Connect with us

Sociedad

Reflexiones políticamente incorrectas sobre el racismo y la xenofobia en España

Published

on

La campaña de adoctrinamiento para el reemplazamiento étnico de los europeos empieza en los colegios.

LTY.- Cuando un español comete una agresión contra un extranjero (sean cuales fueran los motivos o las circunstancias) estamos siempre ante una agresión xenófoba. Si el agredido es asimismo de “color” estamos además ante una agresión racista. Los medios de comunicación se encargarán de subrayarlo en la primera página de sus ediciones del día siguiente para disipar cualquier duda.

Si aceptamos este criterio como válido e infalible para evaluar el carácter xenófobo y/o racista de una agresión; si la ecuación agresor de una raza/nacionalidad + agredido de otra raza/nacionalidad = agresión racista/xenófoba, entonces llegaremos en linea recta a la conclusión lógica y obligada de que las primeras víctimas, las más numerosas y las más frecuentes del racismo y la xenofobia en España somos los propios españoles, quienes somos agredidos, robados, asaltados, asesinados, secuestrados, violados… por extranjeros en un grado, número y frecuencia infinitamente superior al de los extranjeros agredidos por españoles.

Las decenas de miles (tal vez los cientos de miles) de denuncias anuales así lo atestiguan. A menos que esas denuncias sean falsas y respondan a una orquestada campaña fascista de difamación contra los inmigrantes, y a menos que las estadísticas policiales sobre delincuencia y criminalidad extranjeras en España sean una manipulación maquiávelica para estigmatizar a la inmigración.

Cuando sintamos la comezón irrefrenable de escandalizarnos y nos acometa, con no menos vehemencia, el apremiante impulso moral de denunciar el racismo y la xenofobia, no nos olvidemos de la realidad y pongamos en primer lugar, si pretendemos ser creíbles en nuestra condena y nuestra indignación, a las primeras, las más numerosas y más frecuentes víctimas del racismo y la xenofobia en España: los españoles. Sin embargo, nunca el agresor extranjero o de “color” de un español es reo del delito de agresión racista o xenófoba, en ninguna circunstancia. Estamos ante un verdadero tabú: el tabú del racismo antiespañol y del racismo antiblanco.

Un último punto: cuando un extranjero agrede a otro extranjero de distinta nacionalidad o raza a la suya, en ese caso nunca se aplica el famoso criterio que hace de un español una sabandija racista y xenófoba en cuanto le pone la mano encima a un extranjero o a un no blanco, por los motivos que fueran. Cuando un albanés agrede a un ecuatoriano, cuando un marroquí ataca a un chino, cuando un gitano mata a un negro…, se habla invariablemente de reyerta, de altercado, de disputa, a veces de ajuste de cuentas, y poco más. La xenofobia y el racismo parecen ser características propias y exclusivas de algunas categorías nacionales y raciales: por ejemplo los españoles de raza blanca.

Continue Reading
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deje un comentario

Por favor Login para comentar

Deja un comentario

  Suscribir  
Notificar
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

A %d blogueros les gusta esto: