Connect with us

Sociedad

La carta abierta de los cazadores a Teresa Ribera: «Querida, irresponsable e ignorante ministra»

Published

on

Teresa Ribera
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las palabras de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre que ella, a nivel personal, prohibiría la caza y los toros, siguen coleando entre estos dos sectores.

Ayer, en una carta abierta enviada por la Fundación Artemisan, su director Luis Fernando Villanueva desgrana las aportaciones del sector y la necesidad de que la actividad cinegética siga adelante. «Quizás usted debería haber manifestado que le gustaría que no se cazara «aunque es necesario»; entonces sería una ignorante, pero nunca una irresponsable como ha demostrado», dice el texto que se reproduce íntegro a continuación.

Loading...

Carta abierta

Luis Fernando Villanueva. Director de la Fundación Artemisan.

Querida, irresponsable e ignorante Ministra de Medio Ambiente:

Que una nueva clase política se posicione en contra de actividades tradicionales del mundo rural como la tauromaquia o la caza, mucho más por ese ímpetu de populismo que por convicción propia, ya no sorprende a nadie a estas alturas.

Que lo haga una ministra del Ministerio de Transición Ecológica, «el Medio Ambiente» de toda la vida, y además socialista, no deja de ser una ingrata sorpresa que demuestra su gran ignorancia además de una gravísima irresponsabilidad.

Su escudo ha sido que es una opinión personal y, lo peor, que no son actividades de su competencia. Una ministra puede volcar opiniones personales en un bar o en un grupo de whatssap de amigos; en un medio de comunicación habla como representante de un partido político. Y respecto al hecho de no ser de su competencia la caza, lo es el medio ambiente, y permítame señora ministra explicarle porqué estas actividades no sólo son claves para la conservación de nuestros espacios naturales, sino que además su desarrollo es el que permite un excelente estado de conservación de nuestras dehesas y de nuestros bosques.

Es posible que desconozca que la dehesa es considerada por la propia Unión Europea como un Sistema de Alto Valor Natural, en definitiva, un modelo de desarrollo sostenible con gran valor ecológico, económico y social que en España se extiende por más de 4 millones de hectáreas. Pues bien, una buena parte de la gestión de esa dehesa es gestionada para el aprovechamiento de pastos en extensivo por el toro de lidia y por las especies cinegéticas. Sin esas actividades, la dehesa desparecería.

Pero, además, una potencial aunque imposible (verá porqué estoy tan seguro de ello) prohibición de la caza (permítame que puntualice más sobre una actividad para mí más cercana), provocaría un efecto letal y en cadena sobre las propias especies cinegéticas, sobre otras especies ganaderas con las que interaccionan, en las especies protegidas y en peligro de extinción, en la agricultura, en los accidentes de tráfico, en la salud del ser humano e incluso sobre el cambio climático, ese del que sabe usted tanto. Además, por supuesto, de influir de forma muy directa en la socioeconomía de nuestro medio rural e incentivando el despoblamiento rural. Permítame que le explique un mínimo detalle de cada uno de ellos.

Querida ministra, no le daré una ‘master class’ de dinámica de poblaciones, aunque algo le deberían haber contado antes del acceso a su cargo. Los animales que pueden ocupar un territorio no son infinitos, hay una máxima capacidad de carga que, cuando se supera, causa la autorregulación de la propia población, eso sí, con la aparición de epizootias como la sarna o incluso zoonosis (enfermedades que pueden afectar al ser humano) más severas como la tuberculosis.

En el caso de la afección a la vegetación, no será necesario en este caso hacer supuesto alguno. Visite usted., además ahora sí siendo de su competencia, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, a tiro del Ministerio. Adquiera unas botas camperas y vea cuál es la consecuencia de que un juez haya prohibido la caza en ese espacio emblemático de la Sierra de Madrid. Desde entonces la superpoblación de cabra montés se ha elevado a más de 50 individuos por kilómetro cuadrado cuando los científicos estiman la capacidad máxima en 10. Catedráticos de la Universidad Politécnica de Madrid, han informado del grave daño que estas superpoblaciones están causando sobre especies arbóreas y arbustivas además protegidas, además de alertar del alto riesgo de enfermedades de la especie que puede llegar a causar una desaparición total de la misma. Pues eleve esta situación a la totalidad del territorio nacional, muriendo las poblaciones por sarna o tuberculosis. Quién sabe, quizás para usted este desastre poblacional es más ético que la caza…

En cuanto a la agricultura o la ganadería, pregunte a los sindicatos agrarios de este país cuál es el grave problema de la transmisión de enfermedades de la caza a la ganadería y con los daños a la agricultura. Permítame un dato: en 2016 se produjeron en España un total de 9.472 siniestros agrícolas causados por fauna silvestre, la mayoría de casos por especies de caza.

Y quién no conoce la contribución positiva de la actividad cinegética a la seguridad vial, son casi 13.900 los accidentes de tráfico provocados por animales en vías asfaltadas, de los cuáles más del 54% correspondieron sólo a dos especies cinegéticas, jabalí y corzo.

Y cómo no, la aportación de la cinegética para el mantenimiento de la socioeconomía de nuestro medio rural. Un reciente estudio independiente realizado por Deloitte y coordinado por nuestra Fundación Artemisan expone que la caza aporta más de 6.475 millones de euros al Producto Interior Bruto, manteniendo más de 186.000 empleos y produciendo 614 millones de euros de retornos fiscales para las arcas públicas. Pero no son sólo datos económicos, en España los propietarios y gestores de terrenos cinegéticos invierten conjuntamente más de 233 millones de euros en inversiones relacionadas con la conservación del Medio Ambiente.

En definitiva, y como así reconoce la Unión Europea o la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza, la caza, más allá de cifras económicas, es importante bajo el prisma del capital ambiental, ejerciendo durante generaciones una labor silenciosa de conservación. En el control de las sobrepoblaciones y de las enfermedades, en el cuidado, gestión y conservación del Medio Natural, en el mantenimiento de los Espacios Naturales Protegidos y, por supuesto, en la reducción de la siniestralidad agrícola y en la minoración de los accidentes provocados por especies cinegéticas. Usted debería defender la actividad cinegética y su gestión sostenible como un elemento de conservación y como valor económico añadido en el entorno rural.

Como habrá podido concluir señora ministra, es posible que piense que sólo se ha echado encima a los cazadores, gestores y aficionados taurinos. Incluso pensará que esos votos los compensará con el guiño a los animalistas. Como ve se equivoca, quizás en un intento de teñir de morado las paredes de su ministerio usted ha volcado estiércol sobre todo el medio rural y sobre muy buena parte del urbano que por afición o por simple respeto a actividades tradicionales como el toro de lidia o la caza deleznan de sus palabras.

Quizás usted debería haber manifestado que le gustaría que no se cazara «aunque es necesario»; entonces sería una ignorante, pero nunca una irresponsable como ha demostrado.

Ahora sólo queda ver si en el Congreso, a través de la PNL presentada por el Partido Popular, su partido comparte esas opiniones o si, por el contrario, como no dudo, muestran un firme apoyo a la caza y al toro de lidia. En tal caso, debería dejar esa cartera ministerial y, así, ahora sí, poder opinar libremente como una ciudadana más.

 

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sociedad

HABLAN LOS EXPERTOS: La Ley Trans es ABUSO DE MENORES

Published

on

Concentración 'trans' en Madrid, con presencia de menores. / M.V.
Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

¿No es abuso de menores someterles a bloqueos hormonales en pleno desarrollo físico? Proceso basado en una mentira, porque el sexo no va a cambiar. ¿Saben cuántos niños transexuales hay? Pues, según los pediatras, ninguno. “Todos los manuales dicen que el transexualismo es en la edad adulta”.

Les hablé hace un par de semanas de la Ley Trans (todavía en borrador) de Irene Montero. Pues hay un buen lío montado entre feministas del PSOE y de otros ámbitos y podemitas. Estas últimas no creen que exista la identidad femenina ni masculina, así que no sé como denominarlas.

Pues en estos días he tenido ocasión de echar un vistazo al borrador del texto que han preparado en el Ministerio de Igualdad y que lleva por título Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans. He querido leerlo para entender una campaña de HazteOir.org que se llama ‘Ley trans: la ley del abuso de menores’. La pueden ver en este enlace y firmar la petición, que va dirigida a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Concretamente, los firmantes piden a Calvo que “diga NO” a la Ley Trans de Podemos”.

Loading...

¿Es o no la Ley Trans abuso de menores? Vamos a verlo.

El borrador del texto legal afirma que “ha llegado el momento de considerar a las personas trans como sujetos activos en la formulación de políticas y disposiciones normativas que no patologicen sus cuerpos ni sus identidades a través de requerimientos e intervenciones médicas, de que sean reconocidas socialmente las múltiples identidades sexo-genéricas y de que se implementen medidas para lograr la auténtica igualdad social de las personas trans”.

Decir que tenemos un “sexo asignado al nacer” es otra bola: nadie nos asigna nada. Nacemos hombres o mujeres

Pues aquí tenemos una mentira como un camión. En España las personas son ya sujetos activos en la formulación de políticas y disposiciones normativas por ser personas. Su condición sexual no debería ser ni un obstáculo para ejercer sus derechos -como cualquier otro individuo- pero tampoco un privilegio para que la sociedad entera, la Administración y el resto de las leyes otorguen ventajas a una persona por ser trans.

La ley podemita define «persona trans» como «toda aquella persona cuya identidad de género no se corresponde con el sexo asignado al nacer”. Falso. La Real Academia Española afirma que “transexual” es la persona que “se siente del sexo contrario, y adopta sus atuendos y comportamientos”. Y decir, como dicen los cómplices de Irene Montero, que tenemos un “sexo asignado al nacer” es otra bola: nadie nos asigna nada. Nacemos hombres o mujeres. ¿O en la sala de partos donde usted vino al mundo había un funcionario con un sello que le asignaba un sexo?

Y mentir a los mayores está mal. Pero engañar, desde una posición de autoridad, a los niños y crearles fantasías que van a condicionar el resto de sus vidas de forma irreversible, es perverso. Un abuso de menores de primera magnitud.

También dice la Ley de Privilegios Trans de Irene Montero que las Administraciones Públicas “adoptarán las medidas necesarias para garantizar que las personas trans menores sean tratadas en todos los ámbitos de acuerdo con su identidad de género, aun cuando no hayan realizado la rectificación registral de la mención relativa al sexo”.

No sé muy bien por qué todo el mundo se tiene que plegar al deseo de un niño que dice ser niña. Yo tengo una sobrina que de pequeña quería ser la abeja Maya. Núnca tal pretensión encontró oposición familiar a su legítimo deseo de pertenecer a esta clase de insectos. No necesito unirse a ningún colectivo ni formular una petición. Se respetó absolutamente su reivindicación, pero no se comunicó al colegio ni se hizo ningún cambio en sus documentos de identidad. Al pediatra tampoco se le comentó nada. Hoy mi sobrina es una ciudadana que se dedica a la enseñanza. Y le dan miedo las abejas cuando se le acercan.

Como bien explica mi buen amigo Agustín Laje, la gente tiene todo el derecho a querer ser algo distinto de lo que es. Por ejemplo, ser Superman y comprarse un disfraz con capa e incluso arrojarse desde la ventana estirando los brazos y cerrando los puños para darse impulso. Pero, por favor, no me pidan que yo, con mis impuestos, le pague el traje. Ni me exijan que le aplauda al tipo que dice que es Superman y que exige ser tratado como tal en todos los ámbitos, privados y públicos, de su vida.

Pues apliquen esta historia a los niños trans. La Ley de Irene Montero les invita a cuestionar su identidad sexual, les dice que es absolutamente posible “cambiar” su sexo únicamente atendiendo a su deseo y nos obliga a todos a financiar las consecuencias. Entre ellas, comprarle el traje de Superman y hacer -conc ara de idiotas- ver que creemos que es Superman.

El que ayer era Pedro accederá legalmente al vestuario y a los baños de chicas. Y ojito con decirle algo

Ojo que no he acabado. Mire lo que dice el borrador de la Locura Trans de Irene Montero: “Se considerará que la negativa a respetar la identidad de género de una persona menor de dieciocho años por parte de su entorno familiar perjudica el desarrollo personal del menor, a efectos de valorar una situación de riesgo, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor,de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil”.

¿Saben que quiere decir el párrafo anterior? Que si usted cuestiona el deseo de su niño o niña a dar los pasos necesarios (incluida la hormonación) para aparentar que ha cambiado de sexo le pueden quitar la custodia de su criatura. Así de claro.

¿Y cómo puede una persona cambiar de sexo, según Irene Montero y su embustero gabinete? Cualquier persona, a partir de los dieciseis años, puede ir al registro y cambiar la mención registral del sexo. Vamos, que donde ponía hombre en el documento puede poner mujer. Sin más. Sin documentos, ni informes ni modificación del aspecto físico.

¿Y en el caso de los menores? ¿Cómo “cambia” un niño de sexo ante el Registro Civil? Pues a través de sus representantes legales o por si mismos, con el consentimiento de sus representantes legales. Que pueden ser los padres o, si se les ha quitado la custodia por decirle al niño, por ejemplo, “espera a ser mayor para decidir” pues el tutor que le hayan asignado. O incluso un juez.

Por cierto, que el trámite administrativo de”cambiar” de sexo en el Registro Civil está exento de tasas. Y una vez inscrito una persona como mujer, habiendo nacido hombre, o al revés,

La rectificación registral en relación con su identidad sexual -dice la ley- permitirá a la persona ejercer todos los derechos inherentes a su nueva condición. Vamos, que entras en el Registro Civil siendo Manolo y sales suendo Lola con todo lo que ello implica. Y todos los documentos que hayas ido generando en tu vida podrán ser modificados de acuerdo a tu nueva identidad sexual.

Se estima que hay 10.000 y transexuales en España pero ya me contarán como se contabiliza una condición sexual que, por su propia naturaleza, puede cambiar en minutos. Y cada día. Y varias veces al año

En el caso de un adolescente, por ejemplo, podrá salir del Registro Civil, volver al cole y exijirá ser tratado de acuerdo a su “nueva” identidad sexual. Y el que ayer era Pedro accederá legalmente al vestuario y a los baños de chicas. Y ojito con decirle algo.

¿Y qué pasa si un padre o una madre recomienda a su criaturita, la niña que dice ser niño o al revés, que vayan juntos -antes de tomar una decisión sobre el cambio de sexo-al pediatra o al psicólogo? Pues que se le puede caer el pelo y ser denunciado legalmente porque Irene Montero prohíbe “el uso de terapias aversivas y de cualquier otro procedimiento que suponga un intento de conversión, anulación o supresión de la identidad de género, o que estén basados en la suposición de que cualquier identidad de género es consecuencia de enfermedad o trastorno”.

En definitiva, se le niega al menor la posibilidad de escuchar la opinión de expertos que saben bien que en la evolución física y emocional de una persona en desarrollo, niño o adolescente, puede haber muchos cambios. Por tanto, se vuelve a engañar al niño haciéndole creer que puede cambiar su sexo presentando un papel y se le impide que profesionales que conocen muy bien a los menores puedan darle una opinión. Otro ejemplo del abuso de menores.

Confirmado, como les decía hace un par de semanas, que el Sistema Nacional de Salud “incluirá la asistencia sanitaria necesaria para el tratamiento hormonal, terapia de voz, cirugías genitales, mamoplastias, mastectomías y material protésico en la cartera de servicios comunes”. Es decir, que todos vamos a financiar los tratamientos médicos y quirúrgicos a los que quiera someterse el individuo en cuestión.

¿Y los menores de edad? Queda muy claro que “el tratamiento hormonal en el caso de las personas menores de edad comprenderá el tratamiento para el bloqueo hormonal al inicio de la pubertad, para evitar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios no deseados; y el tratamiento hormonal cruzado para favorecer que su desarrollo corporal se corresponda con el de las personas de su edad, a fin de propiciar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios deseados”. Prevalecerá, en este proceso, el deseo del menor.

¿No es abuso de menores someterles a bloqueos hormonales en pleno desarrollo físico? Proceso basado en una mentira, porque el sexo no va a cambiar. Como mucho, la apariencia sexual. Ustedes dirán si esto no es perversión de menores.

¿Saben cuántos transexuales hay en España? Se estima que 10.000 pero ya me contarán como se contabiliza una condición sexual que, por su propia naturaleza, puede cambiar en minutos. Y cada día. Y varias veces al año.

¿Y niños? ¿Saben cuántos niños transexuales hay? Pues, según los pediatras, ninguno. Lo explica Juana Martínez Tudela, especialista en Psicología Clínica de esta unidad del hospital Carlos Haya de Málaga: “Todos los manuales de clasificación diagnóstica, todos, dicen que el transexualismo es en la edad adulta”.

Lo que sí padecen algunos menores, dice la doctora Martínez Tudela, es disforia de género, que es la sensación que experimentan algunos niños y adolescentes de que su identidad sexual no se corresponde con su sexo biológico. Al parecer, habría unos 700 niños con disforia de género, pero el 85 % se olvida, al cabo del tiempo, de su malestar por haber nacido niño o niña y sigue su vida.

¿Qué les parece si contamos la verdad a los niños en lugar de abusar de ellos contándoles mentiras y haciendo leyes perversas?


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

La despreciable y nauseabunda chulería poligonera del «progre»: El vicepresidente de Castilla y León dice que si hubiera podido cerrar las iglesias lo habría hecho

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Como si le diera rabia por haber tenido que poner fin al límite de 25 personas por templo, el vicepresidente de Castilla y León ha dicho que le habría encantado poder cerrar todas las iglesias y ha citado la Escritura para sugerir que ni los templos ni la propia Iglesia son necesarios.

Debido a la mejora de las cifras de contagio, la Junta de Castilla y León ha levantado y/o aliviado alguna de las restricciones por la pandemia de Covid-19. A partir de hoy se puede viajar de una provincia a otra y las iglesias podrán acoger fieles hasta un tercio de su aforo y no solo 25 fieles independientemente del tamaño del templo

Loading...

Sin embargo, el vicepresidente del gobierno autonómico castellano-leonés, Francisco Igea, tras asegurar que es creyente como el presidente Mañueco, ha asegurado que la medida no se ha relajado por las críticas que ha hecho la Iglesia y, en un claro ejemplo de desprecio y prepotencia hacia los católicos, ha añadido que, de haber podido, la Junta hubiera cerrado las iglesias, algo que no pudo hacer porque decreto del estado de alarma no lo permitía.

 Para justificar su actitud totalitaria ha puesto el ejemplo de Irlanda, que cerró templos en lo peor de la pandemia. Y además, se ha permitido dar lecciones de espiritualidad cristiana al sugerir que el cierre de los templos no es tan grave porque «donde dos o tres estén reunidos en mi nombre, ahí estoy yo» y ha despreciado el papel de la Iglesia, asegurando que «para los que creemos en el mensaje evangélico siempre digo que lo importante es el mensaje, no el mensajero».


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Continue Reading

Sociedad

¡ÚLTIMA HORA! ¡PARLER HA VUELTO!

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

Hace aproximadamente 12 horas PARLER ha empezado a aceptar la entrada a usuarios nuevos y antiguos registrados. Se están reestableciendo toda la información guardada, seguidores… etc.

(próxima ampliación).


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

Otra vuelta de tuerca: Facebook traslada su censura a Instagram: revisa mensajes privados para “combatir el discurso de odio”

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos

Instagram, la enorme plataforma virtual propiedad de Facebook, anuncia medidas estrictas de control, a través de las cuales estaría revisando los mensajes privados de los usuarios con el fin de “prohibir” de la red a aquellas personas que utilicen lo que ellos consideran que son “discursos de odio”.

El gigante de las redes sociales, propiedad del cuestionado empresario Mark Zuckerberg, anunció el miércoles que está tomando medidas enérgicas contra los usuarios que están  “rompiendo nuestras reglas en los DM (mensajes privados)”.

Loading...

Las nuevas medidas fueron informadas a través de un comunicado oficial en la página de Instagram, dónde se intenta explicar la reciente eliminación de cuentas y contenido.

El 95% de los “6,5 millones de discursos de incitación al odio” de los meses de julio a septiembre fueron censurados por la plataforma sin que nadie siquiera lo informara, festejó el gigante de las grandes tecnologías en su comunicado.

Sin embargo, las intenciones de censura parecen no tener límite, porque según afirma Instagram abiertamente: “Hoy anunciamos que tomaremos medidas más estrictas cuando nos demos cuenta de que hay personas que infringen nuestras reglas en los mensajes privados”, sigue el comunicado.

Según se informa, actualmente ya se están monitoreando los mensajes privados y suspendiendo a usuarios que “no respeten las políticas de discurso establecidas”, y en aquellos casos en que “alguien continúe enviando mensajes infractores, se desactivará su cuenta”.

El hecho de que Instagram confirme que la plataforma está monitoreando activamente los mensajes privados en su sistema de mensajes, y que ahora prohibirán a los usuarios por lo que definen como “discurso de odio”, aumenta aún más las preocupaciones sobre la privacidad y la censura.

Sobre todo teniendo en cuenta que el amplio concepto de “discurso de odio”, no es otra cosa que una construcción teórica que los poderosos representantes de Silicon Valley crearon a partir de su ideología y creencias izquierdistas y globalistas.

En otras palabras, no es el “odio” real lo que están combatiendo, sino que primero recategorizan como “odio” a cualquier discurso que se oponga al de ellos, para luego censurar utilizando una categoría que suena bien a los oídos de todos.

Sin ir más lejos, el jueves, Twitter el gran aliado de Facebook, cerró las cuentas del periodista conservador James O’Keefe y su organización de investigación Project Veritas. La censura se produjo después del informe de Project Veritas sobre el vicepresidente de Facebook, Guy Rosen, diciendo que la plataforma Big Tech “congela” intencionalmente, a través de algoritmos, comentarios donde “puede haber” discurso de odio, según reportó The Federalist.

El poder de censura de las Big Tech parece no tener límites en su obsesión por generar un discurso único y homogéneo en todos aquellos aspectos de la vida social que les parezca pertinente.

Tal es el caso del virus PCCh y las polémicas campañas de vacunación. En un anuncio el 8 de febrero, Facebook afirmó que está “expandiendo nuestros esfuerzos para eliminar las afirmaciones falsas en Facebook e Instagram sobre las vacunas COVID-19, COVID-19 y las vacunas en general durante la pandemia”.

El punto más fuerte de censura, llegó en enero cuando dejaron sin canales de comunicación al propio presidente de los Estados Unidos Donald Trump, eliminando sus cuentas de Twitter, Facebook y YouTube, utilizando vagos argumentos de supuesta “incitación al odio en sus discursos”.

Andrés Vacca


Comparta este artículo.
  •  
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos

Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »