Connect with us

Cultura

El escritor Yann Moix crea polémica en Francia al afirmar que las mujeres de más cincuenta son demasiado mayores para ser amadas

Published

on

El escritor francés Yann Moix
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La edición francesa de la revista Marie-Clarie publica una polémica entrevista al escritor y presentador de televisión Yann Moix en la que afirma que es «incapaz» de amar a una mujer de más de cincuenta años.

Loading...

Ganador de varios premios literarios, el popular autor galo señala sin tapujos en la publicación que «Venga, no exageremos. No es posible… Demasiado, demasiado mayor»

Moix indica asimismo que, en su lugar: «Prefiero los cuerpos de mujeres más jóvenes, eso es todo. Punto y final. El cuerpo de una mujer de 25 años es extraordinario. El cuerpo de una de cincuenta no lo es en absoluto».

El autor remata sus palabras añadiendo que se decanta en sus citas por féminas asiáticas, en particular coreanas, chinas y japonesas. «Es quizá triste y para las mujeres con las que algo, pero el tipo asiático es lo suficientemente rico, grande e infinito como para no sentirme avergonzado».

Los comentarios han causado un gran revuelo en las redes sociales. Algunas mujeres han optado por burlarse de sus palabras. Como Marina Foïs, una conocida cómica francesa que está a punto de cumplir 49, quien ha afirmado en su cuenta de Twitter que solo le queda «un año y 14 días para acostarse» con el novelista.

La ex primera dama Valerie Trierweiler tuiteaba contra Moix en el contexto del cuarto aniversario del ataque terrorista al periódico satírico Charlie Hebdo. Trierweiler compartía la portada que portagonizaba en la citada publicación junto al siguiente texto: «Tuve el honor de estar en @Charlie_Hebdo_ gracias a Honoré hace exactamente cinco años. Hoy le dedico este dibujo a #YannMoix».

Otras féminas de esa edad protestan publicando fotos de su cuerpo en sus cuentas personales. Así lo ha hecho la periodista y escritora Colombe Schneck, de 52 años, que ha subido una instantánea de su trasero en Instagram, que borraba más tarde: «Aquí están las nalgas de una mujer vieja de 52 años. Vaya un imbécil que está usted hecho. No sabe lo que se está perdiendo, panzudo con cerebro diminuto», decía en el texto.

Las redes también se han llenado de imágenes de estrellas de cine cercanas a la cincuentena, como Halle Berry y Jennifer Aniston como muestra de desaprovación.

Ante la avalancha de críticas recibidas, lejos de disculparse, el presentador hacía unas declaraciones a la radio francesa RTL en las que se reafirmaba, diciendo que él no era responsable de sus gustos sobre el sexo opuesto. «Me gusta quien me gusta y no tengo que responder frente a un tribunal del gusto», ha aseverado antes de justificar su decisión apuntando que «las mujeres de cincuenta tampoco me ven a mí. Tienen mejores cosas que hacer que estar con un neurótico que escribe y lee todo el día. No es fácil estar conmigo».

Moix ha ganado varios premios literarios incluido el Goncourt y el François Mauriac de la Academia francesa por su primera novela, «Jubilations Vers le Ciely», ha dirigido tres películas y es el presentador de un popular programa televisivo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Cultura

La novela que “profetizó” hace casi 40 años la creación de un arma biológica en Wuhan similar al coronavirus

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Las redes sociales se han hecho eco de la extraordinaria coincidencia entre un pasaje de la novela ‘En los ojos de la oscuridad’ y la actual situación de emergencia sanitaria por el coronavirus chino.

Loading...

El libro publicado hace casi 40 años, en 1981, por el escritor Dean Koontz habla de un laboratorio en la ciudad de Wuhan, la misma donde se ha originado el coronavirus, y está ambientado en el año 2020. La trama incluye un plan del Partido Comunista chino para diseñar un arma biológica contra sus enemigos.

En la novela de terror, el arma es llamada ‘Wuhan-400’ y su fórmula se crea sobre una cepta de 400 microorganismos artificiales.

Afortunadamente, el virus que describe el libro es peor y más mortal que el Covid-19. En la novela, los contagiados se convierten en portadores del virus solo cuatro horas después de tomar contacto con el virus. Además, la mayor parte de los enfermos muere en menos de 24 horas. Además, la tasa de mortalidad del coronavirus es solo del 2%, mientras que con el ficticio ‘Wuhan-400’ nadie sobrevive.

El virus de la novela no puede sobrevivir durante más de un minuto fuera del organismo humano. Además, cuando el paciente muere, el ‘Wuhan-400’ muere con él.

Alerta de la OMS

Hasta ahora, el coronavirus ha causado ya la muerte de 2.239 personas en todo el mundo, con más de 75.000 contagiados. Además, después de la escalada del virus en Italia y de la advertencia de la Organización Mundial de la Salud, que ha señalado que la enfermedad podría alcanzar la categoría de pandemia, el Ministerio de Sanidad de España ha decidido reforzar las medidas de detección precoz del germen. Para poner por obra estas medidas, está prevista una reunión con las Comunidades Autónomas este martes.

La OMS ha admitido en la tarde de este lunes que considera “muy preocupante” el rápido desarrollo que está experimentando el coronavirus, aunque no la considera todavía una pandemia. Desde la Organización Mundial de la Salud, no ven aún una propagación incontenible del Covid-19 y tampoco “muertes a gran escala”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cultura

“Vivir frente al terror”: Memorias de Carlos Iturgaiz

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Es esta la historia de una pasión política. Una pasión nacida en el seno de un pujante nacionalismo vasco que rechazaba los partidos de la derecha española desde el comienzo de la transición política y aceptaba a regañadientes a la izquierda socialista.

Loading...

Y la de la lealtad a un político, Jaime Mayor Oreja.

Este doble compromiso explica algo del perfil político y humano de Carlos Iturgaiz. Un joven profesor de música, que abandonó su carrera de Letras por la política y personificó la valentía frente al fanatismo terrorista y el desprecio nacionalista.

Carlos Iturgaiz llegó a la presidencia del partido vasco en 1996 y no la abandonó hasta noviembre de 2004, cuando cedió su cargo a su compañera María San Gil.

Por estas páginas desfilan reuniones crispadas de la Mesa de Ajuria Enea, diálogos tensos con el PNV de Xabier Arzalluz, políticos asesinados, la hostilidad ambiental, el «Espíritu de Ermua», así como los rumores miserables que resultaron ser falsos.

Pero sobre todo, se trata del testimonio de un hombre valiente, que habla por primera vez y nos ofrece un valioso e inédito testimonio.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

¿Qué coño es eso de la escritura?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Manuel I, Cabezas González*. La lectura y la escritura. Después de haber respondido a la pregunta ¿Qué coño es eso de la lectura?, hoy vamos a responder a una pregunta complementaria: “¿Qué coño es eso de la escritura?”. Entre estas dos actividades existe una interacción dialéctica muy estrecha, como lo aseveramos los didáctólogos y ratifican los profesionales de la escritura.

Loading...

En efecto, para los didactólogos, la lectura y la escritura pueden ser consideradas la misma cosa o dos aspectos de la misma cosa. No se puede concebir la una sin la otra. Así, es imposible imaginar a un escritor que no haya sido y sea un “gourmand” y un “gourmet” de la lectura. Además, la lectura es el único procedimiento para llegar al lugar donde un aprendiz de escritor puede encontrar reunidos todos los conocimientos necesarios para poder redactar textos. Por eso, la lectura es la única forma eficaz de aprender a escribir. Quintiliano, en “De Institutione oratorie”, ya afirmaba que, para llegar a ser un buen escribidor, era necesario leer mucho. Finalmente, esta relación dialéctica y coadyuvante entre lectura y escritura quedó recogida en el aforismo latino, que reza así: “qui escribit bis legit” (quien escribe lee dos veces, lee mejor).

Por su lado, los profesionales de la escritura (i.e. aquellos escribidores que viven de la pluma) son unánimes y tienen la misma opinión: “La única forma de aprender a escribir es leer” (Esther Tusquets); “Los mejores maestros se encuentran, sin ninguna duda, en la estantería. No se puede aprender a escribir si no se lee” (Elvira Lindo)”; “Forzado a dar consejo a quien quiere escribir, sugiero seis cosas: 1. Leer. 2. Leer. 2. Leer. 3. Leer. 4. Leer. 5. Leer. 6. Leer” (Alberto Mangel); “El trabajo, la dedicación y las lecturas son el camino más directo para tener éxito en la escritura” (Pérez-Reverte). Ellos, los escribidores, lo tuvieron y lo tienen claro.

Por lo que respecta a la escritura, como he constatado y constato cada vez con más frecuencia en mi actividad docente en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), los bachilleres que llegan a la misma tampoco poseen una competencia escritural adecuada. Ésta, como la competencia lectora, tiene también más lagunas o agujeros que un queso gruyer. Por eso, vamos a bordar tres cuestiones en relación con ella: ¿En qué consiste la competencia escritural? ¿Qué hay que hacer para redactar un texto? Y ¿cómo se puede adquirir dicha competencia?

Competencia escritural. Podemos describir la competencia escritural o textual como la capacidad que permite al ser humano actuar lingüísticamente, en situaciones de comunicación que exigen el uso de la lengua escrita para redactar textos. Ahora bien, como en el caso de la lectura, producir textos es una actividad compleja y, por lo tanto, difícil. De ahí que la Comisión Europea y los Gobiernos de Francia y Quebec hayan preparado documentos para subsanar las lagunas en la competencia textual de los funcionarios de todos los niveles de las Administraciones.

Y si nos remontamos al pasado, podemos citar también a Aristóteles, que redactó su Retórica (arte de hablar de forma elegante y con corrección) para explicar precisamente cómo había que proceder para preparar tres tipos de textos (políticos, jurídicos y epidícticos), que debían ser verbalizados en tres situaciones concretas de comunicación oral (el ágora, ante los tribunales de justicia y en las festividades oficiales). Además, desde Aristóteles y a lo largo de la historia (excepto durante el Romanticismo y en la actualidad), la enseñanza de la retórica fue siempre una de las enseñanzas fundamentales y obligatorias.

Metodología o proceso de producción de un texto. ¿Cómo proceder para redactar verdaderos textos que sean, además, legibles y cooperadores? Para responder a esta pregunta, podemos establecer una analogía entre lo que implica “producir un texto” y “elaborar un plato” (por ejemplo, un estofado de ternera). En ambos casos se deben realizar cronológicamente una serie de acciones equivalentes. En la preparación del estofado de ternera, en primer lugar, hay que buscar y preparar todos los ingredientes; luego, hay que verificar que no nos falta nada; sólo después podemos, respetando un orden, empezar a combinar los ingredientes para elaborar el plato; en cuarto lugar, debemos verificar que el plato es comible o rectificarlo, si es necesario (añadir sal, pimienta, etc.); finalmente, debemos emplatarlo y servirlo en la mesa.

El proceso a seguir para redactar un texto es similar y no es algo nuevo. Hace más de 2.000 años, Aristóteles, en su Retórica, ya explicó, desde un punto de vista analítico y pedagógico, el camino y las etapas que hay que recorrer. En primer lugar, hay que transitar por la etapa de la “euresis”: búsqueda, reunión y preparación de todas las informaciones necesarias para elaborar el texto. Es lógico que, antes de empezar a escribir o a hablar, sepamos de qué vamos a hablar y qué vamos a decir. En efecto, “el sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice” (Aristóteles) y se debe procurar que “la palabra dicha o escrita no se adelante al pensamiento” (Pítaco de Mitilene). Hecho esto, hay que recorrer la etapa de la “taxis”: organización o estructuración de las informaciones reunidas y preparadas; i.e. hay que dotar al texto en gestación de una estructura. Preparadas y estructuradas las informaciones, es pertinente hacer una parada (“verificación I”) en el proceso de producción del texto para evaluar lo que se ha hecho en las dos primeras etapas. Se trata de un control de calidad para que el producto final sea aceptable tanto desde el punto de vista del contenido como de la estructuración. Estas tres primeras etapas constituyen la “pre-escritura” o preparación o planificación del texto a producir, que exige 2/3 del tiempo dedicado a la escritura del texto.

Sólo después de esto, se puede pasar a la “lexis”: redacción de la primera versión del texto. Esta primera redacción del texto es una labor complicada, compleja y difícil. Un síntoma de esto son las pausas y las relecturas, que hacemos a lo largo de la redacción, para no perder el hilo de nuestro texto. La quinta etapa (“verificación II”) debe ser dedicada a la revisión-evaluación de las sucesivas versiones del futuro texto, revisión que implica relecturas sucesivas del mismo para detectar incorrecciones de todo tipo (contenido y forma) y proceder a subsanarlas. En fin, la etapa final es la “hipocrisis”: la “mise en page” (distribución del texto en la página de papel, en una situación de comunicación escrita) o la “mise en voix” (verbalización del texto, en una situación de comunicación oral).

El bálsamo de Fierabrás. ¿Cómo se adquiere la competencia escritural y cómo se pueden subsanar las deficiencias y lagunas que tienen los estudiantes universitarios y, en general, la ciudadanía española? La escritura, como la lectura, es también algo que se enseña y se debe aprender para que alguien se convierta en alfabeto. Ahora bien, ante las lagunas en esta competencia, tanto en los jóvenes universitarios como en el público en general, debemos concluir que o bien no se ha enseñado o bien se ha enseñado mal y, por lo tanto, no se ha adquirido. El único bálsamo de Fierabrás, la única poción mágica capaz de curar las dolencias lingüísticas escriturales es inyectando en vena el “coronavirus de la lectura”.

En efecto, el lugar donde están las únicas enseñanzas necesarias y eficaces para ello son los buenos textos, redactados por escribidores competentes. Sin buenas lecturas y sin la práctica constante de la lectura, es imposible adquirir una competencia escritural funcional, operativa y ortodoxa. Ahora bien, para conseguirlo, el papel de la familia, de la escuela y de los medios de comunicación es fundamental. Como dice un refrán francés, « c’est en forgeant qu’on devient forgeron »: sólo con el “libro, ese amigo fiel” y la práctica de la lectura se podrá conseguir que los estudiantes universitarios y la ciudadanía, en general, seamos cada vez más alfabetos y menos analfabetos.

*Doctor en Didactología de las Lenguas y de las Culturas. Profesor titular de Lingüística y de Lingüística Aplicada. Departamento de Filología Francesa y Románica (UAB)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: