Veinte preguntas de indignación sobre el pucherazo del 28-A y un llamamiento desesperado (y 2) - ALERTA NACIONAL
Connect with us

España

Veinte preguntas de indignación sobre el pucherazo del 28-A y un llamamiento desesperado (y 2)

Published

on

Franco en Ceuta, 19 de julio de 1936.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Laureano Benítez Grande-Caballero.- En la tarde del 17 de julio de 1936, sobre las 16,20 horas, un comando sublevado irrumpió en las dependencias de la Comisión Geográfica de Límites de África, y desde allí cursó un telegrama anunciando el triunfo de la rebelión contra la República.

A la una de la madrugada del 18, mientras Franco descansaba en la habitación nº 3 del Hotel Madrid, de Las Palmas de Gran Canaria, ―donde había llegado desde Santa Cruz de Tenerife para asistir al entierro del general Amado Balmes, comandante militar de Gran Canaria, fallecido el 16 de julio―, sus ayudantes le hicieron entrega del telegrama, reexpedido desde Tenerife, con el siguiente texto: «Jefe Circunscripción Melilla a Comandante General Canarias. Este ejército levantado en armas se ha apoderado en la tarde de hoy de todos los resortes del mando en este territorio. La tranquilidad es absoluta. ¡Viva España!: Coronel Soláns».

En esa misma habitación nº 3 me hospedé la fatídica noche del colosal pucherazo en las elecciones del 28-M. Viví varios años en Las Palmas en mis años mozos, y luego he vuelto allí en ocasiones, pero nunca se me había ocurrido alojarme en ese hotel y en esa habitación, dado que, además de que desconocía que Franco se hubiera alojado allí, mi ideología política pertenecía más bien al ámbito de la izquierda hasta no hace mucho.

Sin embargo, tuve mi «camino de Damasco», que me llevó a movilizarme desde junio del año pasado contra la pretendida profanación de la tumba del Caudillo, y contra la blasfema pretensión roja de desacralizar el Valle donde yace el Generalísimo.

Será un guiño del destino, una casualidad o una recompensa a mis esfuerzos por defender su causa, pero lo cierto es que la primera noche que dormí en la habitación de Franco en el Hotel Madrid fue la del golpe de Estado del 28-M.

Se dice que Franco, al llegar al hotel, exigió una habitación donde hubiese un escritorio y una lámpara, que le fueron prontamente suministrados.

La habitación se conserva prácticamente igual, con cambios mínimos, de modo que hospedarse en ella es como hacerlo en un museo, en un monumento histórico. El escritorio y la lámpara siguen ahí, como mudos testigos del lugar donde posiblemente redactó el Manifiesto de las Palmas ―aunque éste aparece fechado en Santa Cruz de Tenerife el día anterior―, documento en el que el General llamaba al Alzamiento contra una República en manos de las hordas bolcheviques, que amenazaba la supervivencia de la Patria.

Era un llamamiento desesperado a una Patria en ruinas, destrozada por huelgas, asesinatos, persecución a los católicos, incendio de iglesias, violencia contra las derechas, separatismos, y una creciente amenaza de convertir a España en una dictadura bolchevique de cuño soviético.

El Manifiesto, el llamamiento desesperado, se difundió a partir de las 5 y cuarto horas del día 18 de julio de 1936 por las emisoras locales ―Radio Las Palmas y Radio Club Tenerife―, nada más Franco declaró el Estado de Guerra en las islas Canarias en la Comandancia Militar de las Palmas, a poca distancia del hotel, y fue recogido en su versión íntegra inicial por el diario Hoy de la isla de Tenerife tres días después.

Desde 1975, los izquierdistas herederos de los rojos del 36 han estado conspirando para volver al frentepopulismo de 1936, con el fin de retrotraer a España a la situación anterior a la Guerra Civil que perdieron, para tomarse cumplida venganza de la España nacionalcatólica que les derrotó, y para reanudar su proyecto de destruir nuestra Patria mediante una revolución emanada del marxismo luciferino, con la diferencia de que ahora no se la van a entregar a una Rusia soviética, sino al Nuevo Orden Mundial.

Aquí los tenemos otra vez, a los cojoneros milicianos insepultos, desenterrando momias, blasfemando desencadenadamente, acosando y persiguiendo a los patriotas, apoyando los separatismos, rasgando nuestras banderas, destruyendo nuestros principios y valores, traicionando nuestra Patria, censurando a las derechas, levantando su grotesco puño…

… Y ejecutando sus alevosos pucherazos, sus fraudes electorales, como el que les permitió acabar con la monarquía en el 31, o el que llevó al poder al Frente Popular en el 36, fraude apoteósico.

Han pasado más de 80 años, y aquí los tenemos nuevamente, dando un golpe de Estado con el pavoroso fraude del 28-A, formando un Frente Popular con los mismos partidos que conformaron «la chusma que se apoderó de la República» ―en palabras de Azaña―: PSOE, comunistas de Podemos, ERC, PNV…

Hoy como ayer, por eso, ante la situación de emergencia nacional que estamos viviendo después del pucherazo, cuando se avista otro en las elecciones del 26-M, en esta hora de trágicas tinieblas que devasta nuestra Patria, amenazándola con su disolución, he vuelto en mi imaginación a la habitación nº 3, para dejarme arrebatar por la ensoñación de qué bando, qué Manifiesto escribiría hoy Franco, ante unas circunstancias que son prácticamente idénticas a las que provocaron el Alzamiento.

Y ahí, en la cómoda que le sirvió de escritorio, a la luz de la lámpara, escribiría posiblemente este Llamamiento Desesperado:

«¡ESPAÑOLES!

A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a los que jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la Nación os llama a su defensa.

La situación de España es cada día que pasa más crítica. La anarquía reina en algunas Comunidades Autónomas, donde el Estado ha desaparecido, y bandas violentas de independentistas se han enseñoreado de sus campos y pueblos; autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas. Los partidos patrióticos son perseguidos, acosados y censurados, alevosa y traidoramente, sin que los poderes públicos impongan la paz y la justicia.

Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de las hordas luciferinas, que con sus blasfemias mancillan la catolicidad de nuestra Patria, con la complicidad o negligencia de gobernadores monteriles.

Los más graves delitos contra la Patria se cometen en Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Baleares, obedeciendo ciegamente a gobernantes que intentan deshonrar a España. El Ejército, la Marina y demás Institutos armados son blanco de los soeces y calumniosos ataques, precisamente por aquellos que deben velar por sus prestigios.

La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total: ni igualdad ante la Ley, ni libertad ―aherrojada por la tiranía―, ni fraternidad ―cuando el odio y las amenazas han sustituido al mutuo respeto―, ni unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial más que por regionalismos, que los propios poderes fomentan; ni integridad y defensa de nuestras fronteras, que son asaltadas por miles de ilegales que luego son agasajados por autoridades traidoras.

El Poder Judicial español, que la Constitución garantiza, igualmente sufre persecuciones que la enervan o mediatizan, y recibe los más duros ataques a su independencia.

Pactos electorales, hechos a costa de la integridad de la propia Patria, unidos a los pucherazos que falsean las elecciones presuntamente democráticas, formaron la máscara de la legalidad que nos preside. Nada contuvo la apetencia de Poder: falseamiento de las elecciones y glorificación de la separación catalana, una y otra quebrantadoras de la Constitución que, en nombre del pueblo, era el Código fundamental de nuestras Instituciones.

Al espíritu ignorante e inconsciente de las masas, engañadas y explotadas por los agentes globalistas, que ocultan la sangrienta realidad de los regímenes comunistas que sacrificaron para su existencia a más de 100 millones millones de personas, se unen la malicia y negligencia de Autoridades de todo orden que, amparadas en un Poder claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden y el imperio de la libertad y la justicia.

¿Es qué se puede consentir un día más el vergonzoso espectáculo que estamos dando al mundo?

¿Es qué podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria, con un proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia?

¡Eso no! Que lo hagan los traidores, pero no lo haremos quienes juramos defenderla.

Es la hora de luchar por la justicia e igualdad ante la Ley, por la paz y amor entre los españoles, por trabajo para todos, por la unidad de la Patria, sin enconos ni violencias.

Es la hora de defender a España de los explotadores de la política, de los engañadores del obrero honrado, de los extranjerizantes que directa o solapadamente intentan destruir a España.

En estos momentos es necesario que los españoles nos movilicemos pidiendo paz, fraternidad y justicia.

Nuestro impulso no se termina por la defensa de unos intereses bastardos, ni por el deseo de retroceder en el camino de la Historia, porque las Instituciones, sean cuales fueren, deben garantizar un mínimo de convivencia entre los ciudadanos que, no obstante las ilusiones puestas por tantos españoles, se han visto defraudadas, pese a la transigencia y comprensión de todos los organismos nacionales, con una respuesta anárquica, cuya realidad es imponderable.

Como la pureza de nuestras intenciones nos impide el yugular aquellas conquistas que representan un avance en el mejoramiento político-social, y el espíritu de odio y venganza no tiene albergue en nuestros pechos, del forzoso naufragio que sufrirán algunos ensayos legislativos, sabremos salvar cuanto sea compatible con la paz interior de España y su anhelada grandeza, haciendo reales en nuestra Patria, la unidad y la paz.

Españoles: ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!, ¡¡¡VIVA EL HONRADO PUEBLO ESPAÑOL, Y MALDITOS LOS QUE EN LUGAR DE CUMPLIR SUS DEBERES TRAICIONAN A ESPAÑA!!!».

Este llamamiento lo completaría con otro bando, cuyo contenido sería muy parecido al que proclamó el sábado 18 de Julio de 1936, conocido como el Manifiesto de Melilla:

«Don Francisco Franco Bahamonde, General de División y Jefe de las Fuerzas Armadas de África, Tetuán, 18 de julio de 1936 (Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, Tetuán, 25 de julio de 1936).

Bando de declaración del estado de guerra en Marruecos.

Hago saber:

Una vez vemos con amargura infinita desaparecer lo que a todos puede unirnos en un ideal común: España.
Se trata de restablecer el imperio del orden dentro de la Patria, no solamente en sus apariencias o signos exteriores, sino también en su misma esencia; para ello precisa obrar con justicia, que no repara en clases ni categorías sociales, a la que ni se halaga ni se persigue, cesando de estar dividido el país en dos grupos: el de los que disfrutan del poder y el de los que eran atropellados en sus derechos, aun tratándose de leyes hechas por los mismos que las vulneraron; la conducta de cada uno guiará la conducta que con relación a él seguirá la legalidad, otro elemento desaparecido de nuestra Nación y que es indispensable en toda colectividad humana. El restablecimiento de este principio de legalidad exige que el pueblo español se movilice sin titubeos ni vacilaciones.

Espero la colaboración activa de todas las personas patrióticas, amantes del orden y de la paz, sin necesidad de que sean requeridas especialmente para ello, ya que siendo sin duda estas personas la mayoría por comodidad, falta de valor cívico o por carencia de un aglutinante que aunara los esfuerzos de todos, hemos sido dominados hasta ahora por unas minorías audaces sujetas a órdenes de internacionales de índole varia, pero todas igualmente antiespañolas. Por esto termino con un solo clamor que deseo sea sentido por todos los corazones y repetido por todas las voluntades. ¡VIVA ESPAÑA!».

Franco confió la situación de las Canarias al general Luis Orgaz Yoldi, y a las once y veinte de la mañana subió en un automóvil en el patio interior de la comandancia, que le llevó a un pequeño embarcadero en la plaza de San Telmo, en la cual también se encontraba la Comandancia Militar.

Al despedirse de sus subordinados, les dijo: «Fe, fe, fe; disciplina, disciplina, disciplina». Eran poco más de las dos de la tarde cuando embarcó en un remolcador civil, que le transportó hasta el aeródromo de Gando, donde le esperaba un avión De Havilland, Dragon Rapide, de siete plazas, matrícula G-ACYR.

Tras escalas en Agadir y Casablanca ―donde pernocta―, al amanecer del 19 de julio el avión llega a Tetuán: donde se pondrá al frente del Ejército de África: la guerra había comenzado.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Todo hiede alrededor de Podemos: Los dos abogados despedidos por Iglesias investigaban “sobresueldos y contratos a dedo”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El despido de dos abogados de Podemos que investigaban «irregularidades» internas como sobresueldos, contratos a dedo y manipulación en procesos internos ha desatado una nueva crisis en el partido y un amasijo de acusaciones cruzadas entre la dirección y los trabajadores cesados, cuenta ABC.

Es el segundo escándalo laboral que estalla en la formación en menos de un mes y en mitad de las negociaciones con el PSOE para configurar el Gobierno de coalición.

La dirección de Podemos despidió al responsable de Protección de Datos, José Manuel Calvente, el lunes después de abrirle expediente por «acoso sexual y laboral» a una compañera y a la Responsable de Cumplimiento Normativo, Mónica Carmona Segura, esgrimiendo un reajuste del departamento tras cesar a Calvente. Así lo explicó ayer en el Congreso la secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón: «Se le despidió por motivos de acoso laboral por razón de género», expresó. Castañón aclaró que el partido ha intentado llevar con «discreción» las últimas semanas el asunto por respeto a la intimidad de la trabajadora acosada. Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, esquivó a los medios de comunicación.

El seísmo detonó después de que Mónica Carmona enviara anteayer un comunicado firmado únicamente por ella al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos –que posteriormente se filtró a algunos medios de comunicación– denunciando «un grave acto de represalia» por investigar «graves irregularidades» financieras y relacionadas con procesos de primarias y consultas internas que, a su vez, afectarían a cargos importantes. Apunta además que la dirección morada se «inventó acusaciones» para justificar el despido de Calvente.

El propio trabajador despedido declaró ayer en Onda Cero que «es todo una venganza» y anunció una querella contra Podemos por calumnias. «Es rotundamente falso», defendió tras las acusaciones de acoso laboral. Los dos abogados despedidos estaban investigando sobresueldos en la dirección que superaban lo estipulado en los estatutos (el equivalente al triple del salario mínimo), contratos a dedo a afines y manipulaciones en votaciones electrónicas en primarias y otras consultas internas.

Además, según se desvela, el despido se produjo tras la insistencia con la que ambos responsables jurídicos pidieron documentación para continuar con sus indagaciones. Carmona explica en su carta que intentaron abrir «expedientes internos de investigación para aclarar los hechos y defender al partido ante una posible reclamación».

«No compartimos ese tipo de declaraciones, queríamos únicamente referirnos al caso principal de este despido», defendió por su parte la responsable de Feminismos. «No se va a permitir ningún tipo de acoso en Podemos», añadió. En cuanto al despido de Carmona, Castañón aclaró que «se ha reordenado el departamento legal».

Acusaciones cruzadas

«Acto de represalia y posibles coacciones»

La Responsable de Cumplimiento Normativo, Mónica Carmona Segura, asegura en una carta que su despido y el de su compañero se debe a un «un grave acto de represalia y posibles coacciones» por investigar «graves irregularidades» relacionadas con sobresueldos en cargos de la dirección, contratos a dedo y manipulaciones en consultas internas.

La segunda crisis laboral en un mes

Es el segundo conflicto laboral que en menos de un mes estalla en Podemos. El partido tiene un proceso judicial abierto con la extrabajadora que denunció a Irene Montero por trato laboral «discriminatorio». El acto de conciliación fue suspendido a finales de noviembre por acuerdo de las partes y la nueva fecha está señalada para enero.

«No permitimos ningún tipo de acoso»

La secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón, aseguró ayer en declaraciones a la prensa en el Congreso que a Calvente «se le despidió por motivos de acoso laboral por razón de género». Castañón explicó además que el partido estaba manteniendo el silencio porque querían ser «muy prudentes» por respeto a la intimidad de la víctima.

Calvente amenaza con querellarse

Calvente declaró ayer durante una entrevista en Onda Cero que las acusaciones son parte de un «complot» por investigar las irregularidades mencionadas y aseguró que su despido «es toda una venganza». El abogado anunció que presentará una querella contra Podemos por calumnias. «Es rotundamente falso», defendió.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Sánchez evita recurrir la última resolución independentista del Parlament para no molestar a ERC

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Gobierno ha explicado este jueves que sigue estudiando si va a recurrir ante el Tribunal Constitucional la resolución del Parlament de Cataluña a favor de la autodeterminación y la de la Asamblea de Madrid que insta a la ilegalización de partidos independentistas. “Ambas resoluciones siguen siendo estudiadas. Ambas”, ha dicho la portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, quien no ha dado más pistas sobre si el Gobierno tiene intención de llevar finalmente al Constitucional estas iniciativas.

Lo que sí ha recalcado es que el Ejecutivo actuará con arreglo a la ley en este asunto. “Tengan ustedes absoluta seguridad de que el Gobierno se debe al principio de legalidad y no va a aceptar ninguna vulneración”, ha asegurado Celaá.

La resolución del Parlament fue aprobada la semana pasada con los votos de JxCat, ERC y la CUP, a pesar de que el Constitucional la había suspendido parcialmente en su tramitación. Casualmente, el Gobierno estudia esta opción de recurrir la resolución del Parlament en plenas negociaciones con ERC para lograr su abstención en un futuro votación de investidura de Pedro Sánchez. Por primera vez desde que iniciaran las conversaciones, PSOE y ERC firmaron el martes un comunicado conjunto el que reafirmaban la existencia de un “conflicto político” en Cataluña, una retórica de la que se había alejado el PSOE antes de las elecciones del 10-N. “Hemos avanzado en la reflexión para activar la vía política buscando los instrumentos necesarios para su encauzamiento”, aseguraban en la nota socialistas y republicanos.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, lanzó el miércoles un mensaje de tranquilidad a quienes temen un acuerdo con los independentistas para la investidura y afirmó que si hay pacto con ERC “estará dentro de la legalidad y será público”. Unas palabras que molestaron a ERC. Fuentes del partido independentista reprocharon a Sánchez sus declaraciones, ya que, a su juicio, dan pie a considerar que el acuerdo sobre la investidura está próximo. Por ello, pusieron en duda la celebración del nuevo encuentro que debía producirse entre ambos partidos el próximo martes 10 de diciembre.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Día de la Constitución; nada que celebrar, mucho que lamentar

Published

on

Sánchez, la mejor expesión de la estafa democrática: de quitarle el sueño un gobieno de coalición con Podemos a undise en un abrazo con Iglesias un mes más tarde
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

AR (R).- 6 de diciembre: Cualquier cosa menos un motivo de alegría y de optimismo. Sobre la base de aquel texto normativo se ha dibujado una España en la que apenas me reconozco. No encuentro un sólo motivo, ni uno sólo, para conmemorar una fecha que confinó lo mejor de nosotros mismos para trasladarnos al angostamiento moral, a la estrechez del horizonte económico y a la estulticia política del momento presente. Estas son algunas de mis razones para decir alto y claro ‘NO’ a una Constitución que ha sido fuente de todo lo que es contrario a mi condición humana.

La colaboradora de TV3 Amparo Moliner, con una estelada.

La colaboradora de TV3 Amparo Moliner, con una estelada.

-No es muy coherente celebrar la efemérides de un sistema político que criminaliza a los varones, estimula el instinto cainita entre las regiones, persigue las ideas que aquí representamos e introduce la praxis positivista, que aparta a los españoles de todo aquello a lo que por tradición se debe.

-No encuentro sentido conmemorar la efemérides de la Constitución en medio de unas elecciones autonómicas convocadas como respuesta a un proceso golpista que tiene entre ceja y ceja la ruptura de España y que tiene a los promotores del golpe haciendo campaña en la calle.

Diputados de Unidos Podemos pidiendo en el Congreso la libertad del delincuente Andrés Bodalo.

Diputados de Unidos Podemos pidiendo en el Congreso la libertad del delincuente Andrés Bodalo.

-No veo motivos para celebrar el 6-D cuando los encargados de interpretar esa misma Constitución mantienen intactas las estructuras de los golpistas, con TV3 tocando a rebato noche y día, con las madrasas separatistas convertidas viveros de odio.

  • No puedo celebrar una Constitución que deja el futuro de los españoles en manos de un partido que persigue la ruptura de España y que está liderado por un delincuente encarcelado por sedición.

-No puedo celebrar una Constitución que pemite a diputados y senadores tomar posesión de sus actas palamentarias entre soflamas antinacionales.

-No puedo celebrar una Constitución que da sustento legal al reprentante del Estado en Cataluña cuando invoca a la rebelión callejera o cuando él mismo participa en el corte de carreteras, con grave daño para la economía de la región.

-No puedo celebrar una Constitución que permite que el voto de los españoles no valga lo mismo y que varíe en función de su lugar de su residencia. O que un partido con 13 diputados sea más decisivo para la gobernabilidad de España que el principal partido de la oposición, con 89 escaños.

-No puedo celebrar una Constitución que proscribe la defensa pacífica de ciertos ideales, mientras legitima y tolera a partidos antiespañoles y herederos de ideologías totalitarias que cargan a sus espaldas con decenas de millones de muertos.

-No puedo celebrar el aniversario de una Constitución tan ambigua y bipolar en su articulado como para dar lugar a erróneas interpretaciones legales sobre hechos tan rotundos como la unidad indivisible de la nación.

-No puedo celebrar la Constitución que institucionaliza la criminalización de una etapa de nuestra historia en la que medraron políticamente la mayoría de los ponentes constitucionales. Paradójicamente, la misma etapa histórica que proclamó como heredero a título de Rey a quien se considera el gran artífice y garante de la Carta Magna, eje de la España democrática actual.

-No veo motivos para celebrar el aniversario de una Constitución sobre la que ha sido moldeada una sociedad que no nos garantiza, antes al contrario, que el éxito sea fruto del trabajo bien hecho o de la rectitud de intenciones.

-No creo decente festejar el aniversario de una Constitución que consagra el derecho de matar a un tetrapléjico y cobrar por contarlo en las televisiones.

-No veo motivos para celebrar la Constitución que ha restado autoridad al profesor, al padre de familia, al funcionario público, a quienes en definitiva tendrían el deber de garantizarnos una sociedad moralmente fuerte, culturalmente cohesionada y territorialmente unida.

Ilegales tras lograr saltar la valla de Melilla.

Ilegales tras lograr saltar la valla de Melilla.

-No veo motivos para celebrar la Constitución que fomenta entre las regiones enfrentamientos cainitas y hechos diferenciales; una Constitución incapaz de establecer los límites a los que una nación soberana no puede renunciar sin poner en peligro su propia esencia.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre resultaría perfectamente legal atenuar la pena de un borracho que violara a una niña de 12 años y agravarla si ese mismo borracho abofetea a su mujer por un asunto de cuernos.

-No puedo celebrar la Constitución que desampara el derecho de los niños a la protección de su imagen y a una educación elegida por los padres y no por el Estado.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se otorgan licencias televisivas que obedecen a criterios políticos y que reduce lo mejor de la sociedad civil al papel contemplativo del que nada grande puede hacer ni emprender sin conexiones políticas al más alto nivel.

-No puedo celebrar la Constitución que ofrece cobertura legal a la subsidiariedad económica, la precariedad laboral y el parasitismo clientelar.

-No puedo celebrar la España constitucional devenida páramo cultural, que subvenciona las peores taras creativas, que fomenta el botellón y no la cultura, que proscribe el esfuerzo y la disciplina como vestigios del pasado, que acepta como arte cinematográfico lo que es simple manipulación demagógica…

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se mandan cada año al holocausto a decenas de miles de no nacidos, que protege el derecho de las mujeres a abortar en cualquier caso y circunstancia y no el de un facultativo para oponerse a ello por razones de conciencia.

-No puedo celebrar la Constitución que ampara la desigualdad ante la ley de hombres y mujeres.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se establecen acuerdos y consorcios políticos que el pueblo no ha elegido; que avala fórmulas de reparto electoral mediante las cuales el representante nacionalista de 100.000 electores tiene la posibilidad de decidir en contra de los intereses de millones de votantes españoles. No puedo celebrar que el voto de un nacionalista vasco valga tanto que el de 200 electores de Murcia, Logroño, Valencia, Burgos, Cádiz, Lugo o Almería.

-No puedo adherirme a la Constitución a través de la cual se conceden a las operaciones de cambio de sexo las ayudas que se les niega a los ancianos y a los parados de larga duración.

-No puedo celebrar la Constitución que vulnera los derechos humanos de los niños que viven en comunidades bilingües y que tienen el español como lengua materna.

-No puedo celebrar la Constitución que discrimina legalmente a los ciudadanos por razones de sexo y que, pese a ello, no ha impedido que estemos a la cabeza europea en número de divorcios y abortos, en casos de fracaso escolar y en presencia de ilegales en nuestras calles.

-No puedo celebrar la Constitución que ampara y protege el adoctrinamiento educativo de los niños escolas e ikastolas, en las que se promociona el nacionalismo etnicista y donde literalmente se niega que España sea una obviedad geográfica y una realidad nacional por espacio de siglos.

-No puedo celebrar la Constitución supuestamente democrática de un país donde los sentimientos nacionales no pueden ser expresados ni defendidos en algunos de sus territorios y regiones.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se banaliza la educación escolar y se canoniza la mediocridad o el aprendizaje de técnicas masturbatorias.

-No puedo celebrar la Constitución incapaz de ofrecer amparo jurídico al 60% de las familias que quieren la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas.

-No puedo celebrar la Constitución que pone las bases culturales de Europa en Voltaire y Robespierre e ignora a Aristóteles y Santo Tomás.

-No puedo celebrar la Constitución que ha permitido la centrifugación del Estado y convertido la Administración central en un instrumento incapaz de cumplir las funciones imprescindibles que tiene encomendadas.

-No puedo celebrar la Constitución que ha propiciado el crecimiento indeseable de la Administración Pública en las comunidades autónomas y un enorme sector público empresarial, con una segmentación del mercado nacional a través de normas autonómicas irracionales que perjudican a la actividad económica.

-No puedo admitir una Constitución que concede a sindicatos y ONGs las ayudas que se niegan a pequeños y medianos empresarios para la continuidad y desarrollo de sus empresas.

-No puedo celebrar la Constitución que no pone freno a esos gobiernitos regionales que aprueban sus propias recetas económicas a costa de arañar un poco más del pastel de la financiación autonómica.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se considera un signo de exclusión la difusión de la moral cristiana y no, por ejemplo, los contenidos de innumerables espacios televisivos y programas educativos.

-No puedo celebrar la Constitución en cuyo nombre se ignoran los valores que están en la base de la identidad española y europea.

-No puedo celebrar la Constitución incapaz de sentar unas bases imperativas para que el ejercicio de la libertad responsable no termine convirtiéndose en libertinaje; es decir, en la otra cara de la libertad.

-No puedo celebrar la Constitución que antepone el derecho de un okupa al del propietario de una vivienda; del que grita “Gora ETA” al que exclama “Viva Cristo Rey”, del que quema una bandera nacional al de quien exhibe con absoluto respeto la misma bandera con el escudo aguilar instaurado por Carlos I.

-Y por último, no puedo ni debo celebrar una Constitución que ha servido de refugio a miles de políticos y funcionarios públicos, ladrones y corruptos, que un día juraron o prometieron defenderla. Por desgracia, no de ellos mismos.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: