Connect with us

Sociedad

La bendición de nacer mujer blanca en una sociedad occidental y cristiana

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

LTY.- En estos tiempos en que se olvidan tantas cosas, y se miente sobre todo lo demás, es bueno remarcar ciertos hechos indiscutibles. Debemos mantenernos con los ojos muy abiertos y no dejarnos engañar. Ante la mentira constante de la supuesta discriminación y subordinación de la mujer en la sociedad occidental hay que exponer la verdad innegable de la inmensa ventaja que una mujer blanca tiene sobre sus congéneres de otras razas. Una mujer debe considerarse muy, pero muy afortunada, si tiene la dicha de nacer blanca y en el seno de una sociedad occidental y cristiana. Una mujer debe considerar, sinceramente, una bendición el hecho de nacer blanca.

La mujer blanca es la mujer más afortunada de todas las mujeres de este planeta. Y su fortuna consiste en el simple hecho de nacer blanca. Es sumamente afortunada porque nunca tendrá que pensar en si misma como una propiedad, o como una esclava, o como una mula o como una carga, como sucede en otras sociedades no blancas; sino como una mujer con todos sus derechos y sus deberes. En una sociedad blanca, y regida por principios de su propia naturaleza racial, la mujer podrá nacer tranquila y sin temor a ser asesinada por el hecho de nacer mujer. En otras culturas, en el seno de otras razas, las niñas pasan muchas veces del vientre materno al barranco más cercano o a la acequía más a mano, como si fueran gatitos no deseados en manos de gentes sin escrúpulos ni compasión. Esta criatura nacida blanca podrá tener una decente y protegida infancia, jugando junto a sus hermanos y amigos.

La niña podrá estudiar junto a esos mismos hermanos y amigos cuando crezca; y más tarde hasta podrá escoger su novio (o los novios sucesivos que ella quiera) durante su adolescencia y juventud. La mujer luego podrá escoger marido si desea casarse; o podrá escoger no casarse y estudiar si lo considera mejor, para luego trabajar e independizarse. Incluso, si la mujer se casa, podrá escoger cuántos hijos desea tener, o si no quiere tener hijos en absoluto. Nadie la venderá, nadie la comprará, nadie le obligará a esconder su cara y su cuerpo bajo repugnantes trapos de esclava.

La mujer podrá exigir respeto y fidelidad a su marido, y tendrá a la sociedad y la ley de su parte para exigir eso.

Podrá exigir un trato igualitario y decente en todo lugar que ella esté, y nuevamente tendrá a la sociedad y a la ley de su parte para exigir eso. En una sociedad blanca, la mujer podrá trabajar tranquilamente al lado del hombre, sin temor a ser molestada o agredida; incluso podrá tener cargos de autoridad y mandar sobre otros hombres y mujeres. También podrá, mediante su propio esfuerzo (y si su intelecto y educación así se lo permiten) ascender socialmente por sobre otros hombres y mujeres. E incluso podrá llegar, si se lo propone, a las más altas jerarquías dirigentes de las naciones blancas. Es más, podrá llegar a ser ministra o presidente (o presidenta, no nos vamos a poner a discutir por una vocal) de una nación blanca y cristiana, y a nadie sorprenderá eso. En una sociedad blanca, es normal que hombres y mujeres sean considerados iguales (iguales en sus diferencias, y sólo diferentes en cuanto a su capacidad intelectual o sus respectivos méritos personales).

El machismo retrógrado no proviene de Occidente, sino de la insidiosa influencia de Asia y Africa, donde la mujer NO es igual al hombre. Y que quede muy claro. En Asia y Africa, y en regiones étnicamente indigenas de América, y otras más cercanas donde perdura la influencia del islam, la mujer es inferior al hombre, en la misma proporción que el animal es inferior al ser humano. Y ese machismo retrógrado es social, religiosa y estatalmente aceptado por todas esas naciones. En numerosas sociedades no blancas y no cristianas, la mujer no es más que un trozo de carne al cual fornicar, golpear y mortificar, y con el respaldo de toda la sociedad en su conjunto. La mujer no es más que una máquina de hacer hijos, asear la casa y encargarse de los ancianos. La mujer es la cargadora de mercaderías y bebés que marcha eternamente tras el marido y sus amigos.

La mujer es la que se desloma de sol a sol, manteniendo y criando numerosas proles, mientras el marido bebe y duerme, eternamente desempleado. La mujer es la única familia que conocen los niños desde su más tierna infancia. En los EEUU, por ejemplo, según estudios realizados por organismos estatales, sólo el 30% de los niños negros viven con sus dos progenitores. Vale decir que en la raza negra casi siempre todo el peso de la crianza de los hijos recae sobre la mujer. Estamos lejos del modelo occidental en el cual los hombres muchas veces cambian pañales, alimentan y pasean a los hijos de corta edad.

En China (y cuando hablamos de China, hablamos de la China real y campesina; no de la imagen glamurosa de Shanghai o Hong Kong, verdaderas urbes capitalistas), en las subyugadas comunidades campesinas, el nacimiento de una niña es generalmente sentida como una decepción, muchas veces como una verdadera maldición. Y se actúa de acuerdo a eso.

Millones de bebés de sexo femenino son asesinados anualmente en las provincias del interior y sus cuerpos arrojados a los ríos o pozos sépticos ¿Y por qué nuestros “hermanos” del Lejano Oriente hacen tamaña salvajada?

Simplemente porque la mujer es considerada menos valiosa que una mula dentro de la “rica” cultura campesina china.

Otro ejemplo. En los países subsaharianos del Africa Negra y en muchas regiones del mundo islámico, es costumbre ancestral la circunsición femenina. Una salvaje operación llevada a cabo por chamanes o comadronas en las más abyectas condiciones higénicas, en las que la mayoría de los casos, las adolescentes terminan con terribles infecciones y dolores crónicos incurables. No son pocas las “intervenciones” que terminan fatalmente para la desdichada niña, desangrándose lentamente y muriendo de la manera más miserable en algún rincón de su choza, con las horrendas heridas cubiertas de moscas ¿Por qué nuestros “hermanos” africanos hacen tales atrocidades con sus hijas? Para evitar que sientan placer sexual durante el acto y así protejer la honra del marido, que de otro modo podría ser engañado por su infiel mujer.

¿Más ejemplos? En Tailandia, la suerte de un ser humano está echada sin tiene la mala fortuna de nacer mujer. A temprana edad (y cuando hablamos de temprana edad, nos referimos literalmente a eso), sus padres las venden a los traficantes de esclavas sexuales que merodean por las primitivas aldeas de Tailandia. De esa forma traen más “carne fresca” a los prostíbulos de la colorida y bulliciosa Bangkok, donde centenares de miles de niñas de corta edad terminan como prostitutas “libres de SIDA” ¿Por qué ocurre esto tan nauseabundo, en una milenaria sociedad, tan culturalmente rica? Porque la principal fuente de riqueza de Tailandia es el “turismo sexual”, donde los depravados de todo el mundo, sobre todo pedófilos blancos europeos y americanos, la hez de las sociedades occidentales, consiguen niños de ambos sexos para saciar sus más bajas pasiones y sin temor a contagiarse del SIDA.

Y en la mayoría de esas culturas y países no blancos, las niñas experimentan ya desde su más tierna edad el aspecto más brutal y sórdido del dominio del hombre, siendo sometidas sexualmente muchas veces antes de su primera menstruación (por tomar ese momento como un criterio “razonable” para el inicio sexual) por propios y ajenos, a veces por sus mismos familiares.

Frente a esa dura realidad que golpea el 90% de todas las mujeres del mundo, las mujeres blancas de sociedades cristianas son unas afortunadas que muchas veces no son conscientes del privilegio de ser precisamente lo que han tenido la suerte de ser por su nacimiento. Realmente es una bendición nacer blanca en una sociedad cristiana.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sociedad

La destrucción del hombre europeo por el feminismo androfóbico, objetivo mundialista

Published

on

Rambla Libre
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Derk.- El tribunal que ha condenado por agresión sexual a los miembros de ‘la Manada’ y elevado su pena a 15 años de cárcel decidió no recoger en los hechos probados la grabación que fue hecha de esos mismos hechos tanto en audio como en video. Tan insólito como si se rechazaran las imágenes de las cámaras de seguridad en un proceso sobre un atraco en una sucursal bancaria.

Si ha existido tanta unanimidad respecto a la punibilidad de los hechos, ¿por qué se persigue con tanta saña al único periodista español que tuvo el valor de difundir algunas de las imágenes grabadas desde el teléfono móvil de la supuesta víctima?

Los hechos son especialmente graves porque dejan en la más completa indefensión jurídica a cualquier varón. Se rechazan las imágenes que acreditan una posible relación sexual consentida y en cambio se incorpora a hechos probados la declaración tanto de la víctima como de los “expertos de género”. Estos hablaron del “extrés postraumático” y de la “sumisión” de la víctima, lo que a la luz del contenido de las imágenes resultaría cuando menos discutido.

Desde 1997 he estudiado profundamente al feminismo en España, Reino Unido y Nueva Zelanda.

También las resoluciones de la ONU sobre esta materia. En 2004 publiqué el único trabajo (que yo conozca) sobre los suicidios de hombres que habían sido denunciados por maltrato: 257 al año. El androcidio ha ido creciendo, por lo que el INE eliminó el dato clave; esto, es, el desglose de suicidios por estado civil.

En 2008 eliminaron también los datos sobre niños asesinados por madre/padre, luego de que se dieran a conocer los elevados porcentajes de madres responsables de muertes de niños por maltrato (pinche aquí).

Años más tarde supimos del gran negocio que suponía para el Gobierno las denuncias por maltrato. Desde 2004 se han repartido miles de millones de euros de la UE. Incluso José Luis Rodríguez Zapatero promovió una ley para que el Tribunal de Cuentas no fiscalizara estas ayudas.

  • No han dudado en violar el artículo 14 de nuestra Constitución.

  • No han dudado en violar el principal derecho humano (“Todos iguales en derechos”).

  • No dudaron en ocultar las muertes de más de 257 seres humanos cada año.

  • No dudaron en ocultar, bajo las alfombras de la censura, la sangre de niños asesinados por sus madres. (Pinche aquí)

Y tampoco han dudado en repartirse miles de millones de euros, que tendrían que haber ido a parar a familias españolas que carecen de futuro. Ellos en cambio disfrutan de sus suntuosos casoplones en Pozuelo (Pedro Sánchez), Hipódromo de la Zarzuela (José Luis Rodríguez Zapatero), Galapagar (Pablo Iglesias) y Conde de Orgaz (Manuela Carmena), entre otros muchos.

Hace unos días se suicidó Rafael Pascual, concejal de Arauzo de Salce (Burgos), horas después de que la Guardia Civil fuese a buscarle por una denuncia de su pareja tras una discusión. En 2003 fueron 257 (la cifra es seguramente mayor) los hombres que se suicidaron ese año.

La casta política que ampara este tipo de cosas son el mal absoluto. Desde hace 20 años intentan destruirnos. No hay futuro. A cualquiera de ustedes, a cualquiera de sus hijos, podrían caerle veinte años de cárcel si son denunciados por una mujer malvada y sin escrúpulos. No importa que existan imágenes de los hechos que desacrediten la denuncia. Esas imágenes no serán tenidas en cuenta en un tribunal. Bastará el testimonio de la “víctima” y de las expertas en género. Cualquiera de ustedes, sea empresario, profesor, catedrático (en Harvard lo han hecho), médico, periodista, deportista, puede ser destruido de un plumazo.

Hace unos días, una dirigente socialista defendía la ‘castración selectiva’ de bebés recién nacidos. ¿Esta en prisión preventiva por inducción al genocidio de niños? Por supuesto que no. Son intocables. Ni siquiera el juez Serrano se ha atrevido a denunciarla.

Son auténticos monstruos (ellos y ellas). Y van ganando.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

Paula ha logrado cambiar su nombre y sexo en el DNI con solo nueve años

Published

on

La Voz de Galicia
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

«Con seis añitos me dijo que era una niña, me entró miedo porque no sabía nada de la transexualidad, hasta que llegué a Arelas y me ayudaron muchísimo». Así explica la gallega Mónica Rodríguez cómo empezó el proceso de su hija Paula, que con tan solo nueve años acaba de conseguir que un juez autorice su cambio de nombre y sexo en el DNI. Desde el año 2007 hay una ley estatal que permite el cambio de nombre y sexo en el registro civil a los adultos trans que demuestren dos años de tratamiento. Pero los menores están en el limbo en esta legislación. Hasta tal punto que el Supremo ha presentado ante el Constitucional un requerimiento para que le aclare si es constitucional excluir a los menores de edad de este derecho, aún pendiente de resolución.

En Galicia desde hace unos años se concede el cambio de nombre. Hace dos y medio un menor de Valencia logró también que se reconociese su sexo sentido en el DNI, así que Cristina Palacios, presidenta de la asociación de familias de menores trans, Arelas, no se lo pensó. «El primero en Galicia fue Pablo, un chico de 15 años, pero nunca lo habían concedido a una niña tan pequeña, hay en autonomías que ni con 9 ni con 16».

Paula no ha tenido ningún problema en su entorno. Amigos, colegio, compañeros de gimnasia, «todos la aceptaron perfectamente», cuenta Mónica. Al principio en el centro educativo se sentían un poco reacios a que hiciese el tránsito tan pronto, «pero después no hubo ningún problema, los profes bien, los niños bien, en gimnasia la recibieron con mucho cariño… Hemos tenido muchísima suerte y no es lo normal», admite la madre de Paula.

Paula y su familia lo consiguieron, pero la demanda de esta asociación va más allá. «El proceso depende del juzgado, del juez y del fiscal, en la ley no están reflejados los menores por lo que depende del criterio de estos profesionales», cuenta Mónica. Es por eso que reclaman un cambio en la ley, para que incluya también el derecho de los menores a cambiar en el registro tanto su nombre como su sexo. Miguel Vieito, jurista, ha llevado estos procesos de solicitud ante los registros civiles de Galicia, y asegura que se produce una discriminación en el caso de los menores.

El problema es que ahora existe mucha discrecionalidad, ya que la autorización depende de cómo se interpreten varias normas, por lo que hay juzgados que conceden el cambio y otros que no, normalmente al recurrir la fiscalía.

Fuente: La Voz de Galicia


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

India: cientos de trabajadoras se extirpan el útero para mantener sus empleos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Las autoridades indias investigan cientos de casos de extirpaciones forzosas de útero concentradas en una comunidad de mujeres cortadoras de caña de azúcar en el oeste de la India, en lo que activistas atribuyen a presiones por aumentar su productividad, informa Efe.

«Según un informe previo del estado de Maharashtra, se han hecho más de 4.500 histerectomías en hospitales privados en la zona en los últimos tres años. El Gobierno ha ordenado ahora la formación de un comité investigador», dijo una activista de la oenegé india especializada en salud Jan Swasthya Abhiyan, Shweta Marathe.

El inusualmente alto número de extirpaciones en una comunidad tan específica y a la vez difícil de delimitar por la ausencia de contratos formales, la de las trabajadoras agrícolas temporales del distrito de Beed, está relacionado con la presión sobre estas mujeres por trabajar sin falla, señaló.

Las trabajadoras se enfrentan a multas de 500 rupias – unos 6,3 euros, el sueldo de todo un día – si no acuden a cortar caña de azúcar una jornada, y estar menstruando no es excusa. Por eso, afirmó la oenegé proderechos de las mujeres Makaan en un comunicado de prensa, «para librarse de las menstruaciones que se convierten en una barrera para su trabajo e ingresos, estas mujeres optan por la histerectomía».

LA IDEA NO LES CAE DEL CIELO, EXPLICA UNA OENEGÉ

Las mujeres que trabajan mientras menstrúan no son consideradas buenas trabajadoras y los contratistas llegan a avanzarlas dinero para que acometan la extirpación quirúrgica del útero en hospitales privados.

«Hay un claro interés comercial en la relación entre la comunidad médica, los contratistas y los dueños de las factorías de azúcar», denuncia Makaan. Los activistas denuncian que los médicos convencen a las mujeres que ya han tenido uno o dos hijos de que su útero carece de valor o señalando a posibles riesgos como cáncer o hinchazón irregular del útero. La lamentable condición de las mujeres, causado por una mala nutrición y las duras condiciones de trabajo, significa que las mujeres ya arrastran problemas de salud en cualquier caso, indica la oenegé.

Según el comunicado, mujeres que apenas ganan 10 euros diarios acaban recurriendo a préstamos o avances de dinero, o incluso a vender animales domésticos, para costear una operación que puede llegar a costar 30.000 rupias (382 euros).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

¡SUSCRÍBASE GRATIS A NUESTRA NEWSLETTER!

Reciba cómodamente en su correo electrónico, todas las mañanas, la primera edición de ALERTA NACIONAL. ¡Esté informado de todo antes que nadie!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish