Connect with us

USA

Dos lesbianas matan a sus seis hijos adoptivos y se suicidan tras ser acusadas de abuso

Published

on

Comparta este artículo.

El 25 de marzo de 2018, Jennifer Hart conducía el SUV de la familia después de haberse tomado cinco cervezas. Su ‘esposa’ Sarah, sentada en el asiento del copiloto, buscaba en su móvil en internet preguntas como «¿Con qué facilidad puedo tomar una sobredosis de medicamentos de venta libre?», «¿Pueden 500 mg de Benadryl matar a una mujer de 57 kilos?», «¿Cuánto tiempo lleva morir de hipotermia mientras se ahoga en un automóvil?». En los asientos de detrás se encontraban sus seis hijos adoptivos, al menos dos de ellos bajo efectos sedantes provocados por unas pastillas. Poco tiempo después, el coche caería por un acantilado de 30 metros en la costa del Pacífico, provocando la muerte de toda la familia.

Un año después, un jurado de California ha sentenciado que la tragedia fue provocada, lo que ha obligado a cambiar los informes del atestado de «accidente» a «suicidio», para en el caso de las dos mujeres, y a «homicidio», en los documentos referentes a los seis hijos adoptivos de la pareja. La justicia ha determinado que Jennifer Hart habría bebido alcohol para «envalentonarse» y Sarah habría tomado varias pastillas, al igual que sus hijos, para «atontarse». Ambas mujeres estaban previamente acusadas de graves delitos de abuso sobre sus hijos adoptivos, y las autoridades indican que posiblemente tomaron la decisión de suicidarse junto a sus hijos por la presión.

Loading...

Antecedentes de abusos

Todo comenzó dos años antes, cuando empezaron las denuncias de los allegados sobre supuestos abusos sobre los chicos: Markis (19 años), Jeremiah (14 años), Abigail (14 años), Devonte (15 años), Hannah (16 años) y la pequeña Ciera (12 años). A pesar de que en las fotos en las redes sociales de la pareja siempre se podían ver amplias sonrisas, camisetas a juego y eslóganes como «el amor siempre es hermoso», la realidad dentro de la casa Hart parecía diferente: las acusaciones de racismo -había niños de diferentes etnias-, abusos y que las madres mataban de hambre a sus hijos llegaron a los titulares nacionales.

En el momento del suceso se estaban investigando los hechos, aunque las autoridades no entraron a la casa hasta después del suicidio. Un informe ha revelado que en la casa donde supuestamente vivía la familia solo se encontraba decoración en las zonas comunes y que no daba la sensación de que los chicos vivieran allí. «Cuando las autoridades entraron a la casa de Hart, todo parecía limpio, ordenado y recién remodelado. Pero mientras las habitaciones de Jennifer y Sarah estaban decoradas, las de los niños se encontraban vacías», afirmó el investigador Jake Slates de la patrulla de Caminos de California, según refleja la CNN.

Pidiendo ayuda y comida en medio de la noche

Días antes del trágico accidente, los Servicios de Protección Infantil en Washington solicitaron que un agente se pasara por la vivienda de la familia, para comprobar el bienestar de los chavales. No era la primera vez. En 2008 uno de los niños le dijo a un adulto que Jennifer le golpeó el brazo, pero el estado cerró el caso alegando que el chico en realidad se había caído. En 2011 Sarah Hart se declaró culpable de asalto doméstico después de admitir a la policía que hirió a otra de sus hijas al pegarle con el borde de una bañera.

Después de este suceso, la familia se mudó a Woodland (Washington), donde las quejas de los chicos continuaron. Uno de sus vecinos, Bruce DeKalb, afirmó que los chavales llegaron a su puerta pidiendo ayuda y comida en medio de la noche. Sin embargo, otros testigos aseguran que los hijos adoptados eran «extremadamente disciplinados, casi hasta el punto de ser robóticos», que caminaban en fila hasta el dormitorio y que se les decía cuándo ir al baño.

Fue precisamente DeKalb quien informó el 23 de marzo del pasado año (dos días antes de la tragedia) a los servicios sociales de la penosa situación que le transmitieron los hijos de las Hart. Al día siguiente, la familia hizo las maletas -aunque no cogieron los cepillos de dientes, dato que extrañó a los agentes y que les hizo sospechar que el suicidio habría sido premeditado- y comenzaron su viaje de Washington a California, donde finalmente morirían los ocho, si bien aún no se ha recuperado uno de los cadáveres.

Aún falta por recuperar uno de los cadáveres

Después del suicidio, las autoridades solo pudieron identificar a las mujeres y a dos de los niños. Jennifer estaba borracha y Sarah y dos de los niños dieron positivo por difenhidramina, un ingrediente activo en Benadryl.

El cuerpo de Ciera fue encontrado en una playa al norte del acantilado dos semanas después. Partes de un pie en un zapato se encontraron en una playa en mayo, pero los investigadores no pudieron identificar los restos como un niño de las Hart hasta enero de este año, cuando una muestra de ADN demostró que era Hannah.

Devonte sigue desaparecido y, aunque creen que pereció con sus hermanos y hermanas, las autoridades aún conservan un halo de esperanza y que alguien revele que sigue con vida.

Los fallos del sistema

Aunque Jennifer y Sarah no pueden ser juzgadas por lo que sucedió en ese acantilado de California, este caso puede ayudar a revisar la supervisión federal en torno a posibles abusos, ya que cinco estados están involucrados con las adopciones de los chicos y las denuncias de abuso. No existe una base de datos nacional para conocer los antecedentes de los futuros padres adoptivos, por lo que los responsables afirman que este momento puede ser clave para legislar en torno a los abusos infantiles.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

Trump: «No vamos a permitir que la extrema izquierda borre nuestra historia, adoctrine a nuestros niños y abuse de nuestras libertades»

Published

on

Comparta este artículo.

La nación comenzaba a celebrar su 244 aniversario con fuegos artificiales y Donald Trump pronunciaba las últimas palabras de su discurso anual por el 4 de julio en la Casa Blanca, cuando finalmente la estatua de Cristóbal Colón de mármol de Carrara que llevaba en el puerto de Baltimore desde 1984 fue derribada por una turba armada con maromas, que después arrastró los pedazos que quedaban hasta un embarcadero y los lanzó al agua del puerto, entre gritos y cánticos.

Han caído ya varias estatuas de Colón en todo el país desde que estalló la protesta racial en Estados Unidos a finales de mayo, pero esta en concreto era especial, orgullo de la comunidad italoamericana de una de las grandes ciudades de la costa este, inaugurada en 1984 por Ronald Reagan en persona.

Momentos antes, Trump, en su discurso en Washington, dijo: «No vamos a permitir que una turba de extrema izquierda tire nuestros monumentos y borre nuestra historia, adoctrine a nuestros niños y abuse de nuestras libertades. Preservaremos nuestros valores, tradiciones, costumbres y creencias. Enseñaremos a nuestros hijos a querer y adorar a su país para que puedan construir su futuro. Juntos lucharemos por el sueño americano, y defenderemos, protegeremos y preservaremos el estilo de vida americano, que comenzó en 1492 cuando Colón descubrió América», dijo ayer Trump en la Casa Blanca durante la celebración del 4 de julio, día de la independencia estadounidense.

Fuegos artificiales

Caía la noche sobre la costa este de EE.UU. y comenzaban los tradicionales fuegos artificiales. También en Baltimore, a apenas 60 kilómetros de Washington. Justo entonces, una multitud de unas 300 personas se había congregado alrededor de la estatua de Colón en el barrio conocido como Pequeña Italia, justo frente al puerto. La ataron con unas maromas, tiraron de ella y la lanzaron al suelo. La escultura perdió en la caída la cabeza. Un grupo que se hace llamar Baltimore Bloc se atribuyó la autoría del derribo en redes sociales, donde compartió el vídeo de la caída del navegante y virrey de la corona de Castilla con el mensaje: «Acaban de deportar a Colón».

Loading...

La estatua de mármol de Carrara fue inaugurada el 12 de octubre de 1984, en un acto solemne en el que dio un discurso el entonces presidente Reagan. Era uno de los tres monumentos que hay en Baltimore, la mayor ciudad de Maryland, dedicados al navegante, incluido un obelisco que fue erigido en 1792 para conmemorar el 300 aniversario de su travesía. Baltimore goza de una importante comunidad italoamericana, de la que procede la actual presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuyo padre fue alcalde de la ciudad entre 1947 y 1959.

Los demócratas de California, donde ahora reside Pelosi, retiraron recientemente una estatua de Colón y de la reina Isabel la Católica de una sala del Capitolio estatal en Sacramento. La presidenta de la Cámara ha mantenido silencio al respecto. El candidato demócrata Joe Biden sí se ha pronunciado, y ha pedido que se deje en paz al menos a las estatuas de Colón. Los manifestantes también han atacado monumentos dedicados a conquistadores españoles y a fray Junípero Serra, fundador de nueve misiones en California, nacido en Mallorca.

El alcalde de Baltimore, el demócrata Bernard C. Young, ha defendido a quienes perpetraron el derribo. «Entendemos su dolor. Lo que la ciudad quiere hacer es servir como modelo nacional, particularmente dado el modo en que hemos afrontado estas protestas. Hemos visto que las personas que han salido a las calles, las hemos apoyado. Vamos a seguir apoyándolas. Y punto», dijo el edil a través de un portavoz. Preguntado por el diario «The Baltimore Sun» sobre qué hizo la Policía ante el derribo, el alcalde respondió: «Nuestros agentes en la ciudad de Baltimore están principalmente ocupados en la preservación de la vida. Eso es sacrosanto. Todo lo demás es secundario, incluidas las estatuas».

El presidente Trump centró sus discursos de celebración del 4 de julio en la preservación de la memoria histórica y del patrimonio artístico. De hecho, ha instado a la Fiscalía, por decreto, a que pida 10 años de prisión para aquellos que vandalicen monumentos de propiedad federal. Además, ha propuesto la creación de un nuevo parque nacional con estatuas de figuras históricas estadounidenses, un «jardín de héroes», donde tendrían lugar líderes religiosos como el reverendo Billy Graham, los presidentes Reagan, George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln, además de Martin Luther King Jr., Daniel Boone, Davy Crockett, Frederick Douglass, Amelia Earhart, Douglas MacArthur, Harriet Tubman, y muchos más.

«Los héroes americanos derrotaron a los nazis, derribaron a los fascistas, derrocaron a los comunistas, salvaron los valores americanos, defendieron los principios americanos y persiguieron a los terroristas hasta los confines de la tierra. Ahora estamos en el proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y demás gente que en muchos casos no tienen ni idea de lo que están haciendo», dijo el presidente en la Casa Blanca.

Tras el derribo de la estatua de Colón en Baltimore, la siguiente en caer será la de Filadelfia, por orden, en esta ocasión, del gobierno municipal, después de que varios intentos de hacerla caer por la fuerza hayan provocado disturbios. El año pasado, un concejal de Washington, la capital, propuso hacer lo propio con otra escultura del navegante que se halla junto a la estación de trenes nacional.

La Embajada española en Washington ha lamentado los ataques a estas estatuas en varias comunicaciones públicas. El Gobierno español, sin embargo, no ha tomado ninguna medida concreta al respecto. Son los líderes de la comunidad italoamericana quienes defienden a Colón, pues nació en Génova. A otros personajes históricos españoles, como fray Junípero, los ha defendido la Iglesia Católica, que ha armado una campaña de comunicación en defensa de su imagen.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Internacional

Organizan una campaña para “adoptar” la estatua de Isabel la Católica que el imbécil del Gobernador de California ha retirado del Museo del Capitolio de aquel estado

Published

on

Comparta este artículo.

La Asociación Amigos de Madrigal, de Madrigal de las Altas Torres, la villa abulense en la que el 22 de abril de 1451 nació Isabel la Católica, ha iniciado una campaña encaminada a «adoptar» la estatua de esta reina propiedad del Museo del Capitolio de California (Estados Unidos).

Según ha informado la Amigos de Madrigal en nota de prensa, este colectivo se ha dirigido al Ayuntamiento madrigaleño y a la Diputación de Ávila, para «solicitar la cesión» de esta estatua al Estado de California, para que sea «acogida en Madrigal de las Altas Torres».

Loading...

Esta iniciativa, según este colectivo de Madrigal de las Altas Torres, surge a raíz de la decisión del gobernador del Estado de California, Tony G. Atkins, de retirar esta escultura del Museo del Capitolio del Estado de California, en la que también aparece Cristóbal Colón.

En este sentido, la Asociación ha recordado cómo durante el pasado junio varias estatuas de Cristóbal Colón y otros personajes históricos españoles fueron «derribadas o desmanteladas en ese país como resultado de las revueltas raciales».

Ante esta situación, la Asociación Amigos de Madrigal ha emprendido una campaña para instar a varias instituciones a que soliciten formalmente al Estado de California la cesión de esa escultura, para que sea acogida en la histórica villa abulense.

En este sentido, la Asociación se ha comprometido a prestar su ayuda para «recaudar apoyos a nivel nacional para sufragar los gastos que pudiera ocasionar la petición», así como para «realizar un acto de desagravio a la figura de la reina».

Según este colectivo, se trata de una figura que «pese a la mentalidad del siglo XV, siempre tuvo en cuenta el bienestar de los habitantes de los territorios colonizados, rechazando la esclavitud como práctica contraria al cristianismo y otorgándoles el estatus de súbditos de La Corona».


Comparta este artículo.
Continue Reading

Internacional

Cómo y por qué se extienden redes terroristas de ultraizquierda en Estados Unidos

Published

on

Comparta este artículo.

Por Guillermo Rodríguez González.- El terrorismo de baja y media intensidad es la nueva táctica revolucionaria preferida de difusas, flexibles y efectivas redes internacionales de ultraizquierda, apoyadas y justificadas, de una u otra forma, por todo el espectro intelectual y político socialista mediante una intensa y falaz propaganda, cuya efectividad depende de alcanzar y mantener la hegemonía cultural.

Hay tres aspectos a considerar en esto, de una parte está el que la ideología totalitaria tras esas redes se expresa inicialmente en sus prácticas (entre ellos mismos, obviamente), pero también, y esto es lo más importante, donde quiera que logren imponerse mediante la intimidación con completa impunidad; de la otra está el que con frecuencia olvidamos que todo problema social real que pueda ser manipulado ideológicamente en una dinámica colectiva de clases antagónicas, y retroalimentando una falaz dialéctica mística de la historia, será explotado sin misericordia por fanáticos –calificativo que describe tanto a a sus violentos activistas como a sus mendaces intelectuales. No olvidemos que los segundos son, después de todo, la fuente de inspiración, consignas, mantras, pautas de organización y sobre todo, origen de la falsa superioridad moral de la que depende la frágil autoestima de los primeros (por lo que, finalmente hay que entender que en la medida que la fuente del conflicto real sea superada la reinventarán, de una u otra forma, mediante la mentira, propaganda y adoctrinamiento).

Loading...

Nunca en la historia de los Estados Unidos el racismo fue tan rechazado por la abrumadora mayoría de los estadounidenses, tanto, que un nuevo racismo inverso al que mayoritariamente se rechaza con vergüenza por el pasado es paradójicamente aceptado, defendido y practicado activamente. Pero al mismo tiempo que se potencian nuevas identidades grupales como fuentes nuevos y cada vez peores conflictos, vemos que en comunidades negras los efectos acumulados de la ingeniería social “progresista” y previas olas de violentas protestas crearon ideológica, cultural y económicamente una profecía auto-cumplida de pobreza, desempleo, desintegración familiar y violencia criminal. No es un callejón sin salida, pero lo parece, porque la desintegración familiar y la dependencia de la asistencia social se retroalimentan con la baja calidad de la educación formal y la ausencia de valores, usos y costumbres adecuados para prosperar en una sociedad libre y competitiva. Lo que no deja de ser un caldo de cultivo muy adecuado para el crimen organizado de toda orientación y nivel. Y sin embargo, todavía hay en esas mismas comunidades quien sale adelante y prospera decentemente mediante estudio, trabajo, esfuerzo empresarial y talento personal, porque aunque existan declinantes remanentes del viejo racismo, en la sociedad estadounidense ese antiguo fantasma está ideológica e institucionalmente muerto.

Pero la ingeniaría social “progresista es la que crea y mantiene las condiciones materiales de pobreza y exclusión, pasando las causas actuales del problema por solución, empeorando una y otra vez las condiciones materiales mientras su propaganda intelectual falaz repite incesantemente obvias mentiras como mantras sagrados incontestables, que de una parte legitiman el seguir empeorándolo todo, al tiempo que deslegitiman el esfuerzo individual y justifican las peores conductas y especialmente el delito como respuesta a una opresión institucionalmente ya inexistente, pero ideológicamente y económicamente creada por quienes afirman combatirla.

Materialmente es igual a la entonces ya declinante pobreza obrera en la que ponían sus esperanzas los primeros marxistas, los que creían que todo lo que la mitigara era contrarrevolucionario y digno de ser combatido sin misericordia.

La pobreza proletaria obrera desapareció en las economías capitalistas, y no por la revolución marxista, ni por la acción sindical, y menos aún por la ingeniería social “progresista”. De hecho, han sido esos últimos los tres factores que lograron por mantener y ocasionalmente incluso incrementar la pobreza localizada, en medio de su acelerada y indetenible declinación por efecto del avance del capitalismo de libre mercado.

Pero no es al proletariado al que los nuevos terroristas que luchan activamente por establecer nuevos totalitarismos genocidas confían manipular para sus fines, sino a la más amplia diversidad de grupos diversos a los que clasificar y adoctrinar en dialécticas de falsa explicación a problemas reales o inventados, mientras que mediante esas mismas falsas explicaciones repetidas como mantras bloquean la superación real de los problemas y empeoran exponencialmente las condiciones materiales de exclusión y pobreza relativa para introducir o incrementar exponencialmente la frustración, resentimiento y destrucción moral que finalmente les permitirán desatar –bajo cualquier excusa– la violencia revanchista, iniciada, orientada y extendida mediante minúsculos grupos de activistas del terror bien organizados, motivados, adoctrinados y financiados. Esa y no otra es la explicación del caldo de cultivo.

La de los grupos terroristas dispersos y violentos actuando al unísono con las mismas tácticas, prácticas y objetivos y exhibiendo recursos costosos para adelantar su agenda no es la de una gran conspiración organizada y dirigida, sino de infinidad de grupos adoctrinados en centros sobre los que ya se ha impuesto la cultura del totalitarismo, cuya única fuente de autoestima es la ciega creencia en la superioridad moral infinita de sí mismos y la infinita maldad de aquellos a los que desean censurar, perseguir y exterminar. En un mundo de redes difusas y comunicaciones rápidas con hegemonía cultural del socialismo en sentido amplio, toda fuerza antioccidental puede interactuar directa e indirectamente con otras y con esas redes domesticas de activistas del terror que aprendieron a ser lo que son en la mejores universidades, crearon redes nacionales e internacionales de activismo que un día apoyan la campaña de Sanders y al siguiente incendian y saquean. No estamos viendo en los Estados Unidos un fenómeno de activismo terrorista de baja y media intensidad diferente de que vimos en Chile. Varía el evento que sirve de detonante y los grupos de población que logran manipular para masificar la violencia –es lo local– el resto es un guión internacional –ya ampliamente conocido– para el que se han preparado pacientemente por décadas y que finalmente logran materializar en un lugar tras otro. Ni más, ni menos.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish