Connect with us

Asia

Las autoridades chinas obligaron a la población a silenciar la aparición del coronavirus

Published

on

El criador de cerdos Han Yi se limpia las lágrimas mientras habla con Reuters en su granja en una aldea en el condado de Changtu, provincia de Liaoning, China, 17 de enero de 2019 en una imagen de archivo
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Dominique Patton.- Cuando el virus mortal se descubrió por primera vez en China, las autoridades le dijeron a las personas que lo sabían que se callaran. Por temor a represalias de Beijing, los funcionarios locales no ordenaron pruebas para confirmar los brotes y no advirtieron adecuadamente al público cuando el patógeno propagó la muerte en todo el país.

Todo esto sucedió mucho antes del brote de coronavirus de China, que se ha cobrado más de 3.000 vidas en todo el mundo en menos de tres meses. Durante los últimos 19 meses, el secreto ha obstaculizado la respuesta de la nación a la peste porcina africana, una epidemia que ha matado a millones de cerdos.

Loading...

Una investigación de Reuters descubrió que la rápida propagación de la peste porcina fue posible gracias a la subnotificación sistémica de brotes en China. E incluso hoy, el secreto burocrático y los incentivos políticos perversos continúan socavando los esfuerzos chinos para derrotar una de las peores epidemias de ganado en la historia moderna.

El manejo temprano y secreto de Beijing de la epidemia de coronavirus tiene similitudes preocupantes con sus errores al contener la peste porcina africana, pero con el riesgo mucho mayor de una infección humana. Después de que se descubriera el coronavirus en diciembre de 2019 en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, los funcionarios locales y nacionales tardaron en hacer sonar la alarma y tomar medidas que los expertos en enfermedades dicen que son necesarias para contener brotes mortales. Beijing continúa con la mordaza a las noticias negativas y las publicaciones en línea sobre la enfermedad, junto con críticas a la respuesta del gobierno.

Con la peste porcina, Beijing estableció un tono de furtividad en todo el gobierno y la industria al negar o minimizar la gravedad de una enfermedad que el sector de la carne estima ha reducido los 440 millones de cerdos heredados de China por más de la mitad. La epidemia ha quitado del mercado una cuarta parte de los cerdos del mundo, ha afectado los medios de vida, ha provocado un aumento de los precios de la carne en todo el mundo y ha llevado la inflación de los alimentos a un máximo de ocho años.

Los encubrimientos en China, junto con el financiamiento insuficiente de la ayuda para los criadores de cerdos devastados y la débil aplicación de las restricciones sobre el transporte y la matanza de cerdos, han permitido la propagación del virus del ganado hasta el punto de que ahora amenaza a los criadores de cerdos en todo el mundo, según los veterinarios, la industria analistas y productores de cerdos. Desde el brote en China, la peste porcina africana ha estallado en 10 países de Asia.

El vacío de información creíble ha hecho que sea imposible para los agricultores, la industria y el gobierno decir cómo y por qué la enfermedad se propagó tan rápidamente, lo que dificulta las medidas preventivas, dijo Wayne Johnson, un veterinario con sede en Beijing que dirige Enable Ag-Tech Consulting. “Para tenerlo bajo control, hay que saber dónde está”, dijo Johnson.

El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China dijo en un comunicado a Reuters que ha informado en repetidas ocasiones a todas las regiones la importancia de transmitir oportunamente y con precisión sobre los brotes de peste porcina africana y que tiene cero tolerancia para ocultar y retrasar la notificación de casos.

Las entrevistas con granjeros, analistas de la industria y los principales proveedores del sector porcino de China indican lo contrario. Más de una docena de agricultores chinos dijeron a Reuters que informaron brotes de enfermedades a las autoridades locales que nunca llegaron a las estadísticas oficiales de Beijing. Esas infecciones no se informan a las autoridades centrales en parte porque los condados carecen del efectivo para cumplir con un requisito separado de Beijing para compensar a los granjeros por los cerdos muertos para controlar la enfermedad.

El presidente chino, Xi Jinping, quedó en el ojo de la tormenta por el ocultamiento que su régimen hizo del brote temprano del coronavirus. Su gobierno también ocultó la fiebre porcina africana

Los funcionarios locales también han evitado informar brotes por temor a las consecuencias políticas. Y se han negado rutinariamente a evaluar a los cerdos para detectar el virus cuando se reportan muertes masivas, según entrevistas con granjeros y ejecutivos de productores corporativos. Un granjero de apellido Zhao, que cría un rebaño en la provincia de Henan, dijo que las autoridades locales se lo dijeron cuando se resistieron a registrar el brote que informó en su granja, que arrasó con su rebaño.

“’No hemos tenido un solo caso de peste porcina africana. Si lo denuncio, tenemos un caso’”, recordó Zhao que le dijo un funcionario. Los oficiales locales no pudieron ser contactados para hacer comentarios y un fax en busca de comentarios quedó sin respuesta.

Cuando llegó el coronavirus, las autoridades chinas reaccionaron con impulso para asegurar al público que todo estaba bien. La primera muerte reportada por el virus, también conocida como SARS-CoV-2, se produjo el 9 de enero, un hombre de 61 años en Wuhan. En los días siguientes, las autoridades chinas dijeron que el virus estaba bajo control y no era ampliamente transmisible.

Las garantías llegaron a pesar de la falta de datos confiables y capacidad de prueba en Wuhan. Los kits de prueba para la enfermedad no se distribuyeron a algunos de los hospitales de Wuhan hasta aproximadamente el 20 de enero, dijo a Reuters un funcionario del Centro Provincial de Control y Prevención de Enfermedades de Hubei (Hubei CDC). Antes de eso, las muestras tenían que enviarse a un laboratorio en Beijing para su análisis, un proceso que tardó entre tres y cinco días en obtener resultados, según las autoridades sanitarias de Wuhan.

Durante esa brecha, los hospitales de la ciudad redujeron el número de personas bajo observación médica de 739 a 82, según datos de las autoridades sanitarias de Wuhan compiladas por Reuters, y no se informaron nuevos casos dentro de China.

La superioridad de China ha incrementado dramáticamente la respuesta de salud pública desde sus primeros pasos en falso. Beijing construyó nuevos hospitales en días para tratar a los enfermos y lanzó un bloqueo sin precedentes del epicentro de la enfermedad el 23 de enero, primero puso en cuarentena a los 11 millones de residentes de Wuhan en su hogar, luego suspendió el transporte en las principales ciudades de la provincia de Hubei, donde viven unas 60 millones de personas.

Aún así, los intentos iniciales de controlar estrictamente la información dejaron a muchas personas inconscientes de los riesgos e incapaces de tomar precauciones que podrían haber evitado la infección, y la supresión de noticias y comentarios continúan hoy. Las autoridades de Wuhan reprendieron a ocho personas a las que acusaron de difundir información “ilegal y falsa” sobre la enfermedad. Uno de ellos, el doctor Li Wenliang, de 34 años, murió más tarde por coronavirus, lo que provocó una reacción violenta en las redes sociales.

Se permitieron algunas publicaciones críticas durante un breve e inusual período de apertura en línea a fines de enero. Pero los censores de Beijing, la Administración del Ciberespacio de China (CAC), han tomado medidas enérgicas contra las publicaciones sobre Li y otra información que las autoridades consideran negativa, según las órdenes de censura del CAC enviadas a los medios de comunicación en línea y vistas por Reuters. Un aviso del CAC ordenó a los puntos de venta en línea que protejan contra la “información dañina”. Otro les ordenó no “empujar ninguna historia negativa”.

El CAC no respondió a una solicitud de comentarios enviada por fax.

Brotes no reportados

Beijing tuvo años para prepararse para la peste porcina africana. Los veterinarios han advertido con frecuencia a las autoridades chinas sobre los riesgos desde que la enfermedad comenzó a extenderse por la región del Cáucaso en 2007.

Los cerdos infectados por el virus sufren inicialmente fiebre alta, pérdida de apetito y diarrea. Luego, su piel se vuelve roja cuando comienza la hemorragia interna y sus órganos se hinchan, lo que lleva a la muerte en tan solo una semana.

Sin una vacuna o cura disponible para la enfermedad, los expertos recomiendan que los cerdos infectados y otros alojados en el mismo establo sean sacrificados, con los cadáveres quemados o enterrados para evitar una mayor infección. Las granjas, equipos y vehículos que podrían estar contaminados deben limpiarse y desinfectarse a fondo.

El primer caso en China fue descubierto el 1 de agosto de 2018, en una granja cerca de Shenyang, en la provincia nororiental de Liaoning. Solo dos semanas después, el virus se encontró a más de 1,000 kilómetros al sur en cerdos comprados por el principal procesador de carne de cerdo del país, WH Group, de otra provincia del noreste, Heilongjiang.

Le tomó a Beijing otras dos semanas bloquear las exportaciones de cerdos de toda la región, y esa y otras restricciones de transporte se aplicaron de manera deficiente, dijeron Johnson y otros expertos de la industria. WH Group declinó hacer comentarios.

Un factor detrás de la epidemia: los consumidores chinos prefieren la carne de cerdo fresca, directamente del matadero, en lugar de refrigerada. Esto significa que cientos de miles de cerdos vivos se mueven largas distancias todos los días para suministrar procesadores en las principales ciudades. Ese movimiento de masas propagó la enfermedad implacablemente.

Durante los primeros cuatro meses del brote, Beijing reportó casos de peste porcina casi a diario a medida que el virus se propagaba desde el noreste hasta el centro de China, hacia el oeste hasta Sichuan y hasta la enorme provincia de Guangdong a fines de año. Los veterinarios creen que el virus se propagó rápidamente porque puede sobrevivir durante semanas en equipos agrícolas sucios o camiones de ganado.

Y, sin embargo, las brechas en el conteo y el seguimiento de la enfermedad porcina han sido rutinarias en China. Reuters encontró una sorprendente ausencia de brotes reportados en algunas de las regiones porcinas más productivas de la nación.

Por ejemplo, casi ninguno de los brotes reportados provino de las principales provincias de Hebei, Shandong y Henan. Las tres provincias contiguas del norte fueron la fuente de aproximadamente el 20% de los 700 millones de cerdos que China sacrificó en 2017. Muchos provenían de granjas de traspatio, que constituyen una gran parte de la industria de China y han demostrado ser lugares fértiles para la enfermedad. Sin embargo, cada una de las tres provincias ha reportado un solo caso de peste porcina africana, a pesar de los informes anecdóticos generalizados de brotes allí que fuentes de la industria creen que mataron a millones de cerdos.

Ni Shandong ni las autoridades de Henan respondieron a las solicitudes de comentarios. El departamento de agricultura de Hebei dijo que había “informado y verificado estrictamente la epidemia” y que la situación de la enfermedad era actualmente “estable”.

Seis granjeros de Henan dijeron a Reuters que informaron brotes a fines de 2018 y la primera mitad de 2019. En algunos casos, las autoridades locales ayudaron a lidiar con los cerdos muertos, dijeron, pero nunca detectaron el virus.

Millones de personas están utilizando máscaras faciales e impermeables de plástico como protección contra el coronavirus en Shanghai

Eso es lo que sucedió cuando Wang Shuxi, un agricultor en el condado de Gushi de Henan, perdió más de 400 cerdos en marzo de 2019. Wang dijo que no tenía dudas de que sus cerdos tenían peste porcina africana, a pesar de que las autoridades nunca los probaron, y no pudieron hacerlo. ellos mismos, porque Beijing no permitía la venta comercial de kits de prueba de enfermedades en ese momento.

Sus cerdos mostraron síntomas reveladores de la enfermedad. “Todo el cuerpo se puso rojo”, dijo. Inyectó a los animales con un medicamento contra la fiebre en vano. “Al principio, no comían, e incluso después de las inyecciones, seguía volviendo”, dijo. “Si no puede curarlo, sabe que es la peste porcina”.

Los gobiernos provinciales y de los condados tenían fuertes incentivos para evitar verificar y reportar brotes debido a las reglas de Beijing para compensar a los agricultores, dijo Huang Yanzhong, especialista en gobernanza de la salud del Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York.

Bajo un plan de contingencia para la peste porcina africana elaborado en 2015, Beijing ordenó el sacrificio de todos los cerdos en las granjas donde se encuentra la enfermedad y en todas las granjas dentro de un radio de tres kilómetros. El gobierno central aumentó la compensación de 800 yuanes (115 dólares) a 1,200 yuanes por cada cerdo sacrificado en 2018. Beijing generalmente prometió proporcionar entre 40% y 80% del dinero, dependiendo de la provincia. Las localidades financiarían el resto.

En abril de 2019, el ministerio nacional de agricultura dijo que el gobierno central había asignado 630 millones de yuanes para sacrificar 1.01 millones de cerdos para contener la enfermedad. Pero ese dinero no era suficiente o no se pagaba regularmente, dijeron los agricultores a Reuters. Ninguno de una docena de granjeros que dijeron a la agencia que intentaron informar sobre brotes dijeron que habían recibido los 1.200 yuanes prometidos por cada cerdo.

Muchos no tienen nada. Wang, el granjero del condado de Gushi, dijo que casi un año después de la muerte de sus cerdos, no recibió ninguna recompensa. No se pudo contactar a los funcionarios del condado de Gushi para hacer comentarios.

Muchos granjeros, ansiosos por rescatar el valor de sus rebaños, han recurrido a enviar a sus cerdos al matadero a la primera señal de enfermedad, empujando así el virus al suministro humano de alimentos. El virus de la peste porcina no amenaza a las personas. Pero su presencia en la carne, donde puede sobrevivir durante semanas, crea un ciclo de infección porque muchos agricultores de traspatio alimentan a los cerdos con restos de restaurantes que incluyen carne de cerdo.

La alimentación con basura causó 23 brotes en 2018, dijo Huang Baoxu, subdirector del Centro de Epidemiología y Salud Animal de China, a los periodistas en una reunión informativa en noviembre de ese año. Sus comentarios fueron un caso raro en el que el gobierno central reveló hallazgos sobre la propagación del virus del cerdo. El centro se negó a comentar para esta historia.

Es probable que los agricultores que visitan los mataderos que se dedican a los cerdos enfermos también contagien el virus en sus camiones o equipos y lo transmitan a sus granjas, dijo Johnson.

En la provincia sureña de Guangxi, la enfermedad se extendió durante la primavera de 2019 y principios del verano, dijeron varios agricultores a Reuters el año pasado. El condado de Bobai fue golpeado fuertemente.

Un agricultor de Bobai de apellido Huang dijo que perdió casi 500 cerdos durante abril y mayo y que trató de denunciar los cerdos enfermos al gobierno local pero fue ignorada. El funcionario con el que habló por teléfono nunca llegó a su granja. Le dijo a Huang que sus cerdos no podían salvarse, pero que no tenían peste porcina africana. Su consejo, ella dijo: “date prisa y vende los cerdos mientras puedan ser vendidos”.

Huang dijo que vendió más de 30 cerdos que creía que tenían el virus. Se veían saludables cuando ella los vendió, dijo. Otros vendieron obviamente cerdos enfermos a precios muy bajos. “Los comerciantes se llevaron a todos los cerdos, incluidos los enfermos, siempre que pudieran caminar hacia los camiones”, dijo.

Huang enterró a sus cerdos muertos diariamente durante semanas en la tierra de un pariente. Otros simplemente arrojaron a sus cerdos muertos al borde del camino o en las montañas, dijo. El gobierno no brindó ayuda.

Eventualmente, a fines de mayo, el condado de Bobai reportó un cerdo muerto por la enfermedad, muestran estadísticas oficiales.

Las autoridades de Guangxi no respondieron a una solicitud de comentarios, y no se pudo contactar a los funcionarios de la oficina de agricultura del condado de Bobai.

El Ministerio de Agricultura de Beijing dijo en un comunicado que había emitido una orden de agosto de 2019 que requería castigos en situaciones donde las localidades no informaron brotes. El ministerio dijo que impuso una disciplina no especificada a más de 600 miembros del personal local por lo que llamó fallas en el manejo de la enfermedad que se descubrieron en sus investigaciones de áreas problemáticas.

La práctica de procesar cerdos infectados ha persistido a pesar de las nuevas reglas de Beijing en julio que requerían que los mataderos evaluaran el virus en todos los lotes de cerdos. El ministerio de agricultura dijo en enero que el 5% de las más de 2,000 muestras tomadas de los mataderos en noviembre dieron positivo para la enfermedad.

Un estudio australiano en septiembre descubrió que el 48% de los productos cárnicos confiscados a los viajeros asiáticos que llegaban a sus puertos y aeropuertos contenían el virus.

“Mostró que hay una gran cantidad de infección no revelada que no se informa a las autoridades”, dijo Trevor Drew, director del Laboratorio Australiano de Sanidad Animal.

Una de esas brechas de información está en la cima de la industria: los grandes productores corporativos de cerdos de China. También han sido duramente afectados por la enfermedad, a pesar de tomar medidas más amplias que las granjas de traspatio para desinfectar camiones y exigir a los trabajadores que se cambien de ropa y se duchen antes y después de los turnos.

Ninguno de los principales productores de China que cotizan en bolsa ha anunciado públicamente ningún brote de peste porcina, pero los ejecutivos de los principales productores de cerdos reconocieron en entrevistas con Reuters que sus rebaños fueron afectados por la enfermedad.

El conglomerado tailandés C.P. Pokphand, uno de los principales productores de cerdos de China, ha tenido brotes de peste porcina en granjas en las provincias de Liaoning, Shandong, Henan y Jiangsu, dijo a Reuters Bai Shanlin, director ejecutivo de operaciones de China, en una rara admisión de una empresa cotizada. Los ejecutivos de otras tres compañías que cotizan en bolsa, también entre los principales productores de cerdos de China, reconocieron brotes en varias granjas, pero declinaron ser identificados.

Ninguno de los brotes que estas grandes empresas han confirmado a Reuters fue reportado por Beijing, según una revisión de Reuters de los datos del ministerio de agricultura sobre brotes.

Para agosto de 2019, un año después de que se descubriera el primer caso en China, los precios de la carne de cerdo habían superado un récord establecido en 2016. Y todavía estaban subiendo. Con una celebración nacional crucial que se acerca en octubre -el 70 aniversario de la fundación de la República Popular- los principales líderes de China tomaron nota. La carne de cerdo es un alimento básico de la cocina china, y el aumento de la producción de carne ha sido uno de los logros más importantes en el impulso de décadas del Partido Comunista para traer prosperidad a China.

En una video conferencia ese mes con funcionarios de las 34 provincias y regiones, el viceprimer ministro Hu Chunhua emitió una advertencia: suficiente carne de cerdo era vital para la vida de las personas y la estabilidad del país. Llamó a la recuperación urgente de la manada como una “tarea política” clave.

Una serie de nuevas políticas e incentivos de producción surgió de Beijing. Y a medida que las provincias se unieron para reponer la manada de la nación, los informes de peste porcina africana se hicieron aún más raros. Los brotes de enfermedades reportados por el ministerio de agricultura han disminuido desde agosto. En enero, el ministro de Agricultura, Han Changfu, dijo que la situación se ha estabilizado.

Sin embargo, las estadísticas del gobierno están plagadas de contradicciones. El ministerio ha reportado 163 brotes de peste porcina africana desde agosto de 2018 y dijo que 1.19 millones de cerdos han sido sacrificados, una fracción del 1% del rebaño total de China. Los datos separados del ministerio que rastrean el rebaño muestran mensualmente que, para septiembre de 2019, el rebaño se había reducido en un 41% respecto al año anterior.

Estas estimaciones oficiales de la disminución son demasiado bajas, dijeron a Reuters tres importantes proveedores de la industria.

“Es al menos el 60%”, dijo Johan de Schepper, director gerente de la firma holandesa de ingredientes para piensos Agrifirm International. Su evaluación, basada en las ventas a unos 100 grandes productores de cerdos, se hizo eco de la de otros en la industria.

El virus todavía está matando cerdos en todo el país y la manada aún puede estar disminuyendo, dicen los agricultores y proveedores de la industria. “La mitad de la manada se había ido antes de este invierno, y creo que la mitad del resto se habrá ido para el final de la temporada”, dijo Johnson, el veterinario, citando conversaciones con clientes de toda China.

El problema: algunas áreas se vieron afectadas por una segunda ola de la enfermedad.

La provincia de Henan está entre ellos, dijeron los agricultores a Reuters. El año pasado, alrededor del 60% de la manada de Henan fue aniquilada, principalmente en las áreas densamente cultivadas en el sur y oeste de la provincia, escribieron analistas de Guotai Junan Securities en un memorando interno visto por la agencia. Recientemente, señaló la nota, el virus se ha movido a través del este de Henan, eliminando otro 20%.

La enfermedad arruinó a Zhao, el agricultor de la provincia central china de Henan. El virus atacó en octubre, causando fiebre alta, sangrado interno, vómitos y diarrea en sus cerdos. Solo dos sobrevivieron. Los otros 196 murieron en una semana.

Cuando Zhao trató de informar el brote a la autoridad veterinaria del condado, dijo, las autoridades lo alentaron a que se callara. Un funcionario local le recordó el mandato nacional de sacrificar a todos los cerdos a menos de tres kilómetros de una granja infectada. Eso podría significar un desastre para sus vecinos si Zhao hablaba.

“Si se descubre que se trata de peste porcina africana, las personas cercanas deberán dejar de criar cerdos”, recordó Zhao que le dijo un funcionario local. Zhao decidió no presentar un informe para proteger a sus vecinos, dijo a Reuters en una reciente visita a su granja.

Más arriba en la jerarquía política, el vicegobernador de la provincia de Henan fue citado por la oficina de agricultura provincial diciendo en diciembre que Henan había estado libre de la enfermedad durante 14 meses, después de un solo caso reportado en septiembre de 2018. El gobierno provincial no respondió a las solicitudes de comentarios.

El juego de desinformación continúa. Zhao dice que cuando los funcionarios del condado llegaron a su granja en enero, registraron que todavía tenía 180 cerdos. De hecho, dijo, solo tenía los dos cerdos que sobrevivieron al brote de octubre.

“El país se mantiene en la oscuridad”, dijo.

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

(VIDEO DESGARRADOR) CHINA: ¿Qué esconde el mayor régimen dictatorial del planeta? (SEGUNDA PARTE)

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

“GENOCIDIO MEDICO“

Poco después del inicio de la persecución, el Partido Comunista Chino, se encontró con las prisiones casi llenas con practicantes de Falun Dafa, que en su gran mayoría no renunciaban a la práctica que había cambiado sus vidas para mejor. La superpoblación en las prisiones se convirtió en un problema cada vez más acuciante, que generaba unos gastos muy elevados.

Pero el PCCh rápidamente encontró la manera de “ahorrar”. “Capitalizar” a los practicantes de Falun Dafa de un modo distinto a llevarlos a los campos de trabajo forzados, es decir, vendiéndolos. No como esclavos, no vivos, sino “a trozos”. Así idearon los cimientos de una industria macabra que por su tamaño no tiene precedentes en la historia de la humanidad: la sustracción forzada de órganos a gran escala auspiciada por el Estado. Lo que siguió fue un verdadero “genocidio médico”, que sigue aún en funcionamiento y que genera enormes beneficios.

Loading...

¿Cómo funciona la máquina de matar?. Inmediatamente después del internamiento en prisiones o campos de trabajos forzados, los practicantes de Falun Dafa son sometidos a análisis médicos exhaustivos y la información resultante se ingresa en una base de datos. Prácticamente el PCCh ha creado como advierten los expertos, un verdadero “banco de órganos vivos”. Cuando el comprador aparece, los “donantes compatibles” son llevados al quirófano para morir. En otras palabras, la fundación de un sistema estatal para matar a sus ciudadanos a beneficio del estado v con el fin de enriquecerse.

“El aparato de seguridad estatal lanzo la campaña para eliminar Falun Gong in 1999. En 2001 más de un millón de practicantes encarcelados en el sistema Laogai (el sistema de campos de internamiento para la reeducación mediante trabajos forzados), fueron sometidos a test médicos específicos y los hospitales chinos tanto militares como civiles, comenzaron a expandir sus unidades de trasplante”, declara el periodista Ethan Gutmann, autor de importantes investigaciones en este asunto.

Y la demanda era inmensa, ya que los tiempos de espera para un órgano compatible se computan en semanas, mientras que en el mundo civilizado, los enfermos esperan años en las listas para obtener un órgano y ser trasplantados.

Con las prisiones llenas de “mercancía humana”, esta nueva industrio macabra, creció de forma exponencial con centros de trasplante estableciéndose uno tras otro en toda China.

Muchos de los “clientes” venían del extranjero, convirtiéndose con o sin su voluntad en cómplices de los crímenes. Un “fenómeno desconocido para el mundo” –el “turismo de trasplantes”-con destino a China, el país con órganos disponibles bajo pedido, para todos aquellos que están dispuestos a pagar el precio.

“Si vas a China para un trasplante de hígado, -durante las tres semanas que estarás allí-, significa que está planificado ejecutar a alguien. Deberán encontrar un prisionero sano con el grupo sanguíneo correcto, compatibilidad de tejidos y el tamaño de hígado necesario, y el prisionero debe estar listo para la “extracción” en el plazo comprometido con el “turista de trasplantes”.

Aunque el conocimiento público del asunto es limitado, por intereses varios (económicos políticos, etc.), la sustracción forzada de órganos a los prisioneros de conciencia· en China ha provocado resonancia internacional. Incluso el Parlamento Europeo ha adoptado resoluciones condenando y exigiendo al gobierno chino el acabar con esta industria macabra.

Y en varios países como Israel, Taiwán, España, Austria e Italia las acciones del régimen comunista han forzado cambios en la legislación, prohibiendose en todos estos países, lo que se denomina como “turismo de trasplantes”.

Un informe independiente sobre la sustracción forzada de órganos publicado en junio 2016 revela una realidad horripilante; Los hospitales chinos especializados en estas operaciones, han trasplantado entre 60.000 y 100.000 órganos anualmente desde el año 2000. Si tomamos en consideración el hecho de que la persecución ya dura veinte años, los números acumulados son tremendamente impactantes.

”El régimen chino está totalmente implicado en el asesinato en masa de gente inocente” dice uno de los autores de la investigación, David Matas, un renombrado abogado de derechos humanos que describe el “genocidio medico“ del PCCh como “una forma de maldad sin precedentes en este planeta”.

Parte de esta realidad puede verse en el documental “Genocidio médico: Crímenes en masa ocultos en la industria de trasplante de órganos en China”.

RESISTENCIA PACIFICA

Han pasado más de dos décadas desde que Jiang Zemin inició la campaña para exterminar a los seguidores de Falun Dafa. Y a pesar de que el dictador esperaba erradicar la práctica en tres meses, en realidad sucedió lo contrario. Falun Dafa no solo no desapareció, sino que se expandió por todo el mundo a más de 110 países. A lo largo de los años, ha recibido miles de premios y reconocimientos y su fundador ha sido nominado cinco veces al premio Nobel de la Paz por su contribución a la humanidad mediante los principios y beneficios de la práctica.

Los practicantes de Falun Dafa han dado al mundo un ejemplo de coraje y dignidad con su resistencia pacífica pero firme frente a la brutalidad del régimen chino. Muchos de ellos, asumiendo riesgos personales, trabajaron sin descanso para exponer y detener estas atrocidades.

La distribución de material informativo para contrarrestar la propaganda estatal, el exponer públicamente tanto local como internacionalmente a los oficiales y “verdugos“ involucrados en la persecución, acciones legales, protestas pacíficas ante las embajadas y consulados chinos alrededor del mundo, peticiones a Naciones Unidas firmadas por millones de personas, etc – estos son algunos de los varios métodos de los seguidores de Falun Dafa para combatir la campaña de exterminio.

Como resultado de estos esfuerzos incansables, muchos ciudadanos chinos han visto más allá de la propaganda y falsedades difamatorias del PCCh y en repetidas ocasiones, han actuado para apoyar a los practicantes de Falun Dafa. Aun mas, algunos de aquellos que han perseguido a los practicantes de Falun Dafa han cambiado de actitud radicalmente: Freedom House y otras fuentes han mostrado casos, en los que miembros de las fuerzas de la ley o servidores civiles en determinados lugares, han protegido activamente a adherentes de Falun Dafa y han rechazado arrestarlos por su actividades de información publica.

La exposición pública de estas atrocidades ha activado en China una tendencia constante y cada vez mayor, de renuncias al partido Comunista Chino y sus organizaciones afiliadas que esta sacudiendo al PCCh desde su interior.

A nivel internacional, hay también un buen número de apoyos fuertes y públicos contra la persecución.

A pesar de ello, los crímenes siguen sucediendo.

Sólo podremos tener justicia cuando los que no han sido heridos por la injusticia se sientan tan afectados como los que sí lo son“

– Solón, líder ateniense del siglo VII


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

CHINA: ¿Qué esconde el mayor régimen dictatorial del planeta? (PRIMERA PARTE)

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

A una mujer embarazada de siete meses la colgaron de una tubería. Sus dos manos atadas con una cuerda áspera pasada por una polea unida a la tubería. Retiraron el taburete que tenía bajo sus pies para que la mujer quedara suspendida en el aire. La tubería a 3-4 metros sobre el suelo. Uno de los extremos de la cuerda era sujetada por los guardias. Cuando los guardias tiraban de la cuerda, la mujer quedaba suspendida en el aire, mientras que al soltarla caía bruscamente al suelo. Esta mujer embarazada fue torturada de este modo hasta que perdió su bebe aún no nacido. Más sádico y cruel fue que forzaron a su marido a presenciar la tortura personalmente.“

La historia anterior no es parte de una película de terror. Sucedió en el campo de trabajos forzados de Wanjia en China y no es un caso aislado. Como esta mujer que perdió a su bebe y que vio de cerca la muerte, desde 1999, millones de víctimas inocentes han sufrido una persecución de tal brutalidad que supera cualquier lógica humana, solo porque estaban practicando Falun Dafa.

Los crímenes cometidos por el Partido Comunista chino (PCCh) contra quienes practican Falun Dafa, son conocidos desde el año 2001 y recogidos en una serie de artículos periodísticos que le valieron el premio Pulitzer a su autor. Pero eso solo fue el principio. Después, esas aseveraciones fueron investigadas, contrastadas y denunciadas en sus informes por el holandés Theo Van Boven desde el año 2001 al 2004 y el Austriaco Manfred Nowak del año 2004 al 2010, quienes fueron Relatores especiales de Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes y también una parte muy importante del mérito de haber denunciado estas aberraciones corresponde a Asma Jahangir, una abogada Pakistaní que fue Relatora Especial para ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias de agosto de 1998 a julio de 2004 (ver puntos 37 y 76 de uno de sus informes), y Relatora Especial de Naciones Unidas para la Libertad de Religión y Pensamiento de agosto de 2004 a julio de 2010.

Loading...

Aunque más de una decada ha pasado desde entonces, el mundo aún no sabe realmente lo que sucede detrás de la fachada en China , porque el Régimen comunista tiene como prioridad el mantener estas atrocidades bien ocultas a los ojos extraños. ¿Cuál es la razón para esto?. El que se conocieran sería devastador para la legitimidad e incluso la propia existencia del Partido que ha regido durante 70 años ya, un país cuya civilización y cultura habían florecido durante 5000 años.

Vamos a tratar de ir tras el telón que oculta estos crímenes a la humanidad y exponer los factores que lo han provocado.

FALUN DAFA

En los años 90, los parques del país más populoso del mundo estaban llenos de personas que practicaban unos ejercicios serenos profundamente arraigados en la cultura tradicional china. De todas las prácticas y escuelas de este tipo en ese momento, una sobresalió entre todas. No solo floreció sino que provocó cambios profundos en la sociedad china: Falun Dafa también conocido como Falun Gong.

A diferencia de otras prácticas que solo mejoran la condición física, Falun Dafa enfatiza especialmente la mejora del carácter moral del individuo al observar una serie de enseñanzas basadas en tres principios universales, verdad, benevolencia y tolerancia. Así, en unión a los ejercicios de Falun Dafa, los practicantes tratan de alinear sus pensamientos y acciones en su vida diaria a estos valores fundamentales por medio de una especie de disciplina interior, llamada “cultivación” en la cultura tradicional china.

Presentado al público en general en mayo de 1992, Falun Dafa desplego –gracias a sus beneficios–, una evolución sin precedentes en la sociedad y en solo unos pocos años, uno de cada 13 ciudadanos chinos practicaba estos ejercicios.

De hecho, los beneficios para la sociedad eran incluso reconocidos por el gobierno chino. Asi el primer estudio médico global realizado en Beijing en esa época por iniciativa gubernamental, demostró que Falun Dafa ahorraba al estado 3270 yuan por persona y año, un dinero que cuantificaba los gastos médicos que ya no eran necesarios.

El ahorro en gastos médicos no era la única razón por la que Falun Dafa era merecedor del aprecio por parte del estado, ya que además de mejorar la salud, los ciudadanos chinos que practicaban Falun Dafa, mejoraban su carácter moral constantemente, permitiéndoles ser más diligentes y ordenados en forma y en fondo en sus trabajos diarios.

Así que Falun Dafa pronto se convirtió en la práctica de esta naturaleza más extendida  en la historia de china, contribuyendo significativamente a la estabilización de una de las sociedades más complicadas del mundo. En 1998 el número de practicantes según estadísticas oficiales, rondaba entre 70-100 millones y estaba en aumento. Superaba en practicantes al número de miembros del Partido Comunista Chino (PCCh).

Y entonces algo paso que rompió a China.

UNA DECISIÓN QUE CONMOCIONO AL MUNDO

Aunque Falun Dafa por su propia naturaleza era totalmente apolítico, pacífico y traía significativos beneficios al país, el líder del PCCh Jiang Zemin decidió erradicar la práctica por completo.

El líder del PCCh de acuerdo a varios analistas, estaba muy insatisfecho con la popularidad de la práctica que tenía más adherentes que el Partido y como todo dictador, estaba preocupado por tan elevado número de personas que pensaban libremente sin tener en cuenta la propaganda oficial. Aún más, los principios de Falun Dafa, eran vistos como una oposición directa a la filosofía de la violencia y lucha de clases promovida por el Partido.

Así el 20 de julio de 1999, Jiang Zemin, desato el terror contra sus propios compatriotas. Lo que siguió fue una campaña brutal para erradicar Falun Dafa que recordaba a la gran Revolución Cultural de Mao. El deseo de Jiang era desterrar Falun Dafa de la faz de la tierra en tres meses.

Todo comenzó con una gran campaña en los medios para destruir la excelente reputación de la práctica que hasta entonces era reconocida y premiada incluso por el propio gobierno chino. Los seguidores fueron difamados, presentados como personas peligrosas, algunos con tendencias suicidas y el régimen incluso llegó a ir tan lejos como para teatralizar un gran incidente como la autoinmolación en la plaza de Tianamen. Al mismo tempo el aparato de censura de internet bloqueo la posibilidad de que la gente supiera realmente lo que estaba sucediendo.

Por tanto mientras los medios estatales mostraban a los practicantes con la peor cara, el aparato represivo del estado actuaba con todos sus recursos. Muchos practicantes se despertaron siendo echados a la fuerza de sus casas para ser llevados sin juicio alguno o con simulacros de juicio, a prisiones, campos de trabajo forzados y centros de lavado de cerebro.

Aun mas, el PCCh creo un órgano específico dedicado únicamente a perseguir a los practicantes de Falun Dafa, “la oficina 610”, un órgano extrajudicial que actúa sin restricción alguna y que recuerda mucho a la Gestapo nazi.

Cientos de miles de personal de todos los estratos sociales fueron llevados a la cárcel, -junto con verdaderos criminales- para ser “reeducados”, aun sin haber cometido falta alguna.

En unos pocos años, desde que se inició la campaña de exterminio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha documentado en sus informes decenas de miles de casos de graves torturas.

“Los informe describen escenas horrorosas en las que los detenidos, muchos de ellos unidos a Falun Gong, mueren como resultado de los maltratos, negligencia médica o atención medica inadecuada. La crueldad y brutalidad de estos actos de tortura superan cualquier descripción”, dijo en diciembre de 2003, Asma Jahangir, Relatora Especial de la ONU para ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

(CONTINUARÁ)


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

¿Porqué seguimos soportando esto? ¿Hasta cuando? ¿Hasta dónde? Pakistán: una horda musulmana ataca a un grupo de cristianos en Lahore el día de Navidad

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Compartidos

TODO EMPEZÓ CON INSULTOS OBSCENOS A JÓVENES CRISTIANAS.

Unos jóvenes musulmanes de Lahore (Pakistán) comenzaron a insultar a unas muchachas cristianas, y a hacerles propuestas obscenas. Se produjo una riña entre los jóvenes. En ese momento, una multitud de 30-35 musulmanes intervino violentamente, entrando en las casas de los cristianos para golpear a mujeres y niños. En los enfrentamientos, siete cristianos resultaron heridos, golpeados por las piedras; uno fue herido por un cuchillo.

(Asia News) Se suponía que iba a ser un día santo y lleno de alegría, pero se convirtió en un día triste y cruel. Esto es lo que ocurrió en Lahore, al final del servicio litúrgico en la comunidad eclesial evangélica cercana a la Colonia Khadim, en la zona de Amarsadhu.

Loading...

El 25 de diciembre pasado, al término del culto protestante, algunas familias con niños y niñas cruzaban la zona del mercado, cuando unos jóvenes musulmanes comenzaron a ofender a las niñas cristianas con nombres ofensivos y propuestas obscenas. Los muchachos cristianos intentaron detener la escena y se produjo una riña. En ese momento intervinieron entre 30 y 35 hombres musulmanes y comenzaron a lanzar piedras, golpeando a los cristianos. También irrumpieron en las casas para dañarlas. El enfrentamiento culminó con siete cristianos heridos por las pedradas y uno con heridas de cuchillo.

Rasheed Masih, el guardia de seguridad del templo evangélico dice que es la primera vez que ocurren este tipo de incidentes en su área. Anteriormente hubo varias peleas entre jóvenes cristianos y musulmanes. Pero esta vez el ataque provino de una multitud.

Masih cuenta que los jóvenes musulmanes empezaron a llamar «choorian» a las chicas cristianas, que iban vestidas elegantemente, y se ofrecieron a llevarlas y pasar todo el día con ellas. «Choori» es un término urdu muy ofensivo, a menudo utilizado para denominar a los barrenderos «intocables» (parias) y a los esclavos. Los musulmanes suelen utilizar el término de forma despectiva para referirse a los cristianos.

El guardia de seguridad dice que en un ataque de intolerancia, algunos musulmanes incluso intentaron entrar en el recinto de la iglesia para dañar el lugar, pero él logró detenerlos.

Saleem Iqbal, un activista por los derechos humanos, recuerda que después de los enfrentamientos, los cristianos capturaron a dos musulmanes y los entregaron a la policía. Poco después, quedaron en libertad: la policía dijo que primero debía abrirse una investigación para poder arrestarlos.

Un abogado cristiano, Sharjeel, acompañado por la policía, ayer se presentó en la casa de uno de los principales sospechosos de la violencia. El hombre musulmán salió a la puerta y dijo que esa era una casa musulmana, que en el interior de la casa había mujeres, y que por lo tanto, nadie podía ingresar.

Sharjeel le señaló que pocos días antes, él y algunos amigos suyos habían entrado en la casa de gente cristiana, donde había mujeres y niños, y que esto no les había detenido; sucedió más bien lo contrario: ellos empezaron a golpear a gente inocente.

Hasta ahora la policía no efectuó ningún arresto.


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

Al menos 5.000 perros y gatos fueron encontrados hacinados en contenedores para ser vendidos a compradores en línea en China

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

No es la primera vez que se dan a conocer casos del maltrato animal en China. Esto se ha convertido en una constante en la historia del gigante asiático que hoy es señalado mundialmente por ser el causante de la pandemia del coronavirus originada en Wuhan, ciudad donde precisamente se comercializan animales sin ningún tipo de regulación y control.

Sin embargo, en esta oportunidad el maltrato se materializó de otra forma: al menos 5 000 perros, gatos, conejos y otras criaturas fueron encontrados este fin de semana hacinados en pequeños contenedores para ser vendidos a compradores en línea. Este episodio ocurrió en la ciudad de Luohe, provincia de Henan, en el centro de China.

Loading...

Se cree que los animales fueron criados en granjas en la provincia de Anhui, en el este de China y que luego fueron enviados por correo a una distancia de 700 km hasta la provincia de destino. Las criaturas estaban almacenadas en jaulas de plástico o hierro dentro de las cajas de cartón, reseña el diario chino Global Times.

Los animales habrían sido transportados el 17 de septiembre desde una primera estación logística en Zhengzhou, en Henan, antes de ser llevados a Luohe. Sobrevivieron hasta el 22 de septiembre, fecha en la que se presume que la mayoría falleció.

Soluciones tibias

En abril de este año el Ministerio de Agricultura y Ganadería del régimen chino anunció una ley que prohíbe el consumo de carne de perros. Según el organismo, dicha decisión se debió a razones de «progreso de la civilización humana» y a la «concienciación sobre la transmisión de enfermedades de animales a humanos», señala el comunicado traducido por el portal National Geographic.

Sin embargo, ante esta medida, el pasado junio se celebró la conocida feria de carne de perro en la ciudad de Yulin. Personas de todo el país acuden allí a consumir carne con pocas medidas de higiene y en condiciones deplorables. Todo esto ocurre a pesar de la oposición de varias organizaciones, reseñó Reuters antes de su realización.

Las consecuencias del poco control y maltrato hacia otras especies ya afectan directamente a los seres humanos. La prueba de ello es harto evidente en todo el planeta. Incluso las autoridades médicas han advertido que en el futuro pueden generarse nuevos virus que se transmitan de animales a humanos.

Otros episodios turbios del régimen chino

Las medidas tibias que se emanan desde el régimen chino ante atrocidades de esta naturaleza, así como su poca conciencia sobre el tema del maltrato animal, son parte de los señalamientos que engrosan la lista de actos condenables que se llevan a cabo en el país.

El hermetismo que hubo en China para manejar el coronavirus, acción que costó la vida de millones de personas, así como la aprobación de la legislación de seguridad creada para acabar con la autonomía de Hong Kong, son también parte de las políticas perjudiciales impulsadas por Xi Jinping.

La persecución de Pekín a su minoría religiosa en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang figura, del mismo modo, en los tópicos que enlodan la historia de esta nación. Estos delitos hoy son condenados de frente por un número cada vez mayor de países que piden justicia ante actos que menoscaben la vida de estas personas que a diario son presa de vejámenes.

Hoy, el abordaje político que tiene China sobre ciertos tópicos como el maltrato animal y otras aristas antes mencionadas le ha valido la crítica del mundo. Millones de personas esperan una medida de justicia ante los atropellos que sufren los ciudadanos que cada vez son silenciados con mayor fuerza en ese territorio.


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »