Connect with us

Opinión

Sánchez, pillería y oportunismo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

¿Qué nuevo ámbito de la sociedad española va ser el objetivo de Pedro Sánchez para crear problemas donde no los hay? La respuesta no deja de ser una incógnita: puede ser cualquiera. Un Gobierno especializado en despertar demonios dormidos, en desbaratar instituciones varias, en encabronar diversos colectivos, es un Gobierno que puede dedicarse a cualquier acción disolutiva, ya que, en realidad, ha perdido la vergüenza. Por el momento, y antes de que sobrevenga alguna ocurrencia de última hora, el presidente del increíble Gobierno inesperado ha conseguido que las hipotecas sean más caras y más inaccesibles. Esa fraseología consistente en decirle «al pueblo» cosas que supuestamente el pueblo quiere escuchar (o que necesita darse por el cuerpo como una crema de consuelo ante las adversidades) cursa con un precio inevitable: es mentira y, además, contraproducente. Pero así son los peronistas de nuevo cuño, de edición digital.

En la antesala de la vista oral de un juicio trascendental para la democracia española, esa que a ojos de Puigdemont y Otegui prácticamente no existe (menuda paradoja: la ETA de Otegui ha matado en Barcelona con tozudo desempeño durante muchos años, pero eso a Puigdemont le importa tan poco que su único deseo es una alianza con quien representa a los carniceros que laminaron Cataluña; Hipercor, Vich y Ernest Lluch incluidos), a Sánchez solo se le ocurre reclamar con insultante suficiencia un ápice de «autocrítica» al máximo Tribunal español a cuenta del errático y churretoso proceso que tiene que ver con los impuestos de una hipoteca. Sánchez exige a un Tribunal (que le ha hecho un gran favor dejándole la pelota en el área para que la remate a puerta vacía) lo que él ha sido incapaz de poner en práctica a lo largo de estos erráticos meses de Gobierno. Si es que a esta banda se le puede llamar Gobierno. Ni una palabra por sus rectificaciones, por sus Presupuestos fallidos, por sus irregularidades doctorales, por sus ministros abrasados, por sus empeños guerracivilistas o por su alistamiento con el populismo más ramplón: la autocrítica siempre es cosa de los demás.

Dotado de una irritante artificialidad, Sánchez ha pretendido estimular una corriente de adhesión a sus meandros políticos mediante el método antiguo de la baja lisonja. Asegurar, a las pocas horas de haber decidido el Supremo que quien debe seguir pagando impuestos es el ciudadano, que los ciudadanos (y ciudadanas) no van a volver a pagar el impuesto de marras a la hora de escriturar una vivienda mediante la firma de una hipoteca es de una sinvergonzonería demagógica sin precedentes. Cualquiera con dos dedos de frente, y más un supuesto doctor en Economía, sabe que ningún banco está dispuesto a sufragar la compra de vivienda alguna por parte de ningún particular y que todo gasto atribuido a la cuenta de resultados de una entidad que vive del préstamo será repercutido, de una forma o de otra, al crédito concedido, es decir, que el prestatario, quien recibe el dinero para hacerse con una propiedad, correrá con los gastos de manera directa o de indirecta. Si de verdad Sánchez y su camarilla quisieran estar al lado de «la gente», suprimirían un impuesto inusitadamente alto que sirve para engrosar las cuentas de esos sacamantecas que son las comunidades autónomas y no se vestiría de Robin de Los Bosques para hacer creer que ha aliviado la cuenta de resultados de los particulares cargando la imposición sobre los hombros de los malvados banqueros españoles. La jugada, habida cuenta del populismo ramplón de muchos españoles, es de olfato rápido y de conocimiento del terreno que se pisa, pero es una ofensa más a la inteligencia de los votantes, la cual, a simple vista, está por demostrar.

Ahora puede dedicar su tiempo a ver si consigue levantar la losa de Franco. Pero ojo, pesa más de lo que parece.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

La tercera vía

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es evidente que la situación política española, respecto a la investidura de Presidente de Gobierno por los cauces hasta ahora desarrollados (elección por el Congreso), requiere una solución distinta a la habitual. No hay consenso. No hay acuerdo. Nadie tiene apoyos suficientes.

Los actores participantes son los mismos, antes del 10-N y después. Dirigentes de todos los Partidos que no están dispuestos a pactar, a ceder. Ni Sánchez, ni Casado, ni Rivera, ni Iglesias, ni Abascal…ni ninguno. Sólo quieren ser Presidentes. Y sólo hay un puesto.

Ante tan surrealista situación, el artículo 99 de la Constitución pone en manos del Jefe del Estado otra opción: que es la de considerar como candidato a alguien que no sea necesariamente Diputado y ni siquiera miembro de un Partido.

Una persona, pues, de la sociedad civil, que lograra atraer el consenso general. Por su capacidad, por su integridad, por su saber, por su experiencia. No hay nadie entre cuarenta y siete millones de personas que pueda reunir tales requisitos?. Imposible que no.

Todo es cuestión de proponérselo. Y seguro que se encuentra.

No voy a dar nombres. Pero, aunque parezca una “boutade”, ¿no valdría un RAFA NADAL, por ejemplo?
En una línea más cabal, gestores empresariales de éxito, sí que podrían dar el perfil seriamente hablando. Son muchas las Empresas gestionadas por brillantes cabezas españolas. En las mentes de todos están. Sólo a modo de ejemplo: Zara, Santander, Alsa, Mercadona, Corte Inglés, Repsol…Real Madrid.

Gestores que han llevado a sus empresas a un reconocido mérito en el complejísimo mercado global. En competencia con los más grandes, con las más importantes multinacionales.

Es una decisión audaz, sin duda. Pero también sin duda que sería bien vista por una gran mayoría social, que es lo que (debe) importar.

Tenemos un Jefe del Estado moderno. Los grandes estadistas se miden por tomar grandes y novedosas decisiones. Lo “normal” en determinadas circunstancias se transforma en “mal”.

Y esta es la caótica situación en la que España está, políticamente hablando.

En sus manos está, Señor.

Y, permítame que le señale uno de mis principios que me ha guiado en mi vida profesional: “NO HAY PEOR PROYECTO QUE EL QUE NO SE REALIZA”.

Realice, pues, algo nuevo. Algo distinto Algo efectivo.

Por su bien. Por el de España. !Por el de todos!

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

Una mujer triturada

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Leo una entrevista a Dolores de Cospedal en la revista “Yo Dona”: EL título es muy significativo “La política es una trituradora de seres humanos”. Interesante conclusión de una mujer que fue alta responsable del partido en el gobierno y que ejerció de presidente del PP de Castilla La Mancha durante 12 años, secretaria general del Partido Popular entre 2008 y 2018, y ministra de Defensa del Gobierno de España entre 2016 y 2018.

Probablemente debió saber que la política era una selva y que su supervivencia allí implicaba grandes dosis de agresividad para competir con sus “iguales”, hombres o mujeres. También debió imaginarse que las cosas no le iban a ser fáciles y que, por ser mujer, no iba a gozar de privilegio alguno. Ahora es consciente de lo que dejó o postergó y se fue harta: “me fui de la política con un sabor amargo y no volvería nunca”, dice; pero lo que más me preocupa es cuando afirma que “…nunca pensé que la política se acabaría transformando en algunas ocasiones en una especie de máquina de destrozar seres humanos, en una trituradora”.

A estas alturas, la política ya lleva un descrédito enorme pero De Cospedal debería reflexionar mejor y pensar que ella también formó parte de esa maquinaria destruyendo a otros antes de sentirse ella misma así. Y, como mujer, no hay ninguna diferencia; una vez que se está en el poder las mujeres hacen lo mismo que cualquier otra persona en el poder, destruir y triturar.

*Presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Las Islas Baleares (APFSIB)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

España Suma

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Me declaro entusiasta de la iniciativa ‘España Suma’, lanzada desde el Partido Popular para intentar frenar de alguna manera la división del voto liberal-conservador e intentar poner freno a las nefastas políticas emprendidas por Pedro Sánchez y sus socios.

Otra cosa es que en el País Vasco la iniciativa pudiera servir de instrumento catalizador y como herramienta electoral efectiva. Los resultados electorales son los que son. Analizando los números de las últimas Generales en Euskadi, comprobamos inmediatamente que la solución es más complicada de lo que pudiera parecer: ni aún sumando los resultados de los tres partidos (PP, C’s y VOX) nos acercaríamos a los resultados que el Partido Popular obtuvo en solitario en 2011 (160.000 frente a 210.000 del PP en solitario).

Creo personalmente que el problema es otro, y tiene mas que ver con una estrategia y táctica erróneas. En el PP Vasco, desde hace ya bastante tiempo, se viene defendiendo la idea de una aproximación -digamos estratégica- al PNV para facilitar un posible trasvase de votos del partido nacionalista al ‘popular’. Pero el resultado ha demostrado empíricamente que ha sucedido precisamente lo contrario: en gran medida el voto moderado de centro-derecha se ha ido al PNV, sobre todo alentado por políticos nacionalistas, como el tristemente desaparecido Iñaki Azkuna, que han sabido llegar perfectamente a un electorado cansado y muchas veces defraudado ante tanto vaivén ideológico.

Recuperar esos votantes es una tarea ingente que pasa por recuperar nuestros valores y principios a la vez que gestionamos el escenario político actual con una perspectiva propia desde la que se pueda ofrecer al ciudadano vasco una nueva visión crítica de la realidad y soluciones concretas a los problemas que nos acucian.

‘España Suma’ o ‘Euskadi Suma’ será lo que los ‘populares’ queramos que sea en el País Vasco: más de lo mismo, con mismos dirigentes y estrategias equivocadas abocadas al fracaso, o nuevas líneas orientadas a recuperar lo mejor de nosotros mismos desde posiciones abiertas a formaciones políticas, como Ciudadanos y VOX, con las que compartimos la idea de una España unida, conformada por hombres y mujeres libres e iguales, y un País Vasco de todos, abierto y plural.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Recomendados

Anuncios
Advertisement
Advertisement
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: