Connect with us

Sucesos

Oleada de robos a ladrillazos en comercios junto al centro de menas de Hortaleza

Published

on

Comparta este artículo.

No ha sentado bien la llegada del nuevo año al barrio de Pinar del Rey, en el distrito de Hortaleza. En apenas seis días, cerca de una decena de comercios han amanecido con el escaparate reventado o las cerraduras de sus puertas forzadas. Los establecimientos están ubicados muy cerca del centro de Primera Acogida de Hortaleza (Valdetorres de Jarama, 1), ocupado en su mayoría por menores extranjeros no acompañados (menas), por lo que son varios los afectados que apuntan a estos internos como los autores materiales de los robos. Otros, en cambio, prefieren guardar cautela y que sea la Policía quien se encargue de esclarecer los hechos: «La único claro es que están entrando de noche en las tiendas para pillar cuatro duros y provocar destrozos, pero no sabemos quién».

Loading...

La pasada Nochevieja, los ladrones aprovecharon el jolgorio para estampar un bloque de hormigón en el cristal de la zapatería Norteñas, en el número 12 de la avenida de San Luis. Tras ello, accedieron por el pequeño agujero para hacerse con el poco dinero de la recaudación, no más de 200 euros, y sustraer algunas zapatillas. « Dejaron la piedra ahí mismo, tirada en la acera», apunta María, al frente del negocio desde hace más de 25 años. Meses atrás, se mudaron de local, aunque no de calle. «En el otro lugar también hemos sufrido robos, pero aquí es el primero», añade, convencida de que el asalto lleva la firma de algunos de los menores inmigrantes: «Qué casualidad que antes estuvieran todos los días delante de la tienda y, desde que pasó esto, no hayamos visto a ninguno».

Loading...

Su testimonio, no obstante, contrasta con el de su vecina de negocio, también víctima de esta oleada. Los delincuentes quebraron el cristal de la puerta de su peluquería, ocho números más arriba, y arrancaron la caja registradora. «Prefiero no decir nada hasta que no termine la investigación», justifica, sin querer culpabilizar a nadie. «Cuando vinieron los agentes, me dijeron que podían ser de cualquier parte», prosigue, mientras gesticula con la mano en todas direcciones. Al igual que en el caso de la zapatería, el robo se produjo de madrugada, solo que un día más tarde. Parte del material que emplean apareció tirado en una pequeña jardinera aledaña al establecimiento.

En la siguiente manzana, la panadería Sanz Plaza tuvo más suerte. La dueña no pudo arrancar su jornada con normalidad al comprobar que la cerradura había sido manipulada. «No consiguieron entrar», incide dubitativa. La puerta, con las marcas todavía recientes, continúa sin picaporte: «Pero eso fue de una anterior vez». En la misma línea que la peluquera, desconoce quiénes son los presuntos responsables. «Pregunté en la farmacia y me dijeron que en los tres primeros días del año habían robado en siete comercios», remarca, indicando la siguiente parada de esta particular ruta trazada por los rateros.

A espaldas del edificio, son dos los negocios damnificados. Una gestoría, con el cierre bajado el pasado viernes por la mañana; y una mercería regentada por trabajadores de nacionalidad asiática. En este punto, la mujer que atiende tras la barra no habla casi español, por lo que resulta imposible saber si la rotura del escaparate que cubre con papel de regalo es reciente o no. En cualquier caso, la verja metálica que hay detrás del cristal impide cualquier tipo de saqueo. « Lanzaron una botella que compraron ahí», logra chapurrear, en alusión al bazar de alimentación chino que hay en la esquina.

A cinco minutos a pie de esta zona de San Lorenzo, ya en la UVA de Hortaleza, dos trabajadores reponen la luna de un supermercado Aldi, fracturada en la madrugada del pasado viernes. Ese día también apareció estallado el escaparate de una frutería de la calle de Totana. «Solo se han llevado una caja de fruta», afirma su dependiente, antes de atender a un cliente. El pequeño agujero, tapado con un cartón, evidencia que solo personas de poca corpulencia pudieron acceder sin cortarse.

El estallido de hurtos y vandalismo, además de a los comercios, se extiende también a vehículos aparcados en el enclave. El sábado, sin ir más lejos, un residente observó cómo un grupo de jóvenes, presuntamente de origen magrebí, rompía la luna de una furgoneta para accionar la manilla de la puerta desde el interior y sustraer así los objetos guardados. Días antes, fueron los retrovisores de varios coches los que resultaron destrozados. «En este barrio siempre han pasado este tipo de cosas», relata un hombre de avanzada edad que no cree que la llegada masiva de estos menores al centro sea el detonante de todos los problemas.

El incremento en los últimos años de los robos, agresiones y actos vandálicos ha dividido a la barriada entre partidarios y detractores de los adolescentes. Los primeros consideran que el clima de tensión ha venido acompañado de «una campaña de criminalización», alimentada desde formaciones políticas como Vox y llevada hasta el extremo por determinados grupúsculos de ultraderecha. Una visión radicalmente opuesta a la denunciada por parte del vecindario y cuyo enfrentamiento ha encajonado un conflicto sin visos de resolverse.

Mientras eso llega, algunos moradores advierten de que se ha visto a varios de los chicos trepar por las fachadas de los bloques más cercanos para alcanzar las terrazas; un extremo aún en investigación. «La Policía ha recomendado a los que viven en los pisos más bajos que cierren las ventanas y bajen las persianas», manifiesta un joven. Dada la situación, en el barrio son muchos los que se preguntan si esta nueva oleada está relacionada con ellos o, por el contrario, alguien quiere aprovechar la coyuntura para culpabilizarles.


Comparta este artículo.
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Sucesos

Una mujer con coronavirus escupe a siete guardias civiles al ser detenida

Published

on

Comparta este artículo.

Una mujer contagiada de coronavirus ha escupido en Zaragoza a siete agentes de la Guardia Civil que la detuvieron tras protagonizar una trifulca en casa con su compañero sentimental. La mujer, que convive con dos hijas, se encaró con los agentes que acudieron al domicilio, situado en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva.

Loading...

La mujer se resistió y les escupió. Lo hizo con los que la detuvieron y también con otros agentes que intervinieron en las diligencias en el cuartel de la Guardia Civil de Casetas.

Loading...

Ante la sospecha de que tuviera síntomas y pudiera estar contagiada por el coronavirus, más aún tras haber escupido a los agentes, se optó por practicarle la prueba de detección del Covid-19. Y, pocas horas después, se avisó a los guardias civiles que la mujer había dado positivo.

A todos ellos se les ha indicado el protocolo de prevención, ante el riesgo de que hayan resultado contagiados. En estos casos, se aparta del servicio a los profesionales que han mantenido un contacto de alto riesgo, que deben permanecer un par de semanas en aislamiento y pendientes de no desarrollar síntomas propios de la infección por coronavirus.

La misma prevención se le ha aplicado al abogado de oficio que acudió a atender a esta detenida. La mujer ha sido imputada por los presuntos delitos de violencia doméstica y lesiones a agentes de la Guardia Civil.

La detención se produjo el miércoles, y el jueves se produjo la confirmación analítica de que la mujer estaba infectada con el coronavirus.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Sucesos

Detenida en Guadalajara por simular una falsa violación grupal en un parque de Toledo

Published

on

Una imagen del Parque de la Vega, en Toledo.
Comparta este artículo.

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de Guadalajara que simuló haber sido víctima de una grave agresión sexual durante los Carnavales, en el Parque de La Vega de Toledo. Los investigadores han concluido que la detenida ideó y denunció estos graves hechos para hacer sentir culpable a su familia y que le permitiera volver a su domicilio, tras estar ingresada en un centro de rehabilitación.

Loading...

Las alertas por este hecho se activaron la noche del pasado 20 de febrero, cuando una mujer se personó en el Hospital de Guadalajara comunicando al personal médico que apenas 15 horas antes había sido víctima de una grave agresión sexual en la que dos varones de origen extranjero la habían forzado amenazándola con un arma blanca y de manera violenta para mantener relaciones vía vaginal, anal y bucal, según ha informado en nota de prensa la Policía Nacional.

Loading...

Conforme al protocolo establecido para este tipo de casos, y de manera inmediata, se pusieron estos hechos en conocimiento de la Policía Nacional de Guadalajara y de Toledo, iniciándose una minuciosa investigación para esclarecer lo sucedido y detener a los presuntos autores.

Durante varias semanas, los investigadores emplearon todos los recursos disponibles, si bien comenzaron a encontrar algunas trabas ya que la víctima, tras formular su denuncia, se negó en rotundo a colaborar con los agentes, negándose a realizar una reconstrucción de los hechos que sería fundamental para hallar pruebas que condujesen a averiguar la identidad de los autores.

No obstante, a pesar de las dificultades, continuaron con una investigación que se tornaba extremadamente compleja. Las primeras comprobaciones que realizaron contradecían la versión de los hechos aportada por la víctima en su declaración, ya que no había prueba alguna de que hubiese estado en los lugares que indicaba ni las personas que presuntamente la habían acompañado la conocían de nada.

Finalmente, consiguieron averiguar que en la fecha en que manifestaba que habían ocurrido los hechos se encontraba en la localidad de Torrijos, donde pasó la noche hasta que decidió regresar a Guadalajara.

Ante tales evidencias, el pasado miércoles 4 de marzo los agentes procedieron a su detención como presunta autora de una simulación de delito.

Todo apunta a que la víctima, que hasta el día 17 de febrero había estado ingresada en un centro de rehabilitación de Toledo, quería regresar a su domicilio en Guadalajara, hecho que su familia no aceptaba hasta que estuviese recuperada, por lo que ideó y denunció estos graves hechos para hacer sentir culpable a su familia y así lograr que le permitiesen regresar o, al menos, ingresar en un centro de su localidad.

El hecho de simular ser víctima de una infracción penal, o denunciar unos hechos delictivos inexistentes está contemplado como delito en el Código Penal español.

Las consecuencias no son solo penales, este tipo de investigaciones requieren invertir muchos recursos humanos y materiales – que en este caso se podrían cuantificar en más de 2.600 euros- y además la Policía Nacional invierte en ellos un tiempo que va en detrimento de la investigación de otros hechos con víctimas reales.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Sucesos

Tres detenidos por una presunta agresión sexual a una menor en La Palma

Published

on

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil.
Comparta este artículo.

La Guardia Civil ha detenido en la madrugada de este domingo a tres hombres por su presunta implicación en un supuesto delito de agresión sexual a una menor de edad en San Andrés y Sauces (La Palma).

Loading...

Según ha informado el instituto armado, los hechos han ocurrido esta madrugada y los agentes se encuentran investigando los hechos.

Loading...

La Guardia Civil añade que se están realizando las gestiones y comprobaciones pertinentes para esclarecer lo ocurrido y precisa que aportará más información cuando disponga de más datos.


Comparta este artículo.
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: