Connect with us

España

Las progrefeministas aceptan que una delegación iraní humille a las mujeres del Congreso negándoles el saludo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

LTY/AD.- Las diputadas feministas del PSOE y de Podemos no pusieron objeciones a “las condiciones protocolarias para las mujeres» impuestas por una delegación de Irán entre las que se incluían «que las mujeres que asistan no podrán estrechar la mano de los representantes de Irán, sino solamente mirarles, pero de lejos». La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso aceptó las condiciones de la delegación iraní.

Loading...

Por ello, el Grupo Parlamentario Vox se plantó y aseguró que no iba a participar de un acto que «exige un trato diferente para las mujeres –relegándolas en este caso a un papel secundario– y denunció que, en «la Cámara que representa a todos los españoles, se acepte esta inadmisible exigencia de la delegación de Irán».

Se da la circunstancia de que, con la excepción de su presidente, el socialista Sergio Gutiérrez, todos los miembros de la Mesa de la Comisión son mujeres, según la información que consta en la web del Congreso: las vicepresidentas son Meri Pita (Unidas Podemos) y María Luisa Alonso (Ciudadanos) y las secretarias Noemí Villagrasa (PSOE) y Ana María Zurita (PP).

Ante la implantación del islam en Europa, con su cortejo de discriminaciones y abusos contra la mujer, resulta singularmente llamativo el silencio sospechoso que mantiene la mayoría de nuestras feministas, de ordinario bastante activas en lo tocante a la salvaguardia de sus derechos adquiridos o la exigencia de otros nuevos, ante esta preocupante situación.

El movimiento feminista occidental, que se declara inequívocamente progresista, ¿no ve en la condición de la mujer bajo el imperio del Corán, motivo alguno de protesta y movilización? ¿O le parece aceptable ese estado de cosas? ¿Cuales son las razones de esta indiferencia? ¿A qué se debe ese clamoroso silencio en tan vital cuestión? El abuso y la discriminación islámicos contra la mujer ya no es una cuestión lejana, un problema exótico, sino que ya irrumpido con su cortejo de lacras injusticias en nuestras sociedades.

Son tan pocas las voces que se hacen oír desde ese lado, tradicionalmente ruidoso por otra parte, que hemos de pensar que a estas histéricas feministas (ahora afónicas), otrora combativas, reivindicativas y vigilantes ante la defensa de sus intereses, les trae sin cuidado el peligro que significa el islam para las conquistas sociales y políticas conseguidas por y para la mujer en Occidente. O tal vez el miedo las paraliza a la hora de enfrentarse al enemigo número uno de la igualdad de los sexos, al campeón de la discriminación y el sometimiento de la mujer que es el islam. O simplemente su odio a Occidente, su desapego a la cultura europea, su rechazo de los valores de nuestra civilización, pesan más que cualquier otra consideración y prefieren dar por buena toda la degradación que aporta el islam para la condición femenina a cambio de la destrucción de lo que más aborrecen: Europa, su historia, su identidad, su cultura.

Sean cuales sean los motivos de la generalizada mansedumbre de las feministas ante la amenaza islámica, la verdad es que esta dimisión en la defensa de sus privilegios (que no son patrimonio de la humanidad, sino únicamente de Occidente) se parece mucho a un suicidio, a una muerte consentida, cuanto menos a una rendición o peor aún, a una traición, y pone al descubierto la falsedad e hipocresía del feminismo y sus seguidoras.

¿Cuántas campañas han tenido lugar en los últimos tiempos o están en curso en España/Europa contra la sumisión de la mujer en el islam, contra la imposición del hiyab o de la burka, contra los “crimenes de honor”, la pedofilia legalizada, las mutilaciones genitales, etc…? En cambio se llevan a cabo grandes y costosas campañas contra el tabaco en los lugares públicos o el alcohol al volante, contra el consumo de “pezqueñines” o las corridas de toros, simulando con estas preocupaciones no tener asuntos más graves que tratar. Contra la violación de los derechos humanos de las mujeres bajo el islam (y no sólo de ellas), ni un gesto y ni una palabra.

El silencio es absoluto, o casi. Hay que reconocer que no solamente se trata de la deserción de las feministas en un terreno que es el propio de su lucha declamada. Es la sociedad entera, hombres, mujeres, feministas o no, que mira para otro lado y finge no enterarse de lo que pasa. En esa gran cobardía colectiva no cabe actuación verdadera contra los desafíos reales.

Los grandes problemas son el calentamiento global, la obesidad mórbida, la masa corporal de las modelos, la plaga del mejillón-cebra… No negamos que estos asuntos y otros muchos constituyan otros tantos problemas que requieren atención, lo que decimos es que estas cuestiones menores son utilizadas como cortinas de humo para desviar la atención de aquello que realmente cuenta. Cuando el barco se hunde, lo que menos importa es un baño atascado o las cortinas sucias de un camarote.

Pero hay todavía peor que ese silencio culpable. Hay, de parte de muchas mujeres que se reclaman del feminismo, no ya una equivocada benevolencia, sino una auténtica fascinación hacia el islam. Así de simple, así de tonto. Al punto que muchas de las nuevas conversas a la fe de Mahoma, provienen de sectores ideológicos feministas o afines a esa tendencia.

Su testimonio es único: han encontrado en el islam el verdadero respeto a la mujer, la auténtica igualdad que siempre anhelaron y por la cual han luchado, al parecer inútilmente, en el seno de la cultura occidental. En el islam se sienten por fin realizadas, tapadas de la cabeza a los pies y sometidas a la autoridad absoluta de un hombre y en un estado legal de minoría de edad a perpetuidad. La impostura feminista no podía quedar más al descubierto que lo que está actualmente, con el silencio cómplice ante la arbitrariedad y la injusticia de la que son víctimas las mujeres en el islam (y la creciente tolerancia que encuentra incluso en el interior de nuestra sociedad la discriminación coránica contra el sexo femenino) por una parte, y por la otra, el entusiasmo con que abrazan no pocas feministas su sumisión y subordinación a una autoridad superior masculina inobjetable que les era insufrible dentro de la sociedad europea tradicional.

Esa actitud, que pone en evidencia la degradación moral y espiritual reinantes en nuestra decadente sociedad, es tanto más aberrante y miserable cuanto que se trata de una elección libremente adoptada en un medio donde no existe la presión ambiente insoslayable de una sociedad islámica. En los países musulmanes, las mujeres no tienen elección, deben someterse porque de no hacerlo su seguridad, su integridad y su misma vida corren peligro y porque además toda su cultura y su educación las han preparado para eso. En Europa, pudiendo elegir libremente, sin coacciones ni el peligro de represalias, entre la libertad y la igualdad o la sumisión y la inferioridad, algunas optan contra toda lógica y razón por lo último y dando la espalda a su cultura y los valores de su civilización. Al abrazar el islam, las feministas (y otras que no lo son para nada) se suben a un caballo que no es el suyo y que además es una “mala bestia” que les hará una mala jugada.

“¡Queremos cadenas, que nos pongan el yugo!”: este parece ser el lema actual, el grito de combate de las nuevas feministas del tercer milenio. Pueden estar seguras que esas cadenas las tendrán y muy pesadas, que ese yugo se lo pondrán y será doloroso. Pero sarna con gusto no pica, dice el refrán. En ese caso que disfruten entonces con las ronchas que les van a salir desde el alfa hasta el omega.

Debemos señalar que no son únicamente muchas feministas las que se entregan a una ideología antagónica, no sólo de Occidente sino de la propia condición femenina, y sucumben a la fascinación que el islam ejerce en esas mentes débiles y desnortadas. Mujeres no feministas y hombres también caen por esa pendiente. Si resaltamos el caso de las feministas es por el absurdo y la contradicción mayúsculas que supone convertirse al islam con semejantes antecedentes y ante tales perspectivas.

A esas mujeres que deciden entregarse a una cosmovisión enemiga del sexo femenino, y a aquellos hombres que les rien la gracia a estas estúpidas, les convendría saber, como botón de muestra de la consideración islámica hacia la mujer, que el Corán equipara la mujer a los excrementos. A la materia digerida, a las heces, al entrañable abono intestinal, ¿me explico?

De una larga entrevista a la escritora bengalí Talima Nasrin, perseguida por sus críticas al islam, extraigo el siguiente párrafo: “Los musulmanes que desearían ver a las mujeres liberadas están en contradicción con sus doctrinas. Alá no hubiera aceptado a las mujeres liberadas. El Corán lo dice claramente, son las propias palabras de Alá que lo proclaman. El islam considera a la mujer únicamente como un objeto sexual, un objeto sucio, como si fuera mierda. El Corán lo dice textualmente: “¡Oh creyente! si estás enfermo o de viaje, si has estado en contacto con tus excrementos o si has tocado a una mujer y no hubiese agua a tu alcance, utiliza arena antes de rezar” (4:43).

Felicidades, pues, a todas las mujeres que pudiendo elegir la dignidad y la libertad eligen en cambio la inferioridad, eligen la esclavitud, eligen ser… mierda. Porque ellas lo valen.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

España

Un juez ve indicios de delito en la cita Ábalos-Delcy Rodríguez y pide guardar los vídeos de Barajas

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El juzgado de instrucción número 7 de Madrid ha requerido este miércoles a Aena las grabaciones con las imágenes del aeropuerto de Madrid-Barajas tras la reunión que mantuvieron el pasado 20 de enero el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Loading...

El juzgado de guardia de Madrid atiende así la medida cautelar urgente planteada por el PP y exhorta al gestor aeroportuario a facilitar las imágenes del circuito cerrado de vigilancia de las dependencias del aeropuerto para comprobar los posibles delitos en los que podría haber incurrido Ábalos, según han indicado desde el PP.

En concreto, acuerda requerir a Aena “o autoridades competentes del aeropuerto” Adolfo Suárez-Madrid Barajas para que procedan a conservar las imágenes grabadas a través del circuito de videovigilancia de las instalaciones, incluida una sala VIP de la terminal de autoridades donde permaneció la vicepresidenta de Venezuela hasta que abandonó España en un vuelo comercial con destino a Doha.

En el auto del juzgado, según informa el PP, se recoge que de los datos expuestos en el escrito de denuncia se desprenden indicios racionales de hecho delicitivo. Asimismo, señala un apercibimiento expreso de incurrir en delito de desobediencia a la autoridad judicial de no atender dicho requerimiento.

Este martes, en una entrevista en Esradio, el presidente del PP, Pablo Casado, afirmó que “a dos días de que pudieran ser destruidas esas cintas”, su partido ha acudido a un juzgado de guardia para que “no se destruyan las pruebas de la terminal 4” de Barajas en relación con esa reunión y ha recordado que el PP ya presentó una denuncia contra Ábalos en la Fiscalía pero “ni siquiera les han contestado”. Además, ha indicado que su partido presentó un acta notarial en relación con este caso y ha criticado que Aena “tampoco haya dicho nada” en dos semanas.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Vascongadas

Vox acusa al PNV de dejar morir a dos trabajadores en el vertedero de Zaldívar (Vizcaya)

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha pedido este martes amparo a la Presidencia de la Cámara Baja después de que Vox acusara de forma “muy grave y seria” al Gobierno vasco y a su lehendakari, Íñigo Urkullu, de haber dejado morir a dos trabajadores en el vertedero de Zaldívar (Vizcaya).

Loading...

Tras el debate de la proposición de ley de Unidas Podemos para derogar el plazo máximo previsto para la instrucción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Esteban ha pedido la palabra a la Presidencia del Congreso, ejercida en ese momento por el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para protestar por las palabras vertidas por la secretaria general de Vox en la Cámara Baja, Macarena Olona.

El nacionalista vasco ha censurado a Olona por haber acusado al PNV y al Ejecutivo vasco de haber dejado morir a dos personas en un accidente laboral por no haber querido aceptar el ofrecimiento de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para su rescate.

“No es una provocación más”

“Es un auténtico esperpento”, ha exclamado el diputado vasco, quien ha recalcado que el Gobierno vasco agradeció al central el ofrecimiento de la ayuda de la UME, pero que no vio necesario aceptarlo porque “nunca” ha habido un problema de medios sino “una situación muy complicada en la que no convenía trabajar con muchos efectivos por la inestabilidad del terreno”.

Dado que la de este martes no es “una provocación más”, Esteban ha visto conveniente pedir amparo a la Presidencia del Congreso, en su condición de “árbitro” del debate parlamentario, porque “siempre” aceptarán la controversia política, “pero no la insidia y la provocación constante” de Vox hacia el PNV.

A renglón seguido, ha tomado la palabra la propia Olona para dejar claro que no había aludido al PNV sino al Gobierno vasco durante su intervención, por lo que consideraba adecuado que se hubiera dado la palabra a Esteban. Y cuando ha querido rebatir los argumentos del portavoz nacionalista, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que en ese momento estaba presidiendo, le ha retirado la palabra para no reabrir más el debate sobre este asunto.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

El Gobierno admite que infló el poder recaudatorio de la ‘tasa Google’ casi un 20%

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes los proyectos de ley de los nuevos impuestos a las transacciones financieras y determinados servicios digitales, conocidos como tasa Tobin y tasa Google.

Loading...

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha argumentado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de que estos nuevos tributos pretenden “avanzar en un sistema fiscal más justo, más redistributivo y que se adecue a la nueva realidad económica”.

Los impuestos a las transacciones financieras y determinados servicios digitales ya fueron aprobados en enero del pasado año, aunque su tramitación decayó ante la convocatoria de las elecciones generales de abril, por lo que nunca llegaron a ponerse en marcha. El impuesto sobre determinados servicios digitales gravará con un 3 % los ingresos que las grandes multinacionales tecnológicas obtengan de los servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario. Entre estos supuestos figuran, por ejemplo, empresas que usan bases de datos que les venden otras para contactar con usuarios o hacer publicidad personalizada sin contribuir a la sociedad, por lo que “es de justicia que la sociedad se beneficie de ello”, ha considerado Montero.

Ha recordado que se aplicará a las empresas con más de 750 millones de ingresos a nivel mundial y 3 millones nacional, unos “límites que no son discriminatorios ni por nacionalidad o tipo de empresa” y que, además, excluyen a pequeñas y medianas empresas (pymes) y “start ups” (empresas emergentes) digitales. La recaudación prevista de este impuesto es de 968 millones de euros, una cifra inferior a los 1.200 millones inicialmente previstos “debido a la ralentización de la economía”.

El impuesto se liquidará trimestralmente, aunque se establece una excepción para 2020 en la que las liquidaciones del segundo y tercer trimestre no se realizarán hasta al menos el 20 de diciembre, con el objetivo de dar “margen” a la adaptación de las empresas y a la negociación con la OCDE y el G20, de cara al establecimiento de un impuesto digital común. En ese sentido, ha apuntado que en caso de que se logre un acuerdo para la tributación digital a nivel global, “España adaptará su legislación interna”, en línea con lo planteado por Francia, Italia o el Reino Unido.

Por su parte, el impuesto sobre transacciones financieras, con el que el Gobierno espera recaudar 850 millones de euros, gravará con un 0,2 % las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros. El tributo no afectará a las pymes, ya que recae sobre el intermediario financiero, y se centra en un sector, el financiero, “que durante la crisis recibió un importante apoyo” público. La ministra ha insistido en que estas figuras tributarias están en línea con las que se debaten a nivel europeo y tienen por objetivo modernizar el sistema fiscal. Con estos impuestos “el sistema tributario se moderniza y son parte de un primer paso” hacia un sistema fiscal más redistributivo, en el que los impuestos medioambientales “jugarán un papel determinan


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: