Connect with us

Vascongadas

Insultos, abucheos y gritos de “¡Fuera!” para recibir a Rivera en Rentería (Guipúzcoa)

Published

on

Mitin de Ciudadanos en Rentería
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Unos 200 independentistas recibieron esta mañana en Rentería (Guipúzcoa) con insultos, abucheos y una cacerolada al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que dará un mitin este mediodía en esta localidad vasca acompañado del filósofo Fernando Savater y de la candidatos de la formación naranja Maite Pagazaurtundua y Joan Mesquida.

Rivera llegó a la plaza central de Rentería pasadas las 12,20 horas de esta mañana, momento en el que varios cientos de independentistas, situados tras un control de la Ertzaintza, profirieron en gritos e insultos contra el responsable de Ciudadanos.

Los manifestantes estaban situados en una mitad de la plaza tras un cordón de la Policía vasca, mientras que los militantes y dirigentes de la formación naranja estaban enfrente, donde también está situado un estrado para el mitin.

Junto a Rivera llegaron a la plaza de Rentería unos 300 dirigentes y simpatizantes de Ciudadanos, quienes fueron escoltados mientras se acercaban a pie al centro del municipio. La Ertzaintza también acompañó desde una gasolinera próxima a cuatro autobuses de participantes en el mitin.

Al llegar Rivera a la plaza, los congregados lanzaron diversas consignas contra este dirigente político, contra España y contra la democracia. Así pudieron escucharse gritos de “fascistas, kanpora”, “que se vayan” e “independencia e independencia”.

Los edificios alrededor del estrado colocado por Ciudadanos contaban en sus fachadas con grandes lazos amarillos en recuerdo de los dirigentes independentistas catalanes que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo en el juicio del ‘procés’.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Vascongadas

Un periodista de la BBC investiga el pasado de uno de sus ancestros vascos y descubre que se dedicó al tráfico de esclavos en Chile

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Jaime González, un periodista de la BBC, empeñado en investigar el papel jugado por sus antepasados en el tráfico de esclavos, descubre que Pedro Nicolás de Chopitea, tatarabuelo de su abuelo y originario de la localidad vizcaína de Lequeitio, emigró en la última década del siglo XVIII a Santiago de Chile, donde se convirtió en uno de los hombres de negocios más importantes de la capital chilena, comerciando con todo tipo de bienes entre Europa y Sudamérica.

“En algunos casos, entre los cargamentos que se transportaban a su nombre, también había esclavos”, explica González, quien detalla que la participación de Chopitea en el comercio esclavista ha sido documentada por el historiador chileno Francisco Betancourt Castillo, que durante diez años ha estado estudiando el rol de los comerciantes vascos en Chile durante la última etapa de la colonia.

Según narra el periodista de la BBC en su reportaje, el profesor Betancourt le explica que en esa época, en la que el tráfico de esclavos aún no estaba prohibido, era habitual que grandes comerciantes del Cono Sur como Chopitea se dedicaran en algunas ocasiones a esta actividad si se daba una coyuntura favorable y aprovechando sus redes de contactos. “Eran operaciones mercantiles triangulares. Por ejemplo, transportaban productos subtropicales desde Perú hacia Chile y Argentina, y esclavos desde Buenos Aires hacia Valparaíso y Lima. Si bien la trata de esclavos no era en ningún caso la principal actividad comercial de Chopitea, su participación en este negocio queda patente en la correspondencia que mantuvo con dos de sus socios. Chopitea era el vínculo entre ellos dos geográficamente. Se encargaba de recibir los esclavos que llegaban a Chile desde el Río de la Plata. Se encargaba de la financiación que estas operaciones requerían y luego del traslado de los esclavos, a veces en sus propios barcos, hacia el Perú, a los mercados urbanos de Lima y el Callao”.

Jaime González relata en su reportaje que en las cartas que le muestra Betancourt, fechadas entre 1803 y 1804, “el cajero de Chopitea da detalles de varias caravanas de esclavos que mi antepasado tenía que recibir en Chile. Lo más impactante de leer esta correspondencia son las descripciones sobre el estado en el que se encontraban los esclavos, tanto anímica como físicamente, mientras eran trasladados de un territorio a otro. Eran travesías que se podían prolongar durante dos meses en las que, si no morían víctimas de las duras condiciones del viaje o de las enfermedades, los esclavos perecían tras escapar y tener que sobrevivir en un territorio que les era totalmente desconocido. Precisamente en una de las cartas, el cajero de Chopitea cuenta cómo se habían escapado varios esclavos después de que alguien les hubiera dicho ‘que los llevaban en mala tierra, en donde la gente tenía cuatro ojos y comía gente, y que a ellos se los comerían luego que llegasen, echándolos en calderas de aceite hirviendo. Y esto les puso tal terror que estaban aguardando la ocasión para huirse como en efecto lo verificaron’”.

Según le explica el historiador a González, “de estas cartas se desprende que para para estos comerciantes, participar en el tráfico de esclavos ‘era algo complejo’. Por un lado hay un incentivo económico que hacía que a los esclavos se los contabilizara como ‘piezas’, como cualquier otra mercadería. Pero uno puede percibir en las cartas que hay cierta preocupación o cuidado porque se está tratando con una mercadería que es distinta a las demás”.

Durante las batallas por la independencia de Chile a principios del siglo XIX, Pedro Nicolás de Chopitea, igual que muchos otros comerciantes peninsulares radicados en Santiago, apoyó al bando realista que defendía los intereses de la Corona española. Eso hizo que todos sus bienes y propiedades fueran confiscados y se viera obligado a abandonar Chile con su familia, radicándose en la ciudad de Barcelona en 1819.

(La Tribuna del País Vasco)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Vascongadas

“Alt News” entrevista a Raquel González, candidata del PP a la Alcaldía de Bilbao: “La calle debe ser para los bilbainos, no para los delincuentes”

Published

on

Raquel González
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La actual presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, es la candidata de los populares a la alcaldía de Bilbao en los próximos comicios municipales que se celebraran este domingo. Hija de un capitán de la Guardia Civil, Raquel González pasó su niñez en en casas cuartel de Bilbao y Guecho, municipio en el que posteriormente ejerció como concejal para posteriormente alcanzar, contra no pocos pronósticos, la máxima representación del Partido Popular en Vizcaya. El programa “Alt News”, de Cadena Ibérica, conversó con ella hoy.

“Me presento para ganar rodeada del mejor equipo y hemos trabajado muchísimo el programa, que lo hemos recogido en cada barrio y en cada calle. Persona a persona. Y sé que los bilbaínos sabrán reconocernos como opción óptima para esta ciudad”, señaló.

Raquel González ha denunciado que “Bilbao podría competir con grandes capitales, pero no la dejan” al llevar “muchos años dominada por el nacionalismo que no se atreve a abrirse al mundo porque eso significa dejar de controlarlo todo y el PNV prefiere que Bilbao pierda población antes que hacerla moderna y cosmopolita para todos”.

La candidata del PP al Ayuntamiento de la capital vizcaína está haciendo girar su campaña, entre otras cosas, en la inseguridad que se vive en Bilbao. Ella lo tiene claro: “La situación requiere mano firme y cero ‘buenísmo’, que es justo lo contrario de lo que tenemos ahora. El alcalde habla de sensaciones de inseguridad, pero los bilbainos vivimos la realidad que es cada vez más preocupante y que hay que tomársela muy en serio. La solución es acabar con el halo de impunidad que impregna la ciudad. La calle debe ser para los bilbainos, no para los delincuentes y eso lo deben tener claro. Que sepan que en Bilbao no son bien recibidos y que se les quiten las ganas de venir. Los medios para conseguirlo… ¡los que hagan falta!”.

Sobre si cree que la tasa de inmigración en Bilbao supera lo que la ciudad puede soportar, la candidata popular manifestó: “La supera con creces y encima no se les atiende correctamente. Dar dinero a lo loco no ayuda sino que cronifica el problema. Bilbao tiene efecto llamada y hay que cortarlo de raíz. Se acabo ser solidario y buenista como este alcalde a base de sacrificar a los bilbainos”.

Respecto al malestar ciudadano sobre la manera de ofrecerse las ayudas sociales y a los colectivos que se destinan, dijo: “Cuando dejas agujeros del tamaño de un túnel para que el sinvergüenza se cuele, los que somos solidarios y contribuimos con nuestros impuestos, nos sentimos estafados. Nadie quiere acabar con las ayudas sociales. Todos queremos que se den con control y a quien lo necesita de verdad y si además has contribuido al sistema, con más razón. Es fundamental que las ayudas se vinculen a la integración en el mundo laboral porque en caso contrario no sirven para nada. Hay que tener muy presentes a viudas, pensiones bajas y parados de larga duración… se merecen una especial atención”.

SIGA LA ENTREVISTA A RAQUEL GONZÁLEZ DESDE EL MINUTO 17:00:


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Vascongadas

Una pareja paquistaní cobraba 10.000 euros al mes en ayudas sociales en Vitoria

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una pareja de origen paquistaní residente en Vitoria podría haber falseado su identidad hasta en diez ocasiones para conseguir ayudas sociales de forma fraudulenta. Él cobraba seis rentas de garantías de ingresos (RGI) al mismo tiempo y su mujer, otras cuatro. Estas percepciones sociales eran otorgadas desde las oficinas de empleo y ayudas sociales del Gobierno vasco, Lanbide, adonde acudía esta pareja de defraudadores para cobrar. Una renta que, según publica « El Correo», podría variar entre los 6.000 y los 10.000 euros mensuales. Se calcula que durante los más de tres años que engañaron al Gobierno vasco, ganaron 395.000 euros. Cuatro personas ya han sido arrestadas por estos hechos.

Fue la Diputación de Álava (PP) la que denunció en 2013 que se había detectado una llegada masiva de menores de Pakistán, que recalaban en los centros de acogida de la capital. De hecho, la población paquistaní se ha triplicado, de 500 a 1.500 personas censadas. A raíz de aquello, la Ertzaintza ha descubierto una red que habría falseado documentación para facilitar el cobro de las ayudas sociales a personas de aquel país. En Vitoria se han descubierto un centenar de empadronamientos falsos de paquistaníes. Un entramado que estaría vinculado con la captación de menores en la región norte del país (Lahore). Allí ofrecían a sus padres llevarlos al País Vasco, donde sus hijos podrían vivir de las instituciones previo pago de hasta 6.000 euros. Viajaban a través de Turquía, Grecia y Barcelona, hasta alcanzar la capital alavesa.

Indignación de la opinión pública alavesa

Otros casos flagrantes han incendiado en el último año a la opinión pública alavesa, que ha visto cómo condenados como un abusador sexual han seguido cobrando la RGI después de ser sentenciados. A la pregunta de por qué se concentra esto en Álava, el diputado general, Javier de Andrés (PP), responde:«Es en todo el País Vasco, pero ni PNV ni Bildu lo denuncian. La normativa aquí es laxa, hay mala gestión y cero control. Se les ponen sueldos sociales altos, sin demostrar nada, y funciona el boca a boca», denuncia.

Se calcula que se han cobrado indebidamente86 millones

Vitoria se ha convertido en el epicentro del debate sobre los requisitos exigibles para el acceso de cualquier ciudadano a las ayudas sociales. En concreto, el regidor de Vitoria señaló en verano a los extranjeros de origen magrebí, «argelinos y marroquíes», por venir a «vivir de las ayudas sin querer trabajar». Según datos oficiales del Gobierno vasco, un 65 por ciento de estas nacionalidades cobran ayudas, lo que para el PPrefleja una «situación anómala» y tiene un «efecto llamada».

Se calcula que el cobro indebido de prestaciones en el País Vasco desde 2012 se eleva a 86 millones, según datos oficiales. El alcalde de la capital alavesa, Javier Maroto, y el PP vasco llevan meses denunciando en solitario los «abusos» cometidos en particular por una parte de la población, inmigrantes en situación irregular, que al no poder acceder al mercado regular «perpetúan» su situación como receptores de las ayudas sociales. En el País Vasco estas ayudas son superiores a las del resto de España, hasta 866 euros al mes más otros complementos, como ayudas para el alquiler (250 euros).

(ABC)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish