Connect with us

USA

¡EEUU FUERA DE CONTROL! Lin Wood, abogado de Trump, sobre las nuevas pruebas: «Biden va a ir a la cárcel»

Published

on

Donald Trump con Lin Wood
Donald Trump con Lin Wood
Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

El letrado ha confirmado que tienen evidencias irrefutables que implican a la familia Clinton y al entorno actual de Joe Biden.

Elena Berberana.- El prestigioso y popular abogado de Trump, Lucian Lincoln Wood, ha realizado unas demoledoras declaraciones acerca de las pruebas que está encontrando el equipo jurídico sobre el presunto fraude electoral en EEUU. Mientras que en la auditoría en Georgia se han descubierto tarjetas de memoria tiradas con cientos de votos, miles de papeletas con nombres no registrados o bien sufragios de muertos, el eminente letrado, más conocido como Lin Wood, ha implicado a Joe Biden como «cómplice en el amaño de las elecciones y a su equipo demócrata«. Pero esto no es todo. El candidato demócrata sería solo la punta del iceberg.

Recordemos que Rudy Giuliani, el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, vinculaba al chavismo con la empresa de software de las elecciones, Smarmatic, subsidiaria de Dominion Voting Systems, compañía encargada de las elecciones americanas. El letrado indicaba entonces que iban a ir saliendo más pruebas determinantes en la línea de lo que se está investigando. Y así lo ha hecho su compañero de faena, Lin Wood. Sus acusaciones han provocado un terremoto político. Y no es para menos.

Loading...

Lin Wood es conocido por representar a Richard Jewell, el guardia de seguridad que fue acusado falsamente por el FBI del atentado con bomba en el Centennial Olympic Park en Atlanta, (1996). La historia del letrado y su cliente fue llevada al cine por Clint Eastwood y tuvo una gran repercusión a nivel mundial lo que hizo subir aún más su fama como defensor que no se amedrenta ni ante el mismísimo FBI. Bien, pues en estos momentos, el solicitado abogado es uno de los defensores de Trump, y está dispuesto a contar todos los detalles que van descubriendo. Veamos.

«Biden irá a la cárcel»

El veterano jurista no se ha cortado ni un pelo en acusar también a los Clinton y a China «de estar detrás del fraude electoral», tal y como ha manifestado en Howie Carr Show, un programa de entrevistas de radio estadounidense conducido por el periodista Howie Carr. Durante la emisión, Lin Wood ha desvelado que el equipo legal trabaja 24 horas sin descanso «en el mayor caso de corrupción habido en la Casa Blanca«.

Confiado y seguro de sí mismo, el abogado del presidente, ha dicho tener «pruebas irrefutables y concluyentes». Y, según ha apuntado, van a ir cayendo miembros de la élite mundial como moscas y ha agregado que todos ellos darán con sus huesos en prisión. El caso Watergate se va a quedar en una mera anécdota al lado de lo que dice tener entre manos el equipo jurídico de Trump.

El asesor legal del presidente explicó al periodista americano que tienen pruebas de que «Joe Biden y gente de su entorno han tratado de robar las elecciones y llevan cometiendo crímenes durante años. Todos van a terminar en prisión. Biden irá a la cárcel«.

Wood además ha añadido que, hasta los que no votaron a Trump, se van a convencer por sí mismos de que ha habido un fraude masivo en cuanto lo saquen todo a la luz. «Cuando todo se sepa, estoy seguro de que Trump será presidente de los EEUU por cuatro años más. Trump ha ganado estas elecciones por goleada, pero lo que hicieron lo maquinaron muy bien durante dos décadas. ¿Ocultaron bien el fraude? Claro, pero fue demasiado grande. Donald Trump sorprendió incluso al enemigo por los amplios márgenes por los que ganó en los estados clave en los que tenían previsto robar. Así que, en mitad de la noche, tuvieron que elaborar decenas de papeletas y cientos de miles de votos fraudulentos, preparados con la excusa del coronavirus», aclaró el letrado refiriéndose al sorprendente e inédito parón en el conteo de votos durante la primera jornada electoral.

«Familia criminal Clinton»

En cuanto a Smarmatic, la cuestionada empresa de software usada en varios estados en las elecciones americanas, Woods ha dicho que hay cada vez más confidentes, trabajadores de la propia empresa que van a relatar cómo se manipularon digitalmente los resultados. «La evidencia va a ser irrefutable. Las máquinas de Dominion fueron creadas originalmente en Venezuela y pagadas con fondos de Cuba. Luego, pudieron entrar en EEUU, debido a las relaciones empresariales con la Fundación Clinton y el acaudalado empresario George Soros. A esta élite pertenece la familia criminal Clinton y el país se va a enterar de que ha habido una gran complicidad por parte de China. Pasaremos por unos días y semanas difíciles. Pero prevaleceremos, la libertad va a prevalecer. Va a ser difícil, pero cuando terminen las cosas, EEUU va a regresar a los días en los que vivíamos una vida real. Nos liberaremos de este pantano, de estas criaturas del pantano que han usado nuestro gobierno con nuestros impuestos para enriquecer sus propios bolsillos. Como Joe Biden, como Bill Clinton y como Barack Obama«, denunció en el programa radiofónico.

Además, el jurista, ha respondido de forma contundente a aquellos medios que lo están acusando de «manejar tesis conspiranoicas». Vale la pena reproducir toda su exposición radiofónica, porque Lin Wood apunta hasta a la CIA: «La frase ‘teórico de la conspiración’ ya la he escuchado. Sé para qué fue desarrollada: para degradar a la gente que dice la verdad, la gente que conecta los hilos. Una de los mayores culpables es la organización más corrupta del mundo: la CIA. Ellos han intentado corromper este país desde los años 50. El presidente Eisenhower, cuando pronunció su último discurso antes de que John F. Kennedy fuese presidente, alegó que la peor amenaza en este país no era externa, sino interna. Era el complejo militar industrial. Cuando revelemos todo lo que tenemos sobre este asunto, habrá muchas personas de la CIA y la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EEUU) que terminarán en la cárcel», comentó.

Propaganda mediática

Y hay más. Ya lo adelantó la prominente abogada de Trump, Sidney Powell, quien señalaba a corporaciones mediáticas y sobornos. Wood ha esclarecido el asunto al que se refería su colega. «Varios miembros de los medios de comunicación corruptos, que han servido como herramienta de propaganda a cambio de financiación, van a ir a la cárcel también. Y CBS, ABC, NBC, CNN, el Washington PostNew York TimesAtlantic, Mother Jones, etc. van a terminar destruidos, porque van a perder toda su credibilidad por completo. Los días de estos medios de comunicación llegarán a su fin, porque las pruebas serán conocidas y ellos también formaron parte de esta gran trampa«, señaló.

De hecho, Wood se muestra orgulloso de haber «pillado» con las manos en la masa a aquellos supuestamente involucrados en estas sucias estrategias. «Lo que dicen los medios es mentira. Los medios han estado mintiendo en este país como si fueran una herramienta de propaganda. Han trabajado para la gente que intentaba derrocar nuestro gobierno durante años. Nos adoctrinaron. Jugaron con nosotros. Si nos engañas una vez, está bien, pero no vais a engañar dos veces a la gente de este país. Sabemos lo que han hecho y han sido pillados, y con el tiempo mucha gente irá la cárcel», reitera.

Pero el día en el que los Colegios Electorales votarán al próximo presidente de EEUU se acerca. Será el 13 de diciembre y, con semejante panorama, no queda claro lo que puede ocurrir. Wood ha admitido que van a necesitar más tiempo y no ha dado una repuesta cerrada sobre este tema. Lo que sí ha reconocido es que las pruebas en las que trabajan son tan contundentes que la gente sabrá lo que pasó y aceptará que hubo fraude antes de llegar a los altos tribunales.

Sobre ello, el defensor legal de Trump incluso ha llegado a tildar de «criminales» a los presuntos culpables. «Llegaremos hasta los tribunales y nos lo confirmarán. Pero la gente ya se habrá convencido mucho antes, debido a las evidencias irrefutables que tenemos de que Joe Biden es un presidente ilegítimo. Sus votos fueron fraudulentos, trató de robar la elección pero ha fallado. Las evidencias se irán mostrando con el paso del tiempo. Todo el mundo será testigo del fraude, generalizado y calculado, para robar nuestras libertades y nuestra forma de gobierno. Durante el proceso, los registros mostrarán que ellos mismos han matado a muchas personas en este país. Esta gente es despreciable, son criminales y confío en que, después de esto, se acabe la corrupción en la Casa Blanca. Donald Trump va a drenar el pantano, manteneos alerta», concluyó Lin Wood.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

USA

¿Le han robado las elecciones a Donald Trump? Sin duda. ¿Puede ser el pedófilo Biden Presidente? Sí, es posible

Published

on

Donald Trump
Donald Trump
Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos

Raúl Tortolero.- Las versiones de que Donald Trump retrasa la transición al no entregar información al staff de Joe Biden con el fin de ganar tiempo para intentar escapar de ser encarcelado pasando el 20 de enero, son absurdas y no hacen temblar a nadie que sea realmente un patriota en Estados Unidos.

En el remoto caso de que Trump fuera alguna vez a prisión, el nacionalismo norteamericano tendrá un mártir de derecha cristiana de la lucha contra el sistema de izquierda globalista. Poner al neoyorquino tras las rejas sería el mejor combustible para detonar al movimiento trumpista en gran escala.

Loading...

En sólo cuatro años, el presidente de los Estados Unidos ha sido capaz de poner al descubierto a la maligna élite que ha estado dominando a este país, y al mundo, desde hace décadas. Una amalgama de grupos de poder con lógica de virus, sin respeto por la vida humana y las libertades, y para quienes la patria, la religión, la familia, y la propiedad privada, son estorbos a destruir.

Política para las minorías histéricas

Las políticas públicas socialistas impuestas por los alfiles de esta élite, privilegiaron a minorías histéricas y a colectivos violentos, dejando de lado a las amplias clases medias, no sólo de raza blanca, sino de ciudadanos latinos, negros y asiáticos, gente de bien que se dedica a trabajar, sin incendiar ciudades.

El pluralismo aplicado con cara sonriente por esta élite perversa, incluía a todo tipo de identidades delirantes, punks que en lugar de ganarse el pan con el sudor de su frente, quieren vivir del Estado, y cobrar por ir a marchas a vandalizar negocios de gente honesta.

Esa “casta gobernante” que sólo ve por su propio beneficio y sesiona en clubes exclusivos, usa como “software” de control psicosocial al “socialismo cool”, el posmarxismo cultural, el globalismo, la ideología de género, e impulsa el aborto como método para disminuir la natalidad global.

Esto explica por qué Black Lives Matter y Antifa, entre otras pandillas, como las que defienden que existen más de 100 géneros, al gusto –a la carta del sujeto  que se autopercibe–, estaban tan contentos en la izquierda cobijada por la élite.

Dicho de otra manera, los gobernantes previos a Trump y sus cómplices, se dedicaron a cultivar a todos los parásitos que destruían en los hechos a las clases medias, que desplazaban en la agenda pública a la gente de bien, con valores de la cristiandad, olvidando el nacionalismo, y los derechos humanos.

La tiranía del mainstream

Nunca como ahora habíamos constatado cómo los medios de comunicación gordos –la tiranía del mainstream–, son capaces de encumbrar a cualquier idiota títere, moler a palos a adversarios políticos, ocultar información, y finalmente presentar una realidad fabricada a la sociedad. Esta élite ostenta poderes metaconstitucionales, y sus capitales trasnacionales no buscan beneficiar al trabajador en ningún país.

Nunca como ahora habíamos visto cómo las redes sociales –esos dioses de barro que conocen tu ritmo cardiaco, tus enfermedades, con quién te mensajeas, qué dices, qué comes, qué compras, dónde vives, dónde estás, tu edad, tu familia, tus preferencias políticas– meten la mano en la cacerola a fondo, para callar a quienes asumen como enemigos de sus intereses.

Desde su totalitarismo, desde el concepto que nos imponen, de “Estado digital”, hoy las redes sociales son sumamente invasivas –mucho más que un papanicolau, mucho más que el examen proctológico–, y aplican los avances de las neurociencias para inducir acciones de los ciudadanos, en su beneficio.

Twitter se ha metido hasta la cocina para favorecer a Joe Biden. Para qué necesitamos autoridades electorales, si esta empresa decide quién ganó las elecciones, y le pasará al demócrata la cuenta de @POTUS cuando se le dé la gana. Vigila cada frase de Trump para censurarla, bloquearla, calificarla, o contrastarla. Marcaje personal que ni la más paranoide novela distópica pudo pronosticar.

¿Quién les pone límites a estos engreídos Big Tech? Se presentan como la encarnación de la libertad de expresión, pero en los hechos imponen un código de conducta ideologizado, preferencias electorales, y tapan la boca del disidente.

El trumpismo patriota

Con Trump, el ajedrez cambió para siempre. Un hombre de negocios sin complejos irrumpe en la política y rebasa estándares al pensar fuera de la caja, escandalizando a las élites corruptas acostumbradas a modales delicados, pero hipócritas.

El trumpismo tiene los ojos bien abiertos, consciente de no dejar arrebatarse el país, que nadie puede tratar a las clases medias como ciudadanos de segunda, sólo por no ser minorías o salir a romper cristales. El trumpista es un patriota, y ama a Estados Unidos, gran país en donde hay libertad y se debe defender el nacionalismo, la religión, la familia, las leyes y el orden. Recuerdo a Carrie Mathison, de Homeland –o Peter Quinn–, como un ejemplo de patriotismo luchando por defender a su país, aun la protagonista acotada en una agencia del gobierno parte del deep state.

Oponemos al deep state, el deep country. El trumpismo es muy militante, y se ha volcado a las calles a reclamar sus derechos. Algunos han ido armados. La Segunda Enmienda avala la portación de armas. La defensa de la patria, de la familia, de la religión, ante los enemigos de la libertad, y los valores tradicionales, es una causa por la cual vivir o morir. Si te arrebatan esto, es el fin de los Estados Unidos.

Las propuestas de G.K. Chesterton, en torno al distributismo, representan una salida viable. Basadas en la doctrina social de la Iglesia, a grosso modo, empujan un poderoso fortalecimiento de las clases medias. No estar en manos del “Estado”, al que aspiran los mantenidos progresistas, pero tampoco en manos de la plutocracia, de la élite tenebrosa que aún subyace.

Trump, el emblema contra el socialismo del siglo XXI

Hay quienes no entienden que no hay que tener a Trump como ejemplo en su vida personal –todos cometemos errores y no somos unos santos–, sino por lo que significa para las derechas en Estados Unidos y en el mundo.

Por sus postulados geopolíticos como nacionalistas, Trump es un emblema para las derechas cristianas, y del combate contra el fascismo de ultra izquierda que se ha infiltrado en las escuelas, en las oficinas, en los diarios, en la mente de los millennials.

Es un emblema contra el socialismo del siglo XXI en América Latina: el principal opositor al Foro de Sao Paolo y al Grupo de Puebla. Es un ícono del nacionalismo contra el globalismo que dicta ideologías parasitarias. Es un símbolo del conservadurismo liberal contra el pernicioso posmarxismo cultural. Es resistencia contra el radicalismo musulmán.

Hay quienes aún no entienden que no sólo se trata de que Trump gane las elecciones. Expertos electorales me comentan que hubo sin duda alguna un gran fraude, operado de mil maneras. Sin embargo, no es sencillo probar todo el lodo. Pero la batalla de la derecha no se agota en estos comicios. Debe seguir. Va a crecer.

La comodidad del socialista en EEUU

Con estos cuatro años de Trump quedó claro que la ultra izquierda tiene en marcha planes muy claros para destruir los valores tradicionales. ¿Para qué? Es una lógica de “gobierno global”. Acabar o diluir todos los obstáculos para enseñorearse de la Tierra.

Es increíble que en los Estados Unidos haya gente que cree que el socialismo puede ser algo bueno. Lo dicen desde la comodidad de sus hogares ‘clasemedieros’ donde no falta el agua, ni refrigerador, ni internet. Opinan manejando una SUV, comiendo en el Chicken-Fil-A dentro del mall, y con decenas de oportunidades laborales.

No saben lo que es tener por desayuno un cigarrillo Popular en un solar de la Habana Vieja, con un baño para 16 familias, sin energía eléctrica, con sólo “luz brillante” (keroseno), y sin fula para resolver el arroz del día, en la Cuba de los Castro.

O buscar pan en la basura y aguantar a los vecinos que hoy son golpeadores del régimen y espías, en Venezuela con el chavismo y en Nicaragua con Ortega. O los abusos en Bolivia con Evo que ahí va de regreso, en Brasil con Lula, en Argentina con los Kirchner, en Ecuador con Correa y en México con AMLO. Líbranos, Señor.

Hay quienes no entienden lo que las acciones de Trump significan estructuralmente: la rebelión contra un sistema manejado por una corrupta élite que emplea millones de dólares en alimentar ideologías de izquierda. Para dominar instituciones mundiales y clases medias. Y que se vale de activistas resentidos, intelectuales a modo, anchors de pre-pago, y grupos de choque ultras para presionar y mermar la ley y el orden. Y de una “educación” de ambigüedad sexual, sin religión, sin amor a la familia, ni a la patria.

No lo entienden aún. Pero este es el combate en defensa de Occidente. Así, tal cual.

 

Raúl Tortolero es consultor político mexicano, con doctorado en derechos humanos y maestría en filosofía. 


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos
Continue Reading

USA

¿Que significa «Hemos liberado al kraken? La penúltima bala de Donald Trump

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos

El pasado lunes, Sidney Powell soltó en la Fox una frase inquietante que nadie entendió:
«Hemos liberado a Kraken»

Después de investigar, enseguida se supo que se trata de un programa muy potente que Trump puso en marcha desde que asumió el cargo de presidente de EEUU.
Kraken sirve para rastrear, registrar, recibir y almacenar cualquier actividad del estado profundo.

Cuatro años han bastado para acumular un sinfín de pruebas que comprometen seriamente a personas como Obama o Hillary Clinton, que serían acusados de crímenes contra la humanidad, motivo sobrado para acabar entre rejas.

Loading...

Además de liberar a Kraken, la justicia está investigando los software interceptados, que están arrojando multitud de pruebas del robo de votos.

La empresa española Scytl, que gestionó el recuento de votos en sus sedes de Barcelona y Frankfurt, subcontratada junto a otras compañías, ha sido acusada de hackear las elecciones americanas falseando los resultados. La injerencia de países extranjeros en las elecciones norteamericanas supondría durísimas penas para los autores, ajustándose al decreto ley de Donald Trump del año 2018.

Pero no todo acaba ahí, porque la compañía catalana, financiada por el Ministerio de Industria, se ha encargado también de las últimas elecciones en España, así como la de la UE en 2019 o Costa Rica, entre otras. En caso de que Scytl haya amañado también los comicios de dichos países, sus gobiernos quedarían inmediatamente en evidencia por ilegítimos.

Durante estos últimos dás ha seguido apareciendo una auténtica avalancha de pruebas que implican a muchos organismos, como la mismísima CIA, quien ha sido acusada además de instaurar el comunismo en países latinoamericanos como Venezuela y Cuba, también estrechamente relacionados con el fraude. Un agente de la CIA implicado en el robo electoral, sabe según ha declarado, que su directora, Gina Haspel, será detenida esta misma semana.

El rastreo de la empresa Dominium ha llevado a los investigadores hasta China.Este dato justificaría la intervención de la OTAN en Europa por ataque comunista en países aliados. El asunto es de tal gravedad que los altos ejecutivos de Dominium han salido en desbandada de USA y están hoy en paradero desconocido.

A la batería de escándalos que han arrojado las investigaciones cibernéticas, se suman
las declaraciones juradas que se van sucediento en cadena de arrepentidos o chivatos, desde carteros o trabajadores de Dominium, hasta el capo de la mafia de Filadelfia.

La última la ha protagonizado un ex miembro del Gobierno de Chávez, cuya declaración, hecha pública, puede traer consecuencias incalculables para el dictador Nicolás Maduro en primera instancia y muchos otros mandatarios detrás.

En dicha declaración cuenta cómo se creó hace diez años el software Smarmatic, con el único fin de robar elecciones.
Entre otras cosas, el ex miembro del equipo de seguridad de Chávez, dice:

«Fui testigo de la creación de un sofisticado sistema de votación electrónica que
permitiera convertir los votos en contra de Chávez en votos a favor. Fui testigo de dicha
conspiración por parte del presidente Chávez, el jefe del Consejo Nacional electoral y los jefes de Smarmatic.
Después de ser creado he visto cómo se utilizó en muchas elecciones, por ejemplo la de 2013, para que Maduro fuera elegido. Mirando las pantallas en tiempo real, pudimos ver cómo funcionaba: los votos cambiaban en segundos a favor de Maduro. Por orden directa del candidato en cierto momento del conteo, se movieron millones de votos a su favor. Después Chávez exportó el software a muchos países. Dominium y Smarmatic han hecho muchos negocios juntos»

 

El conjunto de noticias ha sido de tal magnitud estos días que es imposible enumerarlos aquí, pero cabe destacar que hay suficientes pruebas para deducir que los mismos agentes que crearon la paranoia del Covid, (Bill Gates, Banco Mundial, OMS y China) están también detrás del robo de las elecciones USA , y que todo esto puede hacer caer a muchos gobiernos implicados y vendidos a las élites, peligrando su agenda 2030 para un NOM genocida.

El equipo de abogados de Trump ya ha presentado el paquete de pruebas que demuestran el fraude electoral, según anunció Giuliani en una conferencia televisada , en la que además afirmó que George Soros es uno de los que está detrás de este escandaloso fraude.

Para concluir dijo que el caso ha pasado a ser una situación de seguridad nacional por interferencia extranjera, instando a todos los medios de comunicación mundiales a que hagan su trabajo de divulgación contando la verdad.

Susana Corniero


Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos
Continue Reading

USA

Kamala Harris, el símbolo mestizo del nuevo mundo que quiere acabar con el antiguo al estilo de la extrema izquierda

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

El ala izquierda del Partido Demócrata contra ‘los deplorables’

Cuando al general de Gaulle le preguntaban por qué no había previsto en las instituciones de la V República el cargo de vicepresidente, según el modelo estadounidense, respondía: «No tengo ganas de ver a mi viuda todas las mañanas». Imagínese esta frase viendo a la pareja formada por Joe Biden y Kamala Harris. Un hombre anciano con preocupantes pérdidas de memoria y una mujer joven, enérgica y ambiciosa. Un político chapado a la antigua y una activista moderna. Un demócrata centrista à la Clinton y una millonaria del ala izquierda del partido. Y, sobre todo, un hombre blanco y una mujer negra (bueno, de hecho mestiza, como Obama).

Esta puesta en escena sexual y racial ha sido cuidada en el más mínimo detalle por las élites demócratas. Los medios de comunicación no han hablado sobre las ideas de Kamala Harris, pero han repetido una y otra vez que ella era, primero, una mujer (no nos habíamos dado cuenta), que su padre es jamaicano y su madre india (evitando mencionar la pertenencia de sus padres a la clase acomodada).

Loading...

Se ha presentado a Kamala Harris como un holograma tanto de estos nuevos Estados Unidos obsesionados por el género y la raza, como de la ideología dominante en los campus y las salas de redacción. Kamala Harris se ha prestado con complacencia a representar el papel que se esperaba de ella, multiplicando las declaraciones sobre «el techo de cristal» con el que todas las mujeres se topan en sus carreras, y poniendo su recorrido como ejemplo para todas las niñas de Estados Unidos y del mundo

El relato ha calado. A pesar de que Trump, ante la sorpresa general, ha mejorado su porcentaje entre los electorados negros y latino, las grandes líneas de la confrontación han seguido siendo las mismas que en 2016: si los hombres blancos hubieran sido los únicos votantes, Donald Trump habría ganado de calle.

Algunos, para asustarse o para alegrarse, ya construyen castillos en el aire: un Biden que envejece, que demuestra estar debilitado -incluso tener alguna enfermedad mental- que no acabará su mandato y que dejará su lugar a su espabilada vicepresidenta que, así, podrá presentarse en 2024 a la presidencia. Durante la campaña, Donald Trump ya había apuntado a esta posibilidad. No sin razón. Kamala Harris representa el ala izquierda del Partido Demócrata que quiere convertir a los Estados Unidos multirraciales en un arma de guerra contra el hombre blanco heterosexual de las clases populares, los famosos deplorables de los que hablaba Hillary Clinton. La alianza de las minorías sexuales y de los Black Lives Matter está decidida a acabar con ese viejo mundo representado, hasta la caricatura, por Donald Trump. El nuevo equipo demócrata ya ha anunciado que eliminará los límites a la emigración -especialmente la que procede de los países musulmanes-, impuestos por el presidente saliente.

El arma principal que tiene entre las manos este movimiento se llama demografía. Si hay un principio estadounidense que han aferrado bien es este: «La demografía, es el destino».


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

USA

No se dejen engañar: que a Trump le desestimen las demandas sirve para acercarle al juicio de la Corte Suprema. Y allí tiene mayoría

Published

on

Rudy Giuliani
Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

El equipo legal de Donald Trump emitió un comunicado en respuesta a la decisión de un juez federal de desestimar la demanda para impugnar los resultados en Pensilvania.

Donald Trump no se intimida. Esta fue la afirmación que hicieron el jueves los abogados del presidente de Estados Unidos y que este sábado anunciaron en un comunicado la decisión de acelerar la estrategia de llevar a la Corte Suprema la denuncia por fraude en las elecciones del 3 de noviembre. La proyección de los medios dio como ganador al demócrata Joe Biden.

El exalcalde de Nueva York y abogado del presidente, Rudy Giuliani, publicó en su cuenta en Twitter la declaración de la campaña Trump-Pence. Se trata de la respuesta del equipo legal del republicano tras conocerse la decisión de un juez federal de desestimar la demanda para impugnar los resultados en Pensilvania.

Loading...

“La decisión de hoy nos ayuda en nuestra estrategia para llegar rápido a la Corte Suprema de Estados Unidos. Aunque no estamos de acuerdo con esta opinión, le agradecemos al juez designado por Obama haber tomado rápidamente esta decisión anticipada, en lugar de tan solo haber tratado de agotar el tiempo”.

Agotan instancias

Sin embargo, antes de llegar al máximo tribunal agotarán otra instancia. El comunicado anuncia que el próximo paso será presentar una apelación ante la corte del Tercer Circuito de Pensilvania.

Agrega que hay muchas evidencias de que en Pensilvania, los demócratas eliminaron la oportunidad de que el equipo de Trump presentara 50 testigos, así como otras pruebas de que los funcionarios electorales ignoraron “descaradamente” las leyes de Pensilvania al negar una revisión independiente.

“Estamos decepcionados porque no tuvimos ni siquiera la oportunidad de presentar nuestras evidencias en una audiencia. Lamentablemente continúa la censura. Esperamos que el Tercer Circuito sea tan considerado como el juez Brann y tome una decisión, sea cual sea, lo más rápido posible. Este caso también parece que se moverá rápido a la Corte Suprema de Estados Unidos”, concluye el comunicado firmado por los abogados del presidente, Rudy Giuliani y Jenna Ellis.

La campaña de Trump presentó demandas en Pensilvania, Michigan, Nevada, Georgia y Arizona. Las querellas incluyen solicitudes de recuento, impugnación de votos por correo y denuncias por tratos privilegiados a favor de los observadores del Partido Demócrata. En casi todos los casos los jueces estatales fallaron en contra de Trump.

Corte Suprema conservadora

El republicano tiene puestas sus esperanzas en la última instancia, a fin de cuentas la que tiene la última palabra: la Corte Suprema. En el máximo tribunal del país –en teoría– Trump tiene la balanza a su favor. De los nueve jueces de la Corte Suprema seis son de ideología conservador o afín al Partido Republicano”.

Adicionalmente, tres de estos jueces fueron nominados por Donald Trump. A la reciente designación de Amy Coney Barrett, confirmada por el Senado una semana antes de las elecciones, se suman Brett Kavanaugh y Neil Gorsuch.


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »