Connect with us

Cara a Cara

Juan Carlos Izpisúa: “Estamos a las puertas de una revolución biomédica donde podremos hacer otro ser humano, otra especie”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Desde que terminó su doctorado en Bioquímica y Farmacología, Juan Carlos Izpisúa (Hellín, 1960), ha recorrido el mundo trabajando en el campo de la biología del desarrollo. Desde su laboratorio, contribuye a la creación de nuevas fronteras en la regeneración de órganos y tejidos y en frenar el envejecimiento.

¿Envejecer es completamente inevitable?

No, digamos que es negociable según la manera en la que interaccionamos con el medioambiente. El genoma de una persona hace cien años es el mismo que ahora, pero ha habido un aumento de treinta años en la esperanza de vida.

Si miramos una colonia de hormigas, la reina y las obreras tienen el mismo genoma, pero su comportamiento, su interacción con el ambiente, lo que comen –lo que marcaría su epigenoma– es distinto; de ahí que vivan una cantidad de tiempo muy diferente.

Gracias a la reprogramación celular, en 2016 consiguió alargar la vida de ratones, ¿en qué punto se encuentra la investigación para frenar el envejecimiento?

Todo va muy despacio. Aunque llevamos muchos años tratando de ralentizar el envejecimiento, no pensábamos que se podía revertir –es decir, rejuvenecer–. Quizás nuestro experimento de 2016 fue la primera vez. Sin embargo, todavía nos falta tiempo para entender bien qué fue lo que hicimos exactamente.

De momento, parece que cambiamos la epigenética del animal, no su genética. De ahí que hoy pensemos que esta información es fundamental para entender el envejecimiento.

El concepto de inmortalidad es ciencia-ficción hoy, pero ¿viviremos más y mejor?

No se trata de vivir más tiempo, sino de que nuestra vida sea más saludable, especialmente en los últimos años. Las estadísticas son claras: la cantidad de dinero que gastamos en nuestro último año de vida en la Seguridad Social equivale a todo lo que hemos gastado en los años anteriores.

El envejecimiento es el mayor factor de riesgo de enfermedad, así que si entendemos mejor ese proceso de degeneración, haremos que las patologías tarden más en aparecer o no sean tan drásticas.

¿Y será posible una vacuna contra el envejecimiento?

En un plazo no muy largo tendremos el conocimiento sobre aquellos factores que contribuyen a un envejecimiento más saludable. Y se podrán modificar en el laboratorio. No será tanto como una inyección o una vacuna, sino algo mucho más complejo. Pero estoy totalmente convencido de que en los próximos años vamos a poder mejorar el proceso del envejecimiento y retrasar la aparición de la enfermedad en la especie humana.

España es un país donde la donación de órganos es modélica y se empiezan a tener datos sobre cómo los órganos pueden vivir más de cien años gracias a los trasplantes. Se están haciendo experimentos consistentes en trasplantar en serie el mismo riñón en animales para ver cuánto tiempo pueden vivir y se está viendo que el ambiente influye muchísimo sobre la salud y el envejecimiento del órgano y, por lo tanto, del organismo. Y se trata de mejorar ese aspecto, no de ser inmortales.

¿Y cómo estamos en España en ese sentido?

La esperanza de vida aquí es mucho más alta que en EE UU. Uno de los motivos es que posee uno de los mejores sistemas sanitarios, que permite ir al médico sin tener que costearlo de forma privada. Eso hace que diagnóstico, prevención y tratamiento sean mucho más accesibles que en otras sociedades donde la seguridad social no es la misma.

La ironía es que en cuanto a la investigación –y la cura empieza en los laboratorios– es uno de los países donde hay menos apoyo. Es algo muy difícil de entender para mí ya que desarrollo mi actividad principalmente en EE. UU. donde la investigación desempeña un papel importante. Apoyar la investigación básica necesita de una cultura que nuestra generación desgraciadamente no ha experimentado. Esto no pasa con la investigación aplicada, en la que todos somos conscientes de su función.

Ya tenemos por primera vez en nuestro planeta dos niñas que poseen capacidades que están ausentes en la población. ¿Esperaban que pasara algo así en China?

Hace dos años en nuestro laboratorio hicimos el mismo experimento pero no lo llevamos a un ser humano. Fuimos los primeros en hacer esa modificación para prevenir la muerte súbita pero decidimos que esos embriones no se implantarían en la madre. Dos años después se han implantado. Era previsible que ocurriera.

Pertenece al comité de la Academia de Ciencias de EE.UU. ¿Será suficiente el aplazamiento global de cinco años para las aplicaciones clínicas de la edición genética en óvulos, espermatozoides y embriones humanos?

Hace un par de años elaboramos una serie de normas y me di cuenta de la diversidad cultural al llevarlo a otras sociedades. Estoy de acuerdo que en que se debe regular, pero el conocimiento no lo para nadie. Por eso estoy convencido de que modificaremos nuestras capacidades físicas e intelectuales. Y si se usa apropiadamente no será un problema sino un beneficio para la humanidad.

¿Qué se puede hacer para que la sociedad entienda la importancia de CRISPR (secuenciación del ADN) y no tenga miedo de su investigación?

Tecnologías como CRISPR ya están ayudando a que personas que iban a morir mañana, dejen de hacerlo. Pero no sabemos todavía todas las consecuencias que conlleva cortar el ADN; cualquier acto médico tiene riesgos y hay que poner en la balanza lo positivo y lo negativo.

Si no se toca la línea germinal no veo ninguna barrera ética que superar. Pero si se hace, es decir si se va a quedar permanente y pasar a las próximas generaciones, entonces desconocemos totalmente qué es lo que ocurrirá.

¿Se llegarán a curar algunas enfermedades?

Estamos realmente a las puertas de una verdadera revolución biomédica donde podremos hacer que el ser humano sea mejor o hacer otro ser humano, otra especie. Aunque perfectos nunca vamos a ser y se van a cometer errores. Pero no es el científico el que debe opinar si eso se debe o no aplicar. Es la sociedad la que debe decidir. En mi campo concreto estoy convencido de que vamos a vivir un poco más tiempo y lo vamos a hacer con mejor salud.

¿Seremos capaces de regular los baremos éticos y morales?

La primera persona que realizó un trasplante de riñón tuvo muchos problemas e incluso estuvo a punto de ir la cárcel. Han pasado 50 años desde entonces y no creo que haya alguna persona en el planeta que crea que salvar una vida gracias a este procedimiento no es ético.

Los baremos éticos cambian en función de los datos alcanzados, que demuestran que algo es bueno, pero también de las circunstancias personales. Modificar la línea germinal es algo que, en este momento, solo lo concibo para enfermedades mitocondriales para las que no existe una cura y condenan a muerte a los niños afectados.

En los otros casos todavía tenemos vías de seleccionar in vitro aquel embrión que no tiene la mutación. Por eso me pregunto la utilidad real de hacer ese cambio en la línea germinal. En el futuro, modificar el genoma para ser mejor y para tener una vida más saludable es una alternativa que va a convivir con nosotros.

Pero sí se espera que se generen desigualdades con la aplicación de CRISPR…

Cualquier progreso ha traído desigualdades al principio. Pero después se han equilibrado. Quizás uno de los avances más importantes en el mundo biomédico son las vacunas, que ahora mismo están extendidas por todo el mundo (y los países que más se benefician son precisamente los más pobres).

Pero si no se hace apropiadamente, estoy convencido que el poder modificar nuestro genoma generará unas desigualdades y una sociedad mucho peor que la que se está intentando arreglar hoy en día.

Obviamente en principio lo que se genere va a ser un conocimiento privado. ¿Y cómo nos vamos a beneficiar las personas que no podamos pagar por ese tratamiento? Es un problema que no soy capaz de resolver. Quizás en un país como España, en el que la sanidad es pública, deberíamos ser más conscientes de que el conocimiento tiene que ayudarnos a todos por igual.

El pasado año la revista Time le reconoció como una de las 50 personas más influyentes de 2018 en salud.

No sé bien lo que significa ‘ser influyente’. Lo más importante es que hagamos nuestro trabajo lo mejor que podamos. Lo que opinen otros es irrelevante. Uno tiene que estar a gusto con lo que hace.

En su ciudad natal le han puesto su nombre a un instituto, ¿qué les diría a los chicos y chicas en España que se plantean una carrera investigadora?

La educación de los niños es muy importante. Son ellos los que van a decidir qué va a ser la humanidad en 20 años. Hay que decirles lo que está ocurriendo en el laboratorio para que los políticos o administradores que salgan de esa generación puedan regular toda esta tecnología de forma adecuada. En sus manos está el futuro de la humanidad.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cara a Cara

Josep Anglada: “No votaré a nadie. Conmigo no hacen negocio estos mercaderes de votos”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

LR (AD). Josep Anglada i Rius ha sido el único dirigente político en Cataluña que pudo unir a catalanes indepedentistas y que no lo eran en torno al objetivo común de poner freno a la inmigración. En una Cataluña donde el independentismo estaba muy lejos de polarizar el debate político y la convivencia ciudadana, la Plataforma per Catalunya (PxC) de Josep Anglada se convirtió en el partido revelación de las elecciones autonómicas de 2010 (más de 80.000 votos en las cuatro provincias catalanas) y en todo un fenómeno sociológico en los comicios municipales del año siguiente, en los que PxC obtuvo cerca de setenta regidores en toda la región.

El éxito de PxC no fue solo en votos, sino en haber logrado penetrar con fuerza en algunos de los bastiones del separatismo radical con un discurso españolista, como fue el caso de Vic, donde fue segunda fuerza política. El crecimiento de PxC fue un aldabonazo que despertó conciencias y sirvió de revulsivo al identitarismo en España, que apenas existía. Puede decirse con rigor que Anglada ha sido el primer y acaso el único líder que el identitarismo ha tenido en España.

Las cloacas del Estado en Cataluña torpedearon su proyecto político desde dentro y ahora intenta reverdecer viejos laureles desde su nuevo proyecto político, Som Identitaris (SOMI), que él preside. AD ha conversado con Anglada sobre las elecciones del 10-N, cruciales para despejar la encrucijada a que ha sido arrastrada Cataluña por separatistas rabiosos y mercaderes desalmados del 3 por ciento.

– ¿Cómo valora el transcuso de la larga precampaña y estas primeras horas de campaña?

Nada nuevo, todos los candidatos son trepas que van buscando cargos, prebendas, privilegios y sueldazos como diputados a base de venderse a cambio de dinero, fama, aplausos, éxitos políticos y materiales pagados como a Judas con 30 monedas de plata.

– ¿A quién va a votar Josep Anglada?

A nadie. Con Josep Anglada no hacen negocio ninguno de estos mercaderes de votos. La abstención activa, no votar, es el voto de la mayoría silenciosa, que es coherente en su oposición a este régimen y a este sistema.

– ¿Qué opina acerca de las medidas de Vox para Cataluña?

Pues eso, que son medidas cuarteleras y de un centralismo extremo y rabioso. Nada les gustaría más a los separatistas que VOX ganara las elecciones y aplicara el articulo 155 de la Constitución, el Estado de excepción, y meter a la cabra de la Legión en la Diagonal de Barcelona si se tercia. Eso es lo que más reforzaría a los indepes. De hecho, la papeleta electoral de VOX está escrita únicamente en castellano, dando la razón así a los independentistas que consideran que la lengua catalana no es española, que solo es español el castellano.

– ¿Tiene solución el problema catalán en el actual contexto político?

Hace diez años, los separatistas en Cataluña eran minoría. Ni siquiera Artur Mas era independentista.

Pero en los años de gobierno del PP en España, y a base de torpezas propias de su mentalidad centralista, han logrado disparar el número de independentistas. En primer lugar, no hay un problema catalán, sino el problema de España, vertebrar España de una forma correcta y razonable; es decir, identitaria. SOMI defiende un catalanismo no separatista como mejor solución, pero los errores de las posiciones separatistas y centralistas no se solucionan con referencias al pasado sino con ideas y soluciones coherentes y actuales.

– ¿Cree que está calando las apelaciones del PP al voto útil?

El voto útil al mal menor ha sido siempre el principal “argumento” del PP, y en menor medida, pero también ahora, lo usa VOX. Cala entre los votantes de las derechas debido al centralismo histérico que se ha extendido en España como reacción al separatismo. El argumento no puede ser más rastrero porque el mal menor es también malo dado que el PP es una caterva de ladrones inundados de procesos por corrupción. Si votar eso es un voto útil, entonces es que vivimos en una sociedad enferma.

– ¿Servirán estas elecciones para desbloquear la parálisis parlamentaria?

Tal y como están las cosas, no lo creo. Pero lo grave no es la parálisis parlamentaria sino la parálisis de la sociedad, el deterioro continuo de los derechos laborales de los trabajadores y de las prestaciones del Estado delbienestar a manos del poder del dinero.

– Todos los indicadores apuntan a una desaceleración económica que va a afectar al bolsillo de millones de españoles. ¿Se está dando a la economía la importancia que tiene en los mensajes electorales?

La economía es muy importante, desde luego, aunque no lo es todo. En los mensajes electorales se le da importancia a una economía equivocada, como es la basada en los dogmas y recetas neoliberales, que es la que está acabando con todas las conquistas laborales de los trabajadores. Frente a eso es necesario defender una economía social, una política económica que garantice el pleno empleo, lo que pasa en primer lugar por recuperar nuestra soberanía económica de las instituciones supranacionales y globalistas (UE, FMI, BM, OMC, BCE….)

– Por cierto, ¿qué opinión sacó del debate electoral a cinco?

Fue un debate hecho a medida del régimen, con sus candidatos, y su partitocracia. Todos los mass media están al servicio de la globalización, es decir, de la libre circulación de mano de obra, de mercancías y de capitales. Quienes estamos en contra de eso, no tenemos cabida en los medios globalistas. Los mass media mienten siempre al servicio de sus dueños, es decir, del poder del dinero.

– ¿Se atreve a pronosticar cuál será el índice de abstención?

La abstención subirá algo pero no todo lo que seria de desear. Más que pronosticar su índice, lo que hay que decir es que si no hay ninguna opción buena, lo mejor es no votar. Solo cuando se presente una opción positiva, se debería de votar, no por la utilidad del voto sino como apoyo moral a quien lo merezca.

– ¿Qué sería en su opinión o mejor y lo peor de los candidatos de los cinco grandes partidos?

Todos ellos están dentro del régimen del 78 y del sistema. Ninguno de ellos dice nada de recuperar nuestra soberanía nacional ni de imponerse al poder del dinero y a la barbarie capitalista de los mercados. Por tanto, son fichas del mismo tablero del parchís. No hay nada positivo en esta partitocracia. Todos son parte de la misma farsa, y un medio del poder económico, del poder del dinero, para dominar el poder político. Todos ellos son parte de la misma dictadura de la corrección política, del capitalismo global y del mercado mundial.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cara a Cara

Francisco Gómez Valencia, politólogo: “Tras el 10-N seguirá habiendo bloqueo parlamentario e iremos a nuevas elecciones en 2020”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

LR.- Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y colaborador de AD, Francisco Gómez Valencia, analiza pormenorizadamente cómo está transcurriendo la campaña para las elecciones del 10 de noviembre. Sus análisis contrapuntan las conclusiones de muchas empresas demoscópicas. Incisivo, reflexivo y cáustico, así opina Francisco Gómez

¿Cómo valora el transcurso de la larga precampaña y estas primeras horas de campaña?

Absolutamente negativa en todos los ámbitos imaginables, teniendo en cuenta que desde las generales de abril la interinidad del Gobierno en funciones de Sánchez con los presupuestos de Rajoy, no ha hecho más que aplazar lo inevitable, que es otra nueva consulta (y van cuatro en tiempo record) y aunque se nos presenta como una de tipo presidencialista, hay que recordar que el sistema pluripartidista subvencionado español, no va en este sentido aunque es cierto que hay dos realidades posibles, la de Sánchez y su infame banda secesionista-chavista y la de casado y su infame banda pseudoidentitaria.

Parece que el optimismo se ha instalado en un sector del PP. ¿Está fundado ese optimismo?

Bueno, el arduo trabajo de estos meses de Pablo Casado ofreciendo a su parroquia el seminuevo PP, va dando sus frutos pese a, como dije en entrevistas anteriores, algunos del mismo equipo discordantes de norte y oeste del país, que han ofrecido una leve resistencia más bien para ganarse el respeto en su taifa más que por el proyecto común y que tarde o temprano serán purgados.

Si además, la “España Suma” desgraciadamente solo va a consistir en beneficiarse de los errores de sus competidores del espacio centrista y conservador, uno por su merecido, esperado y necesario descalabro político (Rivera) y el otro por lo soez del discurso, gestionando una vez más el miedo a lo externo como buen populista (Abascal) a imagen y semejanza de “Pedro I el Guapo”, pues ¡Viva España Suma!

Por ambas razones, veo bien que el optimismo triunfe y creo que está más que fundado de nuevo en las filas populares para arrastrar a tantos como se pueda en beneficio de todos, ofreciéndose como la única opción, ante el desmadre socialista y secesionista, ahora que se puede decir).

Francisco Gómez

¿Qué interpretación hace de los lemas electorales?

Desde luego que si revisamos su mensaje telegráfico a través de sus lemas, personalmente detecto una gran ansiedad por parte de PSOE y Podemos. El primero, por mantenerse a coste cero al mando de una nave sin timón de la manera que sea, dando un ultimátum aún descosiendo más a España, aunque sublimemente se sume al movimiento patrio pese a sus cuarenta acuerdos en ayuntamientos separatistas o en la Diputación de Barcelona, o con el apoyo en la investidura de Bildu en Navarra.

En el caso de los Podemos, demuestra su gran necesidad de entrar en el Gobierno a toda costa para convencer a la parte oscilante de su electorado que ya han alcanzado la mayoría de edad, ya que al resto le da lo mismo el “casoplón”.

Más País, Errejón y su invento okupa para otro día si tengo humor, porque este es para hacer un análisis aparte, aunque más adelante opinaré sobre él.

En cuanto a las derechitas intranscendentes: Ciudadanos viene a significar “madrecita que me quede como estoy”, tratando de dar la sensación de partido dinámico y moderno, aunque ya no es creíble más que para sus acólitos dado que con la espantada de Cataluña y el bisagrismo constante, no deja de estar condenado más que a ser la muletilla de quien le quiera como socio, a cambio de casi nada.

Y VOX, haciendo un ejercicio de simetría opuesta al PSOE, del que bebe para mantenerse a flote como irrisoria fuerza identitaria. Como diría el ínclito Rajoy: “Cuanto menor, mejor para su vecino también”

Por último y en cuanto al PP, déjenme que felicite a su departamento de marketing, de publicidad o como sea, porque sencillamente lo que se está pidiendo a gritos es la paz social de una santa vez aun callando la verborrea secesionista a las malas con el peso de la ley. Por cierto, que la voz de Bruce Willis (Ramón Langa) nos lo cuente en el video, solo hubiera sido superado por el gran Darth Vader (Constantino Romero) Estoy emocionado…

Vayamos partido a partido. ¿Qué resultados prevé para el PSOE?

110-120

¿Y para el PP?

105-110

Turno para Ciudadanos

25-28

Unidas Podemos

31-34

Vox

15-18

¿Cree que está calando las apelaciones del PP al voto útil?

Fuertemente en Ciudadanos y moderadamente de momento en VOX, aunque irá a más.

¿Servirán estas elecciones para desbloquear la parálisis parlamentaria?

No. Los secesionistas sacarán lo mismo en general con movimiento ascendente de ERC y la CUP, en detrimento de JxCAT y los demás (vascos, levantinos, cántabros, canarios…) se mantendrán igual salvo a lo mejor el incombustible y cansino Revilla con su invento paniaguado que se quede a verlas venir…

Todos los indicadores apuntan a que una desaceleración económica que va a afectar al bolsillo de millones de españoles. ¿Se está dando a la economía la importancia que tiene en los mensajes electorales?

Nadie salvo el PP, aunque sin alarmismos para no caer en el populismo putre-sanchista o salvapatrias-abascaliano y espero que lo sepa combinar con una fuerte carga afectiva no exenta de ideología liberal en lo económico y conservadora en cuanto al espíritu, ya sea disfrazado de valores y tradiciones básicas como familia, libertad, respeto, esfuerzo y demás batería de buenas intenciones o como se le ocurra.

Por cierto, ¿qué opina del debate de los portavoces parlamentarios en RTVE?

Un invento burdo, manejado por un periodista del régimen pendiente más de medir el tiempo por simpatías y en beneficio del espectáculo dantesco que de cualquier otra cosa. Entiendo que fuera de portavoces de grupos parlamentarios, pero que estuvieran Rufián “el demócrata” y Aitor “el del tractor” me parece una forma descarada de marcar el devenir del régimen inestabilista sanchistoide, desde el minuto uno invitando al personal a aceptar como normal a semejantes traidores a la patria lavando su imagen tal y como se hizo con Otegui “el según el mismo, injustamente condenado por el TEDH” por su más que corta condena de 10 años por la Audiencia Nacional por ser un “buen chico al servicio del terror y el asesinato”

¿Se atreve a pronosticar cuál será el índice de abstención?

Entre el 25.5% al 27.5%. Los abstencionistas no variaran mucho de las generales de abril.

Le pedimos por último lo más positivo y también lo más negativo que percibe los candidatos de los cinco grandes partidos nacionales.

Sánchez: en cuanto a lo positivo que es tenaz, buen comunicador y un líder indiscutible y en cuanto a lo negativo, que no siente empatía alguna por el pueblo que preside ya que su paso por la política no es vocacional sino profesional como proyecto vital, me recuerda y no sé porque a Pepe Botella.

Pablo Iglesias: en cuanto a lo positivo que comunica bien y transmite claramente lo que le interesa que el receptor recuerde ya que es un gran manipulador y lo negativo que se dejó comprar por el sistema que tanto dice detestar. Es un ejemplo de filibusterismo colectivo todo lo concerniente a él y su pareja como el más puro ejemplo de casta política a la que se la trae al pairo lo que le pase al de al lado en defensa de su libertad. En el fondo yo creo que es liberal, rojillo pero liberal.

Rivera: es un chaval de clase media que todavía no se lo termina de creer y se le está acabando la suerte. Buen comunicador pero mal político en general por su escasa preparación intelectual, pese a ser abogado,  ya que ser parlamentario precisa algo más que haber ganado un premio por ser buen polemista cuando era joven.

Abascal: un político mediocre que defendió a su padre como hubiéramos hecho la inmensa mayoría de hijos de buena madre y en lo negativo que cree firmemente que se le debe agradecimiento eterno por haber pasado malos tragos a causa de su situación personal y familiar, como tantos otros, cobrado con su vida y en agradecimiento a quien le dio de mamar y le permitió un nivel de vida de nuevo rico. Se está vengando porque se le corto el grifo soltando soflamas en las que ni el mismo cree, aupado por unos pocos más listos que el para subir y subir hasta que un día comiencen a caer y caer y caer.

Casado: Me cuentan que es un buen cristiano, aunque solo a veces, buen marido y mejor padre. Profesionalmente es un grandísimo orador, buen comunicador y muy trabajador. Como negativo, haber crecido políticamente en los medios de comunicación a los que espero no deba favores de la juventud.

Tiene mucho trabajo por delante y no me refiero al de gobernar de momento, sino al de limpiar la casa y dar esplendor al partido que dirige como se le presume por su transcendente puesto actual y espero que por muchos años.

Y permítame que hable del “pin pin” de la pradera, aunque sea insignificante en el espectro político actual pero una “mosca cojonera” en los medios de comunicación solo superado por el “Rey de las anchoas”.

Errejon: como algo positivo decir que es un caradura muy “salao” como hace tiempo que no se veía y por lo demás parece indisciplinado, traidor a sus amigos, embaucador en los medios, defraudador de becas en la Universidad de Málaga, defensor de tiranos como Hugo Chavez o Nicolás Maduro, vamos lo que viene siendo un político tipo “perroflauta ilustrado” con conocimientos de economía obtenidos en dos tardes, como le dijeron a Zapatero a la postre de sus soluciones a la situación del país y ojo, de buena familia. El otro día, cuando le entrevistó Ana Pastor en la Sexta, fue alucinante cómo salía de las preguntas con una “presunta” caradura, desvergüenza, descaro y una falta de respeto a la inteligencia de hasta los más planos, que bien se merece ser estudiado como el nuevo Lazarillo de Tormes versión 2.0

En fin, situación complicada, auguro un empate técnico entre los dos grandes bloques. Ciudadanos se desploma, Podemos aguanta, Abascal se desinfla, Casado se reafirma como gran líder del partido Popular y Sánchez tirará para adelante con menos diputados y con los apoyos de los mismos secesionistas y filoterroristas del mes de abril.

Prepárense para otras elecciones generales en 2020. En cuanto no haya acuerdo de investidura o de Presupuestos, o se líe la de San Quintín porque la sociedad directamente quiera corregir el rumbo en Cataluña. Ojalá me equivoque.

Nos ha faltado hablar de la Monarquía.

Todo bien por casa, la reina muy “señora reina” y las niñas muy guapas…

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cara a Cara

Sergio Fernández Riquelme: “Vivimos una guerra política y cultural entre ‘globalistas’ y ‘soberanistas'”

Published

on

Sergio Fernández Riquelme.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Raúl González Zorrilla.- Sergio Fernández Riquelme, profesor titular de la Universidad de Murcia y director de la revista La Razón Histórica, historiador y doctor en Política Social, acaba de publicar bajo el sello editorial de La Tribuna del País Vasco su último trabajo, el libro Perfiles Identitarios, “un sencillo mosaico de líderes soberanistas actuales y futuros, desde los movimientos que han llegado al poder a los que se han quedado a las puertas, desde los partidos que han plantado la semilla identitaria a los que han sido simple flor de un día. Mosaico, eso sí, complejo y plural, más allá de lo que muchos creen y de lo que los medios de comunicación dominantes nos hacen creer”.

¿Qué objetivos se planteó a la hora de escribir este libro?

Fundamentalmente, dar a conocer, historiográficamente, el devenir y el impacto de estos movimientos identitarios en el mundo occidental, analizar sus éxitos y fracasos, señalando sus diferencias y puntos en común, su ideosincrasia nacional y las plataformas compartidas.

Todos los líderes políticos retratados en Perfiles Identitarios parecen tener orígenes y evoluciones muy diferentes. Pero, ¿qué comparten todos ellos? ¿qué tienen en común?

Todos ellos comparten, a mi juicio, un elemento que permite englobarlos en una concreta categoría de interpretación histórica, social y política: la reacción nacional a la identidad homogeneizadora del globalismo liberal-progresista, desde sus propias tradiciones políticas, sociales y culturales, con una concepción más o menos similar sobre los “valores tradicionales” y la primacía de los ciudadanos nacionales, con una posición semejante en el control de las fronteras y en el rechazo de las políticas de sustitución multiculturales, y ciertas coincidencias en la convicción de un mundo multipolar (geopolíticamente hablando).

Si tuviera que definir con una sola frase a cada uno de los líderes identitarios retratados en su trabajo, ¿cuál sería esta?

Donald Trump sería el peculiar e impactante regreso del “excepcionalismo” identitario norteamericano, ahora en clave muy mediática; Viktor Orbán, el líder del pretendido mundo cristiano y conservador europeo frente a la Unión Europea; Jair Bolsonaro el proclamado mesías del emergente evangelismo político iberoaméricano; Jarosław Kaczyński, la fortaleza inesperada del nacionalismo católico y social polaco; Alternativa para Alemania, la opción nacionalista más allá de la CDU y más allá de la historia condenatoria germana; la saga Le Pen, la eterna alternativa soberanista europea y francesa (en clave republicana y laicista); Matteo Salvini, la transformación exitosa y directa del soberanismo nacional y regionalista italiano; y Vox la incógnita sobre el futuro movimiento identitario español, en la cantidad de votos y en la calidad de su impacto.

¿Cómo ve usted el futuro a medio y largo plazo de Europa y de la civilización occidental? ¿Qué porvenir espera a nuestros hijos?

Toda civilización tiene fecha de caducidad; así nos lo muestra la Historia. Unas cambian y otras desaparecen, en función de la capacidad de sus elites para equilibrar tradición y modernidad en los procesos de desarrollo. Y cuando una sociedad decide abandonar o transformar radicalmente las primeras verdades (de la naturaleza ambiental, societaria o humana) la capacidad de adaptación es cada vez menor. Occidente parece caminar hacia un nuevo horizonte histórico donde algunos estratos sociales vivirán más y mejor, a costa de buena parte de la población con menos derechos y bienestar, con trabajadores autóctonos o foráneos convertidos en meros productores y consumidores sin capacidad de reivindicación y sin identidades cohesionadoras, con amplias zonas despobladas o convertidas en meros lugares turísticos para esos estratos, y con problemas medioambientales crecientes producto del sistema vigente. Los hijos de Occidente (que serán cada vez menos por la crisis demográfica), fuera de esos estratos dominantes (que eliminarán progresivamente los mecanismos de ascenso social) posiblemente vivirán con más ocio y cosas materiales de usar y tirar para no cuestionar el sistema que cada vez más desprecia su herencia, y con menos valores y principios morales para no crear alternativas a dicho sistema que consume nuestro patrimonio natural.

¿Estamos en medio de una guerra no declarada entre Identitarismo y Globalización?

Por supuesto. Es una guerra política, económica y, sobre todo, cultural, entre los “globalistas” ligados al llamado “liberalismo progresista” (que une a las antiguas izquierdas y derechas en un consenso partitocrático en defensa del sistema), y los “soberanistas” (más plurales de lo que parece y muy complejos en su discursos), que más allá de las diferencias nacionales o estratégicas entre ellos, comparten el objetivo de la independencia de su propia patria en función de los valores que consideran tradicionales.

¿En qué nuevos proyectos literarios está trabajando?

En estos momentos estoy trabajando en un próximo libro sobre el desarrollo humano sostenible. Un libro que explica, muy personalmente, un paradigma alternativo a los modelos publicitarios e ideológicos actuales (como el creado en torno a la figura de Greta Thunberg), y fundado en las primeras verdades naturales del ser humano, imprescindibles para recuperar aquello que nos permite vivir con menos y con más solidaridad: familia, comunidad y soberanía. Pero no como repertorio de soluciones técnicas (de las que hay reputados expertos) sino desde la reflexión sobre la reforma moral y social que puede permitirnos, desde la experiencia pasada, adaptarnos a los cambios que se avecinan, y que, en mi opinión, es básica para fundamentar un verdadero “desarrollo para todos los hombres y para todo el hombre” (del que hablaba Benedicto XVI en Caritas in veritate).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: