Connect with us

Ejército

La imprescindible cualificación de las clases de tropa

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Enrique Area Sacristán.- En este artículo vamos a abordar un aspecto importante del trabajo al que, aunque de soslayo, hemos abordado en anteriores enumeraciones: los cambios en la cualificación del trabajo producidos por el desarrollo tecnológico que va estrechamente unido a la especialización, si es que ambas cosas no son lo mismo.

¿Cuál es la diferencia entre un trabajo cualificado y otro no cualificado? ¿Cuáles son los efectos de las nuevas tecnologías sobre la cualificación y el empleo?

Básicamente, pueden identificarse tres posturas en torno a estas cuestiones según Lucila Finkel, “La organización social del trabajo”, 1994; por un lado encontramos una corriente de autores que afirman que el uso de las nuevas tecnologías en las sociedades avanzadas incrementa el nivel de las cualificaciones. Por ello, para hacer frente a las demandas crecientes de conocimientos, es necesario invertir en la formación y educación de los trabajadores como es lo que se defiende en este artículo para las Clases de Tropa.

Por otro lado, existe una importante escuela de pensamiento, continua esta autora, iniciada por Harry Braverman que sostiene que la implantación de la innovación tecnológica y la automatización de los procesos de trabajo llevan a la disminución y pérdida de los saberes tradicionales de los trabajadores, fenómeno que este último autor define como descualificación.

La tercera corriente de pensamiento toma elementos de las tesis de la elevación de las cualificaciones y de la descualificación y sostiene una postura mixta, afirmando que es posible encontrar simultáneamente ambas tendencias.

LA TESIS DE LA ELEVACIÓN DE LAS CUALIFICACIONES

1.- La teoría del Capital Humano

La tesis de la elevación de las cualificaciones continúa los desarrollos de la Teoría del Capital Humano, iniciados alrededor de 1960 en los Estados Unidos. Vamos a explicar muy sintéticamente sus puntos más importantes:

a.- Esta teoría nace en un momento de expansión económica en casi todo el mundo occidental; existía un gran optimismo acerca de las posibilidades que ofrecía la planificación para superar el atraso y la miseria.

b.- En este contexto la administración Kennedy lanzó la “Alianza para el Progreso”, siendo la inversión en la educación una de los más importantes capitulados.

c.- Los economistas redescubrieron la importancia de la preparación de la fuerza de trabajo, algo que ya Adam Smith había señalado dos siglos antes en La riqueza de las naciones, pero que había sido subestimado por el pensamiento económico posterior.

d.- Los países avanzados no podían atribuir su desarrollo únicamente a los factores clásicos como son la tierra y el trabajo porque, según los econometristas, éstos no daban cuenta totalmente del crecimiento del producto.

e.- Se impone una explicación no clásica y los márgenes de productividad no explicados por los factores mencionados anteriormente se atribuyen a los “factores residuales”.

Estos factores residuales incluían, inicialmente, una serie de variables tales como la organización, tecnología y educación, pero gradualmente los estudios se redujeron a explicar la incidencia de esta última.

f.- Otro enfoque dentro de la misma tradición del capital humano intentó probar los beneficios de la formación. El método consistía en comparar las diferencias de salarios de acuerdo con el nivel de cualificación. También los resultados de diversas investigaciones probaron, en términos de costo-beneficio, la rentabilidad de la formación desde el punto de vista individual, con lo cual se concluía que la educación, además de constituir un impulso al crecimiento económico, tenía las ventajas adicionales de ser un canal de movilidad, que es lo que se debe buscar, desde mi punto de vista, en las FF.AA.

g.- En una versión más actualizada de la teoría, Scott Fosler sugiere interpretar el capital humano de forma más amplia. La inversión en capital humano, según Fosler puede dividirse en tres categorías: la primera incluye factores que afectan el tamaño y composición de la fuerza de trabajo (tasas de natalidad, mortalidad, inmigración y participación de los grupos tradicionalmente desfavorecidos); la segunda se refiere a los factores que afectan a la capacidad del trabajador, tales como escolarización, entrenamiento en el trabajo, etc. La última categoría trata de la productividad del trabajador y engloba aspectos como la movilidad en el trabajo y la adecuación de la cualificación del trabajador a los requerimientos del puesto de trabajo.

Esta teoría tiene los siguientes inconvenientes:

.- No existen pruebas de que la preparación de la mano de obra haya tenido una papel tan decisivo en el crecimiento de los países desarrollados.

.- La escasa preparación técnica en los años 60, sólo podía obtenerse en los talleres artesanos, ya que como tal no existía ni en las Universidades ni en los Colegios (Formación Profesional).

.- Capital Humano es un concepto ideológico en tanto oculta el hecho de que la fuerza del trabajo no es como otro capital, puesto que es la fuente del plusvalor y, por tanto, de la acumulación de capital.

.- La teoría distorsiona la vinculación entre el nivel de cualificación y el nivel de ingresos porque, en última instancia, esta relación esta mediatizada por la clase social, la etnia y el género.

Por otra parte, esta teoría tiene en cuenta que:

.- En la esfera económica, aumenta la relevancia del sector servicios en detrimento del sector productivo, puesto que la mayoría de la fuerza de trabajo desarrolla sus actividades en los servicios (comercio, finanzas, transportes, sanidad, ocio, investigación, educación y gobierno).

.- Se ha producido un cambio tremendo en la estructura ocupacional, ya que los trabajadores no manuales superan cuantitativamente a los manuales. Por otro lado, crece rápidamente una nueva clase técnico-profesional, cuyo poder está basado en el conocimiento y la experiencia y no en la riqueza o la propiedad. De este modo los trabajadores semicualificados de la sociedad industrial van a ser reemplazados por los cualificados, propios de sociedades posindustriales.

.- El conocimiento posindustrial, caracterizado por el desarrollo tecnológico, no se genera a través de la experiencia personal, sino a través de programas de investigación financiados por el Estado o las grandes empresas. El surgimiento de la economía de servicios y de la nueva clase técnico-profesional cambia profundamente la cultura, los valores y las normas dominantes de la sociedad posindrustial.

En general, los autores que defienden la tesis de la elevación de las cualificaciones y, por tanto, de la especialización técnico-profesional, que se defiende aquí para dar una salida al personal de tropa, han concentrado su discurso en la flexibilidad que permiten las nuevas tecnologías y en las posibilidades que abren, en el sentido de aumentar la participación de los trabajadores en los procesos de decisión como resultado de una mayor formación y responsabilidad. Lo que está de acuerdo con la “Rueda de Deming”, explicada en el trabajo informatizado en la publicación “Los procesos de la Defensa Nacional en la Región Militar Pirenaico-Occidental”

*Teniente coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Ejército

Patricia Ortega recibe el fajín de general “orgullosa” de las Fuerzas Armadas, de las que espera “estar a la altura”

Published

on

El jefe de Estado Mayor del Ejército, el general Francisco Javier Varela, impone el fajín que reconoce a la nueva general Patricia Otega como miembro de uno de los máximos escalafones del Ejército de Tierra.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Patricia Ortega ha recibido este martes el fajín rojo de general convirtiéndose en la primera mujer en alcanzar este rango en las Fuerzas Armadas españolas. Y lo ha hecho declarándose “orgullosa” de una institución de la que espera “estar a la altura” y destacar el trabajo diario de los miles de hombres y mujeres que la componen.

Después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado viernes el ascenso a general de brigada de Patricia Ortega, el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Francisco Javier Varela, ha ejercido este martes de padrino en un acto presidido por la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles.

En una imagen inédita en España, el general Varela ha colocado el fajín rojo a la ya general Ortega ante la orgullosa mirada de su marido, sus tres hijos y sus compañeros de trabajo y promoción.

Ortega ha querido dedicar sus primeras palabras como general a todos los militares que están en servicio, tanto en las lejanas misiones que se desarrollan a kilómetros de España como a aquellos que cumplen su labor en cualquier cuartel de España.

La primera general española ha subrayado que todos sus logros han sido posibles gracias al apoyo y “profesionalidad” de sus compañeros. “Todo esto es vuestro”, ha ofrecido en favor de una institución que, según ha asegurado, deja los estereotipos “fuera de los cuarteles”. “Quien viste de uniforme, se debe al uniforme”, ha subrayado.

Ascenso por méritos y no por cupo

En este sentido, el JEME ha celebrado “el triunfo de la normalidad” recordando que en la milicia son necesarios 30 años de carrera para poder alcanzar el rango de general, lo que había hecho imposible hasta ahora que una mujer llegara a este puesto ya que su incorporación no empezó hasta el año 1988.

El general Varela ha sostenido que esta entrada de la mujer a las Fuerzas Armadas se ha realizado con “absoluta normalidad” y la “rapidez” que ha permitido la legislación. Tras lo que ha subrayado que el ascenso de Ortega a general se debe a su carrera, “méritos y capacidad” y en ningún caso ha tenido lugar en función de “cupos por género”.

“En las Fuerzas Armadas no se tienen en cuenta la religión, el género ni la condición sexual”, ha insistido el JEME alabando la trayectoria de la general Ortega, a quien ha recordado que el “hito” de este martes no es la meta sino solo “un tránsito hacia otras misiones”.

La ministra de Defensa ha hecho extensiva su felicitación a todas las mujeres que forman parte de las Fuerzas Armadas y a los miembros del Ejército de Tierra por su “sacrificio y servicio por España”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Ejército

La general Ortega defiende la mili obligatoria y rechaza el cupo por sexos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

A raíz de las palabras de Carmen Calvo sobre el feminismo, la primera mujer general en el Ejército, Patricia Ortega, asegura en Más de uno de Onda Cero que es algo que pertenece a todos, “es un tema que extrapola el género”. Además, explica que no considera que los cupos sean buenos, “se nos pueden volver en contra, pero hay que pensar en la equidad más que igualdad”. Por otro lado, comenta que ve bien recuperar el Servicio Militar Obligatorio, “no creo que fuera contraproducente”, declara y añade que “todos deberíamos tener un conocimiento de cómo es el Estado”.

Servicio Militar Obligatorio

En cuanto a restaurar la Mili en España, explica que no cree que fuera contraproducente, porque “todos deberíamos tener un conocimiento de cómo es el Estado” y recuerda que Noruega lo ha vuelto a instaurar durante un mesa. Además, comenta que uno de los beneficios del Servicio Militar Obligatorio es “mezclar a gente de distintos lugares, con distintos niveles socioeconómicos”.

También insiste en que “es muy importante que la sociedad nos conozca”, porque “no puedes querer a lo que no conoces, no puedes sentirte orgulloso de lo que no conoces”. Además, afirma que “hay una laguna que tenemos que cubrir entre todos en el que las Fuerzas Armadas tienen que darse a conocer y, a posteriori, la sociedad se sienta orgullosa”. La general recuerda que “tenemos 18 misiones en el exterior, para estar nosotros aquí hay mucha gente de servicio”.

Feminismo

Al ser preguntada por las palabras de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en las que afirma que el feminismo es algo que pertenece a la izquierda, la general Ortega apunta que no tiene género, ni ideología, “hay que llegar al equilibrio entre todos, no creo que sea un tema de mentalidades políticas”, declara y asegura que se trata de “un tema económico y social”. Por ello, reitera que “el feminismo es de todos, entendido como una parte de los Derechos Humanos de las personas”.

Cuotas y cupos

Por otro lado, la general apunta que el ascenso en la carrera militar “estará basado siempre en el mérito y la capacidad”, por lo que no considera que los cupos sean buenos, “se nos pueden volver en contra, pero hay que pensar en la equidad más que igualdad”. Además, declara que “hay que conseguir que las mujeres tengan una carrera más lineal, que no tengan una discontinuidad por la maternidad”.

Asimismo, habla sobre la importancia de la jerarquía y de la representación de la institución, “en las entrevistas tiene que haber un equilibrio, no puede convertirse en un afán de protagonismo, el mismo valor tiene que yo haya llegado aquí que cualquier hombre, luego no debe tener distinta repercusión mediática”, recalca.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Ejército

El Supremo confirma penas de hasta 3 años de cárcel a tres militares por cobrar comisiones

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado las condenas de entre tres años y tres meses de prisión que impuso el Tribunal Militar Central a tres mandos -dos con rango de teniente coronel y uno de teniente- y a un empresario por adjudicar contratos de la Inspección General de Sanidad (IGESAN) a cambio de comisiones en lo que constituye un delito contra el patrimonio militar.
La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Javier Juliani, considera probado que entre finales de 2008 y principios de 2009, el Teniente Coronel F. N. C. y el Teniente G. C., entonces Subteniente, con aprovechamiento de su posición relativa en la contratación de la IGESAN, idearon un sistema para cobrar comisiones en las adjudicaciones.

El plan consistía, por una parte, en otorgar contratos directamente a mercantiles propiedad del empresario U.L.G. en lugar de utilizar el preceptivo sistema de publicidad y concurrencia múltiple, y lo hacían fraccionando el objeto del contrato o utilizando la contratación verbal, modalidad restringida a situaciones de emergencia.

En otros casos, según la sentencia, se aplicó procedimiento negociado sin publicidad con concurrencia limitada a empresas de U.L.G. y cuando no podían evitarlo, daban una puntuación excesiva a cuestiones técnicas teóricas que sabían que no se llegarían a ejecutar, y avisaban al empresario para que las incluyese en sus ofertas.

Después, repartían beneficios. La sentencia da por suficientemente probado que el teniente coronel F.N.C. ideó el sistema “calculando los contratos con un beneficio en favor del empresario, excesivo en relación con el que era normal en el tráfico económico análogo, del que se entregaba la mitad por U.L.G., en algunas ocasiones al teniente M.A.G. y en otras al teniente coronel F.N.C”.

El fallo estima parcialmente el recurso de casación que había interpuesto uno de ellos, el teniente coronel A.G.G., a quien el Tribunal Militar Central había condenado a seis meses por un delito consumado y continuado contra el patrimonio en el ámbito castrense.

La Sala rebaja su pena en un mes porque no ve probado uno de los hechos que se le imputan, si bien no reduce en mayor medida la condena atendiendo a su empleo militar y a su condición de interventor de la IGESAN, tal y como explica la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Javier Juliani.

UN VOTO PARTICULAR PEDÍA DESESTIMAR TODOS LOS RECURSOS

El tribunal desestima los recursos planteados por el teniente coronel F. N. C., condenado a tres años de cárcel por un delito consumado y continuado contra el patrimonio en el ámbito militar; el teniente M.A.G., sentenciado a dos años por el mismo delito y el empresario U.L.G, a quien se impusieron tres meses de prisión por cohecho.

La sentencia incluye un voto particular del magistrado Jacobo Barja de Quiroga López en el que expresa su discrepancia con el criterio de la mayoría, ya que se muestra partidario de desestimar también el recurso del teniente coronel del Ejército de Tierra A.G.G. porque entiende que la generación de una factura falsa de 15.000 euros por limpieza del garaje del Hospital “Gómez Ulla”, es real y está acreditado.

Por otro lado, el magistrado sostiene en su voto que la conducta de los recurrentes debió examinarse a la luz del Código Penal donde, además de las conductas omisivas mediante la comisión por omisión, se contienen delitos como el cohecho, prevaricación, las maquinaciones para alterar el precio en los concursos, la malversación, los fraudes, el blanqueo de capitales, etc.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: