Connect with us

A Fondo

Condenado a muerte, empalado y quemado… el “Ninot Batasunot” en respuesta al insulto de Alsasua

Published

on

Comparta este artículo.

Haciendo un simil de la película justiciera de Charles Bronson y Henri Fonda “Hasta que llegó su hora”, donde el bien vence sobre el mal, pues ha llegado la hora del Ninot Batasunot, que encarna todos los males del mundo terrorista radical vasco.

Loading...

Son décadas de padecer diversas maldades, tales como humillaciones, vejaciones, acoso, muerte, etc por parte de los criminales abertzales hacia las FFAA, las FCS y en general, a todos los defensores de la unidad de nuestra Patria. Por todo ello gritamos desde ASABES basta a las lamentaciones, y al igual que hacen ellos, así actuaremos nosotros, eso sí, nosotros siempre en el marco de la ley, como ha dictado el Magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que según el alegato en su auto, la lapidación y quema de un muñeco que representa a un GC vestido de uniforme (o sea, simulando que se encuentra en el ejercicio de sus funciones) no es delito, sino que se trata de una manifestación pública de libertad con total impunidad para con sus agresores.

Loading...

A partir de ese mismo criterio jurídico, desde ASABES vamos a empalar y calcinar como a un gorrino a la brasa al ninot Batasunot, que emulará a todo el mundo filoterrorista vasco, pero que no se nos moleste nadie, vamos de “buen rollo”, ya que se tratará de un elemental y básico ejercicio de libertad de expresión como indicó su ilustre Señoría .

ASABES se creó como una asociación para la defensa de la bandera española, por desgracia tan maltratada en su propio país, y para apoyar a las FFAA, las FCSE, Policías locales y autonómicos que estén dispuestos a acatar el actual marco jurídico, que no es otro que la Constitución.

Igualmente nació para defender al Jefe del Estado español y a la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, quedando exentos entre los uniformados, por supuesto los traidores, o los que carecen de vocación y en el caso de los los representantes de la Fe de Cristo, los infiltrados hechiceros, dedicados a la política roja-separatista o los múltiples invertidos pederastas, como por ejemplo la “sauna gay-pederasta” de monjes de Montserrat, amparados durante décadas por el separatismo catalán.

Al igual que el Ejército tiene por lema principal ” Todo por la Patria”, ASABES tiene su propio lema “Solo nos arrodillamos ante Dios”. Por lo tanto, no nos debemos a personas en concreto, nos debemos a la causa común de sus doctrinas.

Por ende, ASABES no tiene otro enemigo, que los que lo son de Dios y de España, y a día de hoy los enemigos de Dios son diversos, desde el expansionismo islamista, pasando por la judeomasonería, los mismos enemigos, junto con el rojo-separatismo, de la unidad de España.

Por todo ello, en este caso le llegó su hora al Ninot Batasunot, reflejo del separatismo enemigo de la unidad de España. Y no dudaremos en contestar desde la legalidad de la misma manera y forma, tal cual se expresen los eternos enemigos de Dios y de España.


Comparta este artículo.
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

A Fondo

«Buenos días España» cree que la cifra de muertos en España por el coronavirus es muy superior a la que da el Gobierno

Published

on

Comparta este artículo.

 

Loading...

El programa «Buenos días España», de Radio Cadena Española, parangón de la disidencia identitaria, tiene la virtud de no dejar indiferente a nadie gracias a sus polémicos y políticamente incorrectos análisis y opiniones acerca de la realidad española y del mundo. La emisión de hoy no ha sido una excepción. Armando Robles, director de AD y colaborador del espacio que dirige y conduce Santiago Fontenla, ha dicho estar seguro que la cifra de muertos en España por el coronavirus es muy superior a la que da el Gobierno. «¿Por qué tendríamos que creer las cifras oficiales provenientes de un Gobierno que nos ha mentido desde el minuto 1? Hay mucha gente contagiada y que permanece en sus casas, gente a la que no se les ha hecho el test rápido ni han sido tratadas por ningún médico. Oficialmente esa gente está libre de la pandemia, pero no es así. Algunas de esas personas están muriendo y sus muertes constan como naturales. Muchas funerarias nos dicen que están desbordadas por una situación que consideran mucho más grave de lo que se nos está diciendo», manifestó Robles.

Loading...

Tras expresar su pesimismo de que la negligencia del Gobierno tenga consecuencias políticas y penales, entre otras cosas por la existencia de una oposición rendida y amordazada, Robles estimó que las restricciones a la población por el coronavirus continuarán durante meses.

«Las restricciones que introducen algunos gobiernos no garantizarán una protección absoluta frente a la pandemia hasta que todo el mundo actúe de forma simultánea», señaló.

«Europa debe olvidar la idea de que la pandemia terminará en un futuro próximo y asumir que la lucha contra el coronavirus podría prolongarse durante meses, quizás años. La pandemia del coronavirus podría ser frenada», dijo.

Apuntó asimismo que «aunque en las zonas más afectadas de Europa se introdujeron medidas estrictas, como cierres y toques de queda, sus ciudadanos correrán el riesgo de sufrir infecciones importadas hasta que todo el mundo actúe de forma simultánea».

También lamentó la situación de indefensión económica en que se encuentran los autónomos, quienes se ven obligados a continuar pagando sus cuotas pese a no registrar ingresos. «Es canallesco y espero que ningún autónomo olvide nunca lo que les está haciendo este gobierno pandémico y maldito. No entra dinero en la caja, pero el contador de facturas no se para. Esta semana deberán pagar los casi 300 euros de cuota a la Seguridad Social y en unos días arranca un mes en el que hay que cumplir las obligaciones con Hacienda, que no perdona. Muchos ya anticipan que de esta ya no salen. Será la ruina para ellos», denunció.

«Son taxistas, propietarios de un bar, de una pequeña peluquería, de una tienda de ropa, todos levantan el país cada día de la semana y se sienten defraudados por el poco respaldo del Gobierno en una crisis sanitaria que terminará mutando con este virus en una crisis económica que ya se antoja profunda, sin precedentes, más después de la prohibición de despedir y del parón económico decretado por Sánchez que prohibirá el trabajo en actividades no esenciales e impone permisos retribuidos a las empresas desde hoy y hasta el 9 de abril», apostilló.

 


Comparta este artículo.
Continue Reading

A Fondo

Armando Robles: “Una nación de ovejas engendra un gobierno de lobos”

Published

on

Comparta este artículo.

No cuenten conmigo para unirme al coro de las patéticas caceroladas. No cuenten conmigo para repetir el mantra de que «juntos venceremos al virus», cuando el virus ya ha puesto al descubierto nuestras innumerables limitaciones y se otea en el horizonte un panorama económico absolutamente desolador.

Miremos nuestra pobre España y juzguemos si los amargos frutos que recogemos estas últimas semanas son la consecuencia de lo largamente cultivado. No, no cuenten conmigo. No perderé el tiempo tratando de convencer a un enfermo adoctrinado durante años por la tanatocracia española, de que esta pandemia ha evidenciado sobre todo los raquíticos pertrechos que sustentan nuestra pertenencia a una sociedad depravada y cobarde, que deja morir a sus ancianos en siniestras residencias geriátricas y que seguramente dejará en barbecho la negligencia criminal del Gobierno traducida en miles de muertos, decenas de miles de contagiados y millones de parados.

Mi indignación es infinita. Y lo es por muchas razones. De entrada, tanto la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno como el silencio de la oposición, han propiciado que España esté entre los cinco primeros países del mundo en número de víctimas mortales.

Loading...

Esperaron que pasase el ‘Chocho-M’ para alertarnos del peligro de la enfermedad. El presidente Sánchez esperó a que las feministas celebraran su aquelarre anual para anunciarnos medidas contra el coronavirus, pero sin concretar ninguna hasta que la situación se hizo desesperada. La negligencia criminal de este Gobierno es un factor de riesgo para los españoles aún mayor que el virus chino. Y ya se ha llegado tarde. Hace semanas alertábamos de que se estaba dejando entrar en España, sin ningún tipo de control sanitario, a personas provenientes de países en los que la propagación del coronavirus era mayor. Nadie hizo nada. El Gobierno se cruzó de brazos y la oposición solo tenía tiempo para el Delcygate . Era por tanto inevitable que acabara ocurriendo esto.

Loading...

Dudo que la actitud negligente del Gobierno tenga consecuencias políticas e incluso judiciales. Si un señor con dos copas atropella y mata a un peatón, se le manda a la cárcel por homicidio imprudente. En la gestión de la crisis del coronavirus, lo menos malo que podríamos decir del Gobierno es que ha actuado con  una manifiesta frivolidad e incompetencia.

Me indigna que PP ni Vox hayan abierto la boca en este asunto, al menos no con la beligerancia de otras veces, ellos sabrán por qué. Yo estoy convencido que los amos de Bilderberg han ordenado a Casado y a Abascal que callen como putas. De otra forma no se entiende que la oposición no se haya lanzado ya a la yugular de este Gobierno como lo hicieron los socialistas contra las administraciones gobernadas por el PP con ocasión del «caso Prestige» o de la crisis del ébola, infinitamente menos graves.

Me indigna que ancianos con patologías crónicas estén cayendo como moscas. Ciertamente lo público, lo estatal, que en otras épocas era señal de seriedad y confianza, se ha convertido, en este sistema liberal y globalista, en sinónimo de recortes y servicios mínimos. Y lo privado, que en otros momentos estuvo casi exclusivamente en manos de la Iglesia, es ahora sinónimo de beneficio empresarial y de recortes en personal especializado.

Me indigna que la vicepresidenta Calvo defienda lo público y acabe yendo a un centro sanitario privado comparable a un hotel de cinco estrellas.

Me indigna que nuestras vidas estén en manos de un presidente convertido en el esbirro mequetrefe de la patulea leninista de Podemos.

Me indigna que desde hace más de cuarenta años se haya sometido a la población a la más profunda descomposición moral para subyugarla con la esclavitud del vicio y la deshonestidad. Familias destruidas por el divorcio y el concubinato recurrente. El aborto criminal instalado ya en la conciencia social como un derecho irreversible. La perversión de los conceptos y la trashumancia de los ideales. La eutanasia como infalible solución al colapso de las pensiones y bálsamo de comodidad para unas familias que, tras aprovecharse del viejo, le darán asépticamente el matarile. La homosexualidad y el lesbianismo promocionados por el poder como la única manera de establecer relaciones sanas con el prójimo, pues las naturales de hombre con mujer son de “alto riesgo”.

Me indigna la ideología de género convertida e ideología de Estado con su retahíla de vicio, pobredumbre, peste y depravación, inducidas desde la más tierna infancia por profesores/as amorales o profundamente cobardes, que tratan a sus alumnos infinitamente peor que en las escuelas de Stalin.

Me indignan esos militares y policías sin honor ni honradez, dispuestos a distraer sus conciencias con aquello de la “obediencia debida” y su sueldecillo a fin de mes, cuyas conversaciones más elevadas se refieren a su pensión de jubilación.

Me indignan los gobernantes corruptos, repletos de mentira y doblez, ligeros para el mal, soberbios y a la vez apáticos, incompetentes e incapaces de sacarse una carrera de letras sin copiar en el examen. Falsificadores de tesis y de currículos, purriosos estudiantes, mequetrefes con cartera de ministros cuyo objetivo supremo es cretinizar a las masas para que trabajen, paguen impuestos y después ¡revienten!

Me indignan los pastores de la Iglesia, que estos días nos están ofreciendo su verdadero rostro. Perros mudos, amordazados por el 0.7 de la Declaración de Renta: Las treinta monedas de plata con las que venden ¡el Evangelio de Jesucristo! El plato de lentejas estofadas con el que negocian su primogenitura, su liderazgo ante el pueblo de Dios. Han pasado meses y años en silencio dejando que el pecado y la corrupción hicieran mella en su rebaño, huyendo del lobo que devoraba a sus fieles. No han dado ningún criterio moral para juzgar, según la doctrina de Cristo, lo que nos rodea, haciéndonos creer así que esta envilecida democracia es el mejor mundo de los posibles. Renunciaron a su sagrado deber de defender los lugares de culto y enterramiento, entregando a los enemigos de Cristo el cadáver del Caudillo invicto que los salvó de la muerte.

Me indigna que la población no esté tomando nota de que el binomio coste-utilidad imperante en hospitales y residencias públicas no sería posible en una sociedad que creyese en la trascendentalidad de la vida humana. No se enteran, o no quieren enterarse, que el laicismo radical ha sustituido al Dios verdadero por Mammón. Es decir, el concepto utilitarista como principio básico que determina quién debe morir y quién no. No quieren enterarse que el laicismo radical solo ha servido para crear una sociedad que mide la importancia del individuo en base a cálculos económicos o productivos. Me indigna que la Iglesia esté desaprovechando esta ocasión única para desmontar el discurso laicista. O lo que es lo mismo, para defender que el utilitarismo de una persona no viene determinado por su coste económico, sino por su trascendentalidad directamente conferida por Dios, lo que hace sagrada la vida, en cualquier circunstancia y a cualquier edad. Esa es la diferencia entre la visión panteísta y laicista de la existencia humana que defiende la izquierda y la visión humanística que deberían defender los cristianos. Pero los representantes de la Iglesia, lamentablemente, no tienen el coraje ni la convicción espiritual para enfrentarse a la «cultura de la muerte» imperante hoy.

Me indigna que sigamos sin comprender que toda causa tiene su consecuencia. Que sigamos sin hacer autocrítica tras haber caído en el hoyo del coronavirus. Esa enfermedad maligna que ha puesto en evidencia la debilidad de una Europa corrompida por sus vicios y la estupidez de una España, convertida por el poder en un “infierno de cobardes”, dispuestos a abandonar a su propia madre para salvar su pobre persona.

Me indigna que nadie del Gobierno haya pedido perdón por el ‘Chocho-M’, pese a todas las recomendaciones en contra de los expertos sanitarios que no están a las órdenes de este infame Gobierno.

Me indigna que Irene Montero siga siendo ministra. En cualquier nación decente ya habría sido cesada y encausada penalmente por manifiesta negligencia. Su soberbia y su prepotencia sectaria estaría más cerca de la psicopatía que del servicio público. ¿Comprenderá esta ‘infecta’ cajera de supermercado que la política está para mejorar la vida de las personas, no para mangonearlas, adoctrinarlas y hasta ponerlas en peligro? Perded toda esperanza, es demasiado arrogante y engreída para admitir un error. Ni siquiera ha pedido disculpas.

Me indigna el silencio de todas esas periodistas feministas que animaban a salir a las calles ese día.

Me indignan las feministas, que no las veo acudiendo voluntarias a los hospitales para ayudar a las mujeres con coronavirus, como sí lo están haciendo centenares de mujeres católicas en toda España?

Me indignan todas esas ONG al servicio de Soros, dedicadas al tráfico de inmigrantes con destino a Europa, y que en esta crisis no tienen ojos ni manos para esos ancianos compatriotas que necesitan más ayuda que nunca.

Me indignan que durante años hayamos concedido subvenciones a fondo perdido a inmigrantes, hembristas, antirracistas, ecologistas, guerracivilistas, actores, actrices, artistas de la cochambre… y que hoy no tengamos medios económicos para paliar las necesidades alimenticias que empiezan a tener muchas familias españolas.

Me indigna que no haya una sola feminista, ni un solo podemita, que haya puesto un miserable euro para la adquisición de mascarillas. Ni uno. ¿Dónde están ahora los oenejetas, dónde están los granujas del Open Arms, que no los veo ayudando a las personas ancianas que viven solas, y que necesitan que alguien les lleve medicinas y alimentos, como están haciendo cientos de voluntarios católicos en toda España?

Me indignan esos sindicatos parasitarios que están defendiendo medidas suicidas contra el empresario y que al final nos van a traer más paro, más desigualdad social, más precariedad, más hambre…

Me indigna que la progresía subvencionada no se pregunte si la causa de nuestros problemas es debido a la puesta en marcha de una filosofía política que la experiencia ya ha demostrado que se halla reñida con el bien común.

Me indignan todos esos periodistas «empoderados» e incapaces de sobrevivir sin la mamandurria del Estado, que piden al Gobierno que les siga manteniendo el pesebre.

Me indigna que no hayan camas en los hospitales, que no haya dinero para dotar a todos los españoles del material sanitario que necesitan, porque apenas quedan fondos económicos que no hayan sido robados o despilfarrados por los políticos de uno y otro bando.

Me indigna el conformismo de los españoles. Sentirse a gusto en un vagón, aún cuando no haya máquina que lo arrastre o cuando la máquina nos lleva al abismo, es señal inequívoca de cretinismo mental, de ligereza o de vocación de suicidio.

Me indigna que los separatistas utilicen esta crisis para seguir debilitando al Estado, sin que al caso les importe la vida de los suyos.

Me indigna que el Gobierno haya impuesto el arresto domiciliario a millones de españoles mientras sus miembros se saltan la cuarentena.

Me indigna que se haga pagar a los autónomos el dinero que no han podido ingresar debido a la paralización de sus actividades.

Me indigna esa jerarquía católica española que ha abandonado a su suerte a sus fieles cerrando las parroquias. En dos mil años de historia nunca se había prohibido el sacrificio perpetuo, dos mil años en los que la humanidad ha sido devastada por plagas mucho peores que el coronavirus, en las cuales las iglesias abrían día y noche para dar refugio, para consolar a los sufrientes, para salvar las almas de la gente atemorizada ante su posible muerte. Sin embargo, ante un virus con mortalidad del 2% e incluso menos, se cierran las iglesias, porque las beatas y los pocos fieles que acuden a las misas de diario, separados por bastantes metros, son una posible fuente de contagio.

Me indigna que cuando pase la pandemia, si es que pasa, sigamos dejando la solución a nuestros problemas en manos de partidos cuyos dirigentes representan lo peor y más abyecto de la condición humana.

Me indignan los representantes de esa casta política que nos está arruinando tras vaciarnos de miras trascendentes.

Me indignan esos lacayos de Bruselas que nos están demostrando con hechos lo poco o nada que los españoles les importamos.

Me indignan esos responsables televisivos que nos ofrecen a diario toneladas de basura con tal de que no se hable de la responsabilidad del Gobierno en esta crisis pandémica. Me indigna que a través de las televisiones sigan imponiendo sus dogmas, sus anatemas, sus preferencias culturales, sus clichés ideológicos, sus fracasadas recetas políticas.

Y me indigna sobre todo que esta experiencia al final no nos sirva para nada. Que el concepto de la resiliencia lo reduzcamos a caceroladas, a vaciar en fila india las baldas de los Mercadona o a entonar canciones del ‘Dúo Dinámico. Que en vez de apostar por auténticos líderes que nos gobiernen en el futuro, sigamos en las mismas manos corrompidas de siempre, bajo la estulta mirada de los partidos de siempre a las órdenes de la misma mafia globalista de siempre, manejándolo todo en la sombra, hasta el número de muertos.

Me indigna, en fin, tener que ser yo, y no otros, quien afirme que la debilidad de nuestro sistema inmunológico no es nada comparable a nuestra conversión en ganado lanar bajo las garras de la manada lobuna que nos gobierna.


Comparta este artículo.
Continue Reading

A Fondo

Carta de Armando Robles a Pablo Echenique: «Sois basura política y como tal espero que muy pronto seáis arrojados al vertedero»

Published

on

Comparta este artículo.


AR.- Admito que no puedo ser objetivo porque siento por ti un profundo asco y un desinterés  absoluto por las limitaciones físicas que te han encadenado de por vida. Todas tus circunstancias me son del todo indiferentes y no movería un solo dedo por paliar ninguna de ellas. El problema es que esta democracia basurizada te ha dado un poder y ofrecido una repercusión mediática que hace que tus venenosas opiniones tengan un cierto calado social. Ahora, miserable, arremetes contra el empresario Amancio Ortega. Le doy a una sola de sus uñas más valor existencial que a toda tu repugnante persona. Él atesora lo que vosotros nunca tendréis, de ahí vuestro odio.


No sé si por tu merma o por otra ignota circunstancia, pero cada vez que hablas desprendes un rencor que acaso tu penosa condición justifique ante otros, pero no ante mí. Miserable, a diferencia de lo que tu no alcanzarás a ser nunca, Amancio Ortega es un ciudadano ejemplar y decente que ejerce la solidaridad con sus compatriotas. A vosotros, en cambio, a toda la purria podemita, no se os conoce mejor acción que la de serviros a vosotros mismos y aprovecharos de los que están en peor situación.

Loading...

Irene Montero fue demandada por su escolta por obligarle a hacer de recadera, mecánica y chófer de la familia. Tu mismo, canalla miserable, fuiste condenado por la contratación irregular de un asistente personal al que pagabas en negro. No es extraño en vosotros. Siempre hacéis lo contrario de lo que pregonáis. Por eso el pueblo os tiene ya tan calados. Dais asco, mucho asco. La mayoría de los de Podemos son parásitos de la política incapaces de sobrevivir alejados del dinero público. Nunca habéis hecho nada decente que merezca ser ensalzado como parangón. Por eso no soportáis, y tú el primero, que haya buena gente que haga cosas en beneficio del conjunto de todos los ciudadanos.

Loading...

Habéis perdido cualquier átomo de humanidad y sois gentuza. Solo os importa el poder, como a Maduro, aunque su población perezca de hambre o la nuestra perezca por vuestra incompetencia al gestionar la crisis del coronavirus. Sois basura política y como tal espero que más pronto que tarde seáis arrojados al vertedero.

Te fuiste de tu país, Echenique, porque allí no tuviste ninguna oportunidad de prosperar ni de que se te reconocieran tus derechos humanos por encima de la lamentable merma física que padeces.

Te acogimos en España como lo hicimos con decenas de miles de tus compatriotas, muchos de ellos auténtica escoria humana. La pericia y avance de nuestros médicos te rescataron de una muerte segura. No sólo dejaste de ser una rémora social, como por desgracia lo son quienes padecen tu misma enfermedad en el lugar donde naciste. Nuestro sistema de salud te garantizó atenciones y cuidados, además de reconocerte una discapacidad del 88 por ciento, lo que te asegura unos ingresos de por vida.

Pudiste acceder gratuitamente a la Universidad española y obtener un doctorado. Gracias a los contribuyentes españoles, has tenido una vida infinitamente mejor que la que nunca pudiste soñar en la Argentina. Recobraste tu dignidad personal y pudiste sentirte muy por encima de cualquier paria sin derechos, sin que al caso importase tu origen ni tu enfermedad, como por desgracia sí importan en los países bajo mando de esos dictadores bolivarianos a los que tanto idolatras. ¿Y cómo nos lo agradeces hoy, Pablo Echenique? Nos lo agradeces «ciscándote» en España y en el hombre que está proporcionando a un millón y medio de españoles las mascarillas sanitarias que tu infame gobierno tendría que haberles proporcionado. Estoy seguro que la iniciativa de Ortega servirá para salvar muchas vidas. Vosotros en cambio las destruis.

Pero no solo eso, gusano. Pretendes la implantación en España de un régimen comunista como el que ha arruinado a Venezuela, como el que arruinaría a quienes te hicieron sentirte un hombre libre y sin más cadenas que las que te mantuvieron unido al asistente que pagabas en negro.

De tal cuerpo, tal alma. Así nos lo pagas, Echenique, atacando con saña y odio a uno de los mejores hombres con que cuenta el país que te rescató del pozo más oscuro, y a cambio de nada, te ofreció cuidados médicos y un futuro promisorio que en ninguna otra parte del mundo hubieses tenido.


Comparta este artículo.
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: