Connect with us

Salud

El Número de la Bestia en todos nosotros: Bill Gates planea implantar chips en toda la Humanidad para “combatir” el COVID 19

Published

on

Comparta este artículo.

¿Es más siniestro el remedio que la enfermedad? Bill Gates, el magnate de la tecnología de 64 años y actualmente la segunda persona más rica del mundo, ha revelado cuáles son sus pretensiones para combatir la pandemia del coronavirus, COVID-19. durante una sesión de Reddit ‘Ask Me Anything’.

Gates respondía a una pregunta sobre cómo las empresas podrían operar con las actuales restricciones impuestas por el confinamiento, cuando dijo: «Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se ha recuperado o ha sido testado recientemente o -cuando tengamos una vacuna- si la ha recibido».

Los «certificados digitales» a los que Gates se refería son los «Tattoos quantum» implantables para el hombre, en los que trabajan los investigadores del MIT y de la Universidad de Rice. Fue en diciembre de 2019 cuando científicos de las dos universidades revelaron que estaban trabajando en estos tatuajes de puntos cuánticos después de que Bill Gates les pidiera resolver el problema de la identificación de los que no han sido vacunados.

Loading...

Los tatuajes cuánticos consisten en la aplicación de microagujas solubles a base de azúcar que contienen una vacuna y «puntos cuánticos» fluorescentes a base de cobre incrustados dentro de cápsulas biocompatibles a escala de micrones. Después de que las microagujas se disuelven bajo la piel, dejan los puntos cuánticos encapsulados cuyos patrones pueden ser leídos para identificar la vacuna que fue administrada.

Es probable que los tatuajes de puntos cuánticos se complementen con otra iniciativa de Bill Gates llamada ID2020, que es un ambicioso proyecto de Microsoft para resolver el problema de más de 1.000 millones de personas que viven sin una identidad oficialmente reconocida. ID2020 está resolviendo esto a través de la identidad digital. Actualmente, la forma más factible de implementar la identidad digital es a través de teléfonos inteligentes o de implantes de microchips RFID. Este último será el enfoque probable de Gates no sólo por su viabilidad y sostenibilidad, sino también porque durante más de 6 años, la Fundación Gates ha estado financiando otro proyecto que incorpora los implantes de microchips implantables en humanos. Este proyecto, también encabezado por el MIT, es un implante de microchip anticonceptivo que permitirá a las mujeres controlar las hormonas anticonceptivas en sus cuerpos.

En cuanto a ID2020, para llevarlo a cabo, Microsoft ha formado una alianza con otras cuatro empresas, a saber: Accenture, IDEO, Gavi y la Fundación Rockefeller. El proyecto cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas y se ha incorporado a la iniciativa de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas (NT: que apoya Bergoglio).

Muchos cristianos, y sorprendentemente un número creciente de musulmanes chiítas, se oponen a la idea del microchip y a cualquier forma de tecnología de identificación invasiva del cuerpo. Algunos legisladores y políticos cristianos en los Estados Unidos han tratado incluso de prohibir todas las formas de microchip humano.

Pero, por otro lado, esta es la oportunidad perfecta para que Bill Gates lleve a cabo los proyectos, porque a medida que el coronavirus continúa propagándose y más gente siga muriendo por la pandemia, el público en general estará cada vez más abierto a las tecnologías que puedan contener la propagación del virus.

La principal razón por la que muchos cristianos y algunos musulmanes chiítas se oponen a las tecnologías de identificación invasivas para el cuerpo, por muy útiles que sean para prevenir las pandemias, es porque creen que esas tecnologías son la llamada «Marca de Satanás» mencionada en la Biblia y en algunas profecías del Mahdi. En el Libro de las Revelaciones de la Biblia, cualquiera que no tenga esta «marca» no puede comprar o vender nada.

En noviembre del año pasado, una empresa tecnológica con sede en Dinamarca que tenía contratos para producir implantes de microchip para el Gobierno danés y la Marina de los EE.UU., tuvo que cancelar el lanzamiento de su supuestamente «revolucionario» implante de microchip, tras una agresiva campaña en internet, luego de que activistas cristianos atacaran sus oficinas en Copenhague.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Vox amplia la querella contra el ministro de Sanidad del gobierno comunista de Pedro Sánchez, Salvador Illa, en el Supremo por «imprudencia grave» con resultado de muerte

Published

on

Comparta este artículo.

Vox ha ampliado la querella que presentó a finales del pasado mes de abril ante el Tribunal Supremo contra el Gobierno de Pedro Sánchez por su gestión del coronavirus, e imputa ahora al ministro de Sanidad, Salvador Illa, un delito de imprudencia grave con resultado de muerte por no haber tomado las medidas necesarias para evitar la propagación del agente patógeno que causa el covid-19.

Según informa en un comunicado, encuentra que Illa ha podido incurrir en los delitos de imprudencia grave con resultado de muerte de los artículos 142 y 142 bis del Código Penal en su tipo agravado, en concurso ideal con sendos delitos de lesiones por imprudencia grave (artículos 152 y 152 bis), así como en como en delitos contra los derechos de los trabajadores por omisión de las Medidas de Seguridad, que contempla el artículo 316 del Código Penal.

En su escrito, la formación explica que, con fecha 24 de enero, pocos días después de que Illa asumiera la Cartera de Sanidad, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que dirige Fernando Simón, publicó un documento técnico, el primero de los textos que elaboró este departamento sobre la amenaza, que incluía medidas que tendrían que haberse adoptado para evitar la propagación del patógeno en España.

Loading...

Documento borrado



Un documento que, además, incluía advertencias por parte del Instituto de Salud Carlos III sobre esta grave amenaza de salud pública, según esta parte. El texto aparecía publicado en la página web del Ministerio de Sanidad y habría sido borrado el 30 de marzo, en pleno pico de pandemia.

La formación también se refiere, en la querella, al Informe técnico, con fecha 10 de febrero de 2020, emitido por el CCAES, denominado «Evaluación rápida del riesgo», donde se indicaba ya la forma de contagio del virus, transmisión y afección incluso de pacientes asintomáticos.

«Lo más relevante es que hay total coincidencia entre el conocimiento científico del coronarvirus que figura en el informe con el conocimiento actual sobre la gravedad, la sintomatología frecuente explicada de forma detallada y la letalidad del mismo», explica la representación legal de Vox en su escrito.

La formación denuncia las contradicciones de las acciones por parte del ministro de Sanidad porque mientras comunicaban que no existía riesgo y que estaba controlado en las comparecencias públicas, las gerencias de Sanidad recibían instrucciones para suspender todos los permisos.

Diligencias solicitadas

Entre las diligencias solicitadas, la formación liderada por Santiago Abascal solicita al Tribunal Supremo que se libre oficio al Instituto de Salud Carlos III a fin de que remita todas las comunicaciones recibidas del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades o del Ministerio de Sanidad, desde este organismo europeo así como de cualquier otro organismos internacional como la OMS.

También pide que el Instituto de Salud Carlos III proporcione todos los informes realizados desde el 31 de diciembre de 2020; que se recabe la relación de comunicaciones entre el Instituto de Salud Carlos III y el Ministerio de Sanidad, así como a cualquier organismo público. Otra de las diligencias solicitadas por Vox es la declaración de Fernando Simón y de Marina Pollán Santamaría, directora del Centro Nacional de Epidemiología Instituto de Salud Carlos III .


Comparta este artículo.
Continue Reading

Salud

El demoledor diagnóstico del Premio Nobel Michael Levitt sobre las cuarentenas: “No salvaron ninguna vida»

Published

on

Comparta este artículo.

Michael Levitt tiene su propio laboratorio de biología estructural en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y, desde hace muchos años, es una referencia en el mundo de la ciencia. Sobre todo desde 2013, cuando ganó el Premio Nobel de Química junto a Martin Karplus y Arieh Warshel, por el “desarrollo de modelos multiescala para sistemas químicos complejos”.

Pero desde el 28 de enero de 2020 tiene una sola obsesión: el coronavirus. Su equipo de trabajo, con la ayuda de voluntarios de diferentes países, trabaja incesantemente en el análisis de datos relacionados con el virus, con el objetivo de rastrear la evolución de la COVID-19.

Loading...

El investigador angloamericano e israelí es severamente crítico con la estrategia elegida por la mayoría de los Gobiernos del mundo para combatir la pandemia. “Creo que las cuarentenas no salvaron ninguna vida”, dijo el sábado en una entrevista con The Telegraph. “Creo que pueden haber costado vidas. Habrán salvado algunas vidas en accidentes de carretera y en cosas así, pero el daño social por el abuso doméstico, los divorcios, el alcoholismo, ha sido extremo. Y además están los que no fueron tratados por otras enfermedades”.

Michael Levitt compartió el Premio Nobel de Química con Martin Karplus, de la Universidad de Harvard, y Arieh Warshel, de la Universidad del Sur de California, por su desarrollo de modelos multiescala para sistemas químicos complejos (AFP)

Levitt cree que con algunas recomendaciones puntuales, como usar máscaras desde el comienzo del brote y adoptar ciertas normas de distanciamiento social, se habría obtenido el mismo resultado en términos sanitarios, pero a un costo muy inferior.

“Creo que el verdadero virus fue el virus del pánico”, afirmó. “Por razones que no me quedan claras, creo que los líderes entraron en pánico y la gente entró también, y creo que hubo una gran falta de discusión”.

El científico apuntó especialmente contra Neil Ferguson, que era el principal asesor del gobierno británico al comienzo de la pandemia y que escribió, junto con otros colegas del Imperial College, un paper que pronosticaba cientos de miles de muertes en el Reino Unido en caso de que no se estableciera una cuarentena. El trabajo fue tan influyente que el primer ministro Boris Johnson, que había optado originalmente por un enfoque similar al sueco, mucho menos restrictivo, cambió radicalmente de postura e impuso un confinamiento. Ferguson terminó renunciando a su cargo después de que se supiera que había ignorado las reglas que él mismo había recomendado al recibir la visita de su amante en su casa en dos oportunidades.

“Cuando vi la sesión informativa (de Ferguson) me quedé sorprendido. Era la tasa de mortalidad de un año, el doble de la normal. Cuando lo vi, dije inmediatamente que estaba completamente equivocado. Creo que Ferguson la sobreestimó 10 o 12 veces. Deberíamos haber visto de China que un virus nunca crece exponencialmente. Desde el primer caso, el crecimiento exponencial en realidad se desacelera muy dramáticamente”.

Levitt realizó sus propias proyecciones sobre la mortalidad asociada a la COVID-19. Según sus cálculos, en la mayoría de los países se registrará este año el equivalente a un mes más de muertes que en un año habitual. Para el Reino Unido, que acumula 37.500 muertes, anticipó alrededor de 50.000.

«Hay un gran número de personas que son asintomáticas, así que me imagino seriamente que para cuando la cuarentena se introdujo finalmente en el Reino Unido, el virus ya estaba ampliamente extendido. Podrían haber permanecido abiertos como Suecia en ese momento y no habría pasado nada”, sostuvo.

“No hay duda de que se puede detener una epidemia con la cuarentena, pero es un arma muy desafilada y muy medieval. Podría haberse detenido con la misma eficacia con otras medidas sensatas”, agregó. “No creo que nada haya detenido realmente al virus en Europa, salvo algún tipo de agotamiento”.

Levitt y su equipo analizan detenidamente los datos de 78 países en los que se reportaron más de 50 casos de coronavirus. Su conclusión preliminar es que la evolución sigue una tendencia, independientemente de las medidas que se tomen.

“Los números se mueven de manera muy consistente cuando se miran todos los lugares que han sido muy afectados, particularmente en Europa. El número simbólico de muertes antes de que las cosas se detengan es de alrededor de un mes de muertes naturales, que es algo así como una entre mil”.

El primer ministro británico Boris Johnson decidió imponer una cuarentena estricta tras un informe del Imperial College (Andrew Parsons/ 10 Downing Street/ Handout vía Reuters)

El químico criticó a quienes lo cuestionan por hablar sin ser epidemiólogo y recalcó la importancia de que haya un debate abierto en torno a la pandemia y a las estrategias para combatirla. “Me dijeron en numerosas ocasiones ‘no eres epidemiólogo, cállate’. Realmente no me importa. Solo estaba mirando los números. Estaba mirando el crucero (Diamond Princess), mirando a Wuhan. El mismo número se mantuvo en estos lugares”, dijo. “Muchas cosas salieron mal, pero creo que lo principal es que solo necesitábamos pensar y discutir las cosas un poco”.

Levitt fustigó especialmente a los médicos que acuden a los medios de comunicación para alarmar a la población. “El problema con los epidemiólogos es que sienten que su trabajo es asustar a la gente para que se encierre, para que se distancie socialmente. Así que dicen ‘va a haber un millón de muertes’, y cuando solo hay 25.000 dicen ‘es bueno que hayan escuchado mi consejo’. Esto sucedió con el ébola y con la gripe aviar. Es solo parte de la locura”.

El investigador se refirió por último a cómo vive personalmente la pandemia, considerando que por su edad pertenece a un grupo de riesgo en caso de contraer el virus. “Tengo 73 años y me siento muy joven. No me importa el riesgo en absoluto. A medida que envejeces, el riesgo de morir por una enfermedad es tan alto que es el momento de comprar una motocicleta, ¡ir a esquiar!”.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Salud

Javier Ortega Smith: «El coronavirus ha sido creado en un laboratorio por el régimen comunista chino como arma biológica»

Published

on

Comparta este artículo.

 

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha afirmado en una entrevista en ‘La Razón’ que no solo no se arrepiente de haber dicho que sus «anticuerpos españoles» lucharon «contra el virus chino», sino que ha añadido «una cosa más»: que ha sido creado como «arma biológica» en un laboratorio de China.

«No tengo ninguna duda de que es un virus creado en un laboratorio por el régimen comunista chino como arma biológica. No es un virus caído de las estrellas o por mutación natural de plantas y animales», ha manifestado el secretario general de Vox, quien ha sostenido, además, que ha habido una «lucha» en su interior entre sus «anticuerpos españoles, o afinando un poco más, hispano argentinos».

Loading...

Javier Ortega Smith, quien recibió el alta médica este miércoles tras pasar 12 días ingresado por complicaciones provocadas por el coronavirus, ha destacado este sábado que si puede participar en la manifestación de Vox y si puede contarlo es «gracias a unos médicos que actuaron con rapidez».

A este respecto, ha denunciado que nadie le dijo que tenía que hacerse «un análisis por si podía tener trombos y no hay información sanitaria». Además, ha afirmado que el Gobierno «ha ocultado información» sobre el COVID-19 que «tenía desde diciembre».

Asimismo, el secretario general de Vox ha asegurado que el Gobierno «ha borrado información de la página web del Ministerio». «Estuvimos recibiendo vuelos de zonas afectadas», ha criticado Ortega Smith, añadiendo que «se llevó a cabo una imprudencia grave con resultado de muerte».

Pide la dimisión del Gobierno por «criminal y traidor»

Ortega Smith, que ha participado este sábado en la manifestación convocada por su partido por las calles del centro de Madrid, ha pedido al Gobierno de Sánchez e Iglesias que dimita por considerarlo «criminal y traidor» poco antes de iniciar la protesta, en la que ha adelantado que gritarían «Gobierno dimisión»y recordarían a «los muertos abandonados en las residencias».

Además, ha agradecido la presencia de madrileños «valientes» en las manifestaciones y ha dicho que es «emocionante ver cómo está el centro de Madrid”. En este sentido, ha defendido el derecho a protestar: «Tenemos derecho a manifestarnos, decir que somos españoles, recordar a nuestros muertos, pedir responsabilidades penales y electorales por no cumplir con su deber y a los que han ocultado información», ha expresado.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish