Connect with us

Ejército

La Inmaculada Concepción, Patrona de España y de su Infantería

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Antonio de Mérida.- En el patronazgo que ejerce la Inmaculada Concepción de María respecto a España entera y su reconocimiento como patrona de la Infantería española, que tiempo después se extendería a otros Cuerpos militares, se da una curiosa analogía y no es otra que el hecho de ir el reconocimiento popular por delante de la proclamación oficial. En estas fechas de conmemoración cabe preguntarse como está hoy ese sentimiento popular.

Hitos de un reconocimiento

Loading...

María Inmaculada fue proclamada Patrona de España por el papa Clemente XIII, mediante la bula Quantum Ornamenti, de fecha 25 de diciembre de 1760. Se lo había solicitado el rey Carlos III, como otros reyes españoles habían hecho antes repetidamente atendiendo a la devoción popular. El dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María sería proclamado un siglo después, el 7 de diciembre de 1854, por el Papa Pío IX mediante la bula “Ineffabilis Deus”.

Antes de estos pronunciamientos papales, ya existía en España sin embargo la devoción a María Inmaculada. Su veneración como protectora de la Infantería española se percibe especialmente desde el 8 de diciembre de 1585, en la acción de Bombel (Holanda), en lo que se denomina el milagro de Empel, cuando un soldado excavando su trinchera encontró una tabla con la imagen de la Inmaculada, hecho que hizo cambiar el signo de aquel combate. E incluso antes, pues en el Museo del Ejército, hoy trasladado a Toledo, no sin ser objeto de duras mutilaciones de su riqueza histórica, hubo un estandarte de 1550 con la imagen de la Inmaculada. Sin embargo, su proclamación oficial como Patrona del Arma de Infantería no se produciría hasta el 12 de noviembre de 1892, con la firma del ministro de la Guerra en nombre de la Reina Regente, tras haberlo solicitado los jefes de los regimientos de Infantería.

Esa firme devoción popular inspiró al Papa Pío IX, antes citado, la construcción en la plaza de España de Roma del monumento a la Inmaculada tan visitado en la ciudad. Al bendecir la imagen colocada sobre una esbelta columna frente a la embajada de España, justificó ese monumento diciendo: «Fue España, la Nación, que por sus reyes y por sus teólogos, trabajó más que nadie para que amaneciera el día de la proclamación del dogma de la Concepción Inmaculada de María». Leer esas frases es un motivo de sano orgullo.

España, hoy

Tales antecedentes inspiran hoy una reflexión que desborda los límites de lo puramente histórico. Quien escribe estas líneas, un viejo soldado de nuestra Infantería, se pregunta sobre ese tema dirigiéndose atrevidamente a la Inmaculada ante la que tantas veces se postró en oración:

Señora y Madre:

Como español y como militar, creo con toda sinceridad que si trascendental fue Vuestra intervención milagrosa en aquel suceso de nuestra historia, hoy nuestra Patria necesita una muestra de apoyo mucho más urgente. Entonces, en Empel corrían un grave riesgo, si, un millar y medio de españoles. Pero, estaban acostumbrados a afrontar tales situaciones y les hacían frente, además de con el valor exigible a los hombres de armas, con la honda religiosidad de aquel tiempo.

Hoy, España atraviesa una situación mucho más grave que aquella. Por definir tal situación en forma concisa y en sólo unos cuantos rasgos, diría, Señora, que con el impulso de un Gobierno tan inútil como rencoroso, vuelve a sentirse en España un clima de enfrentamiento entre dos concepciones del mundo y de la sociedad, tensión que nos ha llevado en los últimos años a una revisión de nuestra reciente historia con base en una ley que sin embozo alguno permite destruir o retirar monumentos históricos y pretende hacerlo con otros de carácter religioso como el Valle de los Caídos creado precisamente como símbolo de reconciliación de enfrentamientos pasados. Que la religiosidad de otro tiempo está en crisis, en especial en las generaciones jóvenes a las que casi nadie parece interesado en despertar su fervor religioso, se evidencia también en la visita a cualquier templo en domingos o fiestas de guardar. Otro tanto ocurre en la forma, que cabría definir de enloquecida, en que desde muy diversos medios de comunicación se inclina a la juventud al narcisismo, a la sensualidad, al sexo libre, a la inmoralidad manifiesta como cabe deducir del brutal aumento de abortos, amparado incluso en disposiciones que definen como legal lo que en sí no es sino un crimen cruel y manifiesto con el ser humano, aun no nacido.

En otro plano, en otro orden de ideas, parece como si el único dios de nuestra sociedad de hoy fuese el dinero. Ha habido y hay, si, una grave crisis económica, negada con total falsedad por políticos irresponsables. Una crisis que ha ocasionado un brutal índice de paro y que, no obstante, es contemplado casi con indiferencia por la mayoría de quienes siendo responsables de la convivencia nacional, perciben del Estado sin escrúpulo alguno elevados emolumentos y abultadas pensiones vitalicias.

Y, por fin, en una enumeración que no pretende en absoluto ser exhaustiva, padecemos el absurdo incremento de aspiraciones nacionalistas, sin base alguna en acontecimientos o realidades históricas, claramente deformadas para justificar lo injustificable. La escisión de regiones que fueron protagonistas, incluso destacados, de la historia común.

Petición a María Inmaculada

Es cierto, Madre Inmaculada, que hoy más que nunca, tendríamos que descubrir otra imagen vuestra como aquella de Empel y lanzarnos después a un rescate pacífico, pero firme, de aquellos valores que constituyeron lo que fue nuestro espíritu nacional. De renovar la fe en un futuro de paz y concordia, si, pero de respeto a nuestra Historia, una historia de titanes si se mira hacia atrás, sin cerrar los ojos a nada, fuera negativo o positivo. Algo que hacen muy bien otros países de nuestro entorno en lugar de perderse en absurdos localismos.

Acuérdate, Señora, de esta Patria nuestra, la de todos, y danos sensatez y cordura. Y puestos a pedir, Madre, te rogamos también que a quienes desde estas páginas estamos intentando defender la memoria del que creemos fervientemente que fue un buen español, nos ayudes en la tarea que nos hemos impuesto. Gracias por todo, Virgen Inmaculada.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Ejército

Algo huele mal en la jefatura de la Guardia Civil: ¿El honor de este General? Ni se divisa: El número 2 de la Guardia Civil dice que trabajan para «minimizar» las críticas al Gobierno

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si alguien tenía dudas sobre los objetivos que persigue el Gobierno en su supuesta lucha contra la desinformación, hoy, el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el General José Manuel Santiago, lo ha dejado claro. El mando policial, en la rueda de prensa diaria del comité técnico de gestión de la crisis del coronavirus, ha reconocido que el instituto armado trabaja en «minimizar todo ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno».

José Manuel Santiago ha explicado que la labor de defensa del Ejecutivo es una de las dos líneas de trabajo de la Jefatura de Información de la Guardia Civil. La otra línea, ha dicho el coronel, es «evitar el estrés social que persiguen todos estos bulos».

Desde hace varias semanas, a petición del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, los cuerpos y fuerzas de seguridad monitorizan las redes sociales a la búsqueda de bulos y desinformación.

El Gobierno, según han detallado varios de sus miembros en ruedas de prensa, trabaja intensamente para poner coto a la desinformación. En definitiva, para acallar en las redes sociales a aquellas personas que critican su gestión a través de las redes sociales. Un objetivo confirmado hoy por uno de los máximos responsables de la Guardia Civil y que dejan al descubierto el ataque a la libertad de información que persigue Moncloa. [SIGUE MÁS ABAJO]

Además de monitorizar las redes sociales, el Ejecutivo también está trazando un plan para limitar el trabajo de los medios de comunicación que no siguen al dictado las órdenes de la Secretaria de Estado de Comunicación. Camuflando esa censura en una mayor protección de la ciudadanía en un momento de crisis el Gobierno avanza en sus planes de amordazar a la prensa crítica. [SIGUE MÁS ABAJO]

Loading...

Cabe recordar que hasta hace pocas semanas Moncloa elegía y censuraba las preguntas de los periodistas que, diariamente, tenían que responder los miembros del Gobierno. Esa fórmula indignó a los profesionales de la comunicación que, por primera vez, firmaron un manifiesto conjunto con más de 500 periodistas adheridos.

El descontento con la frase lanzada por Santiago ha ido mucho más allá: ha generado malestar incluso entre sus propios compañeros de profesión. Sin ir más lejos, una de las críticas que ha recibido llega por parte de alguien que le precedió en lo que respecta a los altos mandos de la Guardia Civil.

La crítica de todo un ex Director General del cuerpo

Joan Mesquida, ex director general de la Guardia Civil, ha decidido usar Twitter para mostrar su sorpresa con respecto a las declaraciones de José Manuel Santiago. El hoy vicesecretario general de la Comisión Ejecutiva Nacional de Ciudadanos ha manifestado lo siguiente: “Como ex Director General de la Guardia Civil no doy crédito a las palabras del General. Investigar las críticas a la gestión del Gobierno es totalmente inaceptable. Me gustaría saber quién ha dado esta orden claramente inconstitucional y una malversación de recursos públicos”.

Mesquida ha lanzado su opinión a raíz del tuit de un excompañero de partido, Pablo Cambronero. Policía nacional, ha considerado “gravísimo” lo ocurrido en la comparecencia de este domingo por la mañana. Al igual que la inmensa mayoría de usuarios de la red social de los 140 caracteres que han reaccionado a los mensajes de ambos.

“Usted no da crédito, los demás tampoco, por favor, la guardia civil NO, no deje que la mancillen ,que la arrastren con ‘ellos’. No ensucien el honor de la guardia civil”, se ha lamentado una tuitera. “Prevaricación, malversación, atentado contra los derechos fundamentales, abandono de la neutralidad política de todo funcionario. Y más y más”, ha comentado otro.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Ejército

Enrique Vivero, coronel, Diplomado de Estado Mayor y experto en Administración de Recursos: «La guerra biológica es también objeto de la Defensa nacional»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  


Luis Romero.- Enrique de Vivero Fernández inició su brillante carrera militar en el Sáhara cuando todavía era una de las provincias españolas. Vinculado siempre a la Legión (estuvo al frente del legendario Tercio Gran Capitán I de La Legión entre 2000 y 2002), ha participado en numerosas misiones internacionales y ha estado destinado en puestos de Estado Mayor. Católico practicante, Enrique de Vivero Fernández hizo siempre del compromiso ético con España una de sus principales razones de ser y de existir.

En un contexto de incertidumbre como el actual, donde la gestión de recursos, tanto de salud pública, como económicos y políticos, para la detección y prevención de riesgos está dejando mucho que desear, hemos entrevistamos al que sin duda es uno de los mayores expertos españoles en la materia.


– ¿Cómo es posible que hallamos llegado a esta situación con el coronavirus?

Loading...

En mi opinión, hay dos causas fundamentales: imprevisión e intereses de poder.

La imprevisión viene de antes de enero de este año, cuando según el ministro de Ciencia, se conoció la existencia del COVID-19. La capacidad nacional de gestión de emergencias ha sido debilitada de una forma irresponsable en varios frentes, también en el militar con la excepción de la Unidad Militar de Emergencia (UME). Todavía pesa la idea disfrazada de buenismo de que invertir en medios militares es per-se belicista y por tanto incompatible con la sociedad del bienestar. Este discurso ha servido para reasignar recursos a otras partidas, buscando réditos políticos. De forma flagrante, se está demostrando que se necesita a lo militar en la propia defensa de la vida de nuestros compatriotas en situaciones no bélicas convencionales. Nada nuevo bajo el sol: In pacem, para bellum (Julio César).

– ¿Quiere decir con ello que la UME no es suficiente?

La UME es un acertado complemento operativo militar a las situaciones de emergencia civil, lo que en esencia confirma lo que he dicho antes. Y ha demostrado que la experiencia militar es muy útil para la sociedad a la que sirve, siempre que la política no sea un obstáculo.

Los recursos humanos, materiales y de infraestructuras se deben dimensionar respecto a necesidades habituales y excepcionales. Para las necesidades habituales tenemos los medios civiles, tanto sanitarios como de Protección Civil, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, entre otros. Como español, vaya por delante mi agradecimiento por la labor que están haciendo.

Sin embargo, las situaciones de emergencia no requieren sólo de unidades operativas, como demuestra esta pandemia. El desconocimiento del COVID-19 ha superado nuestras necesidades previsibles, poniendo de manifiesto la escasez infraestructuras de aplicación inmediata que bien existían, bien existen pero están abandonados.

En junio de 2019, el Gobierno desmanteló la Agrupación del Ejército de Tierra encargada en montar hospitales de campaña en 24 horas frente a ataques bacteriológicos, nucleares y químicos.

Cada hospital dispondría de 90 camas, tres quirófanos, y servicios de telemedicina con el Hospital militar Gómez Ulla, referencia en Defensa. Su capacidad operativa habla por sí misma, según los estándares de la OTAN ROLE 2 Bravo/Eco, con capacidades mínimas cada 24 horas de al menos estabilizar 50 pacientes, 10 cirugías, medidas de soporte vital avanzado y reanimación en heridas leves a 100 pacientes, 3 camas de UCI de alta rotación, etc. Si China levantó un hospital de 1000 camas en 10 días, nuestras Fuerzas Armadas tenían una capacidad similar prevista. Pero siempre podemos hacer mas: en IFEMA, El Ejército ha instalado 5.500 camas en 48 horas.

Por otro lado, los edificios que todavía hoy tiene el Ministerio de Defensa en el Paseo de Extremadura en Madrid están abandonados. Algunos podrían estar preparados para estrictas Emergencias con bajo coste de mantenimiento relativo y alta capacidad de reacción. O el caso del Hospital Militar de Sevilla, hoy abandonado al vandalismo, con 83.000 m2, en su día 750 camas y algo que hoy sería muy útil: un helipuerto.

En una situación de UCIs saturadas y falta de camas, no olvidemos a los enfermos por causas distintas al famoso virus. Imagine si un caso grave, que es atendido por una ambulancia en un protocolo rutinario de 8 minutos, sólo puede serlo en 30 minutos, o que al llegar a la UCI no haya capacidad de respuesta rápida. La redistribución de atención por especialidades y urgencia contando con la infraestructura militar, hubiera facilitado también garantizar el nivel de atención a otros enfermos.

La capacidad de España para afrontar el desafío hubiera sido, en cuanto a medios e infraestructura militares al servicio de la población civil, muy rápida. Y debemos tomar nota, porque las guerras modernas van a dejar de parecerse a las que ahora nos parecen convencionales.

– ¿Y de otros medios, por ejemplo equipos?

Primero habría que equipar con medios adecuados a los miembros de los servicios civiles. Por respeto a su trascendente trabajo y responsabilidad hacia la ciudadanía de los que ellos forman parte. Las Fuerzas Armadas deben estar para las situaciones excepcionales, cuando los servicios civiles necesiten ser complementados, como ahora.

4. Hace pocos días, el director operativo adjunto de la Guardia Civil, don Laurentino Ceña informó que todos los dispositivos que están en la calle tiene los medios oportunos de protección.

Desde mi retiro no puedo contrastar esa información, pero si es verdad lo que aparece en ciertos medios, en menos de dos semanas después de las primeras alarmas de China los servicios internos de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional avisaron de la que se venía encima a un cuerpo con 65.000 efectivos. Además, recomendaban medidas concretas como utilización de guantes, evitar aglomeraciones, entre otras. Lo cierto es que a día de hoy circulan muchas noticias que muestran quejas de sanitarios, integrantes y sindicatos de la Guardia Civil y Policía Nacional, por la falta de equipación (EPIs) y asunción de riesgos innecesarios. No hay mas que leer el comunicado del padre de un joven Guardia Civil fallecido. Si eso se contrasta con las declaraciones del señor Pedro Sanchez en las que dice que nuestras Fuerzas de Seguridad no son un gasto superfluo… alguien no está contando la verdad.

– En su opinión, ¿qué se debería haber hecho, y qué se debe hacer ahora?

Primero, no celebrar una manifestación innecesaria a la fecha del 8 de marzo en Madrid, ignorando los avisos hasta de la Organización Mundial de la Salud.

Segundo, no desviar fondos públicos, cuando ya se conocía el riesgo pandémico, para pagar pactos con los separatistas.

Tercero, una buena gestión de compras internacionales de equipos, como mascarillas, que por hacerlas tarde, llegarán aún con mas retraso por entrar tarde en la cadena de producción de las fábricas que ya están a pleno rendimiento. Que el 12% de los sanitarios ya esté infectado, y que todavía no se hayan iniciado los tests de contagio masivos, son datos que hablan por sí mismos.

Cuarto, la descoordinación que el sistema autonómico está produciendo. Por ejemplo, un hospital en Toledo terminado no une su capacidad a la infraestructura de Madrid por decisión del Gobierno autonómico, pero el Hospital de Osuna transforma un Archivo en centro de atención a pacientes y se monta un hospital ex novo en IFEMA; en las cárceles catalanas fabricando mascarillas que se venden a Italia… Cada región por su lado, cuando Francia y Alemania están iniciando colaboración transfronteriza.

Ahora, el tiempo es oro mas que nunca: hacen falta medidas masivas y ejecutivas. Entre las mas conocidas en los medios, como son los EPis, los respiradores y las mascarillas, destacaría la importancia de los tests masivos, la trazabilidad de los infectados, el aislamiento relativo de la población vulnerable y tan pronto se obtenga una vacuna, incluirla en el calendario de vacunación masiva anual. Y todo ello en base a que en el sudeste asiático ya hay aplicaciones informáticas que permiten la trazabilidad, tras los tests masivos. El índice de contagio y mortandad a partir de los 45 años crece entre el 200% y el 400% según los rangos de edad, si los datos del Ministerio son correctos.

La inclusión en el calendario de vacunas no es baladí: Un virus como el COVID-19 o el de la gripe (de base ARN, acido ribonucléico) muta 100 veces mas rápido que uno de base ADN, y en la situación actual el COVID-19 tiene millones de oportunidades para hacerlo.. y a más oportunidades, más éxito de mutación.

¿Y sabe lo que significa todo esto si no se es efectivo en las medidas? Algo que no tiene previsto ni los mejores sistemas sanitarios del mundo, como el español: El colapso.

– ¿Es usted optimista?

No debemos ser pesimistas. España ha salido siempre de situaciones muy adversas a pesar de no haber tenido normalmente suerte con sus dirigentes. España somos todos y cada uno de nosotros, hagamos lo que debemos con solidaridad y generosidad. Mi reconocimiento a las iniciativas privadas que están participando con fondos, estructuras empresariales o religiosas, o incluso particulares que con sus propias manos están haciendo mascarillas.

Una vez más, el espíritu de los españoles solidario y con alta capacidad de padecimiento, supera la insensatez de sus dirigentes. Parece un sino histórico, ante el que de nuevo estaremos a la altura.

Y los gobernantes deberían sacar una lección de esta crisis: la guerra biológica es también objeto de la Defensa nacional.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Ejército

Jefe de la UME: “La situación en las residencias de mayores es preocupante”

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El jefe la UME, el Teniente General Luis Manuel Martínez Mejide, ha advertido este sábado que “la situación en la que se encuentran nuestros mayores es verdaderamente preocupante”. Y es que, señala, las residencias de mayores, por sus características, “a lo mejor no tienen ese personal sanitario como tienen los hospitales, que también están sufriendo una situación de saturación”. Subraya que en las residencias de mayores “hay un número importante de personas infectadas y fallecidos”.

Y es que, en este momento, las tareas principales de la UME están orientadas a contribuir a la desinfección de puntos de tránsito y de mayor tráfico de personas. “Desinfección de residencias de mayores, que se está convirtiendo en la piedra angular de la misión, desinfección de salas de control de aeropuertos, zonas críticas, para que los trabajadores puedan ejercer su labor sin enfermar”, explica el Teniente General. “La principal tarea es no enfermar, y todos tenemos que contribuir a esa tarea de no enfermar”.

Loading...

En este momento la UME está contribuyendo con aquellos ayuntamientos que tienen grandes instalaciones como IFEMA. El principal aporte de la Unidad Militar de Emergencias en estos centros está en el “conocimiento y la experiencia que tenemos en el exterior para montar organizaciones hospitalarias o campamentos”, así como la “capacidad de transporte, logística o trasladar enfermos de unos hospitales a otros”.

En la misma madrugada de este viernes, la UME ha contribuido con el SUMA de Madrid para trasladar a 50 pacientes de un hospital en el que estaban en la UCI y, “como se les consideraba menos grave, que no saturaran los hospitales”. “Este es uno de los éxitos de la misión, porque este mando único es el que evita que haya duplicidades o que haya puntos que no reciban el apoyo que se necesita”.

LA UME, EN CATALUÑA: “PARA NOSOTROS NO HAY REGIONES”

Respecto a Barcelona, especifica el jefe de la UME que contribuyen “a la desinfección del Prat, del puerto de Barcelona y se nos solicitó desde el Ayuntamiento montar un albergue en la Fira de Barcelona”. “Es el Ejército el que tiene las capacidades, nosotros damos el apoyo en ‘expertise’, cual es la mejor disposición para montar ese albergue”.

El Teniente General se desmarca de posturas políticas y rechaza valorar la polémica entre el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, que le acusaba de “deslealtad”. “No podemos entrar en cosas políticas, no tenemos tiempo, no entramos en territorios y regiones, nosotros entendemos de gente, los vínculos con Cataluña son familiares, personales, cuando estamos en Cataluña o en País Vasco es como nuestra propia casa”.

“El pueblo español es un pueblo maravilloso, con una capacidad de iniciativa, cuando entiende una misión, somos capaces de los mejor y estoy verdaderamente orgulloso de la sociedad española”, concluye.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Ejército

La Comunidad de Madrid instalará un hospital en el IFEMA para personas con coronavirus con la ayuda de la UME

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comunidad de Madrid ha diseñado un plan, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, para instalar en los próximos días un hospital provisional específico de coronavirus con 5.500 camas en las dependencias del recinto de IFEMA, que contará también con atención de cuidados intensivos. Para ello, está trabajando con la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo ha anunciado en rueda de prensa este jueves. Tras destacar la «estrecha colaboración» con la que está trabajando el Ministerio con la Consejería de Sanidad madrileña, ha destacado: «Todos los madrileños y españoles pueden sentirse tranquilos» porque el Gobierno «va a reforzar el papel de las autonomías» en la gestión de la crisis.

Loading...

El objetivo principal de esta nueva dotación sanitaria será dar una respuesta adecuada a las necesidades de hospitalización y atención en UCI que se producirán, debido al repunte de nuevos casos que se están previendo para la región en los próximos días.

El número de fallecidos con coronavirus en la Comunidad de Madrid ha aumentado en 130 personas en 24 horas, hasta sumar 628, el 62,7 % de todas las muertes registradas en el país, que acumula 1.002 muertos y 19.980 casos de coronavirus. Madrid es la región que registra más «tensión» sanitaria debido a los casos, ha reconocido Illa.

Las autoridades madrileñas han estado en contacto con responsables del Gobierno de España en las últimas horas para diseñar de manera conjunta esta nueva dotación sanitaria. Su puesta en funcionamiento se producirá a lo largo de los próximos días.

La Comunidad urge a la entrega de material sanitario

Este viernes, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha urgido al Gobierno a entregar respiradores para las UCIS, equipos de protección individual (EPI) para los sanitarios y otro tipo de material sanitario porque la situación «es dramática» y «no están llegando». También la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, acusó al Gobierno el jueves de «requisar» en las aduanas el material necesario.

En este sentido, Salvador Illa ha negado que se esté bloqueando la entrega de mascarillas.»Hemos mandado mascarillas a todas las comunidades autónomas conforme nos han ido pidiendo. No hay requisación ni impedimento en aduanas», ha afirmado rotundamente Illa en rueda de prensa.

Ha informado de que a fecha de hoy se han repartido un millón y medio de equipos de protección personal a las comunidades autónomas de forma «equitativa» y este mismo viernes se han enviado a la Comunidad de Madrid 324.000 mascarillas, así como otras 245.000 a Andalucía.

Pero ha pedido entender que hay escasez de estos equipos ya que la demanda es grande a nivel internacional. «Estamos trabajando para recibir un suministro regular de estos productos», ha destacado el ministro, incluyendo entre ellos a los respiradores.

A su vez, ha afirmado que se ha pedido «aumentar la capacidad de producción» a las empresas que producen estos equipos, y ha sentenciado: «Estamos trabajando con la máxima intensidad, complementando a las comunidades autónomas».


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »