Connect with us

Europa

La determinación francesa para poner fin a la libertad de expresión

Published

on

Por medio de una nueva ley, el Gobierno francés ha decidido delegar la censura estatal en plataformas online como Facebook, Google, Twitter, YouTube, Instagram y Snapchat. De ahora en adelante, unas compañías privadas se verán obligadas a actuar como policía del pensamiento por cuenta del Estado francés so pena de fuertes multas.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Judith Bergman.- El 13 de mayo, el Parlamento francés adoptó una ley que requiere a plataformas online como Facebook, Google, Twitter, YouTube, Instagram y Snapchat[1] que retiren el contenido reportado como «promotor del odio» en 24 horas y en una hora el reportado como «terrorista». De no hacerlo, podrían ser objeto de multas exorbitantes, de hasta 1,25 millones de dólares o del 4% de los ingresos globales de la plataforma en caso de que persista en su negativa.

Como es frecuente en las leyes europeas sobre los discursos de odio, el espectro del contenido online considerado «odioso» bajo la denominada Ley Avia (en referencia a la legisladora que la promovió) es muy amplio e incluye «la incitación al odio, o el insulto discriminatorio en función de la raza, la religión, la etnia, el género, la orientación sexual o la discapacidad».

Loading...

Esta norma francesa está directamente inspirada en la controvertida ley alemana NetzDG, adoptada en octubre de 2017 y explícitamente mencionada en el preámbulo de aquélla.

«Este proyecto de ley pretende combatir la difusión del discurso del odio en internet», se lee en la introducción de la Ley Avia.

Nadie puede discutir la exacerbación del discurso del odio en nuestra sociedad (…) los ataques al otro por lo que es, por sus orígenes, sus creencias religiosas, su sexo o su orientación sexual (…) remiten (…) [a] las épocas más oscuras de nuestra historia (…) la lucha contra el odio, el racismo y el antisemitismo en internet es un objetivo de interés público que justifica (…) provisiones efectivas y poderosas (…) esta herramienta de apertura al mundo, de acceso a la información, a la cultura, a la comunicación [está haciendo referencia a internet], puede convertirse en un auténtico infierno para quienes se convierten en objetivo de ‘haters’ o de acosadores ocultos tras las pantallas y los pseudónimos. Según una encuesta llevada a cabo en mayo de 2016, el 58% de nuestros conciudadanos consideran internet el nodo principal del discurso del odio. Más del 70% dicen habérselas visto con el discurso del odio en las redes sociales. El ciberacoso puede ser devastador, sobre todo para la gente joven (…) Sin embargo (…) se presentan pocas denuncias, pocas investigaciones concluyen exitosamente y se dictan pocas sentencias: todo esto crea un círculo vicioso (…)

Tras reconocer que el «odio» online es complicado de perseguir con la legislación existente, porque «se presentan pocas denuncias, pocas investigaciones concluyen exitosamente y se dictan pocas sentencias», pero aún así confiado en que la censura es la panacea para los problemas percibidos, el Gobierno francés decidió delegar la tarea de la censura estatal en las propias plataformas online. De ahora en adelante, unas empresas privadas se verán obligadas a actuar como policía del pensamiento por cuenta del Estado francés so pena de exponerse a fuertes multas. Como en Alemania, esa ley hará que las plataformas exhiban un celo desusado en la eliminación o bloqueo de todo lo que pueda ser percibido como odioso, para evitar las sanciones.

El propósito de la ley parece ser doble: a la censura efectiva mediante la eliminación o el bloqueo de comentarios hay que sumar las (inevitables) consecuencias de la censura sobre el debate online en general. «La gente se lo pensará dos veces antes de cruzar la línea roja si sabe que es muy probable que se le pidan cuentas», afirmó la ministra francesa de Justicia, Nicole Belloubet, en unas declaraciones que sonaron ominosas en boca de un miembro de un Gobierno de un país que aún se sigue proclamando democrático.

Desde el primer momento, cuando el presidente del país, Emmanuel Macron, encargó a un grupo liderado por Laetitia Avia que confeccionara la ley, ésta ha sido objeto de críticas. Así, la Comisión Consultiva Nacional de Derechos Humanos la criticó por incrementar el riesgo de censura, y la La Quadrature du Net, organización que lucha contra la censura y la vigilancia online, advirtió de que «los breves plazos para la retirada y las cuantiosas multas incentivarán a las plataformas a hiper-eliminar contenido». La organización en defensa de la libertad de expresión Article 19, con sede en Londres, afirmó que la ley representa una amenaza para la libertad de expresión en Francia. Gabrielle Guillemin, de dicha organización, sostiene:

La Ley Avia permitirá en la práctica al Estado francés delegar la censura online en las compañías tecnológicas dominantes, de las que se esperará que actúen como juez y parte a la hora de determinar qué es un contenido ‘manifiestamente ilegal’. La Ley atañe a una amplia gama de contenidos, así que no siempre tomarán la decisión correcta.

El Gobierno francés ha ignorado las preocupaciones manifestadas por grupos en defensa de la libertad de expresión y de los ciberderechos, y el efecto será demoledor para la libertad de expresión online en Francia.

Dados los plazos de que dispondrán las compañías para responder, hemos de esperar que pequen de exceso de precaución cuando tengan que decidir si un contenido es legal o no. Igualmente, habrán de emplear filtros que, inevitablemente, les llevarán a una sobre-retirada de contenido.

La ley también ha topado con rechazo en Francia. El 22 de mayo, Guillaume Roquette, director editorial de Le Figaro Magazine, escribió:

«Con el pretexto de combatir el contenido ‘odioso’ en internet, [la Ley Avia] implanta un sistema de censura que es tan eficaz como peligroso (…) el ‘odio’ es el pretexto al que recurren sistemáticamente quienes quieren silenciar las opiniones disidentes.

Este texto [la ley] es peligroso porque, según el abogado François Sureau, «introduce la penalización criminal de… la conciencia». Es peligroso (…) porque delega la regulación del debate público (…) en internet en multinacionales norteamericanas (…) Una democracia digna de tal nombre debería aceptar la libertad de expresión».

Jean Yves Camus, de Charlie Hebdo, ha dicho que se trata de «un placebo para combatir el odio» y señalado que «hiperenfocarse en el odio online» enmascara el auténtico peligro:

«No fue el odio online lo que mató a Ilan Halimi, Sarah Halimi, Mireille Knoll, las víctimas de Bataclan, el Hyper Cacher y Charlie; fue una ideología denominada antisemitismo y/o islamismo (…) ¿Quién determina qué es odio y qué es crítica? Acaban de abrir la caja de Pandora (…) Hay un riesgo de una lenta pero inexorable marcha hacia un lenguaje digital hiperregulado por la corrección política, tal y como la definen minorías activas».

«¿Qué es el odio?», se pregunta retóricamente el escritor francés Éric Zemmour. «¡No sabemos! Tienes el derecho a no amar… tienes el derecho a amar, tienes el derecho a odiar. Es un sentimiento… No puede judicializarse, legislarse».

Pues bien, eso es lo que las leyes sobre el discurso del odio hacen, ya sea en la web o en el mundo no digital. Exigir a compañías privadas –o al Gobierno–que actúen como una policía del pensamiento no es propio de un Estado que dice conducirse según el imperio democrático de la ley.

Por desgracia, la pregunta no es si Francia será el último país europeo en introducir leyes así de censoras, sino cuáles le seguirán.

[1] Así como otras plataformas online y motores de búsqueda que alcancen un cierto nivel de actividad en Francia (nivel que será especificado en un decreto posterior).

(Gatestone)


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Europa

Un 57 % de los jóvenes musulmanes que viven en Francia consideran que la ley islámica tiene preferencia frente a las leyes francesas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Compartidos

Los progres han potenciado este despropósito.

Hay estadísticas que dan auténtico miedo. Lo más preocupante es que la izquierda pretende esconderlas y minimizarlas y acusa a aquellos que las sacan a relucir de «racistas», «islamófobos» y otros adjetivos habituales. Pero la realidad es tozuda, y más en Francia donde el problema del islamismo golpea con más fuerza y cada cierto tiempo hay atentados, ya sean de lobos solitarios o más organizados.

Un sondeo de Ifop Opinion realizado entre jóvenes musulmanes que viven en Francia establece que un 57 % de ellos considera que la ley islámica, contraria a los más elementales derechos humanos y al modo de vida occidental, está por encima de las leyes de la República. En 4 años se ha incrementado diez puntos este porcentaje demostrando el elevado grado de radicalismo que existe en el mundo musulmán francés.

Loading...

Este porcentaje es más elevado que en el del conjunto de musulmanes, que está «solo» en el 38 %. Pese a las medidas más recientes tomadas por Macron – solo cuando ha visto que la situación se estaba descontrolado tras la decapitación de un profesor – la situación podría ya ser irreversible. Peor será en España con una clase política que difícilmente abordará el problema para que no les llamen «fachas».

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

Noruega… ese país nauseabundo, paleto y «superprogre» es en realidad una película de TERROR: El Tribunal de Estrasburgo desampara a la familia Bodnariu, perseguida por su fe

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos

Los servicios sociales de Noruega separaron a la familia Bodnariu por sus creencias cristianas. El Tribunal de Estrasburgo les desampara. Durante todo este calvario, la familia se ha mantenido fiel a su fe y a los demás. El suyo era un caso que valía la pena luchar.

Según Statistics Norway, 54.592 niños recibieron fueron atendidos por los servicios de bienestar infantil en Noruega sólo en 2019. Eso representa casi el 3% de los niños noruegos. Casi el 20% de las personas involucradas tenían hijos nacidos en Noruega de padres inmigrantes. Estas estadísticas representan familias reales y traumas de la vida real para todos los involucrados.

En el otoño de 2015, los cinco hijos de Ruth y Marius Bodnariu pasaron a formar parte de estas estadísticas cuando fueron separados de sus padres, sus amigos y la escuela, y entre ellos en 3 hogares diferentes, con horas de separación entre ellos. De hecho, en muchos sentidos, los Bodnariu se han convertido en el símbolo de las asombrosas estadísticas de los servicios de bienestar infantil de Noruega.

Loading...

Esta semana, cinco años después de los horribles eventos de 2015/2016, que incluyeron ser separados de sus hijos y obligados a dejar a la familia, la carrera, los amigos y su hogar, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha desestimado su desafío después de cuatro años de litigio internacional sobre la base de que la familia no había recurrido a posibles apelaciones internas por daños y perjuicios después de que la familia se reunió y huyó a Rumanía.

Pedirles que regresaran a la guarida del león habría sido cruel, y algo por lo que Ruth y Marius Bodnariu nunca harían pasar a sus hijos

La decisión es un golpe para la familia, que argumentó ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que cualquier otro recurso en Noruega era, en el mejor de los casos, ilusorio. No se arriesgarían a un mayor castigo y separación de la familia al volver al sistema que los había maltratado, especialmente después de toda la atención de los medios de comunicación internacionales que había atraído el caso. Pedirles que regresaran a la guarida del león habría sido cruel, y algo por lo que Ruth y Marius Bodnariu nunca harían pasar a sus hijos.

La familia Bodnariu

Sobre el papel, Ruth y Marius Bodnariu hicieron todo bien, haciendo que la prueba que sufrieron sea aún más impactante. Según todos los informes, Ruth y Marius son personas impresionantes. Marius, de ascendencia rumana, tiene un título de ingeniero en informática aplicada con una maestría en redes informáticas. Ruth es enfermera pediátrica especializada en psicología para niños y jóvenes. Son padres educados, cariñosos y responsables que, en 2015, tenían dos hijas y tres hijos, el menor de apenas tres meses y aún amamantando.

Desde el principio de su matrimonio, Marius y Ruth decidieron que su «carrera final» era ser padres y formar una familia; tener hijos e invertir en ellos. En 2005, cuando Ruth estaba embarazada de su primer hijo, la pareja dejó Rumania para comenzar una nueva vida en una granja en Redal, en la costa oeste de Noruega. Redal y sus pueblos circundantes juntos consisten en 200 familias, y colectivamente forman una región cultural distinta de Noruega.

Poco después de que naciera su primer hijo en 2006, Marius comenzó a trabajar en el Ayuntamiento de Forde. En un año, fue puesto a cargo del departamento de Tecnologías de la Información en las diez escuelas de la aldea. Después de la expansión, se convirtió en responsable de todo el distrito escolar que abarca 10 comunidades y 50 escuelas. En 2007, Ruth comenzó a trabajar en la sala de pediatría del Hospital Central de Forde.

Marius y Ruth criaron a sus hijos en un entorno amoroso, activo y atractivo. Involucraron a sus hijos en una amplia gama de actividades que incluyen pesca, cuidado de animales, carpintería, dibujo, pintura y música.

La directora destacó las fuertes creencias cristianas de la familia y sugirió que esto puede retrasar el desarrollo de los niños

Carácter y aptitud

Los Bodnariu eran una familia increíblemente unida. Los padres de Ruth vivían en una casa vecina y eran una parte muy importante de la vida de los niños. Todas las personas entrevistadas por los funcionarios de Bienestar Infantil y la Policía, incluidos colegas, vecinos y la familia extendida, no tenían más que elogios para la familia.

De las 122 visitas médicas a las que los niños se sometieron colectivamente desde su nacimiento hasta que fueron puestos bajo custodia, ni una sola vez hubo una inferencia de que los niños eran todo menos amados y cuidados. Tampoco las pruebas realizadas después de la atención de los niños proporcionaron evidencia de abuso.

Intervienen los servicios de bienestar infantil

El 30 de septiembre de 2015, la directora de la escuela a la que asistían varios de los niños Bodnariu envió una carta al Departamento de Cultura que contenía las notas escritas de dos conversaciones mantenidas por la escuela con las hijas de Ruth y Marius. Las notas reflejaban que las chicas mencionaron recibir azotes ocasionales en casa. Esta carta fue remitida por el Departamento de Cultura al Barnevernet (Servicios de Bienestar Infantil) el 8 de octubre. Después de recibir la carta, Barnevernet se puso en contacto con la directora de la escuela para solicitar un informe detallado de la denuncia.

Durante un interrogatorio policial, uno de los niños incluso preguntó en su frustración qué más querían que ella inventara

La directora destacó las fuertes creencias cristianas de la familia y sugirió que esto puede retrasar el desarrollo de los niños. Sin embargo, la directora creía que Ruth y Marius eran padres buenos y amorosos. Tanto es así, que cuando los Servicios de Bienestar Infantil intentaron llevarse a las dos hijas de los Bodnarius del patio de la escuela, ella les negó la entrada a la propiedad escolar y no quiso identificar quiénes eran los niños.

Culpable hasta que se demuestre su inocencia

No obstante, ese día se llevaron a los niños sin notificación previa a la familia y se les interrogó sin que ningún miembro de la familia, representante legal o alguien en quien al menos pudieran confiar estuviera presente en nombre de los padres. Los niños, que solo querían irse a casa, les dieron a sus interrogadores la información que pensaban que querían escuchar. Este patrón continuó. Durante un interrogatorio policial, uno de los niños incluso preguntó en su frustración qué más querían que se inventara.

Como resultado de las entrevistas, les quitaron a los niños, incluido el más pequeño que todavía estaba siendo amamantado. Los funcionarios noruegos continuaron repitiendo el mantra de que se debe creer a los niños, incluso cuando gran parte de lo que se dijo era contradictorio o demostrablemente falso.

En las notas de investigación obtenidas por la familia en el juicio durante el descubrimiento, la investigadora principal incluso expresa sus propias dudas sobre que los niños estén inventando las acusaciones, pero luego sugiere que, no obstante, deben ser ciertas porque la educación cristiana es inherentemente violenta.

Analfabetismo religioso e intolerancia cultural

El expediente de Bodnarius está repleto de evidencia de ánimos y preconcepciones negativas hacia la familia. Un informe de un trabajador social va tan lejos como para describir cómo el señor Bodnariu estaba orando en una reunión supervisada con su hijo, e hizo la exclamación: “Después de un tiempo él (el padre) se pone de rodillas y su cuerpo (parte superior) sobre el sofá, ¡podría rezar!».

Los niños tampoco fueron llevados a la iglesia ni una vez mientras estaban en hogares de crianza. Se les prohibió hablar rumano entre ellos y se requirió que Marius firmara un protocolo en el que acordaba no hablar rumano con los niños como condición para poder tener visitas supervisadas con la familia.

Reunificación

Después de siete meses de separación, la familia finalmente se reunió tras los casos judiciales en Noruega. Por su propia seguridad, y temiendo nuevas acciones por parte de los funcionarios noruegos debido a la creciente popularidad de la familia en Noruega e internacionalmente, la familia huyó de su hogar en Noruega para trasladarse a Rumanía.

La familia, en colaboración con el abogado internacional Paul Susman, quien coordinó los esfuerzos legales del caso desde sus inicios, se puso en contacto con el Christian Legal Center para obtener ayuda con los procedimientos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Juntos, a lo largo de los últimos cuatro años, defendimos su causa ante el más alto tribunal de derechos humanos de Europa. El apoyo internacional a la familia fue tan fuerte que los gobiernos de Eslovaquia, Rumania y la República Checa intervinieron en el caso en nombre de la familia.

Siempre fieles

Durante todo este calvario, la familia se ha mantenido fiel a su fe y a los demás. El suyo era un caso que valía la pena luchar. Los Bodnariu, con toda su humildad, tienen claro que llevaron este caso adelante con el objetivo de ayudar a otras familias en Noruega que están pasando por lo mismo.

Por mi parte, solo puedo expresar el honor que fue representar y conocer a esta increíble familia. Mi oración es que este caso y toda la atención que ha atraído, habiendo sucedido en el escenario legal más grandioso de todos, finalmente motive a Noruega a tomar las medidas necesarias para evitar que otras familias tengan pesadillas similares. El tiempo del cambio es ahora.

* Roger Kiska es abogado especializado en derechos humanos y miembro del Christian Legal Centre. Originalmente publicado en Christian Concern.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

(Imágenes desgarradoras) Mujer impide en el último momento el secuestro y -quizá- el asesinato de una niña londinense. Sí, señores. La niña es blanca, pero el violador NO.

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Compartidos

Que Londres es una ciudad totalmente perdida para Occidente no es nada nuevo. Que nosotros pronto estaremos como ellos, si permitimos que el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y su chusma siga adelante con sus «políticas de inmigración» es obvio para todo aquel que tenga capacidad de pensar.

Que vamos a pagar las consecuencias es algo que ya solo niega la canalla roja más enfebrecida y fanática. Para todos, pero para esos padres progres que se sienten seguros permitiendo que sus hijas vayan solas al colegio, publicamos este vídeo.

Miren por favor. No dejen de mirar. Miren el vídeo durante horas. Miren la foto del detenido. Y luego levanten sus progres posaderas, arrástrense hasta un espejo, y mírense la cara. Si pueden.

A continuación les presentamos una transcripción que glosa y explica las imágenes y lo que se dice en ellas.

 

Un video desgarrador muestra a una mujer frustrando un intento de secuestro de una niña en Londres.

Loading...

Dos mujeres rescataron a un niña de un intento de secuestro en las calles de Londres después de que el hombre, que desde entonces fue arrestado por presunta violación, fue visto comportándose de manera sospechosa con una niña a cuestas.

El video tomado por una de las mujeres se ha vuelto viral en las redes sociales, las imágenes desgarradoras capturan su persecución del presunto violador y secuestrador.

Se puede escuchar a la mujer enfrentarse al delincuente, que se ve de pie en un rincón oscuro de un callejón con el niña.

«Déjala ir, ¿qué estás haciendo con ella?» ella se enfrenta a él. «¿Es el mismo que pasó junto a nosotros, mamá?»

El hombre protesta, diciendo que la niña es su hermana pequeña. (N. de la Redacción: El hombre es negro como un tizón y la niña es blanca y rubia).

«Entonces, ¿qué estás haciendo en la esquina con ella?» la mujer insiste, siguiéndolo fuera del callejón.

Las imágenes muestran al hombre, vestido con una sudadera gris con la capucha levantada, guiando a la niña con su brazo alrededor de sus hombros. La mujer la llama y le pregunta si está bien.

Cuando la mujer la alcanza, el hombre la confronta brevemente, antes de asustarse rápidamente.

«¿Estás bien? ¿Lo conoces?» le pregunta a la joven, que, claramente angustiada, llora porque «solo estaba tratando de ir a la escuela».

Una publicación en las redes sociales de un familiar, compartida en un foro en Reddit, dijo que su hermana menor había visto inicialmente al hombre con las manos sobre la boca de la niña.

«A las 7:05 a.m. de esta mañana, mi hermana pequeña vio a un hombre secuestrar a una niña mientras se dirigía a la escuela. Se dio cuenta de que el hombre tenía las manos sobre su boca mientras caminaba por Pitcairn Road (Mitcham) y se comportaba de una manera extraña «, escribió la persona, según la captura de pantalla.

«Llamó y alertó a mi madre y mi hermana, quienes llamaron a la policía y salieron de nuestra casa para intentar encontrarlo. Cuando lo encontraron en North Place … él le puso su abrigo y la obligó a realizar actos sexuales con él. «

La Policía Metropolitana de Londres confirmó desde entonces que el hombre, identificado como Kadian Nelson, de 26 años, ha sido arrestado.

«La policía arrestó esta noche a un hombre de 26 años bajo sospecha de violación … luego de una llamada de un miembro del público», dijo el comunicado. Ahora está bajo custodia policial.


Comparta este artículo.
  •  
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Compartidos
Continue Reading

Europa

¿Meapilismo europeo o directamente TRAICIÓN? El Parlamento Europeo se niega a poner un Belén en su sede «porque puede resultar ofensivo»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos

La eurodiputada Isabel Benjumea, quien recibió la negativa con solo la respuesta de que «puede resultar ofensivo» no está de acuerdo ya que no se pueden negar las raíces cristianas de Europa.

La directiva del Parlamento Europeo con sede en Bruselas ha decidido no colocar un Belén en su decoración navideña.

La eurodiputada Isabel Benjumea, quien recibió la negativa con solo la respuesta de que «puede resultar ofensivo» no está de acuerdo ya que no se pueden negar las raíces cristianas de Europa.

Loading...

Este lío comenzó el año pasado, cuando la eurodiputada en su primer año trabajando en el edificio, notó que no estaba el Belén dentro de la decoración navideña. Al preguntar el motivo, le dijeron que «el Parlamento Europeo no disponía de ningún Belén»

Ella quiso ser parte de la solución del problema y con tiempo de anticipación se puso en contacto con la oficina del presidente del Parlamento, para regalarle un Belén al edificio.

Meses después, recibió respuesta: «la decisión no dependía del presidente, sino de los cuestores (órgano responsable del funcionamiento de los espacios y edificios del Parlamento)».

Dice la eurodiputada: «Cuál es mi sorpresa cuando la respuesta es que no puede ponerse un nacimiento en el Parlamento europeo por tratarse de una exposición de contenido religioso y porque puede resultar ofensivo.

¿Es ofensivo entrar en el Museo del Prado y ver las maravillosas obras de Fra Angélico, de Caravaggio o de Velázquez cuando exponen la Anunciación, la Adoración de los Reyes Magos o la Natividad? ¿Es ofensivo recordar a los europeos que el 25 de diciembre lo que se celebra es el nacimiento de Jesús de Nazaret?

Esta institución no puede caer en la trampa de considerar ofensivo recordar que en Navidad lo que celebramos es el nacimiento de la cristiandad. Esta institución no puede caer en la trampa que nos plantea la izquierda constantemente, queriendo sentirse ofendidos por reivindicar algo tan sencillo como el legado histórico de Europa.

Europa hunde sus raíces en la tradición cristiana y el proyecto europeo se basa en el humanismo cristiano, por lo tanto, no podemos consentir que haya que pedir perdón por decir que venimos de una tradición cristiana».

Ella está muy indignada con este acto y siente que es discriminada como cristiana.

No es la primera vez que alguien hace el intento de que se incluya un Belén en la decoración del Parlamento. La eurodiputada también hizo un llamado para que recuerden a los millones de ciudadanos europeos que son cristianos y a los que les gustaría que el 25 de diciembre se pueda decir que es Navidad.

«Los nacimientos son parte de nuestro acervo cultural y parte de las tradiciones de muchos estados miembro, no solo de Italia y España. Es curioso que en esta institución que todos los días se conmemora algo, parece que lo único que molesta conmemorar es el día de la Navidad».


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »