Connect with us

España

Carta abierta a los profanadores de cadáveres: ojo por ojo, diente por diente, tumba por tumba

Published

on

Profanación de la tumba de Franco.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Laureano Benítez Grande-Caballero.- En mis años mozos, recién salido de la Universidad, tuve una época en la que me dio por investigar la filosofía oriental, especialmente el hinduismo, uno de los ingredientes de la «Nueva Era» con la que iluminados gurús y «maharashis» nos iban a llevar al despertar espiritual, al «Auuuummm» y todo eso.

De todos mis estudios en aquellos exóticos hontanares me quedé con una palabra, con un vocablo mágico que resumía toda la cosmovisión hinduista ―y budista― de la existencia: el karma, la tremenda ley de causa y efecto, de acción-reacción, que viene a decir que cosecharemos implacablemente las consecuencias de nuestros actos, que revertirán contra nosotros como un inevitable «boomerang».
Recuerdo aquella frase sencilla con aroma de refrán que explicaba el temido karma: «Si siembras arroz, cosecharás arroz».

Sin embargo, a mí aquella ley kármica me recordaba sobremanera a la famosa Ley del Talión bíblica, que venía a formular la implacabilidad del causa-efecto con la célebre expresión: Òjo por ojo, diente por diente». O, lo que es lo mismo, «quien a hierro mata, a hierro muere».

En apariencia, este código taliónico puede parecer una injusticia, una maldición, una venganza del destino, que nos impone una sentencia, una penitencia, justamente igual a nuestro delito, absolutamente falta de misericordia, de cariño, de perdón, de pelillos a la mar. Pero antes de clamar al cielo o al destino, tendríamos que preguntarnos si cuando cometimos una mala acción contra alguien tuvimos o no esa humanidad compasiva con la víctima de nuestro delito, esa que exigimos después para nosotros para que se nos condone la pena merecida.

En efecto, la mejor manera de que alguien tome conciencia de un mal que ha hecho es que ese mismo mal caiga sobre él, ya que, al sentir en su propia vida el dolor que ha causado, es como mejor escarmentará, y se cuidara muy mucho de repetir su conducta en el futuro.

Y un delito gravísimo, de «lesa majestad» es la profanación de los cadáveres, porque, aplicando el kármico Talión a esta execrable transgresión, podemos decir que «quien a desentierro profana, a desentierro será profanado»; o «ojo por ojo, diente por diente, tumba por tumba».

Aquí, en este Planeta sometido a la injusticia, podrán escapar de las consecuencias de sus profanaciones, absueltos por tribunales sin independencia judicial efectiva; podrán incluso recibir los aplausos de las bancadas de los hemiciclos, el incienso apestoso de los medios de comunicación, incluso de Vaticanos, pero jamás podrán escapar a ese Tribunal Supremo que tiene su sede en los Cielos, presidido por un Señor que es misericordioso, sí, pero con quienes se arrepienten de sus maldades, y, que, además, también es justo. De nada valdrán allí los votos, ni el claque de los Kongresos, ni las alharacas mediáticas…

¡Ay, pues, de los profanadores, de los que revientan tumbas para vengarse de las momias que no les gustan, de los cadáveres de quienes les ganaron guerras, de los cuerpos de quienes destruyeron el poder de maléficos frentes populares! Está claro que estos violadores de tumbas no creen en el más allá, ateos como son, luciferinos en no desdeñable proporción, pero infiernos haylos, y el hecho de que no quieran mirar más allá del polvo y los gusanos no va a impedir que en el día de la verdad se encuentren cara a cara, como en un horrible «poltergeist», con sus desmanes, con sus fechorías, con las cuencas vacías de aquellas calaveras que desenterraron mirándoles a los ojos.

Porque estos profanadores de tumbas se arriesgan a que en el Apocalipsis final, cuando el mundo se desmorone en un colapso terrorífico, la violencia justiciera del Talión desentierre los cadáveres de los desenterradores, profane las tumbas de los profanadores, viole los sepulcros de los violadores…

¡Ay de los «tomb raiders», de los asaltatumbas, de los profanamomias, hambrientos de carroña, sedientos draculines de yugulares católicas y patrióticas… Son los perros de la noche, lobos hambrientos, chacales aulladores merodeando nocturnamente en torno a cementerios y camposantos para echarse algo a la boca, para entregar sacrificios a Moloch, a Baal, a Lenin y Stalin, al mismísimo Lucifer.

Ahí los tenéis, a los diputadísimos, recostados en sus escaños como perros salvajes, con sus cabezas de chacal negro a lo Anubis, que han convertido el Parlamento en Hardaï, la ciudad que en el Antiguo Egipto era conocida por el nombre griego de Cinópolis, que significa «la ciudad de los perros». Ni siquiera el mismo Orwell fue capaz de imaginar en su mundo distópico a un a patulea de psicópatas que pretendieran llevar su dominio despótico hasta allende las verjas de los cementerios…

Aunque no crean en San Miguel, el pesador de almas, en el momento de la verdad les esperará Anubis, el dios egipcio, el guardián de las tumbas, que con una balanza en la mano les mandará a ese infierno donde los profanadores podrán marcarse bailes dantescos con íncubos y súcubos, con espectros monstruosos, que danzarán con verdadero placer con sus momias putrefactas, mientras les gritan con mandíbulas sangrantes y voces cavernosas eso de «¡Profanad, profanad, malditos!».

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

El ministro Marlaska exige confidencialidad por escrito para que no se aireen fallos del recuento de votos el 10-N

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Ministerio del Interior ha obligado a los representantes de la Administración que el 10-N se encargarán de enviar al centro de datos los resultados de las mesas electorales que firmen una declaración jurada por la que se comprometen a no airear las incidencias que se puedan producir tanto en el simulacro como el día de la votación.

De forma novedosa, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska impone así la ‘ley del silencio’ a fin de evitar que, si se registraran fallos en el sistema de grabación y envío de los datos, no trasciendan y no se conviertan así en motivo de mofa en las redes sociales como sucedió en los ensayos preparatorios de las elecciones municipales y europeas del pasado 26 de mayo. Entonces, el adjudicatario de dicho encargo fue la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Scytl Secure Electronic Voting SA y Vector Software Factory SL.

De manera directa y tramitado por vía de emergencia, el Gobierno ha adjudicado a Indra -proveedor del mismo servicio con motivo de la cita del pasado 28 de abril- el contrato relativo al escrutinio provisional de los resultados electorales del 10 de noviembre, según avanzó el diario La Información. La multinacional tecnológica española era junto a la catalana Scytl la otra empresa homologada por Interior -dentro del acuerdo marco formalizado en diciembre de 2018- para optar a la contratación de los servicios necesarios para poder llevar a cabo la obtención y difusión de los votos ante la concatenación de comicios: las generales del 28 de abril y las municipales y europeas del 26 de mayo.

Después de la última experiencia, el Ministerio del Interior ha tomado algunas prevenciones para evitar la imagen proyectada el pasado mes de mayo, cuando trascendieron las numerosas incidencias que se iban constatando en los simulacros con los que se puso a prueba el dispositivo de grabación y envío de los datos.

La primera medida ha sido la exigencia de confidencialidad, lo que ha causado sorpresa entre los representantes de la Administración que ya han participado previamente en otros procesos electorales. El día de los comicios, ellos se encargan de llevar a primera hora las actas a los puntos de votación, comunicar la apertura de las mesas, enviar los avances de participación y, cuando termina el conteo manual de los votos, comunicar el resultado al centro de datos antes de que se hagan públicos.

Indra organizó este lunes una sesión formativa para instruir a los representantes de la Administración en el funcionamiento del terminal PDA que les han facilitado para que, el 10-N, graben y envíen los resultados que arroja cada mesa electoral. Al final de dicho cursillo, el trabajador de Indra entregó un papel -sin membrete alguno- para que los participantes se comprometan a mantener la reserva sobre las incidencias que se pudieran producir, según ha contado uno a este diario. La firma del documento es una condición ineludible.

Las fuentes consultadas por este medio aseguran que es una instrucción que ha partido del Ministerio del Interior -no del proveedor Indra- y que la justificación que se ha ofrecido es evitar la retransmisión casi en tiempo real de los fallos que se puedan presentar, como ocurrió durante las pruebas previas al desarrollo de las últimas municipales y europeas.

Un portavoz de Scytl ha asegurado a este diario que ni el departamento de Grande-Marlaska ni ningún otro organismo gubernamental les ha aplicado ninguna penalización por la prestación de aquel servicio.

«No hubo ningún fallo en el volcado de datos y sólo se produjeron cambios de resultados que generaron modificación de escaños en el 0,38 % de las mesas», ha defendido. En opinión de la empresa catalana, estos valores «están completamente dentro de la normalidad» y no son achacables a la herramienta de recuento de resultados, sino a «simples errores de transmisión desde las mesas».

La firma de dicho compromiso de confidencialidad no es la única novedad en relación con los últimos comicios. Indra también ha comunicado a los representantes de la Administración que el simulacro se llevará a cabo esta vez un miércoles por la tarde -concretamente el próximo día 30, entre las 16 y las 20 horas- y no durante una jornada de sábado, como la vez anterior.

Sólo un simulacro

Salvo contraorden, Indra sólo tiene previsto llevar a cabo un ensayo. En mayo, Scytl hubo de organizar un simulacro inicialmente no previsto debido a las graves incidentes registradas en la prueba a la que se convocó a los representantes de la Administración para que simularan la grabación y envío de datos a través de la aplicación contenida en el teléfono móvil que se les proporcionó.

Las fuentes dijeron que el adjudicatario para el 10-N también tiene previsto hacer una prueba del plan de contingencias exigido por Interior para probar cómo funcionaría el sistema en caso de una avería en el centro de datos central, que estará ubicado en el recinto ferial de Ifema (Madrid). Para ello trasladará al personal hasta sus instalaciones en un polígono de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, donde inauguró en junio de 2012 un centro de proceso de datos (CPD) de última generación.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cataluña

Un radical independentista, a la televisión vasca: “Salgo a la calle para evitar que fascistas como mis padres sigan infestando Cataluña”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Uno de los radicales independentistas violentos que han destrozado las calles de Barcelona en los últimos días fue entrevistado este fin de semana por la ETB, la televisión autónoma vasca. Sus palabras han sido muy criticadas en las redes sociales.

-Eres uno de los jóvenes que lleva seis noches manifestándose…¿De forma violenta o pacífica?

-Pacífica. No todos somos violentos, hay mucha gente pacífica y la violencia que se está ejerciendo es a causa de la represión policial y las actuaciones policiales. No es normal que la gente esté sentada pacífica en el suelo y que empiecen a cargar contra ellos. Es una dictadura en la cual no dejan decidir al pueblo sobre su futuro.

-¿Saben tus padres que sales cada noche en estas protestas?

-Mis padres saben que salgo cada noche y mis padres están del lado opuesto. Mis padres tienen una mentalidad de derechas, fascista y también salgo a la calle para evitar que gente así siga infestando las calles y hablando mal de Cataluña.

Muchos usuarios de redes sociales le han recriminado su actitud.

600 personas han resultado heridas en las revueltas violentas en Cataluña, entre ellas un policía nacional que se encuentra muy grave y otras seis personas graves. De los 600 heridos, 289 son agentes de policía, 154 de ellos mossos y 134 policías nacionales y un guarda urbano.

Además, 199 personas han sido detenidas, de las cuales 30 han ingresado en prisión. 92 de ellos en Barcelona, 27 en Gerona, 37 en Tarragona y 43 en Lérida.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Las empanadillas de Arturo y el piolet de Trotsky

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- A las 15.20 horas del día 20 de agosto de 1940, Ramón Mercader ―conocido como «Raymond» en el mundo bolchevique de la NKVD― penetró en el despacho del judío Lev Davídovich Bronstein, alias Trotsky, en la ciudad mexicana de Coyoacán, se le acercó por la espalda, y le clavó salvajemente un piolet en la cabeza. El exrevolucionario ruso soltó un grito estruendoso, a pesar de lo cual derribó a su agresor, falleciendo al día siguiente.

En la noche del 18 de noviembre de 2018, casi 80 años después, Arturo Pérez-Reverte, el más famoso escritor español en la actualidad, va y dice en un programa de «La Sexta Noche», a una pregunta de Iñaki López ―su presentador― acerca de su opinión sobre la exhumación de Franco: «Que lo piquen y con la mojama hagan empanadillas de carne, me da exactamente lo mismo… Me importa un carajo». De esta tremenda respuesta los malintencionados podrían deducir que, si tiene esa actitud con un relevante hombre de Estado, también le importaría una higa que hicieran picadillo a otros cadáveres… incluido Trotsky, supongo.

Otra pregunta pertinente sería interrogar al Reverte sobre qué instrumento sería el más adecuado para esa carnicería. Podría ser un picahielos, un estilete, un bisturí a lo «Jack el Destripador», pero me da que posiblemente para Arturo lo más idóneo sería un piolet parecido a aquel con el que se asesinó a Trotsky, pues quedaría como más novelesco, sin duda.

En cuanto a la receta de las empanadillas, pues no hay ninguna pregunta sobre esa cuestión, pues todas las empanadillas famosas acaban en Móstoles, con receta de la Encanna. ¿Por qué ha elegido el Reverte empanadillas de carne y no hamburguesas? Pues me da que porque el Alatriste ése zampaba empanadillas, ya que la hamburguesa todavía no estaba por nuestros lares.

Así que, a falta de tener a algún Vlad El Empalador del que presumir, ya contamos con un Pérez El Empanador ―o Empanadillador, como prefieran―. Y no me digan que éste apodo no queda mejor que llamarle «Destripador», personaje sobre el que igual hace una novela, vete a saber, en la cual Falcó descubre su verdadera identidad.

A ustedes les parecerá ―como a mí― pasmoso, desasosegante, francamente aterrador, que un prestigioso escritor muestre ese prurito carroñero, atreviéndose a ultrajar el cadáver de Franco con una expresión que ni siquiera se le había ocurrido a los más satánicos de los gilipuertas rojos, que vierten en las redes una cantidad tal de comentarios de odio y crueldad contra Franco que aterrorizaría a los mismos milicianos del 36, pero no hay por qué escandalizarse, pues el canibalismo que parece desprenderse de las palabras del Reverte no es sino la continuación del que practicaron los milicianos del 36, aquellos que picaban la carne de las monjas ―cuando todavía estaban vivas―, y luego se la echaban a los cerdos que había en algunas checas, presumiendo luego de que habían hecho chorizos de monjas. Pobres monjas, que de los pellizquitos pasaron a la charcutería.

¿Qué pensará el señor Reverte de esos chorizos monjiles? ¿Le importarán también un carajo? Porque, puestos a picar, qué más da un general que una monja.

Cuando me enteré de esta tremenda y sacrílega frasecita del Reverte, además del escalofrío de horror que me sacudió el espinazo, sentí la flama de una oleada de indignación, que en cuestión de segundos sucedió al pasmo ojiplático. Hasta ese momento, sentía curiosidad por el Reverte, pues todavía no sabía de lo que iba. La gente decía que era buen escritor, así que leí su novela «Un día de cólera», sobre el 2 de mayo, que me pareció magnífica. Pasé luego a leer «El asedio», sobre el sitio a Cádiz de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, novela que no llegué a terminar. Y estaba pensando leer «Sidi: una historia de frontera», pero, como es natural, desistí de la empresa al enterarme de su opinión sobre Franco. Porque, para mí, «Sidis» no hay más que uno.

Así que uno más para mi lista negra, para ese cajón donde he desterrado para siempre a todo aquel que emita opiniones negativas sobre el Caudillo, o milite en las mentiras de la memoria histórica. Por supuesto que al Reverte le importará un carajo que no le vuelva a leer más, pero espero que esta cruz y raya que le hago anime a todos los patriotas a hacer lo mismo, y le manden a esparragar.

Porque, lo que son las cosas, a mí me importan desde ahora un carajo los libros de este señor, y, por mí, que los usen para prender barbacoas, calzar mesas, o para otros menesteres, porque no quedarían sabrosos rellenando empanadillas.

Pero, si se mira bien la historia del Reverte, realmente no sorprende tanto su exabrupto antifranquista, pues es un personaje que ya ha confesado en algunas ocasiones una cierta admiración por El Profanador, a quien considera «valiente«, «con agallas», «interesante», «aventurero»… o sea, Alatriste redivivo.

Puede servir de excusa a su catilinaria antifranquista su penosa manía de destacar, de escandalizar con su tuiterismo filibustero, desde el cual goza repartiendo estopa con actitud mesiánica, como si fuera Moisés descendiendo del Sinaí con sus tablas de Flandes, con actitud bravucona de primo Zumosol aleccionando con su palabra iluminada a los ignorantes mortales, maestro de esgrima formidable blandiendo una artúrica Excalibur con la que asustar a los ignorantes, a los incultos, como si fuera in castizo Obiwankenobi.

Quizá todo se deba a sus largos años de reportero de guerra, durante los cuales tuvo que ver muchos picadillos humanos, muchas empanadillas y hamburguesas hechas de carne cadavérica, y esas visiones le traumatizaron de por vida. Criado en territorios komanches, posteriormente sacó su vena «gore» en un programa de esos de «reality», titulado «Código Uno», donde abordaba casos criminales no resueltos por la policía, emitido entre 1993 y 1994, que abandonó porque el mismo Reverte dijo que contenía «basura».

Porque estamos ante un tipo que dijo en cierta ocasión que los espacios de sucesos «son dinamita pura, siempre están en el límite y, a veces, uno se puede pasar». Pues eso, maestro de esgrima, que te has paso dos pueblos con lo de la empanadilla de Móstoles.

Su arte para la esgrima polemizadora y cáustica la ejerce urbi et orbe en su columna periodística «Patente de corso», donde se abriga la prerrogativa de embestir contra lo que no se amolda a sus mayestáticos principios y sus ideas iluminadas: «Me he venido despachando a gusto […] ni reconocí sagrado, ni en distinguir me he parado al clérigo del seglar. Por eso, mis ajustes de cuentas semanales pueden calificarse de cualquier cosa menos de cómodos para quienes alberga». Por algo se llama «patente de corso», y los corsos pueden hacer empanadillas con quien les dé la gana, pues por algo son divinos de la muerte.

Jacobino confeso, anticlerical, el Reverte parece aureolado por un halo masónico, que impregna su filosofía con el típico liberalismo del mandil. Desde este punto de vista, lo del piolet antifranco también hay por dónde entenderlo.

Sin embargo, su indiferencia ante una profanación pioletera del Generalísmo no le es óbice para honrar a sus muertos, que para eso son suyos: «Cuando a mi padre lo bajaron a la tumba, un tipo dijo de él: “Era un hombre honrado, un caballero”. No soy alguien de emociones, pero escuchar eso me emocionó. Es un epitafio magnífico para cualquiera».

Pues mire usted, don Reverte, eso era justamente Franco, merecedor de ese magnífico epitafio, y usted lo sabe, porque vivió bajo Franco 24 años, uno más de los que yo tuve la suerte de vivir. Por cierto, además de estudiar en la Complutense, ¿hizo usted alguna actividad de militancia contra el franquismo, hizo usted alguna empanadilla? Yo, mire usted, estuve apresado una semana en Carabanchel por motivos políticos, y ahora no presumo de empanadillas…

Sin embargo, como a pesar de todo le considero un tipo inteligente, me parece que coincidirá conmigo en que no fue una época oscura en absoluto, pues en ella no había muchas de las lacras que hoy usted denuncia en la España actual. A no ser, claro, que usted viviera en una España paralela a la mía, sacada de un «Club Dumas» de esos.

Y también me permito recordarle unas palabras suyas sumamente reveladoras, que sirven perfectamente para justificar el Alzamiento Nacional de Franco contra la luciferina II Repúblika: «Cuando a la gente la acorralas, tiene dos caminos: resignarse a ser cordero, o pelear».

Volviendo al rey del piolet, el camarada Ramón Mercader salió de la cárcel en 1960, vivió un tiempo en la Unión Soviética y luego en Cuba, donde falleció en 1979. Cuando estaba a punto de morir, su mujer le preguntó si tenía miedo. «No, pero todavía le oigo gritar». «¿A quién?» «A Trotsky. Todavía le oigo gritar y sé que me está esperando al otro lado», se cuenta que dijo el camarada.

Así que, don Reverte, tenga mucho cuidado de lo que dice: evidentemente, los muertos hechos picadillo para empanadillas no gritan, pero mucha gente dice que es posible que esperen al otro lado. Yo que usted ―un tipo inteligente―, tendría cuidado.

PD: y es una pena todo esto, porque, de verdad, es usted un buen escritor, y me hubiera gustado leer su novela «Sidi». Qué se le va a hacer: también un escritor como usted puede tener sus «empanadas» mentales.

ARTÍCULO DE ARMANDO ROBLES PUBLICADO EN 2012: ARTURO, DEBÍ DEJAR QUE TE OSTIARAN DEL TODO

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: