Connect with us

España

El Rey señala Cataluña como uno de los principales problemas de España

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Felipe VI ha pedido a los españoles que mantengan la confianza en ellos mismos y en el país ante las incertidumbres y dificultades globales y específicas de España, como la «seria» preocupación por Cataluña, y ha instado a afrontar el futuro unidos y sin «caer en los extremos».

El Rey, en su sexto mensaje de Navidad, se ha dirigido a los españoles desde el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, y en un momento político en el que se está a la espera del debate de investidura de Pedro Sánchez, ha aludido a esa circunstancia.

Loading...

Lo ha hecho para subrayar que tras las elecciones del 10 de noviembre, los acontecimientos siguen el curso marcado por la Constitución.

De acuerdo con ello ha precisado que le corresponde al Congreso otorgar o denegar la confianza al candidato propuesto y, por tanto, «tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles».

Al recordar los tiempos difíciles que se viven en todo el mundo es cuando ha considerado que los españoles deben tener «más que nunca una confianza firme» en ellos mismos y en España.

Un país que -ha subrayado- que siempre ha sabido abrirse camino cuando ha afrontado el futuro con responsabilidad, generosidad, rigor, determinación, reflexión y serenidad.

Todo ello considera que ha propiciado una sociedad dinámica y un estado sólido.

«Ante esa realidad no debemos caer en los extremos ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado», ha añadido.

La confianza en España cree que es consecuencia del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su estado, y, por ello, ha animado a seguir confiando en el futuro.

«Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad. Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas sin divisiones ni enfrentamientos que sólo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro», ha recalcado el rey.

Y ha proseguido: «Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino».

El Rey, que ha resaltado que en sus cuatro décadas de democracia, España se ha convertido en un estado social y democrático de Derecho que asegura la convivencia, se ha referido a inquietudes que persisten en España como la desconfianza de muchos ciudadanos en sus instituciones y, «desde luego» la «seria» preocupación ante la situación en Cataluña.

A continuación, ha resaltado todo lo que ha logrado España gracias a la Constitución y los valores que encarna ese texto que han permitido la convivencia.

De entre esos valores ha destacado el deseo de concordia «que gracias a la responsabilidad, los afectos, la generosidad, el diálogo y el respeto entre personas de ideologías muy diferentes derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que -ha dicho- habían marcado muchos episodios de nuestra historia».

También ha apelado a la voluntad de entendimiento y de integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución, que ha precisado que reconoce la diversidad territorial y preserva «la unidad que nos da fuerza».

Asimismo, ha destacado el valor que supone el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de la sociedad haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de la vida en común.

Felipe VI, que ha recordado a los afectados por las inundaciones sufridas por España durante este año, ha destacado el proceso de cambio que se vive en todo el mundo y asuntos a los que hay que hacer frente.

Entre ellos ha citado la nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la UE, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático.

A ellas ha sumado la falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias y que ha considerado que siguen siendo la principal preocupación del país.

Tras recordar que este año se ha cumplido el quinto aniversario de su proclamación, ha reiterado su apelación a la confianza en España por el carácter de sus ciudadanos, del que cree que son un ejemplo las 41 personas a las que condecoró con la orden del mérito civil el día en que se celebraron los cinco años de su proclamación.

Una foto de esa jornada en la que aparecen el rey, la reina, la princesa Leonor y la infanta Sofía junto a todos los condecorados ha estaba colocada en un mueble situado a espaldas del rey.

El Rey ha recalcado que «España no puede quedarse inmóvil ni ir por detrás de los acontecimientos» y «ha de seguir recorriendo su camino sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios».

Los desafíos ha reiterado que no son sencillos, pero ha mostrado su convencimiento de que se superarán.

El mensaje de Navidad íntegro del Rey Felipe VI

“Buenas noches,

Hace cinco años tuve el honor, por primera vez como Rey, de felicitaros la Navidad y de transmitiros un mensaje de afecto y buenos deseos para el nuevo año. Un mensaje también de compromiso con mi vocación de servir a España con lealtad, responsabilidad y total entrega.

Por tanto, os agradezco que me permitáis nuevamente compartir con vosotros unos minutos en esta noche tan especial. Y lo primero que quiero hacer, naturalmente, es desearos —junto a la Reina, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía— la mayor felicidad y paz en estos días en los que nos reunimos con nuestras familias y seres queridos.

Y en estas horas queremos tener un recuerdo muy especial con todo nuestro cariño para las familias y personas más afectadas y que más han sufrido –incluso trágicamente– las consecuencias de las inundaciones y las riadas que se han producido en España durante los últimos días, como lo fueron otras muchas a lo largo del año.

Se dice –y es verdad– que el mundo no vive tiempos fáciles. Quizás nunca lo sean del todo; pero los actuales son, sin duda, tiempos de mucha incertidumbre, de cambios profundos y acelerados en muchos ámbitos que provocan en la sociedad preocupación e inquietud, tanto dentro como fuera de nuestro país: La nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la Unión Europea, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático y la sostenibilidad, entre otras…, son cuestiones, en fin, que están muy presentes y condicionan ya de manera inequívoca nuestras vidas.

Y junto a todo ello, la falta de empleo —sobre todo para nuestros jóvenes— y las dificultades económicas de muchas familias, especialmente aquellas que sufren una mayor vulnerabilidad, siguen siendo la principal preocupación en nuestro país. Es un hecho que en el mundo —y también aquí—, en paralelo al crecimiento y al desarrollo, la crisis económica ha agudizado los niveles de desigualdad.

Así mismo, las consecuencias para nuestra propia cohesión social de la revolución tecnológica a la que me he referido antes, el deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones, y desde luego Cataluña, son otras serias preocupaciones que tenemos en España.

Ahora, después de las elecciones celebradas el pasado 10 de noviembre, nos encontramos inmersos en el procedimiento constitucional previsto para que el Congreso de los Diputados otorgue o deniegue su confianza al candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno. Así pues, corresponde al Congreso, de acuerdo con nuestra Constitución, tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles.

Os decía al principio que no vivimos tiempos fáciles; pero también creo que, por eso precisamente, debemos tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España, que siempre ha sabido abrirse camino cuando hemos afrontado el futuro con responsabilidad, con generosidad y rigor; con determinación, pero también con reflexión y serenidad. Y tenemos razones sobradas para tener esa confianza.

El progreso de un país depende, en gran medida, del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su Estado.

El pasado 19 de junio tuve el gran honor de condecorar con la Orden del Mérito Civil a 41 ciudadanos procedentes de toda España. Mujeres y hombres, mayores y jóvenes, de orígenes y condiciones diversas, que son un verdadero ejemplo de dignidad y fiel reflejo de lo mejor de nuestra sociedad.

Pude apreciar personalmente su generosidad y espíritu solidario, su capacidad de sacrificio y superación, su disposición para ayudar a los demás y anteponer el bien común a los intereses particulares, su coraje en situaciones adversas; cualidades que son expresión de las virtudes cívicas que inspiran a la inmensa mayoría de nuestros ciudadanos.

Se trata, sin duda —y me interesa especialmente resaltarlo—, de actitudes que han ido forjando paso a paso la personalidad de los españoles y moldeando nuestra sociedad actual a lo largo de estas ya cuatro décadas de democracia.

Una sociedad que ha experimentado una transformación muy profunda, como jamás antes en nuestra historia; que vive conforme a valores y actitudes compartidos con las demás sociedades libres y democráticas; que es y se siente profundamente europea e iberoamericana; y que no está aislada, sino muy abierta al mundo y plenamente integrada en la sociedad global.

Una sociedad que ha hecho frente –y ha superado– situaciones muy difíciles con una serenidad y entereza admirables, demostrando una gran resistencia y madurez.

Una sociedad, en fin, emprendedora y generosa, que desarrolla una gran creatividad y un liderazgo indiscutible en muchos campos como la ingeniería, la medicina, la ciencia, la cultura, el deporte o la empresa.

Vivimos en un Estado Social y Democrático de Derecho que asegura nuestra convivencia en libertad y que ha convertido a España en un país moderno, con prestaciones sociales y servicios públicos esenciales como en educación y en sanidad; que está equipado con una gran red de infraestructuras de comunicaciones y transportes de vanguardia, y garantiza como pocos la seguridad de los ciudadanos.

Una Nación, además, con una posición privilegiada para las relaciones internacionales gracias a su clara vocación universal, a su historia y a su cultura. Quienes nos visitan, invierten aquí o deciden vivir entre nosotros, son testigos de todo ello, lo reconocen y lo destacan.

Es mucho, así pues, lo que hemos construido juntos, lo que juntos hemos avanzado. Y podemos sentirnos muy orgullosos de los valores que inspiran a nuestros ciudadanos, de la energía, la vitalidad y el dinamismo de nuestra sociedad y de la solidez de nuestro Estado. Y creo que es importante decirlo, no por una autoestima mal entendida sino porque es una realidad contrastada que debemos poner en valor.

Ante esa realidad no debemos caer en los extremos, ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores, ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado.

Sin duda queda mucho por hacer, por mejorar y renovar. Para ello es preciso tener una conciencia clara y objetiva de nuestras fortalezas y de nuestras debilidades; y además, tener una visión lo más realista y completa de cómo y hacia dónde va el mundo.

Todo cuanto hemos logrado —como he comentado otras veces— no se ha generado de manera espontánea. Es el resultado, en última instancia, de que millones de españoles, gracias a nuestra Constitución, hemos compartido a lo largo de los años unos mismos valores sobre los que fundamentar nuestra convivencia, nuestros grandes proyectos comunes, nuestros sentimientos e ideas.

Y de entre esos valores, quiero destacar en primer lugar, el deseo de concordia que, gracias a la responsabilidad, a los afectos, la generosidad, al diálogo y al respeto entre personas de ideologías muy diferentes, derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que habían marcado muchos episodios de nuestra historia.

En segundo lugar, la voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza.

Y en tercer y último lugar, la defensa y el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de nuestra sociedad, haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de nuestra vida en común.

Estos valores llevan muchos años presentes entre nosotros y constituyen una seña de identidad de la España de nuestros días; pero no podemos darlos por supuestos ni tampoco olvidar su fragilidad; y por ello debemos hacer todo lo posible para fortalecerlos y evitar que se deterioren.

El tiempo no se detiene y España no puede quedarse inmóvil, ni ir por detrás de los acontecimientos. Tiene que seguir recorriendo su camino, sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios sociales, científicos y educativos que señalan el futuro.

Los desafíos que tenemos por delante no son sencillos pero, como en tantas ocasiones de nuestra historia reciente, estoy convencido de que los superaremos. Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad; confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas; sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro.

Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino….

Con ese ánimo y con ese espíritu, la Reina, nuestras hijas y yo, os deseamos a todos –y de manera especial a cuantos estáis lejos, trabajando y velando por nuestro país, o prestáis aquí servicios esenciales en estas horas– muy felices Pascuas y todo lo mejor para el Año Nuevo 2020.

Eguberri on. Bon Nadal. Boas festas.”


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Resumen político del año 2020: Lo ocurrido, y lo que nos espera, es culpa de los españoles, que consienten a TODO, y parece que les gusta

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

  • Pacto de gobierno de PSOE y Podemos, ese que, según Sánchez no iba a ocurrir nunca.
  • Entra en España Delcy Rodríguez, perseguida por la justicia, se encuentra con el ministro Ábalos en el aeropuerto y le deja 40 maletas.
  • Mes de enero, se empieza a oír hablar del coronavirus, pero aquí no pasa nada, tan solo tendremos algún caso contado, no son necesarias las mascarillas y por supuesto, lo más importante es ir a la manifestación feminista del 8 de marzo.
  • 8 de marzo, manifestación feminista. Hay que ir porque, según Carmen Calvo, a las mujeres “les va la vida en ello” y no se preocupen por el coronavirus, no es más que “una simple gripe”.
  • 15 de marzo, semana siguiente a la manifestación, la cosa se pone fea porque, “quien iba a saberlo”, total: 3 meses confinados en casa, del 15 de marzo al 21 de junio.
  • Llega el verano: Hay que ponerse esas mascarillas que antes no eran necesarias y hay que ir por la calle como autómatas porque los jóvenes son “muy malos” y contagian a todo el mundo por “ir a los botellones”.
  • Así llegamos a agosto, con España patas arriba, con un verano perdido y sin mes de agosto para hosteleros y comerciantes. Sánchez se va de vacaciones porque está “muuu cansado” y se gasta un dineral en reformas en el Palacio de la Mareta y en mosquiteras en el Palacio de las Marismillas de Doñana. Hay que tratar bien a los amigotes que se llevan de vacaciones a nuestra costa, el presimiente y Begoña tienen que quedar bien.
  • Pe Drong-Sánchez se va a Bruselas a hacer como que hace y a que le pongan “mirando a Cuenca” para sacar dinero para la hundida economía española. Como hizo el ridículo, tuvo que editar un vídeo en el que los ministros lameanos le recibieran en la Moncloa en plan triunfador.
  • 3 de noviembre de 2020: Nuevo estado de alarma, esta vez de 6 meses y Sánchez metiéndose en las casas de todos diciéndonos con quién podíamos estar, o no, en Navidad.
  • En una nueva traición a todos, Sánchez consigue sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado para cuyo apoyo negocia con terroristas e independentistas.
  • Ayer podíamos salir a la calle hasta las diez, otros hasta las once, otros no se pueden reunir más de seis, otros sí. Y así todo… una sociedad cada vez más aborregada haciendo lo que le manden.

Este es, a muy grandes rasgos, un resumen de lo que ha hecho el gobierno, resumen que hemos hecho de memoria y en el que, a buen seguro, nos hemos dejado muchas cosas en el tintero como las estafas cometidas en el BOE prácticamente a diario.

Hoy leemos en ‘El Español’ lo siguiente: “El Gobierno se escuda en la UE para plantear un recorte del 6% en las pensiones: “Es una condición para las ayudas”. Y añaden en el artículo lo siguiente: La reforma del sistema público de pensiones es uno de los grandes objetivos del Gobierno de Pedro Sánchez. Dentro de los cambios que está diseñando el Ejecutivo, concretamente el área económica, se encuentra una importante modificación del periodo de cálculo que determina la cuantía de cada prestación. Concretamente, se aumentaría de 25 a 35 años, lo que permitirá un recorte de hasta el 6% de las pensiones futuras.

Loading...

Y sabemos que, a pesar de las quejas, lo aprobarán pero ya hemos llegado a un punto en el que nada de lo que este gobierno haga es culpa del gobierno, es culpa suya y nuestra. Culpa de una sociedad cada vez más cobarde y aborregada que traga con todo. Culpa de una sociedad que, por perder, ha perdido hasta la dignidad y permite que el gobierno le orine encima a diario. No señores, no echen la culpa a Sánchez, a Iglesias, al PSOE o a Podemos. Ni siquiera se la echen a ERC o a Bildu, cúlpense a ustedes mismos, culpémonos todos porque no hacemos nada, callamos, asentimos, nos ponemos la mascarillas y vamos como tontos por la calle.

Lo han conseguido. Se han cargado a esta sociedad delante de nuestras narices y todos nosotros lo hemos permitido. ¿Saben ustedes cómo consiguen los niños que son acosados en los colegios quitarse de encima ese acoso? Defendiéndose por ellos mismos y plantando cara al acosador. ¡Despierten!

(el diestro)


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Cataluña

Budó pide un «grito de ayuda» al Gobierno para que inyecte liquidez y financiar el independentismo. Los traidores del pacto socialcomunista obedecerán

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha reclamado a PSC y comuns que trasladen el «grito de ayuda» de la Generalitat al Gobierno central para que aporten recursos e inyecten liquidez para ayudar a los sectores afectados por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

«Les pedimos que hagan un grito de alerta y de ayuda para que reclamen a sus compañeros de partido que no hagan abandono de funciones. La reconstrucción económica y social de país requiere de no rehuir de las responsabilidades», ha sostenido en su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament sobre la gestión de la pandemia.

Loading...

Según Budó, la actitud del Gobierno obliga a la Generalitat a hacer «auténticos juegos de malabares» para ayudar a los sectores más afectados, y cree que la pandemia ha evidenciado de nuevo que los catalanes necesitan disponer de todas las herramientas de un estado propio para poder avanzar como sociedad.

Tras precisar que el Govern ha dado hasta ahora 867 millones de euros en ayudas directas a colectivos afectados, ha preguntado dónde están las ayudas directas por parte del Ejecutivo central, destacando que es quien tiene todas las herramientas y recursos de un estado: «No están en ningún sitio. 0 euros de liquidez en ayudas directas».

La también portavoz del Govern ha reivindicado que, en base a las competencias de la Generalitat, han reducido la carga tributaria de los sectores afectados por las restricciones, algo que cree que debería hacer el Estado.

«El Estado debe hacer unos deberes que no está haciendo, ni tan siquiera con medidas que tendrían coste cero pero un impacto inmenso en el control de la pandemia, como dictar la obligatoriedad del teletrabajo», ha recalcado.

INDEPENDENTISMO

Para Budó, la pandemia ha evidenciado que el reto del independentismo «es más necesario que nunca si se quiere dar respuesta a las necesidades de la gente».

«Los estados más pequeños tienen más capacidad para dar respuesta a los retos del mundo actual, como las consecuencias de la pandemia. Un estado propio nos hubiera permitido disponer de nuestras competencias, de recursos y acceder de forma directa a fondos europeos», ha observado.

«SITUACIÓN MUY COMPLEJA»

La consellera ha advertido de que hay una situación «muy compleja» en Catalunya y que de nuevo hay datos epidemiológicos que preocupan y alertan.

Por ello, ha apelado a la corresponsabilidad de los ciudadanos para frenar la pandemia, y para ello ve esencial reducir la interacción social y la movilidad.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

España

Foro Sao Paulo, España y Revolución. Por Ernesto Ladrón de Guevara

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

El Foro Sao Paulo es una organización para coordinar esfuerzos con el fin de extender la mancha socialista por todo Iberoamérica, incluido España, entendiendo el término como un espacio geopolítico formado por países con lenguas y orígenes latinos. Su pretensión es combatir las ideologías liberales y de enfoque humanista de lo que se  llama el espectro de la derecha, y repetir el paradigma de Venezuela, Cuba y Nicaragua por todo América en una especie de internacional socialista. En ese ataque cultural se incluye a EE.UU, como queda a la vista de lo acontecido durante el nefasto año 2020. En ese órgano de acción política están unas treinta personas de proyección política por haber sido o ser actualmente líderes de la izquierda, en su mayoría con una vocación filocomunista. Entre ellos está Zapatero, que actúa de hilo de conexión entre el Foro Sao Paulo y su hijastro el Grupo Puebla, que es una versión edulcorada del primero.

La prueba del algodón de la implicación de Zapatero en esta estrategia son las manifestaciones graves que hizo el que fue nefasto presidente español involucrándose en la desestabilización de EE.UU, cuando dijo que: “Tenemos que poner a EE.UU. es una situación imposible”. Por casualidad o por causalidad de ello ocurrió que dos meses más tarde las revueltas y la violencia llegaron a EE.UU. El FBI descubrió a Chavistas pagados para poner al país en una situación imposible. Y la expresión máxima de ese proceso lo vemos en los momentos en los que este artículo se está escribiendo, hasta el punto de la intromisión de potencias exteriores en la política norteamericana para echar, literalmente, a Trump del poder, más allá del resultado de las urnas.

Loading...

Las relaciones de la Agenda 2030, cuyo aparato de operaciones está en China, con estos foros de traslación de las políticas comunistas al cono sur de América aparecen en el anagrama multicolor del Grupo Puebla como hijo del Foro Sao Paulo en una imagen multicolor como la bandera LGTBI y la de la propia Agenda 2030. Y no es casualidad la similitud en la semiótica de comunicación de todas esas expresiones de estrategia mundialista.

En el caso suramericano la estrategia es clara. Tiene como objeto cargarse la Organización de Estados Americanos para sustituirla con la pretensión de extender el socialismo por todo América, incluido los Estados Unidos de América, se entiende que de forma progresiva y cambiando sus estructuras fundantes.

Veamos los veinte puntos tratados en la reunión celebrada en septiembre de 2020 del Foro Sao Paulo: (Las negritas son del autor de este artículo

  • Después de la pandemia, se propone desarrollar “el plan estratégico de la desestabilización”. Aprovechar la debilidad económica de los Estados. Bajo la hambruna, organizar a la gente, contra el sistema imperante.

 

    1. Generar movilizaciones masivas, como las anteriores al Covid 19, que resultaron actos desequilibrantes, en Chile, Colombia, Ecuador y restos de satélites de la órbita estadounidense.
    2. Continuar en todos estos países la organización y formación de la guardia paramilitar.
    3. Proponer las reformas constitucionales para facilitar la toma del poder. Señalan como magnífico ejemplo, el avance en Chile.
    4. “Hemos penetrado las luchas de la equidad de género y el racismo”. Estamos arrinconando el imperialismo y estas banderas, como la desmitificación de las religiones, han sido bien aprovechadas por nuestros militantes.
    5. Los sectores esotéricos también deben ser impulsados y deben formarse en los preceptos revolucionarios.
    6. Control de los medios y redes de manera progresiva. Venezuela y Argentina disponen de los apartados financieros, para las adquisiciones que debemos realizar, a efectos de la penetración de masas. Medidas ejemplarizantes a los comunicadores que atacan la revolución. Acciones contra los “tuiteros”.
    7. La agenda progresista debe promover el aborto libre y el consumo de droga como parte del desarrollo de la personalidad.
    8. Impulsar la teoría de la relatividad de los valores:” todo lo que favorezca la revolución es bueno”.
  • Crear proyectos de símbolos nacionales. Convertir los casos de crímenes policiales en bandera popular.
    1. Intensificar las campañas del “culto al líder” en cada uno de los países.
    2. Reformar la educación, enfocada en el adoctrinamiento de la lucha de clases.
    3. Crear las células de control ciudadano con autoridad localizada. Bonos populares de apoyo. Movilizaciones y tomas planificadas. Venezuela y Cuba ofrecerán el entrenamiento y la capacitación para estas tareas.
    4. Destrucción de todos los partidos políticos no comprometidos con nuestros postulados.
    5. Georreferenciación y el perfilamiento de empresarios. Muchos ya están colaborando o comenzaran a ser destruidas sus empresas que pasaran al poder del pueblo.
  • Sembrar en todas las instituciones infiltrados de izquierda e impulsar estructuras paralelas a los entes del Estado.
    1. Crear mecanismos de trazabilidad del dinero por vía tecnológica. Control de bancos, divisas y rastreo a los capitales no afines a la revolución.
  • Invasiones masivas. Reparto de propiedades.
  1. Empobrecer la sociedad para mantener el control social.
  2. Especial énfasis en la penetración de las redes sociales. Sin tapujos han dicho los líderes de esta cofradía: “pasamos de la brisa a la tormenta bolivariana”.

Desarrollar todos estos puntos en un artículo sería propio de un manual de la revolución y no es apropiado para una extensión de un artículo. Pero quiero llamar la atención sobre muchas de las cosas que han ido sucediéndose en España de la mano del actual gobierno socio-comunista, para que veamos la ligazón existente entre esa estrategia diseñada para la América latina y lo ocurrido durante el año 2020 aprovechando la pandemia en España.

Destaco lo más relevante:

  • La hambruna. Organizar a la gente para que acepte el cambio a un vector de izquierdas. Esto está relacionado con el tema “okupa”, el reparto de propiedades, el perfilamiento de empresarios arruinados para tenerlos subsidiarios a través de los “ERTES” y atados de píes y manos, la trazabilidad del dinero con la perspectiva de la desaparición del dinero físico etc. Es decir, la izquierda necesita de la miseria y la pobreza para implantarse.
  • Reformas constitucionales como en Chile con previas acciones de desestabilización.
  • Desmitificación de las religiones ligado a los grupos esotéricos (entiéndase masones), y, con relación a la subversión de los valores tradicionales, induciendo a la ideología de la muerte: aborto, eutanasia, la destrucción de la familia en su aspecto antropológico, el control de la educación para crear un adoctrinamiento con fondo ideológico y modificando así el sentido y el objeto de la fenomenología educativa, etc.  Es decir, la relativización de los valores. Creando la mentalidad relativista todo es posible y nada perenne.
  • Control y censura en las redes y medios de comunicación, desinformación y adoctrinamiento colectivo a través de la modificación cognitiva.
  • Estructuras paralelas a las del Estado, mediante grupos de acción directa,  lobbies y asociaciones fuertemente subvencionados, etc, cuyos objetivos son crear una mancha de invasión sobre los modelos de pensamiento imperantes para sustituirlos.  Y así, destruir a los partidos no sometidos al paradigma que se pretende subordinante. Hablando claro: modelo característicamente leninista, para crear una sociedad homogénea y totalizadora. Para ello, lógicamente necesitan a los “infiltrados”, es decir al comisario político y al típico “chivato” del sistema, muy típico en países como Cuba. Y “células” es decir soviets camuflados para lo que en su momento sea preciso desarrollar en la idea de sometimiento y represión del que se atreva al pensamiento divergente.

Es evidente que esto no es el típico modelo socialdemócrata que podríamos asimilarlo a la figura de Besteiro, más bien se trata de un modelo característicamente ligado a la figura de Largo Caballero, si tenemos que personalizar los modelos ideológicos.

Observen lo que está ocurriendo en España, sobre lo cual la mayoría de los españoles parecen no advertidos. Y saquen consecuencias. Aún estamos a tiempo de impedirlo.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

España

Último y definitivo error del Frente Polisario

Published

on

Rotonda en El Aaiún
Rotonda en El Aaiún
Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Pedro Ignacio Altamirano.- Un prestigioso militar austriaco se preguntó si había algo peor que la guerra, a lo que respondió que perderla. Dejad dar un paso más, y asegurar de que hay algo peor que perderla, no saber que has perdido.

No pretendo repasar ahora la historia del desastre de la descolonización del Sahara por parte de España y las organizaciones internacionales, ni las graves consecuencias que tuvo todo esto: las guerras, las muertes, la división del pueblo saharaui, y tantos años de sufrimiento sin sentido. Sí, analizar de la manera más imparcial posible, la situación actual en la región, tal como la veo desde el conocimiento profundo de la realidad actual de pueblo autóctono del Sahara.

Lo primero que aprendí fue, que los únicos propietarios intelectuales y culturales del territorio del Sahara, son las tribus autóctonas y sus líderes. Son los únicos cuya situación puedo entender, de los que más aprendo y confío en este problema que dura demasiado. Con muchos de ellos pude hablar directamente en Daklha el pasado febrero de este año 2020, poco antes de esta maldita pandemia de covid-19, en una asamblea organizada por la Fundación para la reunificación saharauis marroquíes en el mundo. Allí conocí y profundicé la realidad saharaui, en sus vidas, sus inquietudes, aspirando a la paz y al futuro.

Loading...

A partir de ahí, mantengo una relación íntima con muchos saharauis autóctonos y con personalidades de alta talla intelectual y cultural de la región de Dakhla y El Aaiún. Asimismo, con los saharauis residentes en Europa, y con los representantes de la RASD. Todos, excepto el Polisario y el gobierno de la RASD, acordaron buscar una solución final realista, estable y de futuro. Este punto, el de la negativa continua al diálogo por parte del Polisario y la RASD, es el más importante para explicar las verdaderas razones de este nuevo ataque a la soberanía marroquí.

Desde hace varios años, sobre todo, desde los dos últimos de forma más intensa, se ha trabajado muy seriamente para lograr la reunificación de todos los saharauis autóctonos en torno a la única vía, real posible para lograr la paz, unidad y un futuro de prosperidad para la población civil, que no es otra cosa que la unidad definitiva con el Reino de Marruecos, bajo una amplia y generosa autonomía para el Sahara. Con ello, se garantiza la identidad cultural de la población indígena saharaui, y una participación activa, en las decisiones relativas al Sahara, en estrecha colaboración con el gobierno central marroquí. Cualquier otra alternativa es irreal, e irrealizable.

Para apoyar esta reunificación, y avanzar en la solución regional recomendada por todos los actores saharauis, nació el Grupo Internacional de Apoyo a la Reunificación Saharaui, integrado por figuras políticas y culturales de diferentes países de América y Europa. Somos testigos directos de los continuos esfuerzos de todos los grupos saharauis, incluido el nuevo movimiento pacifista, nacido en los propios campamentos de Tinduf, para lograr la reunificación saharaui. En este momento, debemos recordar, de nuevo que, en numerosas ocasiones, se ha invitado a representantes de la RASD a sentarse a negociar. Nunca respondieron.

El trabajo de reunificación va por buen camino. El apoyo internacional a la solución regional crece día a día, y por fin, se ve la luz después de un largo periodo de oscuridad. Se incrementan las posibilidades de una nación unida, de un Marruecos próspero, que impulse el desarrollo económico de la importante región de España y Marruecos de cara al futuro, como unidad cultural que ya somos desde hace más de mil años. Sobre la base de la estabilidad y la expansión económica plena, se abren muchas posibilidades de protección social a lo más importante: las personas.

Es fácil comprender el motivo de la ruptura unilateral de la paz por parte de la RASD y el Polisario. Nunca quisieron negociar con nadie. Nunca quisieron reconocer a los saharauis autóctonos. No quieren la paz. La ruptura de la paz es la evidencia que mejor ilustra el estado de decadencia en el que se encuentran hoy las dos organizaciones.

Puedo afirmar que las dos organizaciones no representan hoy más del 5% de los saharauis; por lo tanto, no tienen autoridad para imponer una tesis a nadie en nombre de nadie, más allá de los intereses personales de sus líderes. Por cierto, están viviendo muy bien en casa en España y Europa, mientras que en los campamentos las pocas mujeres y niños que quedan sufren día tras día, debido a la continuidad de los medios de vida. Saben que se quedaron sin credibilidad política, sin apoyo significativo más allá de cuatro asociaciones que mantienen engañadas con mentiras, y sin capacidad militar.

Niños empleados por el Polisario para la guerra

Niños empleados por el Polisario para la guerra

Saben que la reunificación saharaui es un hecho. Un éxito irreversible, y que las dos organizaciones estarán separadas para siempre del futuro de un Sahara autónomo en el Reino de Marruecos en prosperidad. No pueden permitirlo, por eso están tratando, de forma desesperada, detener el proceso de reunificación, el proceso de integración y el proceso de paz. No pueden tolerar. Este último movimiento de guerra simplemente está tratando de ganar la atención internacional para paralizar todo y seguir viviendo en el sufrimiento. Fracasaron de forma irremediable.

La comunidad internacional se ha posicionado a favor de la tesis de la reunificación en torno a Marruecos, tal y como se visualiza con el reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sahara. Para complicarlo todo, comenten el error de frenar la libre circulación legítima de personas y mercancías en las carreteras, o el atentado contra la Embajada de Marruecos en Valencia (España) en violación de la convención de Ginebra sobre relaciones diplomáticas y consulares de 1961 y 1963. Muchos políticos europeos están a favor de la solución regional y no pueden apoyarla. No hay otra razón para este circo que han montado desde el Polisario, sería para tomarlo de broma, si no porque ponen en peligro a los jóvenes y niños secuestrados en los campamentos de Tinduf por el Polisario para emplearlos en acciones bélicas.

Por todas estas razones, no encuentro otra alternativa real que continuar el esfuerzo de reunificación saharaui en torno a la solución autónoma. No entrar en las provocaciones desesperadas del Frente Polisario y de la RASD, que no tienen más remedio que sentarse y negociar como los demás, o desaparecer para siempre, señalados como una banda terrorista más en el Sahel que secuestra niños para la guerra.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »