Connect with us

Cine y Televisión

Sánchez quiere leyes para perseguir al poco periodismo que no es su soldadesca

Published

on

Comparta este artículo.

H. Terstch.- Estén atentos los españoles, porque si este Gobierno no cae pronto, sea por inepto, por tramposo, por mentiroso, por plagiario, por traidor, por cómplice de mafias, por colaborador de golpistas y enemigos de España, puede que se quede. Puede que transforme tanto los métodos de trabajo en nuestro sistema que no podamos, no nos dejen hablar sobre su relevo hasta que las condiciones de miseria, violencia y caos ocupen organismos internacionales. En España asistimos ya a muchos pasos consecuentes que dicta el guión de una toma de las riendas del poder, no solo del Gobierno, sino del sistema, para poder casi excluir la alternancia. De ahí que sean tan alarmantes las palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo que anuncian la intención del Gobierno de imponer límites a la libertad de expresión e información. Siempre en defensa de la verdad, faltaría más.

Tras los baratos eufemismos de Calvo, queda claro que el Gobierno considera que jueces y tribunales no son suficientes como hasta ahora para perseguir los delitos en opinión e información. Porque hay informaciones u opiniones que este Gobierno quiere perseguir y que aún no puede. «Necesitamos seguridad». Se regulará -dice que con otros países- lo no regulado hasta ahora en el ámbito de la libertad de expresión y del derecho a la información.

Loading...

Las amenazas a los medios de este Gobierno no tienen precedentes en España desde 1978. No quieren que se hable mal de ellos. Y decretan que todo lo malo sobre ellos es mentira. Ya lo advirtió Pedro Sánchez, menos solemne que macarra, que quien le critique a él o al Gobierno critica al Estado. Al principio nos hizo gracia. ¿Qué rayos se habría creído ese galán de grandes superficies? La risita se nos ha borrado. Con su carácter práctico, no serán ni el principio de contradicción, ni la honradez, ni la vergüenza ni el sentido del honor lo que frene la incontrolada ambición de Pedro Sánchez. No tiene dudas ni muestra escrúpulos. No hay elecciones. Los golpistas son buenos. Los constitucionalistas, malos. Monto cuando quiero en avión. Mi mujer trabaja donde me dé la gana. Quien me ataca ataca a España. Punto.

Atentos españoles, el Gobierno quiere armas para combatir «la mentira» de los periodistas. Eso que les gusta llamar «fake news» porque hacen mucho daño, «a veces», dramatizaba ayer Calvo, «daños irreparables». En un ambiente tan comprensivo de la leal soldadesca izquierdista del periodismo patrio nadie le haría reparar ayer que los daños que sufre actualmente el Gobierno no los generan unas mentiras sino unas verdades. Estas nuevas medidas para limitar la libertad de expresión y de información encajan con las disposiciones de la nueva ley de memoria histórica que tiene en la recámara el PSOE y que impone penas de prisión, graves multas e inhabilitación a quienes cuestionen la interpretación de la guerra civil española y del franquismo que hacen quienes se consideran herederos de los perdedores. Dará con sus huesos en la cárcel quien crea como yo que la tragedia española no comenzó el 18 de julio de 1936, sino con la criminal quema de iglesias y conventos de 11 de mayo de 1931 y que, por supuesto, fue una inmensa suerte para España que la guerra la ganara Franco y no Stalin.

Ahí tienen a la UE muy preocupada por Hungría y Polonia, porque cumplen su programa unos gobiernos avalados por amplias mayorías salidas de elecciones impecables. Pero de España no dice nada la UE. Pues debiera. Un gobierno de 84 escaños apoyado por grupos totalitarios -unos pisotean los derechos de los españoles no separatistas, otros son títeres y franquicias de regímenes asesinos-, prepara un arsenal de medidas para perseguir a quien discrepe. A quien se atreva a decir la verdad sobre el Gobierno y sobre la historia o a escribir una columna como esta.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cine y Televisión

Guillermo Toledo I el Rojo, en el templo del capitalismo: la Clínica Ruber de Madrid

Published

on

Comparta este artículo.

 


Cuenta la leyenda, que si a las 12 de la noche uno abre un navegador, entra en Google, y busca “Personaje vivo más abyecto, miserable, ruin, nauseabundo, deleznable y traidor”, Google se vuelve loco y empieza a vomitar en su pantalla la foto que abre este artículo.

Efectivamente, vamos a hablar de Guillermo, alias “Willy” Toledo.


Es curioso como toda esta caterva de rojos procubanos y bolivarianos de pro, que tanto defienden la sanidad pública, que insultan de las maneras más soeces a los que no pensando como ellos, siempre y en todas las ocasiones son “fachas”, en cuanto tienen el menor síntoma de algún divieso, golondrino, pústula o verruga genital, o incluso casos graves de miasmas catarrales acuden a velocidad terminal a los mejores centros de medicina privada que son capaces de encontrar en 500 kms a la redonda.

Loading...

 

Ahí tienen a la familia Monst… perdón, a la familia Bardem, que cuando Penélope comenzó los “trabajos” de parto (lo de trabajos es un decir; cuentan que había dos enfermeras empujando por ella, mientras ella dormía el sueño de la anestesia) no dieron un lugar más obrero, popular, comunista y público que la clínica más cara del mundo: el “Mount Sinai”.

Mucho más cerca, y desde luego en otro rango económico, los más miserables artistillas, titiriteros y pazguatos comicastros de quinta división que adornan y solazan nuestra Patria se limitan a acudir a clínicas de gran renombre, pero de nivel local; algo más cañí, como si dijéramos.

Que tampoco podríamos calificar de lujosas y “chic”, porque en una de ellas sufre entre las garras del coronavirus la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calva. Perdón. Calvo. El atún no: la Vice.

El caso es que un lector nos ha hecho llegar esta descacharrante imagen en la que encontramos al dilecto señor Toledo, Guillermo, mirando con chulería de Villaverde (bajo) a la cámara del móvil que le retrata, mientras guarda turno -muy educadamente, parece- para ser atendido en la conocidísima “Clínica Ruber” de Madrid.

No parece que acuda por un caso de coronavirus, pero desde aquí le deseamos una pronta mejoría de todo lo que le aqueje. Ustedes… ya me entienden.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Cine y Televisión

El PP critica la información de RTVE sobre la cacerolada contra el Gobierno

Published

on

Comparta este artículo.

El Grupo Parlamentario Popular ha criticado este domingo la información ofrecida por RTVE sobre la cacerolada que numerosos ciudadanos protagonizaron la noche del sábado contra el Gobierno por su gestión de la crisis del coronavirus, lo que ha considerado un caso de “malas prácticas”.

En un comunicado, los populares informan de la presentación de una batería de preguntas escritas sobre este asunto por parte de la portavoz adjunta, Macarena Montesinos, y el portavoz del PP en la Comisión Mixta de RTVE, Eduardo Carazo.

Loading...

La corporación pública, según ese grupo parlamentario, “ha pasado de puntillas” sobre esta protesta ciudadana, a la que se sumaron anoche ciudadanos de muchas localidades que hicieron resonar su protesta desde ventanas y balcones para criticar al Gobierno por el manejo de la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia.

Montesinos asegura que en el informativo de anoche “solo se dedicaron unos segundos, sin apenas sonido, a dicha protesta espontánea, cuando unos días antes habían dedicado una pieza íntegra a la cacerolada contra el rey”.

La nota critica otros casos, como “la no emisión íntegra” de la declaración de Pablo Casado tras conocerse las medidas del estado de alarma, la “ocultación” de su intervención tras su reunión telemática con los presidentes autonómicos populares y la entrevista “a un enfermero cercano a Podemos en el hospital de La Paz como si fuera representativo del sector”.

En este sentido, Macarena Montesinos ha denunciado “una campaña de blanqueo de TVE a la pasividad, ineficacia e improvisación del Gobierno tratando de ocultar cualquier crítica, cuando hay un clamor popular de indignación”.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Cine y Televisión

Un ex actor infantil de TV3 insinúa que el Ejército pudo contaminar el Aeropuerto de Barcelona para “matar catalanes”

Published

on

Comparta este artículo.

El actor Ramón Peris, que se hizo popular en la década de los 90 al interpretar al personaje de ‘Petri’ en el Club Súper 3 de TV3, ha acusado en twitter al Estado español de querer matar a catalanes y ha insinuado que el Ejército podría haber envenenado el aeropuerto.

“¿Quién puede asegurar que lo que roció ayer el Ejército en el Aeropuerto del Prat no era un contaminante? Estrategias y técnicas modernas para diezmar al enemigo sin bombardearlo”, ha dicho.

Loading...

“España no tiene compasión ni decencia contra los habitantes de Cataluña. Nos roba el dinero y la vida”, ha indicado igualmente.

“El Estado español maltrataba, maltrata y maltratará siempre a Cataluña porque la considera la puta que debe complacer sus caprichos machistas”, ha afirmado también.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish