Connect with us

Sucesos

Así fue la rocambolesca alarma que destapó fallos en los controles de seguridad del AVE en Barcelona

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El desalojo de dos trenes en Sants y la evacuación de Atocha por una falsa alarma ha destapado fallos en los controles de seguridad del AVE en Barcelona, donde una pasajera embarcó hacia Madrid con un objeto sospechoso en la maleta, que finalmente resultó ser una hebilla de cinturón con forma de granada.

El incidente ha provocado que responsables de los Mossos se reúnan con dirigentes de Renfe y Adif para analizar los fallos en los protocolos de seguridad, en un encuentro que se celebrará a instancias de la policía autonómica que investiga si ha habido algún tipo de “irregularidad” o “negligencia” por parte de Adif o de la seguridad privada en la aplicación del protocolo de seguridad en el acceso al AVE.

Tras pasar el control, la pasajera subió a un tren AVE que salió de la estación de Sants de Barcelona a las 7.40 de la mañana, si bien Adif no avisó a los Mossos de que habían detectado un artefacto sospechoso -que finalmente se ha comprobado que era un hebilla de un cinturón en forma de granada de mano-, hasta las 8.02, cuando la mujer ya se encontraba en el tren rumbo a Madrid.

Según el jefe de la Comisaría de Movilidad de los Mossos, Joan Carles Molinero, los Mossos recibieron a las 8.02 horas un aviso por parte de Adif alertándoles de que al pasar una maleta de una pasajera por el escáner de acceso del AVE habían detectado un objeto en forma de granada de mano, por lo que solicitaban la presencia de la policía catalana, como establecen los protocolos.

Los agentes de la unidad de transporte metropolitano que operan dentro de la estación de Sants se dirigieron al punto de acceso al AVE de forma inmediata y, tras visualizar las imágenes del escáner, en el que se ve efectivamente un objeto en forma de granada de mano, activaron a la unidad canina, a la de orden público y a los especialistas en desactivación de explosivos, los Tedax.

Cuando los Tedax comprobaron que se podía tratar de una granada, ordenaron de forma inmediata la evacuación de los dos trenes que estaban en las vías 3 y 4, a punto de salir para Madrid, ya que un responsable de Adif les había manifestado que “posiblemente” la mujer con la maleta sospechosa se encontraba en el andén o ya dentro de uno de los dos trenes.

Los Mossos evacuaron a los pasajeros del tren y de los andenes hacia la planta superior, donde volvieron a pasar todos los equipajes por el escáner, aunque no encontraron a la mujer que había pasado el control con la supuesta granada ni su maleta.

Rumbo a Madrid

Pocos minutos después, los Mossos pudieron confirmar gracias a las cámaras de seguridad de los andenes que la mujer ya se encontraba en el interior de un AVE rumbo a Madrid, que había salido de la estación de Sants a las 7.40 horas, por lo que la pasajera había pasado el control una media hora antes de que se alertara a la policía catalana de que podía llevar una granada, cuando toda España se mantiene en el nivel 4 de alerta antiterrorista.

Por este motivo, los Mossos avisaron a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), lo que permitió que la mujer fuera identificada a su llegada a Madrid.

Una vez confirmado que todo se ha tratado de una falsa alarma, los Mossos han pedido un informe cronológico y valorativo a Adif sobre lo ocurrido y han activado una investigación para determinar si ha habido irregularidades o negligencia en el protocolo de seguridad y han abierto diligencias informativas para remitirlas al juzgado, debido a la afectación en la movilidad.

También han convocado una reunión urgente con Adif, a la que también invitarán a Renfe, para llevar a cabo una “revisión exhaustiva” de los protocolos existentes, al constatar que “alguna cosa ha fallado” en la jornada de este miércoles, según Molinero.

Dos funciones básicas

El comisario ha recordado que los protocolos establecen que cuando se detecta un objeto sospechoso, los vigilantes de seguridad privada tienen dos funciones básicas: retener a la pasajera y detener la entrada de más personas en la zona de seguridad del AVE y comunicarlo “inmediatamente” a los Mossos.

Por este motivo, los Mossos investigan ahora por qué Adif tardó media hora en avisarles y por qué no registraron por segunda vez la maleta sospechosa.

“Ha existido una disfunción, porque alguien ha detectado un objeto sospechoso y ha permitido que pudiera subir al tren”, ha indicado Molinero.

Sin querer dar más detalles, porque el caso está en investigación, Molinero ha precisado que un superior del equipo de seguridad privada supervisó las imágenes del escáner -cosa que no es habitual- y dio el aviso a los Mossos.

El comisario ha afirmado que los Mossos han hablado ya con la agente de seguridad privada que supervisaba la pantalla de escáner y con el superior que revisó las imágenes y dio la alerta, pero ha evitado desvelar qué han alegado ni concretar quién alertó al supervisor de que había un objeto sospechoso que se tenía que revisar.

Molinero ha afirmado que todavía es pronto para determinar si habrá sanciones o multas, si bien ha sostenido que en este caso la responsabilidad recae en Adif y en la empresa de seguridad privada y que, en todo caso, lo que ahora se tiene que determinar es si ha habido un error humano, un fallo técnico o una negligencia.

“Si los protocolos hubiesen funcionado por parte de Adif no habríamos llegado donde hemos llegado. Es obvio que hoy alguna disfunción ha habido, que algo no ha funcionado y que la mujer ha logrado llegar hasta el tren e ir hacia Madrid. La activación del protocolo no ha sido la correcta”, ha insistido.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sucesos

Un senegalés viola a una turista en Chueca tras acosarla con sus amigos

Published

on

Entrada del establecimiento hotelero en el que se produjo el suceso
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Lo que comenzó siendo el viaje de verano soñado al otro lado del Atlántico terminó convirtiéndose en la peor pesadilla de una turista mexicana que fue violada en el lugar donde se hospedaba. La joven, de 26 años, pasó un mes en la capital y todo fue bien hasta la madrugada del 23 de septiembre. Esa noche, cuando se despedía de la recepcionista del hotel de Chueca en el que se alojaba para dar un último paseo por la ciudad, notó como un grupo de senegaleses la observaba desde la entrada del establecimiento.

Pensando que no iba a pasarle nada, salió del hotel, pero ellos la siguieron por la plaza de Pedro Zerolo. Uno de ellos le preguntó si tenía novio. Otros le ofrecieron cocaína y marihuana, entre otras sustancias. La joven se negó repetidamente y el grupo de hombres se diluyó. Tan solo uno, M., continuó hablándole.

Él fue quien la invitó a una cerveza, «a hablar un rato y a conocerse», según consta en la denuncia.

La chica accedió confiada. Pero entre las cuatro y las cinco de la madrugada, presuntamente, él la violó. Antes, intentó besarla y le tocó los glúteos. Ella le pidió que parase. En ese momento, un compatriota de la víctima se les acercó, lo que dio confianza a la mujer. Por miedo a que el agresor la siguiese no abandonó el lugar, según el relato de sus abogadas a este periódico. Ese fue su error.
«A la fuerza»

«Vamos, vamos», le dijo posteriormente, tal y como consta en la denuncia, presentada en las dependencias de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Brigada Provincial de Policía Judicial. El escrito indica que, «en un primer momento», el compatriota que estaba con ellos no hizo nada porque entendía que «era un acto consensuado». Fue entonces cuando M. la introdujo «a la fuerza», agarrándola de los brazos, en el cuarto de limpieza del Hostel Motion Chueca, donde ella se alojaba, le bajó los pantalones y la violó. La denuncia recoge que en ese instante ella lo empujó para sacárselo de encima, sin éxito.

También le insistió «en que no siguiera haciéndole eso». «Ella es una chica muy bajita, no tiene fuerza. Se quedó en shock y perdió la noción del tiempo», explican las abogadas. En su relato en sede policial insiste que ella no pidió en ningún momento auxilio ni gritó, tan solo que dijo «no» en varias ocasiones del suceso. Su defensa lo achaca al estado de indefensión en el que se encontraba.

El compatriota entonces, preocupado, decidió intervenir. Abrió desde fuera la puerta del cuarto en el que M. la había encerrado. La víctima aprovechó para salir corriendo, en dirección a la calle. El agresor, primero, la siguió y luego huyó. La joven volvió al hotel y, presa del miedo, se escondió en un baño cerca de la recepción. Según su testimonio, el recepcionista y otro chico le dijeron que saliese y que iban a llamar a la Policía.

Cuando los agentes llegaron, la trasladaron al Hospital de La Paz, donde se activó el protocolo de agresión sexual y le dieron la píldora anticonceptiva de urgencia.

Cicatrices en la ceja

La joven dio la descripción del presunto agresor a los agentes. Se trataba de un hombre grande, de dos metros de altura, color negro, pelo rizado y vestido todo de negro. Añadió que tiene una cicatriz en el pómulo derecho y varias marcas encima de la ceja derecha.

Fuentes policiales explicaron que se da total veracidad al relato. La misma noche, el grupo de la Científica hizo una inspección ocular en el hostal. Gracias a la declaración, se identificó al presunto agresor, se le hizo un reconocimiento fotográfico y se le enseñó a la víctima para identificarlo. La Policía procedió entonces a detenerlo, pero no lo localizó. El hombre se encuentra desde el 23 de septiembre en busca y captura. Las mismas fuentes confirmaron que tiene antecedentes, aunque no han precisado cuántos. Se trata de venta de drogas.

La víctima regresó a su país días después. Tras la primera denuncia, las abogadas presentaron otra en los Juzgados de Plaza de Castilla, fechada a 7 de octubre. No quiere volver a España y por ello ha firmado un poder notarial a una de sus abogadas para que se encargue del proceso en su nombre. Prefiere olvidarlo todo.

(ABC)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sucesos

Muere un comerciante chino en Vicálvaro tras recibir una puñalada en el asalto a su tienda

Published

on

Los servicios de emergencia intentaron salvar a la víctima/@Samur_PC
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El dueño de una tienda de alimentación, de nacionalidad china, falleció la noche de este jueves tras recibir una puñalada cuando trataba de evitar un robo en su negocio, ubicado en el distrito madrileño de Vicálvaro.

Según informó Emergencias Madrid, el hombre, de 69 años de edad, presentaba una herida por arma blanca en el hemitórax izquierdo. Los hechos se produjeron antes de la medianoche, cuando el dueño de la tienda del comercio trató de evitar el robo en su negocio de la calle Jardín de la Duquesa y recibió una puñalada que, finalmente, le causó la muerte.

Los primeros en llegar al lugar de los hechos fueron unos agentes de la Policía Nacional que comenzaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y que continuaron después los sanitarios de Samur-Protección Civil durante 30 minutos sin éxito.

A pesar de los intentos por reanimar a la víctima y de realizarle una toracotomía (masaje directo al corazón), donde observaron gran cantidad de sangre, los facultativos confirmaron el fallecimiento del hombre. Un psicólogo del Samur tuvo que atender a la mujer de la víctima, que sufrió una crisis de ansiedad. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para tratar de esclarecer lo sucedido y detener al autor o autores de los hechos.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sucesos

Detenida la madre de un niño de 7 años encontrado muerto en El Ejido (Almería)

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 38 años y nacionalidad española como presunta autora de la muerte de su hijo de siete años edad, cuyo cuerpo transportaba en el interior de su vehículo cuando ha sido detenida por los agentes de la Guardia Civil.

Fuentes de la investigación han confirmado a Europa Press que el arresto se ha producido este jueves en Las Norias de Daza, en El Ejido (Almería), después de que un familiar del menor, que vive en el mismo núcleo de población, avisara por teléfono de la presencia de la mujer con el cuerpo del menor.

Los agentes se han movilizado hasta el lugar de los hechos, que ha tenido lugar sobre las 10,30 horas, y han procedido a identificar y arrestar a la mujer, al considerarla como presunta autora de la muerte del menor, que los servicios sanitarios han tratado de reanimar sin éxito.

Fuentes cercanas al caso han apuntado que la detención, que se ha producido entre un cierto revuelo vecinal, estaría relacionada con la obtención de la custodia del menor. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción en funciones de guardia de El Ejido ya ha procedido al levantamiento del cadáver, toda vez que el vehículo ha sido transportado a dependencias oficiales.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: