Connect with us

Aragón

La Diputación de Huesca (PSOE) gastará 230.000 euros para construir escuelas en el desierto de Marruecos

Published

on

Diputación Provincial de Huesca (Heraldo)
Comparta este artículo.

BD (R)/HA.- El negocio de la solidaridad que no cesa. Vivimos inmersos en la representación continua de una formidable farsa que se ha dado en llamar “la Cultura de la Solidaridad” (así con mayúsculas). Esta ridícula comedia, que mortifica cualquier inteligencia medianamente exigente y ofende sin miramientos todo estómago normalmente constituido, consiste en loar polifónicamente la buena nueva de la fraternidad multicolor que ha de prohijar la era del amor eterno.

La solidaridad es una actitud moral que distingue a las personas decentes, es un sentimiento superior que enaltece al que lo profesa y ennoblece al que se ha hecho merecedor de él. No es una simple demostración superficial o convencional de simpatía, es identificación activa con un igual: la solidaridad no tiene sentido de ser con los diferentes, con los “otros”. Eso es un contrasentido, un error, un imposible, o entonces estamos confundiendo la solidaridad con la compasión, la caridad, la misericordia, la piedad que toda criatura viviente, incluso la más vil, tiene derecho a reclamar. La solidaridad sólo puede darse entre miembros de una misma especie, entre componentes de una misma familia, entre las partes de un mismo todo, entre grupos afines, entre seres que profesan una comunión de intereses, se reconocen una unidad de espíritu y participan de unos valores comunes.

Loading...

La solidaridad no es esa estúpida y aberrante moda de amar y ensalzar incondicional e irreflexivamente todo lo sucio y hediondo, todo lo deforme y ofensivo, todo lo ajeno y diferente, todo lo malo y lo peor que camina o se arrastra sobre la superficie de la tierra, biblia actual de una sociedad narcotizada de propaganda alienante y ebria de eslóganes huecos que se cree (que le han hecho creer) que la solidaridad es adorar sin freno ni medida las infinitas miserias y las repulsivas lacras del Tercer Mundo y sus comarcas vecinas y a colmar de atenciones a los extraños al tiempo que se impone ignorar a los hermanos. Ya decía Rousseau: “Desconfien de esos filántropos que van a buscar lejos de su país o de sus compatriotas unos deberes que desdeñan cumplir en casa. Tal filósofo ama a los tártaros para estar dispensado de amar a sus vecinos”.

La solidaridad significa coincidencia y afinidad con aquél a quien va dirigida. No se puede ser solidario con el enemigo, el adversario, el extraño, el ajeno, o con un exponente de degradación sin cubrirse asi mismo de oprobio ni ensuciarse con la mancha indeleble de la infamía. Un acto de esa naturaleza entrañaría abdicar de la propia estatura como consecuencia de un impulso indigno y un gesto equivocado. Toda vez que los valores son expresiones del espiritu, si los valores se corrompen es porque el espíritu está corrompido. Este es el verdadero sentido de la solidaridad actualmente en boga: una perversión espiritual, una aberración moral.

Esta equivocada solidaridad es el síntoma de una profunda tara intelectual, la expresión inequívoca de un desequilibrio mental severo, la manifestación de una quiebra interior, de un extravío sin remedio, de una renuncia sin excusa, de una debilidad sin perdón, de una traición sin redención, de una capitulación sin honor.

La vocinglera moda de la presente solidaridad mediatizada en un derroche indecoroso de exhibicionismo farisaíco es, en la mejor de las eventualidades, una grosera impostura, y en todos los casos, un escándalo para la inteligencia humana, una afrenta al sentido común, una humillación para todo sentimiento elevado. Que esa encumbrada solidaridad sea celebrada como un valor supremo por la cultura dominante, seca, estéril e inhumana, habla a las claras de lo hundida y desorientada que está esta sociedad, aquejada de una devastadora subversión de los valores y ayuna de todo ideal verdadero, y volcada toda ella a una empresa de autosabotaje que es la prueba definitiva de la confusión en la que se halla. Tirar piedras a su propio tejado es la etapa última de la cretinidad, la firma autentificada del desvarÍo.

La mejor demostración de la falsedad de esta cacareada solidaridad es que pocas veces como hoy en España se había vivido una realidad tan huérfana de genuino hermanamiento entre compatriotas, un clima tan enrarecido de enfrentamiento entre hijos de un mismo suelo e historia, una alarmante y áspera desunión en medio de continuas llamadas al odio entre españoles (de aquellos que quieren dejar de serlo contra los que pretenden seguir siéndolo), habiendo llegado a un grado tal de indiferencia e insolidaridad, cuando no de abierta hostilidad entre españoles de toda clase y condición, que vuelve risible y despreciable toda pretensión y exhibición de “buenas intenciones”, “amor al prójimo” y filantropía gaseosa: un festival de hipocresía travestida de ideales superiores, que es una de las peores plagas de nuestro tiempo.

Mientras la patria común amenaza ruina y nuestra casa se tambalea sobre sus cimientos corroídos por el veneno de la sedición, fuera arrecia con alegre incosnciencia e insultante descaro la ruidosa cantinela de la solidaridad, el canto de todo lo extraño, la alabanza de todo lo enemigo, la exaltación del mal que nos aqueja y que nos habrá de llevar a la catástrofe.

Diputación Provincial de Huesca

Un total de 32 proyectos de distintas organizaciones sociales con sede en la provincia son los que se desarrollan con las ayudas de Cooperación al Desarrollo aprobadas por la Diputación Provincial de Huesca, según cuenta Heraldo.

Estas van a parar principalmente a las regiones “más deprimidas socialmente” y, tal como sostiene la responsable de Derechos Sociales, Susana Blanes, “cubrimos prácticamente todos los continentes y también muchas áreas como puede ser la educación, salud, vivienda, saneamientos de agua, o temas de nutrición e infancia”, en referencia a los ámbitos que se atienden con una partida económica de 230.000 euros.

Estas ayudas de la DPH, que llegan a cerca de cuarenta zonas de diferentes países, se destinan también a llevar agua potable allí donde todavía no tienen acceso con proyectos en dos poblaciones de Mali, una región rural de Etiopía y varias comunidades de Togo en un proyecto que ya va por su octava fase. Detrás está el trabajo de la asociación Guemoukouraba, la Fundación Canfranc y Manos Unidas.

En el norte de África se atienden las necesidades educativas con los proyectos de Imagine en tres escuelas del desierto de M´hamid, al sur de Marruecos, y en los campamentos saharauis de Tindouf donde desarrolla su labor Alouda, además de ver cómo se crea una casa de acogida para personas con discapacidad funcional en Tánger, iniciativa que lleva desarrollando Cruz Blanca desde 2016.

La financiación que llega cada año de la Diputación de Huesca ofrece continuidad a proyectos como el de reconstrucción y equipamiento de tres centros de salud rurales que está llevando a cabo la CCONG Ayuda al Desarrollo. En concreto, actúa en Kohogo (Burkina Fasso), y en Yavá. El proyecto en Guinea Conakry tiene previsto abrir un dispensario en Namalú, un pequeño pueblo aislado en plena selva en el que residen unas 700 personas. Ya se ha acometen los últimos trabajos en las instalaciones en los tres territorios donde a partir de febrero comenzarán las sesiones de sensibilización.

, huesca, esuelas, desierto, marruecos


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Aragón

Guitarte, de Teruel Existe: múltiples sociedades, un palacete y 5 millones de patrimonio con un sueldo de 26.000 euros

Published

on

Sede de la Agencia Valenciana Antifraude, alquilado por Guitarte por 10.000 euros al mes a las Cortes de Valencia,
Comparta este artículo.

El palacio de los Vicente es un enorme casa solariega del siglo XVII ubicado en Calamocha (Teruel), valorado en más de medio millón de euros, declarado Bien de Interés Cultural, cuyo propietario no es otro que Tomás José Guitarte Gimeno, diputado de Teruel Existe. En realidad, este inmueble de Calamocha es una de las muchas propiedades que Tomás Guitarte tiene repartidas entre Aragón y Valencia. Su patrimonio inmobiliario –según los datos que figuran en el Registro de la Propiedad y las estimaciones del mercado– rondaría los 5 millones de euros, aunque gran parte del mismo no figura a su nombre, sino que está a nombre de distintas sociedades, como Arquilab SL, el despacho de arquitectura que administra su mujer o la firma Patrimonio & Turismo.

Pero lo más llamativo del Patrimonio de Guitarte, cinco millones de euros, contrasta con la Declaración de Bienes y Rentas de Diputados –consulte aquí sus bienes declarados– que él mismo hizo el 28 del noviembre de 2019, registrando en documento público unos honorarios técnicos en actividades propias de Arquitecto de 25.998,07 euros, con unas ganancias patrimoniales por transmisiones de elementos de 321.862,84 euros.

Loading...

En el documento entregado al Parlamento declaró nueve propiedades, incluyendo una vivienda rural en Teruel, dos pisos con plaza de garaje en la misma provincia y tres más en Valencia, junto a un bajo comercial y otras cinco plazas de aparcamiento. Todo ello sin olvidar, 16 parcelas de secano en Aragón y otras tres más regadío.

El diputado de la casa blasonada

El palacete de Calamocha, donde tiene su sede precisamente esta última sociedad –la “oficina”, como popularmente se conoce–, se encuentra en muy mal estado de conservación. El edificio se distribuye en tres plantas, con una superficie total construida de cerca de 3.000 metros cuadrados en piedra y ladrillo, con balcones en planta noble y galería de arcos en el tercer nivel. El acceso principal es un gran portón flanqueado por pilastras que sostienen un arco de medio punto, dentro del cual se sitúa el escudo nobiliario de la familia Vicente, entroncada con los Álvarez Espejo. Aunque sin actividad turística alguna en el palacete, Patrimonio & Turismo facturó en 2018 un total de 115.500 euros, según las cuentas que figuran en el Registro Mecantil.. No tiene prácticamente deuda y su beneficio al cierre de ese ejercicio se elevó a 4.178 euros, abonando a la Agencia Tributaria únicamente 1.213.

Guitarte, que nació en Cutanda, una pequeña localidad del municipio de Calamocha, se trasladó siendo niño a Valencia y ha vivido siempre alejado de Teruel. Candidato de de la Chunta Aragonesista en el año 1987, un partido nacionalista de izquierdas aliado ahora de Más País, apenas viaja a su pueblo, donde hasta ahora era muy poco conocido. Cuentan sus vecinos que tan solo va algunos días de vacaciones en verano y, sobre todo, para hacer negocios. En el pueblo hay varias casas que llevan su sello como arquitecto, localidad en la que intentó impulsar incluso un mega complejo inmobilario y turístico con un embalse, playa artificial, geiser y torre de edificios, Jiloca Laqua, valorado por él en su proyecto en 18 millones de euros, un proyecto que acabó paralizado por el Ayuntamiento socialista de la localidad al considerar que era desmesurado, tanto el proyecto, como las cantidades que pedía para realizarlo.

Sociedades

Pero el diputado turolense, que permitió con su voto el Gobierno de coalición, entre PSOE y Podemos suman muchas más propiedades. Al margen de casas y fincas en Aragón, la mayor parte de su patrimonio está a nombre de Arquilab SL. Se trata de la sociedad, en la que su mujer, María Nieves Sánchez, figura como administradora única, y que debido a su elevada deuda hipotecaria, registra pérdidas constantes en los últimos años, lo que le ha permitido lograr una devolución fiscal de casi 315.000 euro entre 2011 y 2017, siempre según los datos que figuran en el Registro Mercantil.

Arquilab SL es propietario, por ejemplo, de un apartamento frente al mar en Valencia en la Avenida Gola de Puchol; de treces plazas de aparcamiento en la urbanización Monte de la Dehesa de la Albufera y, sobre todo, de varios inmuebles en la calle Navellos 14, donde tiene alquilados por 10.000 euros al mes unas oficinas a la Agencia Valenciana Antifraude. En el Registro de la Propiedad, figuran, en concreto, una vivienda de 507 metros cuadrados con una hipoteca de 2,1 millones de euros con el Santander; otra de 267,8 metros, sujeto a otro crédito hipotecario de 1,1 millones con la misma entidad; y otra de 175,4 metros, con un préstamo de 729.000′ euros.

(El Economista)


Comparta este artículo.
Continue Reading

Aragón

Guitarte, de Teruel Apesta, dice ser “un nómada” para justificar su empadronamiento en Valencia

Published

on

Comparta este artículo.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha justificado que estuviera empadronado en Valencia capital en vísperas de las elecciones generales de noviembre, en las que salió elegido por la provincia turolense bajo la bandera de la «España vaciada». En declaraciones a ABC, ha afirmado que estaba censado en Valencia «por inercia», porque es «un nómada» que hace la vida entre la capital levantina, la ciudad de Teruel y Calamocha, término municipal de la provincia turolense al que pertenece el núcleo de Cutanda, en el que nació.

Ese empadronamiento en Valencia capital se lo han afeado quienes consideran que es una incoherencia conseguir un escaño con el argumento de la España despoblada cuando se está censado, con casa y trabajo en la gran ciudad que es Valencia. Pero él lo considera algo circunstancial y no reprochable por la situación vital y profesional que le rodea, y por su público activismo por la provincia de Teruel.

Loading...

Hasta hace tres meses, Guitarte estaba empadronado en Valencia. Lo trató de enmendar con un cambio de empadronamiento que tramitó en septiembre, cuando faltaban unas pocas semanas para las elecciones generales, pero no le dio tiempo de figurar en el censo electoral del 10-N en Calamocha. Por eso -dice- no fue a votar ese día: se abstuvo porque tenía que haber votado en Valencia y allí no podía escoger la lista de Teruel Existe que él encabezó.

Guitarte argumenta que ejerce profesionalmente en Valencia, donde también comparte actividad económica con su esposa y donde el matrimonio tiene importantes propiedades, caso de un inmueble que tienen alquilado a la Agencia Antifraude desde hace un par de años.

Pero subraya que, además de en Valencia, también tiene despacho profesional en Teruel capital y en Calamocha, su municipio natal. Igualmente tiene vivienda en Valencia, residencia en la ciudad turolense y casa en Calamocha. Y afirma que a lo largo de su vida «unas veces he estado empadronado en Valencia, otras en Cutanda… Hace años me empadroné en Valencia por tema de médicos y allí seguí empadronado por inercia hasta que en septiembre -cuando se fraguó la candidatura al Congreso con la que ha obtenido escaño- solicité mi empadronamiento de nuevo en Calamocha como signo de compromiso del paso que dábamos con Teruel Existe».

Guitarte no ve censurable ni incoherente aquella vecindad valenciana con encabezar la lista de «Teruel Existe» y la bandera de la España rural despoblada: afirma que quienes le conocen «saben perfectamente que hay poca gente más comprometida con el territorio que yo». «Mi vida real está en Teruel; en Valencia me conocen como ‘el maño’», afirma Guitarte en su defensa, al tiempo que destaca su veterano activismo en la plataforma ciudadana Teruel Existe, que se fundó hace 20 años y que ha dado lugar a la marca electoral que se estrenó en las elecciones de noviembre, en las que Guitarte consiguió escaño en el Congreso.

«Soy un nómada entre Valencia, Teruel y Calamocha. Hago casi 70.000 kilómetros al año en coche», cuenta el diputado de Teruel Existe. Él se educó y creció en Valencia capital, a donde sus padres marcharon cuando él era un niño. «Pero constantemente he mantenido la relación con Teruel», tanto personal como profesionalmente, remarca.

Por eso, dice que su empadronamiento en Valencia capital «tiene una explicación normal, creo que está más que justificado».


Comparta este artículo.
Continue Reading

Aragón

Tomás Guitarte, de Teruel Existe, estaba empadronado en Valencia hasta hace tres meses

Published

on

Comparta este artículo.

Teruel Existe desde 1999, y su portavoz no era Tomás Guitarte, el diputado que actualmente centra filias y fobias tras la sesión de investidura que ha convertido a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno tras una ajustada votación en la que resultó importante la posición del parlamentario turolense. O valenciano. O las dos cosas. Si la patria es donde comes o, como reza la sentencia latina, ‘Ubi bene, ibi patria’ (en donde se está bien, allí está la patria), Guitarte tiene el alma patriótica más que dividida. Su actividad profesional se ha desarrollado en Valencia, donde también cuenta con despacho profesional (en una céntrica plaza junto a Les Corts), así como la sede de la empresa que comparte con su mujer, además de ser aquí, en un centro escolar concertado, donde estudian sus hijas, mientras que su hijo cursa la carrera en una universidad privada, también de Valencia.

Es un turolense muy valenciano. O un valenciano muy turolense, sobre todo desde septiembre, que es cuando se empadronó en Calamocha, la localidad donde está ubicada Cutanda, la pedanía en la que nació en 1961. Hasta entonces, era muy de aquí. Guitarte llegó a Valencia a principios de los 70, a los diez años, junto a su familia. Estudió en el El Vedat la EGB y el BUP, y se licenció como arquitecto también en Valencia (Universidad Politécnica), donde puso en marcha el estudio a través del cual, durante 20 años, ha firmado proyectos como el edificio del Centro Superior de Investigación en Salud Pública ubicado en la avenida de Cataluña, así como el CSI de docencia y asistencia oftalmológica situado junto al Bioparc.

Loading...

También rubrica como arquitecto el centro de salud Miguel Servet (Valencia) o el de San Vicent del Raspeig. Vinculado está, y muy estrechamente (su mujer figura figura como administradora única de Arquilab, la empresa que lo alquila), con señorial inmueble de la calle Navellos que alquiló la Agencia Antifraude como sede hace dos años. Allí mismo está también la sede de la empresa Arquilab, sociedad de servicios de ingeniería y otras actividades relacionadas con el asesoramiento constituida en el año 2002.

En 2018, cuando Teruel Existe comenzó a resonar de verdad, el portavoz era Manuel Gimeno, un médico rural que ahora es el número dos de esta agrupación de electores que en septiembre del año pasado decidió presentarse a las elecciones generales que se celebraron el pasado mes de noviembre. Fue entonces cuando Guitarte decidió empadronarse en Calamocha.

El arquitecto asegura que siempre ha mantenido muchos vínculos con la tierra que ahora representa en el Congreso, participando en distintas asociaciones y movimientos relacionados con la dotación de infraestructuras al territorio turolense. En cualquier caso, sus detractores tras haberse convertido en diputado (algo histórico, ya que lo ha logrado a través de una agrupación de electores) miran con recelo la reubicación de Guitarte. La alcaldesa de Teruel, del PP, Emma Buj, señaló en una entrevista publicada en ‘El Español’ que «no vive ni aquí. Vive en Valencia y se empadronó aquí por política. Dice que ha tenido una gran presión, pero mañana seguirá en su escaño y seguirá viviendo en Valencia«. No obstante, Guitarte impulsó en el año 2000 la reivindicación para que Teruel contase con presencia en la línea del AVE entre Valencia y Madrid. Sin éxito.

La web del Congreso de los Diputados recoge la declaración de bienes y rentas de Guitarte. Ciertamente, el parlamentario cuenta con una casa de pueblo, dos pisos y una plaza de garaje en Teruel, así como la mitad de otra vivienda y 19 parcelas rústicas. Todo ello adquirido a partir de 2003. En Valencia, sin embargo, comenzó a adquirir inmuebles diez años antes.

El arquitecto actualmente declara dos pisos con tres plazas de garaje en la capital del Turia, además de participar en la propiedad de otras dos viviendas con tres plazas de garaje más. Igualmente, en Valencia está el bajo comercial que adquirió hace un año y medio a través de una hipoteca concedida por una entidad bancaria que no cuenta con sede en Calamocha, donde se censó el pasado mes de septiembre, una circunstancia que le impidió votarse, pues no cumplía el tiempo necesario empadronado en Teruel como para convertirse en elector de sí mismo.

Su aventura como diputado de Teruel Existe no supone el inicio de su vocación política. Hace casi veinte años fue candidato autonómico de la Chunta Aragonesista (CHA). Por segunda vez. Hubo una tercera, en 1993. Actualmente se deja ver menos por Valencia, donde también dio clases.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish