Connect with us

España

La España vaciada y vacía

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Manuel I. Cabezas González.- Desde principios del siglo XX, las tierras de España han sido víctimas de una emigración continua que, con el paso de los años, ha ido vaciando demográficamente zonas enteras de su territorio. En los albores del siglo XX, la emigración se dirigió hacia América Latina. Luego, en los años 50, 60 y 70 se produjo una nueva emigración, tanto exterior (hacia los países europeos) como interior (del centro de la península hacia las zonas costeras, así como hacia Madrid y las capitales de provincia). De esta forma se fue forjando, despacio pero sin pausa, lo que algunos llaman hoy la “España vaciada”; otros, la “España vacía”; y otros, la “España vaciada y vacía”, expresión que pone el acento tanto en el proceso que se inició y terminó (“vaciada”) como en el resultado o foto fija final (“vacía”).

Loading...

Aquellos que nacimos en una zona rural y volvemos periódicamente a nuestra patria chica hemos podido constatar, sin necesidad de acudir a sesudos estudios o a estadísticas, que las zonas rurales han sido víctimas de un olvido y un abandono seculares en todos los órdenes de la vida. Esto ha propiciado una sangría demográfica, que presagia la muerte segura de miles de pueblos, si no se hace algo para impedirlo. Un ejemplo paradigmático de este deterioro y de este desierto demográfico es la comarca de El Bierzo (León), donde el monocultivo de la extracción de carbón ha ido languideciendo hasta desaparecer completamente en 2018 y, con él, el medio de vida y de prosperidad de sus gentes.

Si observamos la imagen nocturna de España desde un satélite, podremos constar la existencia nítida de dos Españas. Por un lado, la “España llena”: la España urbana, localizada en la periferia de la península y en algunas zonas del interior (Madrid, Zaragoza, Valladolid), que ocupa el 30% del territorio con el 90% de la población. Y, por el otro, la “España vaciada y vacía”: la rural, situada fundamentalmente en las mesetas, ocupando el 70% del territorio y sólo con el 10% de la población. A pesar de que la población de España, según el INE, haya alcanzado su máximo histórico, superando los 47,1 millones de habitantes (junio de 2019), la distribución de la misma ha agrandado la distancia entre estas dos Españas.

En efecto, de los 8.124 municipios que hay en España, más de la mitad (4.979) tienen menos de 1.000 habitantes. Y de éstos, la gran mayoría (3.972) tienen entre 100 y 500 vecinos. Ahora bien, según los demógrafos, si para los municipios con menos de 1.000 habitantes el futuro es preocupante, para los que tienen menos de 500, el riesgo de desaparición es evidente; y con menos de 100, se podría decir que “alea jacta est” y que la muerte es inminente. La amenaza de este desierto demográfico se aprecia también si tomamos en consideración la media de densidad de la población española, comparada con la de la U.E. y la de otros países: España (97 hab./km2), U.E. (177 hab.), Alemania (233 hab.). Pero, la vulnerabilidad demográfica es de extrema gravedad si tomamos en consideración la densidad de población de las CC. AA. de la “España vaciada y vacía”. Por ejemplo, Castilla y León sólo tiene 26,1 habitantes/km2.

Estos datos (foto fija) son graves, pero lo son mucho más si tomamos en consideración las tendencias tanto de los flujos constantes de emigración interior desde los años 50, como las tendencias de las tasas de natalidad y de los índices de fecundidad, que han puesto un punto final al “baby boom” (años 60) y han propiciado el “death boom” actual. Estas tendencias hacen que los españoles vivos frecuentemos más los tanatorios que las plantas de neonatos de los hospitales (mueren más españoles de los que nacen) y que la espada de Damocles del desierto demográfico amenace al 70% del territorio español.

Basta con haber nacido y vivido en una zona rural, y tener ojos, para darse cuenta de que la “España vaciada y vacía” ha sido dejada de la mano de Dios: el tradicional sector primario (la agricultura, la ganadería y la extracción de materias primas) ha sido abandonado a su suerte y se ha ido degradando, sin que se haya creado un tejido económico alternativo y/o complementario en el sector secundario (industria) y terciario (servicios). Y la consecuencia lógica de esto ha sido el éxodo rural, que ha empobrecido demográficamente a la mayor parte del territorio nacional. Ahora bien, esto no ha sido producto de un proceso natural e inevitable, sino provocado por la mano del hombre y, en concreto, por las sucesivas castas políticas en cuyas manos hemos depositado la gestión de la “res publica”, de nuestro futuro y de nuestro bienestar. Éstas son las que han propiciado un desarrollo industrial y económico desigual, partidista e injusto de las distintas regiones de España.

Actuando así, los de la casta política no sólo han sido los causantes de todo tipo de desigualdades, de injusticias y de agravios entre las regiones españolas. Además, han provocado una emigración forzosa, que siempre es dolorosa, y una serie de problemas colaterales, de muy difícil solución. Digamos que hablo, por un lado, de la superpoblación de una pequeña parte del territorio, donde se asientan megaciudades o zonas metropolitanas de muy difícil gestión o incluso inviables desde el punto de vista social, ecológico y ambiental. Pensemos en los problemas de movilidad o en la contaminación galopante, por ejemplo, de Madrid y Barcelona. Pensemos en los problemas de comunicación entre los ciudadanos, en el individualismo, en la soledad de sus habitantes, que desembocan inevitablemente en “spleen” y en problemas psicológicos.

Estos hechos y estas consecuencias parecen dar la razón a Antonio Machado cuando escribió aquello de que “una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Ahora bien, ante la grave situación demográfica de la “España vaciada y vacía” y ante los indeseables efectos colaterales apuntados, parece necesario un pacto de Estado y un plan de choque para descentralizar la actividad económica y fomentar la implantación de industrias que activen la economía en la “España vaciada y vacía”. Sólo así se podrá revertir la situación demográfica y garantizar la calidad de vida y las oportunidades de todos los españoles. Ante las promesas incumplidas y los engaños sempiternos de la casta política, la plataforma “Teruel Existe” se ha lanzado a la arena política, con la esperanza de que el electo Tomás Guitarte sea como el tábano de Atenas, Sócrates, y ponga en la agenda de los de la casta política el drama demográfico, social, económico, sanitario, educativo,… de la “España Vaciada y Vacía”. Esperemos que los de la casta política no administren a Tomás Guitarte la cicuta del soborno, de las prebendas, de las puertas giratorias,… y, sobre todo, si es el caso, que no la ingiera y se mantenga fiel a los principios, intereses y objetivos de la “España Vaciada y Vacía”

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Andalucía

El juez Francisco Serrano dimite de la ejecutiva provincial de Vox en Sevilla

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La dimisión de la presidenta de Vox en Sevilla, María José Piñero, se suma a la del portavoz de la parlamentaria Luz Belinda Rodríguez, la dimisión de la ejecutiva en Cádiz y en la tarde de hoy la del juez Francisco Serrano de la ejecutiva provincial como gesto de apoyo a Piñero.

Loading...

El goteo incesante de dimisiones y crisis internas que viene sufriendo el partido de Santiago Abascal en Andalucía no cesa. La última, la dimisión -con denuncia pública de irregularidades incluida- de la que hasta ayer mismo era la presidenta de Vox en Sevilla, María José Piñero, que ha dado un sonoro portazo a sus compañeros de ejecutiva enviando a los militantes una durísima carta, adelantada por Diario Sevilla en la que, entre otras cosas, critica la existencia de una “estructura paralela” en la provincia y cómo el partido ha tomado una “deriva que no ha gustado a nadie, basada en relaciones de poder, soberbia y miedo”.

Más allá, la que fuera cabeza de lista a las andaluzas por Sevilla denuncia irregularidades en el uso de los recursos económicos de Vox en esta provincia y avisa de que no va a permitir que se usen “para lanzar la carrera política de unos pocos, que fuera de todo talento, sólo buscan su proyección personal”. Todo eso, añade, lo puso en conocimiento de la dirección nacional del partido hace varias semanas, pero se lamenta de que la única respuesta que obtuvo fueron “amenazas”.

La dirección nacional de Vox ha respondido este miércoles a la dimisión de la ya ex presidenta en Sevilla y al tiempo que ha asegurado respetar su “decisión personal” ha remarcado el “gran error” que ha cometido al enviar el comunicado a los afiliados de esta provincia explicando su decisión y, de paso, denunciando supuestas irregularidades con los fondos del partido. Las aspiraciones no satisfechas de la parlamentaria estarían detrás de su decisión, según insinúa la cúpula de Vox.

En este sentido, la formación he negado de forma rotunda dichas irregularidades y ha puesto de manifiesto que las cuentas están no sólo en regla sino que además está auditadas por una entidad externa y por el Tribunal de Cuentas, de manera que están sometidas “a todos los controles legales”.

Igualmente, Vox ha subrayado que no existe ninguna estructura paralela a la ejecutiva provincial, otro de los aspectos que criticaba Piñero en su carta de despedida como presidenta. Eso sí, ha incidido la formación de Abascal, Vox no es “presidencialista” y las decisiones no las toma la presidenta sino la ejecutiva, de manera que las propuestas de la primera no son siempre aceptadas.

Tras la dimisión de Piñero, la dirección nacional va a nombrar una comisión gestora.

Francisco Serrano, el último en dimitir

Francisco Serrano fue el candidato de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía y, al menos sobre el papel, líder del partido en Andalucía. Serrano puso voz a lo que piensan muchos votantes de su partido sobre la sentencia del Tribunal Supremo que condena a 15 años de prisión por violación a los cinco miembros de La Manada. Opinó que la misma se basó en «una apreciación», al entender que es lo único que ha llevado al tribunal a distinguir entre violación y agresión sexual.

A través de su cuenta personal en Twitter, Serrano dijo que «se ha consolidado una reiterada doctrina jurisprudencial, según la cual resulta contrario al derecho al proceso con todas las garantías, que un órgano judicial conociendo a través de recurso condene a un absuelto en primera instancia o empeore su situación como consecuencia de una nueva fijación de los hechos probados».

Las opiniones de Serrano provocaron una desautorización en toda regla de su partido. Y, no por casualidad, el encargado de salir al paso y desmarcarse de las consideraciones de Serrano fue Alejandro Hernández, portavoz parlamentario en Andalucía.

Hernández aseguró respetar las resoluciones judiciales y defendió que su formación siempre ha pedido un endurecimiento de las penas por violación. Esas palabras eran una réplica directa a la carga de profundidad de Serrano en esa misma red social y en Facebook, donde llegó a afirmar que la resolución del Supremo había sido dictada por «por la turba feminista supremacista».

La desautorización a Serrano llegó, además, por medio de una nota remitida a los medios de comunicación en la que se aseguraba que la única versión oficial sobre el asunto La Manada es la publicada por Alejandro Hernández. «Cualquier comentario o valoración realizada al margen de lo oficial es lógicamente a título personal de quien los suscriba», añadía ese breve comunicado.

Pero siendo la última, y la más evidente, constatación de la pérdida de protagonismo de Serrano en Vox, no es, ni mucho menos, la única.

Las grandes decisiones que ha tomado el grupo parlamentario de Vox en cuestiones tan importantes como el acuerdo presupuestario o la renovación de los órganos de gobierno de la RTVA, el papel del presidente del grupo ha sido muy secundario. El peso lo ha llevado, siempre, Alejandro Hernández.

De hecho, fuentes cercanas a la negociación de esos acuerdos con el ejecutivo del PP y Ciudadanos confirman que Serrano no tuvo participación efectiva en las negociaciones.

Así, en lo que respecta a los presupuestos de 2019 -que Vox amenazó con bloquear-, el pacto que conllevó la retirada de la enmienda a la totalidad y dio vía libre a las cuentas fue negociado por Hernández y por el portavoz de Vox en la comisión de Hacienda, Rodrigo Alonso.

Puede parecer anecdótico, pero en la firma del acuerdo, aunque Serrano se sentó en la mesa junto a los otros miembros de su partido y del PP y Ciudadanos, él no estampó su firma.

Lo mismo sucedió con el pacto para renovar los órganos de gobierno de la Radio Televisión de Andalucía. El peso de las conversaciones recayó en Hernández y Serrano no participó.

Y lo mismo se puede ver en cada una de las sesiones plenarias que se desarrollan en el Parlamento andaluz. La dirección de la estrategia política y su traslación a la acción parlamentaria recae casi exclusivamente en Hernández.

Incluso hay compañeros de Serrano que han ganado relevancia de la misma manera que el juez la perdía. Como Rodrigo Alonso o de Manuel Gavira, este último miembro de la Mesa y que ha estado igualmente involucrado en alguna de las últimas negociaciones.

A nadie escapa que el perfil de Serrano no gusta a unos dirigentes que han comenzado a moldear sus posiciones en asuntos que hace poco le granjearon muchas adhesiones. «Ha virado hacia posiciones propias de la derecha liberal», sostiene Carmen López Guzmán, serranista y ex candidata de Vox en el Puerto de Santa María (Cádiz).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Galicia

La ONU evalúa si la plataforma gallega llega hasta las 350 millas, con lo que se ganarían 56.000 kilómetros cuadrados de superficie marina

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

LV.- Galicia está cada vez más cerca de adherir 56.000 kilómetros cuadrados a su territorio. Tras una espera de diez años, ha llegado el momento de someterse a examen. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha comenzado a evaluar la solicitud presentada por España en el año 2009 para reconocer la plataforma continental de la costa oeste de Galicia más allá de las 200 millas náuticas (322 kilómetros) consideradas zona económica exclusiva.

Loading...

«Este reconocimiento nos permitirá tener la soberanía para explotar y proteger los recursos marinos que haya en la zona», explica Luis Somoza Losada, geólogo del Instituto Geológico Minero en Madrid y jefe científico de la misión ante la ONU. Somoza, que presume de origen gallego -es sobrino nieto de Castelao y su tío abuelo fue Alfredo Somoza, el último presidente de la diputación de La Coruña por el Partido Galleguista durante La República-, acaba de defender la propuesta ante la subcomisión de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. Llegó a Nueva York con la maleta repleta de mapas y el fondo marino gallego detallado casi al milímetro. «Estamos bajo examen. Bajo presión», comenta en tono positivo y optimista.
Área de potencial crecimiento

La petición de España consiste en ampliar el margen continental de la costa oeste hasta las 350 millas náuticas (648 kilómetros), lo que supone ganar una superficie equivalente a dos veces Galicia, desde el río Miño hasta el golfo de Vizcaya. La profundidad del mar en la zona va desde los 800 metros del banco cercano al litoral, hasta los 5.200 de las llanuras abisales.

Visos de prosperar

La demanda tiene visos de prosperar, puesto que supone la ampliación de la plataforma continental ya aprobada en el 2009 en la costa norte de Galicia, entre el Cantábrico y Gran Sol. «Esta es la pieza del puzle que falta hacia el sur», apunta el experto. Entre las dos, podrían sumar un total de 138.000 kilómetros cuadrados de territorio adquirido.

Esta primera propuesta, presentada junto a Francia, el Reino Unido e Irlanda, impulsó las campañas oceanográficas Breogham y ESPOR a bordo del buque Hespérides en el golfo de Vizcaya y Galicia.

El equipo de científicos, encabezados por Somoza, descubrió en el fondo submarino gallego un cruce de caminos poco habitual en el océano Atlántico, donde se juntan el margen submarino unido a la corteza oceánica, activo, y la placa que se mete debajo del continente, pasiva.

En el área que ahora está en discusión, se han descubierto indicios de la existencia de gas natural e hidratos de gas en el fondo marino gallego. Estos últimos son importantes tanto por su posible condición de reserva energética como por su papel en el cambio climático, debido al impacto en el calentamiento del fondo marino.

Famoso es también el denominado Gran Burato, un cráter submarino de más de cuatro kilómetros de diámetro, ubicado a unos 150 kilómetros de la costa gallega, que podría contener gas. «Una cosa es que haya recursos energéticos y otra muy diferente es que se puedan explotar», comenta Luis Somoza. Esa posibilidad dependerá de las compañías de hidrocarburos, en caso de que la ONU apruebe la ampliación, que no afectará a la política pesquera, que depende de la Unión Europea. En su día, la Xunta, que financió dos expediciones para explorar la zona, ya analizó la posibilidad de plantear a Repsol YPF el estudio de viabilidad de explotación.

Un proceso en el que han ido de la mano geólogos, biólogos y militares de la Armada

El retraso que acumula el proceso «nos ha permitido sacar mucho rendimiento científico», apunta Luis Somoza. Este conocimiento no habría sido posible sin su empeño y el de la docena de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (Igme), el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto Hidrográfico de la Marina, a los que llama la guerrilla por su trabajo con muy pocos recursos.

A partir de ahora, los expertos de la ONU analizarán la propuesta de España. No hay una fecha concreta para que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental emita su resolución. Eso sí, de ser favorable, se cerrará con una serie de recomendaciones por parte del mismo organismo encargado de estudiar si la plataforma gallega llega hasta las 350 millas hacia el sur.

Y mientras espera la resolución del caso, Luis Somoza y esa guerrilla que no llega a Ejército asumirá el siguiente reto, que consistirá en ganar más terreno submarino para España. En este caso, tratará de conseguir la ampliación en 296.000 kilómetros cuadrados de la costa de Canarias.

De Galicia a Irlanda

El geólogo marino y su equipo confían en que todos esos trabajos fructifiquen como el proceso que en el 2009 permitió a Galicia ganar suelo, por más que este se encuentre bajo el mar. Los fundamentos ofrecidos lograron que hoy sea posible llegar desde Galicia a Irlanda caminando sin dejar de pisar suelo gallego. Eso sí, tendría que recorrerse el trayecto con escafandra y, literalmente, pies de plomo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Andalucía

Dimite la presidenta de Vox en Sevilla con graves acusaciones a la dirección nacional sobre irregularidades económicas

Published

on

(Diario de Sevilla)
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La presidenta de Vox en Sevilla, María José Piñero, ha presentado su dimisión en el partido de Santiago Abascal. Parlamentaria por dicha formación en la Cámara Autonómica no tiene por ahora intención ni de entregar su acta ni pedir ser considerada como diputada no adscrita. Con esta dimisión de la ejecutiva provincial de Sevilla ya son seis las provincias donde han dimitido sus presidentes. Sólo Málaga y Córdoba tienen dirigentes estables. Las demás se encuentran en manos de gestoras hasta la celebración de las primarias que se harán en esta primavera.

Loading...

María José Piñero, médico de profesión, ha mandado una dura carta a los afiliados y simpatizantes, que se reproduce a continuación: «Me considero una mujer valiente y por eso me puse al frente de Vox cuando nadie quería, pero hace ya más de un año se ha creado en Vox Sevilla una estructura paralela al margen de la voluntad democrática de los afiliados, protagonizada por determinados personalismos y apoyada por Vox España, al margen del ordenamiento estatutario, que ha desplazado al Comité Ejecutivo Provincial y, como no, a mi presidencia y a todo el que no se alinee a la misma».

Partido paralelo

«Por fidelidad al ideario original de Vox he aguantado, esperando que el partido reaccionara y fuera leal conmigo, con sus directivos y sus afiliados. Cuan equivocada estaba hasta el punto de darme cuenta de que, este gobierno del partido paralelo, ha estado prefiriendo perjudicar al partido con tal de desplazar y retirar a cualquier persona que pudiese destacar por trabajadora, inteligente, preparada y capaz que fuese», continúa la misiva

«Quiero trasladaros mi más sincero agradecimiento, representáis sin duda alguna el espíritu que todos buscamos en Vox cuando nos leímos los principios fundacionales y apostamos por el proyecto, dedicándole un tiempo, recurso e ilusión incalculable. Lo hemos dado todo por recuperar una España soñada, anhelada y que dábamos por perdida. Hemos devuelto la esperanza a muchos españoles que se sentían abandonados y que han apostado todo por Vox en general y, en particular, aquí en Sevilla, por mí, ¡qué grandes sois! En cambio, he visto como el proyecto tomaba una deriva que no ha gustado a nadie, basada en relaciones de poder, soberbia y miedo», afirma sin especificar nombres.

“Personalmente he soportado lo indecible, he visto como se os apartaba de redes sociales y medios de comunicación, de merecidos puestos y de áreas de trabajo para las que estabais perfectamente cualificados. Cuántos proyectos se han perdido por el celo de los que no querían ceder protagonismo y eran incapaces de ejecutarlos con recursos propios. Pero hay determinadas cosas que no estoy dispuesta a soportar y concreto. Se ha jugado irregularmente con los recursos económicos de los afiliados para lanzar la carrera política y las ambiciones de unos pocos, que fuera de todo talento, solo buscan su proyección personal”, señala.

«Hace diez días envié un burofax a las más altas instancias del partido para que estos problemas fuesen subsanados de manera fulminante, obteniendo la negativa y la amenaza por respuesta. Queridos afiliados, es por este motivo que tengo el deber y la responsabilidad de presentar con enorme tristeza mi dimisión irrevocable como presidenta de Vox Sevilla. Espero vuestra comprensión y os llevaré siempre en mi corazón. No os desaniméis, tenemos un gran país que reconstruir y queda mucho por hacer dentro y fuera de unas siglas. Sois la gran esperanza de esta gran nación», continúa

«No obstante, creo que los principios fundacionales del partido siguen intactos y, por ello, reitero mi compromiso adquirido con los andaluces y sevillanos para defender el ideario del partido por el que se nos votó para el Parlamento de Andalucía, con la esperanza de que estas incoherencias internas del partido sean subsanadas y cambien en breve por los afilados», termina la carta firmando como expresidenta de Vox Sevilla


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: