El Gobierno remitió ayer a la Comisión Europea el Plan Presupuestario de 2021.

El Plan Presupuestario contempla que la ratio de ingresos sobre PIB se sitúe en 2021 en el 40,3%, frente al 41,7% de 2020. Este descenso en la ratio es consecuencia del mayor aumento del PIB el próximo año, ya que los ingresos en términos absolutos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros respecto a 2020. Un aumento de los ingresos públicos que se explica por la mejora de la economía y la actividad y por las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio. Todo esto, ojo, según explica el Ejecutivo.

Loading...

Y, otra vez, según el Gobierno, el impacto estimado del conjunto de medidas fiscales y de la nueva Ley contra el Fraude fiscal se sitúa en 6.847 millones en 2021 y en 2.323 millones en 2022 en criterio de caja.

¿Y cuales son esas subidas fiscales, o sea, de impuestos y tasas, que, como es lógico, no interesan a todos los españoles?

Por ejemplo, un incremento del IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10% al 21%. Con esta medida, el Gobierno pretende ingresar 340 millones.

También pretende implantar un Impuesto sobre Envases de Plástico de un solo uso. Según publicó El País, el tipo impositivo será de 0,45 euros por kilogramo de envase. Con él, el Ejecutivo pretende ingresar 491 millones, según Cinco Días. Aunque Antena 3 eleva la recaudación por este concepto a 700 millones.

Además, según explica Cinco Días, entre las nuevas figuras tributarias están las tasas Google (sobre los negocios digitales) y Tobin (sobre la compra de acciones), que entrarán en vigor en enero, y con las que aspira a recaudar, 968 y 850 millones de euros anuales, respectivamente.

Asimismo, se prevé obtener otros 1.311 millones, presumiblemente con la equiparación fiscal del diésel a la gasolina. 

También recoge la recientemente impulsada ley de medidas antifraude con la que el Ejecutivo aspira a obtener otros 828 millones elevando el control de las criptodivisas, rebajando de 2.500 a 1.000 euros el límite de pago en efectivo entre profesionales o mejorando la lucha contra la contabilidad en B y la elusión fiscal, explica el mismo medio.

El plan remitido a la UE no recoge alzas concretas en el IRPF de las rentas altas, o subidas en el IVA de la sanidad o la educación privada o la revisión de la fiscalidad de los planes de pensiones privados que los socios del Gobierno de coalición vienen discutiendo en las últimas semanas, explica Cinco Días.

El País añade que, en cuanto a los impuestos indirectos, tampoco hay muchas pistas aún. Pero recoge que en su listado final, prevé 1.500 millones de euros extra en “otros impuestos“, en un capítulo en principio separado del IVA, añade El País.

Así que vayan preparando sus bolsillos…