Connect with us

Internacional

Estados Unidos avanza hacia el ‘Partido Único’. Demócrata, por supuesto

Published

on

La líder del Partido Demócrata exigió la presencia de las Fuerzas Armadas para proteger a los congresistas demócratas (Archivo)
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los militantes del Partido Demócrata se convirtieron en una suerte de esbirros freelance que se han dedicado a perseguir a todos los que no piensen o compartan los dogmas de las élites de su partido.

Hoy Washington DC parece una cárcel de alta seguridad con extensas cercas y alambradas, y permanecen acantonados en la ciudad más de 20.000 soldados del ejército estadounidense que fueron desplazados a la capital por solicitud de la líder del Partido Demócrata, Nancy Pelosi.

La líder del Partido Demócrata exigió la presencia de las Fuerzas Armadas para proteger a los congresistas demócratas de la “amenaza” que representa los ciudadanos que votaron por la reelección del presidente Donald Trump, la persona más admirada de los Estados Unidos (muy por encima de Joe Biden) según una encuesta hecha por Gallup.

Relatos desgarradores como el de la gerontócrata Diane Feinstein, senadora demócrata por el Estado de California, que a pesar de su muy avanzada edad tuvo que prepararse para defender su integridad con una cosedora de papel. O como el de la representante demócrata por el Distrito 14 de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez que por culpa del asalto al Capitolio revivió un trauma de agresión sexual que creía superado; dejaron más que clara la necesidad de militarizar a Washington DC.

Loading...

Fue tan grande la impresión de AOC que no asistió a la posesión de Joe Biden por temor a ser agredida y a que los congresistas del Partido Republicano le dijeran al Hombre-Búfalo y a sus secuaces, su ubicación para que la secuestren o le hagan daño. Probablemente AOC no regresará a Washington DC hasta que no exista miembros del Partido Republicano en el Capitolio, deseo que puede ser una realidad gracias al régimen del terror implantado por los demócratas en Estados Unidos que lograría, en un futuro cercano, se declare como ilegal al Partido Republicano y se consolidé la figura del partido único.

Los militantes del Partido Demócrata se convirtieron en una suerte de esbirros freelance que se han dedicado a perseguir a todos los que no piensen o compartan los dogmas de las élites de su partido. Es por eso que en el país de la libertad, desde la era Obama, se volvió un delito ser católico, heterosexual, de raza blanca o estar en contra del aborto.

Portar la bandera de los Estados Unidos o manifestar públicamente el apoyo a algún miembro del Partido Republicano puede ser un motivo para ser agredido por los  ANTIFA y BLM que son la versión estadounidense de los grupos paramilitares de otros regímenes de extrema izquierda del pasado como los Camisas Pardas del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NAZIS), el Khmer Rouge de Pol Pot en Camboya o, en la actualidad, los Colectivos Chavistas de la dictadura comunista venezolana. BLM es abiertamente financiada por magnates que simpatizan con la ideología de la extrema izquierda como el adulto mayor George Soros.

La denuncia de actos de corrupción, delitos de pedofilia o de abusos sexuales de los congresistas o demás miembros del Partido Demócrata, puede significar la muerte civil y política del que se atreve a denunciarlos. Los abogados que denunciaron el fraude electoral, por ejemplo, han sido víctimas de persecución en los medios de comunicación, en las universidades en donde estudiaron y hasta le violaron el derecho al trabajo digno a Lin Wood por considerarlo un demente un enfermo mental por apoyar a Donald Trump y le fue retirada su licencia para ser abogado por The Georgia State Bar. A esos niveles de fundamentalismo han llegado los enceguecidos seguidores de Joe Biden.

La libertad de empresa y la libre competencia también están siendo violadas en un abierto ataque al sistema capitalista que siempre ha sido perseguido y condenado por el totalitarismo de extrema izquierda. Congresistas del Partido Demócrata han estigmatizado a empresarios seguidores del presidente Donald Trump. Empresarios de las redes sociales, afines con la doctrina del Partido Demócrata, se han dedicado a censurar sistemáticamente a los que no piensen igual a ellos. El dueño del Washington Post y de la página de ventas por catálogo Amazon, ha censurado a todos los que no comulguen con la ideología demócrata que, por ejemplo, le costó a la red social Parler la expulsión de los servidores administrados por Jeff Bezos.

Hasta el deporte femenino lo va a desaparecer el nuevo régimen que dio la orden para que todos los hombres que se crean mujeres puedan hacer parte de los equipos deportivos femeninos. Con esta nueva política, es muy posible que en las Olimpiadas de Paris 2024 el equipo olímpico de los Estados Unidos esté conformado solamente por hombres y hombres que se crean mujeres.

La nueva portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaky, al parecer va a revisar previamente las preguntas que le hagan los medios que no hayan sido proscritos por el régimen demócrata. Cadenas como CNN, ABC o MSNBC han exigido que desaparezca la competencia de OAN y Newsmax para que solo exista medios de comunicación afines al régimen de Biden. Estados Unidos va camino de tener un único medio de comunicación como en su momento lo tuvo la dictadura comunista soviética con PRAVDA y en la actualidad lo tiene la dictadura comunista cubana con GRANMA.

Quizá la mayor muestra del totalitarismo demócrata es el juicio de destitución que le van a hacer a Donald Trump en el que van a destituir a un presidente que, hasta donde sabemos, ya no es el presidente. Salvo que exista información censurada por el régimen y sea verdad el fraude electoral que habían advertido que anulaba todo y Donald Trump siga siendo el presidente, se entiende que es anti constitucional hacerle un juicio de destitución a un presidente que ya no es presidente.

“La violencia no es necesaria para destruir una civilización. Cada civilización muere a partir de la indiferencia hacia los valores únicos que la crearon”, dijo el filósofo colombiano Nicolás Gómez Dávila. El totalitarismo del Partido Demócrata condenó a los Estados Unidos a su extinción como nación libre y soberana.

Andrés Villota Gómez


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

Demuestran que los disturbios ocurridos en USA fueron financiados por China

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

La mayoría de los disturbios que asolaron a Estados Unidos en los últimos meses fueron organizados por dos organizaciones socialistas que tienen estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh), dijo Trevor Loudon, autor y cineasta, que ha investigado grupos radicales y terroristas y su influencia encubierta en la política dominante durante más de 30 años.

La Organización Socialista Freedom Road (FRSO) con sede en Minneapolis, una organización que apoya abiertamente al PCCh, Liberation Road que tiene su sede en el Área de la Bahía y vínculos muy estrechos con el consulado chino allí y la Asociación Progresista China (CPA), están detrás de los reciente disturbios, dijo Loudon en una entrevista reciente en el programa Crossroads de The Epoch Times.

Liberation Road (Camino de liberación)

Liberation Road es “básicamente un movimiento dirigido por China”, dijo Loudon. Es una organización socialista, basada en la ideología marxista, “con un enfoque claro en construir la resistencia a Trump”, dice su sitio web.

Liberation Road, cuya gente “quemó Ferguson, Missouri en 2014”, se separó de FRSO hace varios años por diferencias frente a la cuestión de trabajar o no con el Partido Demócrata “y es el organismo matriz de Black Lives Matter [BLM]”, dijo Loudon.

Loading...

Alicia Garza, cofundadora del movimiento Black Lives Matter es también la directora del proyecto Black Future Labs, que es “un proyecto patrocinado fiscalmente por la Asociación Progresista China”, según la página de donaciones de Black Futures Labs.

Algunos medios de comunicación negaron la acusación sobre los vínculos de Black Future Labs con el régimen comunista chino porque hay dos organizaciones llamadas “Asociación Progresista China”, una en San Francisco y otra en Boston. The Black Future Labs trabaja solo con la Asociación Progresista China en San Francisco, que es una entidad diferente a su homónima en Boston, según el New York Times.

Sin embargo, ambas organizaciones denominadas Asociación Progresista China (CPA) “están controladas por Liberation Road”, dijo Loudon. “Ambas están controladas por comunistas maoístas que han sido parte de los mismos grupos durante 50 años. Pueden ser autónomos en cuanto a su organización, pero son parte del mismo movimiento”.

La CPA en Boston tiene vínculos muy estrechos y trabaja oficialmente para el consulado chino en Nueva York, dijo Loudon, pero la Asociación Progresista China en San Francisco también está muy vinculada al consulado chino de allí. Son “ambos grupos de fachada de la misma organización comunista”, aunque están gobernados por diferentes juntas, agregó.

Además, Alicia Garza y otros dos cofundadores de BLM están “directamente afiliados a Liberation Road”, dijo Loudon.

Loudon también explicó que Black Lives Matter tiene vínculos con el PCCh a través de su organización aliada, Asians for Black Lives. Dos principales fundadores de Asians for Black Lives, Alex Tom y Eric Mar, fueron exlíderes de la Asociación Progresista China, dijo.

Tom habló abiertamente sobre sus contactos con la embajada china o un consulado chino, y Ma era “un aliado muy cercano” de Russell Lowe, un espía identificado del PCCh que llegó a trabajar por 20 años en la oficina de la senadora Dianne Feinstein (D-Calif .), dijo Loudon.

Organización Socialista Freedom Road (FRSO)

FRSO se basa en la ideología marxista, tiene la misión de luchar por el socialismo en Estados Unidos y busca establecer un nuevo Partido Comunista, según su sitio web.

Su sitio web declara abiertamente que es pro China, dijo Loudon, y ha sido parte del movimiento maoísta durante 40 años. También tiene un estrecho contacto con la China comunista y sigue la propaganda del Partido Comunista Chino, incluso algunos de sus cuadros (lideres) viven en China.

Los disturbios en Minneapolis fueron provocados por FRSO, específicamente por su integrante, Jess Sundin, quien también es líder del movimiento llamado Twin Cities Coalition for Justice 4 Jamar (Coalición de Ciudades Gemelas por la Justicia 4 Jamar), y es la esposa del secretario político de FRSO, dijo Loudon.

Loudon produjo un vídeo donde hay un podcast que muestra a Sundin, “admitiendo que ella fue la principal organizadora de los disturbios” y hablando de la alegría que sintió cuando vio un recinto policial “siendo quemado hasta los cimientos”.

También admitió que la violencia, el saqueo y el incendio provocado eran “intrínsecamente parte del movimiento”, dijo Loudon, “No fue una manifestación pacífica la que fue infiltrada”.

Los disturbios y los desórdenes en otras ciudades, incluidas Kenosha, Dallas, Houston, Tallahassee, Jacksonville, Miami, Tampa, Salt Lake City y Los Ángeles, fueron organizados y coordinados por el mismo grupo, dijo Loudon.

Loudon escribió que la secretaria política de la FRSO, Steff Yorek, dijo el día que asumió la presidencia Donald Trump: “Necesitamos permanecer en las calles los cuatro años completos oponiéndonos a Trump y haciendo que el país sea ingobernable”.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

Régimen chino acusado de adoctrinar con ideales marxistas a niños de escuelas públicas en EE. UU.

Published

on

Los estudiantes salen de una escuela mientras continúa la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Brooklyn, Nueva York, EE.UU., el 13 de noviembre de 2020. (REUTERS/Brendan McDermid)
Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Compartidos

La senadora republicana, Marsha Blackburn, realizó fuertes declaraciones acusando al régimen comunista chino de haber logrado penetrar en el sistema educativo público de los Estados Unidos, desde dónde estaría implementando planes de adoctrinamiento para lograr instaurar en los niños estadounidenses los ideales marxistas, globalistas y ateos.

La senadora Blackburn junto a otros congresistas republicanos, están apuntando contra un programa educativo propuesto por el régimen chino que se imparte en muchas escuelas primarias y secundarias de los Estados Unidos, conocidas como “aulas Confucio”, según reportó Fox News.

Loading...

Varios de los institutos Confucio han sido cerrados y expulsados ​​de campus universitarios estadounidenses, acusados ​​de difundir contenido pro China en su plan de estudios. Ahora, a los expertos en educación de EE. UU. les preocupa que también se esté apuntando a una generación más joven que la universitaria, a través de la metodología de las aulas Confucio, denunciadas por Blackburn.

Los programas de estudio que allí se dictan están respaldados por el Instituto Confucio de Beijing, un programa educativo a escala global que había logrado instalarse en gran parte de las universidades estadounidenses, hasta que las fuertes críticas recibidas llevaron al cierre de muchos de ellos.

“Es profundamente alarmante ver la propaganda que se enseña a los estudiantes estadounidenses, pero es aún más alarmante ver la forma en que las instituciones escolares, maestros, directores y administradores, están siendo moldeados y diseñados para aceptar las ideas del gobierno chino, e incluso promoverlas en nombre del globalismo y la comunicación intercultural”, dijo Rachelle Peterson, investigadora principal de la Asociación Nacional de Académicos, según reportó Fox News.

Peterson, al igual que la senadora Blackburn, advierten que el objetivo real de Beijing es difundir las políticas del Partido Comunista Chino en el sistema educativo estadounidense.

Los institutos y aulas Confucio, utilizan como argumento para su penetración en la educación pública estadounidense la difusión del idioma mandarín y la cultura china, la realidad es que por detrás buscan imponer un sistema de propaganda, censurando la verdad e imponiendo un relato distorsionado sobre la realidad y los conflictos sociales.

Peterson asegura que: “los estudiantes estadounidenses necesitan aprender chino. Necesitan estar expuestos a la cultura china, pero no en los términos del gobierno chino. Las aulas de Confucio son una herramienta inapropiada y es hora de dejarlos ir”.

El Departamento de Estado estimó recientemente que había alrededor de 500 aulas Confucio operando en los EE. UU.

La administración Trump luchó enfáticamente durante cuatro años contra la penetración del comunismo chino en la sociedad estadounidenses, tomando diversas medidas concretas para impedir su avance.

En agosto de 2020 el Departamento de Estado designó a los Institutos Confucio de los Estados Unidos (CIUS por sus siglas en inglés) como una misión extranjera china en medio de las tensiones entre ambos países.

A través de un comunicado el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que el CIUS es “una entidad que promueve la propaganda globalista y la campaña de influencia maligna de Beijing en los campus de EE. UU. y las escuelas”. Enfatizando que Estados Unidos quiere garantizar a los estudiantes que puedan aprender el idioma chino y sus ofertas culturales tradicionales, pero libre de la influencia del Partido Comunista Chino (PCCh).

El Departamento de Estado argumentó que la medida tiene como objetivo garantizar que los maestros y administradores estadounidenses puedan tomar decisiones sobre si se debe permitir que los programas continúen.

La senadora Blackburn, teniendo en cuenta la nueva realidad con la llegada del gobierno demócrata de Joe Biden, manifestó su preocupación y advirtió que será difícil continuar resistiendo el avance del régimen si tenemos una administración que será más amigable con China.

Andrés Vacca


Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

Así se perdió Francia para los franceses: la criminal complacencia con el Islam en las escuelas

Published

on

En Francia bulle una guerra de baja intensidad que pretende radicalizar la escuela. El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, reveló que tras la decapitación del docente Samuel Paty, el pasado 6 de octubre, se registraron 800 "incidentes" islamistas en los centros educativos del país. En la imagen (Bertrand Guay/AFP, vía Getty Images), el colegio donde fue asesinado Paty, en Bois-d'Aulne, Conflans-Saint-Honorine.
Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

«A diferencia de usted y de tantos otros, coronel, Mila jamás se someterá», escribió el padre de la adolescente francesa al director de su academia en una carta publicada por Le Point. El 18 de enero de 2020, Mila O., una chica de 16 años, hizo comentarios insultantes sobre el islam durante un directo que estaba llevando a cabo desde su cuenta de Instagram.

En los comentarios, un chico musulmán le pidió una cita, pero ella le rechazó porque es gay. Entonces, él la acusó de racista y la llamó «sucia lesbiana». En un airado vídeo grabado nada más concluir el directo en el que fue insultada, Mila respondió diciendo que ella «odia la religión».

Mila prosiguió: «El Corán es la religión del odio; sólo hay odio ahí… El islam es una mierda». Desde entonces, ha recibido unos 50.000 mensajes y cartas con amenazas de violación, degollamiento, tortura y decapitación. Y ha tenido que saltar de un centro educativo a otro.

Loading...

Una vez más, Mila se ha visto sin centro al que acudir. En una red social, accidentalmente dio el nombre de su nueva academia militar y la dirección enseguida la excluyó por ser una potencial amenaza para la seguridad de los estudiantes. «Devastado por tanta cobardía», escribió el padre de Mila. «Ni siquiera el Ejército puede protegerla y permitirle seguir con su formación académica. ¿Qué podemos hacer nosotros, sus padres? Para nosotros, esto es una película de terror».

¿Ni siquiera el Ejército francés puede protegerla? «Tiene 17 años y vive como la redacción de Charlie Hebdo, en un búnker. ¡Esto es insoportable!», declaró el abogado de Mila, Richard Malka.

Pocos días después, Caroline L., profesora en la Facultad de Derecho de la Universidad de Aix-Marsella, recibió incontables amenazas de muerte por «islamófoba». El fiscal de Aix-en-Provence abrió una investigación por «insultos públicos por pertenencia a una religión». ¿Su delito? Caroline L. dijo lo siguiente a sus estudiantes:

No hay libertad de conciencia en el islam. Si has nacido de padre musulmán, eres musulmán para toda la vida. Es una suerte de religión transmitida por el sexo. Uno de los mayores problemas que tenemos con el islam, pero desgraciadamente no el único, es que no reconoce la libertad de conciencia, lo cual es absolutamente estremecedor.

El instituto Pierre Joël Bonté de Riom (Puy-de-Dôme) fue clausurado el 11 de enero por «insultos y amenazas de muerte» al profesorado. «Hemos decidido cerrar el centro por los insultos y amenazas de muerte, para proteger a los estudiantes y al personal docente», manifestó un portavoz. Pocas horas después, una profesora de Toulouse, Fatiha Boudjahlat, pidió protección policial tras recibir amenazas de consideración.

En 2015, el Estado Islámico proclamó que había que atacar las escuelas francesas y alentó a sus seguidores a «matar a los profesores»Según el experto en islamismo Gilles Kepel, «para los partidarios del isñam político, la escuela se ha convertido en un bastión que asaltar».

En un artículo en L’Express se señalaba trágicamente que los centros educativos son objeto de violentas campañas islamistas en todo el mundo. En 2014, 132 jóvenes murieron en un mortífero ataque islamista contra una academia militar de Peshawar (Pakistán). Entre 2009 y 2012, el Talibán paquistaní atacó 900 escuelas, según un informe de la ONG International Crisis Group. La premio nobel de la paz Malala Yusafzai, conocida por su lucha por la instrucción de las niñas, fue disparada en la cabeza por un talibán en Swat (Pakistán). Boko Haram, responsable de numerosos ataques en Nigeria, reivindicó el secuestro de 276 chicas en Chibok. En un ataque de islamistas afiliados a Al Qaeda contra la Universidad Garissa de Kenia fueron asesinados 142 estudiantes. En Burkina Faso se han clausurado más de 2.000 escuelas.

En Francia bulle una guerra de baja intensidad que tiene por objeto radicalizar la escuela. Aunque muchos musulmanes no apoyen semejante transformación, el asalto parece haber empezado en 1989, año del bicentenario de la Revolución Francesa y de la publicación en el Hexágono de la novela de Salman Rushdie Los versos satánicos. En Creil, un centro educativo denegó la admisión a tres estudiantes por llevar el velo islámico. Las autoridades francesas trataron de rebajar la tensión mediante el diálogo y el apaciguamiento. No obstante, en un llamamiento publicado por Le Nouvel Observateur y firmado, entre otros, por Alain Finkielkraut y Elisabeth Badinter, varios intelectuales denunciaron el «Múnich de la escuela republicana».

La islamización de la escuela francesa está alcanzando un ritmo vertiginoso. En 1989, el grito fue «¡Profesores, no capitulen!». Desde entonces, algunos de los que se han negado a capitular lo han pagado con la vida.

En octubre de 2020, Samuel Paty, profesor de Historia, fue decapitado por un terrorista checheno por cumplir con su trabajo: instruir a sus alumnos en el respeto a los valores fundacionales de las sociedades occidentales y a las palabras que presiden sus escuelas (libertad, igualdad, fraternidad) debatiendo sobre la libertad de expresión y mostrándoles las viñetas de Mahoma publicadas por Charlie Hebdo.

«La convivencia es una fábula», escribió Alain Finkielkraut tras la decapitación de Paty. «Los espacios que pierde la República son espacios conquistados por el odio a Francia. Los ojos se han abierto, las pruebas ya no pueden seguir siendo ocultadas».

El ministro francés de Educación, Jean Michel Blanquer, reveló que tras la decapitación de Paty se produjeron 800 «incidentes» islamistas en los centros educativos del país.

En el Battières de Lyon, donde Paty empezó su carrera, un docente fue amenazado físicamente. Este profesor de Geografía e Historia había dado una clase sobre libertad de expresión siguiendo el programa de la asignatura. Entre otras cosas, dijo que Emmanuel Macron no es «islamófobo». El padre de uno de los alumnos –de quinto grado– fue a verle y lo desafió delante de testigos. «Fue explícito y muy intrusivo acerca de lo que se podía decir y no se podía decir en las clases», dijo uno de ellos. Conmocionado, el docente fue dado de baja por enfermedad y se le pidió que cambiara de centro.

En un instituto de Caluire-et-Cuire, cerca de Lyon, un estudiante amenazó a un profesor con «cortarle la cabeza». En Gisors, una chica distribuyó entre sus compañeros una imagen de la decapitación de Paty. En Albertville, Saboya, la Policía amonestó a cuatro escolares de diez años y a sus padres porque dijeron en clase que «ese profesor merecía morir». En Grenoble, un extremista musumám fue detenido por amenazar con decapitar a un profesor de Geografía e Historia llamado Laurent que sale en la TV. «Te cortaré la cabeza», le dijo. Laurent estaba preparando un vídeo de homenaje a Paty. En la escuela Pierre Mendès France de Saumur, un estudiante le dijo a su profesor: «Mi padre te decapitará».

Es imposible elaborar una lista exhaustiva de incidentes. Ocurren todos los días.

Una encuesta reciente da cuenta de los niveles de autocensura entre los profesores franceses. Para evitar episodios como esos, la mitad de los docentes admite que se autocensura en clase. Mediente el miedo, el terrorismo y la intimidación, el islamismo está cosechando lo que sembró.

Cómo permitimos al islamismo penetrar en la escuela es el título del libro que acaba de publicar Jean-Pierre Obin sobre el auge del islamismo en los centros educativos franceses. Obin, exinspector general de educación, coordinó en 2004 un informe sobre las manifestaciones de afiliación religiosa en los centros. No era el primer informe de un insider. Bernard Ravet fue, durante 15 años, director de tres de las escuelas más problemáticas de Marsella. En su libro ¿Director de colegio o imán de la República?, Ravet escribió:

El fanatismo lleva golpeando las puertas de decenas de centros desde hace más de diez años (…) Ha invadido el espacio físico de la República, centímetro a centímetro, imponiendo sus signos y parámetros.

El filósofo francés Robert Redeker escribió en 2006:

El islam trata de imponer sus normas en Europa, abrir las piscinas a determinadas horas sólo para las mujeres, prohibir la caricaturización de su credo, exige un menú especial para los niños musulmanes, combate por el uso del velo en la escuela, acusa de islamofobia a los espíritus libres.

Su artículo en Le Figaro se titulaba «¿Qué debería hacer el mundo libre ante la intimidación islamista?». Pocos días después, empezó a recibir amenazas de muerte. «No puedo trabajar y me he visto obligado a ocultarme», afirmó. «De alguna manera, los islamistas están consiguiendo castigarme en el territorio de la república como si fuera culpable de un delito de opinión».

Debimos haber prestado más atención a ese primer caso. Fue el primero en una ya larga serie de ataques contra profesores y centros educativos franceses. Catorce años después, Samuel Paty ha pagado con su vida, un profesor universitario acaba de recibir protección policial y otro ha tenido que abandonar su centro por amenazas. Si los extremistas consiguen intimidar a los colegios y universidades franceses, ¿por qué no van a poder someter a toda la sociedad?


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

‘Ley de la libertad’: Polonia comenzará a multar la censura de las Big Tech

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos

El viceministro de justicia de Polonia, Sebastian Kaleta, habló con Breitbart sobre la implementación de la ‘ley de la libertad’ la cual le permitirá al gobierno polaco multar la censura de las Big Tech cuando esta sea detectada.

“Cada vez que se utilice un algoritmo para limitar el alcance, se informará al usuario si se está limitando su alcance y por qué”, explicó el viceministro.

Loading...

El gobierno polaco designó una Junta de Libertad de Expresión que tendrá el poder de ordenar a las compañías de redes sociales restablecer las publicaciones censuradas luego de que los usuarios lo denuncien.

“El proceso de utilizar algoritmos para suprimir determinadas opiniones, siempre que no infrinjan la ley polaca, [será] regulado” y “si las plataformas de redes sociales infringen esta ley, serán multadas”, afirmó el Sr. Kaleta.

El viceministro argumentó que la decisión del gobierno de legislar a las Big Tech responde a que estas compañías se han convertido en un monopolio y fuera de ellas, la gente pierde la habilidad de comunicarse.

“Los propietarios de las compañías de redes sociales no dirigen un negocio cualquiera. Las grandes empresas tecnológicas son ahora monopolios”, dijo Kaleta, que para ilustrar su punto realizó una analogía.

“Imagínate que Alexander Graham Bell decidiera quién puede hablar por teléfono y que Thomas Edison decidiera dónde deben usarse las bombillas”, preguntó el viceministro.

Censura y persecución política, el marxismo de nuestros tiempos

Durante los 4 años de la administración Trump, Facebook, Twitter, Youtube y Google, jugaron un enorme rol en la censura o shadowban (censura invisible, solo el creador del contenido ve sus publicaciones) de las voces conservadoras, de los logros del expresidente y de cualquier contenido considerado políticamente incorrecto.

Para demonizar a Trump cualquier noticia positiva, era reportada como negativa por los medios de comunicación principales, poniendo a un gran segmento de la sociedad en contra de otro.

En los últimos meses de Trump en la Casa Blanca, la censura escaló a tal punto que el expresidente perdió su habilidad de comunicarse con los estadounidenses. De igual modo, aquellos que intentaban hacer eco de los dichos de Trump, también sufrieron censura, aun cuando muchas de estas personas viven de las redes sociales.

Habiendo sido ocupados y sometidos por los soviéticos, el gobierno conservador polaco actual, tiene un buen entendimiento de lo que sucede en el mundo en torno a la censura de las redes sociales y a aquellos que persiguen a los conservadores.

“La presión de la izquierda radical ha pasado de la corrección política blanda a una fase mucho más dura, la de la cultura de la cancelación… [es] muy preocupante, y recuerda más a las normas bolcheviques que a las democráticas”, dijo el viceministro.

Luego de que Trump dejara la Casa Blanca, los demócratas, “celebridades” de Hollywood y personajes famosos, iniciaron una ola de cancelación contra el expresidente y los republicanos que mostraron su apoyo.

Cuentas bancarias cerradas, personas despedidas de su trabajo, donaciones canceladas, e incluso leyes de la actual administración denominando “terroristas” a los estadounidenses que fueron al Capitolio aquel fatídico 6 de enero.

“Las señales de la izquierda son claras: si no estás de acuerdo con nosotros y nos criticas, el “sistema” que hemos creado no sólo hará que te despidan, sino que limitará tu acceso a determinados servicios y productos”, explicó el Sr. Kaleta que llamó a las personas detrás de esta tendencia “neo-marxistas”.

Álvaro Colombres Garmendia


Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »