Connect with us

Tribunales

Confirman los 4 años de cárcel al jefe de Tráfico de Zaragoza que grababa bajo las faldas de sus compañeras

Published

on

El exjefe de la oficina de Tráfico del Ayuntamiento de Zaragoza, durante la celebración del juicio. Al fondo, la abogada de la acusación particular, Olga Oseira (Heraldo)

Si el Tribunal Supremo no lo impide, el exjefe de la oficina de Tráfico del Ayuntamiento de Zaragoza, Javier Valenzuela Recio, tendrá que cumplir la condena de cuatro años de prisión que el pasado verano le impuso la Audiencia Provincial por 14 delitos contra la intimidad. Así lo ha decidido el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), al desestimar los seis argumentos en los que el funcionario municipal basó su recurso de apelación.

Para los magistrados, a la primera sentencia no cabe modificarle ni una coma. De hecho, estos insisten en que el acusado se prevalió del cargo para obligar a 14 compañeras de oficina a entrar en su despacho y grabarlas por debajo de la falda con dispositivos espía que previamente había colocado en lugares estratégicos.

A la hora de impugnar el fallo original, su abogado pidió la anulación de la entrada y registro en el citado despacho, donde la Policía Nacional encontró el 8 de septiembre de 2016 no solo las cámaras de filmación, sino también varios dispositivos de almacenamiento de archivos con 5.256 fotografías y 244 vídeos que mostraban la entrepierna o la ropa interior de las mujeres. Alegaba la defensa que se había entrado en el cuartel de la Policía Local sin informar previamente al intendente responsable, lo que para el tribunal no era “un requisito esencial”. Recuerda además este que el superior fue avisado “inmediatamente”.

Ángulos comprometedores

Para conseguir la absolución del encausado, su abogado llegó a cuestionar la forma en que la Sección Sexta de la Audiencia de Zaragoza valoró la prueba practicada durante el juicio. Pero ninguna duda cabe para el TSJA sobre la actuación de los magistrados que dictaron la primera condena. “La documental gráfica evidencia la realidad de las grabaciones y los ángulos comprometedores de la intimidad que fueron buscados a propósito”, dicen.

El exjefe de Tráfico reconoció en la vista la autoría de las grabaciones, pero trató de excusar su conducta afirmando que pretendía protegerse. El tribunal contesta ahora que este argumento “carece de todo apoyo razonable, pues no hay antecedentes agresión o amenaza”. Le recuerda además que se encontraba en un cuartel policial. Y para dejar claro el evidente ánimo libidinoso de las filmaciones, los magistrados citan los “evocadores” nombres que el funcionario puso a algunos de los archivos: con el nombre de la mujer grabada seguido de palabras como culo o muslos.

Por todo ello, como mantenían la Fiscalía y la acusación particular, a cargo de Olga Oseira, el TSJA da por buena la sentencia.

Ni eximentes ni atenuantes

Uno de los motivos por los que la defensa recurrió la condena de cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación absoluta que se impuso al exjefe de Tráfico Javier Valenzuela fue el hecho de que no se le apreciaran como eximentes o atenuantes su alcoholismo crónico o la situación de estrés que padecía.

Al respecto, el TSJA recuerda ahora que durante el juicio se practicó una pericial conjunta a cargo de la médico-forense María Luisa Tomás y la psicóloga del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) Cristina Andreu. Y, según estas, el funcionario no presenta ningún rasgo psicótico que implique el padecimiento de una enfermedad mental. Descartaban también que su consumo de alcohol afectara a imputabilidad.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deja un comentario

Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: