El Juli sale por la puerta grande en su encerrona en Manizales - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Toros

El Juli sale por la puerta grande en su encerrona en Manizales

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La puerta grande de la monumental de Manizales volvió a abrirse de par en par para dejar pasar a un viejo conocido, Julián López «El Juli», triunfador en la encerrona de cierre de la 65 Feria de Manizales. La corrida de la ganadería de Ernesto Gutiérrez Arango fue noble, aunque flojeó y anduvo escasa de codicia ante una plaza llena.

Tres orejas, aunque pudieron ser más de acertar con la espada, fueron premio tanto a la entrega como a la puesta en práctica de una tauromaquia que, como la suya, despeja todas las incógnitas de los toros bravos.

Con la lentitud como bandera arrancó la tarde y El Juli se plantó en la arena gris de la Monumental para dar los primeros lances, que tuvieron ese denominador común, acompañados por el arte y el buen gusto. Brindó a la gente. El toro tuvo poca fuerza y buscó el abrigo de las tablas. Poco y nada por hacer. Rajado. El julipié efectivo y palmas.

Metió la cara el segundo y se repitió en la capa del madrileño, antes de dar pelea notable en la vara. Las chicuelinas que vinieron a continuación fueron el mejor hilo de continuidad de una obra en ascenso. Muy justo de acometida fue el toro al iniciar el trasteo de muleta, pero López comenzó a administrar de la mejor manera lo que tenía por delante y la plaza se puso de su lado. El resto corrió por cuenta de la nobleza del ejemplar y los recursos del torero para conseguir que apurara los viajes. Pinchazos arriba ensuciaron la plana, antes de la entera con que lo despachó. Palmas.

De salida, el tercer toro sufrió aparatosa caída y entonces lo dejaron crudo en el caballo. Sin fuerza, el toro tuvo además problemas en su extremidad posterior derecha. El Juli trató de mimarlo pero el de Gutiérrez se derrumbó con frecuencia. Sin embargo el torero mostró su poder para embarcar y terminar los viajes francos del también noble. Pinchazo.

El defecto que de salida marcó al cuarto fue la bronquedad y sin humillar, las cosas se fueron haciendo más complicadas hasta el momento en que El Juli lo metió en la canasta con el trapo abajo y los brazos hasta el punto máximo de extensión para traer los mejores momentos en lo corrido de la tarde.

Los defectos de la res habían quedado atrás, casi que cortados de raíz. El Juli había convertido el agua en vino y el pasodoble cayó entonces de los altos de la plaza como máxima bendición a una faena levantada piedra a piedra hasta hacer un monumento. Pinchazo, entera y descabello. Oreja y vuelta al ruedo al toro.

En el quinto, el dilema era atacar o esperar y es que el toro no era claro y tardaba en definirse, aparte de tardo. Los muletazos por alto resultaron el mejor estímulo para que el hijo de la ganadería de la casa dejara salir lo que tenía dentro en series primero sobre la mano derecha y luego en los naturales. Y más aún en los cambios de mano que pusieron a la gente a sus pies. Espada entera y dos orejas para asegurar la puerta grande.

Al cierre, banderillas, luego de mucho tiempo sin verlas puestas de sus manos, esta vez a un toro en el que comenzó a aparecer un prometedor galope. Pero fue solo un rapto, porque enseguida se mostró huidizo y ajeno. El Juli se puso una y otra vez para sacar muletazos, como en toda la tarde, esta de un torero por encima de las condiciones del encierro. Otro pinchazo confirmó el bache por el que pasa a la hora de la verdad. Entera y palmas.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Toros

El PSOE desactivará la prohibición de las corridas de toros que pretende Podemos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La Ley de Bienestar/Protección Animal acordada entre PSOE y Podemos ya está redactada en sus bases generales. Se trata, textualmente, de la ‘Garantía de un trato digno a los animales‘, término éste (animal) que no discrimina ni reconoce al toro de lidia. Observando la ley ‘catalana’ actual sobre bienestar animal, el toro de lidia no aparece en la tipología legal de los animales, que son las siguientes: animal doméstico, de compañía, fauna salvaje autóctona, animal de compañía exótico, animal abandonado, animal perdido, animal salvaje urbano, animal asilvestrado, animal de núcleo zoológico, animal de centro de cría y animal de competición o carrera.

La Ley futura no especificará la existencia explícita de un ‘animal de lidia’ o animal para la Tauromaquia, evitando así un trato específico legal para el toro bravo. La redacción de ese ‘trato digno’ considerará delito todo acto de ‘mal trato’ para todo tipo de animal sin detenerse en una visión especial o exclusión del toro para el desarrollo de la Tauromaquia en cuanto a la corrida de toros actual se refiere. De esta forma se evita que se especifique de forma clara que cual es el trato ‘digno’ al toro bravo. Porque no existe en la clasificación legal.

La Ley futura no especificará la existencia explícita de un ‘animal de lidia’ o animal para la Tauromaquia, evitando así un trato específico legal para el toro bravo.

Las corridas tampoco van a ser prohibidas por esta ley. El antecedente de lo sucedido en Cataluña no aconseja a Podemos y PSOE prohibirlas. En Cataluña, las corridas de toros fueron prohibidas en 2010 y anulada su prohibición por el Tribunal Constitucional en 2016. Una sentencia que obligó a excluir la prohibición expresa de las corridas, que decía lo siguiente. Quedan prohibidas: ‘Las corridas de toros y los espectáculos con toros que incluyan la muerte del animal y la aplicación de las suertes de la pica, las banderillas y el estoque, así como los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que tengan lugar dentro o fuera de las plazas de toros, salvo las fiestas con toros a que se refiere el apartado 2’. (este apartado se refiere a los bous o toros de la calle).

Por tanto la ley futura basa su estrategia en dos elementos. En NO catalogar al toro bravo o de lidia dentro las definiciones de tipología animal legal. Y en no expresar directamente la prohibición, que, como se sentenció en 2016, es inconstitucional. ¿Qué hará entonces esta ley?. Un texto y estrategia ‘a la Catalana y a la Balear’, que siga al pie de la letra la sentencia del Tribunal Constitucional. Este anuló la prohibición porque ‘prohibir’ es competencia del Estado y jamás de un Gobierno de una Comunidad, cuyo límite está en REGULAR una actividad legal. La sentencia de 2016 del TC, dice así:
Nada impide que la Comunidad Autónoma, en el ejercicio de su competencia sobre ordenación de espectáculos públicos, pueda “regular el desarrollo de las representaciones taurinas”; o pueda, en materia de protección de los animales, ‘establecer requisitos para el especial cuidado y atención del toro bravo’.

¿Qué hará entonces esta ley?. Un texto y estrategia ‘a la catalana y a la balear’, que siga al pie de la letra la sentencia del Tribunal Constitucional.

Por tanto, la ley mantendrá esta estrategia de impecable (e implacable legalidad). Definir por ley que es el mal trato a los animales catalogados (no al toro de lidia, porque no entra en catalogación alguna, no existe como animal clasificado) para su cumplimiento en todo el país. Y dejar que cada Comunidad autónoma regule las corridas de toros a su criterio y gusto político. Habrá tantos tipos de corridas de toros como normativas deseen las administraciones de cada comunidad y signo político.

El PSOE no desea pasar a la historia como partido que prohibió las corridas. Al mismo tiempo, debe de cumplir su pacto con Podemos y esta es la fórmula. Que en un sitio sea legal banderillear al toro y en otro no, que un sitio exista la corrida de toros como existe ahora y en otro no. Con un añadido: que los gobiernos autonómicos, además, pueden exigir requisitos de cumplimiento muy costoso o imposible, para celebrar una corrida que, además, sea incruenta. Una forma de impedirlas sin prohibirlas.

Que en un sitio sea legal banderillear al toro y en otro no, que un sitio exista la corrida de toros como existe ahora y en otro no. Una forma de impedirlas sin prohibirlas.

El PSOE no desea pasar a la historia como partido que prohibió las corridas. Al mismo tiempo, debe de cumplir su pacto con Podemos y esta es la fórmula. Que en un sitio sea legal banderillear al toro y en otro no, que un sitio exista la corrida de toros como existe ahora y en otro no. Con un añadido: que los gobiernos autonómicos, además, pueden exigir requisitos de cumplimiento muy costoso o imposible, para celebrar una corrida que, además, sea incruenta. Una forma de impedirlas sin prohibirlas.

La Ley también recoge como base argumental los votos en contra de los magistrados del TC, Asúa y Valdés, quienes afirmaron que “una “prohibición precisa” (la de las corridas de toros) no es la prohibición de la Tauromaquia. Es decir, que prohibir las corridas de toros no es prohibir la Tauromaquia y que, por tanto, no se está prohibiendo sino sólo regulando una actividad de la propia Tauromaquia.

(Mundotoro)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Toros

¿Cuál es el futuro de la tauromaquia con el nuevo Gobierno?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Los toros -o, mejor dicho, su futuro como Fiesta-, vuelven a escena. como cada legislatura, con la formación del nuevo Gobierno de coalición. Esta vez ha sido Unidas Podemos la que ha llevado al Gobierno el debate del freno a los toros. En el reparto de ministerios, sellado por el PSOE y la formación morada, se contempla la creación de una dirección general de Bienestar Animal. Hablamos de una suerte de organismo que dependerá de la vicepresidencia social, que pilotará Pablo Iglesias. Un ámbito en el que, de manera inevitable, el Ejecutivo de coalición deberá afrontar el debate sobre la tauromaquia, un asunto que ambas formaciones eludieron en su programa de gobierno. La formación morada esquiva la petición expresa de abolición, pero sí promueven asfixiar la fiesta eliminando las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia, así como prohibir espectáculos que impliquen maltrato animal.

Es un caballo de batalla de la formación de Pablo Iglesias desde que ingresaron en el mundo de la política. De hecho, el propio Iglesias se ha mostrado siempre públicamente en contra, pero no lo prohibiría de forma sistemática, porque es consciente de que no se puede prohibir por decreto. Pero plantea que se someta a referéndum.

A pesar de que el nuevo Gobierno tiene una parte abiertamente antitaurina, como el caso de Podemos, el PSOE mantiene una posición más ambigua. Hay de todo un poco dentro del partido. Pero claro, no se puede prohibir la tauromaquia de un día para otro.

En España hay, concretamente, 1.727 plazas de toros o localidades en las que existen o se instalaron alguna vez. La tauromaquia, en los dos últimos años en España, influyó sobre 103 actividades económicas que van desde la cría ganadera hasta la hostelería y restauración y supuso un impacto en la economía de 4.150 millones de euros, según los datos recabados por la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos.

Vamos ahora con los datos de asistencia a los festejos taurinos. Los espectáculos taurinos en las plazas cayeron al mínimo histórico en España. En 2018 se celebraron 1.521 festejos, lo que supone la cantidad más baja desde que el Gobierno comenzara a elaborar estadísticas taurinas en 2003. Los datos oficiales indican que en 2003 se celebraron 1.947 festejos taurinos (entre corridas de toros, corridas de rejones, corridas mixtas, festejos mixtos, festivales con picadores y novilladas con picadores). El récord se produjo en 2007, cuando se registraron en España 3.651 festejos taurinos, pero desde entonces, y coincidiendo con el inicio de la crisis económica, se ha ido produciendo un paulatino descenso de estos espectáculos, salvo un ascenso puntual en 2014, hasta llegar al mínimo de 1.521 en 2018.

A día de hoy, ¿cuál es la situación legal de la tauromaquia en España?

En España se recoge en la legislación la protección de la tauromaquia como bien cultural desde 1991, mencionado por el Supremo en 1998. Posteriormente, se aprobó una ley que regula la tauromaquia y otra por la que se protege la Fiesta como Patrimonio Cultural Inmaterial. De acuerdo con la Ley de Patrimonio Histórico, el Estado tiene la obligación de garantizar la conservación de la tauromaquia, así como de promocionarla y facilitar el acceso a la misma como parte del conocimiento cultural de los españoles.

¿Qué poder o qué competencias puede tener una dirección general de Bienestar Animal con respecto a la tauromaquia? Hay que partir de la base de que es Patrimonio y no se puede intervenir la fiesta de los toros como si nada.

Vamos ahora con los dos puntos en concretos de España donde las corridas de toros fueron prohibidas. Empezamos por Cataluña, que abolió los festejos en 2010.

Concretamente en el 28 de julio de 2010. El Parlamento de Cataluña aprobó con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones abolir las corridas de toros en esta comunidad a partir del 1 de enero de 2012. Después, el 20 de octubre de 2016, el Constitucional declaraba inconstitucional la prohibición taurina en Cataluña. Y no solo ocurrió en esta comunidad. No nos vamos muy lejos porque en las Islas Baleares también se llegó a prohibir la celebración de la tauromaquia.

Fue en abril de 2016 cuando el parlamento Balear aprobó una ley para prohibir a partir de junio de dicho año las corridas de toros. Pero, en noviembre de 2017, el Consejo de Ministros aprobó recurrir la ley ante el Constitucional. Ley que fue declarada anticostitucional y anulada en diciembre de 2018 y la fiesta pudo celebrarse en Palma el pasado verano.

Al igual que regresaron los toros a Palma… ¿podrían volver a Cataluña o a Barcelona en concreto? El tiempo lo dirá.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Toros

La prohibición de los toros estará en la agenda política del próximo Gobierno

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Si el pasado 28 de abril la cuestión taurina saltó al debate político con varios candidatos en los partidos del centro derecha, en las segundas elecciones de este 10 de noviembre pareció que el suoflé se desinflaba y los toros pasaban a ser tema menor.

Lejos quedaba la presencia de diestros como Miguel Abellán y Salvador Vega en las listas del Partido Popular o la de Serafín Marín en Vox, partido que siempre ha contado con el apoyo explícito de Morante de la Puebla.

El toreo como reclamo electoral sin resultado en las urnas. Abellán y Serafín Marín se quedaban fuera del Congreso tras presentarse por Madrid y Barcelona respectivamente. La presencia de Vega, colocado como cierre de la lista por Málaga, fue más testimonial que posibilista.

En la repetición electoral de 10 noviembre, el torero fue el gran olvidado. Ningún partido habló del tema ni buscó esta vez la presencia de toreros en sus listas. La eterna utilización del torero con fines espurios.

Sin embargo, las alarmas saltaban nada más conocerse el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidos Podemos. El punto tercero de ese pacto era claro: “Lucha contra el cambio climático: la transición ecológica justa, la protección de nuestra biodiversidad y la garantía de un trato digno a los animales”. Un revoltijo de ideas, de lugares comunes de la izquierda con los tópicos de siempre. Aunque las últimas palabras son toda una declaración de intenciones que ponen a la Tauromaquia el punto de mira.

El trato digno a los animales, el mantra con el que se camufla algo más que el bienestar animal. Uno de los muñidores del pacto PSOE-UP había sido Juantxo López de Uralde, activista ecologista y uno de los fundadores de Equo, partido abiertamente antitaurino. López de Uralde decidió unirse a Unidas Podemos, desde donde ahora encabeza las propuestas que tienen entre ceja y ceja a la Tauromaquia. Así lo reafirmaba esta semana en el Canal 24Horas. “A mí no me parece adecuado que en el siglo XXI la Fiesta Nacional de un país sea una fiesta en la que se sacrifica un animal de forma sangrienta”. Más claro agua. La insistencia prohibicionista de la izquierda española.

Unidas Podemos, en su último programa electoral, no podía ser más claro y hablaba de la eliminación de “ las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal”. La asfixia económica y definir como “maltrato” la lidia de un toro son los cimientos sobre los que lanzar su ataque contra la Fiesta.

La llave de todo esto la tendrá el PSOE, instalado desde hace años en la ambigua equidistancia dependiendo de la región donde toque hablar de toros. En la Junta de Andalucía, durante sus décadas de gobierno, la posición fue siempre favorable. Como lo es ahora en la Castilla la

Mancha de Emiliano García Page o la Extremadura de Guillermo Fernández Vara. Dos presidentes autonómicos que han defendido a capa y espada la vigencia de la Fiesta y el impacto económico de la tauromaquia en ambas comunidades.

Sin embargo, las dos almas del PSOE comprometen ese apoyo. Así se comprobó en la histórica prohibición de los festejos taurinos en Cataluña en 2010. El PSC dio libertad de voto y tres de sus diputados se mostraron a favor de la prohibición y otros tres se abstuvieron en la votación. O también, el ‘olvido’ del Ministerio de Cultura el pasado año al dejar a la tauromaquia sin ningún representante entre los premiados con las Medallas de Oro en el Mérito a las Bellas Artes.

Tampoco se espera mucho de los posibles aliados para la investidura de Pedro Sánchez, como la posición abiertamente contraria a los toros de otro de los actores principales de las actuales negociaciones, ERC.

Los toros están protegidos por ley como Bien de Interés Cultural. Porque la tauromaquia, mal que les pese a algunos, “es el regalo cultural de España a la humanidad”, como bien expresó en el Senado el ganadero y presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín.

Sin embargo, toda ley puede ser revocada. Ahí entrará en juego la posición del PSOE como partido mayoritario del actual Congreso… si es que esta nueva legislatura tiene futuro.

(Cope)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: