Connect with us

España

Zapatero pactó con la banda terrorista ETA su declaración oficial tras el anuncio de la “tregua”

Published

on

José Luis Rodríguez Zapatero / Imagen: Captura de Youtube
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los enviados del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en las negociaciones políticas con la banda terrorista ETA aceptaron la propuesta de la organización criminal de ocultar en “anexos” secretos la consideración de ‘vascos’ que daban a los ciudadanos de Navarra en los acuerdos alcanzados antes de anunciar la declaración de alto el fuego permanente, según las actas de ETA a las que ha tenido acceso Europa Press. Estos anexos, junto con el preámbulo y las actas de las negociaciones están depositados en un banco y custodiados por el facilitador de los encuentros, la Fundación suiza Henry Dunant con sede en Ginebra.

El planteamiento surgió durante la fase inicial, en la sexta reunión de la tanda de negociaciones previas a la declaración de tregua por parte de ETA, las celebradas en julio de 2001. Fueron los enviados de la organización terrorista quienes los propusieron cuando estaban discutiendo con los representantes del Gobierno qué se consideraba sociedad vasca o ciudadanos vascos.

Los enviados de la banda terrorista plantearon que se incluyera en la declaración que tenía que realizar el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que este término de sociedad vasca incluía a los ciudadanos de Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra. Pero ante las reticencias del Gobierno, que no quería ser tan preciso en la declaración pública del Jefe del Ejecutivo, los enviados de la banda propusieron que determinadas cuestiones se recogieran en “anexos” que serían secretos.

Según informa Europa Press, inicialmente, la representación gubernamental se mostró ‘totalmente en contra, según consta en las actas intervenidas a ETA. Pero los enviados de la organización terrorista insistieron y preguntaron al facilitador de las reuniones si, atendiendo a su experiencia, era usual realizar anexos en los acuerdos, aunque éstos no se hicieran públicos. El facilitador respondió que sí, “que se hacen a menudo y que son habituales en el ámbito de la diplomacia” y se mostró dispuesto a realizarlos él mismo desde su labor de notaría”. Pero la propuesta se quedó para la siguiente reunión y en la séptima, el Gobierno aceptó incluir los anexos.

La condición era que los hiciera el facilitador desde el ámbito de su trabajo, es decir, “desde su labor de recoger en acta el contenido de las negociaciones. Los puntos que se debían incluir inicialmente en esos anexos, que no formarían parte de la declaración final que haría el jefe del Ejecutivo pero que se referían al primer párrafo de ésta, eran relativos a los “ciudadanos vascos’ y la expresión ‘respetando las normas y procedimientos legales”.

También se estableció que habría anexos para otra parte de la declaración de Zapatero, en lo relacionado con los “mecanismos de negociación”, con los “partidos políticos vascos así como los agentes sociales, económicos y sindicales’ y sobre las labores de las mesas de negociación.

Finalmente, en los anexos aceptados por las dos partes se reflejaron seis puntos que eran aclaratorios de la declaración que pactaron para que realizara Zapatero cuando ETA anunciara la tregua.

El primero de ellos se redactó así: ‘Entendemos como ‘acuerdos’ los concernientes al futuro de los ciudadanos de Araba, Gipúzkoa, Bizkaia y Nafarroa, constatando la existencia de dos comunidades autónomas’.

Tras alcanzar el acuerdo sobre la declaración del entonces presidente del Gobierno, los enviados de Zapatero expusieron que se abría un periodo hasta la declaración de éste en el que tendría que lograr una especie de pacto de Estado, al tiempo que ratificaban las “garantías” que serían tratadas también de ‘manera secreta”. Estas garantías eran las siguientes, según la información de Europa Press: no hacer detenciones, ni en España ni en Francia, no realizar ataques contra la autodenominada Izquierda Abertzale, legalización de facto de asociaciones, partidos y organismos abertzales y control de las fuerzas armadas.

Sobre este último punto, en una de las reuniones, el mediador que hablaba directamente con Zapatero explicó que el Ejecutivo estaba estudiando la posibilidad de hablar con los franceses para bajar la presión debido al temor del presidente a que llegara a la Policía la noticia de las conversaciones con la banda terrorista.

Finalmente y para evitar filtraciones, acordaron que las actas -que incluían el preámbulo y los anexos o aclaraciones- se guardarían en secreto, que habría una sola copia y que se guardarían en un banco. Estas actas, aclararon, serían la interpretación que hacía el facilitador de las negociaciones sobre todo lo hablado en ellas.

Según Europa Press, en las actas de ETA, el nombre del facilitador no aparece en ningún momento, se le identifica con las siglas LAU, pero el 22 de marzo de 2011, uno de los enviados del Gobierno a esa negociación prestó declaración como testigo protegido en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Allí dijo desconocer a qué respondían esas siglas pero desveló que los mediadores que estaban en esas reuniones eran del Centro Henri Dunant, con sede en Suiza.

Según cuenta La Tribuna del País Vasco, en aquellos momentos el Centro Henri Dunant nombró al socialista Javier Solana, ex secretario general de la OTAN y ex responsable de asuntos exteriores de la Unión Europea, como su presidente de honor. Paralelamente, también en aquellos años, tanto el Ayuntamiento de San Sebastián, entonces en manos del también socialista Odón Elorza, como el Gobierno Vasco, liderado en aquellos momentos por el también socialista Patxi López, subvencionaron diversas actividades del Centro Henri Dunant.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Iglesias insiste en un Gobierno de coalición y amenaza con un ‘no’ a la investidura de Pedro Sánchez

Published

on

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la reunión de este martes por la mañana.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La reunión que esta tarde han mantenido en el Palacio de la Moncloa el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha concluido en fracaso, tras la decisión de este último de mantener su exigencia de entrar en un gobierno de coalición -con miembros de su formación dentro del Consejo de Ministros-.

Asimismo, Iglesias ha comunicado a Sánchez que en el caso de no lograr este objetivo no descarta votar en contra de la investidura, han informado fuentes socialistas al término de la reunión que ambos han celebrado en La Moncloa y que ha durado aproximadamente una hora.

Sánchez, por su parte, ha repetido su oferta de “gobierno de cooperación” y ha advertido a Iglesias que está determinado a presentarse a un debate de investidura en el mes de julio tenga o no tenga amarrados antes los apoyos suficientes para sacarlo adelante.

Con la decisión de ir a la investidura aunque no tenga atada una mayoría suficiente, Sánchez busca que cada formación política se retrate y asuma el riesgo de ser percibida por la ciudadanía como la culpable del bloqueo institucional.

El único avance que se ha producido en esta reunión es el ofrecimiento de establecer una comisión de seguimiento del acuerdo programático que pudiesen alcanzar PSOE y Unidas Podemos en esta legislatura.

Por su parte, fuentes de Podemos aseguran que en la reunión de este martes Pablo Iglesias ha constatado que el PSOE no ha decidido si quiere un acuerdo con la izquierda o con la derecha para sacar adelante la investidura.

Por eso, explican que el líder de Podemos ha transmitido a Pedro Sánchez, al que ha reiterado que quiere entrar en un Ejecutivo de coalición, que debe decidirse porque España necesita un gobierno estable y de izquierdas. También le ha planteado que la ciudadanía merece claridad y certidumbres respecto al proyecto de gobierno que se tiene para el país.

Iglesias reiteró en el encuentro que Podemos quiere acuerdos claros como los que ha firmado con el PSOE y otras fuerzas políticas en varias comunidades autónomas.

La investidura, en julio

La entrevista celebrada entre los dos políticos es la cuarta que han mantenido para hablar de la investidura tras las elecciones generales del 28 de abril.

Sánchez le ha reiterado su oferta para conformar un Gobierno de cooperación en los tres ámbitos de colaboración conocidos (programática, parlamentaria e institucional), lo que pasa por incorporar a miembros de Podemos en cargos intermedios de la Administración, pero fuera del Consejo de Ministros.

Los socialistas también estaban dispuestos a incorporar en el gabinete de Sánchez a independientes de reconocido prestigio en sus respectivos ámbitos profesionales que pudieran situarse en la órbita ideológica de Podemos.

El jefe del Ejecutivo pondrá rumbo en la tarde de este miércoles a Osaka (Japón) para participar en la cumbre del G-20. Él domingo deberá estar en Bruselas para la cumbre extraordinaria sobre el reparto de cargos institucionales, por lo que en los próximos días su agenda internacional le impedirá volcarse en los contactos para sacar adelante la investidura.

Así las cosas, fuentes del Gobierno descartan que la primera semana de julio pueda convocarse ningún debate de investidura, que sitúan como pronto en la segunda o tercera semana de julio.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Zapatero se muestra a favor de los indultos a los presos golpistas del 1-O y pide una sentencia que “no comprometa el diálogo”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado este martes en una entrevista con Rac-1 que ha mantenido contacto telefónico con el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, actualmente en prisión a la espera de sentencia por el juicio del 1-O. Una sentencia de la que ha pedido que “no comprometa al diálogo” porque en opinión del ex presidente es la única forma de atajar el conflicto catalán.

“Deseo, respetando al Tribunal Supremo, una sentencia que nos permita recuperar la necesaria y saludable convivencia”, ha expresado Zapatero, que al ser preguntado por los indultos a los presos del procés ha asegurado estar “a favor de que se estudie si lo piden”.

Zapatero, que no ha desvelado el contenido de su conversación con Junqueras, ha avalado además que “puede haber aproximación y acuerdo” con los partidos independentistas en el Congreso de los Diputados para una posible investidura de Pedro Sánchez. “Forman parte del arco parlamentario”, ha confirmado el ex líder del PSOE, al mismo tiempo que ha destacado que el presidente en funciones “tiene capacidad para sumar apoyos diferentes”.

Tras confirmar su contacto con Junqueras, el ex presidente del Gobierno ha expresado que “la situación más complicada” a la que aún se debe enfrentar el Estado es la del fugado Carles Puigdemont. “Que un presidente que se siente presidente esté donde está y con las condiciones políticas y jurisdiccionales es complicado”, ha explicado, al mismo tiempo que ha confirmado que no ha hablado con el ex president, aunque tiene “un amigo en común”.

Preguntado sobre la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, Zapatero se ha mostrado en contra de lo que considera “una salida falsa a un debate” ya que esa “no es la mejor demostración de una buena cultura democrática”. “La democracia es convivencia, buscar la unidad. La mejor manera de convivir no es contarse, es buscar la unidad”, ha destacado.

Sobre la crisis que se ha abierto en Ciudadanos con la dimisión de Toni Roldán, Javier Nart y dos dirigentes regionales en Asturias y Murcia, el ex presidente ha expresado no sentirse sorprendido porque siempre ha visto a Albert Rivera “una persona muy de derechas”. No es creíble que te puedas sentar con un partido como Vox y cuestionar la constitucionalidad del PSOE”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Vox rompe con el PP en los ayuntamientos de toda España y pasa a la oposición

Published

on

Imagen del acuerdo entre Vox y el PP.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La dirección de Vox ha formalizado este martes su ruptura con el PP en los ayuntamientos anunciando que ya renuncia a cargos en gobiernos locales y que se pasa a la oposición en los consistorios. En cuanto a las negociaciones autonómicas, la decisión la tomarán las organizaciones autonómicas, pero la prioridad será el cumplimiento de su programa.

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado esta decisión del Comité Ejecutivo Nacional del partido en rueda de prensa en el Congreso, en la que ha mostrado su malestar por lo que considera un “incumplimiento” por parte del PP y de Ciudadanos de los acuerdos para desalojar a la izquierda en los ayuntamientos.

Previo a este anuncio, han hecho público el acuerdo, en el que se puede ver que, como decían desde la formación liderada por Santiago Abascal, se acordó con el PP “nombrar a personas indicadas por Vox en cada ayuntamiento en distintas concejalías de Gobierno”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish