Connect with us

Cine y Televisión

La desaparición de Blanca Fernández Ochoa y el morbo televisivo dirigido a un pueblo inculto, mediocre y anestesiado

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

AR. En la España televisiva, si la morbidez está unida a la desgracia de algún famoso, entonces el éxito de audiencia está asegurado. Nunca la palabra ‘telebasura’ tuvo un significado tan zafio y surrealista. Nunca fue tan dramática la idiotización de un país que asiste impertérrito a su ruina, llevado de la mano de una caterva de mediocridades y liliputienses intelectuales.

Mientras la economía y la propia sociedad se desploman, la plebe asiste al anfiteatro del mal gusto encantada y se ufana de su propia vulgaridad. La ex esquiadora Blanca Fernández Ochoa desapareció el pasado 23 de agosto. Le dijo a su hija que se iba al norte de la Península a hacer senderismo. La familia ha indicado a medios e investigadores que no era la primera vez que Blanca se ausentaba unos días sin dar noticias. Al parecer, la ex esquiadora sufría un trastorno, con supuestas depresiones y bajones anímicos. El dispositivo de búsqueda de la ex deportista suma ya varios miles de euros. Cada día desaparecen cerca de 100 personas en España y de 4 no se vuelve a saber nada. La opinión pública no es informada de estas desapariciones. Tampoco hay operativos multitudinarios de búsqueda, ni helicópteros, ni drones, ni audiencia a la que pueda interesar la suerte del desaparecido. En la democracia española la vida carece de valor vital alguno si eres un ciudadano anónimo, aunque para la sociedad seas más imprescindible que cualquier famosete.

Engolfados en sus asuntos, a las cadenas televisivas españolas les importa tanto la suerte de Blanca Fernández Ochoa como a mí la de Pablo Iglesias. Lo único que les interesa es esa otra cara de la libertad que engendra monstruos, ungidos en índices de audiencia televisiva, de los que el sistema se sirve, luego, para corroer y embrutecer a la gente más sencilla. Esta es la cuestión de fondo: la democracia española no ha sido capaz de concertar la libertad, la justicia, la concordia y la eficacia para evitar el asalto de los corruptos, los charlatanes, los demagogos y los que explotan desgracias ajenas con tal de ganar unos miles de telespectadores. Algunas televisiones han sobrepasado todos los límites a costa de los asuntos más mórbidos. Esas televisiones forman parte del paisaje moral de un país que ha caído en las garras de la más espantosa y eficaz maquinaria de destrucción: la sinrazón, esto es, la paranoia instalada en todas las ramas del poder; el poder sin límites, el dinero sin límites, la destrucción sin límites, el servilismo cortesano sin límites…

No vale lamentarse ahora de cosas que habrían sido evitadas con otras normas, con otras licencias televisivas, con otras orientaciones educativas y con otras preferencias morales. De tanto jugar con los peores instintos de un sector de la sociedad española tan mediocre y tan zafio, lo normal es que las televisiones, como las amantis, terminen enroscándose en el corazón de la gente más patética y humilde para mejorar sus audiencias, que es en el fondo de lo único que se trata.

No reiteraré esas lecciones que se imparten cada vez que nuestra sociedad exhibe una de sus intolerables taras. Cuando una famosa desaparece en la montaña y algunas televisiones revierten en ganancias el dolor de su familia, entonces que no nos vengan con el cuento de la solidaridad.
Establecer que muchos de los virus que asaltan actualmente la salud moral de la sociedad española se incubaron en los laboratorios políticos y educativos de la España de los años 70 sería razón suficiente para hallar el mejor remedio a la actual sintomatología.

Lamento no ser muy optimista respecto al remedio, sobre todo cuando vemos cómo muchas de las causas que provocaron esta enfermedad moral tienen cada día mayor poder e influencia en nuestro país.
La televisión es una de ellas, al ser concebida por nuestros democráticos representantes como el instrumento ideal para propagar la amnesia colectiva.

La antigua Roma inventó el circo para disfrute de la masa ociosa. Desde entonces no hemos progresado tanto. Parte del paisaje que se puede ver en nuestros platós televisivos no puede ser más revelador de la enfermedad moral que nos corroe. Los más son gente de escasísimas luces, alcohólicos, dementes, inmigrantes en apuros sentimentales, pero también se ve gente que parece más normal y que nos hablan del suicidio, de cuernos, de desarraigos emocionales, de la insoportable fatuidad de esa España profunda y miserable.

Aunque esta España con políticos tan pedagógicos sea incapaz de mejorar las esperanzas sociales y económicas de tantos millones de parias, en cambio sí que es capaz de garantizarle el morbo a una masa cada día más inculta, manipulada y embrutecida.

Mientras en la denostada España franquista se hacían programas para todos los públicos orientados a la formación y el sano entretenimiento, lo que impone hoy la democrática moda televisiva es convertir en un espectáculo la desaparición de una famosa para que un puñado de golfos y de golfas encimen el éxito y se hagan millonarios.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cine y Televisión

Detienen al periodista Cake Minuesa por forzar con una cizalla una puerta del Valle de los Caídos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Guardia Civil ha detenido este sábado al periodista y colaborador de televisión Cake Minuesa al intentar acceder a la basílica del Valle de los Caídos, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

El reportero ha forzado con una cizalla una puerta para intentar acceder al Valle de los Caídos, que permanece cerrado desde hace días por orden del Gobierno.

El Ejecutivo cerró el pasado viernes 11 de octubre la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos para proceder en los próximos días a la exhumación de los restos de Francisco Franco. Una zona a la que el periodista trató de acceder y fue entonces cuando fue detenido por los agentes.

En los últimos años, el periodista ha colaborado en diversos formatos de Antena 3, Cuatro y Telecinco.

En 2010, fichó por Intereconomía TV, donde se incorporó como monologuista, antes de ganar notoriedad por convertirse en «El follonero de la derecha», como parte de «Daños colaterales», programa del citado medio de comunicación.

En 2014, pasó a Telemadrid, donde condujo el espacio «Ciudadano Cake» durante varios meses. El pasado mes de diciembre, el reportero recibió una brutal agresión en Barcelona durante una manifestación en la Vía Layetana, donde cubría una marcha en favor del «procés». En la citada concentración, sufrió una fractura de tabique nasal.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cine y Televisión

Agreden a dos equipos de TVE durante los disturbios en Barcelona

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Canal 24 Horas ha anunciado que los informadores de la televisión pública han tenido que retirarse después de que algunos de sus componentes fueran agredidos con el palo de una bandera y les fueran arrojados huevos.

Dos equipos de Televisión Española que cubrían a pie de calle los actos violentos provocados por radicales en Barcelona han sido agredidos, según se ha informado en el Canal 24 Horas.

Los informadores de la televisión pública, a través del Canal 24 Horas, han tenido que retirarse después de que algunos de sus componentes fueran agredidos con el palo de una bandera y que les fueran arrojados huevos, según ha señalado TVE.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cine y Televisión

Así recoge la prensa internacional la sentencia del “procés”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La condena por el juicio del «procés» ha llegado más allá de nuestras fronteras. Con algunos de los acusados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 huidos de la justicia en países como Bélgica o Suiza, periódicos de toda Europa han reservado un hueco en sus ediciones digitales para los nueve condenados por sedición que irán a la cárcel.

En Bélgica, donde se encuentra el que fuera presidente de la Generalitat durante el «otoño caliente» de 2017, Carles Puigdemont, «De Standaard» abre su web con la noticia. Asegura que los acusados han recibido penas severas y que la posibilidad de diálogo entre Barcelona y Madrid ha quedado «hipotecada» con la sentencia.

El también belga «Le Soir» habla de «una sentencia que implica el riesgo de relanzar la tensión en una región que el separatismo mantiene en ebullición».

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: