Connect with us

Comunidad de Madrid

Echenique, de pagar en negro a su asistente a realizar obras sin permiso en su piso del lujoso distrito de Salamanca (Madrid)

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El número 3 de Podemos y hasta hace un año líder de la formación en Aragón, Pablo Echenique Robba, ha sido expedientado por el Ayuntamiento de Madrid, donde reside en la actualidad, por acometer unas obras en su vivienda sin contar con los permisos municipales pertinentes.

En concreto, Echenique ha colocado en la fachada de su piso el compresor externo de un aire acondicionado, un aparato de grandes proporciones. Asimismo, según ha avanzado el digital ‘Okdiario’, el político ha instalado un sistema de cámaras de videovigilancia sin cumplir con los requisitos del área de Urbanismo del Consistorio que dirige Manuela Carmena.

Loading...

El expediente «de restauración de la legalidad urbanística» abierto al dirigente morado le obliga a retirar estos elementos, visibles desde la vía pública y denunciados por un particular. Además, para instalar las cámaras, que captan imágenes del exterior de su residencia en el lujoso distrito de Salamanca, necesitaría un permiso explícito del Ministerio del Interior, del que según el citado diario digital carece.

No es la primera vez que Echenique decide saltarse la legalidad en el ámbito personal. Tal y como destapó Heraldo, el podemita tuvo durante más de un año a un asistente en su casa sin contrato y sin Seguridad Social, razón por la que fue multado por Inspección de Trabajo.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
2 x COMMENTS

Cantabria

1937. El año en que el nuevo orden mundial perdió a España

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

El Gobierno del Frente Popular perdió la guerra en el verano de 1937

Todas las guerras, como los partidos de fútbol, se luchan hasta el último minuto, pero menudo ocurre que se sabe va a ganar desde mucho tiempo antes de que el árbitro pite el final.

En el caso de la guerra de España, por ejemplo, se puede decir con total autoridad que el Gobierno del Frente Popular la perdió en el verano de 1937, con la doble derrota de Brunete y Santander. Porque hay que entender que la sangrienta batalla de Brunete fue lanzada por el Gobierno del Frente Popular para evitar precisamente en la conquista de Santander, lo que sucedió de todos modos, cuando ambas batallas las ganaron los nacionales. Y después de estos dos episodios decisivos, que resultaron en la pérdida del Norte para el Frente Popular, vendrían muchas más derrotas importantes para ellos como Teruel o el Ebro, pero la victoria de Franco ya estaba sellada mucho antes.

Loading...

Contrariamente a lo que muchos piensan, la batalla del Ebro no fue la de que determinó la victoria del Ejército Nacional en la Guerra Civil Española, igual que tampoco la batalla de Gettysburg fue el turning point de la Guerra de Secesión estadounidense. Ambas grandes batallas fueron realmente la consolidación de la victoria del bando que realmente se haría con el triunfo final, pero hubo otras batallas que anticiparon ese desenlace mucho antes. Para la Guerra de Secesión estadounidense, ese momento decisivo se produjo con la Batalla de Antietam, primera victoria indiscutible del Norte, que desanimó la potencia es como Francia o Reino Unido de intervenir a favor del Sur.

Cómo se desarrolló realmente la Guerra Civil Española

Este artículo tal vez pueda ayudar a mucha gente a entender cómo se desarrolló realmente la Guerra Civil Española, aunque sea de forma resumida, pues hay un gran interés desde el poder para confundirnos y que no vemos las cosas como técnicamente fueron. Al margen de filosofía barata y pajas mentales, tanto políticas como pseudo militares.

Para empezar, hay un concepto que conviene siempre tener en cuenta y es el de romper el frente, qu significa ni más ni menos que las líneas enemigas en un punto en concreto y poder internarse en el territorio contrario. Esto significa una gran ventaja la estratégica que nos puede permitir hasta embolsar grandes formaciones enemigas y para conseguirlo suele hacer falta concentrar muchas fuerzas y de gran calidad en ese punto en concreto. En nuestra Guerra Civil Española, por ejemplo, en la primera mitad del 37, se produjo una gran concentración de fuerzas nacionales en el Norte, para acabar de tomar Vascongadas y Santander, antes de continuar la conquista hacia Asturias. Y por supuesto que estaban allí reunidas las mejores tropas del Ejército Nacional con toda la artillería, carros y aviación posible.

Un Gobierno de corruptos al servicio del Nuevo Orden Mundial

El Frente Popular entendió entonces que la suerte del Norte estaba echada y con ella la de todo su Gobierno de políticos corruptos al servicio del Nuevo Orden Mundial. Y por eso intentó ayudar a sus alejadas provincias del Norte y al Gobierno de Euskadi, que se había independizado incluso de ellos, mediante una gran operación en torno a Madrid. La campaña que luego sería conocida como la Batalla de Brunete y cuyo objetivo no era otro que distraer fuerzas del Norte para retrasar o impedir esa gran ofensiva nacional. Sin embargo, la política de Franco de no ceder ni un palmo de tierra dio sus frutos una vez más. Y envió a las mejores tropas a Madrid para combatir ese ataque del Frente Popular por la zona de Brunete, Quijorna, Villanueva de la Cañada y otras poblaciones cercanas.

La División 13 Mano Negra: ¿quién ganó la batalla?

El resultado de la batalla de Brunete fue discutido, pero estratégicamente no hay duda de que fue una victoria nacional. Para este bando, sólo se perdieron algunos pueblos y por un tiempo, mientras que la campaña del Norte se pudo reanudar con toda normalidad. Fue evidentemente un nuevo fracaso del Frente Popular, que ni con todo el apoyo de todo el Nuevo Orden Mundial pudo conseguir esa victoria estratégica que necesitaban. Y hartos de que sus enemigos se apropiaron victorias que eran suyas, las fuerzas nacionales bautizaron a su mejor dirección con este lema en árabe:

 

¿Quién ganó la batalla?

Se trataba de la mejor división del Ejército Nacional, la División 13 Mano Negra, cuyo emblema era una mano de Fátima sobre fondo rojo y con ese lema en árabe.

La batalla de Santander fue el evento decisivo de la Guerra Civil Española

Una División compuesta por las mejores tropas marroquíes, falangistas, legionarias, etc. Una división que nace precisamente en esta Batalla de Brunete y que seguirá ganando batallas para el Ejército Nacional durante mucho tiempo, hasta el final de la Guerra. Un conflicto que quedó sentenciado cuando el Ejército Popular frentepopulista quedó derrotado bajo el sol del ardiente verano en Madrid en 1937. El anticipo de la embestida decisiva del Ejército Nacional contra el Norte, llevada a cabo a continuación, siendo la Batalla de Santander su evento más decisivo, yo diría que de toda la Guerra Civil Española. De hecho, la prensa nacional celebró con increíble la victoria, inclusive con titulares como éstos:

La vida es milicia y hay que vivirla con acendrado espíritu de patriotismo y sacrificio.

Tropas regulares de santanderinos mezclados con independentistas vascos: aquello no podía funcionar

En la Batalla de Santander se observaron con toda crudeza los vicios que lastraban al Ejército Popular (con sus facciones independientes de Euzkadi y Cataluña) desde el principio de la Guerra. Problemas iniciales que en todo un año de guerra no supieron corregir y que les costaron la victoria. En concreto, la falta de unidad de mando incluso con respecto a Madrid, pues el del Norte fue un Ejército que se desenvolvió prácticamente a sus expensas, prácticamente sin el apoyo de aviación que tanto necesitaban. Y tampoco se entendieron entre ellos, cómo podrían, cuando estaban juntándose tropas regulares de santanderinos mezclados con independentistas vascos, cada uno con su partido e ideología propios. Un auténtico maremagno del que solo podían salir derrotados frente al entusiasmo y unidad del Ejército que tenían enfrente, no menos dividido entre carlistas, liberales o fascistas, entre los cuales destacaban las numerosas tropas italianas. También había muchos contingentes marroquíes, pero todos ellos sabían que había una jerarquía única y un objetivo muy claro: ganar la Guerra cuanto antes para evitar que el conflicto europeo por venir se concatenara con nuestro propio conflicto civil. Y fue un objetivo que se cumplió.

Sirva este artículo como homenaje a todos los combatientes honrados de ambos bandos y a la población civil, que sufrieron en sus carnes esta desgracia, y como un homenaje de desagravio a los que son hoy en día insultados después de haberlo dado todo por la Patria. Insultados, además, por políticos corruptos como son los del PP o el PSOE, con sus respectivas marcas blancas. Vergüenza para ellos y honor y gloria a los héroes. ¡Viva España!


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Cantabria

Ya sólo queda morir: una historia sobre el 11m que ningún político quiere que leas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una novela basada en los hechos reales del 11M: Ya sólo queda morir

 

Se trata de uno de los relatos más originales y sorprendentes sobre cómo funciona de verdad la política en sus más bajos fondos. Una foto bastante real de la situación política española en los últimos años, una novela basada en los hechos reales del 11M. De hecho, podría decirse que los personajes e historias reflejados aquí podrían ser reconocidos en cualquier país del mundo, puesto que el mundo de las cloacas es universal y en todas partes funciona de un modo muy parecido.

Loading...

Su autor, Eugenio Carrión, prefiere mantenerse en el anonimato por aquello de que el asunto es más serio y real de lo que parece. Porque no es una novela al uso, en realidad, sino unos hechos reales que sucedieron de verdad y que están novelados. Unos crímenes que en opinión del autor no han sido nunca esclarecidos, puesto que los verdaderos autores ni siquiera fueron acusados jamás en público. Como se dice en el argot de la calle, esos señores se han ido de rositas, e incluso en el relato aparecen de puntillas los verdaderos autores. No tanto los peones que utilizaron para realizar semejante fechoría y dar un vuelco político brutal no sólo a España, sino a toda Europa y al mundo. Y es que se trata de un evento mucho más importante de lo que ya parece, como se da a entender en Ya sólo queda morir.

Nuestro colaborador Miguel de Cervera ha tenido oportunidad de leer este libro y quiere darnos su opinión, siendo una persona bastante ilustrada en el 11M, pues ha quedado bastante satisfecho con su lectura.

 

Un libro que, según nos cuentas, viene a rematar las versiones falsas de Gabilondo y Losantos en el 11M

 

Ninguna de esas falsas versiones que nos han contado durante años tiene nada que ver con lo que fue el atentado real. Y la que más se puede parecer de estas versiones comerciales, aunque con grandes distancias, es el mejunje de medias verdades y mentiras que nos han vendido durante años Losantos y Pedro J, pero se trata de una mentira más peligrosa que la versión oficial porque está basada en hechos ciertos. Pero la realidad es más profunda e involucra a más personas y esferas de poder de lo que pueda parecerle a nadie. Un auténtico crimen mafioso realizado y encubierto por jerarcas de Estado, los cuales se valen de polizontes y cabezas de turco para encubrir lo que han hecho ellos.

En el relato descubriremos las historias reales de unos personajes que se mueven en ese universo tan desconocido por el gran público que son las cloacas del Estado. Y veremos sobre todo policías y confidentes, pero también algunos políticos que sí son conocidos y que se sitúan a medio camino entre estos auténticos peones y los verdaderos autores intelectuales de todo lo que sucedió.

 

¿Este relato viene a ser más de lo mismo o aporta cosas nuevas en la investigación del 11M?

 

Más de lo mismo no es, aunque veremos lugares y personajes comunes a todas las historias que nos han contado, porque todas las versiones oficiales que nos han dado se basan en medias verdades, pero esta vez se aborda el tema desde un plano mucho más realista y personal. Ya no más con el batiburrillo de esos personajes inconexos, con historias delirantes que nos contaba la prensa, sino personas de carne y hueso con unas vivencias personales y unos objetivos mucho más creíbles. Y todo ello es además comprobable, pues el autor se basa muchísimo en la realidad de lo que se sabe que pasó con cada uno de esos episodios y sus protagonistas reales.

Realmente me sorprendió, porque se acerca muchísimo a lo que yo creo que sucedió de verdad, basándose en los hechos reales y datos que tenemos, que no son pocos. Y el que lea este libro va a no creerse ninguna versión oficial en adelante, eso seguro, sin importar si se trata de un atentado terrorista, una presunta pandemia o la erupción de un volcán o de varios volcanes a la vez, cosa curiosa.

 

Relato realista contra la versión oficial del Estado y de Losantos sobre el 11M

La larga mano de los que mandan suele estar detrás de lo que vemos en los medios de comunicación y el 11M fue un claro ejemplo de esto, más claro que nunca porque además discutieron entre sí, por lo que nos pudimos enterar de muchas cosas que tenían que haber quedado bien guardadas en sus armarios. Una circunstancia de la que se aprovecha el autor para revelarnos muchas situaciones que ya no son ningún secreto para nadie. La versión falsa del Estado y la de Losantos, que no deja de ser también una versión bastante estatal e interesada, quedan completamente desmontadas después de leer este gran trabajo.

También es sorprendente cómo se desenvuelven los distintos personajes, con especial interés en el funcionamiento de los niveles más bajos de las cloacas. Esos sospechosos habituales a los que el Estado tiene en nómina para encargarles los trabajos sucios, o incluso hacer de falsos culpables cuando llegue la ocasión. Un modus operandi que funciona desde hace milenios en todos los países y siempre hay polizontes de por medio que se ocupan de materializar estos guiones.

Y ya en un tercer nivel estarían los medios de comunicación y los políticos, encargados de vendernos toda esta mentira a los consumidores últimos, que somos los pobres mortales. Un proceso que se produce otra vez desde que el mundo es mundo, pues los de arriba piensan que es necesario someter a las masas mediante este tipo de estrategias de cloacas y comunicación. Unos ponen la bomba y otros la hacen sonar en los medios y en la alta política. Así es como funciona la cosa.

 

¿Cuál es la tesis que se maneja en Ya sólo queda morir sobre los verdaderos autores del 11M?

 

La verdad es que es curioso cómo se deja este último escalón en la sombra, pero no cabe ninguna duda de por dónde van los tiros cuando uno se deja llevar por esta lectura basada en hechos reales. Y es que estamos hablando de personajes que a todos los que vivimos aquello nos suenan, como esos falsos mineros asturianos o los yihadistas también falsos, pero ante todo están los nombres más conocidos de la política española. Personas con nombres y apellidos que todos hemos visto relacionados de una u otra manera con la trama policial del 11M, aunque todos intentan ahora pasar por aquí como si no hubieran tenido nada que ver. Y los hay de todos los partidos. Y esto da que pensar sobre quiénes pueden poner de acuerdo a todos estos personajes. Evidentemente no estamos hablando de ningún Bin Laden ni nada por el estilo, si no de otro tipo de terroristas muy poderosos que se mantienen en lo oculto. Que manejan de verdad los hilos de la alta política internacional y ponen y quitan gobiernos.

 

¿Es un libro más bien de política o policiaco?

Es una mezcla de ambas cosas, aunque centrado siempre en lo que son las tramas del terrorismo de Estado. Porque todo acto terrorista tiene una carga política determinada, por supuesto. Y eso implica que haya partidos o estados detrás, siempre, dispuestos a buscar quién sacuda el árbol para luego recoger las nueces. Y esas personas que se encargan de sacudir el árbol son los llamados fontaneros de los cuerpos policiales, servicios secretos incluidos, que son los que de verdad tienen los galones y la capacidad para coordinar al resto de la cloaca.  nada se podría hacer sin ellos y este libro lo explica muy bien. Cómo está todo programado y bien orquestado. Y de esto va esta novela sobre la verdad del 11M.

En Ya sólo queda morir vemos desarrollarse todo el trabajo parapolicial y político desde los peldaños más inferiores de la cloaca, en los bajos fondos delincuenciales, hasta los despachos de Moncloa, Zarzuela y sitios así. Y vemos cómo se van creando unos personajes de la nada, personas que no tienen nada que perder y a las que se utiliza como si fueran auténtica carne de cañón: los llamados confidentes o cabezas de turco, falsos culpables, etc. Y ahí vamos desfilar a todo tipo de peones de baja cualificación que pueden ser inmigrantes ilegales, como esos famosos falsos islamistas, o aprendices de etarra que son dirigidos directamente por funcionarios de Policía.

Un universo muy turbio que controlan desde arriba los poderes del Estado, desde dentro y fuera de nuestras fronteras, por medio de todo un entramado parapolicial que se ocupa de manejar los hilos del narcotráfico, el terrorismo o ciertas tramas de corrupción. Temas que están más relacionados de lo que parece y que se tratan de forma amena y realista en esta novela sobre la verdad del 11M.

 

¿Crees que este libro pueda ayudar a sacar un poco más la verdad del 11M adelante?

 

Sacar la verdad de ningún tema está muy complicado. Los partidos políticos y los medios de comunicación se ocupan muy bien de que todo eso quede bien enterrado, sobre todo mediante una maniobra de desinformación y confrontación que es muy efectiva. Todo esto se explica muy bien en el relato de Ya sólo queda morir, cómo pactan entre todos los potentados de los medios y los partiditos, pero a la vez se deja caer de forma muy clara que todos están ya coordinados de antemano por alguien. Gente que está por encima del Estado y que tiene infiltradas todas las esferas de poder, desde los cuerpos policiales a la prensa y la política entera. No hay un solo rincón a donde no lleguen y tienen mucho dinero público y privado para sobornar a todo el mundo.

Lo realmente triste es que desde el principio saben que nos van a poder engañar. Todo esto se hace con una mentalidad fría y calculadora, analizando a lo que ellos consideran un rebaño de borregos. Por eso pueden colar relatos tan inverosímiles como el que ahora nos quieren hacer creer con esto del covid, milongas que no resisten un análisis frío. Lo más escandaloso para mí es que nos quieren hacer creer que tienen sus trifulcas hay arriba de que están de verdad de enfrentados entre sí cuando está demostrado que no es cierto. Que todos están de acuerdo y que son amigos entre ellos y forman parte de una casta o, mejor dicho, de un sistema de castas, en el cual nosotros somos los últimos monos siempre.

 

¿Qué va a encontrar el lector en las páginas de Ya sólo queda morir?

 

En esta novela sobre la verdad del 11M veremos paisajes y nombres que le van a resultar más que familiares. Los principales escenarios son Asturias, Vascongadas y Madrid, aunque también aparecen retazos de otras localizaciones, pero todos sabemos que ésos fueron los principales escenarios de esta trama falsa del 11M. Porque la realidad de lo que pasó es mucho más simple, por supuesto, aunque contar ahora la verdad de lo que pasó sería destripar el libro. Ahora bien, sí algo queda claro desde el principio del libro es que nuestro Estado como tal estaba jugando con la idea de provocar atentados y controlarlos. De infiltrar redes terroristas cuando en realidad las fundan ellos mismos. Y la verdad es que impresiona lo verosímil y natural que resulta, para un aparato estatal, controlar la realidad con fines de propaganda y con el gran objetivo de saquearnos. Es triste, pero real.

Las anécdotas de los distintos confidentes y agentes policiales son muy entretenidas y están basadas en hechos reales. Llama también mucho la atención como el lector pasa de los ambientes más sórdidos, como locales de alterne o callejones sombríos, a los suelos de moqueta de Moncloa o de Zarzuela. Y aunque el estilo de los personajes puede cambiar, en función de si son comisarios o rateros y proxenetas, también es bastante curioso que estén todos en lo mismo. Personajes que tienen un objetivo común en agua que va a suceder en unos trenes en una fecha determinada, pero que se acercan a este evento de forma muy diferente.

 

Lugo había un acuerdo total entre todas las fuerzas políticas y de seguridad en lo que luego fue el 11M

 

Al principio sí lo hubo, estaban todos de acuerdo por ahí arriba, pero a última hora alguien más poderoso que todos estos personajillos decide intervenir y darle otro rumbo inesperado a la situación. Es algo que desde el principio va a chocar a los que lean Ya sólo queda morir, porque no van a entender por qué están planificando un atentado para fechas que no coinciden con lo que luego fue el 11M, pero es que hay una trampa oculta que le hacen Aznar para descabalgarle del poder. Y esto es el meollo de esta novela sobre la verdad del 11M.

Cómo sería la cosa que a Aznar le hicieron llorar, cosa nada fácil cuando se trataba de un auténtico estoico, luego nos podemos suponer el calibre de la judiada que le hicieron a este señor, por entonces Presidente del Gobierno. Lamentablemente para casi todos ellos, como todos ya sabemos por lo que pasó, las cosas no salieron como estaban previstas desde un principio: alguien por encima de todos estos personajes decidió apretar el botón un poco antes de lo que esperaba el Gobierno y todo el Estado con sus fuerzas de seguridad. Y lo que vino a continuación del atentado fue una lucha a muerte por el poder. Pero eso no era lo que estaba previsto. El por qué suceden las cosas de esta manera y acaban en guerra abierta entre todos es el meollo de este relato apasionante y de ahí el título. Porque cuando uno contempla el detritus de Estado que nos quedó desde entonces y que tenemos sólo se puede pensar lo siguiente: Ya sólo queda morir.

El que tenga interés en esta novela sobre la verdad del 11M puede acceder a ella por medio de este correo: [email protected]. Es un trabajo de investigación que no tiene costo, puesto que el autor ha querido acercar la verdad de lo que pasó como un servicio anónimo y desinteresado hacia las víctimas y por la Patria.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Comunidad de Madrid

VOX lo tiene muy claro en Madrid: Sin «Pin Parental» NO HAY PRESUPUESTOS

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

Monasterio (Vox), sobre el PIN Parental: «»sería llamativo que el PP no quisiera aprobar una medida que defiende la libertad frente a la Ley Celaá». El PIN Parental ya se ha convertido en una de las señas de identidad de Vox en las negociaciones sobre los presupuestos regionales donde tiene influencia.

La portavoz de Vox en la Comunidad de Madrid ha confirmado que el PIN Parental será junto con la bajada de impuestos, una de sus líneas innegociables en la negociación de los presupuestos autonómicos.

Rocío Monasterio considera que «sería llamativo que el PP no quisiera aprobar una medida que defiende la libertad de los padres frente a la Ley Celaá» cuando han mostrado su apoyo a las movilizaciones que contra esta ley se han producido en los últimos meses en España.

Loading...

A juicio de Monasterio el votante del Partido Popular -que gobierna en Madrid en coalición con Ciudadanos y el necesario apoyo parlamentario externo de Vox- «no entendería» que se opusiera a esta medida que «defiende la libertad» por lo que en principio no ve problema en la propuesta. «A no ser que se nos hayan vuelto socialistas de repente con estos últimos pactos…» ha ironizado la portavoz madrileña de Vox en una entrevista.

Monasterio considera que la implantación del PIN Parental «es más importante que nunca» para los padres tras la aprobación de la Ley Celaá que «facilita el adoctrinamiento» y «ha restado libertad a los padres para elegir el colegio que quieren».

Desde el Gobierno de la Comunidad, su vicepresidente Ignacio Aguado (Ciudadanos), ha pedido a Monasterio que «rectifique y lo elimine de sus exigencias» por que a su juicio «la prioridad de los madrileños no es el PIN Parental».

El gobierno de Andalucía, en jaque

Precisamente la cuestión del PIN Parental ha sido objeto de polémica en los últimos días en Andalucía, precisamente porque se llegó a un acuerdo sobre la materia como condición para la aprobación de los presupuestos, que ahora el consejero de Educación andaluz, Javier Imbroda (Ciudadanos) niega.

El acuerdo firmado por el propio Imbroda recoge, de manera literal «el establecimiento de un sistema transparente de información a los padres a través del cual se impulse la implicación de las familias en la educación de los hijos y el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias, siempre con absoluto respeto a los preceptos consagrados en la Constitución Española».

Sin embargo, Imbroda negó que esto estuviera relacionado con el llamado PIN Parental: A su juicio, el acuerdo firmado con Vox “no recoge nada de veto parental, ni PIN Parental, ni autorización expresa”. Esta postura junto a una votación municipal en Málaga en la que PP y Ciudadanos que acusa a Vox de «utilizar a las mujeres como rehenes» (sic), llevó al portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía ha poner en suspenso toda colaboración con el Gobierno por «quebrantamiento de la confianza», que ha puesto en jaque la continuidad del gobierno regional andaluz.

El PIN Parental se ha convertido en una de las señas de identidad de Vox en las negociaciones sobre los presupuestos regionales donde tiene influencia.


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Comunidad de Madrid

Otra bofetada de la Justicia al Gobierno y sus manifiestas violaciones de la ley: El TSJM se carga la orden de confinar Madrid del Gobierno bolivariano de Pedro Sánchez

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

LR.- El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) no avala las nuevas restricciones impuestas en Madrid desde el pasado sábado para intentar frenar el avance de la pandemia al entender que limitan derechos y libertades fundamentales sin habilitación legal suficiente. Así lo ha acordado -en contra del criterio de la Fiscalía- la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del citado tribunal en una resolución en la que se niega a ratificar las medidas acordadas a regañadientes por la Comunidad de Madrid -que recurrió las medidas judicialmente- en el apartado tercero de la orden de la Consejería de Sanidad , que establece limitaciones en Madrid capital y otros nueve municipios de la región -Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz- en ejecución de la orden del ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Con independencia de que “las medidas restrictivas de tal derecho fundamental fueran necesarias e idóneas para evitar la extensión de la enfermedad en una situación de pandemia como la actual”, los magistrados concluyen en su resolución que la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud «no contiene una habilitación legal para el establecimiento de medidas limitativas de derechos fundamentales”.

Loading...

Los magistrados afirman ser conscientes “de la gravedad de la crisis sanitaria sin precedentes ante la que se enfrentan los poderes públicos y que padece nuestra sociedad”, así como de la necesidad de adoptar “medidas inmediatas y eficaces de diversa índole para proteger la salud de los ciudadanos, contener la propagación de la enfermedad y reforzar el Sistema Nacional de Salud”. Entre éstas, admite, “cabría incluir medidas limitativas de derechos fundamentales de mayor o menor alcance”. Pero para implantarlas, concluye, “nuestro sistema constitucional articula instrumentos jurídicos de diversa naturaleza que ofrecen cauces jurídicos diferentes para delimitar, modular, restringir, e incluso suspender los derechos fundamentales de las personas, respetuosos con las garantías constitucionales”.

Los derechos fundamentales que la Constitución atribuye a los ciudadanos, hace hincapié el tribunal, “no pueden verse afectados por ninguna injerencia estatal no autorizada por sus representantes mediante una disposición con rango de ley que reúna las condiciones mínimas suficientes requeridas”. Este es un presupuesto “de necesario cumplimiento”, añade, para que “esta Sala, cuya función es administrar justicia, sometida únicamente al imperio de la ley, interpretando y aplicando nuestro ordenamiento jurídico, pueda autorizar o ratificar medidas adoptadas por las autoridades sanitarias por razones de salud pública que impliquen limitación o restricción de derechos fundamentales”.

Por lo tanto, sostiene la Sala, las medidas limitativas de derechos fundamentales que establece la orden de la Comunidad de Madrid del pasado día 1 -que se adoptaron, recuerda, “meramente en ejecución” de la orden de Illa- “constituyen una injerencia de los poderes públicos en los derechos fundamentales de los ciudadanos sin habilitación legal que la ampare, es decir, no autorizada por sus representantes en las Cortes Generales, por lo que no puede ser ratificada”.

Reproche a los políticos



Para el Tribunal Superior resulta “llamativo” que ante la situación de emergencia sanitaria y teniendo en cuenta el marco legal existente “no se abordara una reforma de nuestro marco normativo más acorde con las confesadas necesidades de combatir eficazmente la pandemia del Covid-19 y afrontar la grave crisis sanitaria que padece el país». Sobre todo teniendo en cuenta, recalcan los magistrados, que la actual regulación de los instrumentos normativos que permiten la limitación de derechos fundamentales para proteger la integridad física y la salud «resulta ciertamente deficiente y necesitada de clarificación”.

Los magistrados precisan en su resolución que en estos momentos el marco legal existente “difiere sustancialmente del que fue objeto de análisis» al ratificar las medidas en determinadas áreas de la capital el 24 de septiembre y, posteriormente, el pasado día 1. En esta ocasión, subraya, «como reconoce el propio letrado de la Comunidad de Madrid, lo que se solicita es la ratificación del mandato obligado del ministro de Sanidad por el que se aprueba la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante situaciones de especial riesgo por transmisión no controlada de infecciones causadas” por la Covid-19.

Esa orden ministerial -que plasmó las restricciones aprobadas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, “obligando con ello a las comunidades autónomas”-, recuerda la Sala, se dictó al amparo del artículo 65 de la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud Se trata por tanto, según admiten ambas resoluciones, del “único título legal habilitante de la potestad administrativa ejercitada” para implantar las medidas cuya ejecución llevó a cabo la Comunidad de Madrid.

De ahí que, continúe el tribunal, la clave resida en determinar si esa normativa “autoriza la restricción de derechos fundamentales y libertades públicas”, con independencia de que las medidas restrictivas implantadas «fueran necesarias e idóneas para evitar la extensión de la enfermedad en una situación de pandemia como la actual”. Algo que, concluye, no se produce.

Estado de alarma



La Sala recuerda que “se ha venido admitiendo la posibilidad de que por ley orgánica, e incluso mediante ley ordinaria, se permita la adopción de medidas concretas que limiten el ejercicio de determinados derechos fundamentales” sin necesidad de decretar el estado de alarma. Siempre y cuando, matiza, que esa limitación se encuentre “suficientemente acotada en la correspondiente disposición legal de habilitación en cuanto a los supuestos y fines que persigue, de manera que resulte cierta y previsible, y este justificada en la protección de otros bienes o derechos constitucionales”.

En esa línea, apunta, la exposición de motivos del Real Decreto Ley-ley 21/2020, de 9 de junio busca “garantizar la adecuada coordinación entre las autoridades sanitarias y reforzar el funcionamiento del conjunto del sistema nacional de salud” ante situaciones de crisis sanitarias, aunque «quedando al margen de su finalidad la de autorizar medidas limitativas de la libertad de circulación, como muestra el hecho de que asocie de forma reiterada las mismas a la declaración de estado de alarma”, precisa el TSJ madrileño.

Para el tribunal no hay duda de que en nuestro sistema constitucional corresponde a “los representantes de los ciudadanos en las Cortes Generales” la “delimitación y la modulación de los derechos fundamentales de las personas, bajo las exigencias de proporcionalidad, certeza y previsibilidad y, en todo caso, respetando su contenido esencial”.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

DONACIÓN SEGURA Y ANÓNIMA CON CRIPTOMONEDA:

Donate

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com