Connect with us

Toros

La prohibición de los toros estará en la agenda política del próximo Gobierno

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 57

Si el pasado 28 de abril la cuestión taurina saltó al debate político con varios candidatos en los partidos del centro derecha, en las segundas elecciones de este 10 de noviembre pareció que el suoflé se desinflaba y los toros pasaban a ser tema menor.

Loading...

Lejos quedaba la presencia de diestros como Miguel Abellán y Salvador Vega en las listas del Partido Popular o la de Serafín Marín en Vox, partido que siempre ha contado con el apoyo explícito de Morante de la Puebla.

El toreo como reclamo electoral sin resultado en las urnas. Abellán y Serafín Marín se quedaban fuera del Congreso tras presentarse por Madrid y Barcelona respectivamente. La presencia de Vega, colocado como cierre de la lista por Málaga, fue más testimonial que posibilista.

En la repetición electoral de 10 noviembre, el torero fue el gran olvidado. Ningún partido habló del tema ni buscó esta vez la presencia de toreros en sus listas. La eterna utilización del torero con fines espurios.

Sin embargo, las alarmas saltaban nada más conocerse el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidos Podemos. El punto tercero de ese pacto era claro: “Lucha contra el cambio climático: la transición ecológica justa, la protección de nuestra biodiversidad y la garantía de un trato digno a los animales”. Un revoltijo de ideas, de lugares comunes de la izquierda con los tópicos de siempre. Aunque las últimas palabras son toda una declaración de intenciones que ponen a la Tauromaquia el punto de mira.

El trato digno a los animales, el mantra con el que se camufla algo más que el bienestar animal. Uno de los muñidores del pacto PSOE-UP había sido Juantxo López de Uralde, activista ecologista y uno de los fundadores de Equo, partido abiertamente antitaurino. López de Uralde decidió unirse a Unidas Podemos, desde donde ahora encabeza las propuestas que tienen entre ceja y ceja a la Tauromaquia. Así lo reafirmaba esta semana en el Canal 24Horas. “A mí no me parece adecuado que en el siglo XXI la Fiesta Nacional de un país sea una fiesta en la que se sacrifica un animal de forma sangrienta”. Más claro agua. La insistencia prohibicionista de la izquierda española.

Unidas Podemos, en su último programa electoral, no podía ser más claro y hablaba de la eliminación de “ las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal”. La asfixia económica y definir como “maltrato” la lidia de un toro son los cimientos sobre los que lanzar su ataque contra la Fiesta.

La llave de todo esto la tendrá el PSOE, instalado desde hace años en la ambigua equidistancia dependiendo de la región donde toque hablar de toros. En la Junta de Andalucía, durante sus décadas de gobierno, la posición fue siempre favorable. Como lo es ahora en la Castilla la

Mancha de Emiliano García Page o la Extremadura de Guillermo Fernández Vara. Dos presidentes autonómicos que han defendido a capa y espada la vigencia de la Fiesta y el impacto económico de la tauromaquia en ambas comunidades.

Sin embargo, las dos almas del PSOE comprometen ese apoyo. Así se comprobó en la histórica prohibición de los festejos taurinos en Cataluña en 2010. El PSC dio libertad de voto y tres de sus diputados se mostraron a favor de la prohibición y otros tres se abstuvieron en la votación. O también, el ‘olvido’ del Ministerio de Cultura el pasado año al dejar a la tauromaquia sin ningún representante entre los premiados con las Medallas de Oro en el Mérito a las Bellas Artes.

Tampoco se espera mucho de los posibles aliados para la investidura de Pedro Sánchez, como la posición abiertamente contraria a los toros de otro de los actores principales de las actuales negociaciones, ERC.

Los toros están protegidos por ley como Bien de Interés Cultural. Porque la tauromaquia, mal que les pese a algunos, “es el regalo cultural de España a la humanidad”, como bien expresó en el Senado el ganadero y presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín.

Sin embargo, toda ley puede ser revocada. Ahí entrará en juego la posición del PSOE como partido mayoritario del actual Congreso… si es que esta nueva legislatura tiene futuro.

(Cope)

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Toros

Muere el mítico almohadillero de Las Ventas: “No digáis que estoy en el hospital, que no me llaman para San Isidro”

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 54

«No contéis que estoy en el hospital, que no me llaman para San Isidro». Su afición de tres largas décadas era lo que más preocupaba a Pedro Cano, el entrañable vendedor de almohadillas en Las Ventas. Había trabajado de ello durante más de treinta años, y en los últimos lo hacía ya por pura pasión taurina.

Loading...

El 4 de marzo, camino del hospital Infanta Leonor, era todo en lo que pensaba: su San Isidro, sus Ventas. Pedro no sabía que la cornada del coronavirus había hecho mella en su organismo y pasó a la UCI con su sempiterna sonrisa. «Mi padre nunca se quejaba -cuenta su hijo Pedro Daniel, hoy en cuarentena-. Nosotros no quisimos decirle que tenía el Covid-19 para que no se asustara. Cuando le llamábamos por teléfono, su respuesta era siempre la misma: “Estoy bien, me tratan muy bien. Si estoy hecho un toro, ¿no veis que tengo 20 años?”». Su espíritu era el de un veinteañero con DNI del 5 de octubre de 1940. Pedro había nacido en el pueblo jiennense de las Navas de San Juan, pero su vida laboral transcurrió en Madrid. «Trabajaba en una fábrica de metalurgia y tan obsesionado estaba con El Cordobés, y luego con su hijo, que se quedó con el mote». Pedro era de los que empeñaban el colchón por ver torear a Manuel Benítez, el primer torero que cobró un millón de pesetas. «O te compro una casa o llevarás luto por mí», fue el eslogan que inundó media España en los tiempos de la posguerra.

Y de ahí derivaba su propio lema en la vida. A este veterano alhomadillero de Las Ventas, siempre con su camisa abotonada y el nudo en la corbata, no había nada que le parase para estar cada tarde de feria en la Monumental. Salvo ese luto que ahora llevan sus hijos, Pedro Daniel y Alicia, y su mujer, Manuela, una pena negra sin despedida del hombre amado. «Estamos en estado de shock. Esto parece mentira. Yo creo que aún no se ha ido y que volveremos a verle», dice su hijo con la voz rota.

La soledad

Pedro Cano murió ayer y este viernes será incinerado. Sin velatorios ni pésames. Sin el abrazo de la familia. En la más absoluta soledad, esa que este vendedor de almohadillas conocía tan bien por esos toreros a los que admiraba nada más llegar al patio de cuadrillas. Solo los primeros días permitieron a sus hijos visitar al padre: «Le veíamos a través de una cristalera. Era muy duro, pero mucho más lo es no poder habernos despedido de él». El destino ha querido que Pedro abandone el ruedo de la vida en el hospital de los toreros, el San Francisco de Asís, donde fue trasladado. «Le llamábamos. Hasta que un día no nos cogió el teléfono…» Conmueven sus palabras. Guarda silencio. Respira y sigue: «Nos daban el parte vía telefónica y nos comentaban que dentro de la gravedad estaba estable; teníamos una esperanza, pero mi padre era diabético y este virus está golpeando fuerte».

Pedro Daniel, su hijo, habla con entereza, aunque a veces las palabras dolientes se resquebrajan. Como tantos otros, no ha podido despedirse del hombre que le dio la vida, apretarle la mano, decirle lo orgulloso que estaba del padre que también repartía alhomadillas en el Bernabéu «para ganar dinero, comprar los abonos y hacernos socios de su equipo». «Era taurino y madridista hasta la médula», comenta. Y lamenta no poder compartir hoy, cara a cara, anécdotas del padre con sus seres queridos. «Estamos hechos polvo. Un día del padre sin padre ya. No podemos ni vernos, solo hablar. Yo estoy en cuarentena porque tengo síntomas y, aunque no me han hecho la prueba, me consideran positivo en coronavirus». Pedro Daniel vive aislado en su habitación, en la misma casa que su pareja, pero separados por un muro. «Ni si quiera podemos darnos ese abrazo que tanto reconfortaría. Tenemos que ser responsables y cumplir las normas de Sanidad. Esta crisis es muy dura para todos, pero cuando todo pase, nosotros ya no tendremos a nuestro padre».

Pedro será incinerado este viernes. «Tan solo mi hermana Alicia podrá ir. Y según nos ha dicho la interfuneraria, solo verá el coche fúnebre. Más adelante, en un mes o así, podremos recoger las cenizas y ver qué hacemos. Nunca quieres pensar en la muerte de un padre, pero tampoco imaginas que ni siquiera podrás velarle. Ahora no nos queda otra que afrontar la situación, ser conscientes de la realidad y tirar para delante con mi madre y mi hermana».

En los bajos del tendido 8, el 9 o el 10 ya no estará ese Cordobés que tanta nobleza derrochaba para limpiar con esmero y entregar la almohadilla -«allí conocía a mucha gente encantadora, como la Infanta Elena», comenta su hijo-, ni para apilar los cojines en forma de teja en los días de lluvia o con el sueño de volver a ver a Talavante en la capital. Pedro murió sin saber que muy posiblemente este mayo Madrid se quede sin San Isidro, esa feria por la que clamaba desde la camilla. Pero sus compañeros, que tanto le querían, ya le preparan un homenaje cuando la Puerta Grande que tantas veces cruzó se abra.

La crudeza de este virus ha hecho que Pedro, «al que le gustaba estar rodeado de gente», muera solo, pero rodeado de un cariño infinito en el hospital donde sanan las heridas los toreros. Esa herida que tanto tardará en sanar en su familia. El brindis de sus compañeros es hoy para este Cordobés de las Navas de San Juan.

(ABC)

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
Continue Reading

Toros

Estos son los carteles taurinos de la Feria de Abril de Sevilla 2020: Roca y Aguado no se ven las caras

Published

on

Comparta este artículo.

Impactos: 47

Los carteles oficiales de la Feria de Abril de Sevilla 2020 ven este jueves la luz. Las principales figuras se citan desde el Domingo de Resurrección a San Miguel en un abono en el que Morante de la Puebla, Andrés Roca Rey y Pablo Aguado son la base con cuatro tardes, pero estos dos últimos no se verán las caras. Por lo tanto, el cartel de la rivalidad no se verá pese a tener combinaciones de relumbrón. La ausencia más sorprendente es la de Paco Ureña, triunfador indiscutible de la última temporada española. También choca la ausencia de Diego Ventura, el rejoneador más brillante de estos tiempos.

Loading...

Estas son las combinaciones de toros y toreros en el escenario en el que volverá a los ruedos españoles Alejandro Talavante:

Domingo de Resurrección, 12 de abril. Toros de Garcigrande para Morante de la Puebla, Alejandro Talavante Talavante y Roca Rey.

Domingo 19 de abril (preferia). Toros de La Palmosilla para Alberto López Simón, David de Miranda y Ángel Jiménez.

FERIA DE ABRIL

Miércoles 22 de abril. Toros de Fuente Ymbro para Juan Ortega, Juan Leal y Rafa Serna.

Jueves 23. Toros de Jandilla para Morante, Cayetano y Pablo Aguado.

Viernes 24. Toros de Domingo Hernández y Garcigrande para Antonio Ferrera, El Juli y José María Manzanares.

Sábado 25. Toros de Victorino Martín para Curro Díaz, Emilio de Justo y Román.

Domingo 26. Toros de San Pelayo para Andrés Romero, Lea Vicens y Guillermo Hermoso de Mendoza.

Lunes 27. Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés para El Juli, Alejandro Talavante y Roca Rey.

Martes 28. Toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, Morante de la Puebla y Pablo Aguado.

Miércoles 29. Toros de Santiago Domecq para Antonio Ferrera, Diego Urdiales y Miguel Ángel Perera.

Jueves 30. Toros de Núñez del Cuvillo para Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y Pablo Aguado.

Viernes 1 mayo. Toros de Hermanos García Jiménez y Olga Jiménez para El Fandi, Daniel Luque y Ginés Marín.

Sábado 2. Toros de Núñez del Cuvillo para Sebastián Castella, José María Manzanares y Roca Rey.

Domingo 3. Toros de Miura para Manuel Escribano, Pepe Moral y Rubén Pinar.

SAN MIGUEL

Viernes 25 de septiembre. Novillada. Final del certamen de la FTL.

Sábado 26. Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, Manzanares y Roca Rey.

Domingo 27. Toros de Juan Pedro Domecq para Morante, Diego Urdiales y Pablo Aguado.

Ramón Valencia: «¿Y por qué no Garcigrande?»

Ramón Valencia respondió a las numerosas preguntas de los periodistas. El empresario, que estuvo acompañado en la mesa por Pedro Rodríguez Tamayo, consejero de la empresa Pagés, dio explicaciones sobre el Domingo de Resurrección:

«Mi idea era potenciar este día, en el que en los últimos años no ha habido un triunfo fuerte, con la corrida de Garcigrande, que ha sido triunfadora en los últimos años. Convencí al torero al que apodero de que la matara, Morante no puso pegas y Pablo mató cuatro o cinco corridas de este hierro el año pasado y pensaba que no iba a poner pegas. Si la admiten Morante y Roca Rey, ¿porqué no la va a admitir Pablo Aguado?». Pero el torero sevillano declinó finalmente la posibilidad de matar estos toros en Resurrección y quedó fuera del cartel.

También explicó la ausencia de Paco Ureña: «Se le ofrecieron dos corridas, una la de Juan Pedro en San Miguel con Morante y Pablo Aguado y otra la de Santiago Domecq, triunfadora el año pasado, y dijo que no. Creo sinceramente que no ha sido maltratado».

Sobre Diego Ventura fue claro: «Se le ha ofrecido todo para venir, empezando por el cambio de ganadería, que era lo que él pedía», pero la negociación no llegó a buen puerto al pedir el rejoneador no abrir plaza, entre otros condicionantes.

Este último aspecto dio pie a Ramón Valencia a una reflexión: «Esta es la feria del ‘por qué no Garcigrande’ y la del ‘uno por delante’. Las figuras no quieren abrir plaza y el tema de la antigüedad me quita la posibilidad de dar oportunidades a chavales colocándolos por delante en carteles de figuras. Es una norma que no deja evolucionar y yo me pregunto: ¿a quién molesta? Por qué no voy a poder hacerlo si estoy mirando por el bien de la Fiesta dando oportunidad a gente que no la tendría… Todo tiene que ir evolucionando: eso da facilidad a las empresas y oportunidad a toreros que la necesitan».

En cuanto a los carteles, señaló: «Estoy contento con la feria, pero Pedro y yo hemos estado haciendo recuento y como no salgan las cosas en estos nueve carteles la cosa va a ir mal». Y concluyó reiterando una frase que quiso afianzar entre los presentes: «¿Y por qué no Garcigrande?»

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
Continue Reading

Toros

Cuarenta años de la mayor tragedia en una plaza de toros: 400 muertos y 2.000 heridos

Published

on

Un mozo es embestido durante las tradicionales corralejas en Colombia
Comparta este artículo.

Impactos: 61

Han pasado cuarenta años de la tragedia que sacudió el corazón de la Colombia taurina. Más de cuatrocientos muertos y dos mil heridos fue el balance de aquel fatal suceso en la plaza de toros Hegémones Cumplido, de Sincalejo. Ocurrió durante las tradicionales corralejas cuando, al comenzar a llover, el público corrió a refugiarse en los graderíos de madera, que cedieron por el excesivo peso. Además, antes del derrumbamiento, viente aficionados sufrieron heridas mientras «toreaban» a los cuarenta toros que saltaron al ruedo colombiano.

Loading...

Según recoge un teletipo de Efe publicado en las páginas de ABC del 22 de enero de 1980, los organizadores de los festejos habían contruido 32 palcos o gradas, con una capacidad para más de 40.000 personas. La plaza, levantada con tablas de madera, tenía un exceso de público «de un 50 por 100».

Respecto a las causas de la tragedia, se decía: «Si hay que buscar una causa directa, esta no es otra que el débil entramado de los graderíos. La causa indirecta la tendría el tiempo, como tantas otras veces sirve de excusa. En efecto, cuando la fiesta se encontraba en su apogeo, con decenas de personas que intentaban lidiar a su aire y por todos los medios imaginables a unos cuarenta ejemplares de la raza cebú, toros de media casta y muy pesados, comenzó a llover».

Cornadas y madera clavada

¿Qué pasó entonces? Aquellos que ocupaban las zonas sin techar, corrieron a resguardarse en las zonas cubiertas, «sobrecargándose de peso». Y continúa la crónica: «Como, además, había llovido por la mañana, las tablas ya no aguantaron más y cedieron, arrastrando numerosos graderíos, con su abigarrada masa humana». A partir de entonces, se vivieon momentos aterradores: «El coso se convirtió en un infierno, con gritos desgarradores de personas atrapadas entre los maderos y los gemidos de impotencia de los que eran pisoteados por una marabunta humana que huía enloquecida no solo de la tragedia, sino también de los cuarenta astados que, asustados por el estrépito, corrían de un lado para otro corneando a diestro y siniestro». Un testigo comentó que vio «a cuerpos de niños, mujeres y hombres moribundos tras haber sido pisoteados por los que huían empavorecidos. Algunos de ellos tenían incluso clavadas estacas de madera en el cuerpo, procedentes de las astillas en las que quedaron convertidos los graderíos».

En aquel teletipo del día 21 de enero de hace cuatro décadas, se hablaba de un balance provisional de trescientos muertos y mil heridos, que subirían a 400 fallecidos y dos mil heridos. Se cuenta en la crónica que el escenario era una auténtica «batalla medieval».

Historia de la corraleja

Aunque su nacimiento se pierde en la memoria del tiempo, la corraleja tiene sus primeros respiros en las suertes de capotear las reses que los vaqueros llevaban de potrero en potrero entre las extensas sabanas del norte de Colombia.

Su herencia española está relacionada que las primeras haciendas que se fundaron en esta región por españoles o por hijos de españoles que traían la fiesta brava arraigada en su cultura.

Estas faenas diarias fueron tomando forma hasta convertirse en el eje de casi todos los festejos populares que anualmente se cumplen en muchos poblados, al punto de que si la celebración que por lo general incluye algún santo patrono no tiene la corraleja, la fiesta queda incompleta.

En la corraleja participan además de los espontáneos, otros que por su experiencia en el manejo del ganado hacen de manteros y lidian al toro con un capote; y los garrocheros a caballo.

También están los banderilleros que a pie o a caballo clavan los palitroques en el lomo del animal y, finalmente están los paragüeros que saltan al ruedo para lidiar con un paraguas o sombrilla con lo que dan un toque gracioso al encuentro.

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x