Connect with us

Opinión

Méritos de la Falange

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

De los cuatro partidos o familias del franquismo es probable que haya sido la Falange el que ha sufrido mayores ataques, debido a que sus afinidades con el fascismo (italiano) la hacían más vulnerable después de la guerra mundial. Sin embargo gran parte de esos ataques son puras calumnias o explotan defectos y fallos que ocurren en cualquier sistema social, de modo que si hacemos un balance, creo que los méritos pesan mucho más que los defectos. La Falange era quizá la familia o partido con mayor sensibilidad social, muy endeble en los demás y mayormente reducida a lo que llamaban caridad. No podemos despreciar esa caridad, puesto que se manifestaba en la red de asilos, orfanatos y hospitales mantenidos por la Iglesia, pero también es verdad que aceptaba una inferioridad de posición y condiciones de gran parte de la población, que no mejoraba al conjunto de la sociedad. El propósito de la Falange era una mejora de las condiciones generales contra, precisamente, los aspectos más viciosos y paralizantes de ese concepto de la caridad, denostado no sin razones.

Destacaré tres grandes méritos de la Falange, entre otros: 1) La Seguridad Social, a ella debida principalmente, y una de cuyas manifestaciones fue un aumento espectacular de la esperanza de vida al nacer, que a su vez condensaba otras mejoras diversas, como la de la vivienda. 2). La gran labor de la Sección femenina en la promoción profesional, el nivel de estudios, la higiene y los conocimientos generales de millones de mujeres, y la rápida caída de la mortalidad infantil. 3) La División Azul, que protagonizó la mayor gesta militar exterior española de los últimos dos siglos, combinando un espíritu realmente heroico, cada vez más reconocido, con una conducta humanitaria hacia la población civil. La Falange destacó también en las duras condiciones de posguerra en mantener el espíritu que terminó por derrotar las presiones y el aislamiento exterior.

Loading...

No deja de sorprender la escasísima capacidad de los falangistas, desde la transición, para recordar estas y otras cosas, permitiendo que fueran sus enemigos quienes escribieran a su modo la historia del movimiento, a base de destacar los elementos más negativos. José Antonio, muy consciente de la importancia de la lucha cultural e ideológica, trató de formar en torno a él un círculo intelectual de alto nivel, cosa que no logró del todo, aunque sí en parte. Creo que él mismo lamentable el estilo algo ramplón de muchos de sus seguidores, poco dotados para la poesía o el pensamiento. La literatura, y en general la labor intelectual falangista, mejor o peor, espera un tratadista ecuánime.

Conocer lo que fue el franquismo es esencial para mantener la democracia y la unidad de España.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sobre héroes y tumbas, Presidente

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Una conocida enciclopedia señala que en la mitología y el folclore un héroe “es un personaje eminente que encarna la quinta esencia de los rasgos claves valorados en su cultura de origen.

Posee habilidades sobrehumanas o rasgos de personalidad idealizados que le permiten llevar a cabo hazañas extraordinarias y beneficiosas”. De hecho, la construcción de los Estados va de la mano con un discurso donde se exalta la gesta de notables personajes, que da origen a una identificación popular. Desde Julio César y el Cid Campeador, hasta otros grandes de la edad moderna. En el siglo XVIII, el nacimiento de los Estados-nación modernos, instrumentaliza la historia para generar una “identidad nacional”, la cual gira alrededor de un territorio, un pasado común (tradición, lengua, cultura) y un proyecto nacional.

Loading...

El escritor alemán Hermann Hesse, alguna vez afirmó “Mi historia no es agradable, no es suave y armoniosa como las historia inventadas; sabe a insensatez y a confusión, a locura y a sueño, como la vida de todos los hombres que no quieren mentirse más a sí mismos”. Así pues, la historia o leyenda blanca, no debe ser el objetivo de la narración histórica, pero tampoco la historia o leyenda negra. La historia de un pueblo o nación no es distinta a la de un individuo, está marcada por éxitos, fracasos, vicisitudes y logros.

En una época signada por un nacionalismo gastronómico, o nacionalismo panzón, no debemos ubicarnos en los peligrosos extremos de la narración histórica: mitificación, nacionalismo, chauvinismo, revanchismo socio-político o dramatización. Ahora, el discurso del etno-nacionalismo etarra, exalta discursos históricos peligrosos en la figura de asesinos.

Los héroes son construcciones nacionales inevitables y existen más allá de las decimonónicas gestas militares. Hoy existen héroes deportivos, artísticos, líderes civiles, quienes cumplen esa función identitaria. Esto no quiere decir que debamos olvidar y dejar de reconocer la importancia de personajes que encarnaron la defensa nacional, sino el incorporar a los notables civiles que hicieron tanto por la construcción de una sociedad libre, justa y moderna como Miguel Ángel Blanco.

Esta falta de consenso tal vez explique el hecho de que los personajes relevantes o héroes olvidados de nuestra Historia aparezcan presentados en trabajos realizados exprofeso. A menudo, como meras listas de nombres. Al hilo de la Guerra Civil, tan citada por sus hordas de incultos, destaca, por ejemplo, el libro Católicos del bando rojo (Styria) del investigador y periodista Daniel Arasa. En sus páginas encontramos la historia del general Antonio Escobar Huerta.

El que terminara siendo Jefe del Ejército de Extremadura de la República mantuvo intacta la profesión de su fe durante los años de la guerra. La sublevación le sorprendió en Barcelona y se encontró luchando en el mismo bando que los anarquistas de la FAI que despreciaban y perseguían sus creencias. Ni renegó de ellas ni las ocultó. Escondió monjas en su casa y, tras curarse de las heridas que sufrió en la Batalla de Madrid, le hizo a Azaña una petición insólita: poder viajar a Lourdes a dar gracias a la Virgen. La tendencia a denunciar el anticlericalismo de su bando ha conseguido ocultar la existencia de personajes de su perfil.

O como en el caso de Manuel de Irujo, ministro de Justicia de la República durante un tramo de la guerra, que evitó persecuciones de religiosos firmando una orden que sancionaba las acusaciones falsas y las denuncias por ser sacerdote, además de luchar para restaurar el culto en la zona controlada por el Gobierno republicano. Otro personaje con una reputación cortada por el mismo patrón, que no encaja en los prejuicios que nos dictan los medios, que tienden a alimentarse de una polarización esquemática.

Y no será porque falten ejemplos de esta clase de libros. Héroes de los dos bandos (Temas de Hoy) de Fernando Berlín, versa sobre lo mismo, aunque desde un punto de vista popular. Uno de los relatos que recopila es el de un jugador del Real Madrid, Juan Marrero Pérez “Hilario”, que intercedió por prisioneros republicanos en La Coruña ante piquetes encargados de dar el paseíllo. Pero la animosidad que sigue desatando la tragedia de nuestra guerra entierra el recuerdo de esta clase de personajes.

Es curioso, porque sobre otros periodos históricos también encontramos la misma presentación para recordar la existencia de individuos dignos de idolatría que permanecen en el anonimato. Es el caso de Héroes españoles de la A a la Z (Ciudadela Libros) de José Javier Esparza. Entre sus páginas encontramos al navarro Jerónimo de Ayanz y Beaumont, pionero del diseño de máquinas de vapor ¡en el siglo XVII!, Santiago de Liniers, que rechazó a los ingleses en Buenos Aires y Montevideo. O el comandante Carlos Palanca, al mando de las operaciones en Vietnam para la toma de Saigon en 1859. Son biografías, con gestas repartidas por todo el planeta, que conocen bien los aficionados a la Historia, pero que, para el público general, que sería lógico que hubiera crecido escuchándolas, le resultan completamente ajenas.

Capítulo aparte merecen las mujeres. En la aludida recopilación de Esparza aparecen varias, como Mencía Calderón, la exploradora que llevó a América el primer grupo de mujeres españolas. O Inés de Suárez, que participó en la conquista de Chile en el siglo XVI. Pero para encontrar papeles destacados de mujeres en la Historia de España también, otra vez, hay que recurrir a obras recopilatorias antes que a los manuales.

Sobre la Guerra de la Independencia contra los franceses, uno de los sucesos históricos donde las mujeres tuvieron una participación más activa, está el trabajo de Elena Fernández Mujeres en la guerra de la Independencia (Sílex Ediciones). Al margen de las ineludibles Manuela Malasaña, Clara del Rey o Agustina de Aragón, esta investigadora ha reunido a partir de las declaraciones de testigos para la concesión de pensiones de guerra las actuaciones de otras mujeres contra los franceses en citas de heroísmo colectivo como el levantamiento del 2 de Mayo en Madrid o los Sitios de Zaragoza.

Así conocemos a María Sandoval, que “hizo esfuerzo en la defensa como el hombre más varonil”, Ramona García, quien “arrebató el sable a un oficial, le golpeó e hirió con él”, o la noble María de la Consolación Azlor que en Zaragoza arengó a las tropas desmoralizadas, disparó con fusil desde las barricadas, organizó una compañía de mujeres y convirtió su palacio en un hospital de sangre; y son sólo algunos ejemplos dignos de un guion de Hollywood de los que ha logrado compilar.

De todas formas, no todo el valor se demuestra en hazañas bélicas. Gloria Ángeles Franco, profesora de Historia Moderna en la Universidad Complutense de Madrid, destaca hechos heroicos en otros ámbitos que, desde nuestra perspectiva actual, puede que hayan tenido aún más relevancia que actuaciones temerarias en la guerra. Preguntada por una mujer relevante que permanezca en el olvido, cita a la condesa de Montijo, María Francisca de Sales Portocarrero y Guzmán:

“Era una mujer de la aristocracia que me llamó la atención porque, aunque perteneciera a la gran nobleza y tuviera sus ocupaciones y problemas, fue una persona que estuvo muy comprometida con su época, que estuvo muy interesada por los problemas que tenía el país. Podríamos considerarla, desde nuestra óptica actual, como una activista. En su caso, quiso participar en las asociaciones patrióticas que en la segunda mitad del siglo XVIII buscaban la felicidad y el bien general. Y le costó mucho hacerlo, los hombres se opusieron, temían que con una mujer metida su labor se convirtiera en algo frívolo. Pero finalmente ella consiguió, junto a otras trece mujeres, entrar en la Junta de damas de honor y mérito, adscrita a la Sociedad Matritense. Desde allí trabajó, con una personalidad enérgica y brillante, por la educación de las mujeres o mejorando la situación de las que se encontraban presas.

Sus trabajos en las cárceles hoy podrían ser considerados como políticas de reinserción -cambió las condiciones de alimentación y las higiénicas, acabó con el hacinamiento-, y sirvieron de modelo para otras asociaciones similares en otras provincias españolas. También reformó la Inclusa de Madrid para acabar con los terribles niveles de mortalidad infantil. Había una nodriza para cada siete niños y ella lo cambió por iniciativa particular suya. Fue, en definitiva, una mujer con una proyección social interesantísima y comprometida con su tiempo”. Heroínas de la Sanidad y la Educación. Unos derechos que han vuelto a reivindicarse actualmente y de los que ignoramos quiénes fueron sus precursores y a qué tuvieron que enfrentarse.

Otro profesor, esta vez de la Universidad Autónoma, Javier Villalba, también elude subrayar la importancia de un personaje por su ardor guerrero. En su campo, la Historia Medieval, cree que debería ser más recordado Ruy González de Clavijo: “Fue el embajador de Enrique III de Castilla en la corte de Tamerlán. Para la época de la que se trata se le conoce muy poco. Llevar una embajada para entrar en contacto con ese Imperio es un hecho muy extraordinario. Las relaciones internacionales en la Edad Media son algo muy desconocido, pero el interés del rey castellano por entrar en contacto con Oriente Próximo demuestra una gran visión, es un factor decisivo, sobre todo de lo que iba a suceder en el futuro”.

En nuestra Historia hay personajes encomiables, en todos los ámbitos, y repartidos por todo el globo, y sin embargo parece que sólo precisamos para nuestras diminutas pugnas ideológicas de indeseables como el nombrado por usted, hoy, en el Parlamento, asesino de tiro en la nuca, sanguinario de ETA, en lugar de servirse de nuestros auténticos héroes para darnos una mayor amplitud de miras, como los héroes asesinados por estos bastardos.

Da usted vergüenza; sobre héroes y tumbas tiene mucho que aprender, ¿presidente?

Apoyado en Álvaro González Esteban

*Teniente coronel de Infantería.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

«España, esa pobre mujer». Por el Teniente Coronel Enrique Area Sacristán

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Estimada ministra Montero: El amor es una construcción cultural. En cada período histórico ha primado una concepción diferente en torno a él y a los vínculos entre matrimonio, amor y sexo, y, desde principios del siglo XIX y hasta nuestros días se establece una conexión entre amor romántico, matrimonio y sexualidad.

En nuestro entorno esta relación se ha ido estrechando cada vez más, llegando a considerarse que el amor romántico es la razón fundamental para mantener relaciones matrimoniales y que «estar enamorado /a» es la base fundamental para formar una pareja y para permanecer en ella.

Loading...

En el ámbito de la Psicología, el amor puede entenderse como una actitud, como una emoción o como una conducta y ha sido analizado a partir de diferentes tipologías, incluyendo la propuesta por Lee (1973, 1976), que he tomado como eje del trabajo, o la quizás más conocida de Sternberg (1989).

En la clasificación de Lee se describen los estilos de amor siguientes:

– Eros o amor pasional o romántico: caracterizado por una pasión irresistible, con sentimientos intensos, intimidad, fuerte atracción física y actividad sexual.

– Ludus o amor lúdico: caracterizado por interacciones casuales, con poca implicación emocional, ausencia de expectativas futuras y evitación de la intimidad y la intensidad.

– Storge o amor amistoso: caracterizado por un compromiso duradero que se desarrolla lenta y prudentemente y por compartir actitudes y valores; se basa en intimidad, amistad, compañerismo y cariño y busca más un compromiso a largo plazo que un apasionamiento a corto plazo.

– Pragma o amor pragmático: compuesto de Ludus y Storge, se basa en la búsqueda racional de la pareja ideal.

– Manía o amor obsesivo o posesivo: compuesto de Eros y Ludus, se caracteriza por la intensidad y la intimidad, pero también por los celos, la incomunicación, y los «síntomas» físicos y psicológicos.

– Ágape o amor altruista: compuesto de Eros y Storge, se caracteriza por dar antes que recibir y por el autosacrificio por el bienestar de la pareja.

En nuestros días el estudio del amor cobra particular importancia por su posible relación con un problema social de máxima relevancia como es la violencia contra las mujeres en el marco de la pareja. Así, el modelo de amor (y, específicamente, el de amor romántico) imperante en nuestra sociedad y los mitos asociados a él han sido considerados como uno de los posibles factores favorecedores y/o mantenedores de esta violencia.

En este marco, y desde nuestro interés último por profundizar en el análisis de dicha violencia y de los factores que la generan y mantienen, debe plantearse, ministra, una investigación, que forme parte de un proyecto más amplio, y cuyo objetivo sea realizar un estudio descriptivo del concepto de amor a la España que usted representa, imperante en su entorno, por maltrato de todo tipo.

No me cabe la menor duda que su amor por España está caracterizado por una pasión irresistible, con sentimientos intensos, intimidad, fuerte atracción física y actividad sexual, específicamente esta última con los representantes de ERC, PNV y BILDU y que no han dejado de maltratar a España, esa mujer, por aquello de joderla, durante todo su matrimonio. Creo firmemente que deberían comunicar esta situación a la ministra de «igual da» para que tome las medidas oportunas.

Enrique Area Sacristán es Teniente coronel de Infantería (R) y doctor por la Universidad de Salamanca.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Mujeres maltratadas y denuncias falsas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Ramiro Grau Morancho(*).- Evidentemente no todas las denuncias presentadas por mujeres maltratadas son falsas; pero sí una buena parte. El porque se ocultan estos datos, no se deducen testimonios de las denuncias falsas, que constituyen un delito, o ni siquiera se llevan estadísticas fiables al respecto, habría que preguntárselo al Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, y a los entes similares creados a lo largo y ancho de España, generosamente regados con dinero público, y que solo sirven para dar acomodo a feministas recalcitrantes.

Son varios los autores que han alertado de los peligros de esta legislación pro mujer, que ignora los principios básicos del derecho penal, por no decir que los pisotea abiertamente.

Loading...

Desaparece la presunción de inocencia para pasar a convertirse en presunción de culpabilidad, salvo prueba en contrario. Prueba que realmente es diabólica, porque, ¿cómo demuestro que no he agredido a una mujer, si esta se da cabezazos contra una puerta para luego acusarme de ello? Este caso que digo es real, y lo he vivido en mi experiencia como fiscal sustituto.

O ¿cómo podemos valorar penalmente, se entiende, el llamado maltrato psicológico? A la inversa, es decir, de la mujer al varón: ¿es maltrato psicológico no lavar la ropa, no hacer la comida, tener la casa hecha una m…, y pasar de todo? Casos así también los he visto. O quedarse íntegramente con su sueldo y pretender que tú pagues todo, absolutamente todo, mientras ella dilapida su dinero en cremas, potingues y modelitos, a la búsqueda de una juventud años ha perdida, por el rápido devenir de los años. Por no hablar de las operaciones de cirugía estética a las que algunas son tan aficionadas: me quito culo, me pongo pecho, estiro la cara, etc.

La legislación no solamente ignora estas realidades y problemas sociales y jurídicos, sino que se empeña en seguir profundizando en la creación de enfrentamientos entre hombres y mujeres, dando todo tipo de facilidades a las mujeres para que utilicen el derecho penal como un instrumento para criminalizar a su ex, convirtiéndole en un juguete roto, sin presente ni futuro. Por supuesto que hay hombres merecedores de reproche penal, y que no justifico, en modo alguno, los maltratos físicos o psicológicos a cualquier mujer, pero es evidente que hemos llegado a una situación de auténtico abuso, por el exceso de protección.

El derecho penal no puede ni debe ser un instrumento para perjudicar a otras personas, sino un medio de pacificación social, para evitar enfrentamientos, acudiendo a un tercero, el Estado, que ejercita el ius puniendi, sancionando aquellas conductas merecedoras de reproche penal, y pacificando las relaciones interpersonales de las partes, denunciante y denunciada. Y más en asuntos tan sensibles como estos, dónde hay hijos, normalmente menores de edad, de por medio, y cualquier conflicto entre los padres repercute negativamente en las relaciones con los hijos.

Mientras sigamos legislando a favor de las mujeres maltratadas, correremos el peligro de que se presenten millares de denuncias falsas, todos los años, que lo único que buscan es obtener los beneficios que el buenismo gubernamental les depara…, aunque sean falsas. Y para muestra un botón: Real Decreto-Ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, artículo 1, suspensión por dos años de los lanzamientos sobre viviendas habituales de colectivos especialmente vulnerables, apartado 2, letra g). Unidad familiar en que exista una víctima de violencia de género, conforme a lo establecido en la legislación vigente, en el caso de que la vivienda objeto de lanzamiento constituya su domicilio habitual”.

¿Cuántas denuncias falsas por violencia de género veremos en los próximos años, simplemente para evitar el desahucio? Una vez presentada la denuncia, y celebrado el juicio rápido correspondiente, ambos dos, la supuesta víctima y el presunto agresor, seguirán viviendo tranquilamente en la casa, al menos durante los dos años siguientes… Y aquí paz y después gloria. Las personas necesitadas, y sobre todo los extranjeros, se las saben todas, y una buena parte de ellos tienen un concepto meramente instrumental de las leyes, es decir las utilizan única y exclusivamente en su propio beneficio.

Me gustaría equivocarme, pero por desgracia, creo que no. Y estas denuncias provocarán interminables actuaciones policiales y judiciales, detenciones, instrucción de procedimientos, juicios rápidos, etc., todo lo cual tendrá un elevadísimo coste económico y social. Con el añadido, además, de que al ser personas con escasas rentas, no pagarán tasa judicial alguna, por lo que sus chanchullos correrán a nuestro cargo…

*Ex juez y fiscal, abogado.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

La abyecta «línea editorial» de la cadena Cope: servir a Soros antes que a Dios

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos

Custodio Ballester Bielsa*.- Si la Conferencia Episcopal Española no fuese el accionista mayoritario y, por tanto, el propietario material de la cadena Cope, podríamos hasta pensar que su línea editorial forma parte del entramado societario del Club Bielderberg, George Soros o Bill Gates. Y es que la cosa tiene pelendengues… Parece talmente que esto le importa muy poco a la Conferencia Episcopal. Lo importante, por lo visto, es pegarse al terreno, confundirse con el paisaje, no desentonar del coro que forman la práctica totalidad de los medios. Y tender puentes, y colaborar con el poder, que para eso están.

El día 14 de agosto la merengosa cadena eclesial, se desmelenó de esta guisa en su “Línea editorial”: “La elección de Kamala Harris como compañera de ticket presidencial ha insuflado optimismo a la campaña del demócrata Joe Biden. Frente a un Donald Trump que ha convertido el insulto en eje de su política, el cartel demócrata representa la convivencia étnica, la moderación y la seriedad. En clave interna la apuesta demócrata es brillante.” Evidentemente al responsable de esa línea editorial no le ha importado para nada la intervención de la monja en la convención republicana, que ha sido una de las sorpresas que más ha impresionado en las redes. La monja defendió a Trump por ser el presidente más PRO-VIDA de los Estados Unidos. ¡Pero eso, a quién le importa! Y menos, en la cadena de los obispos. Pro Vida, ¡vaya cosa! Lo importante no es la monja, sino Kamala Harris.

Loading...

Si la “línea editorial” refleja la ideología marcada por la empresa editora, que en este caso es la Conferencia Episcopal, no está nada mal el autorretrato que nos han ofrecido. Porque está claro que un medio también se posiciona y se define a través de los hechos que visibiliza o, por el contrario, por los que silencia. Y se retrata en los enfoques que adopta ante la imperiosa actualidad, o en la relevancia que les otorga ya sea a través del espacio, del tiempo o del seguimiento que les presta…

Así pues, ¿qué ideología subyace bajo la afirmación oficial de la línea editorial de Cope de que “el cartel demócrata representa la convivencia étnica, la moderación y la seriedad”? Frente a un Donald Trump “que ha convertido el insulto en eje de su política”, la cadena Cope canta las bondades excelsas del dúo de bandidos que quieren convertir la Casa Blanca en el eje del globalismo. La farisaica y mojigata emisora opone los insultos del republicano, a la inmoralidad promocionada por el dúo demócrata, como si fueran cromos intercambiables. Y omite a sabiendas las evidentes virtudes que posee Trump para un cristiano coherente con su fe, al tiempo que destaca las bondades de los peores enemigos de la civilización cristiana que han tenido los Estados Unidos de América hasta la fecha.

Que el presidente que más ha hecho por defender la vida de los no nacidos sea tratado por la Cope como un facineroso, frente al abortismo rampante del tándem Biden- Harris, no deja precisamente bien parada a esta cadena. Y que se presente a quien ha luchado por preservar la libertad religiosa defendiendo el derecho de los ciudadanos a vivir conforme a su fe, frente al alevoso desprecio de los candidatos demócratas a la conciencia de los creyentes, denota la rastrera intención de la cadena episcopal de escamotearnos la verdad.

Ahí va el inventario de las características esenciales y de los méritos de la idolatrada candidata de la cadena Cope:

1.- El grupo proaborto NARAL aprueba a Harris al 100%

2.- Aboga por expandir los supuestos “derechos reproductivos” a abortar

3.- Propone que los estados se sometan al escrutinio federal en caso de que aprueben restricciones al aborto

4.- Como fiscal procesó a periodistas que revelaron el criminal tráfico de fetos abortados

5.- Allanó la casa de David Daleiden, quien descubrió la venta de tejido fetal

6.- Apoyó un proyecto de ley para derogar la Enmienda Hyde que suprimía los fondos federales para el aborto

7.- Votó dos veces en contra la Ley de Protección de Sobrevivientes del Aborto Nacidos Vivos

8.- Cuestionó la idoneidad de un candidato a juez por pertenecer a los católicos Caballeros de Colón

9.- No defendió la prohibición del “matrimonio” entre personas del mismo sexo en California

10.- Rechaza que se prohíba el aborto a las 20 semanas de gestación (el aborto de fetos de 5 a 9 meses, es decir el infanticidio prenatal)

11. Pretendía obligar a centros de ayuda al embarazo a promover el aborto gratuito estatal

12.- Copatrocinó una legislación que ponía en peligro la libertad de expresión y conciencia

13.- Coescribió un proyecto de ley que atentaba contra la libertad religiosa

Esta es la “brillante” apuesta demócrata según la Cope: Joe Biden, el dopado y achochado candidato que ha hecho de la destrucción no ya del cristianismo, sino de la misma naturaleza humana el eje de su política, y de la aniquilación del sueño americano el núcleo de su campaña. Y Kamala Harris, la antifa radical empeñada en pornotizar la vida americana y llevar el infanticidio abortista hasta niveles luciferinos. Los dos, mano a mano, empeñados en pervertir a la infancia y sodomizarla a manos del lobby gay… Mientras, la Cope afirmando que representan la “convivencia étnica” -tras incendiar los Estados Unidos con el “Black lives matter”-, la “moderación”-abortismo radical- y la “seriedad” con la que planean someter a la población americana a una nefanda dictadura vacunada por Bill Gates.

Ya profetizó el propio Jesucristo de esos farsantes e impostores que decían guiar al pueblo mientras lo entregaban a las fauces de lobo: ««¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el Reino de los Cielos! Vosotros ciertamente no entráis; y a los que están entrando no les dejáis entrar. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!» (Mateo 23, 13). La desvergüenza ha sido tal, que me atrevo a decir que la rueda de molino (cf. Lucas 17,2), la pena de los que escandalizan, se cierne ya sobre el responsable -alguno debe haber- de la más abyecta línea editorial de la cadena de los obispos.

*Sacerdote


Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Compartidos
Continue Reading

¡SÍGUENOS!

Suscribirse a las notificaciones instantáneas

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

Los límites de la mente

Un interesantísimo blog personal escrito por una mujer con una sensibilidad especial y una visión personal e íntima sobre algunos trastornos mentales. Una mirada culta sobre un tema que sigue siendo tabú.

El Escalpelo Literario y Cinéfilo

Un blog de literatura y cine que examina obras de todo tipo siempre bajo la óptica exigente y terriblemente personal de la autora. Para buscar lecturas en esas tardes de invierno...

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »