Connect with us

Colaboraciones

Sánchez hunde al PSOE en formol

Published

on

(Krisis'18)
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

José Javier Rueda.- Pedro Sánchez reverdece la teoría de Rajoy de que gobernar es resistir. Esta semana ha reiterado que pretende agotar la legislatura con o sin presupuestos. Mientras tanto, el PSOE languidece, desdibujado por el tacticismo y la confusión ideológica.

Vivimos una época de reformulaciones. En tiempos líquidos no hay certezas. Así se explica que, mientras los comunistas actuales son los mejores gestores del capitalismo (China y Vietnam), los países capitalistas desarrollados van en la dirección del comunalismo cooperativo como manera de superar el capitalismo (Zizek). En este contexto, la socialdemocracia sigue buscando un ideario para reconquistar a su electorado natural mientras se desmorona en prácticamente todas las citas electorales. Sufre un evidente distanciamiento de las clases medias por el enfado/miedo de los ciudadanos por cómo los partidos tradicionales han gestionado la globalización y la salida de la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

¿Y en España? Es uno de los pocos países europeos donde hoy gobierna un partido socialista. Pero Pedro Sánchez, capitidisminuido con sus 84 diputados, sin un programa y ante un intenso ciclo electoral a punto de comenzar, está optando por la misma estrategia que su antecesor: resistir. Y no lo tiene fácil. Enfrente tiene una oposición (PP y Ciudadanos) que ha intensificado su hostilidad porque entre ellos se disputan el electorado de centroderecha. Al lado se han colocado unos presuntos aliados que lo pueden devorar en cualquier momento: unos porque están en guerra con el Estado para lograr la secesión (ERC, PDECat y Bildu), otros porque quieren privilegios para su Comunidad (PNV) y otros porque pretenden arrebatarle su electorado (Podemos). De cualquier modo, el ave fénix del socialismo español es un auténtico superviviente que no piensa desperdiciar su oportunidad, aunque sea a costa de anestesiar a su partido.

En sus casi 140 años de historia, el PSOE ha vivido múltiples ‘actualizaciones’. La primera ya surgió en su fundación: su primer programa asumía el marxismo aspirando a la nacionalización de la propiedad, pero inmediatamente reclamaba derecho de asociación, libertad de prensa y sufragio universal. Más tarde, se entusiasmó con la revolución soviética de 1917, pero acabó colaborando con el dictador Primo de Rivera. Y en el periodo de la Guerra Civil aún se intensificaron más esos giros. La retahíla de ‘aggiornamentos’ alcanzó un punto álgido con Felipe González en los años setenta. Fue él quien devolvió al PSOE la ocasión de gobernar con su audaz maniobra para borrar el culto al marxismo en 1979. González y Alfonso Guerra fueron capaces de encabezar un proyecto progresista, modernizador y homologable con el resto de los partidos socialdemócratas europeos.

La etapa de José Luis Rodríguez Zapatero fue la de la vacuidad ideológica e intelectual. “Pensamiento Alicia”, lo definió ingeniosamente el filósofo Gustavo Bueno. Acabó con el PSOE del proyecto político de la Transición, basado en el consenso, y desarrolló la estrategia de asumir como propias, paradójicamente, las tesis de los nacionalismos periféricos.

Hoy, Pedro Sánchez puede convertirse en el enterrador definitivo de aquel PSOE que triunfó en 1982. El único programa claro que se percibe en la Moncloa es que su actual inquilino no quiere cambiar de residencia, aun a costa de aceptar la deriva antiliberal del nacionalismo. No hay, pues, ni confusión estratégica ni desajuste ideológico coyuntural. Hay un presidente del Gobierno que ha metido a su partido en formol para que no le moleste.

Casi medio siglo después del congreso de Suresnes (1974), aquellos que se hicieron con el control del partido han desaparecido o se han convertido en incómodos ‘jarrones chinos’ (según Felipe González). Sin haber superado todavía las secuelas del mandato de Zapatero, el PSOE está ya en manos de una nueva generación que no vivió la Transición.

Ha rejuvenecido, sin duda, pero ya no se le percibe con una identidad diferencial. Ya no resulta atractivo. El tacticismo lo ha desdibujado. Hoy solo parece una obsoleta maquinaria dedicada en exclusiva a mantener el hiperliderazgo de Pedro Sánchez y de algunos ‘barones’ regionales.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Colaboraciones

¿Cómo sobrevivir a la crueldad de las mujeres?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Xavier Valderas López/Colaboración.- Ver una muestra sencilla y que se da con bastante frecuencia de lo frías, crueles, manipuladoras y calculadoras que suelen ser las mujeres, a pesar de sus miradas seductoras y de lo hermosas que son algunas. Las mujeres, como norma general, no aman al género masculino, ni son sensibles, salvo para los seres que paren (y algunas veces ni eso), algunos familiares o alguien por el que sientan algún tipo de admiración especial (aunque no siempre con fundamento).
Mientras el género masculino por lo general puede sentir un sentimiento de interés, de atracción, y de amor muy fuerte hacia las mujeres, esos sentimientos apenas se dan entre el género femenino.

Investigaciones científicas, desde los clásicos hasta Freud y llegando a los actuales, concluyen con la teoría de que se debe a que el cerebro femenino es tremendamente complejo, mientras que comparativamente el masculino es más apto para la lógica. Por eso, y desde los albores de la edad de las cavernas, casi siempre ha tenido que ser el hombre el que ha debido arrastrar la antorcha de la civilización, siendo la mujer casi siempre un sujeto pasivo, con muchísimas incapacidades, que la han relegado a un segundo plano. De no ser por ese intenso amor que el hombre siente hacia la muchas veces ingrata mujer, la especie humana se habría extinguido hace mucho tiempo.

Hoy , cuando se trata de buscar la posibilidad de una igualdad de género, sobre todo a base de leyes que priman los derechos femeninos y discriminan los masculinos, se ha podido comprobar que el género femenino sigue siendo, como ha sido siempre, un género bastante pasivo, incapaz de coger y llevar bien las riendas del mundo. Y eso hace que de alguna manera, a cambio de ciertos roles, de ciertos servicios femeninos, los hombres brinden a las mujeres esa protección que al final ellas terminan necesitando debido a sus numerosas incapacidades. Para la mujer, el hombre es sólo un objeto del que aprovecharse, sobre todo en especie (léase dinero y derivados). Y si no os convenzo, leed el ilustrativo libro de Esther Villar, titulado “El varón domado”. En él encontrareis muchos reflejos de los criterios de lo que las mujeres sienten hacia los hombres.

Puede que me equivoque, pero así lo han visto personajes históricos de gran prestigio, entre ellos Napoleón, Nietzche… La lista de personas de gran calidad humana y prestigio que piensan así sería interminable. Desearía que las mujeres cambiaran, vieran las cosas con una perspectiva más humana y actuaran con la misma lógica que los hombres. Por el momento y en base a cómo son ellas, la clave estaría en saber cómo manipularlas para no tener que ser manipulados por ellas, ya que, no lo duden, pueden llegar a ser más fuertes y más astutas que los hombres. La cruedad y la maldad son algo demasiado frecuente entre las mujeres. Tenedlo presente, y así ellas no se podrán aprovechar de vosotros ni haceros daño.

Sé que algunas lectoras se sentirán aludidas injustamente, pero quiero aclarar que no estoy hablando en términos generalizados. Ya sé que existen algunas mujeres que son la excepción, y que saben cómo tratar, cómo amar, y cómo hacer que se sienta importante un hombre, pero por desgracia abundan más las otras. Cuando encuentras a una de ellas, se hace inevitable admirarlas como merecen. A esas últimas, mi afecto y respetos; y a las otras, no voy a llorar por ellas, por supuesto.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

El trabajo del PP

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Tomás Gómez.- Después de unas cuantas semanas de silencio, desde las filas podemistas han sacado a los medios al brazo paramilitar de la organización. Desde su atalaya particular y bajo el disfraz de que no está en primera línea, pero próximo a la cúpula morada, Juan Carlos Monedero ha sentado la posición de Podemos en el marco de la situación política actual.

Mitad desahogo, mitad exhibiendo una fría estrategia, se cebó con Pedro Sánchez, pero guardó algunas balas contra Errejón, contra Carmena e, incluso, contra el marido arquitecto de la exalcaldesa por su participación en la controvertida operación Chamartín.

De la entrevista en el diario El Mundo quedan algunas cosas claras. La primera, que Monedero se ha convertido en la voz oficiosa de Podemos. En un momento en el que los líderes políticos no se fían de nadie, ni siquiera de sus equipos, contar con un colaborador, entregado, leal y que, además, no tiene responsabilidad alguna, es un lujo.

Mantener una voz cualificada que no tiene poder orgánico, pero que es, al tiempo, altavoz de Pablo Iglesias pero no te vincula al líder con las opiniones expresadas, es un juego de malabares.

En segundo lugar, también quedó meridiano que Podemos ya ha entrado en clave electoral. Los empujones a Sánchez, tachándole de personaje limitado ideológicamente, atacando directamente a su tesis, cosa que hasta la fecha habían evitado los morados y dirigiendo unos cuantos improperios hacia la dirección socialista, solo ponen de manifiesto que Podemos no cree que vaya a haber negociación y han optado por entrar en campaña.

Eso sí, deseosos de alcanzar un acuerdo con los socialistas, han tenido la precaución de no haber realizado la entrevista ningún miembro de la dirección, por tanto, formalmente, Podemos mantiene su silencio y, si se produjese un giro de la dirección socialista, las palabras de Monedero serían un obstáculo perfectamente salvable por su carácter no oficial.

No obstante, el mensaje para los socialistas ha quedado claro: si hay convocatoria de elecciones, toda la campaña de Podemos va a ir dirigida contra el PSOE. La estrategia del 28A, de acudir a las elecciones como comparsa de Sánchez ha quedado atrás para Pablo Iglesias.

Tampoco están dispuestos a dejarse quitar la merienda por Errejón, para ello la estrategia es doble, tiende la mano a Manuela Carmena para aislar al ex número dos, al tiempo que le corta un traje a medida de colaboracionista con el Partido Socialista y de cercenador de la democracia interna podemista.

Con Carmena no todo ha sido limar asperezas, insinuando que entrar en confrontación con Podemos podría tener coste familiar, en relación a la famosa operación urbanística, es un aviso en toda regla.

Viendo la respuesta de Monedero, queda claro que Iglesias no está dispuesto a renunciar el arma de ataque que supone la presunción de culpabilidad que es el haber gobernado en un país como España.

En definitiva, parece que veremos una campaña en la que el trabajo del PP lo hará Podemos y, por su parte, el del PSOE lo cubrirá Ciudadanos.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

La economía cayendo y Pedro Sánchez veraneando en Doñana

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Paloma Cervilla.- Vamos camino de los cuatro meses con un Gobierno en funciones y a Pedro Sánchez parece importarle poco. Si no, no se hubiera ido de vacaciones a Doñana. Cualquier dirigente político responsable no sale de su despacho hasta haber conseguido la estabilidad política para España. Si uno suspende el curso escolar, como le ha sucedido al presidente del Gobierno en funciones, no tiene vacaciones.

Pero a Sánchez todo le da igual. Mientras su objetivo sea destruir a Pablo Iglesias y conseguir quedarse con todos sus votos, que siga pasando el tiempo, a ver si se achicharra.

Esta estrategia de desgaste político del adversario está teniendo consecuencias para el conjunto del país, que pueden ser muy graves, sobre todo para su futuro. Y lo estamos viendo en la economía.

Voy a dar algunos datos, muy negativos, que ponen de manifiesto la gravedad de la situación:

1.- España ha registrado el PIB más bajo en el segundo trimestre del año, de los últimos cinco.

2.- La economía ha crecido un 2,3% en el segundo trimestre, frente al 2,4% del primero y el 2,6% del mismo periodo del año anterior.

3.- El gasto de los turistas cae en un 2,2%, la mayor caída desde el cuarto trimestre de 2012.

4.-Las matriculaciones de automóviles han caído un 11%

5.- El paro en julio se redujo solo en 4.253 personas, retrocediendo a niveles de 2008, cuando comenzó la recesión económica.

Y mientras todo esto pasa, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mira para otro lado y afirma que “España crece más que el resto, de una forma robusta y sostenida”.

Si después vienen los recortes, que no haya lamentos. Si en una casa se ingresan 2.000 euros y se gastan 3.000, lo que viene después es la tijera.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Publicidad

publicidad

Recomendados

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: