Connect with us

Sociedad

La pedofilia: una plaga en crecimiento

Published

on

Comparta este artículo.

BD.- En junio de 1998, un grupo de pedófilos se reunieron para crear el Internacional Boy Love Day (IBLD), que se celebra desde entonces el 24 de junio. Según ellos, esta jornada del “orgullo pedófilo” sirve para reivindicar el “derecho de los hombres adultos a tener relaciones sexuales con niños”. Esta campaña navega por Internet y para celebrar este día, los pedófilos encienden velas azules que les permiten reconocerse en el mundo entero, desde Holanda hasta Argentina, pasando por Bélgica, Egipto, Sudáfrica, Méjico, Canadá y los EEUU.

Las reacciones contra la IBLD no se hicieron esperar. Una parte de la sociedad ha preferido no tomar posición, al encontrar el tema desagradable. Pero otros, particularmente en Europa, han argumentado, invocando la protección de las tendencias progresistas, que todos los individuos deben tener el derecho de expresar sus opiniones políticas, sexuales e ideológicas. Algunas organizaciones de la sociedad civil y de defensa de los derechos del niño han llamado la atención sobre las consecuencias negativas de esa práctica, que consiste a obligar a los niños a someterse para satisfacer a algunos adultos.

Loading...

El 30 de mayo de 2006, un grupo de pedófilos creó un nuevo partido político registrado ante las autoridades holandesas, el Charity, Freedom and Diversity Party (CFDP). Inspirado en los movimientos de legalización de la prostitución, este organismo pide que la libertad de pensamiento y de expresión, garantizada por la Constitución holandesa, pase por delante de los tratados internacionales de defensa de los derechos de los niños. El CFDP afirma que entre sus miembros hay hombres políticos holandeses importantes, empresarios, padres de familia, profesores, sacerdotes y todo tipo de hombres libres que han elegido expresar su sexualidad y su vida erótica a través de las relaciones libres con niños y niñas.

En su manifiesto, el CFDP pide rebajar la edad legal para tener relaciones sexuales consentidas de los 16 a los 12 años. También piden la legalización de la zoofilia, la pornografía infantil y, claro está, todas las formas de violencia sexual contra los menores de edad. Cada día más y más hombres de países desarrollados como España, Noruega, EEUU, Canadá, Australia, Gran Bretaña y Francia se unen a este movimiento.

Siempre es bueno volver las definiciones. La palabra “pederasta” viene del griego “paiderastos”, compuesto de “paidos, que significa “niño”, y de “erastos”, que significa “amante”. Originalmente, en la Grecia antigua, la pederastia correspondía a las relaciones sexuales iniciáticos entre un adolescente y un hombre adulto. Hoy el término “pederasta” ha quedado antiguo y mucha veces peyorativo, y ha tomado el sentido de homosexualidad entre hombres adultos. En cambio, la pedofilia, que viene de “paidofilia”, es la atracción sexual de los adultos por los niños.

La siquiatría y la sicología actuales consideran que el individuo que abusa de niños sufre unas patologías a menudo provocadas por traumatismos. Sin argumentos muy sólidos, algunos investigadores explican la pedofilia como la consecuencia de un traumatismo ocurrido en la infancia. Así, los pedófilos habrían sido a su vez víctimas de abusos sexuales en su niñez. Otros científicos, como R.J. Kelly y R. Lusk, subrayan que las preferencias sexuales del pedófilo pueden ser debidas a una reminiscencia de la época en que los primeros juegos sexuales ocurren con otros niños.

Según la teoría del aprendizaje social, los pedófil0s podrían en efecto conocer una activación sexual precoz en ese momento, lo que explicaría el hecho de que no se sientan atraídos más que por los atributos físicos de los niños, como la ausencia de vello corporal o el pequeño tamaño de los órganos genitales. En cambio, esos especialistas no mencionan la eventual situación de responsabilidad del pedófilo respecto de su víctima que confía en él y sobre el cual ejerce un cierto poder. Por otra parte, ha sido demostrado que la mayoría de los pedófilos son hombres y mujeres con un funcionamiento social normal, capaces de asumir responsabilidades en todos los terrenos de su vida pública.

El sicólogo clínico argentino Jorge Garaventa, uno de los especialistas más renombrados en América Latina en el campo del abuso sexual infantil, afirma que “los malos tratos y los abusos sexuales cometidos contra niños tienen lugar en una situación de desigualdad, en la cual el adulto dispone de una autoridad y utiliza esa autoridad para satisfacer el placer que le procura su víctima, que es destruída y sometida”. Y puntualiza: “El abuso sexual cometido por un adulto contra un menor, al igual que la violación, no es una necesidad ni una pulsión sexual, sino un acto de dominación y sometimiento que se traduce en una expresión erótica”.

Distintos especialistas de las nuevas corrientes de la sicología humanista, que trabajan sobre la cuestión de los menores víctimas de violencia sexual, refutan los viejos argumentos que consideran la pedofilia como una patología incontrolable. Según ellos, es peligroso pretender que los individuos que cometen estas prácticas son prisioneros de una cultura. En efecto, existe necesariamente un momento en la vida en que hay que elegir una vía, y esta elección es a veces dolorosa. Si es cierto que en las culturas griega y romana, la pederastia estaba socialmente aceptada y que durante siglos el dominio patriarcal contribuyó a disimular esta forma de violencia, es sin embargo indispensable reconsiderar esta manera de pensar dominante y escuchar a los especialistas que están elaborando nuevas teorías y modelos eficaces de asistencia a las víctimas.

A día de hoy no existe ningún estudio científico que demuestre que los tratamientos siquiátricos contra la pedofilia funcionen a largo plazo. El encarcelamiento por un tiempo limitado tampoco es un medio eficaz: la mayoría de los casos de violencia sexual más conocidos en EEUU y más recientemente en Austria, han sido cometidos por hombres encarcelados por crímenes sexuales, que reinciden en cuanto salen de prisión con una mayor animosidad y violencia. Varios países han optado por la castración química para desactivar la parte del cerebro que controla la libido. A pesar de ello, todavía no ha quedado demostrado que el control de las pulsiones libidinales impidan las agresiones contra los menores.

Mientras que los pedófilos se organizan en asociaciones, partidos políticos y grupos de presión y crean redes de promoción de las relaciones sexuales infantiles, se calcula que sólo una ínfima parte de los abusos sexuales contra menores son denunciados. Los informes de UNICEF hablan de cerca de 1.500.000 niños explotados sexualmente en el mundo. ¿Hacia dónde nos dirigimos si no se frena este movimiento que tiende a una normalización de los abusos y violaciones de menores?


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Redes sociales

Alvise la lía en Twitter con #CloacaGate: denuncia a Rubén Sánchez (Facua) e Ignacio Escolar para que acaben en la cárcel

Published

on

Comparta este artículo.

Alvise ha confirmado haber denunciado a Rubén Sánchez e Ignacio Escolar

Alvise Pérez, uno de los comunicadores más activos en las últimas semanas en Twitter, ha hecho temblar los cimientos de la izquierda denunciando a dos de sus principales defensores. El ex responsable de comunicación del diputado de Ciudadanos, Toni Cantó, ha publicado un tuit confirmando haber presentado una denuncia contra Rubén Sánchez, portavoz de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) e Ignacio Escolar, director de ‘eldiario.es’.

Durante esta semana, Alvise Pérez había avisado de que lo que finalmente ha publicado este viernes por la noche, iba a ser lo más destacado en los 10 años que lleva en Twitter: “Llevo aquí 10 años y lo que publicó esta semana es, con diferencia, uno de los mayores actos de justicia visto en años De los mayores por las pruebas, por lo que judicialmente implica, por lo mediático, y por el tiempo que lleváis esperándolo Este viernes, gran golpe a la MAFIA”.

Loading...

En los últimos días, Alvise Pérez también ha venido denunciando la “extorsión”, “coacción” y “amenazas”, recibidas por parte de Rubén Sánchez. El propio analista político dejaba caer ante esta coacción que “hoy muchos” iban a aprender “que a mí no se me extorsiona, no se me coacciona y no se me amenaza”

Finalmente, tras una larga y tensa espera, Alvise Pérez ha publicado el tuit del ‘#CloacaGate’ confirmando que pide un total de 23 años de cárcel para diferentes implicados en el caso que ya está en manos de la Justicia.

Alvise Pérez ha confirmado que haber registrado en el Juzgado de Instrucción nº24 de Madrid una denuncia que incluye una petición total de hasta 23 años de cárcel y 9 años de cárcel para Rubén Sánchez, Ignacio Escolar, FACUA, la Subdirección General del Ministerio de Asuntos Económicos, eldiario.es y otra persona a la que llama “Safergonza”.

El conocido tuitero ha denunciado a Rubén Sánchez, portavoz de Facua, por delito contra el honor, revelación de secreto y acceso indebido, por el que podría ser condenado a una pena máxima de 10 años de prisión y a Ignacio Escolar, director de ‘eldiario.es’, por un delito contra el honor, por el que podría recibir una pena máxima de prisión de dos años y 24 meses de multa. En la denuncia, también incluye al Ministerio de Asuntos Económicos, dirigido por Nadia Calviño.

 

El analista Alvise Pérez responde así a las últimas informaciones publicadas por Rubén Sánchez, quien ha acusado a Alvise Pérez de “dejar al descubierto datos bancarios de usuarios” que compraron material contra el Gobierno de Pedro Sánchez en su página web ‘gobiernodimision.online’.

“El Reglamento General de Protección de Datos establece que el responsable del tratamiento debe notificar a la autoridad de control -la AEPD en España– la violación de seguridad de los datos personales a más tardar en 72 horas. También debe comunicar lo ocurrido a los usuarios afectados sin dilación indebida”, han denunciado desde FACUA.

 


Comparta este artículo.
Continue Reading

Sociedad

(VIDEO-PILLADA) Irene Montero no tiene vergüenza: reconoce que la menor afluencia a la manifestación feminista del 8M fue por el coronavirus

Published

on

Comparta este artículo.

El 9 de marzo, un día después de la manifestación del 8M, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ofreció una entrevista a la cadena vasca ETB. Minutos antes de que entrara en directo en el programa de actualidad política “En Jake”, mantuvo una conversación distendida y en un tono coloquial con una periodista que le preguntó: ¿A qué crees que se debe la bajada de cifras? y Montero contestó: “Pues tía, creo que al coronavirus. No lo voy a decir pues porque no lo voy a decir”.

El corte, que ha sido publicado por ABC en su página esta mañana (pinche aquí), corresponde al bruto de la entrevista y no llegó a emitirse. Puede verse a la titular de Igualdad charlando con la periodista, que le pregunta sobre las manifestaciones del 8 de marzo. “Como siempre, priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado que ya hay”, apunta Montero, que reconoce que “la capacidad de control” del virus de otros países europeos que estaban tomando medidas “superdrásticas” era “muy limitada”.

“En verdad creo que sí. La cosa es si tiene síntomas no te muevas mucho (…) Es que esto es ya cierre del Ministerio. Porque la gente todo el rato: ‘¡Un beso ministra!’ ‘¡Bueno dicen del coronavirus pero da igual, muac muac!’ Y con la niña: ‘Hola, bonita, como estás’… Y es como, la mano no justo la mano no”, contaba.

El vídeo sale a la luz una semana después de que se publicara el informe de la Guardia Civil en el marco de la investigación contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por la autorización de esta manifestación y que concluyó que no debió celebrarse ese acto multitudinario. No hay que olvidar que en países de nuestro entorno como Francia y Alemania, las autoridades ya habían prohibido que la celebración de eventos de más 5.000 personas.

Loading...

Cuando en España rozábamos los 440 contagios por Covid-19 y la cifra de fallecidos ascendía ya a diez personas en España, Madrid celebraba el día Internacional de la Mujer. Una manifestación a la que acudieron 120.000 personas. Solo cinco días después de la manifestación , el número de casos empezó a dispararse no sólo en Madrid, sino en toda España. De hecho, varios miembros del Gobierno, que estuvieron codo con codo, besándose y sin mantener las medidas de seguridad que llevaba implantadas en los países de nuestro entorno, se contagiaron.

Los primeros casos confirmados fueron los de la ministra de Igualdad, Irene Montero; y la titular de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Le siguieron la viceministra Carmen Calvo y la mujer del presidente Pedro Sánchez, Begoña Gómez. Todas encabezaron la marcha.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Sociedad

Tiros por la espalda y remate a cuchillo, así actuaba el FRAP, el salvaje grupo terrorista en el que militó el padre de Pablo Iglesias

Published

on

Comparta este artículo.

¿Qué era el FRAP y por qué se revolvió un Pablo Iglesias aparentemente contenido contra Cayetana Álvarez de Toledo cuando la diputada del PP le acusó en el Congreso esta semana de ser «hijo de terrorista»?

 

Francisco Javier Iglesias fue detenido en vísperas del Primero de Mayo de 1973 y encarcelado en la prisión madrileña de Carabanchel. El actual vicepresidente segundo del Gobierno hacía referencia a este pasado años después. «Créanme si les digo que siendo un hijo de un militante del FRAP y habiendo militado donde milité, tiene su mérito admirar a Carrillo», escribía Pablo Iglesias en 2012, admitiendo que su padre había formado parte del grupo criminal.

 

Loading...

El Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, más conocido por sus siglas FRAP, nace directamente vinculado con un ex ministro de Estado con la República durante la Guerra Civil: Julio Álvarez del Vayo, miembro de los gobiernos más radicales del Frente Popular. Un espíritu extremista cuya virulencia llevó hasta los años finales de la dictadura. Del Vayo, que no estaba de acuerdo con la reconciliación nacional por la que abogaba el histórico líder comunista Santiago Carrillo, consiguió la fusión de algunos miembros del Partido Comunista de España (marxista-leninista) y de Vanguardia Socialista para crear el FRAP con el deseo de instaurar un régimen republicano.

El ex ministro había logrado que algunos adeptos a su grupo, Unión Socialista Española, colocaran pequeños artefactos sin mayores consecuencias, pero con el FRAP llegó la sangre. Su nueva banda actuó durante 5 años, desde 1973 a 1978, causando cinco víctimas mortales entre los cuerpos de seguridad de la época franquista.

Según José García San Pedro, autor de «Terrorismo: aspectos criminológicos y legales», «el FRAP estaba llamado a ser el embrión de un futuro ejército popular cuya estructura básica estaría formada por “escuadras de tiro”, compuestas por grupos de tres a cinco hombres y encuadradas orgánicamente en “destacamentos de asalto” que a su vez constituirían “batallones de choque” incluidos en “brigadas móviles”. La realidad fue que, a pesar de este voluntarista y pretencioso planteamiento, no lograron pasar de la primera fase estructural, y sus actividades violentas se redujeron a una serie de atracos y robos y a cuatro asesinatos».

En opinión de Carmen Ladrón de Guevara, abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), los asesinatos del FRAP fueron cinco, aunque asegura a LA RAZÓN que podría haber un sexto caso «cuya autoría es dudosa entre el FRAP y los GRAPO y es el del policía Diego del Río, asesinado en Barcelona el 29 de septiembre de 1975».

Los terroristas no escatimaron en violencia para cumplir sus propósitos criminales, como atestigua el modo en que acabaron con sus víctimas:

–El policía Juan Antonio Fernández Gutiérrez, de 21 años, adscrito a la Brigada Político Social, acudió junto a otros compañeros a disolver una marcha del 1 de mayo y, cuando los manifestantes salieron corriendo, otro grupo les atacó con machetes. Murió apuñalado y otros cuatro agentes fueron heridos.

–El mismo 1 de mayo de 1973 cayó también el subinspector del Cuerpo General de Policía Manuel Pedregal Manzano.

–El policía Lucio Rodríguez Martín, de 23 años, que no llevaba ni un año en activo, prestaba servicio de vigilancia en la puerta de las oficinas de Iberia en Madrid. Fue acribillado –recibió hasta ocho tiros en la cabeza, el cuello, el hombro, el brazo y el abdomen– por tres terroristas del FRAP el 14 de julio de 1975. Los asesinos fueron detenidos dos horas después. Serían condenados a muerte.

–El teniente de la Guardia Civil Antonio Pose Rodríguez, de 49 años, murió cuando se dirigía a casa tras aparcar su coche en la calle. Varios terroristas del FRAP le asesinaron a tiros en Madrid el 16 de agosto de 1975, delante de un niño de 12 años, cuando volvía de su trabajo en la Agrupación de Tráfico. Los terroristas también fueron detenidos rápidamente. En la operación policial fueron detenidas 36 personas integrantes del FRAP.

–El policía Juan Ruiz Muñoz, de 49 años, fue asesinado por dos terroristas del FRAP el 14 de septiembre de 1975 en Barcelona. Le dispararon por la espalda cuando regresaba a casa tras prestar servicio y le remataron en el suelo. Se ensañaron con él dándole varios cortes con armas blancas en el cuello y en la espalda.

Ladrón de Guevara ha estado investigando sobre las víctimas del terrorismo de grupos de extrema izquierda, un trabajo que será publicado próximamente. «Me ha costado mucho localizar a las víctimas del FRAP», asegura, «no hay nada publicado» y existe «cierta confusión con respecto a otros grupos, pero la conclusión de mi investigación con documentos son esas cinco».

Según indican fuentes de la AVT, todavía quedan algunas víctimas que resultaron heridas pero son reacias a dar su testimonio. Sí lo hizo en 2017 Justo Pozo Cuadrado, ya fallecido. Pozo era un policía que el 19 de julio de 1975 sufrió en Madrid un ataque del FRAP que le costó una incapacidad de por vida. Su sobrecogedor relato lo recogió laSexta. «Veo dos chicos jóvenes, uno parece que tenía un periódico [simula llevarlo pegado al costado] y saca un pistolón así, y empezaron a tirar y a tirar, a pegarme tiros, y yo gritaba: “¡A mí no me matéis!” [se emociona]. Y ni pío, allí nada más que pum, pum, pum, pum…». Le acribillaron a balazos –fue alcanzado en el brazo izquierdo, un pie, el glúteo izquierdo y, el impacto más grave, en el estómago con orificio de entrada por la ingle– que le costaron secuelas durante más de cuarenta años. Sus atacantes estuvieron dos años en la cárcel y se beneficiaron de la amnistía de 1977. Justo describía lo que había sido su existencia desde el atentado como «una tortura, toda la vida de hospital en hospital».

Existe además un terrible suceso –se saldó con 78 muertos y 113 heridos– que podría haber hecho incrementar considerablemente las víctimas del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota. Y es que en las horas posteriores al incendio del Hotel Corona de Aragón el 12 de julio de 1979, el FRAP y la organización terrorista ETA asumieron supuestamente por vía telefónica al «Heraldo de Aragón» su autoría y, aunque no se le dio crédito, no sería descartable, según algunas fuentes.

También se ha vinculado con el FRAP el asesinato del vigilante de seguridad Jesús Argudo Cano el 2 de mayo de 1980 en Zaragoza. En este caso, la banda terrorista habría reivindicado la muerte del vigilante mediante llamadas telefónicas a la agencia Efe y al diario «Aragón Express». En una respuesta en el Congreso de los Diputados, el entonces ministro del Interior, Juan José Rosón, se refirió a «la aparición, afortunadamente hasta el momento como embrión, de otros grupos, como al parecer, fue la reactivación del FRAP con un atentado en Zaragoza».

En diciembre de 2018, la Fiscalía de la Audiencia Nacional dio un año de plazo al servicio de información de la Guardia Civil para investigar el atentado de Argudo, pero concluido ese tiempo se archivó a falta de pruebas contundentes.

En esos años 80 habría habido una supuesta reactivación de la banda criminal, según narra Sophie Baby en su libro «El mito de la transición pacífica: violencia y política en España (1975-1982)», donde explica que entre julio de 1978 y junio de 1979 «los 21 miembros del FRAP detenidos entran en prisión en virtud de la legislación antiterrorista, acusados de 50 atracos, en los que se habría sustraído una cantidad total de 50 millones de pesetas».

El 27 de septiembre de 1975, tres de los militantes del FRAP –José Luis Sánchez Bravo Solís, José Humberto Baena Alonso y Ramón García Sanz– forman parte, junto a dos miembros de ETA, de los últimos fusilados por la dictadura franquista.

 

Maquillaje en Wikipedia



Tras la polémica entre Álvarez de Toledo e Iglesias, en poco más de media hora hubo hasta 20 cambios de edición en la entrada de Wikipedia referente al FRAP. De «organización terrorista» pasaba a ser «organización de orientación ideológica antifascista» y en vez de usar «la violencia» se leía que «luchó» contra la dictadura. De estar abierta, la página pasó a quedar semiprotegida: ahora solo pueden editarla usuarios autoconfirmados.

Fuente: La Razón


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish