La caída del Imperio de Occidente - ALERTA NACIONAL
Connect with us

A Fondo

La caída del Imperio de Occidente

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

André Waroch (Traducción BD).- “Vivimos la hora del hombre nómada, sin patria, el ciudadano del mundo. Es el tiempo del que no tiene más ataduras que aquellas que puede llevarse en cualquier momento en su maleta. El mundo del día de mañana parece pertenecer a aquellos que prescindirán de sus vivencias terrestres, o incluso espaciales, de una “tierra”, de un “suelo”, arcaísmo cuya exhaltación huele a populismo rancio”.

Este es el discurso, apenas caricaturizado, de un cierto número de intelectuales provenientes de la izquierda y de la extrema izquierda convertidos al “liberalismo”, es decir para ser más precisos, al librecambismo globalizado. Es un trayecto menos duro que lo que parece, los fundamentos ideológicos de estos intelectuales no padecen, entre esos dos extremos, más que daños menores.

El núcleo duro de su compromiso no ha cambiado; se trata siempre del odio al enraizamiento, al particularismo, a la singularidad irreductible de los pueblos, a la nación en el sentido griego del término.

Una hiper-casta mundialista, cuyos contornos se dibujan con mayor nitidez a medida que pasa el tiempo, quiere creer todavía en un “progreso” a la manera de Julio Verne. La naturaleza domesticada por una tecnología que lleva a los hombres a la altura de los dioses; una cultura universal y uniformizada reinando sobre toda superficie terrestre; un gobierno mundial sabio, benéfico, consensual, que en este mundo pos-histórico sólo se ocupará de gestionar y administrar. En definitiva: el paraíso sobre la Tierra para estos hombres que llevan en ellos el sueño cristiano secularizado de las Luces.

En la mentalidad occidental, de la cual esta casta se reclama más que de cualquier otra cosa, al porvenir se le supone mejor que el presente, y el presente mejor que el pasado. El destino irrevocable de la humanidad parece ser de subir siempre más arriba en la inteligencia, la belleza, la bondad, la alegría, la felicidad, hasta un cénit improbable.

Reinaba en la Edad Media el sentimiento exactamente inverso. Los letrados tenían la convicción de una caída inexorable del mundo hacia el abismo, la certeza de un mundo llegado al estadio último de la vejez. Si es cierto que el paso de la Antigüedad a la Edad Media trajo consigo el abandono de una cierta concepción cíclica el tiempo (“el eterno regreso”) en provecho de una visión lineal debido al cristianismo, sin embargo hay que precisar que esta “linealidad” ha cambiado de alguna manera de sentido, de abajo hacia arriba, en algún momento entre el siglo XII y la Revolución Francesa. La Europa del Oeste ha pasado de la caída a la ascención. En la Edad Media, el pasado era visto como mejor que el porvenir, y fue la inversa que se impuso definitivamente a partir del siglo XVIII.

Esto no es simplemente una creencia religiosa: la Edad Media fue verdaderamente una regresión en comparación con la Antigüedad, y el progreso, en el sentido material del término (expansionismo más allá de los mares, descubrimientos científicos), fue una realidad incontestable para la Europa del Oeste a partir del siglo XV. No solamente una creencia religiosa, pues, pero también, y al mismo tiempo, una creencia religiosa.

Seguramente hay que ver el origen de este cambio de dirección en la Reforma Gregoriana, acontecimiento capital que el historiador Harold J. Berman ha rebautizado “Revolución papal”. Sea como sea, la creencia está ahí. De ahí el célebre y estúpido adagio: “¡Es increible ver cosas tales en el siglo XXI!”. El tiempo, una vez más, es visto como una subida inexorable de la humanidad hacia la civilización suprema.

La realidad, para la Europa occidental, parece nuevamente invertir el sentido de la marcha. La evolución actual se emparenta de manera sorprendente al proceso que caracterizó la degeneración final del Imperio Romano de Occidente, a partir del siglo III, hasta la deposición del último emperador en 476 (principio de la Edad Media para los historiadores).

Este proceso, que puso fin al mundo antiguo, se caracterizó por:

  • Un caos étnico en aumento. Después del edicto de Caracalla que acordaba en el año 212 la ciudadanía a todos los varones no esclavos de las provincias, los bárbaros germánicos y húnicos comienzan a abalanzarse sobre las Galias. Al final del siglo IV, la mayoría de los soldados y hasta los generales “romanos” son en realidad germanos naturalizados. Las cepas propiamente romanas son apartadas, de hecho, del poder.

  • Un gigantismo mortal. El Imperio, en su apogeo, se extiende desde el sur de Escocia hasta el Mar Rojo. Atacado por todas partes, su economía desorganizada, los efectivos del ejército y de la administración en aumento incesante, el Imperio agobia al pueblo bajo tasas e impuestos. En las Galias aparece el fenómeno de los “bagaudes”, campesinos que se echan al monte para escapar al fisco. Uno de sus jefes, Eudoxio, buscará refugio acerca de Atila. La impotencia del ejército romano (cerca de 400.000 hombres bajo Diocleciano) para proteger un territorio tan vasto, añadida a la prohibición hecha a los civiles indigenas de llevar las armas, le abre una avenida a los invasores. Visigodos, francos y demás burgundios someten las poblaciones del Imperio y toman poco a poco posesión de las tierras en el Oeste.

  • Un éxodo urbano. La economía del Imperio, a partir del Siglo III, se ve totalmente desorganizada por las incursiones bárbaras. La circulación de las mercancias de provincia a provincia declina, incluso se suspende. Las ciudades, a partir del siglo V, empiezan a vaciarse. La población urbana, grupo de consumidores que se alimentan de importaciones, se ve obligada a efectuar un “retorno a la tierra”, es decir un regreso a la explotación directa de las materias primas, ya que la circulación de los productos manufacturados las importaciones de mercaderías de base se han vuelto demasiado débiles para alimentar a las ciudades.

  • Un cambio religioso. En el año 312, Constantino, primer emperador converso, instaura la igualdad entre el cristianismo y las demás religiones, lo que ya es, en la lógica conquistadora de los monoteísmo surgidos del judaísmo, un paso decisivo hacia la religión única y obligatoria. En la década siguiente, Constantino demuestra claramente hacia donde van sus preferencias y empieza a prohibir algunas prácticas paganas como la adivinación. Interviene en los debates teológicos. Es él quien convoca en el año 325 el Concilio de Nicea, asunto central en la historia del catolicismo. Los sucesores de Constantino continuarán su política de cristianización forzada de la sociedad. En 354 es decretado el cierre de los templos paganos y la prohibición de los sacrificios.

En 381, Teodosio, verdadero verdugo del paganismo, emite un edicto por el cual impone a todos los pueblos del Imperio el cristianismo como religión obligatoria. En los dos decenios siguientes, se da el golpe de gracia jurídico a las antiguas religiones, con el punto culminante de la prohibición definitiva en el año 395, por el emperador Arcadio, de toda práctica religiosa distinta al catolicismo romano (las herejías cristianas como el arianismo eran combatidas tanto como las prácticas politeístas).

  • Una regresión demográfica subrayada por muchos historiadores. La despoblación de algunas zonas es evidentemente una llamada par los bárbaros que sólo tienen que colonizar unas tierras desocupadas.

La Europa del oeste, católica y protestante, heredera del Imperio de Occidente, se encuentra confrontada a una situación cuya analogía con lo que precede es alucinante. El caos étnico está aquí, es incontestable. Los recien llegados no se convierten, como los antiguos germanos, a la religión de los autóctonos, sino que llevan con ellos el islam, ideología belicosa, conquistadora, totalitaria.

Las nacionalidades francesa, británica, belga y ahora la alemana también (la lista no es exhaustiva) le dan la nacionalidad sin restricción a los hijos de los inmigrantes nacidos sobre suelo europeo. Estos se vuelven inexpulsables en el sistema jurídico actual y se transforman en el vector de una sustitución de población que comienza con la inmigración, y continúa desde el interior, como un cáncer.

La Unión Europea, que se extiende cada vez más rápidamente, se vuelve una especie de inmenso terreno baldío. Mientras que las empresas son aplastadas por impuestos destinados a poner en marcha políticas sociales, los productos manufacturados provenientes de China o de otros países emergentes (que no practican ninguna politica social) llegan a nuestras fronteras prácticamente sin ningún derecho de aduana.

El resultado es previsible: liquidación de las industrias, transformación total de la economía de los países de la UE en economía de servicios, y dependencia cada día más gigantesca de Europa de la “fábrica del mundo” neo-confucianista, o sea China.

El éxodo urbano ya ha comenzado, aunque no se note aún. Las ciudades no pierden habitantes (menos Paris) pero ven desaparecer las clases medias que dejan el sitio a otros recién llegados, atraídos por una vida parasitaria que no pueden encontrar en las zonas rurales. Cada vez con mayor frecuencia muchos franceses, y ya no exclusivamente de las clases favorecidas, huyen al extranjero.

La baja dramática del poder adquisitivo ocasiona el desarrollo creciente de las compras directas a los agricultores. Como en el Bajo Imperio, asistimos a un comienzo de derrumbe de la economía desarrollada, economía mormalmente basada sobre una red muy densa de intermediarios entre el productor y el consumidor.

El alza contínua del precio de la gasolina, asociada a una pauperización creciente, hace que el europeo se desplace cada vez menos. Los destinos de vacaciones y de fin de semana son cada vez más cercanos al domicilio (incluso cada vez son más los que no salen de vacaciones o de “puente”). Asistimos a una verdadera inmobilización de los individuos totalmente en contradicción con las teorías del “hombre nómada”.

El horizonte mental y físico del hombre europeo, en este principio de siglo XXI, se estrecha rápidamente, tanto más que el nivel cultural de las nuevas generaciones (cierto es que cada vez menos europeas) se derrumba a toda velocidad. Se estima que más del 25% de los bachilleres franceses son iletrados y que el 20% de la población adulta es analfabeta. Como en el final del Imperio Romano asistimos a una aculturación, a una pérdida de memoria colectiva que precede y causa la destecnificación, preludio a una nueva Edad Media.

Las zonas fuera del imperio de la ley, territorios librados a las bandas de jóvenes musulmanes que hacen reinar en ellas una especie de orden islamo-mafioso, constituyen el embrión de una nueva feodalidad, mucho más agresiva que la primera, ya que está construída sobre el fanatismo y sobre un odio de esencia totalitaria. En muchas de las llamadas “banlieues”, auténticos futuros sultanatos independientes, la Policía ya no se aventura más que con sumas precauciones, incluso no entra nunca en alguna de ellas.

Las invasiones bárbaras pusieron fin al Imperio Romano, por lo menos en Occidente. El Imperio de Oriente, llamado más tarde Bizantino, siguió llevando el sueño durante un milenio. Justiniano enprendió incluso, en el siglo VI una gigantesca expedición punitiva para arrancar los territorios del ex-Imperio de Occidente de las manos de los bárbaros.

Si los EEUU han sido a menudo comparados a Cartago, lo que es más una ocurrencia o un eslógan que una analogía coherente entre las dos entidades, la Europa actual tiene su Imperio Bizantino, un país gigantesco, construido él también sobre bases imperiales, ortodoxas, mesiánicas, y que domina el arte de la maniobra política. Este país, que la religión y el alfabeto cirílico ha mantenido apartado, al menos desde el sisma de 1054, de los europeos convertidos al catolicismo y despúes a la Reforma (que no es más que una reforma interna del catolicismo, reforma cuyo empuje se paró a las puertas de la Europa ortodoxa como delante de un muro de cemento armado) es la última pieza del puzzle que permite una analogía casi mística entre los siglos V y XXI.

Rusia, ya que se trata de ella, a pesar de sus debilidades (demografía catastrófica, ausencia de tejido industrial, presencia masiva de musulmanes rusos y de Asia Central), ha decidido perpetuar el sueño imperial. Por eso mismo vuelve a ser un actor cuando la Europa del oeste no es más que una puesta en juego, un envite, situación que recrea la dicotomía de la Antigüedad tardía. En esta óptica, los EEUU jugarían más bien el papel del Imperio Persa Sasánida.

Por segunda vez, el Imperio de Occidente, que había desaparecido una primera vez en su forma estatalo, pero se había reconstruído bajo una forma civilizacional, por el intermedio de la Iglesia Católica Romana, está derrumbándose.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

A Fondo

Cartas desde Colombia: Vox versus PP (Democracia Show)

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Carlos Arturo Calderón Muñoz.– No encontré mejor forma para nombrar este texto que plagiarle un título a Joaquín Bochaca. Porque la verdad, es la mejor manera de describir la situación de la política occidental y si nuestros líderes no se molestan en desarrollar conceptos trascendentes ¿por qué debería hacerlo yo?

A mediados de 2015 el coautor de The Art of the Deal, libro que le recomiendo a cualquiera que se quiera meter en el mundo de los negocios, amenazó con renovar su casa y mandarle la cuenta a nuestros hermanos hispano-aztecas. El caos mediático que causó lo impulsó a rajar de veteranos de guerra, buscar el encarcelamiento de la mujer del saxofonista violador, auditar la FED, cobrarles a los saudíes su sociedad con demoliciones bin Laden, cargarse los tratados de comercio que crean esclavos en el tercer mundo y desempleo en el primero, dejar de estar invadiendo países, buscar la paz con los rusos y si quedaba tiempo, enchinarse el pelo. Todo bajo un bellísimo slogan publicitario: “Let’s Make America Great Again”.

Como que nadie leyó su libro antes de ser presidente, incluyéndome, porque parece que no notaron que la campaña presidencial fue un calco exacto de su manual de ventas. Durante los años 80 Donald Trump se convirtió en el maestro del caos; crear tanto berraco ruido que nadie se diera cuenta de sus avances.

Amante de la tele y las revistas, se peleó hasta con la mamá del perro, incluido el alcalde de New York, para hacerse publicidad gratuita, mostrando problemas de los que sólo él podría ser la solución. Algo perfecto para hacer plata, pero no tanto para construir naciones. Para empezar, habría que preguntarse, antes de hacerla grande de nuevo ¿Qué carajos es América?; obviamente es un continente, por más que los gringos digan que sólo es su país, pero asumiendo que se refiere a la masa territorial norteamericana, ¿Qué carajos es América?

Pues ni idea, Trump nunca ha dicho que cree que es y eso ha resultado letal para sus propósitos, porque a pesar de haber tomado algunas decisiones correctas, nunca logra mantener su norte, es errático.

Gracias a no saber qué es lo que se supone que tiene que hacer grande de nuevo, ha continuado las guerras de sus antecesores, la deuda externa se ha hecho más grande que nunca, se la tiene al rojo a los iraníes por ser promotores del terrorismo, pero sus amigos saudíes pueden descuartizar periodistas o destruir Yemen y ni se entera. Israel sigue exterminando palestinos, sirios y negros mientras financia al Daesh y no le importa.

¡Pues debería importarle! no tanto porque sus hijos se revuelquen con hebreos, sino porque las organizaciones que defienden el racismo genocida más inhumano en Israel son las mismas que le prohíben a Europa y Norte América protegerse. La ADL es escudera inquebrantable de los muros de Israel, pero pelea con uñas y dientes contra la idea de poner una cerquita en la frontera gringa; obviamente la ADL es super amiga de Jared Kushner y es a este simpático jovenzuelo, a quien Trump encarga construir el muro. Trump no ha tocado a la FED, se convirtió, según las palabras de Tulsi Gabbard, en la perra de los saudíes, está mandando a miles de jóvenes estadounidenses a morir por los intereses de Israel y literalmente está apoyando el genocidio de los blancos.

¿Perdón? Sí, lo que dije, Trump ha declarado hasta la saciedad que quiere traer más inmigrantes que nunca en la historia, pero quiere hacerlo de manera legal. Claro, porque el hecho de que la esclavitud fuera legal la hacía buena, o que sea legal descuartizar un niño en el vientre de sus madre lo hace bueno, o que los métodos que China usa para exterminar tibetanos y uigures sean buenos porque son legales (Me importa un higo que los uigures sean musulmanes, el genocidio está mal sin importar quien sea la víctima, habla pestes de nosotros que nos alegremos por el exterminio de un pueblo porque nos cae gordo).

Pues bueno, arrebatarle el país a quienes lo construyeron está bien, que se conviertan en minoría en su propia nación y su forma de vida se vea destruida de forma irreversible está bien. Está bien porque es legal, está bien porque Trump quiere traer inmigrantes para que impulsen la economía y aporten a la seguridad social; está bien que en pocas décadas los blancos hayan desaparecido; está bien porque es legal y son blancos, así que se pueden joder. Si estuviéramos hablando de llenar con gente de todo el mundo un territorio indígena, habría un escándalo global, porque estaríamos llevando al borde de la extinción las tradiciones culturales de una etnia. Y estoy de acuerdo, los indígenas de todo el mundo, sean emberá o hebreos tiene el derecho a existir como les dé la gana en sus territorios.

Si Trump supiera que es “América”, no usaría Twitter como una fábrica de titulares de prensa; tendría una cosmovisión trascendental de la existencia y de cómo la política debe adaptarse al servicio de esta. Si la tuviera, sabría que su América no la construyeron los indios, los chinos, los etíopes, los españoles, ni los deals. La construyó un sustrato racial, mayoritariamente protestante, compuesto por pueblos blancos de corte anglosajón y germánico. Si la protección de este núcleo, que fue más del 90% de la población hasta los años 60 del siglo XX, implica perder plata, ¡pues se pierde! Nunca debe subordinarse un pueblo a la economía, la economía debe estar al servicio de los pueblos. Pues bien, aumentará artificialmente el PIB por algunos años con la llegada de contribuyentes, luego colapsará la columna vertebral de la nación y los grupos raciales que queden se pelearán por los despojos. No importa, después de la presidencia retomará la popularidad farandulera de El Aprendiz y que se joda América ¡Buena esa, traidor!

Mientras tanto, en algún lugar de Madrid, se da la pelea final por la supervivencia de España. El PP, por no apoyar a VOX, traiciona a la patria, entregándole a los comunistas un escaño en la mesa del congreso ¿O VOX prefiere su supervivencia política en vez de pactar con el PP? Depende de a quién se le pregunte.

En este caso en particular debo darle el 100% de la razón técnica a VOX, le propusieron sacrificar sus votos para darle un puesto a Ciudadanos y así tener un frente común. Pues digo, VOX tiene 52 diputados y Ciudadanos 10, hace unos meses Ciudadanos tenía 57 y VOX 24 y no pareció que el PP, o cualquiera, intentara forzar a Ciudadanos para darle escaños a VOX.

¿Por qué VOX debería sacrificar la voluntad de sus votantes para apoyar un partido sin posibilidades? El PP dice que los de Santi prefirieron darle campo a la izquierda antes que apoyar a un partido constitucionalista como Ciudadanos, pero la verdad, es que con una fuerza tan exigua los naranjas no debían estar con pretensiones. Debieron tomar ejemplo de sus enemigos políticos, los de ERC pusieron sus escaños, 3 más que los que logró Rivera, al servicio de Podemos, votaron por quien dispusieran los morados para bloquear a VOX. Si realmente les importa la idea que tienen de España, los de Ciudadanos debieron poner su fuerza al servicio del PP y VOX.

Igual, Casado no debió pedirle a Abascal que se mutilara y luego, después del natural rechazo, ir a proponerle a Sánchez una triquiñuela para dejar afuera a los verdes. Por su parte, VOX debe poner los pies en la tierra y aprender de los errores de Podemos, Iglesias tenía más de 70 escaños a su servicio, entre los suyos y los de sus aliados, cuando quiso chantajear a Sánchez con cuatro ministerios para formar gobierno. Y mírenlos ahora, como vasallos del PSOE, cayendo en picada y sólo salvándose de una muerte política porque los de la derecha están entretenidos sacándose los ojos entre ellos. Es cierto que los 3.6 millones de votos de VOX son algo significativo y se deben respetar, pero el PP sacó más de 5 millones y el PSOE estuvo cerca de los 7 millones, así que ubíquense.

Sin embargo, dije que le doy la razón técnica a VOX y no la razón, a secas, porque me tiene sin cuidado con cuantos escaños se queda cada sigla en la mesa del Congreso. Lo que realmente me importa es: ¿Qué carajos es España? PP y VOX se la pasan mareando la perdiz día y noche con España esto, España aquello, se va a acabar España, hay que proteger España de los rojos, ¡Viva España! Me cago en Espa… no, esperen, esos son los otros, pero da igual ¿Qué es España? ¿Qué es lo que defienden? ¿Realmente tienen una concepción trascendente de lo que España significa? ¿O es sólo un slogan corporativo más con el que igual se vende una Coca Cola o a Trump? ¿Con qué derecho usan el nombre de mi madre para pelearse por una asignación adicional en el presupuesto?

En septiembre de 2015, en la festividad de la Mercé, los representantes de ERC y PP se enfrentaron en una ¡guerra!… de banderas. Como los separatistas sacaron una estelada en el ayuntamiento, los guerreros del PP sacaron una rojigualda y se las mostraron mutuamente con rabia (Cuidado matan a alguien con tanta testosterona). Obviamente los del PP defendían España, porque hay que mantener las fronteras, la vida y la propiedad de los españoles.

Tanto como la defendió José María Aznar, quien no tuvo problema en pegarse una escapadita de fin de semana por el Majestic para formar gobierno con los separatistas de CiU y luego con los de EAJ-PNV y CC. Obvio se alió con el diablo por un bien mayor, meter a España en el euro, arrebatarle su soberanía monetaria para regalársela a Bruselas. Y ya que había entregado la plata, ¡que hijuemadre!, también las armas; Aznar terminó de integrar a España en la OTAN, obsequiándole sus intereses geopolíticos al capricho de Washington, es decir, de Tel Aviv.

Y ya entrados en gastos, remató cuanta empresa pública había, como ENDESA, por fracciones del costo real, dio inicio a la burbuja especulativa que le estalló a Mr Bean, potenciando los Fondos Estructurales de la UE y las bajadas de tasas de interés y… Abrió las puertas de España de par en par para que llegara todo el que le diera la gana. El cuentico de “vienen a pagarnos las pensiones” lo inició el PP, lo inició Aznar, quien sin control alguno dejó entrar miles y miles de islamistas radicales. Fue tan evidente la invasión mora que, en 2011, cuando el exlíder del PP quiso hacerse el desentendido con el problema, Artur Mas, que no dije Blas Piñar, ¡Artur Mas! Le sacó en cara que él había sido el pirómano que había abierto las puertas de la inmigración; todo porque según el PP, el país se iba a convertir en una potencia económica mundial si traía al morito Juan y sus 33 esposas (¡Viva el Fary!). Ese día Artur fue más español que el chorizo.

Para rematar, se hizo el marica con el atentado de falsa bandera que mató a 193 hermanos españoles y dejó heridos a otros 2000, el 11 de marzo de 2004. Para no afectar sus resultados electorales dijo que fue ETA, porque decir que habían sido yihadistas le hubiera jugado en contra en las elecciones y peor aún, decir que fueron yihadistas financiados por los mismos conglomerados de inteligencia que hicieron los atentados del 9/11 en Nueva York, hubiera sido suicidio. Como los españoles no querían estar metidos en Irak, el globalismo, desde su sede en Washington, les envió un regalito, para así justificar la ocupación de la heredera de Mesopotamia. Aun así, Aznar tiene el descaro de hacer homenajes en los aniversarios de los atentados. No señor Aznar, ‘Jueves’, de la Oreja de Van Gogh, es un homenaje, lo suyo es traición.

Por supuesto, después de tantas afrentas del PP, la gente se cansó y se pasó a VOX. Porque por supuesto que VOX es la solución al PP, a diferencia de Casado, a Santi sí le importa España. Por ejemplo, en vez de hacer como Alberto Fernández Díaz, del PP, que agitó la bandera española en la guerra esa que les conté de 2015, lo que Santiago Abascal hace en sus mítines es… Agitar la bandera española, miles de banderitas rojigualdas moviéndose al son de pasodobles (O una canción plagiada a Juanes, ‘A Vox le Pido’) mientras que defiende España.

Pero esperen, Santiago Abacal estuvo 20 años en el PP y nunca pareció molestarse por las travesuras de Aznar, de hecho, además de Santi, muchos de los fundadores de VOX vienen del PP o fueron cercanísimos a Aznar. Alejo Vidal Quadras-Roca, José Luis González Quiróz o Ana Velazco Vidal Abarca, han estado en las altas esferas del Partido Popular o directamente le susurraron al oído al José María. Eso sin contar que Ignacio Camuñas ha sido parte del Bilderberg o que Iván Espinosa de los Monteros, es heredero de un clan económico que se ha beneficiado con el desguace de España.

Nunca, pero nunca, alguno de estos se le paró en la raya al presidente de gobierno y le recriminó por estar destruyendo la nación. Fueron eurodiputados, presidentes regionales, concejales, delegados, asesores directos e incluso amigos personales del mismísimo Aznar y ninguno alzó la voz. El patrioterismo les entró cuando fundaron VOX, cuando no hubo cama pa tanta gente en el PP, montaron chiringuito aparte y les entraron los principios nivel Torrente; esos de gritar ¡Viva España! mientras se le subarrienda un apartamento a 100 ilegales. Bueno, para ser justos, Vidal-Quadras sí se cabreó con Aznar, pero no por amor a España, sino porque en el trato con Pujol, en el Majestic, perdió su cargo en Cataluña, pero se le pasó cuando lo pusieron de Eurodiputado.

VOX es joven, así que no puedo hacer un memorial estilo PP, pero a la velocidad que llevan no me extrañaría que, de llegar al gobierno, fueran tan traidores que hicieran ver a Aznar como si fuera Franco. A las pruebas me remito, para apoyar las coaliciones de PP y Ciudadanos en Andalucía, Murcia y Madrid, no tuvieron problema alguno en echar por la borda todos sus principios. Hablaron de enfrentarse a la ley de violencia de género, las leyes pro LGTBIQ, de construir un muro en Andalucía, de deportar ilegales, quitarles subsidios a los MENAS, enfrentarse al radicalismo islámico etc. Como en esas coaliciones era débiles, y lo que les interesa es ser parte del gobierno, para cobrar, obvio, no hicieron nada, no presionaron en lo más mínimo, renunciaron a todo y cedieron a todas las exigencias del binomio PP-Ciudadanos.

Ahora, que están discutiendo cuotas de dieta burocrática, y que tienen más poder, ya no negocian, que se joda Ciudadanos, lo quieren todo para ellos o nada. No estaban peleando los puestos en la mesa del Congreso por alguna de las razones del párrafo anterior, no. Simplemente, usando España como slogan, hablan de combatir a la izquierda y etc. Tomando en cuenta que pudieron empezar con eso de defender los principios meses atrás, al formar gobierno en las municipales, se ve sospechosa su molestia con el PP justo ahorita.

Puede que los esté juzgando mal, es probable, o puede que eso sea lo que la evidencia sugiere. Porque, así como Aznar le regaló la soberanía monetaria, política y militar a los globalistas, los miembros de VOX han ido a Nueva York y Londres a encontrarse con los dueños de la finanza. La única razón por la que un líder identitario debería reunirse con los amos de la City sería para decirles que España es blanca, católica, heredera del mundo grecorromano y defensora incansable de la civilización occidental. España no se va a doblegar a los intereses del sanedrín, la Yihad, Washington, Bruselas, los masones, la banca o China. España es para los españoles y si no les gusta pues nos damos plomo por 8 siglos.

Pero no, fueron a la City a decirles a los banqueros que ellos creen en la constitución, en la UE, en la OTAN y hasta en el Black Friday. Fueron a calmar los ánimos y mostrar que son parte del mismo equipo, el equipo PP en este caso, pero en un sentido más amplio, el equipo globalista. Junto a PSOE o separatistas, el equipo antiespañol.

Igual que con Trump, España se defiende, a menos que eso sea malo para la economía. Eso significa que está mal llenar España de moros, pero no hay problema si son suramericanos, no importa que no compartan sangre, que quieran recuperar el supuesto oro robado o que vayan a vivir de la seguridad social. Siempre y cuando agiten la banderita esa son españoles. Si vienen legalmente son españoles.

Abascal, como Aznar, entiende que España es lo que la especulación financiera diga que es. ¿Y qué es España? En serio lectores ¿Qué es? Trump y Abascal cargan contra el aborto, defienden la bandera y medio dicen cualquier cosa que le guste a su base conservadora. Trump prostituyó el concepto de América para reducirlo a una frase pegajosa que pueda ser utilizada en un reality; quiere rating, números, un culto a su personalidad. Le importa un carajo la sangre y por lo tanto el espíritu de lo que su pueblo representa. Abascal tiene menos plata y no creo que una actriz porno vaya a presumir en televisión nacional que se lo folló. Pero, guardando las proporciones, quiere vender un espectáculo, ser el que ame más a España, el que más bese el escudo, el que más toreo ve, que importa si para él un español puede ser cualquiera, así se parezca a Shaka Zulú.

La trascendencia implica deshacerse de lo temporal. Dirán que en AD rajamos de VOX, pero no proponemos, que VOX es lo único que sirve en este momento, el mal menor. No es cierto, Óscar Bermán lleva años defendiendo a España en la Cataluña profunda; Josep Anglada creó PXC y después de que el sistema la destruyó, por ponerse peligrosa, hizo SOMI y, mi favorito, Democracia Nacional, lleva décadas defendiendo las propuestas cosméticas que VOX usa ahora y más importante aún, la sangre blanca, europea e ibérica del pueblo español. Los delfines no pueden construir represas como los castores, no importa que tan inteligentes sean. No importa que tan inteligentes sean los japoneses o fuertes los negros, sólo los españoles, es decir, los blancos descendientes de grecorromanos, iberos, celtas y visigodos, pueden construir España.

Vótenle a DN así sólo saque 1000 papeletas en toda España, vótenle así sea para Eurovisión o Miss Universo. Es irrelevante si son derrotados una y mil veces, lo que ha de durar una eternidad debe tardar una eternidad en construirse. España no existe por la mesa del Congreso, ni por la polémica del telediario.

España es la materialización de una sangre cuya esencia es creer que el amor no engendra cobardes y que escoge para su propia gloria la senda más angosta y difícil. Una bandera, es un símbolo que representa la transversalidad de una cosmovisión, puede ser la cruz de borgoña o la rojigualda, es irrelevante, siempre y cuando el que la porte vea en ella, sienta en ella, la conexión inquebrantable que le une con todos los que le precedieron y los que están por nacer. Mientras ese sea el arquetipo que impulse a un individuo, será sin duda alguna el Quijote de la Mancha. Si lo único que entiende de su sangre es rendirle culto a una forma, agitando una bandera porque sí, es Torrente.

Desde Colombia


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

A Fondo

Piloto de Iberia DESTROZA los pobres argumentos de Sor Greta Thunberg

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es muy penoso lo que está ocurriendo con esta niña. Y deberíamos todos avergonzarnos de colaborar con la explotación vil y salvaje de una menor que, gracias a su condición de Asperger (que NO deficiencia o enfermedad) es presa fácil de los sinvergüenzas de sus señores padres y de los profetas del alarmismo sobre las tremendas mentiras del cambio climático “antropocéntrico”. La culpa no es de ella; la culpa es, sin la menor duda, de los responsables de una menor de edad que evidentemente ha sufrido un temible lavado de cerebro. Lavado de cerebro que, dada su condición de Asperger, al provenir de alguien en quien confía, y al ser ampliado y sostenido por sus padres, ella otorga una confianza de un absoluto completo. Y así estamos.

En realidad, lo del “cambio climático” es muy fácil de explicar. Y los expertos lo saben. Y lo han explicado. Pero parece que resulta más conveniente adoctrinar a las masas sobre una falsedad manifiesta que contar la verdad. Y el motivo es evidente: si el mundo está preocupado por una catástrofe que no existe, no se preocupará de que las élites estén robando su dinero mediante la especulación macroeconómica. O mediante la manipulación de los gobiernos estatales. ¿Cuanta gente se va a olvidar esta semana del golpe de estado “con sordina” que está preparando el Frente Popular en España? Pues la mayoría. Porque ya sabemos que la mayoría es, aproximadamente, el conjunto de los mediocres.

En fin. A la inefable Greta, a sus lamentables progenitores y a Soros & Co. se los desmonta muy fácilmente. Que la gente quiera entenderlo, ya es otro problema.

 

 

 

 

 

 

 

 

La cosa es así de fácil, señoras y caballeros:

El “Cambio Climático” explicado para tontos:

      • ¿Está cambiando el clima? SI
      • ¿Es por culpa del hombre? ¡NO!
      • ¿Cuando empezó a cambiar el clima? El clima cambia desde que existe el clima.
      • ¿Es importante el CO2 para la temperatura? ¡NO! El CO2 representa una minúscula fracción de todos los gases que existen en la atmósfera. Imaginemos dos campos de fútbol. Uno a continuación del otro. Bien; pues justo el CO2 en la atmósfera serían los 5 cms finales de la longitud de 2 estadios. ¿Debemos creer que hay mucha diferencia entre 5 o 7 cms? 
      • El CO2 sirve para aumentar el crecimiento y el tamaño de las plantas en todo el planeta. A más CO2, más vegetación. A más vegetación, más CO2 se absorbe. A más CO2 consumido por las plantas, más oxígeno generado por las mismas. Y, por supuesto, a más CO2 consumido por el aumento de la vegetación, MENOS CO2 atmosférico. 

¿Está claro ya o hago un croquis?

¿Y que más podríamos decir de la VinaGreta? Perdón, de la niña Greta.

¿Qué podemos decir cuando una Iglesia luterana de Suecia acaba de proclamarla -en público y por escrito- como la sucesora de Jesucristo?

El caso es que, para desmontar todo este circo falso de opereta -la Opereta de Greta- contamos con el anónimo testimonio que un piloto de Iberia ha publicado, de forma anónima, en Facebook. Y lo ha hecho de forma anónima porque de hacerlo con nombre y apellidos, su seguridad personal y la de su familia hubiera estado en riesgo. Este es el nivel de los “activistas por el clima”. Macarras ignorantes. Pasen, pasen y lean:

“Ayer hicimos el vuelo Madrid / Buenos Aires, Airbus 350 de nueva generación. Consumimos 70.000 kilos de queroseno, llevando 350 pasajeros. Recorrimos 5560 millas náuticas , que son unos 10.000 kilómetros desde Madrid a Buenos Aires. Si dividimos, nos sale que cada pasajero consumió 2 kilos de queroseno cada 100 kilómetros. 70.000 dividido entre 100, y dividido entre 350 pasajeros. Fácil, no? No conozco ninguna máquina tan eficiente, y que además lo haga a más de 900 kilómetros / hora. Todo esto sin contar la carga de pago (transportamos carga en las bodegas, también), que haría que el consumo por pasajero bajara de los 2 kilos por 100 kilómetros. Ahora dile a tu coche que te consuma 2 kilos a los 100, pero que vaya a 900 km/h. También te puedes ir en barco, como Greta, y en tan solo 21 días, a motor, no a vela, llegarías al puerto de Barcelona , y desde ahí te puedes ir en bici a Madrid, otros dos días, sino duermes, o cinco días más, si vas caminando. Pero supongo que vuestro tiempo tendrá algo de valor para vosotros (tardamos 11 horas 47 minutos)
No voy a entrar en que la mayor parte de los gases de escape se expulsan a 40.000 pies de altura, en la tropopausa, sobre el Atlántico, muy lejos de las fábricas de Beijing, Shanghai, Méjico, São Paulo o cualquier otro centro industrial sobre el que actualmente no hay ningún tipo de control de emisiones. Pero esa es otra historia…
En fin, que no te engañen. Los aviones no son el problema”

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

A Fondo

Negocios millonarios detrás del activismo ecológico de adolescentes suecos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Hana Fischer (R) A juzgar por los conocimientos que tenemos acerca del universo, por lo menos a nivel no especializado, que exista vida en la Tierra es un verdadero milagro. Hasta donde sabemos, en ningún otra parte se ha producido este portento.

Eso significa una de estas dos posibilidades: o existe un Dios creador que por algún motivo quiso que solo hubiera vida en este planeta, o por azar, se han dado una serie increíble de casualidades que han desembocado en ese prodigio.

Sea como sea, lo concreto es que el origen de la vida en la Tierra sigue siendo un misterio. Y todo lo que al hombre le resulta inexplicable, lo atemoriza. Además, esa ignorancia ha provocado que la sintamos como algo frágil, como algo que en cualquier momento puede extinguirse en medio de un cataclismo.

La eventualidad del «fin del mundo» es un temor ancestral que acompaña a la humanidad desde la noche de los tiempos. Ha sido tema de profecías como, por ejemplo, el Apocalipsis bíblico. Además, ese pánico ha sido alimentado desde diversas fuentes, algunas religiosas y otras laicas. En ese contexto, no es de extrañar que personas inescrupulosas hayan querido aprovecharse del miedo de la gente para beneficio propio. Obviamente, disimulándolo bajo diferentes máscaras.

El antifaz que actualmente utilizan es el de la ciencia. Ha tomado la forma de denuncia de un «cambio climático» apocalíptico producido por la actividad humana. Si bien parecería que realmente existe un patrón de calentamiento global –lo que por razones desconocidas ya ha sucedido en otros períodos históricos– lo que no es para nada seguro es que la causa sea responsabilidad del hombre. Es tan solo una hipótesis, como se desprende de los términos utilizados por los científicos que han estudiado este tema, como por ejemplo Wallace S. Broecker de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), que dice «creemos que«, es una «tesis» y cosas parecidas.

Pero, aun si fuera cierto que el hombre es el culpable, la solución debe buscarse desde la honestidad intelectual y la transparencia. Resulta éticamente reprobable que se utilice un problema que preocupa a muchas personas –para que en ancas de esa angustia– soterradamente hacer negocios millonarios. Más condenable aún es que se utilicen modernas prácticas de publicidad encubierta para obtener ese fin, incluso utilizando a ingenuos y fácilmente manipulables menores de edad.

Hemos presenciado maniobras de este tipo que han tenido gran repercusión internacional.

Una de ellas está relacionada con Greta Thunberg, la adolescente sueca que se ha hecho mundialmente famosa por su activismo en contra del cambio climático. Como se recordará, el 20 de agosto de 2018, Greta, que en ese entonces tenía 15 años, decidió «por iniciativa propia» no ir al colegio y plantarse frente al Parlamento de Estocolmo con una pancarta que decía Skolsrtrejk for Klimatet (huelga escolar por el clima). Todos los viernes la chica siguió manifestando, exigiendo que los políticos de su país obligaran a las empresas y las familias a reducir las emisiones de carbono, según lo establecido en el Acuerdo de París. O sea, a cambiar masivamente la matriz energética.

Se sabe que los adolescentes suelen actuar en «manada», que les encanta hacer cosas «rebeldes» y llamar la atención. Por consiguiente, muchos chicos se sumaron a la huelga estudiantil de Greta y así nació el movimiento Friday For Future, del que participan miles de niños de todo el mundo. Cándidamente, forman un vasto grupo de presión.

Todo parecería muy genuino y «espiritual» si no fuera porque Justin Rowlatt, un periodista especializado en asuntos climáticos, decidió investigar ese asunto. En un extenso reportaje publicado en The Times, pone al descubierto los millonarios negocios que están detrás de la movida de Greta.

Rowlatt señala que los padres de Greta estaban muy angustiados porque su hija había sido diagnosticada con el síndrome de Asperger. Es un trastorno que se ubica dentro del espectro autista. Afecta la interacción social, provoca inflexibilidad del pensamiento y sus campos de interés son estrechos y absorbentes. Necesitan que sus vidas estén estructuradas en rutinas. Aman la alabanza, ganar y ser primeros, pero el fracaso, la imperfección y la crítica les resulta difícil de sobrellevar.

Presa de ese estado emocional estaba Malena Ernman cuando —unos tres o cuatro meses antes de la primera huelga estudiantil de su hija Greta— coincidió en Estocolmo con Ingmar Rentzhog durante una conferencia contra el cambio climático. Es de presumir que hablaron sobre el asunto familiar que la afligía y que Rentzhog tomó nota de ello, dado que las características del trastorno de Greta le calzaban como anillo al dedo para la estrategia publicitaria que más tarde diseñó con la aquiescencia de sus padres.

Eso surge de una deducción lógica: una semana después de que la joven activista realizara su primera acción, salió a la venta un libro escrito por su madre titulado Scenes From the Heart, donde le da contexto a la acción ejecutada por Greta pocos días antes. Por tanto, hay un interés de lucrar con la campaña medioambientalista de su hija.

Por otra parte, ¿quién es Rentzhog?

Ingmar Rentzhog

Es un magnate sueco que dirige un entramado de multinacionales ecológicas. Trabajó en la organización Climate Reality Project de Al Gore, el expresidente estadounidense. Asimismo, se desenvuelve con soltura en el ruedo mediático.

De acuerdo a la investigación realizada por Rowlatt, la supuesta «protesta espontánea» de la adolescente Greta, en realidad, había sido planificada con mucha antelación por Rentzhog y Bo Thoren, íntimo amigo del primero, activista climático y líder de un movimiento contra los combustibles fósiles.

Hacía tiempo que Thoren venía buscando «caras frescas para sus campañas ecológicas y se le ocurrió la idea de una huelga escolar inspirada en las manifestaciones juveniles tras el tiroteo de Parkland, en Florida».

Entre ambos idearon la jugada. Rentzhog se encargó de poner en marcha el plan a través de la plataforma We Don’t Have Time. Lobbies y empresas con intereses económicos financian el activismo de Greta contra el cambio climático.

La investigación de The Times expuso que tras el fenómeno Greta hay —ocultos en las sombras— intereses corporativos. «Sea o no consciente de ello, esta niña es la punta de lanza de una estrategia de presión que busca generar unos réditos empresariales concretos», afirma Rowaltt.

Tras su paso por la organización de Al Gore, Rentzhog trabajó para empresas energéticas del lobby ecologista con intereses en renovables. Asimismo, gestionó sustanciales fondos de inversión dentro de un movimiento global de retirada masiva de capitales de empresas de combustibles fósiles. Entre sus clientes se encuentra el multimillonario Gustav Stenbeck.

Greta Thunberg y el presidente de Canadá, el país-laboratorio de la élite globalista.

Actualmente, Rentzhog dirige el think tank Global Challenge (conocido como Global Utmaning), que está integrado por importantes empresarios de Suecia.

Además, Greta tiene como jefe de prensa a Daniel Donner, quien trabaja para la European Climate Foundation, un lobby con sede en Bruselas.

The Times menciona también a otros sujetos vinculados a las actividades de Greta a través de Global Challenge: David Olson (socio de Rentzhog), Anders Wijkman (expresidente del Club de Roma), Petter Skogar (director de una de las principales organizaciones empresariales de Suecia) y Catharina Nystedt Ringborg (una alta ejecutiva del sector de la energía).

Mientras la gente –cándidamente— admira y apoya al activismo de Greta, ciertos empresarios se frotan las manos y obtienen suculentas ganancias.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: