Connect with us

Cultura

El Instituto Cervantes enseña español como “lengua extranjera” en la Universidad del País Vasco

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

¿Hablamos los españoles un lenguaje extranjero en nuestro propio país? Parece que sí a tenor del acuerdo alcanzado el 17 de diciembre por el Instituto Cervantes y la Universidad del País Vasco, para ofrecer formación al profesorado de la misma de español “como lengua extranjera”. El citado convenio fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Llama la atención y la perplejidad, cuando no el estupor, que en este convenio se considere el idioma español como lengua extranjera en una institución universitaria española y adscrita a una comunidad autónoma española. Sobre todo cuando uno de los firmantes del acuerdo, es una institución pública creada por España en 1991 para promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español.

Tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, como el Instituto Cervantes, se han olvidado de la Constitución Española, que en su artículo 3, señala que “el castellano es la lengua española oficial del Estado”.

El Gobierno debe explicar desde cuándo el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y el Instituto Cervantes consideran del español, dentro del país, como lengua extranjera.

¿Hablamos los españoles un lenguaje extranjero en nuestro propio país”, plantea como cuestión Foro Asturias en su iniciativa, en la que, además, pide al Gobierno información sobre las actividades que tiene previstas para cumplir con la formación que promete el convenio.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cultura

El PSOE apoya una moción del BNG para marginar el castellano en la educación en Galicia

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El PSOE gallego vuelve a las andadas. Tras recibir una fuerte contestación durante su paso por el gobierno autonómico en el periodo 2005-2009 por plegarse a las políticas nacionalistas de inmersión lingúística en la educación, los socialistas apoyaron este martes en el Parlamento un proyecto de ley del BNG que recupera un modelo educativo sin garantías para la enseñanza en cupos mínimos del castellano. El texto fue rechazado por la mayoría del Partido Popular en la Cámara, que afeó a la izquierda una visión irreal de los usos lingüísticos en la Comunidad y la pretensión de «romper los consensos» existentes.

El proyecto de ley de normalización lingüística presentado por el BNG recoge en esencia las exigencias en esta materia de los nacionalistas: un mínimo del 50% de la docencia en gallego, que pasa a convertirse en vehicular en la enseñanza obligatoria —en la actualidad esa consideración es compartida por las dos lenguas oficiales de la Comunidad— y al que no se le establecen máximos; que se garantice el conocimiento del castellano pero sin fijar porcentajes; y un apartado para la educación infantil, donde se concibe que en aquellas zonas castellanohablantes se introduzca un mínimo de un tercio de horas en lengua gallega, «con la intención de que este porcentaje sea incrementado de forma progresiva», de nuevo sin máximos.

Según el modelo lingüístico del BNG, que han apoyado tanto el PSOE como En Marea, el castellano debería compartir el porcentaje de horas lectivas que no sean en gallego con las lenguas extranjeras, por lo que su presencia podría ser residual. En el texto legal no hay una garantía de mínimos para la lengua común del Estado, ni siquiera para la docencia de las asignaturas más lógicas, como literatura o lengua española.

La larga mano legislativa llega también a la enseñanza universitaria. La actual ley, en vigor desde 1983, concede dentro de la libertad de cátedra la posibilidad a los docentes universitarios de elegir la lengua de su conveniencia para el ejercicio de su magisterio. El proyecto del BNG elimina esta disposición e introduce de nuevo la «normalización el uso del gallego en la enseñanza universitaria».

La política lingüística fue uno de los elementos de más fricción entre PSOE y BNG cuando ambos gobernaron conjuntamente en el Ejecutivo bipartito de Emilio Pérez Touriño. Por las presiones del socio nacionalista, los socialistas aprobaron un decreto lingüístico en la educación pública basado en políticas inmersivas que, como el protecto de ley rechazado, permitía la marginación de la lengua común de todos los españoles. El PSOE encontró un fuerte rechazo a esta norma en los entornos urbanos, principalmente La Coruña y Vigo, donde el uso del castellano es muy mayoritario entre la población. El PP aprovechó ese descontento para prometer la derogación del decreto.

Tras ganar las elecciones en 2009, Feijóo aprobó una nueva normativa que garantizaba el mismo número de horas para gallego y castellano en la educación obligatoria, con una paulatina introducción de una tercera lengua. Es el modelo que está en vigor, insuficiente para la izquierda y los nacionalistas por «marginar al gallego», y criticada por Vox y Ciudadanos por supuestamente arrinconar al castellano.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cultura

La sorprendente y emotiva carta que Chicho Ibáñez Serrador le envió a un seguidor

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Tras conocerse este viernes la muerte de Chicho Ibáñez Serrador a los 83 años, las muestras de cariño no se han hecho esperar entre los segudores y las personalidad más importantes de la cultura en España. El famoso creador del mítico programa de televisión «Un, dos, tres… responda otra vez», y director de películas de culto como «¿Quién puede matar a un niño?» y «La residencia», sufría desde hace años una enfermedad degenerativa que le obligaba a ir en silla de ruedas.

Entre esas muestras de afecto hemos encontrado una que llama la atención, porque refleja a la perfección el perfil más humano de este genio del entretenimiento. «En 2002 yo vivía en Irún y quería hacer un corto. Uno de terror, sin presupuesto, sin contactos, pero me alucinaba la idea de arrancar con la presentación de Ibáñez Serrador. Le escribí a su productora. Total, no me iba a responder jamás. Era imposible. Y después llegó esto», escribía Diego San José es su perfil de Twitter.

A continuación publicaba la imagen de la carta que credor de «Un, dos, tres» le envió a su domicilio, para demostrarle el agradecimiento por su interés en homenajearle. La misiva decía:

«Querido Diego:

Tienes mucha razón en casi todas las cosas que me dices, pero de ellas hay una que se distingue sobre las demás: “Qué mayor muestra de afecto puede haber hacia una obra que aquella que se homenajea reproduciendo su estela décadas más tarde por un grupo de jóvenes que ni habían nacido cuando aquella se emitió por primera vez”. Efectivamente, me siento halagado y esa muestra de afecto tiene -y lo digo con toda sinceridad- mucho más valor que la mayoría de los premios que he recibido. Eso sí, hay una cosa que no te perdono: el que me hagas sentir mucho más viejo de lo que soy, aunque espero que me queden varios años y tiempo para hacer más cosas, entre ellas el poder daros un fuerte abrazo a ti y a tus colaboradores.

Por supuesto, cuenta conmigo para ese comienzo de vuestro corto. Esta misma noche leeré el dossier y el guion, y me pensaré algo que pueda servir de prólogo a vuestra deliciosa aventura.

Recibid todo mi cariño, mi aliento y mis deseos de éxito».


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cultura

Chicho Ibáñez dignificó el cine fantástico

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Juan Antonio Bayona.- Recuerdo que cada noche que había «Historias para no dormir» en la televisión me tocaba irme a la cama y solo escuchaba el grito de la cabecera. Eso me daba más miedo que lo que había en pantalla. Así, de chicho aprendí que es más importante lo que no muestras, que da más miedo lo que no se ve que lo que enseñas.

Chicho dignificó y revolucionó el género del cine fantástico con películas como «La residencia», en un momento en el que no tenía el aprecio y la aceptación que tiene ahora. Desde la televisión pública instruyó a una generación de espectadores, algunos de los cuales nos hemos convertido en cineastas, y ahora, tras su muerte, nos sentimos en deuda.

Con Chicho aprendimos a aproximarnos al cine de terror. Él educó a un país al que todavía le faltaba mucho por hacer, por jemeplo, con programas de televisión por los que desfilaron autores clásicos, como Allan Poe, que aún no había llegado al gran público.

A Chicho tuve la suerte de conocerle, menos de lo que me hubiese gustado… En mi última conversación con él, después de que le concedieran el Goya de Honor, que tantos celebramos, aún se reconocía al genio dentro de la persona. Me dijo que el Goya –fue una alegría que llegara a tiempo– le animó a volver a hacer cine, a pesar de su frágil salud.

Con su muerte queda su ejemplo y la enseñanza de que lo más importante es tener al público presente, siempre con ese carácter lúdico que para él era básico en su forma de entender el espectáculo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish