervengan más no se basa en un alza de la represión, sino en la necesidad de que se combata a la creciente violencia.

Resulta revelador que también se ponga en tela de juicio la cobertura de los medios, que en muchos casos —por no decir la mayoría— ha sido a favor de las protestas en detrimento de las posiciones incómodas de Trump, pues la investigación indica que la prensa ha sido sensacionalista y que, pese a que las protestas son «pacíficas», más del 40 % de los ciudadanos en una encuesta tienen la sensación de que los integrantes del BLM incitan a la violencia. El informe también justifica la quema de monumentos y estatuas y justifica que, en muchas de las manifestaciones, estas son «las muestras de violencia», en un intento por minimizar el hecho de destruir homenajes a figuras históricas, incluso de íconos que aportaron en la lucha contra la esclavitud.

Así que por más que el informe señalado haya intentado imponer una narrativa con un evidente sesgo ideológico, los mismos datos que proporcionan llevan a la conclusión de que, en efecto, las manifestaciones que han tenido la injerencia directa de BLM han sido más violentas. Los datos indican 570 protestas con disturbios en casi 220 lugares alrededor de EE. UU., el vandalismo aumentó —sobre todo durante la noche—, las fuerzas del orden han tenido que intervenir más y muchos americanos creen que integrantes del BLM incitan a la violencia. Las pruebas están al alcance de la mano.


Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

¡Grande Donald Trump! El Presidente de USA ha revocado TODOS LOS FONDOS PÚBLICOS a programas de «sensibilidad racial» por «antiamericanos»

Published

on

blackLivesMatter
Protestas criminales de BlackLivesMatter
Comparta este artículo.
  •  
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Compartidos

El presidente de EE.UU. dijo que no pueden seguirse financiando desde las agencias federales programas de “propaganda divisionista y antiamericana”

José G. Martínez.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó una decisión histórica en materia de igualdad racial. La medida prohíbe financiar desde las agencias federales los programas de capacitación relacionados con temas de «sensibilidad racial».

En un memorando enviado a las agencias gubernamentales, Trump manifestó que le llamaba la atención que millones de dólares del dinero de los contribuyentes se estaban destinando al financiamiento de estos programas. A su juicio, se trata de una “propaganda divisionista y antiamericana” promovida por la extrema izquierda.

Loading...

La decisión la hizo púbica el director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Russell Vought a través de su cuenta en Twitter. El presidente Donald Trump republicó de inmediato el mensaje. En el tuit se incluye además un enlace al documento firmado por Vought.

Politización del reclamo antirracista

Con esta medida se busca frenar una práctica que, según el documento, venía fomentando el resentimiento en la fuerza laboral. La orden aplica para cualquier programa que haga referencia a la “teoría crítica de la raza” o al “privilegio blanco”. El presidente Trump ha dicho en varias oportunidades que él no cree que el racismo sistemático sea un problema en Estados Unidos.

El líder republicano toma esta decisión en un momento clave para el país y para su futuro político. En apenas dos meses, los estadounidenses decidirán si continúan con Donald Trump en la Casa Blanco o dan un giro a la izquierda con Joe Biden.

La campaña para esta elección presidencial ha estado marcada por protestas relacionadas con el tema racial. La muerte de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis desató una ola de manifestaciones en varias ciudades del país. El supuesto reclamo antirracista terminó en muchos casos en violencia y vandalismo que ameritó la actuación de las fuerzas de seguridad para garantizar el orden.

El movimiento Black Lives Matter (BLM), creado en 2013 en rechazo a la muerte de un joven negro de 17 años a manos de un capitán de vigilancia en Florida, resurgió con el caso Floyd pero no tardó en politizarse y desvirtuarse.

Lejos de reivindicar derechos y promover la igualdad, los líderes de BLM han tomado el camino del socialismo racial. Se trataría de una ideología que busca la redistribución de la riqueza con base a la diferenciación racial. “Somos marxistas entrenadas”, ha dicho Patricia Cullors, una de las tres fundadoras de BLM, refiriéndose a ella y la cofundadora Alicia Garza.

Vandalismo, caos y muerte

En la ciudad de Seattle, Washington, manifestantes de BLM han ingresado a barrios residenciales para exigirles a las personas blancas que renuncien a sus hogares. Portland es otra de las ciudades donde las protestas no ha dado tregua y la violencia ha cobrado vidas.

El asesinato de Aaron “Jay” Danielson, partidario del presidente Donald Trump, escaló la tensión. El manifestante conservador, quien exigía el cese del vandalismo, fue baleado por Michael Reinoehl, un hombre que se describía como “antifascista”. El sospechoso de matar a Danielson también terminó muerto días despues al ser abatido por funcionarios federales al resistirse al arresto.

Otro caso polémico fue el de Kyle Rittenhouse, un adolescente de 17 años que participaba en las contramanifestaciones en Kenosha, Wisconsin, y disparó con un rifle, aparentemente para defender su comunidad, matando a dos manifestantes del otro grupo.

Testigos reclamaban que los policías desplegados en el área donde se encontraba Kyle no actuaron para neutralizar al presunto atacante. Kenosha vivía su tercer día consecutivo de violencia que dejaba a la ciudad en ruinas


Comparta este artículo.
  •  
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Compartidos
Continue Reading

¡SÍGUENOS!

Suscribirse a las notificaciones instantáneas

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

Los límites de la mente

Un interesantísimo blog personal escrito por una mujer con una sensibilidad especial y una visión personal e íntima sobre algunos trastornos mentales. Una mirada culta sobre un tema que sigue siendo tabú.

El Escalpelo Literario y Cinéfilo

Un blog de literatura y cine que examina obras de todo tipo siempre bajo la óptica exigente y terriblemente personal de la autora. Para buscar lecturas en esas tardes de invierno...

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »