Connect with us

Cara a Cara

Winston Galt: “El pensamiento políticamente correcto es la censura más eficaz que se ha inventado jamás”

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 21

Frío monstruo, una novela de suspense, geopolítica y ciencia-ficción recientemente publicada en la red mundial de Amazon, se ha convertido en una de las primeras grandes distopías literarias en español que tratan de adivinar y dibujar cómo será el futuro próximo de Europa. Y lo que puede entreverse sobre nuestro porvenir entre las páginas de Frío monstruo no es especialmente agradable porque la novela, firmada por W. Galt y levantada sobre una narración trepidante que se desarrolla en el año 2050, esboza un continente convulso, dramático e irreconocible arrasado por la corrección política, la islamización, la censura, el auge de los movimientos populistas de extrema-izquierda, el terrorismo, el integrismo ecológico y la dictadura de la ideología de género.

Loading...

W. Galt, que firma Frío monstruo y que también es el nombre del protagonista de la novela, es el pseudónimo de un experimentado escritor español que cuenta en su haber con una decena de obras ya publicadas, algunas de ellas en editoriales reconocidas, y que ahora ha decidido escudarse bajo un alias.

“El pseudónimo provoca una abstracción respecto al autor que me parecía interesante. Cuando un escritor utiliza su nombre, quienes están familiarizados con su obra no pueden evitar cierto prejuicio respecto a lo que esperan de ese autor, y los que no están familiarizados con su obra observarán la novela desde lejos y con los prejuicios que les provoque el autor a través de referencias. Usar un pseudónimo evita todo esto y pone de relieve únicamente el texto. El valor o disvalor del texto será el único criterio de los lectores, lo que, en cierto sentido, “purifica” la obra, opción a considerar cuando, además, la novela trata cuestiones políticas espinosas y difíciles que pueden incluso molestar a muchas personas de determinadas ideologías o lugares de procedencia. Finalmente, utilizar como pseudónimo el nombre de un personaje es un juego novelesco que me apetecía utilizar”.

¿Cómo surge la idea de escribir una novela tan corrosiva, políticamente incorrecta y demoledora comoFrío Monstruo? ¿Es esta su primera obra? ¿Qué otras obras inspiran su novela?

En absoluto es la primera obra. He escrito más de diez novelas y publicado algunas de ellas en editoriales tradicionales, algunas de ellas muy importantes. Ya entonces tuve algún problema con una de esas editoriales por unos comentarios sobre el terrorismo de ETA.

Es difícil aprehender el momento en que surge una idea. Seguramente fue hace muchos años, cuando leí por primera vez 1984, de George Orwell, una novela imprescindible. Me impresionó cuando era muy joven. Seguramente es la novela que más veces he leído. La idea, que rondaba por ahí, fue madurando a lo largo de los años y a través de muchas lecturas, siempre muy heterogéneas. Soy autodidacta y leo a impulsos según el interés del momento y, sobre todo, según el tema a tratar en la siguiente novela. De modo que es imposible decir un momento en que surge la idea, aunque seguramente el desencadenante fue el descubrimiento de La rebelión de Atlas, de Ayn Rand, una novela impresionante que se convirtió, durante el siglo XX, en una “Biblia” para muchos librepensadores liberales americanos. Por desgracia, parece que en Europa no ha tenido la misma relevancia, lo que no es extraño dado el pensamiento políticamente correcto y socialista que impregna la cultura europea desde hace décadas con unos resultados más que discutibles.

Su novela presenta una Europa en 2050 arrasada por el totalitarismo socialdemócrata, por la corrección política, por los movimientos de extrema izquierda y por la islamización. De hecho, hay páginas de su obra que parece ser más un ensayo que una ficción. ¿Así ve nuestro futuro colectivo a medio plazo o todo es ficción?

Espero no haber caído en el error de haber dejado sin trama literaria la novela. Pero lo que entendía que debía decir tenía que decirlo. Para ello, es necesario que los personajes hablen y expliquen. He intentado imaginarlos en ese marco que describes e intentado comprender cuáles serían sus impresiones y sus reacciones y mover a los personajes en ese mundo imaginado.

En cuanto a si he acertado, el tiempo lo dirá. Espero equivocarme. Como dice la frase de Wells que da inicio a la novela: “No hay un modelo de lo que está por llegar”, de modo que estamos a tiempo de evitarlo. Otra cuestión es si queremos evitarlo y, sinceramente, no veo a los ciudadanos europeos con la voluntad de hacerlo. Esto tampoco significa que inexorablemente vayamos a una Europa como la que describo en la novela, pero lo cierto es que hay indicios de que podemos llegar a esa Europa horrible si no rectificamos a tiempo.

En este momento, esa rectificación, como digo, no se ve: los partidos socialdemócratas que conocíamos hace veinte o treinta años, que aceptaban sin reservas el sistema capitalista y la democracia liberal, están pereciendo o mudando de piel arrasados por el populismo de izquierdas. Véase los resultados electorales de la socialdemocracia alemana; en Francia, prácticamente ha desaparecido, al igual que en Italia. En el Reino Unido está en manos de un individuo que se parece más a Pablo Iglesias que a Willi Brant; en España, el PSOE se ha radicalizado tras el surgimiento de Podemos y defiende políticas de ingeniería social que arrasan con la igualdad de los ciudadanos y con la igualdad de los territorios, aliado de un nacionalismo decimonónico. Lógicamente, nadie puede ya esperar de estos movimientos, que representan a millones de europeos, oponiéndose a las políticas de discriminación que ellos mismos defienden o intentando volver a los principios que hicieron de Europa la civilización más avanzada de la historia hace apenas unas décadas. Tampoco nadie puede imaginar a esos movimientos oponiéndose a una islamización que avanza lenta pero inexorablemente con su enorme peso demográfico. Alguien puede pensar que esa invasión silenciosa es programada según algunas noticias que filtran informaciones de los servicios secretos alemanes o que es meramente casual, pero lo cierto y verdad es que se espera que en Europa haya en 2050 unos 150 millones de musulmanes. ¿Será Europa entonces Europa y podrá sostenerse sobre los mismos principios que ahora cuando una tercera parte de su población sustente unos principios incompatibles con nuestra cultura y nuestra idea de libertad y democracia?

Basta mirar a la historia para adivinar la respuesta.

Frío monstruo es una distopía que presenta un futuro de Occidente cuyos primeros esbozos podemos observar ya mismo, simplemente prestando atención a lo que ocurre a nuestro alrededor. ¿Por qué cree que estas cuestiones, claves para el futuro de nuestra civilización, apenas se tratan actualmente en la literatura de ficción occidental?

Hace 100 años el comunismo llegó al poder en Rusia y desde el primer momento se tuvo conciencia por parte de algunos de la verdadera faz del monstruo. Personas cultas, como Zamiatin, seguramente conocían utopías como la de Tomás Moro. Adaptar, dándole la vuelta al argumento, esos textos previos a la situación real de la Rusia comunista sólo necesitó una vuelta de tuerca de un autor inteligente. Unos años después, Huxley vio la oportunidad de crear otra distopía, pero en un marco completamente diferente, en las entonces ya prósperas democracias occidentales británica y estadounidense y ve que el mundo artificialmente feliz puede ser real. Sobre las ruinas de Europa, Orwell crea 1984 con el modelo soviético.

Por tanto, podemos ver que fue la realidad la que inspiró a esos autores. En la Europa actual, mucho más próspera que la de hace cien años, la literatura de las últimas décadas ha girado en torno a la indagación introspectiva del individuo o en la metaliteratura, ejercicio inteligente pero absurdo e implicado sólo en la consideración íntima del individuo, literatura, al final, lógica en unas sociedades de la opulencia, como las nuestras, en las cuales el individuo vuelve la mirada a su egocéntrico interior: por otra parte, los autores que se consideran comprometidos, que siempre son de izquierdas, critican sin contención alguna la mejor civilización jamás creada por los hombres. Esta crítica siempre se basa en los mismos principios socialistas, aunque en muchos casos no se diga expresamente porque, imagino, a algunos les da vergüenza reconocer que la alternativa que podrían plantear es la que ha fracasado reiteradamente llevando ruina y opresión por donde se ha aplicado.

De este modo, criticar el capitalismo se ha convertido en un lugar común, dando la impresión de que vivimos en el peor de los mundos posibles, cuando es evidente que es el mejor creado hasta ahora. La corriente subterránea del socialismo más radical y del comunismo nunca ha dejado de trabajar en ese sentido. Por supuesto, ni que decir tiene que han ganado la batalla del lenguaje, pues se denomina progresista a las ideologías precisamente más nocivas para la humanidad. Como también la izquierda ha ganado la batalla de la opinión pública (una presentadora muy guapa y muy tonta dijo hace poco que ella era de izquierdas porque era buena persona) hasta el punto de que el pensamiento políticamente correcto trabaja como la censura más eficaz que probablemente se haya inventado jamás, pues funciona desde fuera, como presión frente a quienes piensan de forma diferente, pero también es interiorizada por los autores, que se limitan de este modo en sus críticas (salvo que sean contra el capitalismo y la democracia, claro).

Aunque Frío Monstruo transcurre en diversas capitales europeas, España, con una Cataluña independizada y vendida al mejor postor, desempeña un papel central en la trama. ¿Será España uno de los primeros países en caer ante el Leviatán totalitario que dibuja en su ficción?

Sin duda. España cometió el error de otorgar excesivas concesiones a los movimientos nacionalistas y ahora mismo está en el primer puesto en la carrera en Europa por la secesión. Sabemos que hay movimientos secesionistas en Europa desde hace mucho tiempo: flamencos, bávaros, corsos, por no mencionar Escocia e Irlanda del Norte. No obstante, lo que parecía imposible hace unas pocas décadas, que un territorio español estuviera más cerca de la independencia que Irlanda del Norte, por ejemplo, se ha cumplido. Ya los estatutos de autonomía españoles son excesivamente generosos, y España fue demasiado confiada y generosa en la autonomía concedida a las regiones. No se tuvo en cuenta que el poder localista, para subsistir, necesita convertir el localismo en su esencia. Así, las tensiones nacionalistas han ido a más, lo que es evidente. Cataluña ostenta unos niveles de autogobierno como no existen en ningún otro territorio de Europa. Pero desde el principio, como antes apuntaban algunos entre las recriminaciones generales, y luego han confirmado los hechos, trabajó para crear un país independiente de la nada. Bastaba con controlar, como sabe cualquier marxista, los medios de comunicación y la educación, de modo que en pocas décadas han conseguido una desafección total respecto al resto de España de la mitad de su población. Si algún territorio se independiza en Europa en los próximos años será, salvo sorpresa mayúscula, Cataluña. A ello contribuye que una izquierda que se quedó en los años ochenta sin discurso, se ha apuntado al discurso nacionalista bajo falsas banderas como la autodeterminación y el falso derecho a decidir. Esto ha contribuido a que no sólo la mitad de Cataluña desee la independencia, sino que parezca no importar, o que se comprenda dicho anhelo por amplias capas de la población española. En este marco, esperar que dentro de unos años, diez o quince, como dijo Iceta, el porcentaje de población que desee la independencia sea algo mayor de la mitad actual, no sólo es esperable, sino que parece una situación inexorable. En tal caso, como muchos tememos, si dentro de unos años ocurre una situación aún más seria que la octubre de 2017, nadie apoyará a España si ésta decide utilizar la violencia para sofocar la independencia. La vía eslovena será un hecho porque Europa no permitirá que se use la violencia, aunque sea legítima.

La independencia sería un juego de dominó. Si lo hace Cataluña, inmediatamente detrás hará lo mismo el País Vasco. Y en algunas otras regiones, como Baleares y Valencia, se está trabajando desde los grupos de izquierda en la misma línea de creación artificial de identidades nacionales. Por tanto, unos años después, éstas también podrían solicitar un estatus independiente con alguna variante de colaboración para maquillar una independencia de facto.

Ahora mismo no veo esto como un futuro impensable, sino como la secuencia lógica de los acontecimientos a la luz de lo que ahora vivimos.

Como decía, no veo ninguna otra región de Europa más cerca de la independencia que Cataluña, ni siquiera Escocia.

En su Europa distópica, el Estado es una maquinaria que lo arrasa todo a su paso, mientras los ciudadanos europeos le ceden dócil y alegremente el paso…

El verdadero enemigo de una sociedad libre es el subsidio. Evidentemente, no me refiero a las ayudas públicas a las personas más desfavorecidas, utilidad que ya proclamaban los primeros liberales, sino a esa manera de concebir la vida política y social que consiste en subsidiar la sociedad para construir una industria política que permita la vida fácil a una élite inepta y parasitaria que, de este modo, va garantizándose durante décadas su pervivencia a costa de la sociedad productiva. Sólo se puede sostener la industria política desde la creación artificial de conflictos inexistentes y desde la mentira, y para eso se cuenta con todos los resortes del Estado, en manos de los dirigentes de esa industria política. Basta comprobar el nivel medio de los políticos para comprender que no son precisamente lo mejor de la sociedad española. La industria política necesita ingentes cantidades de recursos, lo que parasita la sociedad y, al mismo tiempo, le hace creer en la necesidad de sostener esa ficción. Más de la mitad del Estado y de la Administración que sostenemos es completamente artificial, innecesaria desde el punto de vista de la política real y de las necesidades reales de la sociedad. Pero nos hacen creer lo contrario para incrementar cada vez más ese monstruo.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cara a Cara

El ex dirigente del PP catalán Óscar Bermán: “El coronavirus es la respuesta de Dios al globalismo, el laicismo y la multiculturalidad”

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 0

Óscar Bermán Boldú, el presidente de NOSOTROS y ex concejal y ex dirigente del PP catalán, ha manifestado hoy que el coronavirus ” es la respuesta de Dios al globalismo, el laicismo y la multiculturalidad”. Para Bermán, la grave incidencia de la enfermedad en España sería también consecuencia del desistimiento espiritual de los españoles y de su apuesta por proyectos políticos que, en su opinón, son “la encarnadura del mal”.

Loading...

“El mundo viene sembrando ese falso igualitarismo para allanar el terreno a la dictadura mundial que pretende, a través del control económico, instaurar el reino del becerro de oro, aunque más del oro que del becerro. De esta ingratitud contra el Creador, que mientras más favorece al hombre, éste más se olvida de su origen divino, trascendente y sobrenatural, muy bien puede cosecharse el fruto del castigo divino a través de fenómenos como el coronavirus”, añadió.

Bermán instó a los cristianos a no temer los efectos del virus. “Que se preocupen los que han reducido el concepto de la existencia humana a la simple materialidad. El hombre moderno ha jugado a ser Dios y ha bastado un simple virus para mostrar nuestra insignificancia y poner en riesgo nuestras vidas. O el hombre recupera el rumbo de la trascendentalidad como eje vetebrador de su existencia o tendrá que enfrentarse al caos y la destrución, tal y como nos advierten los textos bíblicos”.

.Por último, Bermán relacionó la deshumanización y el poder destrutivo de China al origen de la enfermedad. “China es un peligro para el mundo. Su espectacular crecimiento económico de las tres últimas décadas ha sido fruto de la explotación laboral de millones de personas y de la destrucción del medio ambiente. En su colapso económico encontramos el sello indeleble de la justicia divina”, concluyó.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Cara a Cara

Hanan Serrouhk, sobre los MENA: “Los padres concentran todas sus energías en hacer llegar a sus hijos menores a España”

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 0

Santiago Fontenla.- Hanan Serroukh es coordinadora del Área de Estudios islámicos del GEES, un grupo que asesora a diferentes fuerzas policiales sobre el riesgo de amenaza terrorista. Colaboradora en medios de comunicación y es una de las personas que que creó la definición de MENA para referirse a los menores que llegaban solos desde Marruecos.

Loading...

Usted formaba parte de ese primer grupo de personas que llamaron MENAS a los jóvenes extranjeros ¿Por qué escogieron la denominación de MENAS (menores extranjeros no acompañados) para estas personas?

Esta definición surgió para diferenciar entre los menores desamparados sin padres o unos padres negligentes -por lo que las instituciones se convierten en sus tutores, en cumplimiento de la ley- y los menores que mayoritariamente tienen en Marruecos a sus padres.

Siempre los hemos localizado y suelen estar a la espera de la llamada para enviarles los documentos de identificación.

Tenemos que tener en cuenta un detalle muy importante y que nos muestra la diferencia de porque unos son menores desamparados y otros son MENA: los desamparados cuando cumplen 18 años se enfrentan al mundo solos sin familia y sin un hogar a donde volver. Nadie les espera. Los MENA llaman a sus padres y cuando consiguen regularizar su situación administrativa , tienen una familia y un hogar donde volver.

Ya entonces se planteó la posibilidad de trabajar en un protocolo de retorno, pensado en evitar el efecto llamada. La respuesta política que se dio fue que no se podía ni plantear, por el miedo a las críticas. De aquella decisión en el año 96 heredamos este caos y confusión.

Hoy hay en España entre 12.000 y 15.000 MENAS ¿Qué opina de estas cifras?

Posiblemente la cifra pueda ser superior. Por desgracia desde el año 96 al día de hoy se ha consolidado la idea de que una de las formas más seguras para acceder a un permiso de residencia y acceder a un puesto de trabajo es llegar a España siendo menor. Esta idea está muy extendida en todo el Magreb.

El problema no es nuevo, pero sus impacto en la sociedad y en la administración nos ha desbordado y ha saturado las instituciones competentes y los centros que los atienden. No es admisible tener comisarías desbordadas de chicos durmiendo en los pasillos, centros saturados doblando y triplicando su capacidad real.

Las cifras son importantes pero algo confusas, por ello es imprescindible que a nivel nacional empecemos ha trabajar de manera coordinada para tener datos exactos y un diagnóstico más real.

¿Hay familias extranjeras que dejan aquí a sus hijos como MENAS a propósito?

Por supuesto, igual que en el país de origen los padres concentran todas sus energías en hacer llegar a sus hijos a España.

La lectura que hacen de este acto tan perverso es algo parecido a enviar un hijo a estudiar al extranjero. Y no siempre son familias sin recursos, muchos de ellos pagan a mafias o familiares para hacerles llegar hasta Barcelona, Málaga, etc…

Yo misma me encontré en una situación absurda cuando una madre me pedía que trajera a su hijo adolescente a España. Cuando le apunté que si no podía hacerse cargo de su hijo lo podía dar en adopción o dejarlo con los abuelos, no era una familia con graves problemas, me contestó que lo que necesitaba es que el chico entrase en Europa para luego venir toda la familia

Según diversas fuentes cada MENA nos cuesta 7.000 euros al mes ¿Cree que es proporcionado y normal para un país soportar esta carga financiera?

Como siempre en nuestra sociedad detrás de una desgracia, la falta de consenso y la desidia política surge quien consigue hacer dinero.

Tener un menor tutelado tiene un coste, hemos de pensar en el alojamiento, los educadores titulados, los terapeutas, asesores jurídicos, la alimentación, vestir… si toda esta estructura se aplicará como es debido tendría un coste determinado.

Ahora bien, quienes gestionan estos recursos son empresas y auténticos lobys del sector social, que manejan grandes presupuestos que en la práctica no llegan donde deberían llegar.

La situación es insostenible, tiene un efecto perverso… en todo este debate nadie habla de la situación en que quedan los menores desamparados. Si los centros están saturados eso quiere decir que tenemos menores en lista de espera para entrar a un centro de acogida. Esta espera significa que niños indefensos que están sufriendo maltrato, por ejemplo, conviven con sus maltratadores a la espera de una plaza que en muchos casos no llega nunca . Esta es una de las secuelas de tener el sistema saturado.

¿Que solución se puede dar a la llegada masiva de MENAS?

Necesitamos salir del discurso simplista, ser realistas y aplicar la ley.

Tenemos que tener clara una cosa, en España ningún menor desamparado queda desprotegido. Dicho esto tenemos que empezar a entender que lo mejor para un menor no siempre es estar lejos de sus padres y de su entorno cultural social, por ello y siempre mirando por proteger los derechos del menor, hay que darle la mejor garantía de futuro para su crecimiento y desarrollo.

Hemos de empezar ha trabajar con el país de origen de una forma más exigente y desarrollar un programa de retorno acompañado de estos menores.

Hemos de empezar ha dar un mensaje claro no sólo para frenar la llegada sino sobre todo para que dejen de morir menores en el mar empujados por sus padres con una idea errónea

Necesitamos una gestión más responsable, porque cuándo son menores todos sabemos que hacer y cuánde son mayores de edad somos conscientes de lo que sucede con ellos.

De lo que estoy segura es de que no pasa por invertir más dinero sino por ser más responsables y no olvidar que España es la puerta de Europa.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Cara a Cara

Óscar Bermán, ex dirigente del PP catalán y presidente de NOSOTROS: “El principal apoyo del separatismo antiespañol reside en La Moncloa”

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 0

Luis Romero.- Óscar Bermán fue durante años presidente y portavoz municipal del PP en la localidad barcelonesa de Palafolls y miembro de la ejecutiva regional del partido bajo la presidencia del e ministro Josep Piqué. Durante esa etapa se convirtió en toda una referencia para muchos por su incansable tarea en favor de la españolidad y las tradiciones cristianas en su municipio. También se significó por su apoyo a la derogación de la Ley de Violencia de Género, responsable a su juicio de la interposición cada año de cientos de denuncias falsas por parte de mujeres españolas y residentes en nuestro país.

Loading...

Bermán criticó siempre los «complejos ideológicos» de la derecha española y prueba de ello fueron sus manifestaciones en favor de la España de Franco, de Donald Trump, o en contra del feminismo, lo que le supuso feroces críticas dentro del PP.

Asesor financiero y padre de un hijo, Bermán terminó poniendo fin a su relación de años con el PP catalán y montó su propio partido, NOSOTROS-Partido de la Regeneración Social, de naturaleza identitaria, que pretende ser sobre todo un aldabonazo en toda regla contra el totalitarismo del pensamiento único. AD habló con él.

¿Qué radiografía haces de la actualidad en Cataluña?

Cataluña sufre un proceso sedicioso hacia la secesión. Es una región de España donde los políticos que crean problemas en vez de solucionarlos han provocado la división social entre dos sectores cada vez más enfrentados: Los separatistas apoyados por el Gobierno contra los ciudadanos leales a España y al orden constitucional.

Consecuencia económica de este proceso disgregador es que las grandes empresas catalanas se van de Cataluña, la economía catalana pierde fuerza, y baja el nivel de vida de los trabajadores y sus familias.

En el plano político Cataluña es más ingobernable que antes del proceso, y esta situación de ingobernabilidad llega al extremo de tener a un presidente de la Generalidad -Torra- inhabilitado, y que ejerce como vicario de un expresidente -Puigdemont- prófugo de la justicia.

También es muy preocupante el constante crecimiento de la población musulmana en Cataluña. Teniendo en cuenta la idiosincrasia islámica este crecimiento alógeno nos augura un horizonte social donde hipotéticamente, a largo plazo, sería más probable una República Islámica que una República Catalana.

¿Qué opina del movimiento independentista catalán?

A lo que medios de comunicación y políticos califican de movimiento independentista deberíamos denominarlo movimiento separatista. En este mundo globalizado por macrocorporaciones internacionales, los países y regiones son interdependientes. Hoy la independencia es una palabra tan bonita como falsa.

Ni siquiera las naciones más poderosas son completamente independientes. Mucho menos una región de España. Solo los ilusos, o “somiatruites”, se pueden creer en serio esa fantasía de la independencia.

En el hipotético caso de que los separatistas catalanes culminasen finalmente su intentona secesionista, no alcanzarían ninguna independencia efectiva. Se verían abocados a una situación de precariedad institucional, inseguridad jurídica, y -paradojicamente- una dependencia internacional mayor y peor que la supuesta dependencia española de la que pretenden “liberarse”.

Actualmente el principal apoyo del separatismo antiespañol reside en La Moncloa, y el gobierno frente populista de Pedro y Pablo, ambos marionetas al servicio de George Soros, cara visible de los peores enemigos del género humano, al que quieren esclavizar en su “nuevo orden mundial”.

¿Por qué hemos llegado a este punto donde se usa la extrema violencia para pedir la independencia?

Lo primero que debemos saber del nacionalismo catalán es que sus características son las de una falsa religión cuyo crecimiento cuantitativo la convierte en una letal pandemia sociopática.

En defensa propia tenemos el derecho y el deber de combatir con la mayor efectividad posible al nacionalismo catalán y a quienes le apoyan. O ellos o nosotros. Nos va la vida en ello.

Si en Cataluña hemos llegado a graves episodios de violencia es por el fanatismo inducido desde la Generalidad de Cataluña, con la complicidad de los gobiernos de España, que han premiado al nacionalismo catalán con políticas de apaciguamiento, ignorando que lo único sensato y digno que se puede hacer con el nacionalismo catalán es combatirlo sin tregua hasta derrotarlo completamente.

La dejación de funciones de los Gobiernos de España es la causa principal del crecimiento del cáncer secesionista. Y el mal ha crecido tanto que ahora ya solo queda una solución quirúrgica radical amparada en el artículo 8 de la Constitución.

Pero tenemos de mando supremo de las Fuerzas Armadas a un adorno institucional sometido a un gobierno de traidores a España que se cisca en la Constitución un día sí y otro también.

Lamentablemente creo que los españoles no podemos esperar nada de Felipe VI. Un jefe del Estado que ya ha demostrado que en su orden de prioridades reales no figura la defensa del Estado cuando el Estado claudica,

¿Los Mossos d’Esquadra están actuando como es debido ante la agresividad de los manifestantes tras todo este revuelo producido por la sentencia del “Procés”?

La Generalidad separatista de Cataluña ha avanzado en su objetivo de convertir a una fuerza de policía -los mozos de escuadra-, en policía política, es decir en enemigos de la libertad y la democracia. Se trata de un cuerpo de seguridad con más de 16.000 efectivos, y un gran arsenal. Todo un disciplinado cuerpo de ejército a las órdenes de la Generalidad separatista de Cataluña. Es imprescindible disolver ese cuerpo podrido, encausar penalmente a los sediciosos y reubicar en la policía nacional a los que demuestren lealtad a España.

¿Es cierto que un amplio sector del Parlamento catalán opta por que se lleve a cabo un referéndum?

Hacer tal referéndum es tan absurdo e ilegal como si en un municipio hiciesen un referéndum para decidir sobre la soberanía nacional. El Parlamento catalán no tiene competencias ni jurisdicción para tomar decisiones que afectan gravemente a toda España.

Si el Parlamento catalán insiste en perpetrar ese disparate ilegal lo que el Estado debe hacer es disolver el Parlamento Catalán, por su traición a la Constitución vigente, único fundamento que le da sentido y justificación.

¿El gobierno central está actuando como es debido ante esta situación?

Todos los gobiernos centrales, desde Adolfo Suárez hasta hoy, han sido cómplices del nacionalismo catalán. El actual gobierno frentepopulista a llevado esa complicidad hasta extremos de ilegalidad que convierten al Gobierno de España en el gobierno de los enemigos de España. A los españoles nos han privado de tener un gobierno nacional.

Hoy tenemos un simulacro de gobierno ocupado por impostores, entre los que destaca ese engendro que responde al nombre de Pablo Iglesias Turrión, sin duda un sinvergüenza, estafador político, y presunto delincuente que debería estar encausado por su lucrativa complicidad con la tiranía narcocomunista de Nicolas Maduro y otros criminales.

¿Los autodenominados CDR que papel tienen en todo esto una vez sabido que actuaban bajo el conocimiento del presidente de la Generalitat, Sr. Torra?

Los CDR son una organización criminal, y deberían estar en la cárcel. Mi opinión personal es que el presidente de la Generalidad, sr Torra es un “honorable delincuente” como el resto de sus antecesores en la presidencia de la Generalidad.

¿Cómo se puede entender que personas que apoyan a políticos huidos de la Justicia, a otros que han sido condenados a prisión, como es el caso de la sentencia del “Procés”, y para mostrar su rechazo destruyan literalmente Cataluña?

El nacionalismo catalán falsifica la historia de Cataluña, oprime y expulsa a la mitad de los catalanes, y provoca conflictos artificiales donde antes no los había. El nacionalismo catalán es enemigo de la verdad, la libertad y la justicia. El nacionalismo catalán esta destruyendo Cataluña, y amenaza destruir toda España.

¿Crees que en el hipotético caso de que se concediese la independencia habría que levantar fronteras entre Cataluña y España?

Las únicas fronteras que debemos levantar en España son las fronteras nacionales que nos protejan de la invasión islámica y de la sustitución poblacional prevista en el plan Kalergi.

En el hipotético caso de que el secesionismo catalán lograse establecer su República Catalana lo que deberíamos que hacer todos los españoles, dentro y fuera de Cataluña, es defender Valencia y Baleares de las ansias expansionistas y depredadoras del nacionalismo catalán. Y la mejor defensa es un buen ataque. Al nacionalismo catalán solo hay que dejarlo en paz cuando lo hayamos derrotado completamente.

¿A qué puede estar esperando el Rey de España para intervenir en este “caos”?

El Rey emérito padre del actual rey tiene mucha responsabilidad de la situación actual. A efectos prácticos convirtió al honorable delincuente Jordi Pujol Soley en una especie de virrey de Cataluña. Hecho que está en el origen del desmesurado crecimiento del poder del nacionalismo catalán.

El actual rey, Felipe VI, está incurriendo en dejación de funciones, incapaz de hacer nada. Si sigue así tendrá que hacer las maletas, como su antecesor Alfonso XIII, por no haber tenido lo que hay que tener. Los españoles necesitamos un Jefe del Estado, no un adorno protocolario.

¿Este conflicto debería de haberse solucionado desde la vía política o a través de un proceso Judicial como es el caso?

Este conflicto podría y debería haberse solucionado empleando a tiempo todos los recursos del Estado, y tratando al nacionalismo catalán como lo que siempre ha sido, enemigo de la soberanía nacional del pueblo español. Pero las máximas autoridades del Estado y de los Gobiernos no hicieron nada, y finalmente aprobaron un 155 de mínimos que solo aplicaron superficialmente, tarde y mal.

¿Quiere añadir algo más?

Felicitando a Armando Robles por su valentía en la defensa de España, no he visto otro periodista con un nivel intelectual tan extraordinario y humano.

Tambien condenar el fraude político que representa este gobierno frentepopulista, que pretende someter a las nuevas generaciones de españoles a un proceso de ingeniería social deshumanizadora, y animando a mis compatriotas a tener valor para defender los valores tradicionales de la familia, la libertad, el trabajo y la propiedad.

A los españoles les digo, vienen tiempos duros y difíciles. No os dejéis intimidar, y luchar con valor por España y por la regeneración social del pueblo español.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Lo más visitado

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »