Connect with us

Economía

¿A quién le interesa hablar de recesión en Estados Unidos?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los medios tradicionales de EEUU han comentado muy poco el considerable crecimiento económico de los primeros años de la administración de Trump. El odio a este presidente supera la responsabilidad que tienen los medios de informar al pueblo americano de lo bueno, malo y feo del gobernante. Se concentran en lo malo y feo, aunque requiera manipulación.

El Premio Nobel de Economía Paul Krugman, ahora convertido en activista político de The New York Times, escribió un artículo justo después de la elección de Trump, en el 2016, afirmando que Trump causaría una recesión. En otro artículo reciente, Krugman escribió que “el dinero inteligente cree que Trumponomics (la política económica del Gobierno Trump) es un fracaso”. Su predicción de la inminente llegada de una recesión se basa en el dato de que los bonos de inversión tienen la curva de rendimientos invertida. El rendimiento a plazo corto es superior al rendimiento a plazo largo. Según Krugman, que también anunció fallidamente en su momento la quiebra del euro y el rescate de España, este factor ha pronosticado una recesión seis veces en los últimos nueve casos.

En diferentes momentos, Larry Summers, economista de Obama, y Krugman declararon que creer en un crecimiento del 3% del PIB era como creer en hadas. Ambos economistas son muy críticos del “supply side economics” (economía que favorece a la producción a base de reducción de impuestos y regulaciones) aunque Reagan obtuvo un crecimiento económico excelente basando su política económica precisamente en esta misma teoría. Ahora cuando ambos economistas fueron contactados en el momento en que el PIB alcanzó dicho crecimiento desde el último trimestre del 2017 hasta el último del 2018, rehusaron responder. Está muy claro que hoy día la política está entrelazada con demasiadas profesiones.

Y es que una cosa son las predicciones y teorías y otra los datos reales. El Ministerio de Trabajo ha publicado los últimos números del paro y estamos a records históricos mínimos de desempleo: 3.7%. Los negros y los latinos tienen las tasas de paro más favorables de la historia y la diferencia del paro entre los blancos y los negros es la más pequeña que se ha medido en la historia del país. Hay seis millones en el paro, que es el número más bajo desde el 1975, aún teniendo un 60% de la población de hoy. Igualmente, el número de la población laboral con trabajo es el más alto de la historia, con 165 millones de personas trabajando. También la participación laboral ha subido del 62.9 al 63.2% y con ello los salarios, en un 3%. La media de las entradas de dinero de una familia en EEUU fue de $58.800 en el 2016 y la del 2018 fue de $61.200.

Las diferentes mediciones que hay sobre la confianza del consumidor también se hallan cerca de los máximos históricos.

Hay que tener en cuenta, que durante la administración de Obama, debido a la recesión del 2008, contó con numerosas medidas de estimulación económica por parte de la Reserva Federal. Desde estímulos multimillonarios, a créditos con 0% de interés, a la impresión de grandes cantidades de dólares. Por el otro lado, la economía de Trump ha sido objeto de ocho incrementos de interés, hasta llegar al 2.5%.

Obviamente, la RF sube los intereses cuando la economía es saludable con el propósito de evitar un recalentamiento o burbujas y mantener un crecimiento estable. Primordialmente debido a su guerra de tarifas con China, Trump quiere que bajen los intereses, ya que crearía condiciones favorables. Ningún otro presidente ha presionado como este a la RF, que se considera una entidad independiente. Y el no-muy-tímido de Trump, en otro de sus típicos tuits, acusó a la RF junto con China como los enemigos Nº1 de EEUU. Hay argumentos por ambos lados sobre la razones con las que ha actuado, pero su presidente, Jerome Powell, decidió rebajar algo recientemente los intereses alegando que la inflación era sólo del 2%. En una rueda de prensa, J. Powell también dijo que la economía estaba en un estado muy saludable y que las posibilidades de una recesión a plazo corto eran remotas.

Viendo toda esta situación, ¿cuál es la razón por la que los medios y los políticos auguran una recesión?

La explicación es sencilla. Ninguno de los presidentes en ejercicio que haya tenido una economía saludable durante la re-elección ha perdido su cargo. En mi opinión, Trump podría ser una excepción (por razones demográficas), pero minimizando o descalificando su economía se perjudicaría aún más sus probabilidades.

(La Tribuna del País Vasco)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

Los transportistas se hartan del boicot independentista: “Me planteo no coger ningún viaje más a Barcelona”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Medio millar de vehículos han tenido que pasar la noche atrapados en la Jonquera por los boicots de los independentistas catalanes. El tráfico en la zona se ha resentido y para sus acciones, los secesionistas han talado árboles y han formado barricadas con lo que pillaban.

Durante estas últimas horas se han vivido auténticos momentos de tensión en esos tramo de autopista. Los transportistas han sido una vez más los grandes perjudicados. Horas y horas acumuladas de retrasos que provocan gran crispación.

De esa frustración de los que intentan hacer su trabajo, a la fiesta que se montan los radicales independentistas. Mientras unos pasan la noche atrapados, otros se montan la fiesta. Ayer el grupo Txarango, muy vinculado a la CUP, actuaba en plena AP-7.

En Mediodía COPE hemos podido hablar con Paco. Es camionero y conoce a la perfección las carreteras del norte de España. Este martes, a las cinco de la mañanam comenzaba su trayecto desde Valencia. Tiene un camión cisterna en el que transporta líquidos alimenticios. Su objetivo era llegar a la zona de París, para luego acudir a Barcelona. Las complicaciones puede tenerlas esta tarde, en la vuelta: “Ese es el problema, que tengo que descargar en el puerto”.

La ruta que más le conviene teniendo en cuenta sus paradas le lleva a cruzar la frontera por Irún. Paco se libró por poco de los cortes que se provocaron ayer en ese punto tras la llamada de los independentistas catalanes: “Lo que me han comentado es que se pusieron con coches particulares a circular a una velocidad muy reducida”, ha contado. Todo ello agravado por el hecho de que en esa zona los camiones tienen restringidos los adelantamientos.

Los contratiempos que genera una situación como esta parecen bastante obvios: “Un montón de tiempo, consumo, contaminación. Nos están fastidiando la vida”, explicaba Paco. Su deseo es el de muchos compañeros: “Lo único que pedimos es poder trabajar”.

Esta misma tarde que pasar por la Junquera, y a pesar de que la situación parece estar un poco más calmada tiene varios temores: “Que se pongan a prenderme fuego o me ocasionen un accidente. A parte de eso yo tengo que satisfacer a un cliente. Esto es una bola que se va haciendo más grande”, relataba.

Las consecuencias a medio plazo no te van a sorprender. La reflexión que hace Paco se podría equiparar a la decisión que ya han tomado muchas empresas en los últimos meses: “Estoy pensando no volver a coger ningún viaje a Barcelona”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

PSOE-Podemos dispara la prima de riesgo a su nivel más alto del último mes

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Vuelven las dudas a los mercados europeos. Los inversores se han encontrado de forma inesperada con un nuevo tensionamiento en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Además los mercados españoles todavía tienen que digerir el pacto para la formación de un gobierno de izquierdas. Hay quien dice que en esta ocasión la verdadera jornada de reflexión se produce ahora, después de las elecciones, al menos en los mercados.

La Bolsa ha evolucionado a peor a lo largo de la mañana. Poco antes de media sesión el índice Ibex 35 pierde un 1,6 por ciento, hasta 9.160 puntos. Los bancos son los valores más bajistas, en especial Bankia que se deja ya más de un 5 por ciento. La prima de riesgo de España también ha empeorado. Alcanza ya los 72 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 0,43 por ciento.

Hoy desde Estados Unidos llegará el dato de IPC. Los analistas esperan que la inflación se mantenga en el 1,7 por ciento en aquel país. Pero la referencia más importante que llegará desde EEUU será, sin duda, la intervención del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante el Congreso. Seguramente contestará al presidente Trump, que ayer le acusaba una vez más de rebajar el precio del dinero a un ritmo excesivamente lento. Trump cree que si la Reserva hubiera recortado tipos a mayor velocidad, la Bolsa de Nueva York estaría un 25 por ciento por encima de los niveles actuales… y eso que Wall Street cerró ayer en máximos históricos. El índice S&P 500 tocó por primera vez los 3.100 puntos.

El presidente Trump, además, volvió a echar gasolina al fuego de las negociaciones comerciales con China. Aseguró que aumentará aranceles a productos chinos si no hay un acuerdo satisfactorio. De nuevo se produce un tira y afloja entre las dos mayores potencias del mundo, justo cuando se esperaba que pronto firmasen los primeros acuerdos. Pero parece que con Trump en la Casa Blanca nada es fácil.

Dentro de casa, el índice Ibex 35 fue ayer el patito feo de los mercados europeos, al cerrar la sesión con pérdidas de un 0,9 por ciento, mientras subían las plazas vecinas. Hoy continúan las pérdidas. El Ibex 35 baja un 1 por ciento, tras las primeras operaciones del día. Se coloca en 9.215 puntos. Hace solo una semana roza los 9.500. Vuelve a ser la plaza más débil entre sus vecinas. El Ibex ha subido en este año un 8 por ciento, cuando el índice paneuropeo EuroStoxx 50 se ha revalorizado un 23 por ciento.

Por su parte, la prima de riesgo de España aumenta hoy un poco más, supera los 70 puntos, que es su nivel más alto del último mes. Los inversores temen, entre otras cosas, que con un gobierno PSOE/ Podemos aumente el gasto y del déficit público y se eleve la presión fiscal a las grandes compañías. Y todo esto en un decorado de desaceleración del crecimiento económico. Todavía falta superar la investidura, falta aprobar los Presupuestos Generales del Estado y falta, finalmente, ponerse a gobernar. Pero es un escenario que no gusta en los mercados financieros.

Los inversores, además de la incertidumbre política y económica, se ven muy presionados por el inesperado paso atrás en las negociaciones comerciales chino-estadounidenses. Cae Bankia, que ayer bajó con fuerza ante el temor a una “renacionalización” si cuaja el pacto de gobierno entre socialistas y “podemitas”. En dos días la cotización de Bankia ha bajado más de un 8 por ciento. Recortes también en las demás entidades financias, en Repsol y en las eléctricas.

Hoy cae con fuerza Técnicas Reunidas, a pesar de que su beneficio se ha disparado hasta 23,7 millones. Baja Mediaset, pese a que ha triplicado su beneficio en los nueve primeros meses del año, hasta 23,7 millones de euros. sube con fuerza Amper, que ha mejorado el suyo hasta 18 millones al cierre de septiembre, frente a los 8 millones que consiguió un año antes. Y sube CAF, que ha incrementado sus beneficios un 29 por ciento, hasta 39 millones. Operan casi planos Barón de Ley, que ha mejorado su resultado un 17 por ciento, hasta 20,6 millones de euros, y también Parques Reunidos, que ha dado pérdidas de 73 millones de euros.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Los inversores huyen de la Bolsa española tras el acuerdo del PSOE con “El chepas”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

EC (R) El mercado financiero español vive hoy su segundo día de pérdidas importantes, tras el anuncio del acuerdo alcanzado por PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición. Los inversores han decidido, aparentemente de forma masiva, abandonar sus inversiones en las grandes empresas nacionales, ante el temor a una desaceleración de la economía más acusada de lo previsto, así como ante el temor a que algunas medidas concretas del nuevo gabinete resulten dañinas para la cuenta de resultados de algunos sectores. El más castigado por esa venta masiva de acciones en sin lugar a dudas el sector de banca. El compromiso de Pedro Sánchez de que Nadia Calviño ocupará la vicepresidencia económica -un gesto que se interpreta como una clara apuesta por el rigor en materia económica- no ha sido suficiente para tranquilizar a los ahorradores, que han decidido apostar por mantener posiciones de liquidez y abandonar los activos en riesgo.

El IBEX -el principal índice de referencia del mercado bursátil español- anota un retroceso del 1,57% apenas dos horas después de iniciarse la sesión, que se acumula a la baja del 0,86% anotada en la sesión del martes. En el caso de los valores del sector financiero, sin embargo, el temor a nuevos impuestos sobre la banca ha situado la cotización al mismo borde del pánico. Así, Bankinter retrocede un 4,12%; Sabadell el 4,18%; Santander el 3,58% y BBVA el 2,76%.

El caso de Bankia, heredero de Caja Madrid y en el que el Estado tiene una participación mayoritaria en el capital, es aún más significativo. Las acciones del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri perdieron en la sesión del martes un 4,55% de su valor y en la de hoy acumulan otro retroceso adicional en el entorno del 5%. En tan sólo dos jornadas una pérdida cercana al 10%, que parece estar justificada en el temor a que el Gobierno impulse un cambio de rumbo en la entidad, para que actúe como una banca pública y abandone su actual estrategia de comportarse como una entidad privada. La posibilidad de que Bankia pueda convertirse de nuevo en un banco gestionado por políticos, al modo manera de las antiguas cajas de ahorros, despierta numerosos temores.

La prima de riesgo, el diferencial que debe pagar España por su deuda pública en comparación con el bono de referencia de Alemania, también mantiene una tendencia alcista y desde la apertura del mercado de hoy se sitúa en 70,70 puntos, lo que supone 20 décimas más que al cierre del martes. El incremento de este índice supone que crece el denominado «riesgo-país» -crece por tanto el temor ante una quiebra de las finanzas públicas- de tal forma que el Gobierno español estará obligado a pagar tasas de interés más elevadas para endeudarse. Un efecto que, a su vez y de consolidarse este aumento de la prima de riesgo, detraerá recursos para el resto de políticas que quiera desarrollar el nuevo gabinete presidido por Pedro Sánchez.

En contra de la creencia habitual de que los descensos bruscos de la Bolsa sólo afectan a los ciudadanos más acaudalados que realizan inversiones directas en ese mercado, lo cierto es que sus fluctuaciones tienen un impacto generalizado en amplias capas de la población, incluso en las más modestas. Buena parte de los activos financieros -fondos de inversión- en los que los ahorradores más modestos tienen depositados sus ahorros invierten en Bolsa y sufren o se benefician de sus movimientos. Los mismo sucede con las EPSVs -los fondos de pensiones que en el caso del País Vasco tienen una notable implantación entre los ciudadanos-, ya que una parte de sus activos están precisamente en acciones bursátiles.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: