Connect with us

Hispanoamérica

Juan Guaidó: “Maduro es un cobarde que no se anima a pisar la calle porque lo tratan como lo que es, un dictador”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

“Nicolás Maduro es un cobarde que no se anima a pisar la calle porque lo tratan como lo que es, un dictador”, dijo este miércoles al mediodía Juan Guaidó, en una improvisada conferencia de prensa, minutos antes del comienzo de una nueva sesión de la Asamblea Nacional. “Las amenazas no nos han detenido ni nos van a detener”, agregó.

Loading...

Guaidó se refirió a las brutales agresiones que recibieron él y el resto de los miembros de su delegación al arribar este martes al Aeropuerto Simón Bolívar en Maiquietía. “Es una escalada clara de la violencia. La agresión ayer a periodistas, a diputados, fue brutal y salvaje, pero no va a detenernos. Ustedes (por los periodistas) han sufrido en carne propia la violencia, tienen compañeros hospitalizados. Son civiles armados por la dictadura que están atacando a la prensa y a los ciudadanos. Esto es responsabilidad del Alto Mando Militar. Están dejando actuar a violentos armados”, afirmó.

Guaidó explicó que la sesión de la Asamblea Nacional no se realiza en la sede del Parlamento porque está “militarizada”. “Hoy hay riesgo de vida en Venezuela por ejercer el derecho a protestar o trabajar. Pero vamos a intentar regresar al Parlamento a pesar de las agresiones”.

El presidente interino hizo un breve balance de la gira internacional en la que pasó por Colombia, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Francia, España, Canadá y Estados Unidos. “La presión va a escalar. Las herramientas del mundo libre son la sanción diplomática y económica para los violadores de derechos humanos y criminales. Van a venir nuevas sanciones a todos los que respaldan a la dictadura”, anticipó.

Guaidó hizo también mención a la desaparición de Juan José Márquez, su tío, que regresó con él a Venezuela el martes, pero cuyo paradero es desconocido. “Retienen a un miembro de mi familia, a un padre de cinco hijos. Es una persona secuestrada, desaparecida por la cobarde dictadura”, afirmó.

El gobierno interino de Venezuela comunicó lo sucedido el martes a la noche, tras varias horas sin noticias. “Denunciamos la desaparición de Juan José Márquez, tío del Presidente (E) Guaidó, quien acompañaba al mandatario en el avión al momento de arribar a Venezuela”, publicó el Centro de Comunicación Nacional. “Responsabilizamos a Nicolás Maduro y Franco Quintero, director de seguridad del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, por su integridad física”.

“Denunciamos la desaparición forzada y exigimos su liberación”, escribió luego la Presidencia interina. Y agregó: “Tras pasar con normalidad Migración, y estando a punto de salir, fue retenido para una supuesta revisión del Seniat (la aduana venezolana). Aprovechando el caos en el aeropuerto provocado por la violencia de la dictadura, retuvieron al señor Márquez mientras el Presidente salía”.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, manifestó esta mañana su inquietud por lo sucedido en un fuerte mensaje al régimen de Nicolás Maduro. “Exigimos se den noticias inmediatamente del paradero de Juan José Márquez, familiar del presidente (E) Juan Guaidó, desaparecido ayer luego de llegar a Venezuela. Responsabilizamos a la dictadura por su bienestar”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Hispanoamérica

Crisis en Venezuela: 9,3 millones de personas no pueden acceder a alimentos debido a la hiperinflación

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) alertó este martes de que 9,3 millones de venezolanos no pueden acceder a alimentos, a pesar de que los productos pudieran llegar a estar disponibles en el país, debido a la hiperinflación, lo que se conoce como “inseguridad alimenticia” moderada o grave.

Loading...

El estudio ha sido realizado por esta agencia dependiente de Naciones Unidas a invitación del propio régimen de Nicolás Maduro. En ese sentido, el PMA ha certificado que contó “con plena independencia” para diseñar y llevar a cabo “sin ningún impedimento, ni obstrucción” dicha investigación por todo el país.

Los resultados, compartidos con la dictadura de Venezuela, han mostrado que una de cada tres personas en el país tiene dificultades para poder llevar comida a sus hogares y han revelado además, que un gran número de ciudadanos sólo comen diariamente cereales, raíces o tubérculos, puesto a que la hiperinflación no permite afrontar con sus salarios actuales los precios de los productos más básicos.

La investigación de la PMA, basada en 8.375 cuestionarios, informó también que cuatro de cada diez hogares tienen que hacer frente a cortes en los servicios de luz y agua. Los estados más afectados por este problema son Delta Amacuro (noreste), Amazonas (sur) y Falcón (norte).

“El PMA espera poder continuar el diálogo con Venezuela y mantener conversaciones que se centren en la forma de llevar ayuda a aquellos que no tienen garantizada la alimentación”, indicó la agencia a través de un comunicado.

TRABAJAR A CAMBIO DE COMIDA

La encuesta demostró que un 74 por ciento de las familias han tenido que adoptar “estrategias de supervivencia”, como la de trabajar a cambio de comida, algo que ha comenzado a hacer el 33 por ciento de los encuestados. Otro 60 por ciento ha tenido que recortar las porciones, mientras que un 20 ha tenido que vender bienes para poder comer.

El consumo de carne, pescado, huevo, vegetales y frutas está por debajo de las tres veces por semana. El problema, de acuerdo con las personas entrevistadas, no es la escasez de estos productos, sino la dificultad de obtenerlos debido a sus altos precios en comparación con los salarios.

Esta situación ha provocado que más de 4,5 millones de personas hayan abandonado el país durante los últimos años. La inmigración, aunque permite a las familias depender de remesas, se ha traducido en una “preocupante” pérdida de capital humano y social, ya que el número de profesores, doctores, científicos y otros trabajadores cualificados ha disminuido considerablemente, dice el documento.

SERVICIOS BÁSICOS

Además de la falta de comida, la encuesta también estudió los cortes en los servicios de electricidad y agua y concluyó que cuatro de cada diez hogares sufren interrupciones diarias de electricidad, mientras que el 72 por ciento tenía un suministro irregular de gas.

Un 40 por ciento de los hogares tiene interrupciones constantes en el servicio de agua, por lo que han tenido que recurrir al consumo de agua embotellada o de camiones cisterna. Asimismo, el 25 por ciento de los hogares no tiene acceso estable a agua potable.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Los números de la crisis educativa en Venezuela: casi 700.000 estudiantes dejaron la escuela y cerraron 1.275 colegios

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El “milagro educativo” del que Hugo Chávez hizo alarde, y que, según Nicolás Maduro, forma parte de su legado, comienza a desaparecer. Después de cinco años sin cifras sobre el sistema escolar, el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo una actualización en la que indica que 683.283 estudiantes dejaron la escuela en Venezuela los años 2012 a 2017.

Loading...

De una matrícula escolar total de 7.878.538 pasó a 7.195.335. “El INE lo que hizo fue consolidar un hecho. Desde 2007 comienza un proceso de disminución de la inscripción de niños y adolescentes en el sistema escolar”, señala Luis Bravo, profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela.

Bravo explica que estos casi 700.000 jóvenes pueden ser la sumatoria de abandono escolar, deserción, migración. En 2006, indica Bravo, por cada 100 personas en edad escolar, 51 estaban inscritos en el sistema educativo. Hoy, por cada 100, apenas 32 reciben formación.

“Es un proceso de regresión de la matrícula estudiantil hacia la baja”, menciona Bravo. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que 2,2 millones de niños requieren acceso a la educación. El año pasado en un comunicado el organismo internacional señaló: “El deterioro de la situación dentro de Venezuela ha dejado hasta ahora un millón de niños sin escolarizar”.

Para Bravo desde 2007 comenzó a crecer la exclusión escolar. “Hay muy poco para decir que hay un milagro educativo. Todo lo contrario, hay es una depresión en curso del sistema de inclusión escolar”, enfatizó.

Sin embargo, para Maduro lo que hay es un “poderoso sistema educativo” con un “nivel de escolaridad por encima del 90%” gracias al legado de Chávez, dijo en abril de 2019.

Pero la Unicef también ha dicho que cada vez es más difícil que los estudiantes en Venezuela puedan asistir regularmente a la escuela. Las fallas en los servicios públicos, la falta de comida y transporte, dificultan la rutina escolar. De acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida, en Venezuela 28 % de los escolares no asisten a clases por falta de agua, 22 % por carencias de alimentos en el hogar y 13 % por esta misma razón en la escuela.

La crisis educativa también derivó en la pérdida de escuelas. El INE indicó que, desde 2016, han desaparecido 1.275 planteles educativos: 848 escuelas públicas y 427 privadas. De 30.687 planteles educativos que había en 2016, quedan 29.412. En abril del año pasado, Maduro expresó que “a pesar de la guerra económica, no se ha cerrado ni se cerrará jamás una escuela”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Jóvenes venezolanos se disputan la basura con los buitres en un vertedero de Brasil

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Un grupo de refugiados venezolanos montó una pequeña villa en el basurero municipal de Pacaraima, la ciudad brasileña en la frontera con Venezuela, en donde prácticamente disputa restos de comida con buitres y perros.

Loading...

En unas seis pequeñas viviendas fabricadas con material de desecho y escondidas en un pequeño bosque en medio del basurero de Pacaraima, viven unos cuarenta refugiados venezolanos, ubicado unos 10 kilómetros de distancia de la frontera entre ambos países.

Pacaraima, el único paso en los casi 2.200 kilómetros de frontera terrestre entre Brasil y Venezuela, recibe diariamente unos 400 venezolanos que huyen de la crisis económica, política, social y humanitaria de su país.

Y muchos, sin recursos para continuar hacia Boa Vista, la capital del estado de Roraima, terminan estableciéndose en Pacaraima y sus alrededores, para vivir de lo que pueden, lo que ha generado tensión por el aumento de la violencia en la región y ha provocado hasta ataques xenófobos.

Pese a que aseguran que se dedican a rebuscar entre la basura latas, metales, cartones y otros materiales reciclables que pueden ser revendidos, los venezolanos establecidos en el basurero no esconden que también buscan comida para su propio consumo.

Uno de ellos ni se importó con las cámaras filmándolo en el momento en que rasgaba una bolsa con pedazos de pollo congelado sin condiciones de consumo de la que emanaba un olor nauseabundo y de la que separó las que consideraba menos dañadas.

Las más podridas las arrojaba lejos e inmediatamente eran disputadas por perros y buitres.

Una vez separadas las escondió en un recipiente que tapó con otras basuras para impedir que los animales le robaran su tesoro.

Pese a que a simple vista el basurero parece vacío, y desde la carretera tan solo se observan las montañas de basuras y numerosos perros y buitres, un recorrido por su interior permite ir encontrando grupos de personas removiendo objetos.

Tres jóvenes de entre unos 17 y unos 23 años prendieron una fogata con desechos para calentar lo que llamaron de desayuno y que consistía en un plato de espaguetis y otro de carne enlatada que no dijeron de dónde procedía y que comieron sin importarse con la presencia de periodistas.

“Recogemos materiales como cobre y aluminio para sobrevivir. Ahora llevamos cuadro días aquí, pero vamos y venimos, Algunas veces duramos dos o tres semanas aquí. El cobre y el aluminio lo vendemos aquí”, afirmó uno de los jóvenes.

“Aunque no lo parezca, aquí estamos bien. Apenas venimos a buscar la platica porque en nuestro país no conseguimos empleo”, agregó otro de los recicladores, que se identificaron como Júnior José, Julio Medina y Leonel González.

Los tres admitieron que la comida que encuentran a veces la consumen si está en buenas condiciones pero que nunca la llevan a sus familias porque puede ser perjudicial para los niños.

Agregaron que lo más difícil es la hostilidad que sienten en las calles, ya que muchos brasileños los insultan y los amenazan.

CORRERÍA TRAS LA BASURA

La aparente calma en el basurero es interrumpida dos veces por día cuando un camión trae la basura procedente de Pacaraima y la arroja al depósito sanitario.

En ese momento se produce una correría de inmigrantes interesados en lo que puedan rescatar de la basura recién llegada y que retiran de las bolsas que rasgan a la fuerza.

Una incursión más profunda permite descubrir la pequeña villa que los venezolanos construyeron en medio de un bosque y a la que se llega por un camino tapizados de basuras.

Los frondosos árboles no permiten percibir las viviendas construidas en medio del basurero ni las condiciones en que viven sus propietarios, todos refugiados venezolanos y entre los que destacan varios niños y adolescentes.

Gran parte de los venezolanos que huyen del hambre, la falta de trabajo y la escasez de alimentos en su país cruza la frontera por Pacaraima y continúa hacia Boa Vista, desde donde, con el apoyo del Gobierno brasileño, son trasladados a otros centros urbanos de Brasil, como Sao Paulo, Río de Janeiro o Recife.

Según datos oficiales, al menos 264.000 venezolanos que huyeron de su país e ingresaron a Brasil ya solicitaron la regularización de su situación migratoria en el país.

De acuerdo con la ONU, unos cuatro millones de venezolanos han salido de su país rumbo a otros lugares del mundo desde finales de 2015, en uno de los mayores flujos migratorios del planeta.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: