China controla a su minoría musulmana con pruebas de sangre y ADN - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Asia

China controla a su minoría musulmana con pruebas de sangre y ADN

Published

on

Manifestantes pertenecientes al grupo minoritario musulmán uigur se enfrentan con la policía
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Las autoridades chinas están recopilando datos biológicos como ADN a millones de personas que residen en la conflictiva región china de Xinjiang, lo que supone una «grave» violación del derecho internacional, denunció la organización Human Rights Watch (HRW).

El programa gubernamental se presenta bajo un mecanismo de salud gratuito, pero los ciudadanos no son informados sobre la intención de recolectar, almacenar y usar estos datos tan sensibles, alertó HRW en un comunicado.

A todos los residentes de entre 12 y 65 años de la región, en el noroeste y hogar de la minoría musulmana uigur, se les han realizado un escáner de iris, muestras de ADN y pruebas de sangre.

Esta recopilación «obligatoria y desproporcionada» de datos biométricos confidenciales, plantea “serias” preocupaciones sobre los derechos humanos, ya que los datos podrían ser utilizados para la vigilancia de personas por etnia, religión u opinión.

Todo esto «tiene un potencial particularmente abusivo, y apenas parece justificable como medida de seguridad», aseveró la directora de HRW en China, Sophie Richardson.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang, criticó hoy las acusaciones «irresponsables» vertidas por HRW y pidió que «no se tomen en serio» las observaciones realizadas por la organización pro derechos humanos.

«El pueblo de Xinjiang tiene una vida feliz y armoniosa, y eso es un hecho. Tal vez algunas personas fuera de China se niegan a reconocerlo», respondió el portavoz oficial a preguntas de los periodistas durante una conferencia de prensa.

Diez millones de uigures

Así, insistió en que el Gobierno chino continuará mejorando la vida de la población de la región, hogar de 10 millones de uigures y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas.

Las autoridades regionales han impuesto restricciones generalizadas sobre los derechos humanos fundamentales de la población de Xinjiang, incluida la libertad de religión, y desde 2016, ha impuesto restricciones a los viajes al extranjero.

Aunque la recopilación de ADN por las autoridades a veces se justifica como una herramienta de investigación, este programa recaba información de todas las personas, independientemente de su relación con alguna investigación criminal.

Por eso, HRW denunció que la coacción a personas para que den muestras de sangre sin consentimiento o justificación «puede violar la privacidad y a la dignidad».

Las autoridades chinas defienden que con este programa de registro de la población pretenden mejorar la toma de decisiones científicas que ayuden a promover la reducción de la pobreza y la «estabilidad social», por ejemplo, a través de la detección de enfermedades graves.

Un uigur del oeste de Xinjiang, al que se le tomaron muestras y nunca recibió los resultados del examen físico, contó a HRW que su comité vecinal «había exigido que los habitantes de su barrio participaran en los exámenes físicos», por lo que negarse a hacerlo podría ser visto como un signo de «deslealtad política».

HRW también alertó de los esfuerzos de las autoridades para implantar nuevos sistemas tecnológicos para la vigilancia masiva, incluido el uso de las bases de datos o la biometría en todo el país.

«Las autoridades chinas parecen pensar que pueden lograr ‘la estabilidad social’ al colocar a la gente bajo el microscopio, pero estos programas abusivos tienen más probabilidades de empeorar la hostilidad hacia el Gobierno», afirmó Richardson.

Por eso, pidió a Pekín detener inmediatamente estos programas y destruir toda la información recopilada sin un consentimiento completo e informado.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Asia

Turquía permitirá a los violadores de menores que se casen con sus víctimas para evitar el castigo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Turquía prevé presentar un polémico proyecto de ley denominado «Cásate con tu violador» que permitirá a los hombres acusados de tener relaciones sexuales con menores de 18 años evitar el castigo si se casan con sus víctimas. Increíble pero cierto. Así lo recoge el diario El Independiente.

La normativa que se llevará al parlamento turco a finales de enero ha desatado la indignación entre los colectivos en defensa de los derechos de la mujer y algunos partidos de la oposición. Estos aducen que la legislación no solo legitima el matrimonio infantil y la violación legal, sino que también allana el camino para el abuso infantil y la explotación sexual. Así lo recalca el Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

No es la primera ver que Turquía pretende sacar adelante una norma de este tipo. Ocurrió en 2016 y su proyecto de ley similar no salió adelante tras provocar una oleada de indignación no solo en el país sino en todo el mundo.

Entonces agencias de la ONU alzaron su voz para subrayar que dicha ley daría carta de naturaleza a la impunidad del abuso infantil y dejaría a las víctimas vulnerables en manos de sus agresores.

Al parecer uno de los argumentos esgrimidos por los defensores de esta norma es que medidas de este tipo pretenden proteger y salvaguardar el «honor» familiar.

En diciembre pasado siete mujeres turcas fueron detenidas en una de las protestas contra esta norma por corear «El violador eres tú». Las autoridades consideraron que atacaban al Estado.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Varios vídeos denuncian en las redes sociales la represión sangrienta de las protestas en Irán

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Varios vídeos publicados en las redes sociales muestran cómo se ha disparado contra los manifestantes que participan estos días en las protestas de Irán, después de que Teherán admitiera que derribó por error el avión de la aerolínea ucraniana, un suceso que causó 176 muertos.

La activista iraní Masih Alinejad ha compartido uno de los vídeos en su perfil de la red social Twitter, donde se aprecian manchas de sangre en el suelo, seguido de este texto: «Hoy, las fuerzas de seguridad abrieron fuego cuando los manifestantes se reunieron para conmemorar a las 176 víctimas del avión».

Por ahora, sin embargo, no se pueden verificar los vídeos publicados en las redes sociales, donde también salen personas que parecen pertenecer a los servicios de seguridad y llevan rifles, informa Reuters.

Algunos vídeos muestran a la policía antidisturbios con porras en las calles, mientras la gente grita: «¡No les peguéis!». Otros, a manifestantes retirando carteles de Qasem Soleimani, el general iraní asesinado hace más de una semana por Estados Unidos.

Otro vídeo muestra cómo los manifestantes intentan no pisar las banderas de Estados Unidos e Israel pintadas en el suelo de la Universidad de Teherán.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

El asesinato de mujeres alcanza proporciones epidémicas en Turquía: 625 murieron a manos de hombres en solo un año y medio

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Uzay Bulut. – El 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, miles de turcas se manifestaron en la Plaza Taksim de Estambul para protestar por el creciente número de asesinatos perpetrados por varones contra parientes femeninos. Tras la lectura del manifiesto ante la prensa, las manifestantes fueron atacadas por la Policía con gases lacrimógenos y balas de goma.

El asesinato de mujeres –en particular, esposas o exesposas– a manos de parientes varones se ha convertido en una peligrosa tendencia. El brutal asesinato, el pasado 18 de agosto, de Emine Bulut, de 38 años, por parte de su exmarido, delante de su hija de 10 años, es un caso particularmente digno de mención.

Bulut fue apuñalada varias veces en el cuello en una cafetería de la ciudad de Kirikkale, en la que se había citado con el hombre del que llevaba divorciada varios años. En un vídeo que se hizo viral en las redes sociales se ve a Bulut cubierta de sangre gritando: “¡No quiero morir!”; mientras su hija, aterrada, chilla.

Mujeres de toda Turquía celebraron manifestaciones para condenar el asesinato y pedir al Gobierno que les garantice la protección.

El terrible asesinato de Bulut fue uno de muchos. Los siguientes ejemplos, sólo del mes de agosto, ilustran la gravedad de la situación:

El día 22 una mujer fue asesinada a puñaladas por su marido maltratador. Cuatro días antes había obtenido una orden de alejamiento.

El día 24 una mujer que acababa de dar a luz –de hecho, se encontraba en la cama del hospital– fue apalizada y apuñalada por su marido. La víctima había solicitado el divorcio por violencia doméstica.

También el día 24, otro hombre asesinó a su esposa y a su hija.

El día 25 se encontró el cadáver de una mujer con un disparo en la nuca. Su marido fue arrestado como sospechoso.

También el día 25, una mujer fue disparada por su marido después de que le pidiera el divorcio.

El día 27, una mujer que quería el divorcio fue apuñalada y herida de gravedad por su marido delante de su hija de 4 años.

También el día 27, un hombre mató a su mujer estrangulándola con su pañoleta.

Según la asociación turca de defensa de las mujeres Acabaremos con el Feminicidio, 652 mujeres fueron asesinadas por hombres en el año y medio anterior a noviembre de 2018; 36 de ellas fueron asesinadas en octubre de ese año.

Los autores del 37% de los casos de octubre no fueron identificados, pero el resto resultaron ser maridos, novios, exnovios, hermanos, padres u otros parientes varones. En el 50% de los asesinatos no se determinó la causa, pero el 16% de las mujeres fueron asesinadas porque querían tomar decisiones respecto a su vida, como divorciarse, rechazar ofertas de reconciliación o incluso no contestar al teléfono cuando les llamaban sus hombres. El 13% de las mujeres fueron asesinadas por “motivos económicos”.

El Comité Central de Mujeres de la Asociación de Derechos Humanos de Turquía hizo público un comunicado el 26 de agosto, titulado: “La violencia contra las mujeres es resultado de las políticas discriminatorias”, que decía, entre otras cosas:

Sólo se puede proteger a las mujeres de la violencia masculina a través de medidas políticas centradas en la igualdad de género. Una de las razones por las que hay una cifra tan alta de mujeres que son víctimas de la violencia es la renuencia e incluso los impedimentos de las instituciones a la hora de aplicar la legislación vigente.

Las disposiciones de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, que Turquía ratificó y puso en vigor en 1985, no se están aplicando. La recomendación nº 35 del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres, sobre la violencia de género contra las mujeres, declara significativamente en su 16º párrafo: “La violencia de género contra las mujeres podría equivaler a la tortura o el trato cruel, inhumano o degradante en ciertas circunstancias, como en los casos de violación, violencia doméstica o prácticas dañinas, entre otros”.

El Convenio de Estambul fue firmado y ratificado por Turquía el 11 de mayo de 2011 y el 14 de marzo de 2012, respectivamente. Los objetivos del convenio son proteger a las mujeres de todas las formas de violencia y prevenir, enjuiciar y eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica; contribuir a la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y promover una igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, que incluya el empoderamiento de las mujeres; el diseño de un marco de trabajo integral, políticas y medidas para la protección y la asistencia a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica; promover la cooperación con miras a eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica; proporcionar apoyo y asistencia a las organizaciones y organismos de seguridad para la cooperación eficaz con el fin de adoptar un enfoque integrado para eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. Sin embargo, los incidentes revelan que no se están aplicando estas disposiciones, no se están acatando sus artículos y no se han institucionalizado.

Además, si las autoridades hubiesen facilitado una implementación suficiente de la Constitución y la Ley nº 6284, se habría prevenido la violencia contra las mujeres.

Que no se aplique la ley es sólo parte del problema, según HRA, que también señala a los medios y a la principal institución religiosa del país:

La violencia está normalizada en varios programas y series de televisión. Se han presentado 16.000 quejas ante el centro de comunicación del Consejo Supremo de Radio y Televisión en los últimos 8 meses en relación con contenidos violentos en televisión, pero no se trató ni una sola de ellas en las reuniones del consejo, según Ilhan Tasci, diputado del CHP [Partido Popular Republicano] y miembro del Consejo Supremo de Radio y Televisión. El diputado Tasci expresó la horrible verdad sobre la violencia contra las mujeres diciendo: “No se dejó ningún dedo sin romper, ni se dejó de pegar a ninguna mujer, en las últimas dos temporadas de una serie emitida en un canal de televisión afín al Gobierno”.

El comunicado de Diyanet [el Directorio de Asuntos Religiosos de Turquía] sobre la violencia contra las mujeres es de hecho una expresión explícita de la mentalidad que está en la base de la violencia. El presidente de Diyanet, Ali Erbaş, declaró: “En nuestra religión, la vida, la dignidad y los derechos de las mujeres son intocables y se confían [a los hombres]”. Al decir eso, declara que los derechos de las mujeres están confiados a los hombres y, por lo tanto, cosificó a las mujeres. Pero las mujeres no estamos encomendadas a los hombres o al Gobierno, que representa [la supremacía] masculina.

Al decir que la vida, la dignidad y los derechos de las mujeres están “confiados a los hombres”, Erbas afirmó que las mujeres no tienen el derecho o la capacidad de tomar sus propias decisiones vitales al margen de la aprobación o el permiso de los hombres. Por lo tanto, ve a las mujeres como objetos del hombre, lo que implica que son los hombres los responsables de implementar los derechos de las mujeres, incluido el derecho a la vida. Erbas –como muchas otras autoridades estatales islamistas de Turquía– no entiende que los derechos de las mujeres son derechos fundamentales, naturales e inalienables de la mujer; que son sus derechos legítimos.

HRA enumeró un conjunto de demandas para poner remedio a la intolerable situación. Entre ellas se cuentan las siguientes:

  • Se debería aumentar el número de refugios para mujeres, y de oportunidades de empleo protegido.

  • Se deberían poner en marcha investigaciones eficaces contra los que toman parte en actos violentos contra las mujeres; se deberían abandonar las políticas de impunidad; se deberían reducir las sentencias por buena conducta; se debería acabar con las sentencias basadas en las opiniones personales del juez.

  • Se deberían crear organismos basados en la igualdad de género, y no deberían estar dominados por los hombres, sino por las mujeres.

  • Se debería revisar la estructura de los cuerpos de seguridad y del poder judicial, que habrían de centrarse en la protección de los individuos, no de las familias. Se debería formar a los funcionarios en ese ámbito.

  • Se deberían interrumpir sin demora las emisiones televisivas y las publicaciones que legitiman la violencia contra las mujeres.

Las declaraciones misóginas de algunas autoridades que manifiestan su oposición a la igualdad de género, los miembros de las fuerzas de seguridad y de la judicatura que no aplican o se niegan a aplicar las leyes que protegen a las mujeres, los contenidos televisivos extremadamente violentos contra las mujeres y las enseñanzas religiosas que promueven la violencia contra las mujeres parecen conducir a la proliferación del maltrato y el asesinato de mujeres en Turquía.

(Gatestone)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: