Este fin de semana han detenido a un niño marroquí criminal de 13 años acusado de haber agredido sexualmente a una adolescente de 15 años en Tarragona. El presunto depredador sexual, con su corta edad, ya tenía antecedentes por hechos parecidos. Mientras violaba a la víctima, la empezó a agredir y después le robó el móvil. A pesar de la gravedad de los hechos, al ser menor de 14 años, no tendrá ninguna repercusión penal.

Los hechos pasaron el sábado de madrugada, hacia la 1:30, en un parking situado en la rambla Nova número 64 de Tarragona. Fue la hermana de la víctima a quien alertó a Emergencias 112 de la agresión sexual que acababa de sufrir la menor de 15 años.

El niño de 13 años la violó, le pegó y le robó el móvil

Según el relato de la víctima, estaba con sus amigas cuando se encontraron con otro grupo de chicos donde estaba el presunto depredador sexual. Al cabo de un rato, los dos fueron al parking y fue entonces cuando, presuntamente, la violó. El agresor, un niño de 13 años de nacionalidad marroquí, obligó a la adolescente de 15 a hacerle una felación mientras la agredía y, posteriormente, le robó el móvil.

El depredador sexual está en libertad y es inimputable

La menor alertó a su hermana de los hechos y los Mossos d’Esquadra se desplazaron hasta el lugar de los hechos para detener al niño por un delito de agresión sexual. No obstante, lo tuvieron que dejar en libertad, ya que al ser menor de 14 años, no se lo puede imputar por la violación.

Solo tiene 13 años y ya tenía antecedentes por delitos sexuales

Según explican fuentes policiales al Diario de Tarragona, a pesar de la corta edad del arrestado, tiene antecedentes por hechos similares, pero por su edad, no tiene ninguna responsabilidad penal y es inimputable. Así y todo, los padres del presunto depredador sexual están obligados a indemnizar a la víctima.

«Esta violación, por desgracia, no es ninguna sorpresa. Son un polvorín desde hace tiempo»

«Esta violación, por desgracia, no es ninguna sorpresa. Son un polvorín desde hace tiempo. Los cuerpos policiales lo saben, cada semana se presentan muchas denuncias. En alguna ocasión, se ha incrementado la vigilancia, pero rápidamente se vuelve a la normalidad», explican los vecinos de la zona, que han aprovechado la ocasión para decir que cada día ven menores de edad gritando y bebiendo de madrugada y que nadie hace nada para evitarlo.

El violador de Igualada entra en la prisión de manera provisional

Este fin de semana, coincidiendo con la agresión sexual a esta niña de 15 años. El joven de 21 años acusado de haber violado a una menor de 16 años en Igualada (Barcelona) ha pasado a disposición judicial: ha ingresado en la prisión de manera provisional y sin fianza acusado de un delito de agresión sexual y de otro de asesinato en grado de tentativa.